Como Enseñar Derechos Humanos En La Escuela?

Como Enseñar Derechos Humanos En La Escuela
El fin de semana se dio a conocer que el ahora exministro de Cultura se refirió al Museo de la Memoria como un «montaje». Frente a esto, cabe preguntarse: ¿cómo estamos formando a los estudiantes en ciudadanía? ¿Aprenden sobre DD. HH? Acá te mostramos algunas prácticas pedagógicas para educar al respecto. Como Enseñar Derechos Humanos En La Escuela –> El fin de semana se dio a conocer que el ahora exministro de Cultura se refirió al Museo de la Memoria como un «montaje», dichos que fueron criticados desde distintos sectores y que le costaron el cargo. Frente a esto, cabe preguntarse: ¿cómo estamos formando a los estudiantes en ciudadanía? ¿Aprenden sobre DD. HH? Acá te mostramos algunas prácticas pedagógicas para educar al respecto. Conocer y entender qué son los Derechos Humanos (DD. HH), sobre todo a temprana edad, es crucial para vivir en una sociedad respetuosa, donde se valore la diversidad de sus integrantes y no se repitan algunos horrores históricos.

  1. En este sentido, el 2016 se creó el Plan de Formación Ciudadana, ley que busca que las comunidades educativas impulsen planes que contengan acciones específicas para abordar la formación ciudadana en distintas etapas de la vida escolar;

Por otro lado, a comienzos de este año el Consejo Nacional de Educación (CNED) aprobó la asignatura de Educación Ciudadana para todos los estudiantes de tercero y cuarto medio, “con un énfasis en la consolidación de los conocimientos, habilidades y actitudes necesarias para que exista una ciudadanía crítica, informada y participativa”, según explica Alejandra Arratia, directora Ejecutiva de Educación 2020.

La formación sobre DD. HH en Chile y Latinoamérica es preocupantemente deficiente. Este año un estudio desarrollado por la Asociación Internacional para la Evaluación del Logro Educativo (IEA) señaló que el 57% de los niños de 8° básico aprobaría una dictadura.

Esto se suma a una investigación realizada por Abraham Magendzo, Premio Nacional de Educación, que revela que sólo un 50% de los profesores de Historia en Chile trabaja contenidos sobre DD. HH. Los recientes dichos del exministro de las Culturas, Mauricio Rojas, quien se refirió al Museo de la Memoria (espacio que muestra las violaciones a los Derechos Humanos causadas durante la Dictadura) como un “montaje”, vuelven una vez más a poner sobre la mesa la necesidad de educar de manera pertinente sobre la materia.

  1. Aquí entregamos 7 prácticas pedagógicas para formar en Derechos Humanos: 1;
  2. Vivir experiencias más que pasar materia sobre DD;
  3. HH;
  4. Más allá de enseñar en las escuelas aspectos de Formación Ciudadana y qué son los Derechos Humanos, es importante que también los estudiantes vivan experiencias que les ayuden a interiorizarlos mejor;

Según Arratia “la evidencia muestra que, cuando aprendes habilidades de Formación Ciudadana, se entiende más si es que vives la experiencia. Por eso las escuelas deben contar con un plan que plasme cómo es ser un buen ciudadano o ciudadana, por ejemplo, teniendo un Centros de Alumnos que permita que los estudiantes participen y construyan democracia”.

  • – Abordar los DD;
  • HH en todas las asignaturas Todas las asignaturas, de una u otra manera, deberían abordar los Derechos Humanos;
  • “Existen violaciones a gran escala, pero también micro violaciones que se pueden encontrar en la convivencia escolar y que son importantes de abordar en la sala de clases”, sostiene Arratia;

En este sentido, explica que, por ejemplo, en una clase de Biología, “los temas de salud y nutrición se podrían vincular con el respeto de derechos básicos, como la alimentación y la salud”. O en Matemática, se podrían hacer análisis estadísticos respecto a la eficiencia del Estado en la protección de estos derechos.

Promover las expresiones artísticas para tratar la materia Es importante que los estudiantes sean los protagonistas en las actividades que se realicen, para que construyan su propio aprendizaje y, en el futuro, sean activos frente a temas relacionados a los Derechos Humanos.

En este sentido, son buenas alternativas las dramatizaciones, las fotografías, los juegos de roles u otras intervenciones artísticas, todas actividades que facilitan el ejercicio de “ponerse en el lugar” de las personas que sufren o han sufrido violaciones de sus derechos.

Realizar debates para discutir sobre temas de Derechos Humanos Los debates también son una buena opción para promover una postura más activa frente a la temática. Por su estructura, permite que los estudiantes reconozcan las diversas posturas sobre un tema y desarrollen habilidades de problematización.

También ayudan a que adopten una postura más informada sobre una situación determinada, pero al mismo tiempo valoren el derecho de opinión de quienes piensan distinto. Enseñar que la memoria es un acto de reparación a las víctimas La preservación de la memoria es un llamado a la paz y a valorar la persona humana.

Es una forma de promover una reflexión de presente y futuro para evitar la repetición de hechos tan graves como los vividos, y valorar la democracia. Para abordar el periodo de la Dictadura se debe hablar con claridad: recalcar lo ilegítimo de tomar el poder por la fuerza y no justificar ni aceptar ningún tipo de crimen de lesa humanidad.

Asimismo, se debe promover la importancia de trabajar para mejorar la convivencia social, “entendiendo que hoy existe una institucionalidad, donde nos podemos encontrar y conversar acerca de las diferencias que tenemos como país”, dijo Arratia. Fortalecer ambientes de enseñanza y aprendizaje más respetuosos Es fundamental que la escuela promueva un ambiente educativo donde prime el respeto y la valoración por la diversidad, desde la convicción de que todas las personas tienen los mismos derechos más allá de sus particularidades.

Los DD. HH. no sólo tienen que ver con la Dictadura: tienen que ver con la valoración de la persona, independiente de su lugar de origen, su orientación sexual, su convicción política, entre otras. La directora de Educación 2020 precisa que se deben repensar las prácticas más cotidianas en las escuelas, creando, por ejemplo, espacios para reconocer las diferencias.

Recurrir a las historias familiares y a lugares históricos Por último, Arratia explica que es importante que también se enseñe sobre DD. HH a partir de la experiencia histórica de las propias familias de los estudiantes, lo que se podría intencionar en clases de Historia, Lenguaje y Filosofía.

Agrega que es recomendable que se realicen salidas pedagógicas a lugares que se relacionan con DD. HH. , como el Museo de la Memoria. “Este espacio busca reconocer, recordar y reparar el daño cometido a las personas.

Estos lugares son para mantener vivos los testimonios y para asegurarnos de que nunca más exista un quiebre democrático, por lo cual es recomendable que sean visitados por los estudiantes”. Como Enseñar Derechos Humanos En La Escuela Como Enseñar Derechos Humanos En La Escuela Como Enseñar Derechos Humanos En La Escuela Suscríbete y recibe diariamente en tu correo el resumen de prensa sobre educación Suscríbete .

Contents

You might be interested:  Que Esperar De Una Escuela Preescolar?

¿Cómo se promueve la enseñanza de los derechos humanos en el colegio?

Para promover los derechos humanos, las instituciones nacionales podrán dedicarse a: Informar y educar acerca de los derechos humanos ; Fomentar el desarrollo de valores y actitudes que respalden los derechos humanos. Alentar las medidas que permitan defender los derechos humanos para que no se violen.

¿Cómo enseñar a los niños los derechos humanos?

Como enseñar los derechos humanos en las escuelas

Relatos y cuentos cortos para enseñar derechos humanos a los niños – Seleccionar cuentos breves o relatos no muy extensos que describan una historia relacionada con los derechos humanos, es un buen recurso para enseñarlos. Así, el maestro puede leer a los alumnos cuentos en los que se vulneren derechos humanos, como el acceso a la educación o a la vivienda.

¿Cómo ser docente en el marco de los derechos humanos?

Educar vs instruir – ¿Quién no recuerda esa extraordinaria frase de Sigmund Freud “Hay tres tareas imposibles: gobernar, educar y curar”?. Tal vez esta frase de Freud nos ayude, en el caso concreto de los educadores, a no sentirnos omnipotentes y dueños absolutos de las soluciones y de recetas mágicas que transformen la humanidad para, con humildad, disponernos a realizar lo posible , a pesar de que a veces nos parezca imposible.

Vale la pena recordar a nuestros viejos maestros universitarios que nos decían que educar es distinto a instruir. Tal vez lo que nos está sucediendo –y lo podemos ver al observar el abismo entre teoría y práctica, entre la propuesta de los derechos humanos y las realidades que vivimos- es que hemos dedicado nuestros esfuerzos a instruir, a transmitir conocimientos, a construir grandes edificios conceptuales … Recuerdo, a propósito de esto, las veces que los maestros con los que trabajamos representan las formas o maneras como ellos y ellas enseñan a conocer los derechos humanos a los niños y jóvenes en nuestras escuelas, representaciones de clases -y exámenes- sobre la declaración universal de los derechos humanos, o sobre la declaración de los derechos de los niños y las niñas, y encontramos que éstas se realizaban con un palo o regla en la mano para golpear al niño o niña distraída, o un lapicero rojo, listo para poner un gran “0” al asustado alumno que no es capaz de repetirlos de memoria o a quien, por el susto, la mente se le ponía en blanco.

Luis Pérez Aguirre, ese extraordinario educador uruguayo que tanta falta nos hace a los que pretendemos ser educadores en derechos humanos, decía “será siempre un camino errado acercarse al acto educativo desde una teoría o desde una doctrina. Para que la acción educativa sea eficaz, para que no se desoriente o se pierda por el camino (largo y arriesgado), deberá partir, no de una teoría, sino de una experiencia, de una situación ajena sentida como propia.

El primer movimiento pasa entonces por la sensibilidad del “corazón”………. Es necesario afirmar este principio de la sensibilidad, porque venimos desde hace siglos, embarazados de una nefasta influencia cultural que nos desvió calamitosamente del corazón” 2 También decía “Estamos afirmando algo , que para el educador es fundamental: que en el origen no está la razón, sino la pasión… Y que la misma razón actúa movida, impulsada por el eros que la habita” 3 Educar en derechos humanos es imposible , si se plantea hacerlo desde la fortaleza inexpugnable del que se considera superior a los otros, desde el castillo de una autoridad mal entendida, asumida como autoritarismo, como fuerza y como poder.

Para ser educadores en derechos humanos y en democracia no basta que tengamos ideas claras o conocimientos teóricos sobre estos temas, es fundamental cumplir con una serie de condiciones indispensables que son, entre otras: el sentirnos afectivamente convencidos de su decisiva utilidad para la construcción de una sociedad más humana; que nos comprometamos afectivamente tanto con el proyecto de sociedad que queremos construir como con las personas con las que trabajamos; que creamos en su capacidad de impacto transformador en las vidas de las personas; que tengamos fe en que todos los seres humanos, hasta el último día de nuestras vidas, podemos cambiar, podemos ser mejores personas, mejores sujetos, mejores humanos.

  • Los educadores en derechos humanos debemos revisar a fondo nuestros pensamientos, sentimientos y actitudes;
  • Esto implica desarrollar la capacidad de mirarnos a nosotros mismos críticamente y la disposición a cambiar aquellos pensamientos, sentimientos o actitudes que hemos ido asimilando en nuestro propio proceso de formación y que son un obstáculo no sólo para lograr nuestro propio desarrollo integral, sino que también son un obstáculo para el desarrollo de las personas que nos rodean, con las que vivimos o con las que trabajamos;

Debemos superar, también, la manía de concentrar la enseñanza-aprendizaje en la palabra y en lo “razonable”. Tenemos que superar la tendencia de racionalizar las cosas y de bloquear la expresión de los sentimientos, asumiendo conscientemente que es imposible bloquearlos, ya que los sentimientos son, en definitiva, los que nos impulsan al interés y a la acción.

Los educadores debemos reconocer que estamos más acostumbrados a “pensar” que a sentir, y, lo que es más grave, a ser conscientes de lo que sentimos. “La tragedia de muchos educadores es que han buscado eliminar la compasión y el dolor, educar, no desde el corazón sensible que encuentra los medios pedagógicos adecuados, sino desde otras “razones” y lo único eficaz que han encontrado es anestesiar la lucidez y profundidad del corazón para no sentirlo.

”  4 Los educadores, que queremos asumir conscientemente nuestra misión , que reconocemos la importancia de nuestro rol y que estamos comprometidos con nuestra opción de ser promotores de los derechos humanos, debemos generar las condiciones que nos ayuden a facilitar el desarrollo de personalidades equilibradas, libres y autónomas, tanto porque esto es un derecho fundamental que tenemos todos los seres humanos, como también porque sólo los hombres y las mujeres libres, autónomos y equilibrados, serán capaces de vivir en el respeto activo a los derechos humanos.

  • Si este es nuestro objetivo, entonces tenemos la obligación de buscar, de manera permanente, diferentes técnicas de enseñanza-aprendizaje que nos ayuden a cumplir mejor nuestro papel;
  • “En pedagogía, la teoría es el método;

Aún cuando se cuente con valiosos contenidos, si no se los pone en juego dentro de un método rico en expresión y comunicación, no se llega muy lejos”. 5 Pérez Aguirre también nos decía, “Ser educador será eso, hacerse y convertir a los demás en vulnerables al amor.

  • Transmitir actitudes nuevas y transformar las realidades injustas sólo se puede hacer desde esa misma vulnerabilidad, donde el amor se vive seria y naturalmente;
  • Porque será inútil decir que no mentimos, habrá simplemente que decir la verdad, ser veraz;

Lo eficaz no será predicar la justicia y la tolerancia, sino ser simplemente justos y tolerantes” 6.

¿Qué acciones prácticas puedes hacer para que los niños en tu clase sepan y defiendan sus derechos?

¿Cuáles son los hábitos de los derechos humanos en el salón de clases?

9 Marzo, 2015 a las 11:13 pm #1676 Es común hablar sobre los derechos humanos y la importancia de promoverlos, pero ¿cómo podríamos ejercitarlos en el aula?¿Qué podríamos hacer para poner en práctica en la clase algunas ideas en torno a este tema? 11 Marzo, 2015 a las 10:15 am #1683 Hola.

A mí me gustaría compartir un artículo sobre la práctica educativa de derechos humanos. Si bien está pensado para nivel primaria, creo que puede darnos una idea, al menos plantear las problemáticas de la práctica docente respecto a la enseñanza de los derechos humanos e ideas para integrarlos y ejercerlos en el aula.

You might be interested:  Cuantos Años Son En La Escuela Militar?

¡Saludos! http://revistadefilosofia. com/13-13. pdf 11 Marzo, 2015 a las 6:37 pm #1684 Muchas gracias @yeyetzicardiel ,es un documento muy bien fundamentado. 11 Marzo, 2015 a las 7:39 pm #1685 Acá dejo también el texto “La Educación en Derechos Humanos” del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM: http://www.

juridicas. unam. mx/publica/librev/rev/derhum/cont/31/pr/pr25. pdf 13 Marzo, 2015 a las 1:14 am #1693 Me gustó mucho el artículo @yeyetzicardiel y justamente mi respuesta al debate va en la misma línea de la autora.

Una manera de promover los derechos humanos en el aula es respetar a los alumnos, darles la oportunidad de participar en clase, consultarlos para tomar decisiones que les atañen y tratar de que el ambiente sea de equidad. De manera que los valores que se promueven en los derechos humanos no se queden en el discurso, sino que se lleven a la práctica tanto por el docente como por los estudiantes.

  1. 16 Marzo, 2015 a las 11:03 am #1699 Concuerdo contigo, @malinalli , la enseñanza teórica de los derechos humanos habría de ir acompañada de su ejercicio, y en el artículo se dan varios ejemplos que pueden servir para concretizar su práctica en el aula;

¡Saludos! 17 Marzo, 2015 a las 1:16 pm #1701 Creo que un punto muy sencillo es recordar que anteriormente los maestros podían ejercer violencia física o psicológica en los alumnos; lo cual se ha ido reglamentando de un tiempo para acá; ¿ese es un buen ejemplo no creen? @yeyetzicardiel @malinalli @karlaalday 17 Marzo, 2015 a las 9:41 pm #1703 Creo que es un buen ejemplo el que propone @lecontrefacteur ¿Por qué una educación con golpes representa una violación a la dignidad humana? ¿Las generaciones pasadas aprendieron a través de la humillación? 18 Marzo, 2015 a las 9:18 pm #1707 Gracias, profesores.

Bueno, la verdad es que a mí todavía me tocó que las maestras y los maestros golpearan y humillaran y pienso que eso traía consecuencias muy nocivas, ¿A ustedes cómo les fue en la escuela? 19 Marzo, 2015 a las 12:10 pm #1710 @karlaalday uy yo tuve una maestra de primaria con la que tuve muchos conflictos, tal vez podría catalogar como acoso pero nunca vi maltrato físico en ningún momento; lamentablemente estas cosas siguen sucedienco; el punto es que actualmente se pueden denunciar de manera oficial así como puede haber una evidencia de esto en redes (para bien y para mal).

19 Marzo, 2015 a las 9:32 pm #1713 Es cierto, @lecontrefacteur , pero, a pesar de que hoy hay más elementos para defenderse del acoso, siguen dándose casos en que los maestros, lejos de frenar el acoso entre los alumnos, participan de él. ¿Por qué será que a veces nos enganchamos con ciertos estudiantes? 19 Noviembre, 2015 a las 4:05 pm #2705 Hola Maestros, con el placer de saludarles y decearles el mejor de los dìas.

  • Totalmente de acuerdo con lo que nos han mencionado, y retomo el tema de los derechos dentro del aula, en mi experiencia me ha funcionado publicar reglas claras y votadas a favor y en contra para darles un toque de democracia, por ejemplo para no meterme en problemas con una de las necesidades bàsicas del ser humano, pongo como regla : “Todos tienen derecho a salir al baño, aùn sin solicitar el permiso”, con la condiciòn que lo hagan en silencio y que al regresar lo hagan de la misma forma para no interferir en el desarrollo de la clase;

Otra que me funciona y que todo el grupo procura defender es “el derecho a opinar de manera diferente y no imponer ideas”. Menciono esto porque para mi ha sido una parte negativa cuando curse primaria y secundaria, donde mis profesores hacian su santa voluntad incluso hasta llegar al insulto y a la denigraciòn del alumno.

Pero al igual que ustedes tambièn opino que los maestro debemos de reeducarnos en y autocriticarnos en nuestros quehacer docente y tener diposiciòn al cambio, porque hoy observo a algunos de mis compañeros que señalan “Los Alumnos no quieren entender”, y los castigo dejandoles tareas.

En lo personal opino que las tares no desarrollan competencias, ni tampoco desarrollan habilidades, pero si quitan responsabilidad al docente. En conclusiòn creo que algunos maestros se enganchan con otros porque es una forma de no enfrentar una responsabilidad de diseñar estrategias para atender a algunos alumnos etiquetados como “problema” 20 Noviembre, 2015 a las 9:43 am #2707 Profesor @2ramoncastro me parece muy buena idea el reconocerle a los alumnos su derecho a ir al baño sin avisarle al profesor, así como a tener una opinión diferente.

En ocasiones me parece que los profesores toman medidas de vigilancia más fuertes porque consideran que al otorgarle un poco de libertad a los alumnos, éstos aprovechan para “hacer de las suyas”: tomar asistencia, salirse al baño y regresar al final de la clase.

Aquí en el Distrito Federal, los alumnos del Colegio de Bachilleres y de las preparatorias de la UNAM no utilizan uniforme, además las puertas de los planteles están abiertas para que los alumnos decidan a qué hora llegan y a qué hora se van. Esto representa un cambio muy importante en su formación, pues la mayoría de ellos proviene de secundarias tradicionales en las que el uniforme es obligatorio y la entrada y la salida está determinada por un horario.

Me parece que está bien que fomentemos el uso responsable de la libertad de elección de los adolescentes. Es normal que al principio quieran jugar con esa libertad: fumar en el plantel o salón de clase, no entrar a clase e irse con sus amigos a cotorrear, etc.

Pero todo eso es parte de su aprendizaje. Normalmente yo los invito a que disfruten de su libertad, pero que no dejen de pensar en las consecuencias de sus actos. Por último, creo que el respeto a la clase no sólo se logra con mano dura, sino que también existen métodos igualmente efectivos para el control de grupo, por ejemplo, el reconocimiento de los intereses de los alumnos y un gusto por los temas de la asignatura y la impartición de clases.

20 Noviembre, 2015 a las 5:01 pm #2709 @paolarochonherrera , @2ramoncastro , Gracias por compartir algunas de sus prácticas. Pienso que son acciones muy concretas que podrían parecer simples, pero que ayudan a desarrollar ciertas actitudes importantes para la vida.

Por cierto, hay una tesis de Maestría donde una profesora explica cómo le fue cuando dejó a sus alumnos de EMS hacer su propio reglamento, aquí la pongo: http://132. 248. 195/ptb2011/octubre/0673666/Index. html 10 Octubre, 2016 a las 10:55 pm #4148 Hola profesores, encontré una nota de periódico que expone el caso de un profesor de la escuela Secundaria Técnica No.

61 del municipio de San Martín Texmelucan de Puebla, que utilizaba sellos con frases como “Por eso México no prospera” y “Eres una vergüenza para tu familia” para “motivar a sus alumnos” cuando sacaban malas calificaciones.

http://municipiospuebla. mx/nota/2016-04-26/san-mart%C3%ADn-texmelucan/profesor-humilla-con-sellos-estudiantes-de-secundaria-en ¿Qué opinan de este caso?.

¿Qué tipo de enseñanza es la de los derechos humanos?

En este sentido, la educación en derechos humanos implica no sólo enseñar y aprender los derechos humanos sino también en pro de los derechos humanos ; su función primordial es dar a las personas los medios necesarios para defender sus propios derechos y los de los demás.

¿Cómo explicar los derechos de los niños?

Derechos de los niños: Derechos Humanos – Los derechos del niño son derechos humanos, es decir que buscan proteger a los niños como los seres humanos que son. Por tratarse de derechos humanos, los derechos de los infantiles están constituidos por garantías fundamentales y derechos humanos esenciales.

  • Los Derechos del Niño consagran las garantías fundamentales para todos los seres humanos: el d erecho a la vida , el principio de no discriminación y el derecho a la dignidad a través de la protección de la integridad física y mental (protección contra la esclavitud, tortura y malos tratos, etc.
  • Los Derechos del Niño son derechos políticos y civiles , tales como el derecho a una identidad , que incluye el derecho a una nacionalidad.
  • Los Derechos del Niño son derechos económicos, sociales y culturales , tales como el derecho a la educación , el derecho a una calidad de vida digna, Derecho a la Salud, etc.
  • Los Derechos del Niño incluyen también derechos individuales : el derecho a vivir con los padres, el derecho a la educación , el derecho a la protección , etc.
  • Los Derechos del Niño incluyen también derechos colectivos : derechos para niños refugiados y discapacitados, niños que pertenecen a grupos minoritarios.
You might be interested:  Cosas Que Hay En La Escuela?

¿Cuáles son las actividades que se realizan el día de los derechos humanos?

El 10 de diciembre de 1948, la Asamblea General de las Naciones Unidas firmó la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Este documento declarativo está formado por 30 artículos en los que se recogen los derechos humanos considerados básicos; como el que dice que “toda persona tiene los derechos y libertades proclamados en esta Declaración, sin distinción alguna de raza, color, sexo, idioma, religión, opinión política o de cualquier otra índole, origen nacional o social, posición económica, nacimiento o cualquier otra condición”.

¿Cuáles son los tres derechos humanos más importantes?

¿Qué elementos pedagógicos y didácticos se tienen en cuenta para la educación en derechos humanos?

¿Cómo promover y hacer cumplir sus derechos?

¿Por qué es importante que el docente conozca sus derechos?

Como Enseñar Derechos Humanos En La Escuela La importancia de defender los derechos laborales docentes…. Que tema… tan amplio y controvertido… no ? Parecería que los derechos de docentes y alumnos son contrapuestos porque siempre se los analiza en situaciones de conflictividad gremial de reclamo salarial y paro docente… entonces enfrentamos el derecho a peticionar del docente el derecho a huelga,  con el derecho a estudiar… Pero en definitiva… defender los derechos laborales docentes, no es contribuir a mejorar también la tan mencionada y enarbolada últimamente calidad educativa? Porque… que un docente trabaje mejor… no redunda automáticamente en que un alumno aprenda mejor ? Se puede estudiar y sobre todo “aprender” en malas condiciones laborales docentes? Si un docente reclama porque hay aulas sin vidrio y trabaja con frío… no hay también un alumno con frío? Si un docente reclama por falta de comida en un comedor escolar, no esta reclamando para que sus alumnos no estudien con hambre? Si un docente recorre un camino en mal estado para llegar a la escuela, no hay también alumnos que corren riesgo para llegar a la escuela? Si un docente reclama por su salario… no esta reclamando también que sus alumnos tengan enfrente un profesor descansado, que haya preparado con tiempo sus clases, vestido y calzado con dignidad para presentarse a trabajar en una escuela? Puede un docente trabajar en un ambiente violento? Puede un alumno concentrarse y compenetrarse en una clase revuelta por grescas permanentes, en la que alumnos violentos, o adictos o en abstinencia impidan explicar ningún tema o desarrollar ningún proyecto? Se puede enseñar en un aula inundada? Se puede aprender en un aula inundada? “Los derechos de los docentes son también los derechos de los alumnos.

” No hay tal grieta de derechos en la Escuela. Los derechos de docentes y alumnos no son independientes sino que están íntimamente relacionados, no son contrapuestos y no enfrentan a ninguna parte, porque todos los actores escolares comparten un mismo ámbito en el enseñar y aprender.

Luchar por el derecho docente a trabajar en un ambiente con sanas condiciones laborales es luchar por el derecho del alumno a estudiar en un ambiente adecuado y recibir mejor Educación Pero parece que también hay otros derechos que no tienen que ver con los alumnos.

  • Son los derechos de los docentes respecto de su puntaje, de su estabilidad, de los concursos, de la concentración horaria;
  • Y el puntaje, la estabilidad docente, el poder participar de los concursos, también tiene que ver con la calidad educativa;

Un docente que se capacita, en un marco de estabilidad laboral, que enseña en aulas limpias, con pizarrón en condiciones, con libros o tecnología a su disposición, que logra un mejor puntaje para poder acceder a concursos para mejorar su situación laboral, que no es un docente “taxi”, que no tiene que estar exigiendo y reclamando permanentemente por esto en extenuantes movilizaciones o paritarias tira y afloje, en las que finalmente se lo denigra a través de los medios de comunicación masiva y muchas veces desde los niveles mas altos de la política puede dar mejor calidad educativa.

Puede un docente pararse frente a un curso cuando se escucha por la Televisión comentarios del tipo: “los docentes son vagos”, “trabajan 4 horas”, “no se capacitan”, etc? En qué momento de la historia se dejo de cuidar y respetar desde la política a quienes se le confía diariamente la guarda de los menores? Se supone acaso que agrediendo de esa manera al docente se va a conseguir mejorar la cantidad y calidad de las clases y que la infraestructura escolar mejorara mágicamente? Siempre se habla de los derechos de los niños olvidando que los docentes son padres de niños y adolescentes que también concurren a la escuela pública.

Realizar un enfrentamiento social entre el docente que lucha por sus derechos y sus alumnos o las familias es no entender que los derechos de los docentes impactan directamente en los alumnos y en su aprendizaje, que no solo es un tema de CANTIDAD DE DIAS DE CLASE, SINO DE CALIDAD DE DIAS DE CLASE.

Los docentes están luchando y reclamando por los derechos de sus alumnos a aprender en aulas en condiciones, con baños en condiciones, y cuando reclaman por su salario lo hacen porque trabajar con un salario digno, le permite al docente llegar sin agobio por sus problemas económicos a dar sus clases.

Defender los derechos laborales de los docentes no es la lucha de un sector, ya que la vulneración de los derechos docentes terminan resintiendo la sociedad en su conjunto. Existen otras herramientas además de los paros docentes para obtener respuesta a los reclamos? Obviamente que si.

Existe el Dialogo, la clase abierta, los reclamos en la Justicia…pero…la realidad es que con gobernantes con la suficiente insensibilidad humana y social como para dejar escuelas sin vidrios, sin estufas, inundadas, inaccesibles, sin comida, con techos que caen, paredes electrificadas, con violencia en las aulas sin modificar la normativa, con falta de personal especializado en la cantidad suficiente, es difícil pensar que de buena voluntad van a a dar respuesta.

Porque si esa fuera la intención y la Educación tuviera un lugar privilegiado respecto a presupuesto y se la considerara como el medio para lograr los objetivos de la nación respecto de su desarrollo y engrandecimiento, no solo en lo económico sino también en lo cultural, ni siquiera estaría en discusión el tema… Y esta nota sería un sinsentido.

¿Cuál es la relación entre los derechos humanos y la educación?

LA EDUCACIÓN, UN DERECHO HUMANO El derecho a la educación se consigna en la Declaración Universal de Derechos Humanos. La educación elemental y fundamental debe ser gratuita y obligatoria; la instrucción técnica y profesional debe ser generalizada (Art.