Tipo tramites hacer iniciar proceso divorcio separacion

Cuando una pareja decide divorciarse o separarse legalmente, ha de enfrentarse a una situación totalmente desconocida que genera no pocas dudas sobre los pasos básicos que hay que dar para que dicha ruptura se haga con todas las garantías legales.

Contents

¿Qué 4 pasos hay que dar en caso de separación o divorcio?

Primero.- Comunicar la decisión a la otra persona e iniciar los pasos legales:

  • Una vez que uno de los cónyuges o los dos toman la decisión de la ruptura, no son pocas las veces en las que la ya ex pareja, ya sea por dejadez o por falta de iniciativa, permite que transcurra un largo plazo de tiempo separados de hecho o lo que es lo mismo, sin iniciar los pasos legales para formalizar dicha desunión.
  • Nuestra experiencia nos hace desaconsejar esa manera de actuar, ya que durante ese periodo transitorio, casi con total seguridad deberemos de enfrentarnos a situaciones en las cuales no sabremos que hacer: quien se queda con los hijos menores, quien va a seguir haciendo uso de la vivienda familiar, como y cuando el otro progenitor va a ver a sus hijos, como se pagan los gastos de los menores, que pasa con el pago de la hipoteca, cuando se reparte el dinero que hay en común en el banco…
  • Por esos y por muchos mas motivos, aconsejamos iniciar cuanto antes el procedimiento de separación o divorcio para que dichas situaciones, medidas o circunstancias queden fijadas formalmente.

Dicho esto, hay que saber que ese procedimiento se podrá iniciar en todo momento, pero siempre y cuando hayan transcurrido al menos 3 meses desde la fecha de celebración del matrimonio. No será necesario respetar este plazo en caso de que se acredite la existencia de riesgo para la vida, la integridad física, la libertad, la integridad moral o libertad e indemnidad sexual del cónyuge que solicita la separación o divorcio, de los hijos de ambos o de cualquiera de los miembros del matrimonio.

Segundo.- Contratar los servicios de un abogado especialista

Un buen asesoramiento en este tipo de asuntos se antoja vital, ya que una mala información durante la negociación de las medidas a adoptar puede suponer para nosotros una Sentencia cuyas consecuencias arrastremos prácticamente para el resto de nuestra vida.

De ahí que sea importante servirte de un buen abogado especialista, para tener conocimiento de todas tus posibilidades y todos tus derechos y obligaciones con respecto al matrimonio y los hijos nacidos de él.

Es importantísimo evitar llevarnos sorpresas desagradables, tanto en el momento de la ruptura como en el futuro cuando se pongan en practica las medidas establecidas.

Tercero.- Elegir el tipo de procedimiento judicial a seguir

En España, la declaración legal de separación o divorcio (salvo casos muy concretos que se pueden hacer por medio de notario) ha de hacerse judicialmente por medio de demanda con abogado y procurador ante el Juzgado al que pertenezca la ultima vivienda familiar del matrimonio.


 

Distinguimos dos tipos de procedimientos:

  1. -Mutuo acuerdo: en este caso, la ya ex pareja ha llegado a un entendimiento sobre las medidas que han de establecer: guarda y custodia de hijos menores, pensión de alimentos a favor de estos así como gastos extraordinarios, uso y disfrute de la vivienda conyugal o familiar, régimen de visitas a los hijos a favor del padre no custodio, liquidación y repartos de los bienes en común habidos en el matrimonio…
  2. Este tipo de procedimiento judicial por su sencillez es SIEMPRE mas recomendable por encima de cualquier otro, ya que supone menos conflictividad entre los cónyuges y por ende, menos sufrimiento para los hijos (que es el interés predominante),  un importante menor coste económico y una mayor rapidez en la tramitación del mismo.
  3. La demanda puede presentarla los dos cónyuges o uno con el consentimiento del otro, y en todo caso.
  4. Se elaborará junto a la misma, un convenio regulador, o lo que es lo mismo, un documento privado entre ambos cónyuges donde se reflejan todas y cada una de las circunstancias y medidas que afectan al matrimonio y a sus hijos.
  5. Finalmente dicha demanda y convenio, previo comprobación por parte del fiscal en los casos que haya hijos menores, será admitido por el juzgado y citadas las partes para que ratifiquen su contenido en la propia sede judicial, sin necesidad de celebrar juicio.

Una vez realizada la ratificación, se dictará Sentencia que aprobará las medidas reflejadas en el Convenio. Así de simple.

Proceso contencioso: En este caso, las partes no han llegado a un acuerdo en relación a algunas de las medidas y circunstancias que afectan al matrimonio, por lo que requieren que un Juzgado sea el que decida dichas cuestiones.

Llegado a tal punto, cualquiera de los dos cónyuges puede interponer demanda contra el otro en la que se pedirá la fijación de las medidas que crean convenientes, así como los motivos y documentos en las que base sus alegaciones. En este caso, obviamente ya no es necesario aportar convenio regulador.

Este proceso se antoja mucho mas complicado, mas costoso, mas largo y mas conflictivo para las partes que el mutuo acuerdo. La tramitación del mismo en el juzgado, los plazos, el coste de los profesionales que intervienen… difieren muchísimo con respecto a aquel.

Una vez presentada la demanda, la misma será notificada al otro cónyuge, al cual se le otorgará un plazo de tiempo para presentar sus alegaciones al respecto y solicitar igualmente sus medidas.

Ante esa falta de entendimiento, no habrá mas solución que celebrar un juicio en el que las partes pondrán de manifiesto sus pretensiones y sus motivos, resolviendo el Juez por medio de Sentencia que igualmente es susceptible de ser recurrida, lo que alarga aun mas el procedimiento.

Cuarto.- Reunir la documentación necesaria para iniciar el tramite legal

  • Tanto en un procedimiento como en otro, nos hará falta la siguiente documentación:
  • -Certificado de Matrimonio expedido por el Registro Civil correspondiente
  • -Certificado de Nacimiento de los hijos nacidos del matrimonio expedido por el Registro Civil correspondiente

-Certificado de empadronamiento de ambas partes, a fin de acreditar la competencia del Juzgado que corresponda. Aconsejable.

  1. Para los procesos de mutuo acuerdo, convenio regulador, tal y como se ha expuesto
  2. Para los procesos contenciosos, cualquier documento que acredite nuestras pretensiones: nominas, declaraciones de la renta, justificantes o recibos de gastos de los menores, documentos sobre la situación económica y patrimonial del matrimonio, contratos de trabajo, fe de vida laboral,  demandas de empleo, certificados de pensiones, denuncias penales por hechos que sucedidos en el matrimonio…
  3. Por ultimo, añadir que todo lo manifestado anteriormente es perfectamente aplicable a parejas que, aun no habiendo contraído matrimonio nunca, sí tienen hijos en común que requieren establecer las mismas medidas y bajo los mismos trámites que lo ya expuesto.
  4. Tipo tramites hacer iniciar proceso divorcio separacion

Cómo iniciar una separación: trámites para divorcios y separaciones

La ruptura de un matrimonio que acaba en separación o divorcio se suele convertir en un proceso muy complicado dada la carga emocional que conlleva. Tomada la decisión, surgen algunas preguntas como: ¿Qué hago para solicitar el divorcio? ¿Qué pasa con la custodia de mis hijos menores? ¿Qué ocurre si no nos ponemos de acuerdo en el reparto de nuestros bienes? 

You might be interested:  Se aprueba la especializacion juzgados clausulas suelo

Desde Legálitas analizamos cómo iniciar una separación y qué trámites hay que llevar a cabo para separarte o divorciarse.

Opciones de separación de mutuo acuerdo o de manera amistosa

  • Vía extrajudicial: ¿Qué es el divorcio express?

En determinados casos, el divorcio se puede tramitarse perfectamente de manera extrajudicial, lo que es coloquialmente conocido como ‘divorcio express’.

Si el matrimonio todavía está reciente, la Ley de jurisdicción Voluntaria es una forma de tramitar la separación o el divorcio reservada para las solicitudes de mutuo acuerdo entre las partes, siempre que no haya hijos menores no emancipados o con la capacidad modificada judicialmente que dependan de sus progenitores.

Es una vía rápida y económica a través de la cual los cónyuges pueden separarse o divorciarse pasados tres meses desde la celebración del matrimonio.

Se gestiona ante notario, a fin de otorgar una escritura pública, de manera personal y asistidos por un abogado.

Deberá constar de manera inequívoca la voluntad de separarse o divorciarse y las medidas que regirán los efectos producidos por la separación o el divorcio.

Entre estos efectos deben constar aquellos acuerdos sobre la atribución del uso de la vivienda familiar, la pensión a la que puede tener derecho uno de los cónyuges, si existe desequilibrio causado por la ruptura y, en su caso, la liquidación del régimen económico.

  • ¿Cuándo se debe optar por la vía judicial?

La vía judicial es la única posible, aun cuando sea de mutuo acuerdo, siempre que haya hijos menores de edad.

Esta opción puede resultar rápida, sencilla y económica bastando con la presentación de la demanda y del convenio regulador para su posterior ratificación en el juzgado del último domicilio familiar.

Además, tiene ventajas como un abaratamiento de costes, al permitir que ambos cónyuges actúen representados por un mismo procurador y defendidos por un mismo abogado.

¿Qué es un divorcio contencioso?

En este caso solo uno de los cónyuges presenta la demanda, por lo que no se acompañará propuesta de medidas a adoptar.

Será preciso indicar en la misma las medidas que deban adoptarse respecto de la guarda y custodia de los hijos, el régimen de visitas, las pensiones alimenticia y compensatoria y el uso de la vivienda familiar, vacaciones, gastos extraordinarios, cumpleaños, etc.

para que sean establecidas por el juez en la sentencia que decrete el divorcio. Este procedimiento es más largo y costoso y se seguirá según los trámites del procedimiento verbal, aunque con especialidades.

Una vez presentada la demanda y contestada por el otro cónyuge, el juez citará a las partes a una vista, a la que deben comparecer con sus abogados y procuradores. Si existen hijos menores, será parte también el Ministerio Fiscal.

Celebrada la vista, el juez dictará sentencia por la que se decrete el divorcio y se establezcan las medidas que regirán las relaciones de los cónyuges, así como las de éstos con sus hijos; y mandará que la misma se inscriba en el Registro Civil. Puede solicitarse también su inscripción en el Registro de la Propiedad a fin de inscribir el derecho de uso de la vivienda atribuido o en el Mercantil, si alguno de los cónyuges es empresario.

¿Es posible pasar de un divorcio contencioso a uno amistoso?

Existe la posibilidad de cambiar de opinión en el proceso de divorcio o separación. Si los cónyuges logran alcanzar un acuerdo durante el procedimiento contencioso, éste puede transformarse en un procedimiento de mutuo acuerdo, es decir, una separación o un divorcio amistosos.

Este cambio se consigue mediante la elaboración y presentación ante el juzgado de un convenio regulador, mediante demanda de separación o divorcio de mutuo acuerdo, que han de ratificar ambos cónyuges cuando así sean requeridos por del juzgado.

También puede ocurrir exactamente lo contrario. Iniciado un procedimiento de divorcio por la vía del mutuo acuerdo, alguna de las partes no ratifica ante el juzgado la demanda y el convenio que presentaron, por lo que el procedimiento de mutuo acuerdo se archiva y debe iniciarse un procedimiento de divorcio contencioso.

  • Cristina del Puerto | Abogada de Legálitas
  • Referencia legal:
  • Real Decreto de 24 de julio de 1889 por el que se publica el Código Civil.

¿Cuáles son los trámites de divorcio? Ventajas del divorcio de mutuo acuerdo

Sin lugar a dudas, las rupturas matrimoniales son situaciones difíciles con un alto coste emocional para los cónyuges. No obstante, la ley regula en detalle los trámites de divorcio o separación para tratar de resolver esta problemática de la mejor forma posible. Te contamos qué pasos debes dar para hacerlo correctamente.

Antes de entrar en materia, es conveniente aclarar estos dos términos, que a veces generan una cierta confusión.

En este sentido, podemos decir que la principal diferencia entre separación y divorcio es que el divorcio supone la disolución del matrimonio, mientras que en la separación sigue vigente. No obstante, no debe confundirse la separación legal con un simple cese de la convivencia, que no tendría ningún efecto frente a terceros.

Una vez tomada la decisión de poner fin al matrimonio, ¿qué es lo primero antes de divorciarse? Sin lugar a dudas, el elemento principal que va a condicionar todos los trámites de divorcio será si existe o no acuerdo entre los cónyuges.

Las diferencias en términos de complejidad de trámites y coste económico es muy notable. Por tanto, siempre que sea posible, debería optarse por el divorcio amistoso. En cualquier caso, es muy recomendable que cuentes con asesoramiento legal para prevenir errores de tramitación que puedan alargar el proceso.

A continuación te contamos los principales trámites de divorcio en cada una de las dos modalidades:

Para iniciar un divorcio de mutuo acuerdo, el elemento más importante será la negociación entre los cónyuges de un acuerdo o convenio regulador que, según el artículo 90 del Código Civil, recoja aspectos como los siguientes:

  • Pensiones de alimentos.
  • Pensión compensatoria.
  • Custodia y régimen de visitas de los hijos.
  • Utilización de la vivienda familiar.

Una vez que exista acuerdo sobre estos puntos, podrá llevarse a cabo la tramitación del divorcio amistoso, que puede realizarse judicialmente o ante notario.

El divorcio ante notario solo puede aplicarse si la pareja no tiene hijos menores de edad. En este caso, y siempre que hayan transcurrido al menos tres meses desde el matrimonio, la tramitación es muy sencilla.

Basta con que ambos cónyuges acudáis a un notario para otorgar escritura pública donde se recoja vuestra voluntad de disolver el matrimonio, así como el contenido del convenio regulador que hayáis pactado previamente. Para este trámite es necesario que estéis asistidos por un abogado que os pueda asesorar en todo momento.

El divorcio de mutuo acuerdo por vía judicial no supone una tramitación compleja ni especialmente costosa. De hecho, basta con presentar una demanda de divorcioacompañada del convenio regulador y ratificarla en el juzgado correspondiente.

No obstante, el juez revisará el convenio para verificar que no contiene medidas perjudiciales para los hijos ni daña particularmente a uno de los cónyuges.

Como en el caso anterior, deberéis contar con asesoramiento de abogado y, además, estar representados por un procurador.

La tramitación del divorcio contencioso es mucho más compleja y cara que si existe acuerdo. De este modo, los pasos para iniciar un divorcio contencioso son los siguientes:

  • Presentación de la demanda de divorcio por parte de uno de los cónyuges.
  • Contestación de la demanda por el otro cónyuge.
  • Celebración de la vista ante el juez, asistidos por abogado y procurador.
  • Finalmente, el juez dictará la sentencia de divorcio, donde se recogerán las medidas que regularán la relación de los cónyuges en lo sucesivo, de similar modo a lo que indicábamos para el convenio amistoso.

En definitiva, siempre que sea posible y se cuente con el debido  asesoramiento legal, es recomendable acudir al divorcio amistoso. Como has visto, los trámites del divorcio de mutuo acuerdo son mucho más rápidos, baratos y sencillos que los de la vía contenciosa. Sin duda, el esfuerzo que supone llegar a un acuerdo razonable en estas situaciones difíciles merece la pena.

Más artículos relacionados

4 pasos para divorciarse en España

¿Cómo divorciarse? ¿Qué trámites debo seguir para iniciar un divorcio? ¿Con quién tengo que contactar para divorciarme? ¿Cómo hacer el reparto de bienes? ¿Con quién quedarán los hijos? ¿Qué documentos necesito?

Estas son algunas de las cuestiones más habituales que se plantean los cónyuges antes de iniciar un proceso de divorcio.

A continuación, te explicamos cómo divorciarte en España evitando problemas y quebraderos de cabeza.

Te ayudamos a encontrar abogado de familia de confianza en tu zona. Tenemos una amplia red de abogados colaboradores en toda España.

Buscar abogado de familia

El divorcio en España

  • Antes de abordar el tema del divorcio paso a paso, hay que dejar claro que la Ley 15/2005, de 8 de julio, por la que se modifica el Código Civil y la Ley de Enjuiciamiento Civil en materia de separación y divorcio suprimió las causas legales de separación y divorcio en España.
  • Es decir, desde 2005 no es necesario alegar una causa para lograr el divorcio.
  • El único requisito que se exige para poder divorciarse es que hayan transcurrido al menos tres meses desde el matrimonio.
You might be interested:  Resolucion del contrato por incumplimiento esencial

1) Divorcio de mutuo acuerdo o divorcio contencioso

A la hora de divorciarse, lo primero que hay que tener en cuenta es de qué tipo de divorcio se trata: de mutuo acuerdo o contencioso.

Es decir, si va a haber acuerdo entre las dos partes o no en cuanto al divorcio y sus medidas.

  1. El divorcio por vía contenciosa supone, en la mayoría de las ocasiones, someter a progenitores e hijos a estudios psicosociales, declaraciones judiciales y en general a un ambiente de crispación y hostilidad.
  2. Es siempre preferible optar por la vía del mutuo acuerdo porque la regulación de la nueva situación nace desde el acuerdo y no desde la crispación, evitando así las odiosas etiquetas de 'vencedores' y 'vencidos' y que una de las partes se quede con el sentimiento de, en cuanto pueda, instar una modificación de medidas.
  3. Santiago Escalas, abogado especialista en derecho de familia en Sierra Abogados

Entre los trámites del divorcio, el más importante es intentar con tu pareja llegar a un acuerdo amistoso para el divorcio.

El divorcio de mutuo acuerdo tiene muchas ventajas respecto al divorcio contencioso:

  • El procedimiento a seguir es más rápido y económico.
  • Evita problemas emocionales y enfrentamientos entre las parejas.
  • Las medidas adoptadas en el convenio regulador de mutuo acuerdo se cumplen con mayor agrado y facilidad.
  • Es más beneficioso y menos dramático para los hijos, tanto menores como mayores de edad o emancipados.
  • Las medidas a tomar dependerán de los cónyuges y no quedarán en manos de un tercero (el Juez).

Pero si no te pones de acuerdo con tu pareja, deberás acudir a un proceso de divorcio contencioso más lento, costoso y cargado de tensiones emocionales.

2) Elegir a los profesionales adecuados

En todo proceso de divorcio, es imprescindible contactar con un buen abogado especialista en Derecho de Familia.

Recuerda que aunque el divorcio sea un proceso, sus consecuencias (pago de pensiones, custodia, atribución del uso de la vivienda familiar…) pueden tener efectos muy importantes durante muchos años.

Por lo tanto, intentar ahorrar costes a la hora de tramitar el divorcio puede acabar saliendo mucho más caro a medio y largo plazo que contratando a un especialista en familia desde el principio.

Si existen diferencias en las decisiones a tomar respecto del divorcio o la separación, no es aconsejable compartir abogado. Lo más recomendable es que cada uno de los cónyuges busque un abogado especialista y se intente un acuerdo entre ellos. Los profesionales aproximaremos posturas dejando a un lado el aspecto emocional que normalmente dificulta la conversación entre las partes.

Si el acuerdo no es posible, pese a los intentos de negociación, se acudirá al Juzgado; una vez iniciado el procedimiento judicial siempre es posible reconducir la situación y acordar los términos del divorcio o la separación.

Carolina Torremocha, abogada de familia en Valencia

Te ayudamos a encontrar abogado de familia de confianza en tu zona. Tenemos una amplia red de abogados colaboradores en toda España.

Buscar abogado de familia

Profesionales que intervienen en un divorcio de mutuo acuerdo

Si los cónyuges optan por acudir al Juzgado, en el proceso judicial de divorcio de mutuo acuerdo podrán estar asistidos por un solo abogado y representados por un solo procurador. Aunque también cabe la posibilidad de que cada uno de ellos asista con su propio abogado.

Si los cónyuges optan por el divorcio de mutuo acuerdo ante Notario, deberán estar asistidos al menos por un abogado. En este caso, no será precisa la intervención de procurador.

El divorcio ante Notario solo es posible si no hay hijos menores no emancipados o con la capacidad modificada judicialmente que dependan de sus progenitores.

  • El divorcio ante notario es un procedimiento mucho más ágil que la vía judicial.
  • Hay que destacar que para acudir a este cauce es requisito previo el transcurso de tres meses desde la celebración del matrimonio, que no hayan en el matrimonio hijos menores o con su capacidad judicialmente modificada, y para el supuesto de que haya hijos mayores de edad o menores emancipados deberán otorgar consentimiento, ante el Notario, sobre las medidas que le afecten por carecer de ingresos propios y convivir en el domicilio familiar.
  • José Simarro, abogado especialista en derecho de familia en Simarro & García Abogados

Profesionales que intervienen en un divorcio contencioso

En este caso es obligatorio acudir al Juzgado.

Cada uno de los cónyuges, en el proceso de divorcio contencioso, estará asistido por un abogado y representado por un procurador, diferentes de los de la otra parte.

Mediación familiar

Es importante hacer mención a la figura del mediador familiar, como profesional que también podrá intervenir en una situación de divorcio de la que hablaremos más adelante.

3) Elegir el procedimiento a seguir

En un divorcio de mutuo acuerdo

  1. Como decimos, cualquiera que sea el procedimiento elegido deberás contactar con un abogado especialista en divorcios.

  2. En caso de existir mutuo acuerdo entre los cónyuges, el abogado redactará el convenio regulador por el que se regirá el divorcio, en base al acuerdo alcanzado por los cónyuges.

  3. Para la aprobación del convenio regulador podrás iniciar lo que se conoce como divorcio express.
  4. A partir de esto existen dos opciones:

Procedimiento judicial

Redactada la demanda de divorcio y el convenio regulador por el abogado, se presentará ante el Juzgado competente. Como te hemos indicado anteriormente, será preciso otorgar poder a favor de un procurador para representar a los cónyuges en el proceso.

El Juez y el fiscal, si hay hijos menores, vigilarán que el acuerdo no contiene pactos contrarios a la ley o perjudiciales para los implicados (cónyuges e hijos). Tras la ratificación del convenio por las partes, el Juez dictará sentencia aprobando el convenio regulador.

  • Si no existen hijos menores no emancipados o con la capacidad modificada judicialmente que dependan de sus progenitores será el Letrado de la Administración de Justicia el encargado de Decreto aprobando el convenio regulador.
  • Igualmente, el Letrado de la Administración de Justicia vigilará que los acuerdos no sean perjudiciales para los cónyuges o para los hijos mayores de edad o no emancipados.
  • De ser así, la aprobación del convenio regulador corresponderá al Juez competente.

Procedimiento extrajudicial

Si los cónyuges no tienen hijos menores de edad no emancipados o con la capacidad modificada judicialmente que dependan de ellos, podrán acudir a un notario para tramitar el divorcio.

El abogado presentará el convenio regulador en la notaría y se acompañará a la escritura de divorcio como documento adjunto. También el notario vigilará los acuerdos de los cónyuges recogidos en el convenio regulador de divorcio.

Si el notario considera algún acuerdo perjudicial para alguno de los cónyuges o para los hijos mayores o menores emancipados, lo advertirá y dará por terminado el expediente. En este caso, correspondería al Juez aprobar el convenio regulador.

Proceso de mediación familiar

Si no consigues un acuerdo con tu pareja, te aconsejamos que acudas a un mediador, antes de iniciar un proceso de divorcio contencioso.

La mediación familiar es un método de solución de controversias. Los cónyuges pueden acudir a este proceso de mediación a fin de que con la ayuda del mediador lleguen a un acuerdo sobre los términos del divorcio, sin necesidad de acudir a un juez.

  1. La mediación familiar se presenta como un proceso voluntario, confidencial y cooperativo encaminado a la búsqueda de acuerdos pactados entre las partes, donde estas serán las protagonistas del proceso y las encargadas de trabajar por el consenso, siendo asistidas en todo momento por un mediador familiar.
  2. Este profesional imparcial y neutral será el encargado de guiar el proceso, facilitar la comunicación y generar un clima donde las partes puedan mostrar su visión de la situación, ver el conflicto desde otra perspectiva más colaborativa y proponer distintas soluciones a los conflictos que se plantean.
  3. Marco Antonio Manzano, especialista en mediación familiar en marcomediacion.es

Si la mediación llega a buen término, el mediador redactará un acuerdo de mediación en el que se recogerán los pactos alcanzados en relación a la guarda y custodia de los hijos, pensión de alimentos, pensión compensatoria, reparto de bienes, etc.

Este acuerdo obliga moralmente a las partes pero no se puede pedir su ejecución, en caso de incumplimiento, ante los tribunales. Por ello, una vez alcanzado el acuerdo de mediación, la pareja deberá acudir a un abogado especialista en divorcios.

El abogado transformará el acuerdo de mediación en un convenio regulador.

A partir de este momento, deberás instar un proceso judicial de divorcio de mutuo acuerdo o bien, otorgar escritura notarial de divorcio. Nos remitimos a lo expuesto anteriormente para el caso de mutuo acuerdo.

You might be interested:  Prescripcion delito falsedad uso documental

En un divorcio contencioso

A falta de acuerdo de los cónyuges habrá que acudir al procedimiento judicial de divorcio contencioso.

La demanda será presentada por uno solo de los cónyuges, que estará representado por un procurador y asistido por un abogado. No se presentará convenio regulador.

Ahora bien, en la demanda se deberán precisar las medidas que se deban adoptar en relación a la guarda y custodia de los hijos, régimen de visitas, pensiones de alimentos y compensatoria, en su caso, el uso de la vivienda, la liquidación del régimen económico del matrimonio, cuando proceda, y demás peticiones que interesen.

Se dará traslado de la demanda al otro cónyuge para que conteste en el plazo de 20 días.

Para contestar a la demanda será preciso abogado y procurador. En la contestación se manifestará la conformidad o no con lo solicitado por el demandante y se incluirán las medidas que se solicitan (guarda y custodia, régimen de visitas, pensiones…).

Contestada la demanda, se citará a las partes a una vista o juicio oral en el que se presentarán las pruebas oportunas en apoyo de las medidas solicitadas. Estas medidas serán revisadas por el Juez y el Fiscal, si hay hijos menores.

Si hay discrepancia sobre la custodia de los hijos, una de las pruebas más relevantes será el informe psicosocial, realizado por especialistas.

Puesto que este tipo de evaluación retrasa la tramitación de los procedimientos, aconsejamos solicitar medidas provisionales para que se regulen las relación familiares mientras se resuelve el pleito principal. De lo contrario, las partes se encuentran en situación de inseguridad jurídica que afecta especialmente a los hijos.

Carolina Torremocha, abogada de familia en Valencia

Celebrado el juicio, el Juez dictará sentencia reconociendo, en todo caso, el divorcio y acordando las medidas que van a regir el mismo.

4) Documentación necesaria para iniciar el proceso de divorcio

Para tramitar el divorcio será necesario disponer de la siguiente documentación:

  1. Certificado literal de matrimonio.
  2. Certificado de nacimiento de los hijos.
  3. Certificado de empadronamiento, aunque no siempre se solicita.
  4. Escrituras o documentos de propiedad, tanto de bienes muebles como inmuebles.
  5. Certificados bancarios (cuentas corrientes, planes de pensiones, préstamos personales, hipotecas y demás operaciones bancarias).

Según cada caso, es posible que se precisen además otros documentos distintos.

Asesórate con abogados expertos en familia

Como ya hemos visto, las implicaciones tanto emocionales, como familiares y económicas de un divorcio son duraderas. Por ello, es siempre recomendable contar con el asesoramiento de un abogado especialista en derecho de familia que vele por tus intereses.

Recuerda que intentar ahorrar en tu divorcio puede acabar saliéndote mucho más caro después.

Te ayudamos a encontrar abogado de familia de confianza en tu zona. Tenemos una amplia red de abogados colaboradores en toda España.

Buscar abogado de familia

¿Cómo iniciar un proceso de divorcio en cualquier época del año?

Todos los matrimonios suelen tener problemas por diferentes motivos, muchas veces se solucionan eficazmente sin llegar a un divorcio.

Pero existen circunstancias en las que el divorcio es la única opción para un cónyuge o ambos.

Un divorcio es la ruptura del matrimonio y la separación legal de los cuerpos y los bienes de la pareja; se ejecuta mediante una demanda con ayuda de un abogado especialista en divorcios.

En la web de divorcios se recopila información valiosa sobre los tipos de divorcio, el procedimiento necesario para comenzar el divorcio y cómo se procede la separación de bienes.

 No importa en qué época del año se encuentre la pareja, pues en cualquier momento es posible llevar un trámite legal y jurídico, aunque es común que se incrementen los divorcios en enero y se reputan en la época de verano.

Cabe destacar que en  https://diariodevalladolid.elmundo.es/articulo/publirreportajes/aumento-divorcios-epoca-coronavirus-interesa-mas-separarse-divorciarse-quien-sale-ganando/20201209120811391127.html se puede apreciar el repunte en las estadísticas de divorcios en medio de la pandemia por coronavirus. Y es que muchas parejas que convivieron por mucho tiempo en casa durante la cuarentena empezaron a tener problemas. Además, claro está, los problemas en casa ya no se pueden esquivar. La tasa de divorcios tuvo un alza en los meses de agosto y septiembre, aunque las solicitudes de divorcios se continúan recibiendo en los despachos de abogados.

Se infiere que en el mes de enero muchas parejas aprovecharán los cambios y renovaciones del Año Nuevo para comenzar desde cero.

¿Cómo iniciar un divorcio?

El divorcio es una opción favorable para las parejas que ya no se toleran o no se aman, pues tener discusiones constantes no es sano para una relación ni la familia. Basta con que un solo miembro del matrimonio decida separarse para iniciar con los trámites, los cuales dependen del tipo de divorcio.

Si es un divorcio de mutuo acuerdo será más sencillo y económico que un divorcio contencioso, por eso es importante tener el asesoramiento legal correcto y adecuado para evitar problemas durante el proceso.

A continuación, se explica cómo iniciar los trámites del divorcio, según la modalidad bajo la que se llevará a cabo:

Divorcio de mutuo acuerdo

El divorcio de mutuo acuerdo, también denominado divorcio amistoso, suele ser uno de los más rápidos, fáciles y económicos porque se rige por la negociación entre los cónyuges.

En España, cada miembro de la pareja llega a un acuerdo regulado por medio del Código Civil.

Se establecen los aspectos como pensión alimentaria, pensión compensatoria, custodia de los hijos (si los hay), régimen de visitas de los hijos, pertenencia de la vivienda y repartición de los bienes.

Divorcio contencioso

A diferencia del divorcio amistoso, el divorcio contencioso cuenta con un procedimiento complejo, tedioso y costoso.

 En este caso no se ejecuta una negociación, sino que el cónyuge debe presentar una demanda de divorcio en el tribunal y el otro cónyuge podrá hacer la contestación de la demanda.

Por último, el juez es el que va a decidir sobre la sentencia de divorcio y cómo se regirán los aspectos desde el Código Civil.

¿Cuál es el procedimiento general del divorcio?

El procedimiento de un divorcio varía de acuerdo a las leyes de cada país y el tipo de divorcio, pero considera algunos pasos en común.

Uno de ellos es la contratación de un abogado de divorcios para que solicite el divorcio a través del documento pertinente.

 Si la pareja está de acuerdo, puede realizar la negociación que más les convenga para finiquitar el matrimonio.

Cuando es un divorcio contencioso, se procede a introducir la petición de forma directa en el tribunal con los términos del cónyuge demandante.

El otro cónyuge será notificado y se le solicitará una contestación con un plazo máximo para responder sobre la petición del divorcio.

En caso de que el cónyuge notificado no concrete la contestación, el tribunal asume que acepta las condiciones prescritas por el demandante.

El próximo paso es recopilar los documentos necesarios para que los cónyuges o el juez decidan sobre los aspectos legales del divorcio. Se firman los acuerdos y se decreta el acta de divorcio, y si no se establece el acuerdo se procede a un juicio en la corte donde el juez tiene la decisión final.

¿Cuánto cuesta un divorcio en la actualidad?

El coste de un divorcio en España y los países de Latinoamérica están sujetos a las condiciones en que se ejecutará la separación legal. Es difícil que se sepa de un presupuesto sin antes hablar con un abogado, por lo que la asesoría a partir de este punto es imprescindible para tomar la decisión.

Los abogados recomiendan que las parejas lleguen a un acuerdo para disminuir no solo el precio, sino los factores emocionales y los procesos legales.

 Es mejor que se realice un divorcio amistoso mediante el convenio regulador firmado y aceptado por los dos cónyuges, puesto que un juicio de divorcio resulta en mayores gastos.

También se aumentan los niveles de estrés para la pareja y los hijos.

Los gastos del divorcio se instauran con base en los hijos en común, al régimen ganancial de la pareja y del tipo de divorcio.

Es decir que un divorcio de mutuo acuerdo es más económico y puede tener costes reducidos si se utiliza el mismo procurador y abogado.

Por su parte, el divorcio contencioso es lento y costoso con elevados gastos debido al juicio y los honorarios del abogado.

Leave a Reply

Your email address will not be published.