Que Se Hace Con Los Residuos De La Escuela?

Que Se Hace Con Los Residuos De La Escuela
En los lugares donde más tiempo pasas, como tu escuela, universidad o en el trabajo, siempre hay algo disponible para separar, reutilizar o reciclar. Algunos de los materiales más comunes son PET, papel, cartón, lápices, folders, latas y vidrio. ¡Por materiales no paramos! Y por tiempo, tampoco. Tan solo durante un ciclo escolar de nivel superior, en promedio, los estudiantes en México pueden pasar, aproximadamente, 190 días en la universidad. Es importante saber que los contenedores básicos, adecuados para una institución educativa, y que correspondan a las normas establecidas por las autoridades en México para la separación de basura, deben estar identificados por colores, según el tipo de desechos: 

  • VERDE para orgánicos:  sólidos biodegradables, como residuos de café, cáscaras de frutas y verduras que se pueden usar como composta para las plantas.
  • GRIS para inorgánicos reciclables:  como papel, cartón, latas, vidrio y PET que pueden reciclarse para crear nuevos productos.
  • NARANJA para inorgánicos no reciclables:  como curitas, plumas y papel higiénico.
  • CAFÉ para residuos de manejo especial y voluminoso:  aquí corresponden equipos electrónicos, baterías y pilas, entre otros.

Un reciclaje más óptimo Si quieres ir un paso más adelante, también es posible facilitar el envío de ciertos materiales a los centros de reciclaje, para lo cual se pueden separar y colocar un letrero sobre el contenedor para identificarlo de la siguiente manera: 

  • PET y latas
  • Vidrio
  • Cartón y papel 

Estas recomendaciones pueden aplicarse en cualquier institución educativa, desde primaria hasta universidad, simplemente adaptando los mensajes para que los alumnos los comprendan. ¡Ellos ya lo hacen!  Existen  personas e instituciones que ya trabajan para ser un factor de cambio , que realizan acciones para reciclar todo tipo de materiales en las escuelas. ¡Ellos son un ejemplo que tú puedes imitar! Entérate qué están haciendo:

  • En la  Facultad de Arquitectura de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM)  hay un área de reciclaje donde todos los alumnos depositan los materiales que les sobran, después de hacer sus maquetas y trabajos. “Tú puedes ir y depositar los recortes, piezas de madera, papel cascarón, materiales que ya no vas a utilizar y tomar a cambio algún trozo de papel de colores, por ejemplo, que necesites para otro trabajo”.
  • En el  Tecnológico de Monterrey de Ciudad Juárez  hay contenedores especiales para separar la basura. Están identificados con los siguientes letreros: aluminio, plástico y residuos orgánicos.
  • La  Universidad Iberoamericana en la Ciudad de México  instaló estaciones para separar los residuos reciclables y dejarlos listos para su envío a las plantas recicladoras. En dichas áreas los alumnos pueden dejar sus residuos por categoría: papel, PET, aluminio y cartón.
  • En el  Centro Universitario de Arte, Arquitectura y Diseño de la Universidad de  Guadalajara  existen un centro de acopio de diferentes residuos y 18 puntos de separación de: vidrio, PET, cartón y papel.

Aprendiendo a colaborar  Crear en los niños y jóvenes el hábito de separar de forma correcta los residuos que generan a diario es importante para la conservación ambiental. “Ahora son ellos quienes le dicen a sus padres que separen los residuos en casa”, asegura Romina Dávila, Directora de Operaciones de ECOCE, una asociación dedicada al reciclaje que trabaja en colaboración con la Industria Mexicana de Coca-Cola. Para la experta, las nuevas generaciones ya traen un “chip diferente” que les permite adoptar prácticas que ayudan al cuidado del medio ambiente.

  • Suficiente tiempo para ayudar al planeta, ¿no lo crees? Lo cierto es que hoy es posible realizar pequeñas acciones con poder de transformación, en favor del medio ambiente;
  • ¡Comienza en tu escuela! A continuación te damos algunos tips: Separa los materiales El primer paso para hacer del reciclaje un hábito es separar los desechos;

“Si desde pequeños aprenden a separar los residuos, se puede convertir en un hábito para toda la vida”, asegura. Estudiantes de todos los niveles: ¡presentes! Actualmente, ECOCE realiza distintas campañas en instituciones educativas de todo México, como el programa  Reciclaje Eco-Reto ,  en el que participan 7,200 instituciones, entre jardines de niños, primarias, secundarias y preparatorias, y el programa de  Acopio Institucional , dirigido a universidades..

Contents

You might be interested:  Como Hacer Un Cambio De Escuela Secundaria?

¿Qué podemos hacer con la basura de la escuela?

¿Cómo separar los residuos en la escuela?

Los residuos generados en las escuelas se separan en reciclables, que se colocan en los cestos verdes, y en basura, que se coloca en los cestos negros. Ahorro y optimización del uso de los recursos naturales y energéticos. Prevención de la contaminación y de la degradación ambiental.

¿Qué se puede hacer con los residuos?

¡Reutilizalos en tu casa! – Te proponemos darle un nuevo uso en tu casa a todos aquellos residuos que se puedan reutilizar, transformándolos en algo útil. Por ejemplo, podés hacer manualidades, juegos o artículos de decoración a partir de plásticos u otros materiales como:

  • Latas: transformándolas en portavelas, lapiceros.
  • Envases de vidrio: podés usarlos para almacenar otros alimentos, o como vasos o botellas.
  • Cartones: pueden ser la base de tableros de juegos, mascaras para niños. Las cajas (decoradas o no) pueden ser excelentes recursos para guardar y ordenar nuestros espacios.
  • Donar muebles de madera viejos o repararlos y ponerlos a nuevo.
  • Telas y bolsas de plástico blando: podés, por ejemplo, usarlas para rellenos de almohadones.
  • Envases de tetrapack, botellas plásticas, latas, siempre pueden transformarse en excelentes macetas, moldes de hielo, adornos.

¿Qué es el reciclaje escolar?

Reciclaje Escolar – Gran parte de la basura domiciliaria puede reciclarse. Creemos que el reciclaje debe ser incorporado a nuestra rutina diaria como un estilo de vida. Nuestra propuesta busca trabajar con jardines infantiles y niños de educación básica de establecimientos públicos, a través de talleres de educación ambiental, y de esta forma crear una conciencia ambiental en los niños.

Estos contemplan educar sobre el impacto negativo de la basura en el medio ambiente y la realidad local. Enseñaremos a reconocer los tipos de residuos, su clasificación y correcta disposición para reciclarlos.

También buscamos potenciar la creatividad con reciclarte. Necesitaremos contar con una participación activa de los establecimientos para crear puntos limpios. Además desarrollar una red de apoyo con autoridades municipales y/o apoyo de privados para la recolección de los residuos y traslado a centros de acopio disponibles en la región.

¿Qué tipo de residuos encontramos en la escuela?

En los lugares donde más tiempo pasas, como tu escuela, universidad o en el trabajo, siempre hay algo disponible para separar, reutilizar o reciclar. Algunos de los materiales más comunes son PET, papel, cartón, lápices, folders, latas y vidrio. ¡Por materiales no paramos! Y por tiempo, tampoco. Tan solo durante un ciclo escolar de nivel superior, en promedio, los estudiantes en México pueden pasar, aproximadamente, 190 días en la universidad. Es importante saber que los contenedores básicos, adecuados para una institución educativa, y que correspondan a las normas establecidas por las autoridades en México para la separación de basura, deben estar identificados por colores, según el tipo de desechos: 

  • VERDE para orgánicos:  sólidos biodegradables, como residuos de café, cáscaras de frutas y verduras que se pueden usar como composta para las plantas.
  • GRIS para inorgánicos reciclables:  como papel, cartón, latas, vidrio y PET que pueden reciclarse para crear nuevos productos.
  • NARANJA para inorgánicos no reciclables:  como curitas, plumas y papel higiénico.
  • CAFÉ para residuos de manejo especial y voluminoso:  aquí corresponden equipos electrónicos, baterías y pilas, entre otros.

Un reciclaje más óptimo Si quieres ir un paso más adelante, también es posible facilitar el envío de ciertos materiales a los centros de reciclaje, para lo cual se pueden separar y colocar un letrero sobre el contenedor para identificarlo de la siguiente manera: 

  • PET y latas
  • Vidrio
  • Cartón y papel 

Estas recomendaciones pueden aplicarse en cualquier institución educativa, desde primaria hasta universidad, simplemente adaptando los mensajes para que los alumnos los comprendan. ¡Ellos ya lo hacen!  Existen  personas e instituciones que ya trabajan para ser un factor de cambio , que realizan acciones para reciclar todo tipo de materiales en las escuelas. ¡Ellos son un ejemplo que tú puedes imitar! Entérate qué están haciendo:

  • En la  Facultad de Arquitectura de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM)  hay un área de reciclaje donde todos los alumnos depositan los materiales que les sobran, después de hacer sus maquetas y trabajos. “Tú puedes ir y depositar los recortes, piezas de madera, papel cascarón, materiales que ya no vas a utilizar y tomar a cambio algún trozo de papel de colores, por ejemplo, que necesites para otro trabajo”.
  • En el  Tecnológico de Monterrey de Ciudad Juárez  hay contenedores especiales para separar la basura. Están identificados con los siguientes letreros: aluminio, plástico y residuos orgánicos.
  • La  Universidad Iberoamericana en la Ciudad de México  instaló estaciones para separar los residuos reciclables y dejarlos listos para su envío a las plantas recicladoras. En dichas áreas los alumnos pueden dejar sus residuos por categoría: papel, PET, aluminio y cartón.
  • En el  Centro Universitario de Arte, Arquitectura y Diseño de la Universidad de  Guadalajara  existen un centro de acopio de diferentes residuos y 18 puntos de separación de: vidrio, PET, cartón y papel.
You might be interested:  Escuela De Policia Cuantos Años Son?

Aprendiendo a colaborar  Crear en los niños y jóvenes el hábito de separar de forma correcta los residuos que generan a diario es importante para la conservación ambiental. “Ahora son ellos quienes le dicen a sus padres que separen los residuos en casa”, asegura Romina Dávila, Directora de Operaciones de ECOCE, una asociación dedicada al reciclaje que trabaja en colaboración con la Industria Mexicana de Coca-Cola. Para la experta, las nuevas generaciones ya traen un “chip diferente” que les permite adoptar prácticas que ayudan al cuidado del medio ambiente.

Suficiente tiempo para ayudar al planeta, ¿no lo crees? Lo cierto es que hoy es posible realizar pequeñas acciones con poder de transformación, en favor del medio ambiente. ¡Comienza en tu escuela! A continuación te damos algunos tips: Separa los materiales El primer paso para hacer del reciclaje un hábito es separar los desechos.

“Si desde pequeños aprenden a separar los residuos, se puede convertir en un hábito para toda la vida”, asegura. Estudiantes de todos los niveles: ¡presentes! Actualmente, ECOCE realiza distintas campañas en instituciones educativas de todo México, como el programa  Reciclaje Eco-Reto ,  en el que participan 7,200 instituciones, entre jardines de niños, primarias, secundarias y preparatorias, y el programa de  Acopio Institucional , dirigido a universidades..

¿Cuál es la importancia de reciclar en la escuela?

Otra de las razones por las cuales se le debe enseñar a los niños a reciclar es porque el reciclaje también conserva los recursos naturales y disminuye la necesidad de consumo indiscriminado de materias primas, lo cual ayuda en la reducción del calentamiento global, algo básico para la conservación del planeta tierra.

¿Dónde van a parar los residuos?

Existen dos buenos destinos que pueden tener los residuos que generamos: uno es la creación de composta , cuando se trata de residuos orgánicos , que servirá para alimentar los espacios verdes de las distintas delegaciones; y el otro, cuando son inorgánicos , y se reincorporan a la cadena productiva al destinarse para reciclaje. En el caso de los residuos orgánicos , una vez entregados se juntan con otros del mismo tipo para ser trasladados a una planta de compostaje , en donde son transformados en abono , un rico nutriente para las plantas y Áreas Verdes Urbanas de la CDMX. Este proceso se lleva a cabo en ocho plantas de composta (Bordo Poniente, San Juan de Aragón, Álvaro Obregón, Cuajimalpa, Iztapalapa, Milpa Alta (2) y Xochimilco). De manera conjunta, estas plantas recibieron 506,577 toneladas en el 2015 1 , provenientes de estaciones de transferencia, mercados, áreas verdes, podas y pastos.

Lo anterior es posible solo si los hemos separado correctamente , ya que de esto depende que puedan ser aprovechados o no. Una vez que los entregamos al camión recolector, los residuos sólidos, sean orgánicos o inorgánicos, se llevan a una estación de transferencia , donde se trasladan de los camiones recolectores a vehículos de gran tonelaje.

You might be interested:  A Que Velocidad Se Debe Pasar Por Una Escuela?

En la CDMX se acopian 1,487 toneladas de residuos orgánicos diarios en promedio, que se destinan a la generación de composta para mejorar los suelos de camellones, áreas verdes de redes viales, parques y jardines de la ciudad. Tan sólo en el Bordo Poniente se produjeron 94,482 toneladas de composta en 2015, de acuerdo con la SEDEMA.

2 Por su lado, los residuos inorgánicos se mandan a una planta de selección , donde se recuperan materiales que se pueden aprovechar tales como: plástico, papel, cartón, vidrio, aluminio, fierro, cobre y periódico, por mencionar algunos.

La CDMX cuenta actualmente con dos plantas de selección, ubicadas en San Juan de Aragón y Santa Catarina en la que se recibe un total de 3,573 toneladas de residuos sólidos al día. De esta cantidad sólo se recupera el 5% (182 toneladas/de residuos por/día). 3 El resto de los residuos sólidos, si no fueron separados adecuadamente, se convertirán en basura, perdiendo toda posibilidad de ser reutilizados. Terminan en rellenos sanitarios o, en el peor de los casos, a cielo abierto contaminando el aire, el suelo y el agua. Conoce la forma adecuada de separar tus residuos y encuentra consejos útiles para que les saques provecho en esa liga..

¿Qué hago con los residuos de lo que compró?

Es importante hacer una revisión de nuestras acciones diarias para pensar en cómo podemos reducir nuestro impacto en el clima y mejorar nuestra gestión de los residuos en casa.

  1. Reduce el desperdicio alimentario. Cuando tiramos comida a la basura estamos desperdiciando también la energía y el agua empleadas para la producción, el transporte, el almacenamiento y la gestión de residuos. Más información.
  2. Separa y recicla. Separa los envases de plástico, el papel y cartón, el vidrio, la materia orgánica y los restos, para depositarlos en el contenedor correcto. Más información.
  3. Evita el uso de bolsas de plástico. Si llevas tu propia bolsa de tela o rafia a la compra, evitas que te den una nueva cada vez. Más información.
  4. Elabora compostaje doméstico. Utiliza tus residuos orgánicos para crear tu propio compost y generar abono natural. Más información.
  5. Reduce el uso de productos desechables. Utiliza productos que sean reutilizables o recargables para darles más vidas. Más información.

¿Qué pasa con los residuos después de que nos deshacemos de ellos?

Que hacer con los residuos producidos en el colegio

Los residuos orgánicos se transforman en biogás que sirve para producir energía eléctrica. También se convierte en un abono orgánico de alta calidad – ¿Dónde van los envases? Te has fijado que tiramos en el mismo contenedor botellas de agua y de detergente junto con latas de atún.

¿Cómo podemos cuidar la escuela?

En este inicio de clases escolares el Programa Nacional de Infraestructura Educativa (PRONIED), del Ministerio de Educación, brinda seis consejos a las alumnas y alumnos para cuidar la infraestructura y el mobiliario de sus colegios. 1) Evita rayar o ensuciar las paredes de las aulas y las pizarras, ni cerrar las puertas de forma brusca.

Recuerda que el colegio es tu segundo hogar. 2) Procura no arrastrar ni pararte sobre las sillas y mesas, tampoco las rayes. Ellas te acompañarán todo el año y debes cuidarlas. 3) Cierra el caño cuando tus manos no están en contacto con el agua mientras te enjabonas.

El agua es escasa, no la desperdicies. 4) No tires papeles o residuos al inodoro, podrías atorarlo. Un baño malogrado y sucio podría causarte enfermedades. 5) Recuerda apagar la luz eléctrica y desconectar los equipos electrónicos como las computadoras. Ahorra energía eléctrica, el planeta te lo agradecerá.

6) No pises el césped ni arranques las flores, ellas adornan y dan vida a la infraestructura de tu colegio. Las niñas y los niños deben recordar que el cuidado de la escuela facilita y embellece el entorno de sus aprendizajes.

El PRONIED invoca a los padres de familia, profesores y directores a dar estos seis consejos a las niñas y niños para cuidar la infraestructura y el mobiliario de los colegios estatales..

¿Qué acciones podemos realizar desde la escuela para reducir la cantidad de basura que se genera en nuestra localidad?