Cuentos Para Niños Que No Quieren Ir A La Escuela?

Cuentos Para Niños Que No Quieren Ir A La Escuela
‘Eugenio no quiere ir al colegio’ es un cuento para niños que no quieren (o les cuesta) ir a la escuela, o bien porque se aburren o porque sienten miedo. Un cuento infantil indicado sobre todo para los mas pequeños, a partir de tres años. Con él, ayudarás a tu hijo a entender mejor sus emociones.

¿Cómo ayudar a un niño que no quiere ir a la escuela?

¿Qué hacer si no quieres ir a la escuela?

¿Cuánto para niños de primaria?

¿Cuántos corto para niños?

¿Qué hacer si mi hijo llora al dejarlo en la escuela?

¿Cómo motivar a los niños para ir a la escuela?

¿Qué pasa si un niño no va a la escuela?

Consecuencias de faltar a clases – ¿Qué pasa si un niño falta mucho al colegio? Cuando las faltas a clase son demasiado elevadas y el absentismo es más que frecuente suelen producirse consecuencias muy graves , como:

  • Descenso del rendimiento académico, y malas notas.
  • Hábitos poco saludables. Cuando los adolescentes faltan a clase, dedican su tiempo a otras actividades que normalmente son poco saludables: consumo de sustancias nocivas, malas compañías, etc.
  • Escaso o nulo desarrollo de la autonomía y responsabilidad.
  • Consecuencias demoledoras en su futuro laboral e incluso personal.

¿Cuánto para niños de 5 años?

¿Qué cuento hay para niños?

¿Dónde leer cuentos gratis?

¿Cómo hacer un cuento corto para niños de primaria?

¿Qué cuento puedo leer?

¿Cuáles son los cuentos más corto?

El escritor Augusto Monterroso es autor del que se considera el cuento más corto de la literatura, El dinosaurio, que tiene solamente siete palabras: ‘Cuando despertó, el dinosaurio todavía estaba allí’.

¿Qué es la fobia a la escuela?

La fobia escolar es la incapacidad total o parcial del niño de acudir al colegio como consecuencia de un miedo irracional a algún aspecto de la situación escolar.

¿Qué pasa si un niño no va ala escuela?

Susanna Antequera, abogada de Derecho de Familia, explica en este artículo las consecuencias legales para los padres por el absentismo escolar – 28/08/2020 Actualizado a las 08:10h. No escolarizar a un menor o provocar un absentismo prolongado sin motivo es delito.

  • Partiendo de esta premisa teniendo en cuenta las especiales y delicadas circunstancias que vivimos por la pandemia, a día de hoy y ante el inicio del curso escolar en plena segunda oleada de contagios, no existe una garantía de salud para los menores;
You might be interested:  Cual Es Cct De Mi Escuela?

Son muchos los padres que anuncian su insumisión , lo cual puede conllevarles problemas legales. Si en cambio, se alegan motivos de salud pero justificados debidamente, el centro escolar deberá analizar cada caso en cuestión a falta de criterios unificados por la Fiscalía General del Estado.

No obstante, la situación compleja actual provoca una colisión entre derechos y deberes, concretamente, el derecho a la educación del hijo con el deber de los padres de proteger su salud. Como abogada, y bajo mi criterio, ante la duda, se activará probablemente el protocolo de absentismo ante la ausencia reiterada del alumno pero analizando los motivos de cada unidad familiar que decida anunciar su insumisión para comprobar que realmente, existen razones de riesgo para los hijos por un posible contagio.

Obviamente, debe primar el derecho a la salud y el bienestar de los menores, pero no olvidemos el derecho a la educación. Desde la perspectiva del derecho, la colisión de derechos y obligaciones resulta altamente complejo ante el nuevo escenario que nos encontramos.

  1. Por otro lado, los padres se plantean si pueden reclamar a las administraciones alternativas; deberemos tener en cuenta que si no llevamos a nuestros hijos al colegio sin razón fundamentada, el absentismo escolar puede conllevar inclusive, a la retirada de la patria potestad;

Reitero, es una colisión absoluta de derechos y obligaciones porque nos enfrentaríamos a un posible delito de abandono de familia; es decir, abandono del ejercicio correcto de la patria potestad que incluye, óbviamente, la salud y la educación. No olvidemos que en España, la educación es obligatoria desde los 6 hasta los 16 años y solo es justificable su absentismo en caso de enfermedad del menor, residencia en el extranjero o bien, itinerancia de los padres.

La lamentable pandemia que vivimos es una situación tan sumamente excepcional que no hemos aprendido todavía a gestionarla debidamente. Todo es nuevo y, por tanto, nacerán nuevos escenarios que deberemos afrontar.

¿Educación en casa? Bajo mi criterio, este modelo de educación deberá ser probado y justificado como una alternativa a la educación convencional para evitar cometer un acto ilícito. La ley indica que en el caso de ausencia escolar reiterada e injustificada, se activa el protocolo de absentismo para evitar que los niños pierdan más del 20% de las clases lectivas en un mes.

  1. Si esto sucede el centro escolar tiene la obligación de intervenir, avisar a servicios sociales conllevando a la apertura de un procedimiento adminsitrativo acarreando severos problemas para los padres;
You might be interested:  Escuela Militar Cuantos Años Son?

Los padres divorciados , pueden verse sometidos a la disparidad de criterios entre ellos y ellas, conllevando al abuso en el ejercicio de la patria potestad por uno de ellos por la toma de decisiones unilaterales. Es decir, el absentismo escolar puede darse por la voluntad del menor y otro por la irresponsabilidad de ambos padres o por uno de ellos, conllevando desde la imposición de multas, o bien penas de prisión de hasta 6 años por delito de abandono de familia.

En definitiva, deberemos tener muy cuenta que si nuestros hijos no tienen un evidente peligro de salud, deberemos seguir respetando los protocolos de seguridad que impodrán los centros escolares. Solo apelo a la cordura y serenidad porque debemos medir el riesgo en cada caso concreto para evitar un daño irreparable al menor.

Aprovecho la oportunidad para lanzar públicamente el siguiente mensaje a los más jóvenes: muchos de vosotros acudís a fiestas y encuentros. Advertiros que sois responsables para evitar que salgais de noche y para evitar propagar el contagio en una segunda oleada que os ponéis en riesgo a vosotros, pero también a vuestros hermanos y padres.

¿Qué hacer si mi hijo no quiere ir al kínder?

Seguramente has escuchado del apego emocional de los niños hacia sus madres, padres, hermanos o juguetes; y no significa que sea un aspecto negativo o situación de inmadurez, simplemente es apego emocional. Un tema por demás importante en la vida de las personas que, a cualquier edad, se le debe prestar atención.

  1. No tiene confianza en otras personas. Los niños de edad pequeña desarrollan desde que nacen, vínculos afectivos con las personas que los rodean, tal es el caso de papá, mamá o cuidador primario, sin embargo, esto no debe ser impedimento para que conviva con otros niños, más familiares, primos o abuelos.

    Si te encuentras en la situación ” mi hijo no quiere ir al Kínder ” no te alarmes, conoce algunas razones por las cuales no está dispuesto a hacerlo, y por consiguiente, conoce 3 acciones que fomentarán un apego seguro en tus hijos.

    Siembra en tus hijos la confianza en otras personas.

  2. Considera que es muy pronto salir de la comodidad de su casa. Los niños no dimensionan por completo el paso del tiempo, los años o los meses, por tal motivo, el llevarlos a otro lugar es considerado un asunto de desinterés hacia ellos.
  3. Posiblemente no han desarrollado empatía con otros niños. En caso de hijos únicos, si no tienen contacto con otros infantes, ver a sus iguales puede ocasionarles miedo y por ende, un rechazo a compartir un aula con otras personas.
  4. Miran a otro adulto como símbolo de autoridad y se perciben desprotegidos al estar lejos de sus padres o tutores. Muchas veces los niños y niñas le tienen miedo a los docentes, pensando que los regañarán o los obligarán a hacer acciones que ellos no quieren.
  5. Y finalmente, cabe la posibilidad de que los niños no quieran ir al Kínder porque tienen un apego exponencial con sus madres. Pese a que esto no es un aspecto negativo, es uno de los índices más altos del por qué algunos niños ni siquiera pisan la escuela.

En este último caso, es pertinente mencionar que si bien los niños se sienten tranquilos y protegidos con los padres y madres, llevarlos al Kínder a temprana edad, sin la inteligencia emocional adecuada, provocará una situación de pérdida en los niños. De modo que, partiendo de lo anterior, lo que puedes realizar, si es que “mi hijo no quiere ir al Kínder” es: 

  • Escucha a tus hijos y entabla conversaciones con ellos, pregúntales qué les gusta jugar, con quiénes disfrutan pasar tiempo y de qué manera les gusta aprender.
  • Fomenta el respeto hacia sí mismos, aunque es importante que poco a poco se integren con otras personas, debes brindarles confianza y hacerles saber qué cosas no son correctas en el trato con otras personas. En otras palabras, realiza ejercicios en los que ellos sepan qué es respeto, empatía y preocupación por los demás pero también por ellos mismos.
  • A través del juego, hazles saber que ingresar al Kínder es parte de su desarrollo y que es una misión importante ir a la escuela. Comparte con ellos cuentos o películas donde el héroe salga de su comodidad y conviva con otros personajes.

A través de estas acciones y con el apoyo de docentes de confianza, integra poco a poco a tu pequeño a las aulas, pues por más que sea un proceso complejo para ellos, es una etapa natural de la vida en la cual siempre los debemos acompañar y escuchar. Inscribe a tus pequeños en una excelente Institución Educativa Privada, nuestro Kínder en la Colonia del Valle te espera para ser parte del crecimiento óptimo de los niños de México.