Como Disminuir El Ruido En La Escuela?

Como Disminuir El Ruido En La Escuela
Consejos para disminuir el ruido en clase

  1. – Colocar antideslizantes en las sillas y patas de las mesas.
  2. – Evitar el uso de material educativo metálico, como algunos estuches y lapiceros.
  3. – Delimitar espacios en el aula con corcho, goma o alfombras.

Meer items.

¿Qué podemos hacer para disminuir el ruido?

¿Cómo afecta el ruido en el salón de clases?

A los alumnos les dificulta los procesos de atencion y aprendizaje y a los profesores les crea agotamiento, estrés y patologías de la voz – 10/11/2013 Actualizado 11/11/2013 a las 11:06h. Numerosos estudios certifican que el exceso de ruido en centros educativos tiene graves consecuencias para alumnos y profesores.

  • El agotamiento, el estrés y las patologías de la voz son los problemas que padecen con mayor frecuencia los docentes como consecuencia del ruido;
  • De la misma forma, en los alumnos el ruido perjudica su rendimiento escolar ya que dificulta los procesos de atencion y aprendizaje;

La mayor dificultad para aprender repercute en todos los alumnos y, mucho más, en el caso de aquellos alumnos escolarizados en una segunda lengua y de los niños que presentas problemas de vías respiratorias altas (p. catarros), otitis, dificultades de atención y/o problemas de audición.

Es importante recordar que distintas investigaciones sugieren que entre el 30 y el 40% de los alumnos de primaria tienen grados mínimos de pérdida auditiva permanente o fluctuante que pueden afectar negativamente la escucha y el aprendizaje.

Tres problemas que se agravan La contaminación acústica en los centros educativos es la suma de tres problemas que se agravan entre sí. El primer factor es el ruido procedente de fuentes externas (calles, obras, tráfico, etc. ) Eso hace que el volumen de voz de alumnos y profesores se eleve creando el segundo problema, y por último, el tercer factor que incide en las aulas es la reverberación : el efecto producido por los rebotes de la onda sonora en paredes, piso, techo y todos los objetos del aula, que hace que el alumno no sólo reciba el mensaje hablado en forma directa, sino innumerables copias de ese mensaje, fruto de la reflexión sobre paredes y objetos del recinto.

Este eco, reverberación, tanto de la voz como de cada sonido que se produce en el aula, puede evitarse con la adopción de sencillas y económicas adaptaciones del entorno ; el ruido que se genera durante las clases puede mitigarse mediante la aplicación de medidas educativas y sensibilización sobre la contaminación acústica.

Desde la asociación Clave —que tiene como objetivo la mejora de la calidad de vida de las personas con problemas de audición— consideran que hay que llamar la atención sobre la importancia de la educación para combatir la contaminación acústica. Es necesario promover talleres de concienciación sobre la contaminación acústica: conducta, cuidado de materiales y normas de comunicación..

¿Qué es el ruido en la escuela?

El ruido en la escuela puede afectar el aprendizaje Las fuentes de ruido en los centros son muchas: Profesores y alumnos hablando, en algunos casos de forma ensordecedora, lo que puede provocar   que los alumnos no presten atención; conversaciones en los pasillos, silbatos, deportes, clases con música o   todo volumen, talleres, etc.

A estas hay que sumarles los ruidos externos: transporte, música del vecindario, voces de transeúntes. Todo esto hace que el ruido en la escuela sea constante y con altos niveles sonoros. Según la Organización Mundial de la Salud, el ruido de fondo en el aula debe ser de 35 decibelios, y 50 decibelios con la voz del maestro.

Si tenemos en cuenta que   a veces hablan varios a la vez, aumentando   el nivel sonoro, o que cuando se trabaja en grupo, no bajamos la voz y arrastramos los pupitres, el aula puede ser un factor de riesgo para la salud y el aprendizaje. Los efectos del ruido en la salud pueden ser múltiples: molestias, decaimiento, estrés, cansancio, malestar general, dolor de cabeza, náusea, aumento de la presión arterial, mareos, acidez estomacal.

A estos hay que sumar los efectos en el aprendizaje: incomprensión de textos o explicaciones, falta de concentración, confusión de sonidos semejantes. Todo ello puede conducir   a la poca participación, dificultades para seguir el hilo de la clase, apatía, aislamiento o desorden.

Otro factor que influye es el diseño arquitectónico de la escuela, las condiciones de conservación de la infraestructura del edificio, la ubicación. Todo esto constituye un obstáculo para la calidad de la educación. Los esfuerzos por mejorar la educación deberían contemplar normas técnicas para la construcción de centros educativos. ¿Cómo llevar a cabo esa labor de concienciación? Son muchas las tareas que podemos llevar a cabo:

  • Identificar fuentes de ruido en la escuela, en la casa, en el barrio en la ciudad. Hacer un recorrido para escuchar sonidos (paseo sonoro), ir anotando las fuentes y después clasificarlos entre sonidos agradables y ruidos (sonidos no deseados).
  •   Investigar sobre los efectos en la salud, en los derechos humanos. Conocer las leyes. Se debería comenzar desde el primer día de clases, de manera incidental a la hora de dar orientaciones o elaborar las normas sociales de convivencia en la escuela y en el aula.
  •  Además de ver el problema de forma incidental cada vez que se preste el momento, es necesario también abordar el tema de manera directa y específica, para profundizar. Y de forma transversal en todas las asignaturas. Hacer de la clase una práctica integradora, no aislada, inculcar valores, como el respeto a los derechos de los demás, tanto en la escuela como en el hogar y en el vecindario. No sólo aprender a defender su derecho a la tranquilidad y a la salud, al aprendizaje, sino que vayan   aprendiendo a respetar a los otros.
You might be interested:  Como Denunciar A Una Escuela Privada?

El tema de la contaminación acústica es parte de la educación ambiental. Hay docentes conscientes, pero algunos se preguntan, ¿cómo hacerlo? La capacitación es necesaria. Y las condiciones. No basta estar conscientes, también hace falta la educación de la voz. ¿Qué les parece un paseo por la escuela para constatar en qué ambiente sonoro nos desenvolvemos? .

¿Qué implementos podemos utilizar para que no nos afecte el ruido?

Los protectores auditivos son equipos de protección individual (EPI) que, debido a sus propiedades para la atenuación de sonido, reducen los efectos del ruido en la audición, para evitar que un ruido excesivo llegue al oído interno y produzca un daño.

¿Cómo prevenir el ruido en el trabajo?

✓ Ubicar los equipos ruidosos en estancias independientes. ✓ Alejar los fuentes con mayores niveles de ruido de los puestos de trabajo. ✓ Instalar apantallamientos y cerramientos acústicos. ✓ Utilizar equipos de protección individual, orejeras y tapones, que cumplan la norma UNE EN 352-1 y 352-2, respectivamente.

¿Cómo callar a un grupo de alumnos?

¿Cómo reducir el eco en un salón?

¿Cómo reducir el ruido en los oídos?

¿Cómo afecta el ruido en el aprendizaje de los niños?

El ruido y los niños Federico Miyara Quienes vivimos en las grandes ciudades estamos rodeados de ruido, sin que podamos escapar de él. Poca gente es verdaderamente consciente del peligro del ruido. Cuando no es muy fuerte, puede afectarnos lentamente la salud.

Por ejemplo, puede provocarnos alta presión sanguínea, puede alterarnos la digestión o provocarnos estrés. También nos afecta durante el sueño, reduciendo la duración del sueño profundo. Los niños se ven especialmente perjudicados por esto, ya que es durante el sueño profundo que el cuerpo produce las hormonas del crecimiento.

Si el sueño profundo se reduce, también se alterará el crecimiento. Cuando el ruido se vuelve muy fuerte, ya empieza a afectarnos la audición. Un ruido intenso durante un par de horas, puede ensordecernos temporariamente. Si ese ruido se repite y se repite a lo largo del tiempo, el resultado es una disminución definitiva de la audición, o sordera.

Esto sucede aunque lo que se esté escuchando sea música. Así, el que acostumbra escuchar la música fuerte, por ejemplo el que asiste a bailes o fiestas en las que el volumen de la música sea muy fuerte, o el que escucha un walkman durante varias horas por día, está expuesto al riesgo de daño auditivo prematuro.

Es importante saber que los efectos del ruido son acumulativos. Además de afectarnos directamente la salud, el ruido nos impide comunicarnos por medio de la palabra hablada. Esto perjudica muy especialmente a los niños, ya que les impide comprender las palabras nuevas o más difíciles, dificultando el aprendizaje.

  1. También interfiere con la concentración necesaria para realizar actividades intelectuales como la resolución de problemas matemáticos o la memorización de hechos o nombres;
  2. Por todas estas razones, el ruido es una forma más de contaminación ambiental, a la altura de otras más famosas, como la contaminación del aire o del agua;

Como sucede con toda forma de contaminación, es el hombre el principal responsable, y el único que puede tomar la determinación de revertirla. Lamentablemente, en el caso del ruido, desde todos lados nos llegan mensajes directos o indirectos que favorecen la producción de ruido.

En las fiestas infantiles, por ejemplo, las animadoras estimulan a los niños a responder más fuerte. Aunque lo hagan con buenas intenciones, para impulsar la participación de todos en los juegos grupales, cuando piden “Más fuerte, que no escucho!” están sembrando la semilla del ruido.

Los programas de televisión, especialmente los infantiles, están repletos de sonidos y ruidos de todas clases que no permiten ni un instante para pensar en lo que se está viendo. Lo mismo sucede en el cine, donde el volumen siempre es mayor que el necesario para entender lo que se dice.

El tránsito por las calles de la ciudad es otra fuente permanente de ruido. Los bocinazos, las innecesarias aceleradas a fondo, son todos elementos que contribuyen a empeorar el ambiente acústico. En los clubes, en los bares, en los supermercados, prácticamente en todos lados aparecen parlantes emitiendo música funcional a alto volumen.

El efecto es tan profundo que hay ya muchos especialistas que afirman que la gente se ha vuelto adicta al ruido. Y debe ser cierto, ya que a muchas personas les cuesta dormirse cuando deben hacerlo en ambientes más silenciosos que lo que acostumbran. Cómo mejorar esta situación? El primer paso es tomar conciencia del problema, informarnos sobre los perjuicios y peligros del ruido, el más invisible de los contaminantes.

You might be interested:  Que Carreras Hay En La Escuela Militar Para Mujeres?

El segundo paso es tomar acciones individuales que permitan reducir el ruido total. Por ejemplo, no gritar si no es imprescindible, no golpear cosas inútilmente, no escuchar la música o el televisor más fuerte que lo necesario para comprender lo que se escucha.

El tercer paso es asumir un papel socialmente más activo en la lucha contra el ruido. Por ejemplo, pedir amablemente que bajen el volumen en un lugar público si la música está demasiado fuerte, o enviar cartas a los responsables municipales de hacer cumplir las reglamentaciones sobre ruido.

El próximo 12 de abril tendrá lugar el Día Mundial de la Conciencia sobre el Ruido, que viene celebrándose desde hace 5 años. Ese día será un día importante para reflexionar acerca del ruido, y entre las actividades previstas está el envío de cartas a las autoridades locales, provinciales y nacionales pidiendo soluciones al problema de la contaminación por ruido.

Otra actividad es la de efectuar un minuto de absoluto silencio entre las 14:15 y las 14:16, para apreciar lo que significa aunque sea un minuto sin contaminación sonora. E-mail: [email protected] unr. edu. ar Arriba Home Rincón de los Niños Biblioteca Virtual.

¿Cómo afecta el ruido para lograr un buen hábito de estudio y mencioné sus implicaciones?

El origen de los ruidos en el ambiente de estudio – Lo ideal, por supuesto, es que haya silencio a la hora de estudiar. Más allá de si tu costumbre es estudiar con música, la televisión o la radio de fondo. El problema aparece cuando fuertes ruidos externos se meten en el área de estudio y te provocan distracción al estudiar o directamente no te dejan dormir, especialmente por la noche. Entre los ruidos molestos que te pueden invadir se encuentran los siguientes:

  • Ruido generado por el tránsito de vehículos de la calle. O por el tren, si pasa cerca.
  • Gritos provenientes también de la calle.
  • Ladridos de perros vecinos.
  • Sonidos molestos de vecinos (discusiones o música a alto volumen)
  • Mecanismos cercanos. Por ejemplo: abrir y cerrar de puertas. Ruidos de ascensor, si vives en un edificio. O de cañerías que están en las paredes.
  • Turbinas de avión si vives en una zona cercana a un aeropuerto o a una ruta aérea. (En las ciudades grandes es más común de lo que parece)

Los ruidos generan distracciones y no te permiten concentrarte en el estudio. Por supuesto, puede haber muchos más y de todo tipo. Sufrí este problema durante varios años sin darle demasiada importancia. Mi ambiente de estudio daba a una calle bastante concurrida. Frente a mi casa había un depósito del cual de manera continua (incluso a altas horas de la noche) entraban y salían camiones.

¿Cuáles son los efectos del ruido en las personas?

Efectos del ruido – El nivel de ruido recomendado por la OMS para garantizar una buena salud y bienestar es de 65 dB. Si la exposición es superior a 85 dB,  ya hay riesgo de pérdida auditiva crónica. Mientras que si la exposición se repite en el tiempo y por encima de 100 dB, hay riesgo de pérdida inmediata.

La pérdida de audición, hipoacusia, inducida por el ruido, conocido también como traumatismo acústico (agudo o crónico), es un problema de salud que se incrementa con el avance de la civilización. Por ello el ruido se engloba dentro del término contaminación acústica.

El traumatismo acústico agudo se produce cuando hay una exposición a un ruido único de muy corta duración pero de muy alta intensidad, son los llamados ruidos de tipo impulsivo (una explosión, disparos, petardos…). También puede producirse por determinados ruidos industriales o los generados en discotecas o conciertos.

Por su parte, el traumatismo acústico crónico , llamado también daño auditivo inducido por el ruido, es la pérdida auditiva continua, permanente y acumulativa, de origen neurosensorial, que se desarrolla  de forma gradual a lo largo de los años, como consecuencia de la exposición a niveles perjudiciales de ruido ambiental o laboral, de tipo continuo o intermitente, de intensidad relativamente alta.

Al principio, la lesión del oído interno y la pérdida de audición pueden ser temporales, durando minutos, horas o días, pero si  la exposición es repetitiva, la lesión del oído interno puede producir una pérdida auditiva permanente. Así, en una primera fase la sordera es moderada, solo de frecuencias agudas y se puede revertir.

  • Sin embargo, después el daño auditivo se hace permanente e irreversible afectando también a las frecuencias medias y las bajas llegando a presentar una sordera severa;
  • Así es como el ruido afecta a la audición, dificulta la comunicación y produce otros efectos negativos sobre la salud: incrementa el riesgo de enfermedades cardiovasculares, produce insomnio, genera estrés y problemas psicológicos, dificulta el aprendizaje al disminuir la capacidad de atención y concentración e incluso la memoria y la motivación;

Tantos son sus efectos que la OMS alerta de que por culpa del ruido, los europeos pierden 1. 6 millones de años de vida saludable..

¿Cuánto ruido hay en un salón de clases?

CONTAMINACION AUDITIVA  El sonido colectivo de la voz humana es uno de los mayores problemas que originan ruido en las escuelas. El ruido de múltiples voces es significativamente más alto, que el de los objetos de trabajo; por ejemplo máquinas de escribir, instrumentos musicales, etc. Los alumnos de forma natural, hablan alto entre ellos tanto individual como en grupo. Los sonidos y los gritos llegan a exponer a alumnos y profesores a niveles peligrosos de ruido, alcanzando alrededor de 130 d. Los profesores tratan de modular su voz, dependiendo del nivel de ruido que exista de fondo. El problema radica en que los alumnos y los profesores intentan hacerse oír al mismo tiempo, en lugar de mantener el ruido al mínimo y hablar por uno por uno. Cuando varios niños hablan a la vez, van elevando las voces para hacerse oír, empeorando enormemente las condiciones del aula.

Cabe recordar, que los oídos humanos toleran un nivel de ruido entre 60 y 70 decibeles (dB), sin que esto cause algún daño auditivo. Sí la intensidad llegara a aumenta a más de 100 decibeles, la agresión auditiva resultará molesta e irritante; con el transcurso del tiempo, se convierte en un daño auditivo permanente.

Es importante mencionar que el ruido que se genera en el salón de clases, se ve reflejado en el comportamiento de los niños. El doctor Miguel D´Urzo, miembro de la Federación de Otorrinolaringología, Cirugía, Cabeza y Cuello, A. (FESORMEX), comenta al respecto: “En una clase escolar normal, la voz del profesor es de 20-30 dB sobre el nivel de ruido de fondo.

Cuando el nivel de fondo es mayor a los 33dB, el nivel de la voz del profesor llega a ser de 50 ó hasta 60 dB. En cuanto más alto sea el ruido de fondo, más alto deberá hablar el profesor, y como consecuencia, hace que aumente el ruido de fondo.

Ese es el verdadero problema de un salón de clases”. En los últimos años, se han realizado estudios para observar cuál es la media del nivel de ruido real que se generan dentro de las aulas. Por ejemplo, en Suecia se llevo a cabo un estudio durante tres días en tres aulas de la escuela Uppsala. Gracias a este tipo de estudios, se han podido determinar ciertas mediciones de niveles medios de ruido de fondo que se generan en las escuelas, principalmente los salones de clases:

  • Una Clase normal con 17 alumnos, realizando un trabajo de grupo, genera un nivel de ruido de fondo entre 45 y 50 dB.
  • Un aula con 11 estudiantes poco disciplinados, trabajando en grupo, el nivel de ruido de fondo es de 60 y 65 dB.
  • Niños sacando piezas de lego de una caja, el nivel de ruido de fondo es alrededor de 103 dB.
  • Dos niños hablando de juguetes, medido a una distancia de 2 metros entre cada uno, hay un nivel de ruido de fondo alrededor de los 78 y 82 dB.
  • El timbre del pasillo, valor máximo medido desde una distancia de 2 metros, se origina un nivel de ruido de 115 dB.
  • Clase de música, siendo el ruido de fondo la música y con niños hablando, el nivel de ruido es de 138 y 148 dB.
  • Clase de cocina con alumnos hablando y cocinando, hay un nivel de 110 hasta 120 dB.
  • Clases de taller de madera con alumnos hablando y trabajando, sin herramientas eléctricas, logra un nivel de ruido entre 78 y 90 dB. Demasiado ruido en el colegio, agota la energía de los alumnos. Los niños se cansan, pierden la concentración, se estresan y tienen problemas para oír lo que se dice durante la clase. Algunos niños se van directamente a dormir después del colegio por agotamiento.
    1. Aquí se observó, que la media de nivel de ruido alcanzó cifras de 80 decibeles; nivel en que los empleados de una fábrica están obligados a utilizar protectores auditivos;
    2. Se enfatizó que los escolares deberían están expuesto a niveles de sonido entre 65 y 75 dB para evitar dañar su capacidad auditiva;

    Otros efectos que origina la exposición a un nivel de ruido alto durante largo tiempo, es el aumento de la presión sanguínea y la acumulación en el cuerpo de hormonas de estrés. Los médicos especialistas de otorrinolaringología de FESORMEX, señalan que existen varias alternativas viables para controlar el ruido en el salón de clases: 1.

    Poner especial atención al cuidado de la audición de los niños durante las horas que se asisten a la escuela. Los maestros deben enseñar a modular la voz a los niños, con el fin de evitar los gritos dentro de salón de clases.

    Durante las horas de trabajo individual, se sugiere que los niños utilicen protectores auditivos; con el fin de evitar que escuchen el ruido ambiental que se genera en el resto de la escuela y aumentar la atención. Acondicionar las aulas con materiales y muebles que amortigüen el ruido.

    Se recomienda que todos los niños y niñas sean revisados por un especialista en otorrinolaringología, por lo menos una vez al año; permitiendo con ello, descubrir alguna anomalía en sucapacidad auditiva del menor y pueda ser atendido lo más pronto posible.

    Alejar a los niños de la contaminación ambiental y el ruido que se genera en el salón de clases, cumple con el fin de proteger uno de sus órganos más importantes y sensibles que son LOS OIDOS. Hoy puedes escuchar, pero sin cuidados y con el transcurso del tiempo, la calidad auditiva diminuirá y al mismo tiempo, aumentarán las posibilidades de entrar al mundo del silencio: LA SORDERA.