Que Significa Epitelio En La Orina?

Que Significa Epitelio En La Orina
¿Debo saber algo más acerca de la prueba de células epiteliales en la orina? – El tracto urinario está recubierto por tres tipos de células epiteliales: células de transición, células tubulares renales (de los riñones) y células escamosas. Si su muestra de orina tiene células epiteliales escamosas, esto puede significar que su muestra tal vez esté contaminada.

¿Cuál es el valor normal de las células epiteliales en la orina?

Examen general de orina

Nombre Valores normales
Leucocitos
Bacterias Ausentes
Células epiteliales planas 3-5 pc
Células epiteliales redondas Ausentes

¿Qué pasa cuando tienes células epiteliales?

Resúmenes – Las células epiteliales ayudan a proteger los órganos; algunas producen moco u otras secreciones. Ciertos tipos de células epiteliales presentan vellos mínimos llamados cilios, los cuales ayudan a eliminar sustancias extrañas.

¿Qué son los epitelios?

Relacionado con las células que revisten las superficies internas y externas del cuerpo.

¿Qué valores indican infección urinaria?

Los pH superiores a 7 pueden sugerir la presencia de bacterias, que alcalinizan la orina, mientras que pH inferiores a 5.5 pueden indicar un estado acidótico en la sangre o enfermedad de los túbulos renales.

¿Cómo saber si hay infección en un examen de orina?

Examen visual – Un técnico de laboratorio analiza el aspecto de la orina. La orina suele ser trasparente. La turbidez o el olor anormal pueden indicar un problema, como una infección. La proteína en la orina puede hacerla parecer espumosa. La presencia de sangre en la orina puede hacer que se vea rojiza o amarronada.

¿Qué nivel de leucocitos en orina es preocupante?

Qué es la leucocituria – Los leucocitos pueden entrar en el tracto urinario, desde el glomérulo o tejido cicatricial que se crea en la zona de filtración del riñón hasta la uretra. Hay que saber qué cantidad de leucocitos es normal en la orina. La respuesta es hasta 2 glóbulos blancos por campo en el sedimento urinario.

  1. Cuando se produce un aumento de 5 o más leucocitos por campo o 10000 células por ml se habla de leucocituria.
  2. Si los glóbulos blancos aumentan hasta 10, hablamos de piuria o presencia de pus en la orina causada por alguna infección en un órgano o lugar del sistema nefro urinario.
  3. Se puede detectar la presencia de leucocitos en la orina a través de una tira reactiva de orina, en la que se conoce al momento el resultado, o con un examen de orina rutinario, más completo.

Para ello se recogen unos 40 o 50 ml de orina del paciente, despreciando el primer chorro para evitar impurezas de la uretra. Después se analiza la muestra en el laboratorio.

¿Cómo se curan las células epiteliales?

Health Argentina, Buenos Aires, Monday, December 19 of 2016, 16:15 Trabajo realizado por científicos del Instituto de Investigaciones Biotecnológicas (IIB-INTECH), dependiente de la Universidad Nacional de San Martín (UNSAM) y del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) CONICET/DICYT En el organismo, mediante el proceso de regeneración de tejidos, todos los días mueren millones de células: nuestro cuerpo es una especie de gran cementerio celular cuyos funebreros son nada más y nada menos que las células epiteliales y las del sistema inmune.

Mediante un proceso fisiológico llamado eferocitosis —término que viene del latín efferre, que significa “enterrar”, “llevar a la tumba”— las células vivas comen y digieren a las muertas, lo que resulta en la regeneración de los tejidos. Científicos del Instituto de Investigaciones Biotecnológicas (IIB-INTECH), dependiente de la Universidad Nacional de San Martín (UNSAM) y del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET), descubrieron que esas células “carroñeras”, cuando realizan el proceso de eferocitosis, también devoran y degradan a la bacteria patógena Pseudomona aeuroginosa (P.

aeuroginosa), que, adherida a las células muertas, es fagocitada junto con ellas. La investigadora independiente del CONICET y directora del equipo de Interacciones Bacteria- Hospedador del IIB-INTECH, doctora Arlinet Kierbel, explicó que una vez que las células epiteliales engullen a las bacterias estas quedan en vesículas intracelulares que luego se funden con los lisosomas y son degradadas: “La importancia de nuestro trabajo es la eferocitosis como mecanismo de internalización y de eliminación de estas bacterias.

  • Concluimos que las mismas son eliminadas porque su número va disminuyendo”.
  • Teniendo en cuenta la potencialidad de las células epiteliales, podría pensarse que el organismo puede eliminar las bacterias en todos los casos y sin ningún tipo de ayuda.
  • Sin embargo, hay indicios de que en los pacientes que padecen fibrosis quística el proceso de eferocitosis está dañado y no funciona adecuadamente.

“La P. aeruginosa es la principal causa de muerte de los pacientes con fibrosis quística. Estas bacterias, una vez que ingresan al organismo, forman biofilms que son muy resistentes a los antibióticos. Los pacientes terminan muriendo a causa del daño pulmonar provocado por la permanencia de esos biofilms a lo largo de los años”, advirtió Kierbel.

  • El descubrimiento del equipo de investigación permite soñar con un posible fármaco para tratar a pacientes afectados con esta enfermedad.
  • El proceso de eferocitosis podría llegar a manipularse farmacológicamente.
  • Es necesario investigar más, pero es posible”, señaló la investigadora.
  • Una bacteria oportunista y mortal La bacteria P.

aeruginosa es un clásico de las infecciones intrahospitalarias. Se trata de un patógeno que no afecta a personas sanas, protegidas con la barrera más resistente que tiene el cuerpo: la piel, que recubre todos los órganos y que, junto con el sistema inmune, impide el ingreso de agentes patógenos.

Pero esta poderosa barrera no es del todo infranqueable: como la más astuta polizona, la bacteria aprovecha las deficiencias epiteliales, como heridas y quemaduras, para colarse en el organismo y comenzar a causar estragos. Los científicos del IIB-INTECH descubrieron, además, que la P. aeruginosa se adhiere preferencialmente a las células apoptóticas (muertas), que fueron removidas de la barrera epitelial.

“Estos hallazgos pueden ayudar a explicar por qué en ciertos contextos la infección por esta bacteria es exitosa. En heridos y quemados hay un número elevado de células muertas, o sea, está aumentado el sustrato de adhesión de la bacteria. Pero, además, en pacientes con fibrosis quística, no solo hay un número exacerbado de células apoptóticas, sino que no funciona el potencial mecanismo de eliminación de la bacteria”, señaló la doctora.

La investigación se llevó a cabo casi íntegramente en el Instituto, donde los científicos trabajaron con modelos de células epiteliales en cultivo a las que infectaron con P. aeruginosa. El equipo de trabajo está conformado por la doctora Arlinet Kierbel (investigadora del CONICET), María Victoria Pepe (becaria UNSAM/CONICET), Darío Capasso (becario de la Comisión de Investigaciones Científicas de la Provincia de Buenos Aires), Paula Arias (estudiante de grado de la UNSAM) y la doctora Valentina Salzman (investigadora del CONICET).

También participaron Jéssica Rossello y Paola Lepanto, del Instituto Pasteur de Montevideo. El estudio se titula “Elimination of Pseudomonas aeruginosa through efferocytosis upon binding to apoptotic cells” y fue publicado recientemente por la prestigiosa revista científica PLOS Pathogens.

¿Qué significa presencia de bacterias en la orina?

Resultados – Un análisis de orina revisa diferentes componentes de la orina, un producto de desecho generado por los riñones, Los valores normales enumerados aquí, llamados límites de referencia, son solo una guía. Estos límites varían de un laboratorio a otro, y su laboratorio puede tener límites diferentes para lo que es normal.

Resultados del análisis de orina

Color Normal: Pálido a amarillo oscuro
Anormal: Muchos alimentos y medicamentos pueden afectar el color de la orina. La orina sin color podría ser causada por una enfermedad de los riñones o por diabetes no controlada prolongadas. La orina de color amarillo oscuro puede ser causada por deshidratación, La orina de color rojo puede ser causada por la presencia de sangre en la orina.
Transparencia Normal: Transparente
Anormal: La orina turbia puede ser causada por la presencia de pus ( glóbulos blancos ), sangre ( glóbulos rojos ), esperma, bacterias, hongo en forma de levadura, cristales, moco o una infección parasitaria, como tricomoniasis,
Olor Normal: Leve olor a nuez
Anormal: Algunos alimentos (como los espárragos), vitaminas y antibióticos (como la penicilina) pueden hacer que la orina tenga un olor diferente. Un olor dulce y frutal podría ser causado por una diabetes no controlada. Una infección urinaria (UTI, por sus siglas en inglés) puede causar mal olor. La orina que huele como jarabe de arce puede significar la presencia de la enfermedad urinaria del jarabe de arce, la cual impide al cuerpo descomponer determinados aminoácidos,
Peso específico Normal: 1.005–1.030 nota 1
Anormal: Un peso específico muy alto significa que la orina está muy concentrada, lo cual podría ser causado por no beber suficientes líquidos, por una gran pérdida de líquidos (vomitar excesivamente, sudar o tener diarrea) o por la presencia de sustancias (como azúcar o proteína) en la orina. Un peso específico muy bajo significa que la orina está diluida, lo cual podría ser causado por beber demasiados líquidos, por una enfermedad de los riñones grave o por el uso de diuréticos,
pH Normal: 4.6–8.0 nota 1
Anormal: Algunos alimentos (como los cítricos y los productos lácteos) y medicamentos (como los antiácidos) pueden afectar el pH de la orina. Un pH alto (alcalino) puede ser causado por vómito grave, una enfermedad de los riñones, algunas infecciones urinarias y por asma, Un pH bajo (ácido) podría ser causado por una enfermedad de los pulmones grave ( enfisema ), diabetes no controlada, sobredosis de aspirinas, diarrea intensa, deshidratación, inanición, beber demasiado alcohol o por beber anticongelante (etilenglicol).
Proteína Normal: No se observa
Anormal: La presencia de proteína en la orina podría significar daño en los riñones, una infección, cáncer, presión arterial alta, diabetes, lupus eritematoso sistémico (SLE, por sus siglas en inglés) o glomerulonefritis, La presencia de proteína en la orina también podría significar insuficiencia cardíaca, leucemia, intoxicación (intoxicación con plomo o mercurio) o preeclampsia (si está embarazada).
Glucosa Normal: 1–15 miligramos por decilitro (mg/dL) o 60–830 micromoles por litro (mcmol/L) en una muestra de 24 horas. nota 1 Una recolección de orina de única vez, si es normal, será negativa en cuanto a glucosa. nota 1
Anormal: Los líquidos intravenosos (IV) pueden provocar la presencia de glucosa en la orina. Demasiada glucosa en la orina podría ser causada por diabetes no controlada, un problema en alguna glándula suprarrenal, daño hepático, lesión cerebral, determinados tipos de intoxicaciones y algunos tipos de enfermedades de los riñones. Las mujeres embarazadas sanas pueden tener glucosa en la orina, lo cual es normal durante el embarazo.
Cetonas Normal: No se observan
Anormal: La presencia de cetonas en la orina puede significar diabetes no controlada, una dieta muy baja en carbohidratos, inanición o trastornos de la alimentación (como anorexia nerviosa o bulimia ), alcoholismo o intoxicación por beber alcohol isopropílico (de frotar) (isopropanol). Las cetonas con frecuencia están presentes en la orina cuando una persona no come (ayuna) por 18 horas o más. Esto podría ocurrir cuando una persona está enferma y no puede comer o vomita durante varios días. A veces, la orina de mujeres embarazadas sanas contiene niveles bajos de cetonas.
Análisis microscópico Normal: Se observa una cantidad muy escasa o inexistente de glóbulos rojos o blancos, o de cilindros. No hay presencia de bacterias, células de hongo en forma de levadura, parásitos o células escamosas. Normalmente, se observa una escasa cantidad de cristales.
Anormal: La presencia de glóbulos rojos en la orina podría ser causada por una lesión en los riñones o en la vejiga, cálculos renales, una infección urinaria (UTI, por sus siglas en inglés), inflamación de los riñones ( glomerulonefritis ), un tumor en los riñones o en la vejiga, o lupus eritematoso sistémico (SLE, por sus siglas en inglés). La presencia de glóbulos blancos (pus) en la orina podría ser causada por una infección urinaria, un tumor en la vejiga, inflamación de los riñones, lupus eritematoso sistémico (SLE, por sus siglas en inglés) o inflamación de la vagina o debajo del prepucio del pene. Según el tipo, los cilindros pueden significar una inflamación en los pequeños conductos de los riñones o un daño en estos, un riego sanguíneo deficiente hacia los riñones, intoxicación con metal (como plomo o mercurio), insuficiencia cardíaca o una infección bacteriana, Grandes cantidades de cristales o determinados tipos de cristales pueden significar la presencia de cálculos renales, riñones dañados o problemas metabólicos, Algunos medicamentos y ciertos tipos de infecciones del tracto urinario también pueden aumentar la cantidad de cristales en la orina. La presencia de bacterias en la orina significa que hay una infección urinaria (UTI, por sus siglas en inglés). Las células de hongo en forma de levadura o los parásitos (como el parásito que causa la tricomoniasis) pueden significar una infección urinaria. La presencia de células escamosas podría significar que la muestra no es lo suficientemente pura como debería. Estas células no significan que haya un problema médico, sin embargo, es posible que su médico le pida que le entregue otra muestra de orina.
Volumen Normal: 800–2,500 mililitros (mL) por 24 horas. nota 1
You might be interested:  Que Significa El Collar De Cuarzo?

Qué afecta esta prueba

¿Cómo se forman las células epiteliales?

El tejido epitelial está formado por un conjunto de células que se superponen unas con otras para dar vida a las capas internas de distintos órganos y externas de otras estructuras del cuerpo. Además son reconocidas por no poseer vasos sanguíneos en su composición interna y por clasificarse en diversos tipos.

¿Dónde se encuentran los epitelios?

Epitelio simple – El epitelio simple consta de una capa de células epiteliales que se encuentra sobre una membrana basal. Las células pueden ser escamosas, cúbicas o cilíndricas (columnares). Epitelio escamoso simple: una sola capa de células delgadas y aplanadas.

  1. Este tipo de epitelio forma láminas delgadas y delicadas de células a través de las cuales las moléculas pueden pasar fácilmente (difusión, filtración).
  2. Las células epiteliales escamosas contiguas también proporcionan una superficie lisa y plana sobre la cual los fluidos y otros tejidos pueden moverse con baja fricción.

Este tipo de epitelio no ofrece una gran protección, de hecho bajo algunas condiciones, las células pueden desprenderse (descamarse). Se puede encontrar epitelio escamoso simple recubriendo capilares, en el interior de los vasos sanguíneos (endotelio), los alvéolos de los pulmones, los glomérulos de los riñones, el corazón (endocardio) y las membranas serosas (mesotelio).

Epitelio cúbico simple: una sola capa de células en forma de cubo. Este tipo de epitelio ofrece una mayor protección que el escamoso simple debido a su mayor grosor. También tiene funciones secretoras, absorbentes y excretoras debido a su citoplasma rico en orgánulos (también denominados organelos). El epitelio cúbico simple se encuentra en órganos con dichas funciones, como los conductos de las glándulas salivales, hígado, páncreas y otras glándulas exocrinas.

Se presenta en los folículos tiroideos, túbulos renales, túbulos seminíferos de los testículos masculinos y cubre la superficie de los ovarios (epitelio germinal). Epitelio cilíndrico (columnar) simple: una sola capa de células epiteliales cilíndricas.

  • Similar al cúbico, puede tener funciones de protección, secreción, absorción y excreción debido a su grosor y citoplasma rico en orgánulos.
  • Este epitelio a menudo incluye especializaciones apicales (es decir, microvellosidades, cilios) que mejoran su función absorbente u ofrecen motilidad.
  • El epitelio cilíndrico simple (columnar simple) se puede encontrar en las paredes del estómago, los intestinos y la vesícula biliar,

Obtén más información sobre el epitelio simple aquí.

¿Cómo identificar los tipos de epitelio?

Competencias

  1. Analiza y describe las características morfológicas generales del tejido epitelial.
  2. Clasifica las variedades del tejido epitelial, con base en las características histológicas y funcionales.
  3. Analiza al microscopio óptico de campo claro, las diferentes modificaciones apicales de los epitelios de cubierta.
  4. Establece la diferencia entre la estructura, función y situación de los epitelios simples y estratificados.
  5. Usando el microscopio de campo claro, diagnostica y nombra correctamente los epitelios de cubierta.

El tejido epitelial está formado por células estrechamente unidas entre sí, con escasa matriz extracelular entre ellas; se disponen en capas, constituyen las cubiertas que protegen al organismo, se localizan en diferentes zonas como piel, mucosas, peritoneo o en el revestimiento de conductos; en consecuencia en cada sitio el epitelio presenta diferentes características morfológicas, porque tienen diferente función.

  • ¿ Cuántas capas de células tiene?
  • ¿ Cuál de las dos dimensiones observables en las células predomina: la altura o la anchura?
  • ¿ Cómo es el núcleo de la célula: esférico, elíptico o irregular?
  • ¿ En qué órgano o estructura se ubica el epitelio?

Tomando en cuenta las características podrás asignar el nombre correcto y completo del epitelio que observas, además algunos epitelios tienen denominaciones especiales. Investiga el nombre especial que reciben los epitelios en las siguientes situaciones: Pleura y pericardio _ Vías respiratorias _ Revestimiento de los vasos _ Vías urinarias _ Para que identifiques morfológicamente los tipos de epitelio debes emplear el sistema básico de clasificación; primero se observa cuántas capas celulares están presentes desde la superficie luminal (superficie en relación con la luz del órgano) hasta la membrana basal (la zona amorfa en relación con el resto de los tejidos).

¿Cómo se identifican los epitelios?

Además, los epitelios se nombran teniendo en cuenta el número de capas de células (simples o estratificados), la forma de las células de la capa más externa (planos, cúbicos o prismáticos) y si tienen o no especializaciones en su superficie apical (ciliados o con microvellosidades).

¿Cómo deben ser los resultados de un examen de orina normal?

Resultados normales En general, los valores normales para la densidad de la orina son los siguientes: De 1.005 a 1.030 (densidad normal) 1.001 después de tomar cantidades excesivas de agua. Más de 1.030 después de evitar los líquidos.

¿Qué valor de leucocitos es peligroso?

Los niveles adecuados de leucocitos en sangre – Los valores van a depender del sexo y de la edad. Por lo general, deben haber entre 4.500 y 11.000 leucocitos por microlitro de sangre en adultos. Una disminución de los glóbulos blancos, por debajo de los 4 mil por microlitro de sangre, baja las defensas y nos vuelve vulnerables a alergias, bacterias e infecciones.

¿Qué significa tener un pH de 6 en la orina?

pH en orina – En medicina se considera que la orina habitualmente mantiene rangos de pH entre 5 y 8 aunque:

Valores mantenidos siempre o casi siempre por encima de 7,5 reflejan una falsa alcalinidad o enfermedad subyacente. Valores mantenidos siempre o casi siempre entre 5 y 6 nos muestran una acidosis metabólica crónica leve (definición que todavía no está reconocida por la medicina oficial y que por lo general es fruto de la alimentación). Valores mantenidos por debajo de 5 reflejan una acidosis metabólica manifiesta y son sinónimo de enfermedad.

La primera orina de la mañana acostumbra siempre a estar más ácida que la del resto del día, pudiendo encontrar valores de 6,5 ó inferiores y a lo largo del día subir incluso hasta 7,4 ó superiores si ya se lleva tiempo haciendo una dieta adecuada (por diversas razones consideraríamos adecuado, que dos terceras partes de su composición sea de carga alcalina y un tercio de carga ácida), acompañada de buena hidratación y hábitos saludables.

¿Cuántos leucocitos hay que tener en orina?

Es un examen de sangre que mide la cantidad de glóbulos blancos (GB) en la sangre. Los GB también se denominan leucocitos. Estos ayudan a combatir infecciones. Existen cinco grandes tipos de glóbulos blancos :

Basófilos Eosinófilos Linfocitos (células T, células B y células asesinas naturales)MonocitosNeutrófilos

La mayoría de las veces, no es necesario tomar medidas especiales antes de este examen. Dígale a su proveedor de atención médica sobre cualquier medicamento que esté tomando, incluso los que compre sin una receta. Algunos fármacos pueden cambiar los resultados del examen.

Una infecciónUna reacción alérgicaInflamaciónCáncer de la sangre, como leucemia o linfoma

La cantidad normal de glóbulos blancos en la sangre es 4,500 a 11,000 GB por microlitro (de 4.5 a 11.0 × 10 9 /L). Los rangos de los valores normales pueden variar ligeramente entre diferentes laboratorios. Algunos usan distintas mediciones o pueden analizar diferentes muestras.

  1. Hable con su proveedor acerca de los resultados de su examen.
  2. CONTEO BAJO DE GB Una cantidad baja de glóbulos blancos se denomina leucopenia.
  3. Un conteo de menos de 4,500 células por microlitro (4.5 × 10 9 /L) está por debajo de lo normal.
  4. Los neutrófilos son tipo de GB.
  5. Estos son importantes para combatir las infecciones.

Un conteo de GB por debajo de lo normal puede deberse a:

Deficiencia o insuficiencia de la médula ósea (por ejemplo, debido a infección, tumor o cicatrización anormal)Fármacos para el tratamiento del cáncer u otros medicamentos (ver lista más abajo)Ciertos trastornos autoinmunitarios como el lupus ( LES )Enfermedad del hígado o del bazoTratamiento de radiación para el cáncerCiertas enfermedades virales, como mononucleosis (mono) Cánceres que dañan la médula óseaInfecciones bacterianas muy gravesEstrés emocional o físico intenso (como por una lesión o cirugía)Un rasgo étnico o genético (frecuente en Afroamericanos)

CONTEO ALTO DE GB Un conteo de GB por encima de lo normal se denomina leucocitosis. Puede deberse a:

You might be interested:  Que Significa Rh En Electricidad?

Ciertos fármacos o medicamentos (ver lista más abajo)Consumo de cigarrilloDespués de una cirugía para extirpar el bazo Infecciones, casi siempre aquellas causadas por bacteriasEnfermedad inflamatoria (como artritis reumatoidea o alergia) Leucemia o enfermedad de Hodgkin Daño tisular (por ejemplo, quemaduras)Embarazo

También puede haber otras razones menos comunes para un conteo anormal de los GB. Los medicamentos que pueden disminuir el conteo de GB incluyen:

AntibióticosAnticonvulsivosFármacos antitiroideosArsenicalesCaptoprilMedicamentos para quimioterapiaClorpromazinaClozapinaDiuréticos (pastillas de agua)Bloqueadores de la histamina-2SulfamidasQuinidinaTerbinafinaTiclopidina

Los medicamentos que pueden aumentar el conteo de GB incluyen:

Agonistas adrenérgicos (por ejemplo, albuterol)CorticosteroidesEpinefrinaFactor estimulante de colonias de granulocitosHeparinaLitio

Hay pocos riesgos relacionados con la toma de muestras de sangre. Las venas y las arterias varían en tamaño de una persona a otra y de un lado del cuerpo a otro. Obtener una muestra de sangre de algunas personas puede ser más difícil que en otras. Otros riesgos relacionados con la toma de muestras de sangre son leves, pero pueden incluir:

Sangrado excesivo Desmayo o sensación de mareo Múltiples punciones para localizar las venasHematoma (acumulación de sangre debajo de la piel) Infección (un riesgo leve cada vez que se presenta ruptura de la piel)

Conteo de leucocitos; Conteo de glóbulos blancos; Diferencial de glóbulos blancos; Diferencial GB; Infección – conteo de GB; Cáncer – conteo de GB Chernecky CC, Berger BJ. Differential leukocyte count (Diff) – peripheral blood. In: Chernecky CC, Berger BJ, eds.

Laboratory Tests and Diagnostic Procedures,6th ed. St Louis, MO: Elsevier Saunders; 2013:441-450. Marcogliese AN, Yee DL. Resources for the hematologist: interpretive comments and selected reference values for neonatal, pediatric, and adult populations. In: Hoffman R, Benz EJ, Silberstein LE, et al, eds.

Hematology: Basic Principles and Practice,7th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2018:chap 162. Vajpayee N, Graham SS, Bem S. Basic examination of blood and bone marrow. In: McPherson RA, Pincus MR, eds. Henry’s Clinical Diagnosis and Management by Laboratory Methods,24th ed.

  • Philadelphia, PA: Elsevier; 2022:chap 31.
  • Versión en inglés revisada por: Todd Gersten, MD, Hematology/Oncology, Florida Cancer Specialists & Research Institute, Wellington, FL.
  • Review provided by VeriMed Healthcare Network.
  • Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M.

Editorial team. Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

¿Qué significa células epiteliales en la orina 8 10?

¿Debo saber algo más acerca de la prueba de células epiteliales en la orina? – El tracto urinario está recubierto por tres tipos de células epiteliales: células de transición, células tubulares renales (de los riñones) y células escamosas. Si su muestra de orina tiene células epiteliales escamosas, esto puede significar que su muestra tal vez esté contaminada.

¿Cuál es el valor normal de las bacterias en la orina?

Desarrollo, diagnóstico y tratamiento La orina es un líquido filtrado a través de las membranas glomerulares de gran valor clínico, pues puede orientar sobre aspectos funcionales del metabolismo y reflejar el estado microbiológico del trayecto que recorre.

  • Al pasar por los conductos excretores, si existe algún proceso infeccioso, puede contener microorganismos.
  • En el presente trabajo se aborda el desarrollo de las infecciones del tracto urinario (ITU), su diagnóstico microbiológico y su tratamiento.
  • Las ITU ocupan el segundo lugar en importancia clínica, después de las infecciones de las vías respiratorias.

Se estima que durante la vida, 1 de cada 10 personas contrae una pielonefritis después de una infección primaria sin tratar o tratada de forma incorrecta, sin la ayuda del diagnóstico microbiológico. Desarrollo de las ITU La simple presencia de bacterias en la orina no es suficiente para que se origine una ITU, ya que ésta va a depender de la interacción entre el microorganismo y el huésped.

Por parte del huésped, existen importantes mecanismos de defensa que van a condicionar el establecimiento de una infección, como el flujo normal de orina, la actividad antimicrobiana del líquido prostático, el pH urinario, el componente inmunológico de la mucosa vesical y la peristalsis uretral. Existen algunos factores que van a favorecer la infección, como la edad, el sexo, las relaciones sexuales y la falta de higiene, junto a otros anatómicos, metabólicos y iatrogénicos.

El embarazo, la diabetes, la litiasis y la cateterización vesical son situaciones de riesgo en las que se asienta una ITU con frecuencia. Por otra parte, es importante la virulencia del microorganismo, que va a venir reflejada por los factores de colonización tales como el poder de adherencia, la presencia de antígeno capsular, la producción de ureasa y otros.

Las principales vías por las que los microorganismos llegan al aparato urinario son: ascendente o canicular, a partir de la uretra, y hematógena, a consecuencia de procesos sépticos. La vía linfática es excepcional. La vía ascendente es la más frecuente, sobre todo en la mujer, en individuos con uropatías obstructivas y después de manipulaciones instrumentales con fines diagnósticos o terapéuticos.

Aunque la localización de una ITU se encuentre a un determinado nivel como es el caso de la pielonefritis, cistitis, prostatitis, en general, todos los órganos del tracto urinario pueden afectarse parcialmente. La bacteriuria asintomática comienza con la multiplicación de las bacterias en la orina, sin afectar a ningún tejido, pero a continuación se desencadena afectación tisular.

  • El diagnóstico temprano y el tratamiento adecuado son muy importantes para evitar complicaciones que pueden desembocar en un fracaso renal y uremia.
  • Aspectos clínicos La ITU incide en mayor proporción en el sexo femenino que en el masculino, debido fundamentalmente a factores hormonales, constitución anatómica y embarazos.

En los recién nacidos se invierte la relación por la presencia de malformaciones urológicas, así como en la edad senil, cuando el varón presenta trastornos urológicos por enfermedad uretraprostática. Cerca del 1% de las niñas presentan ITU en los primeros 3 años de su vida, mientras que un 10-20% de las mujeres las presentan alguna vez en su vida.

  1. La sintomatología de la ITU se manifiesta por: lumbalgia uni o bilateral, disuria, polaquiuria, orina turbia, leucocitosis y velocidad de sedimentación globular alta.
  2. Los signos y síntomas en el recién nacido son diferentes.
  3. Las únicas manifestaciones que se observan son: pérdida o estancamiento de peso, paralización del desarrollo, irritabilidad, diarrea, vómitos o fiebre de causa desconocida; con menos frecuencia, distensión abdominal y coloración grisácea de la piel.

En niños mayores de 2 años se observa la misma sintomatología, asociada a disuria, aumento de la frecuencia urinaria, enuresis y dolor abdominal o lumbar. Aspectos microbiológicos El tracto urinario en su conjunto no posee flora microbiana autóctona, excepto la porción distal de la uretra que puede ser colonizada por la flora normal de la piel.

  1. Podemos encontrar en la orina de individuos sanos microorganismos saprofitos o arrastrados por la micción: Lactobacilus, Bacillus, Corynebacterium, Staphylococcus, Candida y algunas enterobacterias.
  2. Los microorganismos patógenos que pueden dar lugar a ITU son muy variados, entre ellos tenemos: bacterias, hongos y levaduras, virus y parásitos.

La mayoría de las infecciones no complicadas están producidas por un solo microorganismo. La etiología polimicrobiana es rara en las infecciones primarias, pero no en infecciones crónicas, en pacientes hospitalizados o intervenidos quirúrgicamente por problemas urológicos, así como parapléjicos y portadores de sonda urinaria.

Las bacterias son responsables de la mayor parte de las ITU. Cerca del 90% de las infecciones se deben a bacilos gramnegativos de la familia Enterobacteriaceae, y se originan por vía ascendente a partir de la uretra colonizada por la flora fecal del tubo digestivo. Escherichia coli es la implicada con mayor frecuencia, y la principal responsable de las pielonefritis y cistitis.

Su incidencia nosocomial se ve disminuida a expensas de otros microorganismos oportunistas: Proteus, Serratia o Pseudomonas, cuya acción patógena está favorecida por la presencia de enfermedades debilitantes, antibioterapia e inmunosupresión, así como por maniobras quirúrgicas.

  • La existencia de factores de colonización en Escherichia coli, como los pili o fimbrias, le permiten una mayor adherencia y rápida invasión de las vías urinarias.
  • El género Proteus es, después de Escherichia coli, el que se encuentra en mayor proporción en las ITU.
  • Suelen producir infecciones en lugares que han sido previamente colonizados por otros microorganismos, y sobre todo, en el tracto urinario superior, en pacientes con infección aguda.

Factores tales como la producción de ureasa, la motilidad y la presencia de fimbrias favorecen su asentamiento. Todas las especies de Proteus y otros patógenos urinarios urealíticos favorecen la formación de cálculos, dentro de los cuales pueden sobrevivir protegidos de los antimicrobianos, produciendo una reinfección posteriormente.

Así, se establece un círculo cerrado: infección-litiasis-infección. Klebsiella, Enterobacter y Serratia se encuentran en infecciones de pacientes hospitalizados, con frecuencia, causando pielonefritis aguda. Las infecciones nosocomiales por Serratia constituyen un claro ejemplo de infección cruzada. Los pacientes inmunocomprometidos y sometidos a maniobras agresivas están predispuestos a contraer infecciones del tracto urinario por Pseudomonas,

Entre los cocos grampositivos son los estafilococos coagulasa-negativa (S. epidermidis) los principales causantes de ITU, sobre todo en pacientes hospitalizados con factores de riesgo.S. saprophyticus y S. agalactiae inciden en mujeres sexualmente activas y no hospitalizadas.S.

  1. Aureus puede invadir el riñón por vía hematógena, originando abscesos intrarrenales o perinefríticos.E.
  2. Faecalis afecta a pacientes con uropatías, dando lugar a infecciones graves.
  3. Otros microorganismos como Neisseria gonorrhoeae, Mycobacterium tuberculosis, Gardnerella vaginalis, Corynebacterium urealyticum, Micoplasma hominis o Ureaplasma urealyticum, se aíslan en escasas ocasiones y en situaciones muy específicas.

Las ITU producidas por hongos se asocian a tratamiento con antibióticos, inmunodepresión y sondaje permanente. Son causadas sobre todo por especies de levaduras, siendo Candida albicans la especie de mayor incidencia, especialmente en mujeres. La etiología viral es poco frecuente y suele aparecer, sobre todo, en la infancia, como es el caso de la cistitis por Adenovirus,

La participación de organismos parásitos se limita al género Schistosoma, Diagnóstico microbiológico Las ITU se diagnostican fundamentalmente por la sintomatología, la presencia de leucocitos y de bacterias en el tracto urinario y por el cultivo microbiológico de la orina. Los síntomas clínicos pueden inducirnos a sospechar la presencia de una infección, al igual que la información suministrada por el análisis microscópico del sedimento urinario, pero esta sospecha debe ser confirmada mediante demostración del agente etiológico.

La presencia de microorganismos en la orina, no siempre es identificativa de infección, ya que depende del número de microorganismos y de la especie de la que se trate. La infección o bacteriuria significativa se asocia, en principio, a cifras de 100.000 o más bacterias por mililitro de orina, siempre que pertenezcan al grupo de las potencialmente patógenas.

  1. Una orina normal puede contener algunas bacterias, pero nunca en una cantidad superior a 10.000 UFC/ml.
  2. Toma de muestras Las condiciones de obtención de la orina desempeñan un papel muy importante en la fiabilidad de los resultados del análisis microbiológico, puesto que la flora saprofita de la zona terminal de la uretra y de los genitales externos puede contaminar la orina en el momento de la emisión.

Los procedimientos de recogida de orina están encaminados a evitar la contaminación de origen extraurinario. * Micción directa o espontánea, Se prefiere recoger la orina recién emitida, siendo la parte media de la micción matinal la más representativa del estado de las vías urinarias.

You might be interested:  Que Significa?

La primera parte de la micción se desecha, porque contiene la flora de la parte distal de la uretra, y la parte final también por su escaso contenido en microorganismos. Normalmente, se recogen unos 10-15 ml de orina de la parte media de la micción en un frasco estéril. La recogida la efectúa el propio paciente, que debe efectuar una buena limpieza de sus genitales con agua y jabón.

En el momento de la micción, los varones deben de retraer el prepucio y las mujeres separar los labios para evitar contaminaciones externas. * Cateterismo o sondaje vesical, El cateterismo vesical es adecuado para recoger la orina en buenas condiciones, pero conlleva el peligro de sobreinfección de las vías altas y producción de microtraumatismos que pueden llevar a complicaciones.

  1. En el varón debe evitarse, porque existe mayor posibilidad de sobreinfección.
  2. Se suele recurrir al sondaje cuando existe imposibilidad de obtener buenos resultados por los métodos directos.
  3. En pacientes con sonda permanente, la orina se toma por punción aséptica de la sonda, nunca de la bolsa de recogida conectada a la sonda.

* Bolsa colectora, La orina de los lactantes se recoge en una bolsa de plástico estéril dispuesta para tal fin, que se acopla directamente a los genitales, tras un lavado de éstos y de la zona anal. En el caso de que la micción no se produzca dentro de los 30 min siguientes, debe de sustituirse la bolsa después de un nuevo lavado para evitar el sobrecrecimiento de la flora cutánea.

  1. La recogida se puede facilitar estimulando la micción mediante la ingestión de líquidos.
  2. Es conveniente comprobar en la muestra de orina la ausencia de restos fecales.
  3. Punción o aspiración suprapúbica,
  4. Cuando la recogida de la orina presenta cierta dificultad, sobre todo en lactantes, puede realizarse una punción vesical.

Se punciona directamente, después del aseo, la antisepsia y la anestesia local. La punción está contraindicada en pacientes con problemas de hemostasia. * Recogidas especiales, Cuando se quiere descartar Mycobaterium tuberculosis, se recoge la primera orina de la mañana completa, después de una retención de 12 h, o bien la totalidad de la orina emitida durante las 24 h, con inicio de la primera orina de la mañana, que aumenta la probabilidad de detectar la presencia de bacilos.

Transporte de la orina, Una vez obtenida la muestra de orina, debe transportarse con rapidez al laboratorio y ser cultivada antes de una hora de haber sido emitida. En caso de imposibilidad, ha de mantenerse refrigerada a 4 ºC, para evitar el sobrecrecimiento bacteriano, pues la orina actúa como medio de cultivo.

La refrigeración no debe ser superior a 12 h, pues el aumento de tiempo va a modificar las condiciones físicas y químicas de la muestra y va a influir sobre la calidad de la flora existente. Si no puede garantizarse la idoneidad del transporte, se puede añadir a la orina un conservante, como el ácido bórico al 2% o el sistema comercial bórico-formiato que evita la multiplicación de las bacteriurias sin afectar a su capacidad de crecimiento.

  1. Examen de la orina La orina es generalmente clara.
  2. Una turbidez aparente puede ser debido a una infección, pero también puede deberse a la presencia de cristales o sales amorfas (fosfatos, uratos).
  3. El pH de la orina suele ser ácido.
  4. La alcalinidad puede indicar una infección, o bien puede ser consecuencia de la alimentación.

El olor pútrido de la orina puede orientarnos sobre la instauración de un proceso infeccioso. El examen microscópico del sedimento urinario nos permite apreciar la citología de la orina, es decir, la presencia de hematíes, leucocitos, células epiteliales y la presencia de cristales, sales amorfas, cilindros y bacterias.

Una orina normal contiene escasos leucocitos y hematíes, no más de tres de cada uno de estos elementos por campo óptico de 400 aumentos. La visualización de hematíes, leucocitos y cilindros, en un número significativo constituye un hallazgo patológico. La leucocituria es un dato útil para confirmar la sospecha de infección.

La mayoría de las infecciones de las vías urinarias se acompañan con más de 10 leucocitos por campo, pero la correlación de su presencia con la invasión microbiana, es sólo aproximada y representa un índice menos sensible que la cuantificación de la bacteriuria.

Puede existir bacteriuria importante sin leucocituria, como normalmente sucede en el comienzo de las infecciones urinarias leves de vías bajas muy localizadas. Se han utilizado distintos métodos, además de examen microscópico del sedimento urinario, para la detección de bacteriuria, pero todos tienen cierta falta de sensibilidad y especificidad.

Los procedimientos bioquímicos rápidos, tales como la reducción de nitratos, reducción de trifeniltetrazolio, producción de catalasa, ausencia de glucosa y otros, van a tener bastantes limitaciones como presuntivos de infección, aunque pueden ser utilizados para el cribado de las muestras urinarias antes de proceder a su cultivo.

  • La detección de estearasa leucocitaria y la tinción de orina sin centrifugar parecen ser de gran utilidad para determinar una posible bacteriuria.
  • Los sistemas automatizados que detectan los microorganismos por espectrofotometría poseen una buena sensibilidad y especificidad, pero son lentos y obligan a conservar las muestras refrigeradas durante un tiempo, lo que no supone ninguna ventaja.

El grado de localización de la infección en el tracto urinario se puede investigar mediante la detección de inmunofluorescencia directa de los anticuerpos ligados a las bacterias del sedimento urinario. Su positividad se corresponde con una infección del parénquima renal, ya que la liberación de anticuerpos sólo ocurre cuando éste está afectado.

Urocultivo Es imprescindible para distinguir entre una contaminación accidental y una bacteriuria significativa. Se realiza teniendo en cuenta la información obtenida mediante el examen microscópico del sedimento urinario y la orientación de una tinción de Gram de una gota de orina sin centrifugar. Se suelen emplear medios de cultivo adecuados para el crecimiento de la mayoría de los microorganismos patógenos del tracto urinario, tales como agar sangre o agar chocolate para la evaluación de la flora en general y un medio selectivo lactosado (agar de Mac Conkey) para la diferenciación de enterobacterias y otros bacilos gramnegativos.

Muy utilizado es el medio de agar CLED en el que crecen de manera diferencial casi todos los patógenos urinarios comunes. Si se sospecha la implicación de microorganismos especiales, hay que disponer de medios de cultivos definidos como agar chocolate o agar de Thayer-Martin para Neisseria gonorrhoeae, medio de Lowenstein-Jensen para Mycobacterium tuberculosis, agar de Sabouraud con cloranfenicol para levaduras, agar sangre incubado en condiciones de anaerobiosis para los microorganismos anaerobios estrictos.

  1. Se recomienda el uso mínimo de 2 placas: una de agar chocolate para estimar cuantitativamente la bateriuria mediante el recuento de colonias y otra de agar CLED para aislamiento y diferenciación.
  2. La placa de agar chocolate se inocula masivamente a partir de un volumen de orina constante, y la de agar CLED por estriación con el fin de obtener colonias aisladas.

Para el recuento se suele utilizar un asa calibrada de 0,001 ml o 0,010 ml, o se parte de diluciones de la orina en solución salina estéril, que se inoculan a razón de 0,1 ml por placa. Las placas inoculadas se incuban a 35-37 ºC durante 18-24 h antes de proceder al recuento de las colonias.

  1. Identificación de los patógenos urinarios y antibiograma Una vez valorados como patógenos, los microorganismos deben identificarse para relacionar su presencia con la situación clínica de cada paciente.
  2. Los métodos de identificación se van a aplicar de acuerdo con las características de crecimiento y la orientación de la tinción de Gram de las colonias.

En todos los urocultivos con bacteriuria significativa debe realizarse el antibiograma, con el fin de determinar las cepas resistentes y aplicar una terapia adecuada. Tratamiento El tratamiento de las ITU se basa en dos pilares fundamentales: la instrucción adecuada del paciente y la vigilancia bacteriológica.

Aparte de prescribir antimicrobianos, debe informarse sobre los métodos para potenciar las defensas vesicales, como son: el aumento de la ingestión de líquidos para incrementar la diuresis y frecuencia de la micción. La finalidad principal del tratamiento es erradicar el microorganismo de la totalidad del tracto urinario.

El tratamiento se realiza de la siguiente manera: * Se prefieren los antibióticos bactericidas a los bacteriostáticos. * No deben asociarse antibióticos bactericidas y bacteriostáticos. * Deben elegirse los antimicrobianos de mayor eliminación urinaria en estado activo.

  1. Se debe ajustar bien la dosis y duración del tratamiento, según el cuadro clínico.
  2. Hay que tener precaución con los antibióticos nefrotóxicos, sobre todo, en caso de insuficiencia renal.
  3. En estos casos deberá de ajustarse la dosis mediante el aclaramiento de creatinina.
  4. Se utilizan mejor los de espectros de acción limitada para modificar al mínimo la flora del paciente.

* El antibiótico no debe favorecer la selección de resistencias. * Se aconseja la vía oral. Una vez realizado el tratamiento y transcurridas 48 h, se aconseja llevar a cabo un cultivo control para detectar infecciones recidivantes por fallo terapéutico.

En la tabla 1, se ponen de manifiesto los antibióticos de primera y de segunda elección, en función de los microorganismos aislados en la orina del paciente. Bibliografía general Dalet F, Del Río G. Infecciones urinarias. Barcelona: Pulso, 1987. García Martos P, Díaz J, Agudo E. El laboratorio en el diagnóstico de las infecciones del tracto urinario.

Medicina Integral 1990;15:155-63. Menéndez Fernández JM, Galego P. Las infecciones urinarias del adulto en el medio extrahospitalario. Medicina Integral 1988;12:418-25. Romero R, Caralps A. Infección urinaria. Barcelona: Doyma, 1985.

¿Cuáles son los valores normales de leucocitos en la orina?

¿Qué cantidad de leucocitos es normal en la orina? – Los valores normales de leucocitos en orina se sitúan en menos de 5 células por campo o 10.000 células por mL. Los valores superiores son calificados de leucocituria o piuria. Para la detección de valores elevados de leucocitos el análisis de orina permite tanto identificar como cuantificar su presencia, además de detectar enfermedades renales y otras patologías que pueden dejar su huella en diferentes parámetros de la orina.

La prueba de la esterasa leucocitaria, Se trata de un método cualitativo que detecta leucocitos en orina. Consiste en la introducción de una tira reactiva que cambia a color violeta ante la presencia de leucocitos, poniendo tras la pista de una infección urinaria. Sedimento urinario, En él se buscan elementos anormales que ayuden al diagnóstico de determinadas enfermedades. Entre otros, se investiga la presencia de células (incluyendo leucocitos) o de microorganismos. Urocultivo, Consiste en incubar la orina en medios de crecimiento bacteriano específicos para identificar el posible responsable de la infección.

¿Cuántas UFC mL se considera infección?

Un recuento bacteriano mayor de 100.000 UFC (unidades formadoras de colonias)/ml, acompañado de respuesta inflamatoria, es indicativo de infección urinaria.