Tipos abogados cual te puede ayudar mejor caso

Tipos abogados cual te puede ayudar mejor caso

Derecho es una de las carreras con mayor demanda en Ecuador; en el transcurso de esta formación los estudiantes obtienen un amplio conocimiento de las ciencias jurídicas, políticas y sociales que les permite trabajar en el ámbito público y privado y especializarse de acuerdo al tipo de abogado que desean ser en la práctica.

Contents

Especializaciones de los abogados

En Ecuador existen varios tipos de abogados, entre ellos:

Abogados civiles

Son los que manejan todo lo estipulado dentro del Código Civil, trabajando tanto con personas naturales como jurídicas. Resuelven las distintas controversias de intereses que se pueden presentar. Cabe recalcar que los abogados civiles pueden tener diferentes especializaciones considerando la amplitud de esta rama del derecho.

Abogados especialistas en familia

Como se mencionaba un abogado civil puede especializarse específicamente en temas de familia para poder manejar controversias que se pueden dar en las relaciones familiares, por ejemplo: temas de alimentos, divorcios o custodias de hijos.

Abogados mercantilistas

Además de regirse por el Código Civil, estos letrados manejan todo lo referente a las leyes mercantiles, es decir, las relaciones entre empresas o empresarios y comerciantes. Igualmente, de buscar el cumplimiento de los contratos realizados con la voluntad y consentimiento de las partes.

Abogados administrativos

El abogado administrativo vela por el cumplimiento de las distintas resoluciones administrativas, regulando la relación entre los administrados y el Estado. Sus funciones se desempeñan en el sector público.

Abogados laborales

En Ecuador los abogados especialistas en Derecho Laboral buscan la protección de los derechos de las personas dentro de sus empleos resolviendo así las controversias de los trabajadores y sus contratantes, que puede ser una empresa privada o la administración pública.

Tipos abogados cual te puede ayudar mejor caso

Abogados societarios

Este tipo de abogados llevan a cabo un asesoramiento legal que gira en torno a las compañías. Participan de todo el proceso, desde la creación de la empresa hasta el desarrollo legal de la misma con la finalidad de que se constituya cumpliendo todos los requisitos de ley y actuando si llegase a existir alguna controversia.

Abogado penalista

En Ecuador los abogados penalistas cumplen con lo establecido en el Código Orgánico Integral Penal, trabajando con los diferentes delitos estipulados en dicho cuerpo legal.

En el caso de que el jurista defienda a la víctima, este se encargará de presentar la respectiva denuncia y participar dentro del proceso para defenderla y que se llegue a tener una sentencia justa de acuerdo al delito.

Además de los distintos tipos de abogacía, hay que tener en cuenta que estos profesionales pueden trabajar tanto en el ámbito público (para lo que será necesario superar una oposición) como privado. En el caso de aquellos que opten por ser abogados –tanto de forma independiente como en un bufete– pueden solicitar la inscripción en el turno de oficio cuando hayan ejercido un mínimo de tres años.

Hoy en día la carrera de derecho tiene una duración de cuatro años.

Durante este periodo los estudiantes reciben conocimientos generales de todas las ramas jurídicas; una vez terminada esta etapa los alumnos pueden elegir una especialización que se adapte a sus gustos y habilidades para poder ejercer su carrera profesional. Conocer las especializaciones del Derecho es importante para tener un conocimiento más amplio de sus principales funciones y las diferencias entre ellas. 

Títulos que te pueden interesar

Soy abogado y busco clientes: ¡Ayuda!

¿Acabas de terminar Derecho y lo de encontrar trabajo por cuenta ajena como abogado te parece casi una misión imposible? ¿Has decidido ejercer por tu cuenta y aprovechar el potencial de Internet para darte a conocer pero no sabes por dónde empezar? ¿Tienes un despacho de abogados pero los clientes no terminan de llegar? Sea cual sea tu caso, lo que tienes claro es que debes ponerte las pilas, que tus clientes están ahí fuera y que el Marketing Online te puede ayudar a llegar a ellos.

¿Cómo? Sigue leyendo, porque en este post te voy a contar lo que puedes hacer y cómo lo debes hacer para darte a conocer a través de Internet y conseguir captar a esos clientes que realmente te interesan y que, como seguramente ya te habrás dado cuenta, no te van a caer del cielo solo porque te abras una página web con un logo muy molón.

Se pueden hacer infinidad de cosas, pero aquí te voy a contar las que en mi experiencia funcionan mejor y te darán un mayor retorno.

Dicho esto… ¡Empezamos!

1.- Conócete y analiza tus puntos fuertes para diferenciarte

Quizá creyeras que lo primero de todo era montarte una página web. ¡Error! Si lo que quieres realmente es conseguir clientes como abogado, antes deberás hacer un trabajo de campo, sobre el que después habrás de basar toda tu estrategia online.

Ése es precisamente el error más común: lanzarse antes de nada con la página web. ¡Por favor, NO! Si lo haces así, lo más normal es que acabes llevándote las manos a la cabeza porque no estás consiguiendo nada de lo que tenías en mente. Quizá es algo que ya te ha ocurrido. Hablamos de Internet, pero seguimos hablando de un negocio, ya sea personal o corporativo.

Piensa que vivimos en un mundo en el que hay una sobresaturación de profesionales haciendo lo mismo. Mira el centro de Barcelona para la búsqueda genérica «abogados Barcelona». Hay miles de abogados. Por tanto, una de las primeras cosas que debes hacer es diferenciarte.

Tipos abogados cual te puede ayudar mejor caso

Para ello, debes conocerte y ser consciente de cuáles son tus puntos fuertes.

A qué te dedicas exactamente, qué se te da mejor, en qué puedes convertirte en un referente, en qué tienes más experiencia, en qué tipos de casos has tenido más éxito… No cometas el error de querer abarcar demasiado, porque todavía no te conocen y lo único que conseguirás es que te «coman vivo» quienes ya te llevan años de ventaja.

Sé realista. Honestamente, ¿crees que si acabas de aterrizar y todavía no te conocen puedes ponerte a competir con despachos como yo qué sé, Garrigues por ejemplo? Sería como si una pequeña tienda de moda quisiera plantarle cara a las primeras de cambio a Inditex o Zalando. Sí, Internet te abre un mundo de posibilidades para conseguir el éxito, pero ante todo sé realista.

No puedes competir de golpe con quienes ya son unos actores consagrados, tienen una marca muy fuerte y te llevan años de ventaja, pero sí puedes ser el mejor o puedes convertirte en una mejor referencia que cualquiera de estos gigantes si juegas bien tus cartas en un nicho específico. A eso vamos justo a continuación.

2.- Especialízate como abogado de un nicho

Cuando te hayas «autoauditado» y hayas conseguido definirte, determina tu especialización como abogado de nicho para desarrollar a partir de ahí toda tu estrategia de difusión y captación de clientes. Cuanto más vertical sea este nicho mucho mejor, ya que las personas buscan por especializaciones cada vez más concretas cuando necesitan contratar un abogado.

El Marketing Online te ayudará a empujarte como abogado especialista en tu nicho, pero para ello deberás hacer previamente los deberes y definirte. Analiza bien cuál será ese nicho a partir de tus puntos fuertes y la cuota de mercado asequible que puedas conseguir atacando ese sector o micro sector que siempre debe actuar como tu principal factor de diferenciación.

Tipos abogados cual te puede ayudar mejor caso

Tienes que ser un abogado de nicho, tienes que ser un abogado especialista.

You might be interested:  Caracter ganancial o no del contrato de arrendamiento de vivienda

Ya no vale con ser un abogado especializado en Civil, Penal o Mercantil… Tienes que ser un abogado especialista en… conflictos hereditarios, en protección de datos, en derecho al olvido, en resolución de conflictos hipotecarios, en patentes y marcas,… ¡Yo qué sé! Hay mil ejemplos y descubrirás que muchos de estos nichos son perfectamente asequibles a nivel de competencia por su verticalidad.

Especializarte y guiar tu estrategia en torno a esta especialización va a ser clave para hacerte tu hueco en lugar de intentar abarcar más y ponerte a competir con los gigantes que ya tienen marca y acaparan las búsquedas genéricas.

Tu especialización debe ser el epicentro, la seña de identidad de tu persona como abogado y de tu negocio, y debes transmitirla en todo lo que hagas. Nunca lo pierdas de vista.

3.- Analiza a tu competencia y ataca sus puntos débiles

Para diferenciarte, para destacar, para atacar tu nicho con las mayores garantías debes saber a quién te enfrentas. Sí o sí, tienes que mirar a tu competidores directos, identificarlos, analizar cómo lo están haciendo y atacar sus puntos débiles.

Los 5 Tipos de Abogados que más necesitas para tu caso

Tipos abogados cual te puede ayudar mejor caso

Como todos sabemos, el derecho se divide en muchas ramas que cada una atiende cuestiones muy particulares. Por tal motivo, en los despachos jurídicos podemos encontrar una gran diversidad de abogadas y abogados especializados en diferentes materias.

Cada abogado especialista está preparado para asesorarte legalmente dependiendo de cual sea tu necesidad. Por lo que es muy importante, que si ya tomaste la decisión de contratar los servicios de una firma o de un profesionista del derecho independiente, conozcas exactamente qué tipo de abogado es el que mejor se ajusta a tu caso.

Te puede interesar nuestro artículo “¿Por qué invertir en una Asesoría Legal con un Despacho de Abogados?”

En México los abogados más comunes son los que atienden temas del área mercantil, corporativo, laboral, familiar, penal, e inclusive también los hay en materia agropecuaria, inmobiliaria y propiedad intelectual.

A continuación te compartiremos una breve semblanza de los diferentes tipos de abogado que necesitas conocer, para la asesoría legal que estás buscando.

ABOGADO CORPORATIVO.

Los abogados especializados en derecho corporativo y en derecho administrativo son tu mejor opción cuando de negocios se trata. Ellos te auxiliarán en todos tus procesos empresariales, para dotar de una estructura sólida a la organización en cumplimiento de todas las normas jurídicas que la ley prevé y a fortalecer tus estrategias comerciales para ampliar tu mercado.

Pueden ayudarte a: formulación de contratos empresariales, gestión de permisos y licencias, formación de alianzas y asambleas, fusión de empresas, prevención de multas y sanciones, etc.

ABOGADO FAMILIAR.

Este tipo de abogado se especializa en derecho familiar y en derecho civil, por lo que los casos que se atienden se relacionan exclusivamente en las relaciones del núcleo familiar. Dan soporte como mediadores en conflictos de carácter legal que pueden poner en riesgo los intereses de la familia.

Pueden ayudarte a: realizar divorcios, mediar conflictos familiares, creación de testamentos, obtención de pensiones alimenticias, negociación de patria potestad, desarrollo de acuerdos maritales, etc.

ABOGADO DE PROPIEDAD INTELECTUAL.

Los abogados que ejercen esta especialización, tienen sus conocimientos basados en el derecho de autor y en la propiedad intelectual e industrial. Estos profesionistas están dedicados a salvaguardar los intereses de las personas sobre sus creaciones intelectuales. Así que si vas a crear una nueva marca, un producto innovador o publicar una obra artística, no dudes en contactarlos.

Pueden ayudarte a: registro de marcas y slogans, protección de propiedad industrial para creación de productos, registro de patentes, gestión de derechos de autor, etc.

ABOGADO INMOBILIARIO.

Los profesionistas de esta rama están especializados en derecho inmobiliario. Son expertos en ofrecer soluciones legales sobre todos los temas de bienes raíces.

Si tienes una agencia inmobiliaria o tú de manera independiente tienes el deseo de rentar una casa, bodega o local comercial, es imprescindible que te asesores con este tipo de abogado para proteger los intereses de tus propiedades.

Pueden ayudarte a: creación de contratos de arrendamiento, solución de conflictos con arrendatarios, elaboración de contratos de compra-venta de inmuebles, creación de convenios transaccionales, etc.

ABOGADO FISCAL.

Para ser de esta categoría de abogado, se necesita especializarse en derecho fiscal.

Los casos que se atienden y resuelven en esta materia están íntimamente ligados a los impuestos, ya sea tanto de personas físicas como de personas morales.

Es fundamental que toda persona con alguna actividad económica formal pueda asesorarse cada cierto tiempo con un abogado fiscalista para evitar sanciones por el incumplimiento de ciertas obligaciones.

Pueden ayudarte a: litigio de asuntos fiscales con la hacienda pública, acompañamiento en los procesos de recaudación y liquidación de impuestos, gestoría de regímenes empresariales y prestación de servicios, etc.

Cómo puedes observar, poner la lista de todos los tipos de abogados que existen sería interminable. Pero no te preocupes, en Defend Abogados ® ponemos a tu disposición a nuestro equipo de abogados para ayudarte a resolver todos los problemas legales que tengas.

Servicios de nuestro despacho jurídico:

https://defendabogados.com/asesorias-legales/

Agenda tu asesoría legal por WhatsApp:

http://bit.ly/WhatsDefend

*RECUERDA: todas las asesorías de Defend Abogados ®, ya incluyen IVA.

Entre la red | Blog

Tipos abogados cual te puede ayudar mejor caso

Sin importar en qué tipo de situación te encuentres, si necesitas un abogado, debes saber qué profesional de la materia elegir acorde a su especialidad y tu caso, aunque, en líneas generales solventan muchas problemáticas. Los abogados son indispensables para cualquier caso sin importar qué tan sencillo o complejo sea. Incluso, su presencia es tal que son solicitados hasta para transacciones o trámites.

Si actualmente requieres de un abogado, debes haber notado la importante cantidad de tipos de abogados existentes. Y si estás batallando en encontrar Abogados en Granada, Cali, Medellín o cualquier otro lugar según tu caso, a continuación, te muestro las funciones de cada abogado de a acuerdo a su especialización.

Para los delitos, los abogados penalistas

Los abogados penalistas son los especializados en delitos, basándose en el código penal. Para un abogado penal poder ejercer de acuerdo a su rol, se debe estar hablando de un delito o crimen.

Por supuesto, el abogado puede defender a cualquiera de las dos partes, bien sea el victimario o la víctima, el acusado o el acusador. Dependiendo de qué parte defienda sus funciones son totalmente distintas.

Si defiende, por ejemplo, al acusado, debe en la medida de lo posible demostrar la inocencia del mismo; si ya se ha demostrado su culpabilidad, por lo menos debe defender sus motivos para reducir la sentencia o llegar a otro tipo de acuerdos.

Si, por el contrario, defiende al acusador o víctima, debe participar en todo el proceso de la demanda, prepararla y llevarla a cabo, así como procurar ejercer los derechos del mismo y así conseguir una sentencia o consecuencia justa para el acusado.

Para los casos familiares también existen abogados

Son llamados abogados de familia. Se encargan de tratar cualquier aspecto o desacuerdo relacionado a la misma. Los casos más comunes son las demandas por pensión alimenticia, batallas por la custodia de los hijos o acuerdos para verlos, divorcios e incluso temas sobre adopción o tutela.

Los abogados laborales, los necesitas si como trabajador fuiste perjudicado

Son a quienes recurres cuando tienes un problema con la empresa donde laboras, bien sea por parte de la administración de la empresa o de alguno de sus superiores.

Conocen al pie de letra todas las legislaciones relacionadas a los códigos laborales para poder defender a plenitud a quien fue perjudicado en el caso o a la empresa acusada, aunque lo más común es lo primero.

Los más comunes: Los abogados civiles

Las abogadas civiles pueden especializarse en muchos otras ramas dentro del mismo derecho civil, apoyándose siempre en el Código Civil. Pueden resolver disputas de personas registradas cómo naturales o jurídicas. Varias de sus ramas de especialización son tratadas a lo largo de este artículo.

Para las empresas, los abogados societarios

Son los abogados especializados en todos los aspectos legales de la creación y funcionamiento de una empresa o compañía. Son necesarios para poder ejercer el rol de la empresa con total legalidad.

Los fundadores pueden asegurarse de no pasarse ninguna legislación por alto y evitar cualquier tipo de inconveniente a futuro. Así, su empresa se mantiene segura.

¿Qué tipos de abogados existen y qué hacen?

Como en cualquier profesión, la especialización es un grado y en materia legal no iba a ser menos. Por tanto, si estás preocupado por algún asunto legal, acudir a un abogado especializado en el tema en cuestión será de gran ayuda y un plus para para resolver el conflicto lo antes posible y de forma eficaz.

Una pregunta que os hacéis muchos cuando necesitáis asesoramiento legal o cuando tenéis que hacer frente a un juicio es la siguiente: “¿qué tipo de abogado necesito?”.

Pues bien, es importante que sepas que existen diferentes tipos de abogados, especializados en distintas áreas de Derecho. Y conocer concretamente qué hace principalmente cada uno de ellos, te ahorrará tiempo y te permitirá elegir al profesional adecuado, según tus necesidades.

¿Qué tipos de abogados existen?

A continuación te mostramos los distintos tipos de abogados a los que puedes pedir ayuda, dependiendo de tu situación. Estos son los más comunes:

Abogados civiles

Estos abogados defienden los intereses de particulares frente a otros particulares (tanto personas físicas como jurídicas). Dentro de este tipo de abogados existen casos muy variados, por eso existen abogados civiles especializados en materias específicas.

En líneas generales, ofrecen asistencia en procedimientos civiles, tales como:

  • Herencias y sucesiones.
  • Reclamación de deudas.
  • Incapacitaciones.
  • Manutenciones.
  • Divorcios.
You might be interested:  Los accidentes de trabajo y la prevencion de riesgos laborales

Abogados penalistas

Como su nombre indica, están especializados en Derecho Penal. Y por tanto defienden los intereses de alguien que ha cometido o sufrido “supuestamente” un delito que se recoge dentro del Código Penal. 

Si el abogado defiende al perjudicado, el abogado penalista se encargara de presentar la querella o demanda. En caso de defender a la parte infractora, este se encargará del proceso de defensa y reducciones de condena.

Abogados laboralistas

Son abogados especializados en Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social. Tienen la misión de resolver los conflictos entre trabajadores y empresas privadas o entre trabajadores y administraciones públicas como la TGSS, el SEPE o el Instituto Nacional de la Seguridad Social.

Principalmente este tipo de abogados interviene en asuntos sobre:

  • Despidos.
  • Accidentes de trabajo.
  • Impagos.
  • Acoso laboral o mobbing.

Abogados de familia

Dentro del Derecho Civil, encontramos este otro tipo de abogados, especializados en Derecho de Familia. 

Los abogados especialista en Derecho de Familia se encargan de hacer frente a cuestiones relacionadas con el divorcio o separación, la custodia de hijos menores, la pensión de alimentos y demás problemas relacionados con la adopción y la filiación.

Abogados mercantilistas

Otra rama del Derecho Civil es la mercantil, la que se ocupa de velar por las relaciones entre empresas.

Esto quiere decir que necesitarás un abogado especializado en mercantil cuando haya problemas relacionados con la redacción de contratos, la elaboración de sociedades mercantiles y las negociaciones entre empresas; así como también conflictos relacionados con los procesos de concursos de acreedores y expedientes de regulación de empleo. 

Abogados de derecho inmobiliario

Un abogado experto en Derecho Inmobiliario juega con la ventaja de conocer al dedillo la legislación actual sobre propiedades inmuebles. 

Por esta razón, se ocupa de todo lo relacionado con arrendamientos y compraventa de inmuebles, fiscalidad inmobiliaria, desahucios o resolución de contratos.

Abogados administrativos

Se trata de un conflicto en el que al menos interviene una administración pública. Por lo que pueden tratarse de disputas entre esta y un particular o bien entre dos administraciones.

La vía que se utiliza es la administrativa y se utilizan alegaciones, recursos de alzada y otros recursos administrativos. 

Las situaciones más habituales en las que intervienen abogados administrativos son en sanciones administrativas, reclamaciones de daños y perjuicios por una mala actuación de un servicio público, expropiaciones y expedientes de urbanismo.

Como ves, dependiendo de la especialización, hay muchos tipos de abogados. Por eso, te recomendamos que siempre que necesites asesoramiento específico sobre un determinado conflicto legal, te pares un momento a pensar qué abogado especializado puede garantizarte la mejor defensa.

¿Qué es un Abogado Laboralista y cómo te ayuda?

¿Cómo te ayuda un abogado laboralista?

Antes de hablar de la figura del abogado laboralista -o abogado laboral-, sus funciones y en qué casos te ayuda como trabajador, en reclamador.es queremos señalar que las relaciones laborales y los derechos de los trabajadores vienen regulados en nuestro ordenamiento jurídico desde la propia Constitución. Ya el primer artículo dice lo siguiente: “España se constituye como un Estado social y democrático de Derecho”. El término “social” significa que el constitucionalista quiso incluir en la Carta Magna la “no neutralidad” del Estado ante las cuestiones sociales y le impone al mismo como tarea el desarrollo de una función social.

Más adelante, el artículo 35 de la Constitución Española reconoce en su punto 1 que “todos los españoles tienen el deber de trabajar y el derecho al trabajo”. Acto seguido, indica en su punto 2 que “la ley regulará un estatutos de los trabajadores”.

Por tanto, la Constitución encarga al legislador el desarrollo legislativo de los derechos de los trabajadores en forma de ley. Tomará el nombre de Estatutos de los Trabajadores.

En este artículo podrás ampliar la información sobre el Estatuto de los Trabajadores.

La figura de los abogados laborales

Son diversas las situaciones en la jurisdicción laboral donde no es necesario un abogado. Por ello, en no pocas ocasiones, nos hemos encontrado con trabajadores que acuden sin un especialista a reclamar sus derechos.

La falta de conocimiento en materia laboral puede ocasionar una desprotección del trabajador. Desde el primer momento que sufras un problema laboral, como puede ser un despido o el impago del salario, es totalmente recomendable que te pongas en manos de un abogado laboralista.

La figura del abogado laboral te permitirá no cometer los errores más habituales a la hora de afrontar un asunto laboral. Los procedimientos laborales cuentan con unos requisitos formales y materiales que, casi siempre, se desconocen. De no cumplirse estas formalidades, pierdes tu derecho a reclamar.

Desde el primer momento que sufras un problema laboral, como puede ser un despido o el impago del salario, es totalmente recomendable que te pongas en manos de un abogado laboralista.

¿Cómo otorgar representación al abogado laboralista?

Existen diferentes formas de otorgar representación a los abogados laborales:

  • Mediante un poder apud acta. Este permite ausentarte y que el abogado laboralista te represente. Este poder hay que realizarlo ante un secretario judicial.
  • Otorgando un poder general para pleitos. Este tiene que otorgarse ante notario. El poder general para pleitos permite al trabajador ausentarse del juicio.

Si acudes a la vista no otorgas representación a nadie. Serías tú quien te representaras a ti mismo. El abogado solo defiende técnicamente al trabajador.

Funciones del abogado laboralista

El abogado laboralista tiene como principal misión acompañar, asesorar y defender técnicamente a un trabajador en los litigios que pueda tener con su empresa o ex empresa.

En concreto, las funciones que realizan para cumplir dicho objetivo son las siguientes:

  • Asesoramiento en derecho laboral, tanto individual como colectivo.
  • Puede ayudarte en asuntos relacionados con la Seguridad Social: incapacidades, jubilaciones, pensiones…
  • Representarte en procedimientos judiciales en materia laboral.
  • Asesorarte en todo lo relativo a los contratos de trabajo.
  • Expedientes de Regulación de Empleo (ERES).
  • Negociación de convenios colectivos.
  • Despidos y sanciones. Es importante que en estas situaciones contactes con un abogado laboralista que pueda ayudarte a entender si el despido o sanción se ha producido en los términos correctos y no han sido vulnerados tus derechos.
  • Casos de acoso laboral y mobbing.
  • Accidentes de trabajo.
  • Reclamación de cantidades. Una de las reclamaciones más habituales de los trabajadores a las empresas es el adeudo de cantidades debidas. En este aspecto, un abogado experto en materia laboral te garantizará que el proceso tenga todas las garantías legales y poder recuperar el dinero que la empresa te debe cuando corresponda.

Solicita una videoconsulta con un abogado laboral de reclamador.es

En reclamador.es disponemos de un amplio equipo de abogados laborales que te ayudarán a resolver todas tus dudas sobre tu puesto de trabajo. Para proteger tus derechos como trabajador, ponte en manos de expertos.

En la videoconsulta legal de reclamador.es contarás con asesoramiento personalizado ofrecido por un abogado laboralista.

Solicita tu videoconsulta con nuestros abogados expertos en Derecho Laboral

Si te ha parecido interesante el contenido de este artículo, compártelo en tus redes!

????

Estrategias para llegar a un acuerdo y negociar

Es posible que esta sea la primera vez que esté involucrado en una disputa legal, o la primera vez que se representa a sí mismo en la corte. Muchas personas se sienten intimidadas por el proceso legal y no están seguras cómo proceder.

Esta sensación puede ser peor cuando la otra parte tiene un abogado y usted no tiene abogado. El secretario de la corte le puede ofrecer información básica sobre los procedimientos y los papeles necesarios. Este sitio web le puede ayudar a preparar formularios para presentar en la corte.

Pero en algún momento del proceso, es posible que el juez le sugiera llegar a un acuerdo. O usted y la otra parte pueden decidir que quieren llegar a un acuerdo en su disputa legal fuera de la corte.

Este artículo le dará un poco de información sobre el proceso de llegar a un acuerdo y algunos consejos sencillos para comunicarse y negociar con la otra parte (o su abogado).

Cómo comunicarse con la otra parte o su abogado

Si la otra parte en su disputa legal tiene abogado, dicho abogado será el representante de esa parte. Así que si tiene la obligación de hacer la entrega legal de papeles a la otra parte, deben ser enviados a su abogado. Puede encontrar la información de contacto del abogado en la primera página de cualquier papel de la corte presentado por la otra parte.

En general, los abogados no pueden hablar directamente con la otra parte si esa parte tiene un abogado que la represente. Si usted no tiene abogado, puede comunicarse con la otra parte directamente, a menos que haya una orden de la corte prohibiendo el contacto, como por ejemplo una orden de protección personal.

También puede comunicarse con el abogado de la otra parte.

El trabajo del abogado de la otra parte es proteger los intereses de su cliente, no los de usted. Ese abogado no es una persona neutral y no le puede dar asesoramiento legal a usted.

Es posible que el abogado de la otra parte solo quiera comunicarse con usted por escrito.

Tanto usted como el abogado deben ser respetuosos uno del otro, y responder a e-mails, cartas y llamadas telefónicas en un plazo razonable.

Si la otra parte o su abogado aceptan hacer algo, pídales que lo pongan por escrito. Puede ser útil tenerlo por escrito más adelante si no cumplen con lo prometido.

Acuerdo

Muy pocos casos de la corte terminan con una decisión del juez. La mayoría de los casos de la corte terminarán con un acuerdo aceptado por las dos partes.

You might be interested:  Impago inquilino obras reparacion puede ser causa resolucion contractual

Si las partes llegan a un acuerdo, se pone el acuerdo por escrito para indicar los términos del mismo. En general las dos partes renuncian algunas cosas que quieren para llegar a un acuerdo.

Este acuerdo puede ser escrito por las partes mismas, o redactado con la ayuda de una persona neutral, como un mediador, árbitro u otro personal de la corte.

Hay muchas ventajas de llegar a un acuerdo en lugar de tener un juicio:

  • Su disputa se puede resolver más rápido, sobre todo en los casos en que las partes están de acuerdo en la mayoría de las cosas
  • Le puede costar menos, por ejemplo, en cuotas de la corte o dinero que pierde por no trabajar por tener que ir a audiencias de la corte
  • Puede ser más confidencial que un juicio; el fallo final es un registro público, pero las negociaciones para llegar a un acuerdo permanecen privadas
  • Tendrá más control sobre el resultado de su disputa y evitará el riesgo de que el juez decida en su contra
  • Puede ser mejor para su relación con la otra parte evitar un proceso de la corte combativo, sobre todo si tienen hijos en común
  • Si ambas partes aceptaron la solución, será más probable que ambas partes cumplan con lo que dice el acuerdo

Sin embargo, llegar a un acuerdo no es la mejor opción en todas las disputas legales. Es posible que en su caso, no le convenga llegar a un acuerdo si alguno de los siguientes es cierto:

  • Los hechos y las leyes que se aplican al caso respaldan su posición mucho más que la posición de la otra parte
  • Hay antecedentes de maltrato o intimidación entre las partes
  • Una de las partes está acostumbrada a controlar y tomar todas las decisiones
  • Una o ambas partes no pueden representarse a sí mismos en la mediación. Por ejemplo, si uno de ustedes tiene una barrera física o de idioma. En esta situación, es posible que los dos necesiten tener abogados en la mediación
  • La mediación podría poner en riesgo la salud o seguridad de una o ambas partes
  • Todavía no tiene toda la información que necesitará para evaluar las opciones de acuerdo ofrecidas. En este caso, es posible que sea demasiado pronto para intentar llegar a un acuerdo

Si hay alguna de estas situaciones en su caso, es posible que le convenga contratar un abogado para poder obtener el mejor resultado posible en su caso.

Cuándo puede llegar a un acuerdo

Puede tratar de llegar a un acuerdo en cualquier momento del proceso legal antes de tener una orden de la corte final.

Puede llegar a un acuerdo en la corte, como por ejemplo en una audiencia previa al juicio u otra reunión programada por el juez, o fuera de la corte antes de una audiencia. También puede llegar a un acuerdo fuera de la corte.

Por ejemplo, puede programar una reunión con la otra parte en otro lugar o hablar por teléfono.

Es posible que se dé cuenta que pueden llegar a un acuerdo en algunos asuntos en disputa, pero no todos. En este caso, habrá llegado a un “acuerdo parcial.” Sigue siendo útil, porque significa que el juez tendrá que decidir menos asuntos en el juicio.

Llegar a un acuerdo es una decisión voluntaria: no tiene la obligación de aceptar nada durante las negociaciones de acuerdo o mediación, y puede volver al proceso de la corte en cualquier momento.

El efecto de un acuerdo

Si llega a un acuerdo, asegúrese de ponerlo por escrito. Ambas partes tienen que escribir la fecha y firmarlo. Si alguna de las partes viola el acuerdo, puede volver a la corte.

Si el juez no aprobó su acuerdo, el documento firmado mostrará las intenciones de las partes, pero es posible que no se pueda hacer cumplir. El juez decidirá si deberá cumplir con lo que dice el acuerdo.

Si firma un acuerdo por escrito durante la mediación ordenada por la corte, en general se puede hacer cumplir el acuerdo.

Si quiere estar seguro que una corte hará cumplir su acuerdo, tiene que ser aprobado formalmente. Debe ponerlo por escrito como un fallo por consentimiento o una orden estipulada y presentarlo al juez para que lo firme. Esto dará por terminado su caso, y usted tendrá una orden final.

Por lo tanto, antes de llegar a un acuerdo final y completo, asegúrese de haber resuelto todos los asuntos disputados y que esté de acuerdo completamente con los términos del acuerdo.

Puede ser muy difícil conseguir que un juez cambie una orden si las dos partes la aceptaron.

Destrezas de negociación

Las negociaciones para llegar a un acuerdo o la mediación les pueden dar a las dos partes la oportunidad de hablar sobre sus necesidades e inquietudes. La negociación puede hacer que surjan asuntos difíciles y emocionales. Trate de mantener la calma. Mantenga la conversación cortés y respetuosa para mejorar sus posibilidades de llegar a un acuerdo.

Además es importante que tome el tiempo para prepararse antes de empezar a negociar. Estar bien preparado le dará más confianza cuando va a mediación o empieza a negociar el acuerdo.

Cómo prepararse para llegar a un acuerdo

  • Averigüe quién está involucrado en su caso de la corte: aparte de usted y la otra parte ¿quién más se verá afectado por el resultado de su caso de la corte? Por ejemplo en un asunto familiar, puede ser sus hijos y/o una pareja nueva
  • Piense en las necesidades e intereses de todas las personas involucradas. Esto no es lo mismo que la posición de una parte. Una posición podría ser: “Quiero la custodia exclusiva”. Una necesidad o interés podría ser: “Quiero mantener una relación cercana con mis hijos.”
  • Piense: ¿Qué se puede hacer para satisfacer esas necesidades y quién lo puede hacer?
  • Tenga en cuenta: ¿Qué pasará si no llega a un acuerdo?

Durante la negociación

Las negociaciones no tienen que ser de cara a cara, pero muchas veces la manera más exitosa de negociar es en persona. Puede haber razones por las cuales usted no quiera sentarse con la otra parte en persona.

En ese caso podría usar un mediador como intermediario. Usted y la otra parte pueden llegar a un acuerdo por medio de llamadas telefónicas, e-mails, mensajes de texto o cartas. Sin importar cómo lo haga, no se olvide de poner su acuerdo final por escrito.

Las dos partes la tienen que firmarlo.

Si no pueden llegar a un acuerdo, pueden volver al proceso de la corte.

Hay varias cosas que puede hacer para aprovechar al máximo una mediación o reunión para llegar a un acuerdo.

  • Asegúrese de estar preparado (vea arriba)
  • Escuche activamente: mire a las personas a los ojos, tome notas, use el lenguaje corporal para mostrarle a la otra parte que tienen toda su atención
  • Haga preguntas abiertas para obtener información sobre las necesidades y los intereses de la otra parte
  • Exprésese abierta y respetuosamente
  • Si le preocupa el proceso se esté descontrolando, tome un descanso antes de volver al rumbo
  • Piense en todas posibles soluciones sin juzgarlas, y anótelas
  • Hable sobre las opciones y evalúe sus pros y sus contras

A medida que llega a un acuerdo sobre alguno de sus asuntos disputados, anote la resolución y deje de tratar el tema. Esto le dará tiempo para concentrarse en los asuntos restantes.

Cómo hablarle a un abogado en las negociaciones para llegar a un acuerdo

Si la otra parte tiene un abogado, es posible que el abogado hable en nombre de esa parte durante las negociaciones de acuerdo. Pueden dejar la mesa de negociaciones juntos para hablar sobre las opciones en privado.

Si usted no tiene abogado, puede llevar a alguien consigo a la reunión para llegar a un acuerdo. Puede ser un amigo o un pariente. Elija la persona cuidadosamente: no lleve a alguien que aumentará el estrés de la situación.

Su persona de apoyo puede sentarse en la mesa con usted, pero debe decirle que no participe en las conversaciones para llegar a un acuerdo.

Si quiere pedir asesoramiento o hablar sobre las opciones, vaya a hablar en privado con su persona de apoyo.

Antes de firmar el acuerdo

Las negociaciones son conversaciones. Pueden ser difíciles, pero no debería sentir presión para aceptar algo que no le parezca bien. Recuerde que puede volver al proceso de la corte en cualquier momento. Si el juez firma su acuerdo, el mismo será publicado como una orden final. Tenga cuidado de no firmar nada que no sea lo mejor para usted. Antes de firmar, hágase preguntas como:

  • ¿El acuerdo protege los intereses que más me importan a mí?
  • ¿Estoy llegando a un acuerdo solo porque me da miedo ir a juicio?
  • ¿Creo que llegar a un acuerdo en esta disputa es mi única opción? ¿Siento presión para llegar a un acuerdo?
  • ¿Cuáles son las probabilidades de obtener un mejor resultado en un juicio?

Un buen acuerdo es uno que crea soluciones que satisfacen y avanzan las necesidades de ambas partes de alguna manera. Es posible que su solución no sea perfecta, pero debería ser de beneficio para todas las partes. Es más probable que las partes cumplan con un acuerdo de este tipo a lo largo del tiempo que una orden de un juez.

Para obtener más información sobre los diferentes procesos para llegar a un acuerdo, lea La mediación y otras maneras de llegar a un acuerdo.

Leave a Reply

Your email address will not be published.