Que Llevar De Comer A La Escuela?

Que Llevar De Comer A La Escuela
¿Por qué es importante aprender a comer ?  Porque una alimentación adecuada permite mantener la salud y prevenir enfermedades como la obesidad. Si enseñas a tus hijos a cuidarse, lo harán para toda la vida. Los padres influimos mucho en la alimentación de nuestros hijos.

¿Cuál es el mejor momento para aprender? De niños se consolidan los buenos hábitos alimentarios que durarán toda la vida. Para ello, TODOS debemos implicarnos: la familia, los profesores, los alumnos, el personal del comedor escolar, los profesionales sanitarios, la industria de la alimentación y los gobiernos.

Los medios de comunicación actúan como poderosos transmisores de valores, hábitos y alimentos muy apetecibles pero, a veces poco sanos y presentados por personajes conocidos. Se sabe a ciencia cierta que las personas mejor informadas cuidan mejor de su salud y la de su familia.

  1. ¿Se aprende a comer también en la escuela? Por supuesto;
  2. La educación es una de las vías más eficaces para la prevención;
  3. Educar no siempre es fácil;
  4. Pero siempre vale la pena;
  5. Para educar hace falta paciencia, dedicación y más paciencia;

La educación nutricional está siendo incluida en el currículo escolar. Se quiere responsabilizar a los niños de su propia alimentación. Los niños comerán mejor con los conocimientos que adquieren en el aula, con la práctica en el comedor y con el apoyo de la familia en casa.

  1. Que el profesor participe es clave en el proyecto de promoción de la salud;
  2. Más del 70% de los niños comen a mediodía en el comedor escolar;
  3. Se debe, entre otras causas, a que muchas mujeres ya trabajan fuera del hogar;

El comedor escolar desempeña una función educativa muy importante. Debe servir para fomentar una dieta variada y equilibrada. El 60% de las calorías totales diarias deben ser hidratos de carbono, el 30% grasas y el 10% proteínas. Se debe cuidar la presentación de los platos. ¿Cuáles son objetivos del comedor escolar?

  • Comer sano en la escuela.
  • Promover el consumo de verduras, hortalizas, frutas frescas , legumbres y pescado junto con el aceite de oliva, pan ( mejor si es integral ) y agua como bebida básica.
  • Promover buenos hábitos alimentarios en casa y en la escuela.
  • Promover el ejercicio físico (ir andando o en bici al colegio, ejercicio en el patio…).

¿Todas las comidas son importantes? Lo mejor es hacer cinco comidas al día: desayuno, media mañana o almuerzo, comida, merienda y cena.

  • El desayuno es clave para prevenir la obesidad de los niños y niñas. Lo ideal es tomar leche, cereales (pan) y fruta (una pieza entera o zumo natural). No se debe cambiar la fruta fresca por los zumos envasados que son bebidas azucaradas a base de fruta. Tienen más calorías.
  • A media mañana, en el recreo y en la merienda es mejor una fruta fresca o un bocadillo que un zumo envasado o bollería industrial.
  • En la comida y la cena, de primer plato: legumbres, arroz, pasta o verduras (son los hidratos de carbono) y de segundo: pescado , huevos o carne (estas son las proteínas) con guarnición. Mejor ensalada que patatas fritas. Como postre, una fruta fresca y /o lácteo.

Algunas recomendaciones : – Cuando en el primer plato haya alimentos de los considerados del primer plato y segundo plato (carne, pescado, huevo), se considerará plato único. En todo caso, se debe acompañar por ensalada, y fruta. – Evitar pastillas de caldo, sopas preparadas, manteca, margarina, mantequilla, nata… – Siempre es mejor cocinar los alimentos a la plancha, asados al horno, cocción o al vapor, que fritos. Y mejor tomar menos empanados o rebozados para reducir el aporte calórico de la dieta.

  • Hay que adaptarlos a los gustos de los alumnos, para que disfruten cuando coman;
  • Sin embargo, los menús escolares no reúnen en muchos casos las características nutricionales deseadas;
  • Tienen muchas proteínas de origen animal, un exceso de lácteos y postres azucarados y menos verduras y pescado de lo recomendable;

– Se debe evitar la comida precocinada, los alimentos procesados o comidas de preparación rápida (hamburguesas, pizzas…) pues tienen más grasas saturadas, azúcares y sal. – Los dulces no deben formar parte de la dieta habitual (helados, golosinas, chocolate, azúcar, bollería industrial, zumos envasados, refrescos).

– El agua es la bebida necesaria y básica para acompañar la comida y quitar la sed. – Las máquinas expendedoras de comida rápida y bebidas refrescantes y azucaradas suponen un problema para conseguir una dieta equilibrada.

No deben estar en los colegios. – Hay que lavarse los dientes después de comer. – Y se debe conocer a los alumnos con alergias a alimentos , celiacos , diabéticos … para adecuar el menú. ¿Cuál es la frecuencia recomendada del consumo de alimentos en el comedor escolar? ¿Te atreves a contar y hacer una valoración del menú escolar de tus hijos? Es muy fácil.

A la semana (5 días)                                          Al mes (20 días) Arroz                                                                 1-2                                                                 4-6 Pasta                                                                1-2                                                                 4-6 Patatas                                                              1-2                                                                 4-6 Legumbres                                                         1-2                                                                 6-8 Verduras y hortalizas                                           5                                                                    20 Carnes                                                               2-3                                                                 8-10 Pescado                                                             2-3                                                                 8-10 Huevo                                                                 1-2                                                                  4-8 Lácteos                                                                1                                                                    4 Pan (mejor integral)                                               5                                                                    20 Fruta                                                                    5                                                                    20 Fritos                                                                   0-2                                                                  0-6 – Aceite, preferente de oliva – Sal yodada, de forma moderada – Agua, bebida de elección – El tamaño de las raciones ajustado a la edad.

¿Se puede decorar el comedor con pirámides de la alimentación ? El ambiente del comedor escolar puede y debe ser utilizado como elemento educativo. Pequeños cambios en la decoración, con colores más alegres en las paredes, dibujos atractivos de alimentos pueden ejercer un notable efecto. ¿Qué comportamientos deben desalentar los cuidadores del comedor?

  • Repetir el mismo plato sin causa justificada.
  • Comer parte de las raciones de los demás.
  • Comer muy deprisa.
  • Comer con un exceso de pan.
  • Consumir chucherías u otros alimentos a los allí servidos.
  • Rechazar un alimento alegando que no le gusta ( se retirará el plato y no se dará otro )
  • No tomar nunca la fruta.
  • Realizar alguna otra actividad mientras se come.

En nuestro colegio tenemos huerto… ¡Fantástico! Para un niño, el huerto es una verdadera maravilla. Contempla con emoción la semilla que germina. Degusta las frutas y hortalizas que él mismo ha recogido (zanahoria, tomates, calabaza, patata, fresas, lechuga…). Fomenta su preferencia por lo crudo sobre lo cocido… ¿Podemos participar los padres? Para que la salud se mantenga en el tiempo es necesario trabajar en el ambiente escolar, con las familias y la comunidad.

Es importante hacer de la comida un momento agradable. Las familias se deben implicar. Tanto para lograr cambios favorables, como para mantenerlos. El primer aprendizaje sobre alimentación, y el más importante, es la familia.

Por ello, ha de haber una coordinación entre escuela y familia. Los padres seguimos siendo los principales transmisores de los hábitos alimentarios. Es necesario formarnos para implicarnos. Hay que conocer los alimentos que hay que potenciar, los que hay que reducir y cómo poner en práctica las recomendaciones.

  1. Los niños que comen en el colegio hacen en él 5 de las 21 comidas principales de la semana;
  2. Por ello, es necesario que los padres nos formemos a través de: – Reuniones periódicas con un profesional de la educación o de la salud en el centro educativo (aunque, la experiencia muestra que nuestra asistencia e implicación no es mayoritaria);
You might be interested:  Cual Es El Cct De La Escuela Primaria?

– Información clara y concisa para mejorar los conocimientos nutricionales y potenciar los menús saludables en casa:      + Listado de los menús servidos en el colegio. + Recomendaciones sobre los menús en casa. Y recuerda:

  • Predica con el ejemplo al comer y al hacer ejercicio físico.
  • Los niños tienden a imitar lo que ven. Ten mucha paciencia.
  • Un largo viaje comienza siempre con un primer paso. ¡Ánimo!

Más información.

  • Consejos prácticos para una cocina atractiva y saludable en comedores escolares. Departamento de Salud del Gobierno Vasco. 2019
  • La alimentación saludable en la etapa escolar. Guía para familias y escuelas. Agència de Salut Pública de Catalunya. Departament de Salut. Generalitat de Catalunya. 2017 

Descárgate la presentación con los PUNTOS CLAVE:  .

¿Qué puedo llevar a la escuela de comer?

¿Qué pueden comer los niños en la escuela?

¿Que llevar para compartir en un colegio?

¿Qué comer en el colegio para no engordar?

¿Qué comen los niños en el recreo?

¿Qué debe comer una niña de 11 años?

¿Qué puede hacer para ayudar a que mi niño obtenga una buena nutrición? –

  • Enséñele a su niño un plan alimenticio saludable al darle un buen ejemplo. Su niño todavía aprende de sus hábitos alimenticios. Compre alimentos saludables para toda la familia. Tome comidas saludables junto con su familia siempre que sea posible. Hable con su niño de por qué es importante escoger alimentos saludables. Que Llevar De Comer A La Escuela
  • Deje que su niño decida cuánto va a comer. Sírvale una porción pequeña a su niño. Deje que coma otra porción si le pide una. Su niño tendrá mucha hambre algunos días y querrá comer más. Por ejemplo, es probable que quiera comer más los días que está más activo. También es probable que coma más cuando “pega estirones”. Que Llevar De Comer A La Escuela
  • Anime a su hijo a consumir comidas y meriendas en el horario acostumbrado, aunque esté ocupado. Su hijo debe comer 3 comidas y 2 meriendas al día para obtener las calorías que necesita. También debe consumir una variedad de alimentos saludables para recibir los nutrientes necesarios y mantener un peso saludable. Es posible que necesite ayudar a su hijo a planear sus comidas y meriendas.
    • Habrá días que coma menos de lo habitual;
    • Sugiera alimentos nutritivos que su hijo puede escoger cuando come afuera;
    • Podría por ejemplo ordenar un emparedado de pollo en vez de una hamburguesa grande o escoger una ensalada en vez de papas fritas;

    Felicite a su niño cuando tome buenas elecciones de alimentos cada vez que pueda.

  • Proporcione una variedad de frutas y verduras. La mitad del plato del niño debe contener frutas y vegetales. Debe comer alrededor de 5 porciones de fruta y verduras al día. Compre fruta fresca, enlatada o seca en vez de jugos de fruta con la frecuencia que le sea posible. Ofrézcale a su hijo más vegetales verdes oscuros, rojos y anaranjados.
  • Proporcione cereales de grano entero. La mitad de los granos que su niño consume al día deben ser granos integrales. Los granos integrales incluyen el arroz integral, la pasta integral, los cereales y panes integrales.
  • Proporcione alimentos lácteos descremados. Los productos lácteos son una buena fuente de calcio. Su niño necesita 1300 miligramos (mg) de calcio al día. Estos incluyen la leche, queso, requesón y yogur. Que Llevar De Comer A La Escuela
  • Compre carne magra, pollo, pescado y otros alimentos de proteína saludables. Otros alimentos que son fuente de proteína saludable incluye las legumbres (como frijoles), alimentos con soya (como tofu) y mantequilla de maní. Ase al horno o a la parrilla, o hierva las carnes en lugar de freírlas para reducir la cantidad de grasas.
  • Prepare los alimentos para su hijo con aceites saludables. La grasa no saturada es una grasa saludable. Se encuentra en los alimentos como el aceite de soya, de canola, de oliva y de girasol. Se encuentra también en la margarina suave hecha con aceite líquido vegetal. Limite las grasas no saludables como las grasas saturadas, grasas trans y el colesterol.
  • Ayude a que su hijo limite el consumo de grasas, azúcar y cafeína. Alimentos altos en grasas y azúcares incluyen las comidas rápidas (papas tostadas, dulces y otros caramelos), jugo, bebidas con fruta y bebidas gaseosas. Si su hijo consume estos alimentos con demasiada frecuencia, lo más probable es que consuma menos alimentos saludables durante las comidas diarias.

    Los vegetales verde oscuro incluyen la brócoli, espinaca, lechuga y repollo verde. Ejemplos de vegetales anaranjados y rojos son las zanahorias, camote, calabaza de invierno y chiles dulces rojos. Estas se encuentran en la manteca, mantequilla, margarina y grasa animal.

    También es probable que aumente demasiado de peso. La cafeína se encuentra en las gaseosas, bebidas energéticas, té y café y en algunos medicamentos de venta libre. Su hijo debe limitar su consumo de cafeína a 100 mg o menos al día. La cafeína puede causar que su niño se sienta nervioso, ansioso o mareado.

  • Anime a su niño a hablar con usted o su médico sobre la pérdida de peso segura, si fuera necesario. Es posible que los adolescentes quieran seguir dietas de moda si ellos ven que sus amigos o las personas famosas lo estén haciendo. Las dietas de moda no siempre incluyen todos los nutrientes que el niño necesita para crecer y estar saludable. Las dietas también pueden conducir a trastornos de alimentación, como la anorexia y la bulimia.

¿Qué comen los niños de 6 a 12 años?

El adolescente: hasta los 18 años      – La adolescencia es una etapa de la vida en la que el niño y la niña experimentan importantes cambios físicos, sexuales, emocionales y sociales, que les irán haciendo madurar. Durante la adolescencia tiene lugar la pubertad, término que se refiere a los cambios biológicos que experimenta el niño (maduración sexual, estirón puberal), y que lo transforman en una persona adulta con capacidad para reproducirse.

  • Esto les ocurre entre los 10 y los 18 años, aproximadamente, y varía de unos a otros tanto en la edad de inicio como en su evolución, y depende fundamentalmente de la interacción de factores genéticos con los hábitos alimentarios, el estilo de vida y el ambiente psicológico y social;

En estos años el adolescente alcanza su talla definitiva. La alimentación cobra una importancia especial debido a que las necesidades de energía y nutrientes son elevadas para hacer frente a dichos cambios, y varían de un adolescente a otro, según su edad, sexo, talla, y de forma muy importante considerando el grado de actividad física que realice.

  • Asegúrale a tu hijo una dieta equilibrada y variada en platos, sabores, texturas y consistencia, con el fin de que aprenda a alimentarse correctamente.
  • En casa es importante ser disciplinado con los horarios de las comidas, y tratar de comer ordenadamente; comenzar por el primer plato, después el segundo y, por último, el postre.
  • Pizzas, hamburguesas, refrescos, bollería y golosinas son alimentos con sabores marcados, que les gustan mucho a los adolescentes (también a los más pequeños) y además son muy accesibles y asequibles para ellos. No tienes porqué darle más importancia si tu hijo o tu hija consume estos alimentos ocasionalmente. Para evitar que formen parte de su alimentación habitual no se los ofrezcas en casa, ni como alternativa a comidas más sanas y nutritivas como bocadillos, sándwich, repostería casera, frutos secos, macedonias de frutas, batidos y zumos.
  • Es responsabilidad de padres y madres conocer y supervisar el tipo de dieta que siguen los adolescentes, para evitar que hagan por su cuenta dietas milagrosas o combinaciones de alimentos absurdas con el objetivo de adelgazar o como medio de expresar su rebeldía (por ejemplo, hacerse vegetariano sin tener un criterio claro sobre este tipo de alimentación).
Alimentos > 10 años

Productos Una ración (r) es Raciones/día
Lácteos 1 taza de leche (200-250 cc) 1 cuajada 2 yogures ó 2 petit suisse 4 quesitos 80 g queso fresco 30-40 g queso magro 4
Carne, Pescado,Huevos 80-100 g de carne o 100-120 de pescado 1-2 huevos medianos 30-40 g de jamón, fiambre, embutido o similares 2  
Cereales Patatas Legumbres Plato de arroz, pasta o legumbre (60-80 g en crudo) Rebanada de pan (4 dedos grosor) Patata como plato (200 g) y como guarnición (100 g) 4-6
Verduras Plato (200 g) y guarnición (80-100 g)  
Frutas 1 pieza mediana (120-150 g) 2-3 pequeñas 1 vasito de zumo  
Frutos secos Un puñado (20-30 g)  3-7 a la semana 
Azúcares 2 terrones   2-4
Aceite y grasas Recomendada especialmente el aceite de oliva. Complementar con aceites de semillas. Sin abusar de otras grasas (mantequilla, margarina, nata. )    
Agua Cada día unos 6-8 vasos    
Frecuencia de consumo de alimentos recomendada

Frutas, verduras, ensaladas, lácteos y pan Cada día 
Legumbres 2-4 veces por semana (2 como primer plato, y 2 como guarnición)
Arroz, pasta, patatas 2-4 veces por semana. Alternar su consumo.
Pescados y carnes 3-4 veces por semana. Alternar su consumo.
Huevos Hasta 4 unidades a la semana, alternando su presencia con carnes y pescados.
Bollería, repostería, patatas fritas de bolsa y similares, refrescos, precocinados (pizza, hamburguesa y similares), golosinas. Ocasionalmente. Sin abusar.

.

¿Que deben comer los niños de 10 a 12 años?

Ideas de LUNCH para llevar a la escuela | Rápido y ¡DELICIOSO!

¿Cuál es la comida chatarra más peligrosa?

¿Qué merendar en la escuela?

¿Cómo llevar viandas a la escuela?

Si tu hijo va doble escolaridad al colegio , necesita de una buena ingesta de nutrientes para mantener su rendimiento. Los alimentos que consuma durante el día son un factor fundamental para que pueda soportar la larga jornada. Sin embargo, sabemos que por lo general armás las viandas a la noche, cuando estás cansada y sin mucha imaginación.

Por eso, en esta nota te damos una mano y te proponemos menús con calidad nutricional y que son fáciles de preparar. La comida que tus hijos llevan a la escuela puede ser tan sana como rica y variada, y no tiene por qué estar basada en sándwiches y gaseosas.

Lo primero que hay que tener en cuenta es que una vianda infantil debe contener alimentos de todos los grupos de la pirámide. De esta manera, lo mejor es incluir algo de cada fila y variar el menú cada día. Frutas, verduras, lácteos, carnes, cereales, agua, ¡las combinaciones son infinitas! La clave está en evitar los alimentos con alto contenido en grasas, como las hamburguesas, los panchos y las galletitas; los productos congelados, que contienen altos niveles de sodio; y los azúcares como alfajores, caramelos y gaseosas.

Al mismo tiempo, existen ingredientes que pueden ser reemplazados por otros más sanos, y que no son menos sabrosos. En lugar de hacer los sándwiches con pan común, podés prepararlos con pan integral, ya que posee más fibra, o pan árabe, que contiene menos calorías.

El salame y el jamón son carnes grasas que pueden sustituirse por carnes magras como el pollo, la pavita, el atún o las milanesas de nalga. Como acompañamiento, las papas fritas de paquete no son nada saludables. Las papas al horno cortadas en bastones o rodajas, tienen menos grasas y menos calorías.

¿Cómo armar viandas escolares?

Cuando los niños están todo el día en el colegio, y no se quedan en el comedor, hay que pensar cómo alimentarlos correctamente. Veamos algunas ideas en este artículo – El período de clases implica un duro desafío para los padres ya que durante el año escolar los chicos tendrán una actividad intelectual importante, el cerebro demanda alrededor del 20 % de la energía que utiliza el resto del organismo, la misma se obtendrá principalmente de los hidratos de carbono provenientes de la dieta, aportados por cereales, frutas y verduras y tubérculos. Entoncesresulta fundamental que reciban la cantidad y calidad de nutrientes necesarios para el desarrollo de todo su potencial genético. No olvidemos que las carencias nutricionales no solo se manifiestan como delgadez sino que sus consecuencias pueden ser baja estatura, trastornos en la atención y el aprendizaje, alteraciones del sistema inmunológico, decaimiento, irritabilidad, entre otras.

  • La clave está en ofrecerles una alimentación variada y atractiva y transmitirles hábitos saludables, que se trasladen desde la casa al colegio;
  • Primero, un buen desayuno;
  • Antes de salir de casa y después del ayuno nocturno, el organismo necesita energía para comenzar el día, por lo tanto debe ser lo mas completo posible constando de una porción de lácteos, una porción de cereales y una fruta;

También es beneficioso el consumo de una pequeña cantidad de frutas secas sin sal. Estos alimentos pueden ser distribuidos en la mañana para completar lo que no fue consumido en casa, a modo de colación. ¿Cómo plantear las viandas?  Debemos tener en cuenta muchos aspectos de la vianda de nuestro hijo, primero sus gustos y preferencias; es muy importante que se consuma en su totalidad y que no se encuentre con algo que no le gusta o no acostumbra comer.

Para ello, es fundamental sentarnos con ellos y pactar cuales son los alimentos que les gustaría llevar al colegio y cuales no y porque no. En base a ello debemos realizar una lista de preparaciones variadas para tener en cuenta en la semana y simplificarnos la tarea de programarlas el día anterior.

¿Qué debe incluir una vianda?  Debe contener alimentos de todos los grupos, para estar seguros de proporcionar a los chicos los nutrientes necesarios: frutas, verduras, lácteos, carnes, cereales, agua. Lo mejor es incluir algo de cada grupo y variar el menú cada día.

  • Para beber, lo ideal es agua mineral;
  • Debemos evitar las bebidas azucaradas ya que pueden producir caries;
  • En cuanto a la comida, la estrategia consiste en ofrecer el alimento en cuestión en forma atractiva y combinarlo con otros alimentos que el chico ya conoce y son de su agrado;

¿Qué NO debe incluir la vianda? Conviene evitar alimentos con alto contenido de grasas y sodio (hamburguesas industrializadas, panchos, galletitas, alfajores), productos congelados y de copetín y azúcares (gaseosas y jugos artificiales). Siempre lo casero es mejor.

No olvidemos que evitando estos alimentos contribuimos a la prevención de las llamadas Enfermedades Crónicas no transmisibles (E. ) como lo son la hipertensión arterial, la diabetes tipo 2, la obesidad, las enfermedades cardiovasculares, la osteoporosis entre otras.

¿Que debemos tener en cuenta? – Las porciones deben estar de acuerdo al tamaño del estómago del chico según la edad y que él este acostumbrado a consumir, nunca más grande (es mejor que consuma poco a que no consuma nada). – No colocar en el mismo recipiente una preparación que se debe calentar, con una ensalada fresca.

Debe estar en un recipiente separado, con aderezo en lo posible en sobre cerrado o un frasquito. – Las ensaladas se deshidratan con el agregado de sal, por lo tanto se deben condimentar en el momento de consumirlas.

– Las milanesas, por ejemplo cambian su calidad sensorial (gusto, aspecto) al ser recalentadas y se resecan, por lo tanto se podrían enviar a la napolitana con tomate fresco y muzzarella, así quedarán mejor hidratadas y se consumirán también un tomate y una porción de lácteos.

– La “vianda ideal ” se completaría con una fruta bien lavada (o más de una), ya que da sensación de saciedad y evita los atracones de golosinas y snacks después de largos intervalos sin comer. – Si preparamos sándwiches la noche anterior, debemos conservarlos en la heladera, envueltos en papel adherente o en bolsitas con cierre.

De la mano del aspecto nutricional, está el de la conservación de los alimentos y preparaciones. Lo ideal es que, la preparación luego de elaborada se deje enfriar y se coloque en la heladera inmediatamente, tapada y en un recipiente limpio, y que los chicos la lleven fría al colegio, evitando así la proliferación microbiana que podría ocurrir si se dejara a temperatura ambiente la noche anterior.

  • Algunas ideas de VIANDAS FÁCILES de preparar y transportar – Pollo al horno con puré y palitos de zanahoria crudos o cocidos – Tortillas de papa u otro vegetal con ensaladas;
  • – Guiso de lentejas – Polenta rellena de jamón y queso;

– Tartas individuales o budines de verduras con queso y una ensalada a elección (maíz ,brócoli,tomate, remolacha,papa). – Un sándwich de carne, pollo o atún con huevo y queso crema, con tomate y lechuga. – Salpicón de pollo o carne con verduras. Chop suey de pollo o carne.

– Ensalada de arroz. Preparar las viandas es un acto de amor y dedicación, sin duda, pero no es en vano, ya que les estamos brindando, a nuestros hijos hábitos alimentarios que les servirán para toda la vida.

Ellos nos lo agradecerán más adelante, ya que somos los padres, los que vamos de compras y los acostumbramos a los distintos alimentos, por lo tanto responsables de las consecuencias de su buena o mala alimentación. Si queres compartir con nosotros alguna experiencia u opinión relacionada a este artículo, podes hacerlo desde aquí:.

¿Que llevar al colegio saludable?

¿Cómo llevar viandas a la escuela?

Si tu hijo va doble escolaridad al colegio , necesita de una buena ingesta de nutrientes para mantener su rendimiento. Los alimentos que consuma durante el día son un factor fundamental para que pueda soportar la larga jornada. Sin embargo, sabemos que por lo general armás las viandas a la noche, cuando estás cansada y sin mucha imaginación.

  • Por eso, en esta nota te damos una mano y te proponemos menús con calidad nutricional y que son fáciles de preparar;
  • La comida que tus hijos llevan a la escuela puede ser tan sana como rica y variada, y no tiene por qué estar basada en sándwiches y gaseosas;

Lo primero que hay que tener en cuenta es que una vianda infantil debe contener alimentos de todos los grupos de la pirámide. De esta manera, lo mejor es incluir algo de cada fila y variar el menú cada día. Frutas, verduras, lácteos, carnes, cereales, agua, ¡las combinaciones son infinitas! La clave está en evitar los alimentos con alto contenido en grasas, como las hamburguesas, los panchos y las galletitas; los productos congelados, que contienen altos niveles de sodio; y los azúcares como alfajores, caramelos y gaseosas.

Al mismo tiempo, existen ingredientes que pueden ser reemplazados por otros más sanos, y que no son menos sabrosos. En lugar de hacer los sándwiches con pan común, podés prepararlos con pan integral, ya que posee más fibra, o pan árabe, que contiene menos calorías.

El salame y el jamón son carnes grasas que pueden sustituirse por carnes magras como el pollo, la pavita, el atún o las milanesas de nalga. Como acompañamiento, las papas fritas de paquete no son nada saludables. Las papas al horno cortadas en bastones o rodajas, tienen menos grasas y menos calorías.

¿Cómo armar viandas escolares?

Cuando los niños están todo el día en el colegio, y no se quedan en el comedor, hay que pensar cómo alimentarlos correctamente. Veamos algunas ideas en este artículo – El período de clases implica un duro desafío para los padres ya que durante el año escolar los chicos tendrán una actividad intelectual importante, el cerebro demanda alrededor del 20 % de la energía que utiliza el resto del organismo, la misma se obtendrá principalmente de los hidratos de carbono provenientes de la dieta, aportados por cereales, frutas y verduras y tubérculos. Entoncesresulta fundamental que reciban la cantidad y calidad de nutrientes necesarios para el desarrollo de todo su potencial genético. No olvidemos que las carencias nutricionales no solo se manifiestan como delgadez sino que sus consecuencias pueden ser baja estatura, trastornos en la atención y el aprendizaje, alteraciones del sistema inmunológico, decaimiento, irritabilidad, entre otras.

  • La clave está en ofrecerles una alimentación variada y atractiva y transmitirles hábitos saludables, que se trasladen desde la casa al colegio;
  • Primero, un buen desayuno;
  • Antes de salir de casa y después del ayuno nocturno, el organismo necesita energía para comenzar el día, por lo tanto debe ser lo mas completo posible constando de una porción de lácteos, una porción de cereales y una fruta;

También es beneficioso el consumo de una pequeña cantidad de frutas secas sin sal. Estos alimentos pueden ser distribuidos en la mañana para completar lo que no fue consumido en casa, a modo de colación. ¿Cómo plantear las viandas?  Debemos tener en cuenta muchos aspectos de la vianda de nuestro hijo, primero sus gustos y preferencias; es muy importante que se consuma en su totalidad y que no se encuentre con algo que no le gusta o no acostumbra comer.

  • Para ello, es fundamental sentarnos con ellos y pactar cuales son los alimentos que les gustaría llevar al colegio y cuales no y porque no;
  • En base a ello debemos realizar una lista de preparaciones variadas para tener en cuenta en la semana y simplificarnos la tarea de programarlas el día anterior;

¿Qué debe incluir una vianda?  Debe contener alimentos de todos los grupos, para estar seguros de proporcionar a los chicos los nutrientes necesarios: frutas, verduras, lácteos, carnes, cereales, agua. Lo mejor es incluir algo de cada grupo y variar el menú cada día.

Para beber, lo ideal es agua mineral. Debemos evitar las bebidas azucaradas ya que pueden producir caries. En cuanto a la comida, la estrategia consiste en ofrecer el alimento en cuestión en forma atractiva y combinarlo con otros alimentos que el chico ya conoce y son de su agrado.

¿Qué NO debe incluir la vianda? Conviene evitar alimentos con alto contenido de grasas y sodio (hamburguesas industrializadas, panchos, galletitas, alfajores), productos congelados y de copetín y azúcares (gaseosas y jugos artificiales). Siempre lo casero es mejor.

No olvidemos que evitando estos alimentos contribuimos a la prevención de las llamadas Enfermedades Crónicas no transmisibles (E. ) como lo son la hipertensión arterial, la diabetes tipo 2, la obesidad, las enfermedades cardiovasculares, la osteoporosis entre otras.

¿Que debemos tener en cuenta? – Las porciones deben estar de acuerdo al tamaño del estómago del chico según la edad y que él este acostumbrado a consumir, nunca más grande (es mejor que consuma poco a que no consuma nada). – No colocar en el mismo recipiente una preparación que se debe calentar, con una ensalada fresca.

Debe estar en un recipiente separado, con aderezo en lo posible en sobre cerrado o un frasquito. – Las ensaladas se deshidratan con el agregado de sal, por lo tanto se deben condimentar en el momento de consumirlas.

– Las milanesas, por ejemplo cambian su calidad sensorial (gusto, aspecto) al ser recalentadas y se resecan, por lo tanto se podrían enviar a la napolitana con tomate fresco y muzzarella, así quedarán mejor hidratadas y se consumirán también un tomate y una porción de lácteos.

  • – La “vianda ideal ” se completaría con una fruta bien lavada (o más de una), ya que da sensación de saciedad y evita los atracones de golosinas y snacks después de largos intervalos sin comer;
  • – Si preparamos sándwiches la noche anterior, debemos conservarlos en la heladera, envueltos en papel adherente o en bolsitas con cierre;

De la mano del aspecto nutricional, está el de la conservación de los alimentos y preparaciones. Lo ideal es que, la preparación luego de elaborada se deje enfriar y se coloque en la heladera inmediatamente, tapada y en un recipiente limpio, y que los chicos la lleven fría al colegio, evitando así la proliferación microbiana que podría ocurrir si se dejara a temperatura ambiente la noche anterior.

  1. Algunas ideas de VIANDAS FÁCILES de preparar y transportar – Pollo al horno con puré y palitos de zanahoria crudos o cocidos – Tortillas de papa u otro vegetal con ensaladas;
  2. – Guiso de lentejas – Polenta rellena de jamón y queso;

– Tartas individuales o budines de verduras con queso y una ensalada a elección (maíz ,brócoli,tomate, remolacha,papa). – Un sándwich de carne, pollo o atún con huevo y queso crema, con tomate y lechuga. – Salpicón de pollo o carne con verduras. Chop suey de pollo o carne.

– Ensalada de arroz. Preparar las viandas es un acto de amor y dedicación, sin duda, pero no es en vano, ya que les estamos brindando, a nuestros hijos hábitos alimentarios que les servirán para toda la vida.

Ellos nos lo agradecerán más adelante, ya que somos los padres, los que vamos de compras y los acostumbramos a los distintos alimentos, por lo tanto responsables de las consecuencias de su buena o mala alimentación. Si queres compartir con nosotros alguna experiencia u opinión relacionada a este artículo, podes hacerlo desde aquí:.

¿Cómo armar una vianda escolar?

¿Qué hacer para la merienda escolar?

Arrancan las clases presenciales en las instituciones educativas y la hora del recreo es una de las horas más esperadas por los chicos para disfrutar con sus amigos y disfrutar de una merienda, por ello, es importante elegir alimentos saludables, nutritivos y fáciles de digerir que brinden la energía necesaria para realizar las actividades diarias.

Ante el inicio de un nuevo año escolar, la Lic. Bethania Machuca, nutricionista de la Dirección de Vigilancia de Enfermedades Transmisibles, expone ideas de meriendas deliciosas, nutritivas y fáciles de digerir, aconsejables para el momento del recreo escolar, ya sea para la media mañana o la media tarde.

La profesional explica que la función de la merienda en la escuela es proporcionar al niño y al adolescente una pequeña cantidad de energía para continuar con su actividad escolar, “este alimento no reemplaza al desayuno ni al almuerzo que los alumnos deben consumir indefectiblemente antes de ir la escuela”, aclara, por lo que no es recomendable que el niño asista a la escuela en ayunas.

Menciona que la merienda escolar no debe ser abundante ni con muchas calorías. Para la merienda, aconseja proporcionar a los estudiantes alimentos saludables, para evitar el desarrollo de enfermedades como diabetes, hipertensión, sobrepeso u obesidad.

La merienda escolar para el niño o adolescente no debe superar el 10% del total de las calorías diarias. La nutricionista aconseja elegir alimentos nutritivos y fáciles de digerir tales como: frutas de estación, ensalada de frutas (elaborado hasta 3 frutas), yogur solo o con cereal sin azúcar, galletitas sin relleno, maní tostado (sin sal de preferencia), sándwich de verduras y queso, huevo duro..