Personajes Que Aportaron A La Educacion En Mexico?

Personajes Que Aportaron A La Educacion En Mexico
Las problemáticas educativas de México durante el siglo XIX fueron enfrentadas por distintos pensadores y pedagogos mexicanos, algunas de sus aportaciones han influido hasta nuestros días. Aquí compartimos una lista de los principales:

Joseph Lancaster (1778 – 1838)
Gabino Barreda (1818 – 1881)
Enrique Rébsamen (1857 – 1904)
José María Luis Mora Lamadrid (1794 – 1850)
Carlos A. Carrillo (1855 – 1893)
Valentín Gómex Farías (1781 – 1858)
Melchor Ocampo (1814 – 1861)
Ignacio Ramírez (El Nigromante) (1818 – 1879)

******************************************************************** Estas son algunos materiales sobre su vida o obra: Joseph Lancaster (1778 – 1838)

El movimiento de enseñanza mutua y el desarrollo de la administración curricular: enfoque comparado. Las escuelas lancasterianas en la ciudad de México: 1822 – 1842

Gabino Barreda (1818 – 1881)

Reformas educativas de Gabino Barreda Gabino Barreda en Grandes Educadores de México y América Latina (páginas 44 – 61) Laicismo en la historia de la educación en México. Capítulo octavo

Enrique Rébsamen (1857 – 1904)

Enrique Rébsamen en Grandes Educadores de México y América Latina (páginas 62-79) Enrique Rébsamen. Ideológo educativo El surgimiento de la formación de docentes en México como profesión de Estado: Enrique Rébsamen y la creación de las primeras Escuelas Normales,

José María Luis Mora Lamadrid (1794)

Lo orígenes de la educación elemental oficial en México El laicismo en la historia de la educación en México.Capítulo tercero

Carlos A. Carrillo (1855 – 1893)

Artículos pedagógicos Carlos A. Carrillo en Grandes Educadores de México y América Latina (páginas 80 – 99)

Valentín Gómex Farías (1781 – 1858)

Ilustración y liberalimo en el programa de educación primara de Valentín Gómez Farías El laicismo en la historia de la educación en México. Capítulo segundo

Melchor Ocampo (1814 – 1861)

Discurso de Melchor Ocampo.1858 Para la memoria histórica. Melchor Ocampo Laicismo en la historia de la educación en México. Capítulo sexto El enfrentamiento Igresia – Estado 1855 – 1858

Ignacio Ramírez (El Nigromante) (1818 – 1879)

Laicismo en la historia de la educación en México. Capítulo séptimo Ignacio Ramírez: Paradigmático liberal del siglo XIX

Ver respuesta completa

¿Qué personajes o instituciones participaron en la creacion de la educación?

Las ideas educativas de José Vasconcelos, contenidas en su obra De Robinsón a Odiseo: Pedagogía estructurativa, escrita en 1952, decía que, “el niño no era el eje, sino el fin y el objeto de la enseñanza; y el educador, debía dirigir su desarrollo y no únicamente observarlo.” (Bracho, 2002; Galván, 2016).

En 1921, por decreto presidencial de Álvaro Obregón y bajo la dirección del entonces rector de la Universidad Nacional, José Vasconcelos, se crea la Secretaría de Educación Pública, (SEP) en México. Varios fueron los aspectos políticos y económicos que permitieron la creación de la SEP en el país. Entre lo económico, se encuentra principalmente la elevada producción de petróleo durante la segunda década del siglo XX, debido al influjo de la Primera Guerra Mundial; lo que dio como resultado que la economía de México mejorara exponencialmente.

En cuanto a lo político, el entonces presidente provisional de México (de junio a noviembre de 1920) Adolfo Huerta, había logrado la pacificación de los revolucionarios; por eso, cuando Álvaro Obregón ocupó la presidencia, la situación estaba controlada y fue más fácil regular la paz en el país. En este marco, en octubre de 1920, José Vasconcelos presentó ante la Cámara de Diputados la iniciativa de establecer “una dependencia federal cuyas funciones civilizadoras, llegaran no sólo a una porción privilegiada del territorio, no sólo al Distrito Federal (ahora Ciudad de México), sino a toda la República, necesitada, de un extremo a otro, de la acción del poder público y de la luz de las ideas modernas”.

El propósito fundamental de su propuesta era la de “salvar a los niños, educar a los jóvenes, redimir a los indios, ilustrar a todos y difundir una cultura generosa y enaltecedora, ya no de una casta, sino de todos los hombres”. Vasconcelos planteó la creación de una institución que atendiera la educación, las bibliotecas públicas y la cultura en el país.

(Ávila, 2015) En adelante, los acontecimientos toman un giro relativamente más ágil y es el 25 de julio de 1921, que el presidente Obregón anuncia el decreto que dispone la creación de la Secretaría de Educación Pública, aprobado por unanimidad por la cámara de diputados (Fell, 1989) y se publicaría en el Diario Oficial de la Federación el 3 de octubre del mismo año.
Ver respuesta completa

¿Quién es el actor principal en la educación?

ESTUDIANTE. El educando es el sujeto, de cualquier edad, que se educa. Es el destinatario de las acciones educativas y, al mismo tiempo, es el protagonista de su educación.
Ver respuesta completa

¿Cuántos pedagogos hay en México?

1 / noviembre / 2021 Conoce los principales sectores donde pueden trabajar los que estudian una Licenciatura en Pedagogía y su manera de aportar a los sectores productivos. Personajes Que Aportaron A La Educacion En Mexico Si te ha pasado por la mente dedicarte a la labor educativa o te ves influyendo en la formación de niños, jóvenes y adultos quizá hayas pensado en convertirte en un pedagogo. Son ellos los profesionistas que conocen los fundamentos de la labor educativa y ejercen una labor orientadora tanto en el trabajo como en la familia.
Ver respuesta completa

¿Quién fue uno de los pensadores más importantes de México hablando sobre la educación el cual logro que se fundara la Universidad Nacional?

JUSTO SIERRA “EL MAESTRO DE AMÉRICA”. FUNDADOR DE LA UNIVERSIDAD NACIONAL DE MÉXICO JUSTO SIERRA “THE PROFESSOR FROM AMERICA”. FOUNDER OFTHE NATIONAL UNIVERSITY OF MÉXICO Javier Ocampo López 1 Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia Grupo de Investigación – HISULA [email protected] Recepción: 22/09/2010 Evaluación:12/10/2010 Aceptación: 18/1/2010 Artículo de Reflexión RESUMEN Uno de los grandes educadores de México en los años de transición entre los siglos XIX y XX fue el humanista Justo Sierra Méndez, fundador de la Universidad Nacional de México, actual UNAM.

  • Se distinguió por sus ideas positivistas de libertad, orden y progreso que proyectó en la educación mexicana del Porfiriato.
  • Gran escritor y pedagogo de los textos escolares para los niños mexicanos, a quienes inculcó el “amor a la patria”.
  • Esta investigación se interesa por el estudio de sus ideas educativas que impulsaron la libertad, el orden y el progreso en la mentalidad de las nuevas generaciones que hicieron la nueva Revolución política y social, que señaló el cambio hacia la modernización de México en el mundo contemporáneo.

Palabras clave: Positivismo, Juarismo, Porfiriato, Grupo de los científicos, Escuela Preparatoria, Universidad Nacional, Textos escolares, Romanticismo, Laicismo, Evolución política, Ateneo de la Juventud, Revolución Mexicana. ABSTRACT One of the big educators of Mexico in the years of transition between the nineteenth and twentieth century was the humanist Justo Sierra Méndez, founder of the National University of Mexico, current UNAM.

  • He differed for his positivist ideas of freedom, order and progress that he projected in the Mexican education of the Porfiriato.
  • Great writer and pedagogue of the school texts for the Mexican children, to whom he inculcated the “love to the mother land “.
  • This research is interested for the study of his educational ideas that stimulated the freedom, the order and the progress in the mentality of the new generations who did the new political and social Revolution, which indicated the change towards the modernization of Mexico in the contemporary world.

Key words: Positivism, Laws, Porfiriato, scientists Group, High School, National University, school Texts, Romanticism, Laity, political Evolution, Cultural club of the Youth, Mexican Revolution. INTRODUCCIÓN En la Historia delas Sociedades, el intelectual que lucha por la educación como primera empresa del Estado, es reconocido como el estadista interesado en la formación de las jóvenes generaciones, que con el conocimiento y la creatividad se preparan para el liderazgo en los pueblos, las regiones y las naciones.

Uno de los grandes educadores de México en los finales del siglo XIX y primera década del siglo XX fue el humanista Justo Sierra (1848-1912), el fundador de la Universidad Nacional de México, hoy UNAM; el gran historiador, autor delas obras “Evolución política del pueblo mexicano”, “Juárez, su obra y su tiempo” y otras ; uno de los más grandes oradores de México ; y el “Gran Maestro Positivista” del Porfiriato y de la joven Generación que luchó en la Revolución Mexicana.

Por sus numerosos escritos ysu lucha por la autenticidad de México e Hispanoamérica y sus significativos aportes a la educación, fue llamado “El Maestro de América”.1. Estilo vital y vida política Este ilustre educador, escritor, historiador, periodista, abogado, diplomático y político mexicano nació en Campeche (México), el 26 de enero de 1848, cuando su tierra natal era el escenario de una feroz rebelión indígena; y en unos años de lucha social, conocida como guerra de castas y de luchas políticas de grupos conservadores y liberales que se enfrentaron para llegar al poder con el control político y económico.

En la misma forma, en unos días difíciles, cuando las tropas norteamericanas invadieron a México, después de la anexión de Texas y de un inmenso territorio en el Norte del país azteca, entre los años 1846-1848. Su padre Justo Sierra O´Reilly, abogado, novelista e historiador, tuvo gran influencia en la política de Yucatán.

Su madre, Doña Concepción Méndez Echazarreta, también de distinguida familia yucateca. Sus primeros estudios los hizo en el Liceo Científico y comercial de Mérida (Yucatán). Cuando su padre murió en 1861, se trasladó a la ciudad de México, en donde continuó sus estudios en el Liceo Franco-mexicano y en el Colegio de San Ildefonso.

  • En su vida estudiantil obtuvo premios y reconocimientos por su dedicación a los estudios; y también críticas por sus ideas liberales.
  • A los trece años presenció la entrada de Maximiliano y Carlota en la ciudad de México en 1861, ante lo cual exclamó: Apenas se puede creer que los mismos mexicanos.” acepten un emperador de procedencia francesa.

Sus estudios universitarios los hizo en Derecho y Ciencias Políticas, graduándose como abogado en el año 1871 en la Escuela de Derecho de San Ildefonso. En los años de su formación y actuación, se vivió en México una situación difícil de guerras civiles, dictaduras e intervención de Estados Unidos con la separación de Texas.

En esos años los mexicanos de tendencia liberal, opuestos al conservatismo tradicional, dieron importancia a su Presidente Benito Juárez, indígena, quien defendió la legalidad republicana y dictó las Leyes de la Reforma en 1859. Entre los años 1861 y 1867 se instauró el Imperio de Maximiliano con la intervención francesa.

Con la lucha constante de los mexicanos republicanos, el Imperio fue derrocado y Maximiliano fusilado en 1867, restaurándose la República. En 1867, Benito Juárez fue reelegido Presidente de México; asimismo en 1871 hasta su muerte en 1872. Para Justo Sierra, el símbolo de la grandeza y autenticidad del pueblo mexicano fue el Presidente Benito Juárez, a quien dedicó su libro “Juárez, su obra y su tiempo.” En el año 1880, al abogado Justo Sierra Méndez fue elegido Diputado en el Congreso Nacional, iniciando su actividad política durante treinta y dos años.

  1. Su primera intervención en la Cámara de Diputados en 1880 fue su planteamiento sobre la necesidad de una instrucción cívica para “despertar y consolidar el sentimiento del santo amor a la patria”.
  2. También habló sobre la conveniencia de proporcionar una educación científica al indígena y no sólo era instrucción rudimentaria que pretendía dársele.

En el año 1881 presentó su proyecto para la Reforma educativa de la Educación primaria, con carácter de pública y oficial; asimismo la creación de la Universidad Nacional de México, que tres décadas después inauguró siendo Ministro de Instrucción Pública.

  • En 1894 fue nombrado Ministro de la Suprema Corte de Justicia, de la cual fue su Presidente.
  • Participó en el Gobierno del Porfiriato, convirtiéndose en el ideólogo de la educación positivista de “Orden y Progreso”.
  • Justo Sierra Méndez se movió en los altos estratos culturales y políticos del Porfirismo, cuyo régimen lo apoyó en su actividad educativa y cultural.

Inicialmente fue nombrado Subsecretario de Justicia e Instrucción Pública en 1901 y luego en 1905, Secretario de Educación Pública y Bellas Artes, en el cual hizo actividades hasta 1910, cuando cayó el Porfiriato y comenzó la Revolución. En 1905 aprobó la Educación Primaria de carácter nacional, integral, laica y gratuita.

  • En lo político, Justo Sierra Méndez supo ser amigo del Presidente Porfirio Díaz, sin ser su adulador.
  • Teniendo en cuenta que Díaz lo respetó como un hombre superior.
  • Por ello, en el Porfiriato fue el eje central de las políticas educativas y culturales.
  • Desde entonces se le conoce como “El Maestro de América”.2 Como un gran político del Porfiriato, el Dr.

Justo Sierra consideró que la economía debe estar al servicio de la educación y a una responsabilidad social. Las empresas “deberían ser las primeras en promover capacitación y educación; y los grandes favorecidos por la fortuna, los primeros obligados a sostener centros de investigación, enseñanza, cultura y bellas artes”.

Unas frases célebres del Ministro Justo Sierra: “La Nación tiene hambre y sed de justicia” ; y otra que fue muy popular en 1912 cuando se inauguró la Universidad Popular Mexicana: “La ciencia protege a la patria.” 3 2. Justo Sierra, el escritor y periodista Cuando inició sus actividades literarias, periodísticas y políticas en la ciudad de México en la Década de los Setenta del siglo XIX, manifestó su afición por las letras, especialmente por la poesía y los escritos en prosa.

Su poema “Playeras” le dio prestigio en la intelectualidad mexicana, por lo cual se relacionó con los mejores poetas mexicanos y franceses. Recibió la influencia de dos grandes escritores, partidarios del Liberalismo: Ignacio Ramírez e Ignacio Manuel Altamirano.

En las veladas literarias intervino con sus poesías y escritos que fueron admirados por personajes de la talla de Guillermo Prieto, Manuel Payno, Anselmo de Portilla, Manuel Acuña, Vicente Riva Palacio, Ignacio Ramírez entre otros. Compartió sus ideas con Gabino Barreda, quien introdujo el Positivismo en México; asimismo con el historiador José María Vigil, a quien criticó sus escritos sobre México a través de los siglos.

A partir de1867iniciólapublicacióndesus primeras obras: “Cuentos románticos” y “El ángel del porvenir”. El escritor Justo Sierra se destacó por sus poesías románticas, sus cuentos y otras obras literarias en prosa y verso. Sus primeros poemas de juventud fueron publicados en el periódico “El Globo”, entre ellos su bella poesía “Playera”, que fue acogida por el grupo intelectual mexicano; asimismo otras bellas poesías de carácter romántico, con la influencia de Alfred de Musset y otros poetas franceses.

En su repertorio poético encontramos sus poesías: ” A Cristóbal Colón”, “El Funeral bucólico”, “Florencia” “Marina”, Tres cruces” y otras. Este escritor colaboró en varias publicaciones de avanzada; y entre ellas las modernistas: “Revista Azul” y la “Revista Moderna”. Sus primeros ensayos los publicó en 1868 en el periódico “Monitor republicano”.

Su página semanal “Conversaciones del Domingo”, con artículos de actualidad y cuentos que fueron recopilados en el libro “Cuentos románticos”, con una serie de narraciones de estilo becqueriano, entre las cuales mencionamos: “María Antonieta”, “Confesiones de un pianista”, “Marina”, “La Sirena”, “En Jerusalén” y otros escritos.

En la revista “El Renacimiento” publicó su libro “En tierra yankee”. Y con su obra “Piedad” abordó el género dramático. Con los escritores Gutiérrez Nájera, Francisco Sosa y Jesús E. Valenzuela fundó la Revista Nacional de Letras y Ciencias, en la cual publicó su libro Evolución política del Pueblo Mexicano.

También dirigió la publicación “México su evolución social” (1900­1902) y la “Antología del Centenario”, en el año 1910, con motivo de la conmemoración del Centenario de la Independencia. Las Obras Completas de Justo Sierra fueron publicadas por la UNAM en 1948 y reeditadas en 1977.

  • Son 15 tomos dirigidos por el escritor mexicano Agustín Ibáñez.
  • En esta colección se publicaron sus obras, ensayos críticos, artículos periodísticos, biografías, novelas, cuentos, poesías y escritos varios.4 Su actividad periodística la hizo como Director del periódico “La Libertad”, con sus compañeros escritores Francisco G.

Cosmes, Eduardo Garay, Telésforo García y Santiago Sierra. Este periódico se caracterizó por su postura positivista, en el cual escribieron varios filósofos del Positivismo comtiano en México. En sus artículos se buscó superar el viejo conflicto entre los conservadores y los liberales; por ello en su epíteto se decía: “Diario liberal-conservador”.

  1. Su filosofía fue “El orden y el progreso” en la Libertad, con ideas positivistas comtianas y del organicismo spenceriano.
  2. Por ello fue muy acogido por el Porfiriato, especialmente por el “Grupo científico”.
  3. El humanista Justo Sierra también publicó sus escritos en los periódicos “El siglo XIX”, “La Tribuna” y “El Federalista”.

Por sus actividades literarias y periodísticas presidió la Academia Mexicana, correspondiente de la Real Academia Española de la Lengua.3. El Positivismo en el pensamiento del Maestro Justo Sierra En la segunda mitad del siglo XIX el mundo filosófico recibió las influencias de la Escuela del Positivismo a través de las ideas de Augusto Comte y Herbert Spencer.

  1. Este sistema filosófico admite únicamente el método científico experimental y rechaza toda noción a priori y todo concepto universal absoluto.
  2. Tiene tendencia a valorar preferentemente los aspectos materiales de la realidad y a dar mucha importancia a la ciencia.
  3. El positivismo spenceriano o “Darwinismo social” analiza la sociedad en su evolución, desde la barbarie a la civilización.

Considera que la sociedad es un organismo sometido a las mismas leyes de la evolución de los organismos vivos. La ley de la evolución social se confunde con el progreso de los pueblos, cuyos cambios no se hacen por revolución sino por evolución. Según los positivistas, el orden es primordial porque hace posible el progreso; y por medio del progreso se puede llegar a la libertad.

Gabino Barreda y el Positivismo en México El Positivismo fue introducido en México por el filósofo Gabino Barreda, discípulo de Augusto Comte en Francia, y quien el 16 de septiembre de 1867 en la ciudad de Guanajuato hizo su famoso discurso “Oración cívica”, con una visión positivista de la Historia de México.

En ese año culminó el Imperio de Maximiliano, quien fue fusilado en Querétaro y se manifestó el triunfo del movimiento de Reforma de las ideas liberales. El triunfo de las fuerzas liberales en lucha con las conservadoras. Según las ideas de Barreda, la metafísica de la libertad triunfó sobre el espíritu teológico, implantado por la colonia y respaldado por el grupo político conservador.

  1. Gabino Barreda en su discurso de 1867 enunció un nuevo plan positivista para el gobierno de México: “Libertad, orden y progreso”,
  2. La libertad como medio, el orden como base y el progreso como fin.
  3. Según sus ideas: una clase en ascenso ha derrocado a una invasión extranjera, ha constituido un Estado, pero no ha logrado la unificación, no ha controlado el caudillismo, no ha creado las condiciones de seguridad para el desenvolvimiento de la industria, no ha sujetado al clero político.

Proseguir con el jacobinismo, con el afán de descatolizar a México, es peligroso. El positivismo aparece casi equidistante de liberales y conservadores. Su definición de libertad es otra. La revolución de independencia culminó con la revolución liberal y el triunfo sobre la herencia colonial conservadora y teocéntrica.

  1. Lo importante para llegar al PROGRESO según Gabino Barreda y los positivistas mexicanos debe ser el fortalecimiento del ORDEN, como garantía para alcanzar la Libertad.
  2. Y para alcanzar esta meta es necesario liberar la conciencia de los mexicanos de su servidumbre mental al colonialismo.
  3. Según el estudio de Leopoldo Zea sobre “El Positivismo en México”, lo más importante para los positivistas debería ser “la emancipación mental por medio de la educación adecuada.Una educación que liberase a los mexicanos de viejas servidumbres, de viejos hábitos heredados de la colonia.

El nuevo orden dependía de este cambio.” 5 Para Gabino Barreda y Justo Sierra, los educadores en la época porfiriana, la educación es lo más importante para la transformación de la nación. Si se educa al pueblo mexicano, se llegará a la libertad, el orden y el progreso como lo señalan las ideas positivistas para el cambio en la sociedad.

Gabino Barreda y la Ley de Educación de 1867 El humanista y positivista Gabino Barreda fue llamado por el Presidente Benito Juárez para ingresar a su gobierno, encargado de reorganizar el sistema de educación nacional. Se preocupó por la nueva Ley de Educación que fue aprobada el 2 de diciembre de 1867, la cual siguió los lineamientos de la filosofía positivista comtiana, que dio especial importancia a la Libertad dentro del orden social.

El orden que debía poner fin a la anarquía que tenía México, desde los inicios de su emancipación política de España. Un orden político y social que debía permitir el desarrollo material y ofrecer un programa de trascendencia para los cambios en la educación.

  • Libertad, Orden y Progreso” se convirtió en el lema del positivismo comtiano en México.6 La Ley de 1867 orientó y reglamentó la educación pública en México, desde la primaria hasta la profesional, incluyendo la llamada educación preparatoria.
  • Se declaró la educación elemental, gratuita y obligatoria para todos los mexicanos.

Se dio importancia a las Escuelas municipales, sostenidas por los ayuntamientos. Ello señala que la educación primaria estuvo a cargo de los municipios. En la enseñanza secundaria se estableció también la educación femenina. Se estableció la Escuela Nacional Preparatoria.

En la Universidad se reglamentaron las Escuelas de Jurisprudencia, Medicina e Ingeniería.7 El eje central fue el fortalecimiento de la libertad, el orden y el progreso a través de la educación para sustituir la anarquía que inundó a México después de la Independencia. El Orden se convirtió en la meta del positivismo mexicano para poder alcanzar el progreso y la libertad.

Justo Sierra y el Positivismo en México, En el nuevo grupo de humanistas positivistas, que se convirtió en grupo político, intervino el Maestro Justo Sierra, Director del periódico “La Libertad”, cuyo lema fue “Orden y Progreso”, propio del positivismo comtiano,

Según sus ideas, el liberalismo mexicano recibió las influencias de Voltaire, Rousseau y de los enciclopedistas franceses, Mientras nosotros,- decía Justo Sierra -estudiamos lógica en Mill y Bain, filosofía en Comte y Spencer, ciencia en Huxley y Tyndall, Virchow y Helmholtz”.”Los liberalistas salían de las aulas ebrios de entusiasmo por las grandes ideas del 89, y citando a Dantón, y a los girondinos, se lanzaban a las montañas para combatir al clero, para consolidar las reformas, para derribar a los reaccionarios, para calcar nuestras leyes sobre bellas utopías que entonces servían de manera corriente a las transacciones filosóficas.

You might be interested:  Como Era La Educacion Antes Dela Llegada Delos Españoles?

Nosotros, menos entusiastas, más escépticos, tal vez más egoístas buscamos una nueva explicación del binomio de Newton, nos dedicamos a la selección natural, estudiamos con ardor la sociología, nos preocupamos poco de los espacios celestes y mucho de nuestro destino terrenal.

La parte del mundo que nos interesa es la que podemos estudiar por medio del telescopio y de más instrumentos de investigación científica”. Y así continuó Justo Sierra: “Nosotros no conocemos la verdad, desde luego, a primera vista. Para alcanzarla necesitamos de largos viajes a las regiones de la ciencia, de afanosos y constantes trabajos, de laboriosa y paciente investigación”.8 Sobre sus ideas positivistas, tenemos en cuenta que el humanista Justo Sierra hizo un cambio en su pensamiento, de la filosofía comtiana a la spenceriana, conocida también como “Darwinismo social”.

En su periódico “La Libertad” señaló la importancia de estudiar la obra “Principios de Sociología” de Spencer para el conocimiento de la evolución histórica de México, y buscar el adelanto material del país azteca. Según sus ideas, “Las libertades son inútiles en países materialmente atrasados.

Cuando se logre el adelanto material, la libertad se dará por natural evolución”. Según sus ideas, el progreso se obtendrá por el camino de la evolución, y nunca por el de la revolución. Después de la independencia, México ha sido un país sin orden, por ello, decía Justo Sierra, lo más importante es establecer el orden para el progreso, aprovechando la posibilidad de un Estado fuerte.

Los mexicanos lo recibieron a través del “Porfiriato,” sea, la Dictadura del General Porfirio Díaz desde el año 1876, hasta el 25 de mayo de 1911, al triunfar la Revolución Mexicana. El sistema político del Porfiriato con sus ideas de Orden, Paz y Progreso, se convirtió en el símbolo del positivismo mexicano.9 El Orden contra las Libertades de la Ley de Educación de 1857 Los positivistas mexicanos criticaron la Ley de Educación de 1857, entre ellos Justo Sierra, quien era el Director del periódico La Libertad,

Así criticó Sierra a los constituyentes del 57: Nuestra ley fundamental hecha por hombres de raza latina, que creen que una cosa es cierta y realizable desde el punto de vista en que es lógica; que tienden a humanizar bruscamente por la violencia cualquier ideal; que pasan en un día del dominio de lo absoluto al de lo relativo, sin transiciones, sin matices y queriendo obligar a los pueblos a practicar lo que sólo resulta verdad en las regiones de la razón pura; estos hombres, quizás nosotros somos de ellos, que confunden el cielo con la tierra, nos hicieron un código de alianza elevado y noble, pero en el que todo tiende a la diferenciación, a la autonomía individual llevada a su máximo, es decir, al grado en que parece cesar la acción de los deberes sociales y todo se convierte en derechos individuales.10 Esta crítica que hizo Justo Sierra a la demasiada libertad de la Constitución de 1857, lo llevó a defender la Libertad, pero dentro del Orden para llegar al Progreso, con las directrices filosófico-políticas del Positivismo, y en especial, el Darwinismo social de Spencer.

Era necesario pasar del Liberalismo utópico y anárquico al Liberalismo realista y de orden; un conservadurismo liberal. Por ello deseamos, decía Justo Sierra:,la formación de un partido conservador, compuesto con todos los elementos de orden que tengan en nuestro país la aptitud suficiente para surgir a la vida pública.

  1. No tenemos por bandera una persona, sino una idea.
  2. Tendemos a agrupar en torno suyo a todos los que piensen que ha pasado ya para nuestro país la época de querer realizar sus aspiraciones por la violencia revolucionaria, a todos los que crean llegado ya el momento definitivo de organizar un partido más amigo de la libertad práctica que de la libertad declamada, y convencido profundamente de que el progreso estriba en el desarrollo normal de una sociedad, es decir, en el orden.11 Con estas ideas filosófico-políticas de Justo Sierra se criticó la libertad anárquica y las dictaduras con poderes individuales que se instauraron en México después de la Revolución de Independencia.

Era necesario un nuevo orden para llegar al progreso de México. Un orden que se convirtiera en un ideal para el pueblo mexicano y en ningún caso, un orden cuya fuerza dependiera de la voluntad de un caudillo. Un orden en la sociedad, contra la anarquía, las dictaduras y las guerras civiles.

  1. Sin embargo, se consideró que para establecer el orden en una transición ante la anarquía liberal y las dictaduras, era necesario apoyar una “Dictadura honrada” que llevara a la estabilidad de la sociedad.
  2. Esta nueva tendencia fue la del Porfiriato, como única fuerza política de orden y progreso para estabilizar la república mexicana.

Con el Positivismo spenceriano, el Maestro Justo Sierra en su periódico La Libertad defendió el progreso de México a través del orden para llegar al progreso, Un orden por evolución y no por revolución. Con el establecimiento del orden se llegará a la libertad y al progreso.

México ha sido un país sin orden, anegado en la anarquía, las guerras y las dictaduras; por ello, lo fundamental era establecer el orden para poder llegar al progreso y a la verdadera libertad. Para alcanzar el orden, después de la anarquía, Justo Sierra se manifestó partidario dela consolidación de un Estado fuerte que sirva como centro de cohesión y fortalezca el progreso.

Así expresó en su periódico “La Libertad”: “Ahora resulta natural, pedir para un pueblo que.está en pésimas condiciones de vida, la vigorización de un centro que sirva para aumentar la fuerza de cohesión”. Pues, ” de lo contrario, la incoherencia se pronunciará cada día más y el organismo no se integrará y esta sociedad será un aborto”.

Es el desorden, sigue diciendo Justo Sierra, el que hace de la nación mexicana uno de los organismos sociales más débiles y más inermes de los que están en la órbita de la civilización. Mientras México va destruyéndose, ” junto a nosotros vive un maravilloso animal colectivo, para cuyo enorme intestino no hay alimentación suficiente, armado para devorarnos”.

Frente a este coloso estamos expuestos “a ser una prueba de la teoría de Darwin, y en la lucha por la existencia, tenemos contra nosotros todas las posibilidades.” 12 Según las ideas de Justo Sierra, la evolución política de México para llegar a la verdadera libertad, tiene el problema de los hábitos del desorden en la mente de los mexicanos.

  1. Así expresó en su periódico “La Libertad”: Desgraciadamente esos hábitos congénitos del mexicano han llegado a ser mil veces más difíciles de desarraigar que la dominación y la de las clases privilegiadas por ella constituidas.
  2. Sólo el camino total de las condiciones del trabajo y del pensamiento en México podrán realizar tamaña transformación.” 13 4.

Justo Sierra y el Porfiriato Según las ideas políticas de Sierra, sólo un Estado fuerte podrá realizar el cambio en México. Y para ello, es necesario consolidar un grupo o partido que mantenga organizada la sociedad dentro del Orden y el Progreso. Por ello, Justo Sierra apoyó el Porfiriato para poder estabilizar a México.

Una “tiranía honrada” para instaurar el orden contra la anarquía. Así expresó Sierra: Para que el Presidente pudiera llevar a cabo la gran tarea que se imponía, necesitaba una máxima suma de autoridad entre las manos no sólo de autoridad legal, sino de autoridad política que le permitiera asumir la dirección efectiva de los cuerpos políticos: cámaras legislativas y gobiernos de los Estados; de autoridad social, constituyéndose en supremo juez de paz de la sociedad mexicana con el asentimiento general.

y de autoridad moral.14 Según Justo Sierra, para cambiar la mentalidad de los mexicanos hacia el Orden y el Progreso, se hace indispensable la emancipación mental a través de la educación. Por ello, recalcamos todo su ímpetu político-educativo para fortalecer la educación como primera empresa del Estado.

  1. Con las nuevas ideas positivistas de libertad, orden y progreso se consolidó un grupo político llamado de “Los Científicos” que apoyó al Porfiriato.
  2. Entre ellos Justo Sierra, Pablo Macedo, Rosendo Pineda, Francisco Bulnes y otros, quienes entraron a la Cámara de Diputados y defendieron las políticas del Porfiriato, que gobernó a México desde 1876 hasta 1911.

Porfirio Díaz tomó las riendas del gobierno en dictadura hasta cuando fue derrocado en la Revolución Mexicana de 1910, reemplazado por Francisco I. Madero en 1911, quien también fue derrotado y asesinado en 1913. En el Porfiriato se dio importancia a la modernización de México, al desarrollo y a la educación, basada en el Positivismo.

  • El Presidente Porfirio Díaz vinculó al humanista Justo Sierra a la dirección de la educación mexicana, quien en sus políticas educativas implantó el Positivismo como filosofía de la educación estatal, exaltando la ciencia como eje fundamental de la educación.
  • Señaló para México una filosofía del laicismo educativo y un nacionalismo mexicano alrededor de la integración del Estado Nacional.

Para ello, dio importancia de la constitución de una verdadera conciencia nacional; la transmisión a los educandos de un nacionalismo mexicano como “Religión de la Patria”. Para el Ministro de Educación Dr. Justo Sierra, el sistema educativo debe girar en torno a la Historia Patria y a la consolidación de una personalidad nacional.

  • Por ello con frecuencia encontramos en sus discursos las ideas de patria, conciencia nacional, nacionalismo y sublimidad de los héroes.5.
  • Justo Sierra y la Educación Pública en el Porfiriato El Maestro Justo Sierra ingresó al Gobierno con el grupo político de “Los Científicos”, que se convirtió en el apoyo del Porfiriato.

En 1880 inició sus actividades políticas en la Cámara de Diputados, en donde defendió con vehemencia los proyectos de educación para los mexicanos. En 1880 el Diputado Sierra habló sobre la necesidad de una instrucción cívica para “despertar y consolidar el sentimiento del santo amor a la patria”.

  1. Sierra propuso establecer en México la instrucción primaria obligatoria.
  2. Asimismo, en el Porfiriato ocupó importantes posiciones en la educación pública de México.
  3. Fue subsecretario de instrucción pública y en 1905 fue nombrado Secretario de Instrucción Pública y de Bellas Artes.
  4. Según sus ideas, la tarea educativa es el medio para la integración nacional, por lo cual ” la escuela es la salvación de nuestra personalidad nacional”.

Con el ideario educativo de Justo Sierra se aprobó en 1908 la Ley de educación primaria, la cual debía ser oficial, nacional y obligatoria entre los 6 y los 14 años. Se propondría estimular en los educandos “el amor a la patria mexicana y a sus instituciones”.

En esta Ley, en la cual se refleja el pensamiento de Justo Sierra, el Secretario de Instrucción Pública, se señalaron las siguientes directrices: Las escuelas oficiales serán esencialmente educativas; la instrucción en ellas se considera sólo como medio de educación. La educación primaria que imparta el Ejecutivo de la Unión será nacional, esto es, se propondrá que en todos los educandos se desarrolle el amor a la patria mexicana y a sus instituciones,será integral es decir, tenderá a producir simultáneamente el desenvolvimiento moral, físico, intelectual y estético de los escolares; será laica o, lo que es lo mismo, neutral respecto a todas las creencias religiosas, y se abstendrá en consecuencia de enseñar o atacar ninguna de ellas; será además gratuita.15 El 12 de noviembre de 1908 se promulgó la ley constitutiva de las Escuelas normales primarias, para la formación de los maestros, buscando su educación metodológica y científica y el modelo vivo para los educandos.

Reorganizó la Escuela Nacional Preparatoria y también reglamentó la educación particular, siguiendo los requisitos establecidos por el gobierno. El educador Justo Sierra se esforzó por establecer un método educativo para enseñar a pensar a los estudiantes mexicanos y no a memorizar.

  • Reformó la Escuela Normal para la preparación de los Profesores de enseñanza elemental y primaria.
  • Se interesó por la creación y autonomía de los Jardines de niños en 1904; y la educación primaria oficial, laica y gratuita para todo el pueblo mexicano.
  • Según sus ideas, la escuela primaria prepara al mexicano y de ella salen completos el ciudadano y el hombre.

Para una mejor organización de la educación, creó el Consejo Superior de Educación Pública. En su gran programa de renovación de la educación mexicana, fundó la Universidad Nacional de México con todas las carreras, señalando entre ellas las de Medicina, Jurisprudencia, Ingeniería, Bellas Artes y Música.

Asimismo la conformación de un programa de Arqueología para el estudio de las grandes culturas indígenas mexicanas. Creó el Museo Nacional deAntropología e Historia y el Museo de Historia Natural. Estimuló la reconstrucción de monumentos prehispánicos, entre ellos, la Pirámide del Sol en Teotihuacan. En sus obras educativas, se preocupó por el bienestar estudiantil.

Para los niños, fortaleció el programa de los desayunos escolares; y estableció un sistema de becas para los alumnos más destacados de las instituciones educativas. Envió al exterior al pintor Diego Rivera, a Julián Carrillo y otros que se destacaron en las artes, las letras, las ciencias y la política.

  1. En general, estimuló la vida intelectual de México a través de la educación.6.
  2. El Maestro Justo Sierra y la Universidad Nacional de México En el año 1910, el Maestro Justo Sierra, Ministro de Instrucción Pública de México, creó la Escuela Nacional de Altos Estudios, para la formación de los profesores que requerían las escuelas profesionales; y perfeccionaría la educación superior mexicana a través de las investigaciones científicas en los campos de las humanidades, las ciencias exactas y las ciencias naturales.

Y, también fundó la Universidad Nacional de México, la cual inauguró el 22 de septiembre de 1910, en la conmemoración del Centenario de la Revolución de Independencia de México. La Universidad Nacional de México se conformó con las escuelas Preparatoria, de Jurisprudencia, Medicina, Ingeniería, Bellas Artes y Altos Estudios.

  1. Desde entonces se convirtió en el “Alma Mater” de la cultura mexicana.
  2. Posteriormente se reorganizó como Universidad Nacional Autónoma de México, la más grande de América Latina, y una de las más importantes del Mundo.
  3. Su primer Rector fue el Dr.
  4. Joaquín Eguía Lis.
  5. Otro de sus grandes Rectores fue el humanista José Vasconcelos, el autor de la obra “Raza Cósmica”, cuya idea “Por mi raza hablará el espíritu”, se convirtió en el lema de la Universidad.

En su discurso de inauguración de la Universidad Nacional de México, el 22 de septiembre de 1910, el Ministro de Educación, Justo Sierra, destacó la importancia de la Universidad en la vida cultural de los mexicanos. Asimismo, la trascendencia de la educación pública y oficial para el pueblo mexicano, anhelante de justicia social a través de la educación Según sus ideas, las sociedades con sus múltiples problemas sociales y políticos, llegan al progreso y desarrollo, con magníficos resultados, siguiendo el camino de la educación.

  1. La acción educadora de la Universidad resultará de su acción científica y de su proyección a la comunidad mexicana.16 El Ministro Justo Sierra hizo una historia de la Universidad en México desde el siglo XVI, como una de las instituciones más antiguas de Hispanoamérica.
  2. Consideró que la Real y Pontificia Universidad de México que se fundó en el año 1551 en el siglo XVI, no es el antepasado en la Historia de la Universidad, sino el pasado.

Dicha Universidad nació con la colonia, en una sociedad engendrada por la conquista, cuando no tenía más elementos que aquellos que los mismos conquistadores proporcionaban o toleraban. Según sus ideas, la Universidad colonial fue ” una institución encargada de imponer un ideal religioso y político”, resumido en estas palabras “Dios y el Rey”.

  1. Esta Universidad colonial no es la antecesora de la nueva Universidad, señalando que fue cerrada por el emperador Maximiliano, por tratarse de un bastión del conservatismo mexicano y de la educación escolástica.
  2. La nueva Universidad deberá convertirse en la impulsora de una verdadera revolución mental para el pueblo mexicano.

El Ministro Justo Sierra señaló que la nueva Universidad Nacional de México tiene un camino definido hacia la investigación y la docencia universitaria. ¿Y cuál es la diferencia entre la Universidad colonial y la nueva Universidad?. Así expresó el Ministro: Los fundadores de la Universidad de antaño decían: “La verdad está definida, enseñadla”; nosotros decimos a los universitarios de hoy: “la verdad se va definiendo, buscadla”.

Aquéllos decían: “Sois un grupo selecto encargado de imponer un ideal religioso y político resumido en estas palabras: “Dios y el Rey”. Nosotros decimos: “sois un grupo de perpetua selección dentro de la substancia popular, y tenéis encomendada la realización de un ideal político y social que se resume así: democracia y libertad.17 Contra la educación española centralizada en las ideas religiosas y monárquicas, el humanista Justo Sierra señaló la importancia de la educación oficial, pública y nacional en una sociedad democrática y republicana.

La nueva educación en un Estado nacional, democrático y republicano debe llegar a la escuela primaria, la cual se interesará por preparar el culto del deber cívico, en el niño ciudadano. ” Esta escuela forma parte integrante del Estado, corresponde a una obligación capital suya, la considera como un servicio público, es el Estado mismo en función del porvenir.” 18 Este sentido oficial de la educación pública debe proyectarse en toda la educación mexicana, desde la educación infantil hasta la Universidad.

  • Defendió la educación superior, sin menoscabo de su atención a la enseñanza elemental.
  • Según sus ideas educativas, se debe organizar primero la Educación Superior y luego la de las masas.
  • Es importante la educación de las minorías cultas, pues esa minoría se encargará de la educación de las mayorías.
  • Se refiere a un aristocratismo intelectual en una época de modernismo.

Así expreso el Ministro Justo Sierra: ” La Universidad está encargada de la educación nacional en sus medios superiores e ideales; es la cima en que brota la fuente, clara como el cristal de la fuente horaciana, que baja a regar las plantas germinadas en el terruño nacional y sube en el ánima del pueblo por alta que éste la tenga puesta”.

Todas las enseñanzas deben quedar en el plan pedagógico en íntima dependencia del Estado. En la biografía que hizo el escritor mexicano Agustín Yáñez en las “Obras completas” de Justo Sierra, expresó las ideas del gran educador, quien señaló que el progreso económico y tecnológico es muy importante, sin embargo, la educación es fundamental para los pueblos.

Así señala: “Sin la escuela. todo lo que se ha hecho por el progreso material y económico resulta un desastre para la autonomía nacional. Así veo las cosas, así son.” 19 Según las ideas del Ministro Justo Sierra, en la Universidad yen la Escuela Mexicana Se debe enseñar a investigar y a pensar, investigando y pensando, y que la substancia de la investigación y el pensamiento no se cristalizase en ideas dentro de las almas, sino que esas ideas constituyesen dinamismos perennemente traducibles en enseñanza y en acción, que solo así las ideas pueden llamarse fuerzas; no quisiéramos ver nunca en ella torres de marfil, ni vida contemplativa, ni arrobamientos en busca del mediador plástico; eso puede existir, y quizá es bueno que exista en otra parte; no allí, allí no.20 Según sus ideas, la educación debe girar en torno a la ciencia, porque “la ciencia defiende a la patria”.

Como un pensador positivista, Justo Sierra señala que: La verdad es que en el plan de la enseñanza positiva la serie científica constituye una filosofía fundamental; el ciclo que comienza en la matemática y concluye en la psicología, en la moral, en la lógica, en la sociología, es una enseñanza filosófica, es una explicación del universo hasta donde la ciencia proyectara sus reflectores, no podíamos ir más allá, ni dar cabida en nuestro catálogo de asignativas a las espléndidas hipótesis que intentan explicar no ya el cómo, sino el porqué del universo.21 En la inauguración de la Universidad Nacional de México, el Ministro de Educación Justo Sierra, señaló que tres Universidades deben ser el modelo de la Universidad que se inaugura: la Universidad de Paris, la maestra universal, el alma mater de cuatro siglos; la que enseñó la vida del pensamiento puro.

La Universidad de Salamanca, en cuyos estatutos se sembró la planta exótica de nuestra Universidad Colonial. Y la Universidad de California, una institución que abre sus puertas de par en par a las corrientes nuevas, buscadoras de todas las enseñanzas.

  1. Ellas representan la unidad del mundo intelectual de la civilización humana; ellas reciben la acción benéfica de la ciencia sobre el desenvolvimiento social.
  2. Ellas deben confederarse en la paz y el culto del ideal en el progreso, con el cual “se realizará la aspiración profunda de la historia humana.” 22 Según sus ideas en el discurso inaugural de la Universidad Nacional de México, los universitarios son como ” obreros intelectuales destinados a convertir las ideas en fuerzas, a concebir la contemplación en preámbulo de la acción”.

Este universitario debe orientar su acción a “nacionalizar la ciencia”, a “mecanizar el saber”. Por ello, en su discurso inaugural señaló la importancia de la “investigación científica” en la Universidad. Y culminó su discurso con una alabanza al Presidente de la República Porfirio Díaz, por su obra de la Universidad Nacional de México, que representa “el gobierno de la ciencia en acción, que debe pertenecer a la ciencia misma.” 23 6.

  1. Los aportes historiográficos del Maestro Justo Sierra La carrera educativa de Justo Sierra, la inició como Profesor de Historia en la Escuela Nacional Preparatoria.
  2. Por ello, su gran interés por los estudios históricos, tanto en la docencia como en la Historiografía, con sus investigaciones sobre la Historia de México y del Mundo; y por su interés en los textos escolares de Historia para los niños mexicanos, con su ideario y pasión por “el amor a la patria”.

En la Historiografía mexicana, el Maestro Justo Sierra participó en la corriente positivista con las ideas evolucionistas del Darwinismo social spenceriano. En sus escritos historiográficos siempre insistió en la búsqueda de la verdad en la Historia, por encima de todo.

  • Así expresó: ” Más allá de la ley, más allá del honor, más allá de la patria está la verdad que debe prevalecer por encima de todo”.
  • Y en otro de sus escritos expresó: La Historia debe concentrarse en la fijación de los hechos, en su análisis y en la coordinación de sus caracteres dominantes para verificar la síntesis, pero abundan los períodos de nuestra historia en que las repeticiones de los mismos errores, de las mismas culpas, con su lúgubre monotonía, comprimen el corazón de amargura y de pena”.
You might be interested:  Cual Es La Importancia De La Escuela?

En otra idea sobre la Historia, Sierrasintetiza losiguiente: ” La Historia es un conocimiento y una explicación sobre la conducta de las grandes masas humanas.24 En su obra La Evolución política del Pueblo Mexicano, considerada como una de las grandes obras de Historia de México, demostró el progreso de México y la superación de todos sus problemas a través del tiempo.

Corresponde a la tesis positivista del progreso de los pueblos que superan la barbarie y con su creatividad alcanzan el progreso y la civilización. Esta obra abarca una interpretación de los sucesos históricos desde 1821 hasta 1900 en el siglo XIX. Es un panorama sintético e interpretativo de la Historia de México en la era republicana.

Presenta influencias del romanticismo historiográfico del historiador francés Michelet y de los escritores Renán y Taine. Sierra dio importancia a la síntesis histórica y a la Hermenéutica o interpretación histórica. Es una de las obras de trascendencia en la Historiografía positivista en México.25 El Positivismo en la Historiografía se generalizó en Latinoamérica y en el Mundo Occidental en la segunda mitad del siglo XIX.

En México, los historiadores positivistas como Justo Sierra consideraron importante el estudio de la Historia con una metodología científica con gran documentación histórica y con búsqueda de leyes históricas, de acuerdo con los nuevos planteamientos de la Historiografía positivista. Se dio importancia a la Heurística o búsqueda de documentos históricos para comprobar la realidad histórica; y la Hermenéutica histórica para llegar al conocimiento e interpretación de los hechos históricos.

Al Maestro Justo Sierra le interesaba la interpretación de la Historia de México y la búsqueda de la verdad a través del análisis de los documentos. En sus estudios históricos, el Maestro Justo Sierra se interesó por el análisis de los problemas de México después de la Revolución de Independencia: su evolución histórica, el caudillismo, las dictaduras, las guerras civiles, la anarquía, los enfrentamientos entre el liberalismo y el conservatismo, el federalismo y el centralismo, el proteccionismo y el librecambismo, el civilismo y el militarismo, el constitucionalismo, el regionalismo y otros problemas que se generalizaron en México y demás países de Hispanoamérica.

  1. Ante los problemas en la evolución política del pueblo mexicano, consideró importante el planteamiento del Positivismo spenceriano para alcanzar el orden y el progreso de estos pueblos.
  2. Se consideró que es indispensable educar a las nuevas generaciones con las ideas positivistas de orden y progreso para alcanzar la paz y la armonía social, política y económica.

Orden era la filosofía política de los pueblos, aun cuando en algunos casos se llegara a la Dictadura, como fue el Porfiriato en el caso de México y las dictaduras en otros países hispanoamericanos. Si no se establecía el Orden, era imposible el Progreso de estos pueblos.

Por ello, orden y progreso se consideró como filosofía educativa y política para llegar al orden en estos pueblos, que entraron al desorden y la anarquía después de la independencia. Esa fue la filosofía del historiador y político Justo Sierra, considerado la gran figura de la Historiografía positivista en México, especialmente con su obra “La evolución política del pueblo mexicano”.

Es la aplicación de la teoría positivista del evolucionismo o “Darwinismo social” para el conocimiento de la evolución hacia el progreso. Otro estudio del historiador Justo Sierra fue: “Juárez, su obra y su tiempo”. Esta obra de gran trascendencia en la Historia mexicana, estudia al Presidente Benito Juárez como encarnación de la Reforma y el Partido Liberal en México.

Según las ideas de Sierra, “Juárez tenía la gran calidad de la raza indígena a que pertenecía, sin una gota de mezcla”. En su pensamiento y acción defendió la sociedad indígena mexicana. Así expresa Sierra: ” A través de la Constitución y la Reforma veía la redención de la República Indígena; ese era su ideal”.

Al pueblo indígena fue siempre devoto y buscó “emanciparlo del clérigo, de la servidumbre rural, de la ignorancia, del retraimiento del silencio; ese fue su recóndito y religioso anhelo, por eso fue liberal, por eso fue reformista.” 26 7. El amor a México en los Textos escolares En sus obras de carácter histórico, el Maestro Justo Sierra dio especial importancia a los textos escolares, para la formación de las nuevas generaciones de los niños mexicanos.

  1. Con su filosofía romántica de “amor a la patria”, valoración heroica de los “Padres de la Patria” y de conocimiento de los hechos históricos más representativos de la Historia de México.
  2. Dio importancia a la educación y a la Historia como fundamentos para el orden, el progreso y la libertad.
  3. Estas ideas se deberían inculcar en los niños mexicanos a través de los textos escolares de Historia y Civismo.

En el año 1885, el Ayuntamiento de la ciudad de México, a través de la Comisión de Instrucción Pública convocó a un concurso para textos de Historia. El Maestro Justo Sierra se ganó el concurso con su texto Los elementos de Historia General. Uno de los textos escolares del Maestro Justo Sierra con destino pedagógico fue el “Catecismo de Historia Patria”, hecho para niños del tercer año de primaria.

Así dice en la introducción: “El amor a la patria comprende todos los amores humanos. Ese amor se siente primero y se explica luego. Este libro dedicado en vosotros a los niños mexicanos, comprende esa explicación”. “Los pueblos más civilizados son aquellos en que hay más escuelas y más niños que en ellas se eduquen”.27 En su obra insistió en el amor a la patria, cuando expresó: “porque el primer deber de todo mexicano es amar a su patria.

para amarla es preciso conocerla y saber su historia, es decir lo que ha luchado y sufrido por nosotros”. Otros textos escolares que publicó fueron los siguientes: “Primer año de Historia Patria”, “Segundo año de Historia Patria”, “Historia Patria” “Descripción de los 24 cuadros de Historia Patria”.

Además publicó sus libros: “Compendio de Historia de la Antigüedad” y “Manual de Historia Universal”.28 En la esencia de los textos escolares de Justo Sierra, encontramos su interés por el fortalecimiento de un Nacionalismo mexicano y la sublimidad de los héroes para el conocimiento de sus luchas y esfuerzos en el nacimiento y fortalecimiento del Estado Nacional.

Según sus ideas, no se entiende el desenvolvimiento histórico de México, sin conocer y valorar la acción sublime de sus héroes y el dinamismo de sus dirigentes o líderes, que han decidido en determinados momentos el devenir histórico del pueblo mexicano.

Los Héroes se distinguen por su acción, valor y fortaleza que definen el destino histórico de las sociedades. En el estudio de los grandes personajes de México, señalando entre ellos los próceres Miguel Hidalgo, José María Morelos, Ignacio de Allende, Vicente Guerrero, Andrés Quintana Roo, Francisco Javier Mina, Fray Servando Teresa de Mier, Agustín Iturbide y otros, se manifiesta el valor delos “Héroes” patriotas de la Independencia, cuya fuerza vital transmitió el valor que llevó al triunfo de la Revolución de Independencia y el nacimiento del Estado Nacional mexicano.

En los programas de Historia de México se señaló que se despertará en los alumnos mexicanos, “grande admiración por nuestros héroes, haciendo ver que por ellos todos los mexicanos formamos una familia”.29 Sin embargo, en México como en los demás países de Hispanoamérica se manifestó el problema de la valoración de los Héroes en la enseñanza de la Historia.

Se reflejó la división ideológica partidista entre los liberales y conservadores. Para los liberales, los grandes héroes mexicanos fueron Cuauhtémoc, Miguel Hidalgo, el padre de la patria, José María Morelos, Vicente Guerrero y en la segunda mitad del siglo XIX, el Presidente Benito Juárez. Para los conservadores, los grandes personajes en la Historia de México fueron Hernán Cortés, Moctezuma, José María Morelos y Agustín Iturbide, entre los más representativos.

El Maestro Justo Sierra cuando se le preguntó sobre el Padre de la Patria en México señaló que el cura Miguel Hidalgo, la personalidad de la independencia, es en verdad “el padre de la patria”. Y hablando de los siglos de la conquista y colonización española, el fundador de la nacionalidad mexicana fue el conquistador español Hernán Cortés.

  • En la obra “México, su evolución social”, el Maestro Justo Sierra señala que México es el producto de dos pueblos y dos razas: la indígena y la española.
  • Tanto Cuauhtémoc, representante de la cultura indígena, como Hernán Cortés, representante de la cultura española, son grandes en la Historia de México.

En la misma forma que el cura Miguel Hidalgo, José María Morelos, Vicente Guerrero y Agustín Iturbide, entre otros. Ellos reflejan el heroísmo mexicano, que con el Presidente Benito Juárez, son ejemplo de grandiosidad en los fastos de la Historia nacional.

El heroísmo señala un conjunto de cualidades propias de los héroes. Es esa actuación de los seres humanos ante hechos que presionan su estabilidad emocional, causando una fuerza de presión que explota con reacciones positivas para el cambio social. Los héroes son impulsados por sentimientos de lucha, que intentan contra atacar los errores concebidos por la injusticia y el maltrato social.

Estos sentimientos que forjan la actuación del individuo, surgen para resaltar la importancia del ser en los acontecimientos de la vida humana. La acción heroica es dinamismo de los héroes para definir con sus actuaciones el destino de la historia. Las acciones heroicas causan huellas en los sucesos o acontecimientos históricos, gracias al dinamismo y participación de “los héroes”, con cuyo “carisma” contribuyen directamente con el bien común y con el destino de los pueblos en la Historia.

En los textos escolares del Maestro Justo Sierra, como también en los autores de textos escolares de México en los últimos años del siglo XIX y primeras décadas del siglo XX, se manifestó el interés por el fortalecimiento del nacionalismo y la sublimidad de los héroes que están en el corazón patriótico de los mexicanos.

Se insistió en la importancia del patriotismo y se exhortó a los niños a dar la vida para defender la patria, “la tierra donde nacimos”, que se demostraba derramando sangre por ella. El Maestro Justo Sierra en su texto Elementos de Historia Patria, dedicó el libro a sus hijos, a quienes dijo: “.el amor a la patria comprende todos los amores humanos.

  1. Ese amor se siente primero y se explica luego.
  2. Este libro dedicado en vosotros a los niños mexicanos comprende esta explicación”.30 En los textos escolares del Maestro Justo Sierra se dio importancia al amor a la patria como el primer deber de todo mexicano.
  3. Y a ese amor se llega con el conocimiento de su historia y con la valoración y aprecio de lo que hicieron los héroes y próceres por la construcción de la patria.

El Maestro Sierra hablaba de la necesidad de crear la religión cívica que une y unifica, destinada a crear un alma social, que en su esencia debe ser “la religión de la patria “. La definición de “Patria” fue una preocupación de los autores de textos escolares.

  • Para unos, la patria es la tierra donde nacimos.
  • Otros complementaron esta definición, con las ideas de la patria relacionada con la lengua española y la religión católica que enseñó España, la “Madre Patria”.
  • El Maestro Justo Sierra definió así la Patria: “La patria se compone del suelo en que nacimos, de todos los hijos de ese pueblo que viven ahora y de todos los mexicanos que han muerto.” 31 CONCLUSIONES El Maestro Justo Sierra, el humanista y eximio político del Porfiriato, fue uno de los más grandes educadores de México y de Latinoamérica en los años de transición entre los siglos XIX y XX.

Su mayor interés fue la educación en México, la cual consideró como la primera empresa del Estado. Según sus ideas, el futuro de Latinoamérica para su adelanto y desarrollo, solamente será posible por el camino de la educación. Si el mexicano llega a conocer su identidad y su historia a través de la educación, llegará a la meta de la libertad, el orden y el progreso.

Su mayor aporte fueron sus ideas positivistas, ligadas muy profundamente a la educación y a la evolución histórica de México. Asimismo su pensamiento y acción en la fundación de la Universidad Nacional de México, actual Universidad Nacional Autónoma de México, UNAM, fundada en conmemoración del Centenario de la Independencia de México, y su mayor legado a la posteridad.

Su visión del nacionalismo y la sublimidad de los héroes que reflejó en sus obras de Historia relacionadas con la evolución política del pueblo mexicano y sobre el Presidente Benito Juárez y su época. Asimismo, en los textos escolares que publicó para los niños de México, se proyecta y transmite el ideario de este gran educador de los años de transición, que corresponden a la vigencia del Porfiriato y de la fuerza recurrente de la Revolución Mexicana, con sus cambios y nueva visión histórica de México hacia la modernidad.

Cuando se inició la Revolución Mexicana en 1910, el Maestro Justo Sierra, fue bien acogido por la juventud universitaria, y en especial el “Ateneo de la Juventud” que reunió a los nuevos intelectuales de México, entre ellos José Vasconcelos, Antonio Caso, Alfonso Reyes, Pedro Henríquez Ureña, Martín Luis Guzmán, Isidro Fabela, Diego Rivera, Manuel Ponce, Mariano Silva y Aceves, Federico Mariscal y otros, quienes fueron los pensadores y grandes pensadores en la primera mitad del siglo XX.

El humanista Justo Sierra hizo algunas críticas al Positivismo que introdujo Gabino Barreda en México y con los jóvenes intelectuales presentó las ideas aplicadas a la modernización de México y América Latina. Por ello, las nuevas ideas del Maestro Justo Sierra han sido consideradas entre las precursoras de la Revolución Mexicana.

  1. En los años iniciales de la Revolución, apoyó al Presidente Francisco Madero, quien lo nombró Ministro Plenipotenciario de México ante el Gobierno de España.
  2. Representó a México en el Congreso Hispanoamericano de Madrid.
  3. Su cargo diplomático lo realizó en España, en donde murió en Madrid el 13 de septiembre de 1912.

Su pensamiento y acción es de gran trascendencia, por su gran aporte a la educación mexicana y latinoamericana, como fue reconocido en el año 2010 cuando se conmemoró el centenario de su mayor obra en la educación superior universitaria, la Universidad Nacional Autónoma de México, una de las más grandes en los fastos históricos de la educación universitaria en México y América Latina a nivel mundial.

1 Doctor en Historia, es profesor del Doctorado en Ciencias de la Educación de la Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia – RUDECOLOMBIA, miembro de la Academia Boyacense de Historia y del grupo de investigación HISULA.2 Sobre el Maestro Justo Sierra, véanse las siguientes Biografías: YÁNEZ, Agustín.

(1962): “Don Justo Sierra, su vida, sus ideas y su obra”. México, UNAM; ABREU GÓMEZ, Emilio. (1964): Justo Sierra, Educación e Historia. Washington, Unión Panamericana; FERRER, Gabriel. (1944): El Maestro Justo Sierra. México, Secretaría de Educación; Gómez Arias, Alejandro.

(1936): El Maestro Justo Sierra. México, UNAM; DUMAS, Claude. (1947): Justo Sierra y el México de su tiempo.1848-1912″. México, UNAM, 1992. Alfonso Reyes, Justo Sierra. México, SEP.3 MONSIVÁIS, Carlos. (1981): “Notas sobre la cultura mexicana en el siglo XX”, en: Historia General de México. México, El Colegio de México, Tomo II, p 1393.4 SIERRA, Justo.

(1977): Obras completas. México, UNAM.5 Véase el estudio de ZEA, Leopoldo. (1963): “El Positivismo”, en: la obra Estudios de Historia de la Filosofía en México. México, Universidad Nacional Autónoma de México, p.246.6 ZEA, Leopoldo. (1963): óp., cit, p.246.7 Véase el estudio de GALVÁN LAFORGA, Luz Elena.

  • 2004): “La educación mexicana en el siglo XIX: 1821-1921,” en: ZULUAGA, Olga Lucía y OSSENBACH, Gabriela, Génesis y desarrollo de los Sistemas Educativos Iberoamericanos.
  • Siglo XIX.
  • Bogotá, Editorial Magisterio, Grupo Historia de la Práctica Pedagógica, 2004, Tomo I, pp.398-399.8 SIERRA, Justo.
  • 1948): Discursos, México.

Véase la obra de LARROYO, Francisco y ESCOBAR, Edmundo, Historia de las Doctrinas Filosóficas en Latinoamérica. México, Editorial Porrúa, pp.145-148.9 LARROYO, Francisco. (1948): Op., cit. pp.146-148.10 ZEA, Leopoldo. (1963): Op., cit, p.255.11 Ibídem, pp.255-256.12 Ibídem, pp.259-260.13 Ibídem, pp.259-260.14 Ibídem, pp.260-261.15 SIERRA, Justo.

1948): Obras completas. Vol. VIII, La educación nacional, México, UNAM p.397. Véase también la obra de ABREU GÓMEZ, Emilio. (1964): Justo Sierra, Educación e Historia., Washington, Unión Panamericana.16 SIERRA, Justo. (1993). “Discurso en el acto de inauguración de la Universidad Nacional de México, el 22 de septiembre de 1910” en: ZEA, Leopoldo (Compilador): “Fuentes de la Cultura Latinoamericana”.

México, Fondo de Cultura Económica, 1993. Tomo I, pp.81-97.17 Ibídem, pp.92-93.18 Ibídem, pp.93-94.19 SIERRA, Justo. Obras Completas, pp.163.20 Ibídem., p 164.21 Ibídem., pp.93-94.22 Ibídem., p 164.23 Ibídem, p.96.24 SIERRA, Justo. (1977): Juárez su obra y su tiempo.

En Obras completas. México, UNAM.25 SIERRA Justo. (1940): ” Evolución política del pueblo mexicano”. México, Fondo de Cultura Económica.26 SIERRA, Justo. (1977): Op., cit, p 98.27 SIERRA Justo. (1922): Catecismo de Historia Patria. México, Departamento Editorial de la Secretaría de Educación Pública.p.81.28 Véanse las obras de SIERRA Justo.

(1905): Primer año de Historia Patria. Elementos para los alumnos del tercer año primario obligatorio. México, Librería de la viuda de Ch. Bouret; SIERRA Justo. (1904): Segundo año de Historia Patria. Elementos para los alumnos del tercer año primario obligatorio.

México, Librería de la viuda de Ch. Bouret. SIERRA Justo. (1907): Historia Patria. México, Departamento Editorial de la Secretaría de Instrucción Pública, 1922. Justo Sierra, Descripción de los 24 cuadros de historia patria. México, Librería de la viuda de Ch. Bouret.29 SIERRA Justo. (1970): Catecismo de Historia Patria.

México, El Colegio de México, 1970, pp.81-125.30 Ibídem., p.67.31 ZORAIDA VÁSQUEZ, Josefina. (1965): “Historia de la Historiografía”. México, Editorial Pormaca, p.154. FUENTES SIERRA, Justo. (1940): ” Evolución política del pueblo mexicano”. México, Fondo de Cultura Económica.

  • SIERRA, Justo. (1922).
  • Historia Patria” México, Secretaría de Educación Pública.
  • SIERRA, Justo.
  • 1977): Obras Completas, México, UNAM.
  • UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE MÉXICO.
  • 1963): Estudios de Historia de la Filosofía en México.
  • México, UNAM, Publicación de la Coordinación de Humanidades.
  • REFERENCIAS ABREU Gómez, Emilio.

(1964): Justo Sierra, Educación e Historia. Washington, Unión Panamericana. BAZANT, Milada. (1993): Historia de la Educación durante el Porfiriato. México, El Colegio de México. DUMAS, Claude. (1992): Justo Sierra y el México de su tiempo.1848-1912″. México, UNAM.

FERRER, Gabriel. (1944): El Maestro Justo Sierra. México, Secretaría de Educación. GANTÚS, Fausta, (2004): “Justo Sierra: El proyecto de una identidad integradora,” en: GRANADOS Aimer y MARICHAL Carlos: Construcción de las identidades latinoamericanas. Ensayos de Historia intelectual siglos XIX y XX. México, El Colegio de México, Centro de Estudios Históricos.

ARCÍADIEGO DANTAN, Javier. (1997): De Justo Sierra a Vasconcelos. La Universidad Nacional durante la Revolución Mexicana, en: Historia Mexicana. México, El Colegio de México, vol. XLXI, Nº 4, Abril-Junio. GRANADOS Aimer y MARICHAL Carlos: Construcción de las identidades latinoamericanas.

  • Ensayos de Historia intelectual siglos XIX y XX.
  • México, El Colegio de México, Centro de Estudios Históricos.
  • GÓMEZARIAS, Alejandro.
  • 1936): El Maestro Justo Sierra.
  • México, UNAM.
  • HALE, Charles.
  • 1997): Justo Sierra: un liberal del Porfiriato.
  • México, Fondo de Cultura Económica.
  • HALE, Charles.
  • 1991): La transformación del Liberalismo en México a fines del siglo XIX.

México, Editorial Vuelta. HERNÁNDEZ LUNA, Juan, (Compilador). (1967): La Universidad de Justo Sierra. México, Secretaría de Educación Pública. KRAUZE, Enrique. (1976): Caudillos culturales en la Revolución Mexicana. México, Siglo XXI Editores. LANDA, José. (1998): La idea de Universidad de Justo Sierra.

Campeche, Secretaría de Educación Pública-Universidad Autónoma de Campeche. RAAT, William D. (1975): El Positivismo durante el Porfiriato (1876-1910). México, SEP. REYES, Alfonso. (1947): Justo Sierra. México, SEP. VÁSQUEZ, Josefina Zoraida. (1970): “Nacionalismo y Educación en México”. México, El Colegio de México.

Centro de Estudios Históricos. VILLEGAS, Abelardo. (1972): Positivismo y porfirismo. México, Secretaría de Educación Pública. VILLEGAS, Gloria. (1984): “La Universidad de Justo Sierra y la Revolución”. En: Memoria del primer encuentro de historia sobre la Universidad.

  • México, Universidad Nacional Autónoma de México.
  • YAÑEZ, Agustín.
  • 1962): “Don Justo Sierra, su vida, sus ideas y su obra”.
  • México, UNAM.
  • ZEA, Leopoldo.
  • 1968): El Positivismo en México.
  • México, Fondo de Cultura Económica.
  • ZEA, Leopoldo.
  • 1986): La latinidad y su sentido en América Latina.
  • México, Universidad Nacional Autónoma de México.

OCAMPO LÓPEZ, Javier. (2010): “Justo Sierra “el maestro de América”. Fundador de la Universidad Nacional de México” en Revista Historia de la Educación Latinoamericana No 15, Tunja, Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia, RUDECOLOMBIA, SHELA-HISULA pp.13-38.
Ver respuesta completa

¿Cómo nace la educación pública en México?

El origen de la educación pública en México se remon- ta a 1833, cuando el vicepresidente Valentín Gómez Farías emprende junto con José María Luis Mora las profundas re- formas que, desde su punto de vista, requería nuestro país en el ámbito de lo educativo y la separación del Estado de la Iglesia.
Ver respuesta completa

¿Qué personas intervienen en la educación?

Ir al contenido Ir al contenido 3 de septiembre de 2018 | 20 min Cuando hablamos de educación nos referimos a cualquier práctica formativa que ejerce una generación sobre otra y, en particular, a la transmisión de elementos culturales a niñas y niños.

Por otra parte, también entendemos educación como el conjunto de relaciones donde se entretejen disciplinas para alcanzar objetivos educativos. Esta práctica involucra procesos que describen las estrategias de enseñanza, las características de los aprendizajes de los estudiantes y de la evaluación de los logros educativos.

Por Alberto Sebastián Barragán El sistema y los agentes educativos Ofrecer el servicio de la educación implica procesos que crecientemente se especializan y progresan a partir de la experiencia, generando nuevas acciones y responsables. Los agentes que participan en esta tarea pueden ser individuos, como los docentes, alumnos y padres de familia; o colectivos, como el gobierno, las instituciones educativas, los sindicatos, las asociaciones de padres de familia, las fundaciones, institutos privados y entidades que participan en el mercado de la educación.

  1. Para entender el ámbito de competencia de cada agente es indispensable conocer el marco jurídico que rige al sistema educativo.
  2. En nuestro país, la práctica educativa se funda en el artículo tercero constitucional y en las leyes expedidas para reglamentarlo, además de códigos, normas y acuerdos que establecen las responsabilidades de cada actor.

Entre 1934 y 2016 hubo diez reformas a dicho artículo con el fin de introducir o perfeccionar políticas educativas. Ello produjo modificaciones en las leyes secundarias y en los ámbitos de responsabilidad de los agentes educativos. El proceso en su conjunto implica una serie de actividades donde actores de distintos niveles interactúan e inciden en la transformación del ámbito educativo y en la aplicación de las reformas propuestas.

En la figura 1 se explican los niveles interrelacionados en el proceso educativo, donde las líneas rojas representan la unilateralidad de las decisiones a partir de la jerarquía de los agentes del sistema educativo, y las de color azul indican las interacciones que se generan a partir de la prestación del servicio.

Figura 1. Dimensiones de la educación Personajes Que Aportaron A La Educacion En Mexico Fuente: elaboración propia, basada en la perspectiva ecológica de Bronfenbrenner Carlos Ornelas, en su libro El sistema educativo mexicano. La transición de fin de siglo (1995), describe los diferentes elementos que configuran al sistema educativo. Es importante señalar que el curso de la educación fue enmarcado, hasta la década de los ochenta, por políticas centralizadas y corporativas; después empezó a transitar hacia una nueva lógica económica, caracterizada por la reducción de la participación del Estado y por el crecimiento y empoderamiento del sector privado.

  1. Para comprender la situación actual del sistema es necesario considerar que existen fuerzas con diferente magnitud y distintas direcciones, que no dependen necesariamente de una voluntad individual, de una política educativa o de un modelo económico.
  2. También influyen la tendencia demográfica, los avances en ciencia y tecnología, y los contextos socioculturales.
You might be interested:  Niños Que Van A La Escuela?

El sistema educativo es muy complejo porque, a través de todos sus elementos interrelacionados, se condiciona y determina a sí mismo. Una mirada a la cobertura En la etapa del México postrevolucionario se consolidaron el Estado y su política social. Una de las prioridades de la agenda educativa era alfabetizar a la población y ofrecer educación primaria a todo el país.

El crecimiento de la matrícula fue exponencial, como se puede apreciar en la gráfica 1. Ello se logró con la multiplicación de escuelas. Detrás de esa gráfica lineal, existe una sucesión de proyectos educativos de los presidentes de México que mantuvieron como prioridad la cobertura de la educación primaria.

El crecimiento del sistema educativo tiene un saldo a favor; sin embargo, queda en el rubro de lo cuantitativo y no significa necesariamente un avance en la calidad de la educación. Gráfica 1. Evolución histórica de la matrícula nivel primaria Personajes Que Aportaron A La Educacion En Mexico Fuente: elaboración propia, con datos de Solana, Cardiel y Bolaños (2018). Estudios recientes consideran la edad escolar para ingresar al sistema educativo: si niños y adolescentes acuden al nivel que les corresponde de acuerdo con su edad, es posible impulsar más fácilmente su trayectoria en los siguientes niveles.

  1. Cuando los alumnos están matriculados conforme a la edad típica del nivel correspondiente, se puede valorar la pertinencia del servicio.
  2. Ello da lugar a otros indicadores, como la extraedad, que se refiere al desfase entre los años que tiene el alumno y los que idealmente debería tener en el nivel que cursa.

La tasa neta de cobertura es un indicador que mide el acceso de niños y jóvenes, de cierto grupo de edad, a la educación. Se obtiene mediante el cálculo del porcentaje de la población en edad escolar inscrita en el nivel educativo que le corresponde. Para preescolar se determina el grupo de tres a cinco años de edad; para primaria se establece de seis a once; para secundaria, entre doce y catorce años; y para educación media superior el grupo comprende de quince a diecisiete años.

En la gráfica 2 se presenta un comparativo de la tasa neta de cobertura durante un periodo de seis años, de 2011 a 2017. También se percibe en ella un crecimiento constante, aunque en menor grado por tratarse de un periodo más corto. Existe un comportamiento lineal de la educación en preescolar, primaria y secundaria.

En el caso de primaria, a pesar de la disminución decimal, se mantiene la máxima cobertura educativa. Gráfica 2. Tasa neta de cobertura 2011 y 2017 Personajes Que Aportaron A La Educacion En Mexico Fuente: elaboración propia, con datos de Solana, Cardiel y Bolaños (2018). Las cifras de inscripción aquí reflejadas se tienen que combinar con el egreso, de manera que reporten la eficiencia terminal. Es decir, cuando egresan todos los alumnos que se inscriben en un nivel educativo, se puede hablar de un sistema eficiente.

Todavía no se puede hablar de calidad; para ello se requiere un análisis minucioso, en términos de logros y aprendizajes esperados. Según el Panorama educativo de México (INEE, 2018b), en el ciclo escolar 2016-2017 la matrícula de educación básica y media superior fue de 30.8 millones de estudiantes.

La mayor parte de la población asiste a escuelas de sostenimiento público: 83.6% en preescolar, 90.7% en primaria y 86.9% en secundarias, lo que enfatiza la responsabilidad del Estado en la educación del país. Panorama educativo 2017 Además de las variaciones en el financiamiento, la política educativa se ha acompañado de reformas curriculares que han matizado el rumbo pedagógico de nuestro país. Personajes Que Aportaron A La Educacion En Mexico Fuente: elaboración propia, con datos de INEE (2018b). En estas tres décadas, algunas transformaciones educativas se han mantenido articuladas durante dos o tres sexenios. Sin embargo, cada reforma ha sustituido a la anterior y se justifica en discursos sobre innovación disciplinaria.

Lo relevante es que se trata de decisiones de política educativa que involucran a la mayor parte de los sectores y sus procesos, a sus agentes e interrelaciones. Las reformas en la materia son variaciones que modifican el rumbo de todo el sector, pertenecen a la dimensión más grande del sistema educativo, generan cambios en el orden filosófico y legal que fundamenta las acciones del Estado, y reorientan el gasto y las disposiciones en la materia.

Son de tal magnitud que se suman a la historia de la educación mexicana y determinan las tareas de todos los actores involucrados. ¿Cómo mejorar la educación? La revisión y el análisis del sistema educativo han sido realizados por diferentes especialistas, pertenecientes a diversas casas de estudio, universidades y centros de investigación.

Por lo regular, han dependido de esfuerzos individuales o de grupos de trabajo que tienen una ruta teórica, tendencia política o temporalidad determinadas, debido a tratarse de esfuerzos aislados. En el año 2002, se creó el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE). Después de un trabajo que cursó varias etapas, a partir del 26 de febrero de 2013 se convirtió en organismo público autónomo.

Su tarea principal es evaluar la calidad, el desempeño y los resultados del Sistema Educativo Nacional (SEN) en la educación obligatoria (preescolar, primaria, secundaria y media superior). Esto supone realizar una amplia variedad de estudios y evaluaciones con rigor teórico y solidez metodológica, difundir el estatus de cada aspecto de la educación, y generar directrices para orientar la mejora de la educación.

  • En este año el INEE publicó Educación para la democracia y el desarrollo de México, obra que sintetiza el diagnóstico del sistema educativo mexicano y donde se enfatiza que el mecanismo más poderoso para mejorar la vida de los mexicanos es la educación.
  • El punto de partida para insertar la educación en el contexto del siglo XXI es identificar la coyuntura mundial.

En el escenario de cambios vertiginosos en economía, ciencia y tecnología, la sociedad debe estar habilitada para enfrentar los nuevos desafíos. La educación es la vía por la cual los individuos incursionan en las prácticas culturales de su sociedad. Desde luego, los avances ocurren a diferentes ritmos.

  • Principios irrenunciables En la primera parte de este documento (INEE, 2018a) se reconoce que toda política educativa debe fundarse en la calidad, la justicia, la equidad, la atención para la diversidad y la evaluación para la mejora educativa.
  • México se consolida paso a paso como un Estado que aplica los valores de la democracia en su agenda educativa.

A partir de su experiencia en evaluación, el Instituto enfatiza los objetivos de la política educativa. Enlista los tres que están relacionados con el carácter del SEN: cobertura, calidad y permanencia. Estos temas están indisolublemente asociados con la educación como derecho humano de carácter social.

También subraya que es imperante la atención a las condiciones contextuales en las que operan las escuelas —y en consecuencia, los maestros— y las necesidades específicas de ciertos grupos de la población: fortalecimiento de la escuela, equidad e inclusión en los servicios y valoración y profesionalización de los docentes.

Otro conjunto de objetivos que se posiciona en una dimensión mayor del sistema educativo, es el que se refiere a la gobernabilidad: prioridad de la política educativa en las agendas de los gobiernos, gobernanza eficaz y evaluación. En conjunto, los elementos aquí destacados representan los pilares fundamentales para el diseño y la operación de políticas públicas en la materia.

  1. L as debilidades del sistema educativo Parte importante de Educación para la democracia y el desarrollo de México es la identificación que realiza de los problemas de nuestra educación y su diagnóstico.
  2. Entre los principales puntos a destacar se encuentran: La transición demográfica de los grupos de edad, porque demanda flexibilidad en el sistema educativo para lograr capacidad de absorción y cobertura.

El federalismo centralizado. Nuestro sistema educativo es tan grande y complejo que presenta dificultades de articulación entre la política federal, las agendas de los gobiernos estatales y las acciones municipales. La relación política con los maestros.

  1. La dimensión de las estructuras sindicales de más de un millón de profesores influye en el desarrollo del sistema educativo.
  2. Conflictos en la reglamentación laboral.
  3. La aplicación de la Ley General del Servicio Profesional Docente abrió un régimen de exclusividad al magisterio, para no caer en controversias constitucionales.

Las nuevas disposiciones son legales, pero no se han legitimado. Prevalece un modelo excesivamente burocrático, con fallas en las direcciones educativas federal y local, que se reflejan como debilidad en la rendición de cuentas, lo cual afecta el funcionamiento del sistema en su conjunto.

  • Permanecen las carencias materiales en infraestructura, mobiliario, equipo, servicios y mantenimiento.
  • El presupuesto educativo ha sido insuficiente.
  • Hay debilidades institucionales en la formación inicial de docentes, y en su actualización y habilitación continua.
  • Es un tema de gran trascendencia, que ha recibido poco tratamiento y atención.

Cabe señalar que estas problemáticas centrales, en mayor o menor medida, han sido históricamente atendidas por las políticas públicas de los diferentes regímenes, según el momento histórico, conforme al modelo económico, en función de las prioridades de la administración y de acuerdo con la orientación dada a cada reforma educativa.

  1. Sin embargo, la suma de todos esos esfuerzos ha sido claramente insuficiente.
  2. Lo deseable y lo posible Vivimos un momento de transición para nuestro país.
  3. La aparición de Educación para la democracia y el desarrollo de México es oportuna en este período de cambio entre dos administraciones federales, ya que además de identificar los puntos débiles de nuestro sistema educativo, presenta también un listado de temas estratégicos que involucra a todos los actores.

Tomando en cuenta las dimensiones del sistema educativo y los niveles de intervención de los actores, describimos a continuación los posibles escenarios donde los agentes tienen potencial de maniobra para mejorar la educación. El listado no corresponde a un orden de importancia.

En su dimensión mayor, el sistema educativo encierra la participación de varias entidades orientadas a cumplir la responsabilidad del Estado mexicano en la materia. Al gobierno federal, Poder Ejecutivo, secretarías de Estado, así como a las comisiones de las cámaras del Poder Legislativo, les corresponde diseñar e implementar una política educativa que satisfaga las necesidades apremiantes y garantice la educación de calidad como un derecho constitucional.

Es preciso que la política educativa se diseñe en términos de gobernabilidad para que logre eficacia y eficiencia en el sistema. En este sentido, requiere una instrumentación que articule los niveles de gobierno y ámbitos de responsabilidad de la administración pública, de modo que gobernadores, legislaciones locales y presidencias municipales sean parte del mismo proyecto.

La agenda pública del sector va de la mano con la distribución del presupuesto. La Junta de gobierno del INEE reconoce que: “México invierte recursos en educación en proporción similar al promedio de los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE): 6.8% de su producto interno bruto (PIB), considerando el total de inversión en educación, y 5.3% si se consideran sólo los recursos públicos” (INEE, 2018a, p.46).

Es indispensable continuar la evaluación del estado que guarda la educación y hacer una revisión de los planes de estudio. En este frente se percibe la conexión de las reformas de 1993, 2012 y 2018, bajo una misma lógica de contenidos curriculares y enfoque por competencias, si bien tienen que actualizarse constantemente.

  • Conviene al respecto considerar la investigación educativa que se lleva a cabo en nuestro país porque, además de ser producto de la inversión pública, se realiza en nuestros contextos y es ineludible para el diseño de nuevos programas.
  • Una de las finalidades del sistema educativo es desarrollar competencias y lograr los aprendizajes esperados en los alumnos, con el fin de que participen en el mundo globalizado y puedan generar y manejar tecnología que les permita insertarse en el campo laboral.

Esta posibilidad se ubica en el egreso del nivel medio superior, para que los estudiantes puedan continuar su trayectoria profesional en el nivel siguiente o, en su caso, accedan al ámbito del trabajo. En este sentido, hace falta alinear los contenidos de educación media superior con las exigencias del mercado.

  1. La formación docente también se diseña e implementa como una línea de política educativa.
  2. La anterior reforma educativa contemplaba un Plan Integral de Diagnóstico y Fortalecimiento de las Escuelas Normales, cuyo objetivo era atender las demandas en esta materia.
  3. Sin embargo, el proyecto tardó en concretarse y quedó inconcluso.

Es lamentable, pues la formación docente es uno de los ejes de política educativa, ya que la responsabilidad de materializar los planteamientos curriculares de cualquier reforma recae en los maestros. El INEE (2015) emitió unas directrices encaminadas a la formación inicial de docentes.

  1. Sin embargo, no se han tomado en cuenta y la reforma de la educación normal se ha presentado a cuentagotas, constituyendo otra debilidad del sistema educativo.
  2. Algunos factores prioritarios por atender en la formación docente son: La estructura académica, el papel de la investigación, la selección de docentes, la promoción a cargos directivos, las políticas de actualización y desarrollo profesional, el origen social del alumnado, los problemas relacionados con la movilidad de la planta docente, las deficiencias en las trayectorias escolares, la dotación de equipos, laboratorios, talleres y otras instalaciones pertinentes, entre otros” (INEE, 2018a, p.38).

En el caso de la formación continua de profesores —que implica la actualización como proceso permanente—, es viable articular el trabajo de las escuelas normales con los centros de maestros y las estrategias de habilitación docente. Se pueden empalmar, en políticas de sinergia educativa, la experiencia de las escuelas normales y la actualización de profesores.

Si aquéllas han logado buenos resultados en la formación inicial, también pueden ser partícipes de la formación continua de docentes. Otros actores que también pueden contribuir a la mejora educativa son los padres de familia, colectiva e individualmente. Su participación en la educación ha llegado hasta el momento actual después de una larga trayectoria —que incluye asociaciones de padres de familia y consejos de participación social que posibilitan su intervención organizada—.

En lo individual, conviene señalar que en el desempeño de cada estudiante se percibe el acompañamiento que recibe en casa. Más allá de condiciones económicas y las estructuras familiares, en las escuelas se identifica a diario que los niños son el reflejo de sus padres.

Entonces, hay que insistir en la necesidad de tiempo de calidad e influencia positiva de los padres en la educación de sus hijos.1 Otro rubro de capital relevancia es el fortalecimiento de los centros escolares. Al respecto, el texto comentado enfatiza que “la escuela es la célula funcional del sistema educativo” (INEE, 2018a, p.39), y por ello debe ser apoyada en distintos planos.

La más reciente política educativa puso a la escuela al centro de su discurso, mientras que en la operación de los programas las estructuras de la burocracia educativa mantuvieron la verticalidad de las decisiones y las exigencias de los resultados. Se impulsaron acciones asociadas con la noción de autonomía de las escuelas y se abrió un debate sobre la manutención de los centros educativos, pero las autoridades no continuaron por este camino y más bien apuntaron en sentido contrario.

  • Los gastos de una institución no se reducen al pago de servicios como agua y luz; también abarcan el costo de materiales didácticos y recursos consumibles que el gobierno no otorga a las escuelas, que no tienen apoyo para conseguir estos suministros.
  • Con el fin de satisfacer tales necesidades se ha explorado la organización de cooperativas y la generación de recursos.

Sin embargo, con frecuencia estas acciones son insuficientes. Existen padres de familia conscientes de las necesidades de las escuelas de sus hijos que hacen aportaciones voluntarias en las inscripciones de cada ciclo escolar, mas no todos están en condiciones de hacerlo.

  1. A pesar de ello, no se respeta la autonomía escolar que permitiría sostener este acuerdo y se prohíbe la cooperación de los padres de familia.
  2. Los recursos faltantes son cubiertos discrecionalmente por algunos padres o salen directamente del bolsillo de los profesores.
  3. Otra muestra de la autonomía negada la hallamos en el funcionamiento de los consejos técnicos escolares.

La normatividad habilita al colectivo docente para diagnosticar sus problemas y tomar sus decisiones; sin embargo, mensualmente aparecen “guías” que rigen el funcionamiento de las reuniones de profesores. Sin respetar la normatividad que posibilita la realización de consejos técnicos en sesiones extraordinarias, o en fechas distintas, se toman decisiones desde la burocracia de la zona escolar.

Las características del sistema educativo determinan la calidad de los aprendizajes, y el trabajo de los profesionales de la educación condiciona el logro educativo. El compromiso personal y la ética profesional subyacen en esta tarea. Tanto el personal docente como el directivo requieren procesos de habilitación.

La formación inicial está encomendada, mayoritariamente, a las escuelas normales, mientras que la continua es una gran laguna donde caben distintas iniciativas. Ante tales vacíos, han surgido editoriales que venden materiales para la actualización del magisterio y grupos que ofrecen servicios de capacitación, cuyos costos también son cubiertos por los propios profesores.

  1. En la iniciativa privada, o en otros espacios de la función pública, la capacitación la ofrece el patrón y sus costos son a cargo del centro de trabajo.
  2. En este caso, la actualización se ha convertido en una necesidad que se satisface personalmente, con tiempos y recursos a cargo del profesor.
  3. El sistema educativo ha propiciado que la carga de este insumo laboral sea absorbida por los docentes, ya que de no hacerlo así surgirían con toda probabilidad acusaciones de irresponsabilidad y señalamientos similares por parte de los medios de comunicación, o bien se traduciría en afectaciones a su evaluación docente y su estatus laboral.

Hay que señalar que la oferta de cursos en línea ha sido vista erróneamente por la SEP como una modalidad de capacitación, cuando en realidad con ello se solapa la irresponsabilidad de las dependencias involucradas. Conclusiones Desde la mirada del INEE se han identificado algunas propuestas en este mapa de agentes y responsabilidades.

  • El trabajo de la evaluación educativa da cuenta de los factores críticos por atender e incluso del orden de las prioridades.
  • En la descripción de cada nivel o de cada actor, se aclaran las distintas obligaciones.
  • Pero todos los involucrados en el proceso educativo tienen un común denominador: la cuestión moral.

Las decisiones y la ejecución de las acciones para mejorar la educación deben realizarse con profesionalismo. La ética debe estar presente en todos los órdenes de gobierno, en todos los niveles del sistema educativo y en todos sus agentes. Los principios morales y los valores universales son la piedra de toque para acelerar las transformaciones educativas que necesitamos Referencias Bronfenbrenner, U.

(1992). Ecological systems theory. En: Vasta, R. (ed.), Six Theories of Child Development: Revised Formulations and Current Issues, pp.187-250. Londres: J. Kingsley. INEE. Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (2015). Directrices para mejorar la formación inicial de los docentes de educación básica.

Ciudad de México: autor. INEE (2018a). Educación para la democracia y el desarrollo de México. Ciudad de México: autor. Solana, F., Cardiel, R., y Bolaños, R. (2018). Historia de la educación pública en México. Ciudad de México: Fondo de Cultura Económica. UNESCO.
Ver respuesta completa

¿Cuáles son los actores que influyen en el proceso de enseñanza aprendizaje?

Por lo tanto son tres grandes factores que influyen en el aprendizaje: El factor cognitivo, el afectivo-social y el ambiental y de organización de estudio.
Ver respuesta completa

¿Qué hizo Lázaro Cárdenas a favor de la educación?

La reforma educativa de 1934 – Lázaro Cárdenas confiaba en que la escuela socialista sería un instrumento de reforma social que iría más allá del cambio pedagógico y académico: una nueva escuela que favorecería una gran reestructuración económica, social e ideológica del pueblo mexicano, como consecuencia de la capacitación intelectual, técnica-práctica y moral de los niños y los trabajadores.

En el discurso que el presidente Cárdenas pronunció en Uruapan, Michoacán, el 2 de agosto de 1935 para contestar la pregunta de los asistentes sobre el nuevo papel del maestro, el Presidente explicó: La misión del maestro no ha de concentrarse en el recinto de la escuela. Su misión en el orden social exige su colaboración para el cumplimiento integral del programa de la Revolución.

El maestro rural es un guía del campesino y del niño y debe interesarse por el mejoramiento de los pueblos. El maestro ha de auxiliar al campesino en su lucha por la tierra y al obrero en la obtención de los salarios que fija la ley para cada región. (Cárdenas, 1978: 172) La nueva escuela socialista y la enseñanza que en ella impartirían los maestros, especialmente los rurales que no eran profesores de carrera sino empíricos, habría de incluir desde la alfabetización y la castellanización de niños y adultos hasta la enseñanza de modernas formas de organizaciones productivas-cooperativas, pasando por el aprendizaje de nuevas técnicas de trabajo agrícola que permitieran a los campesinos y a sus hijos organizarse mejor y optimizar sus actividades productivas.

En el campo se enseñaría a los niños a cultivar colectivamente la parcela escolar, atender a los animales en los corrales lo mismo que a las plantas y los árboles de los huertos construidos como anexos escolares y, lo más importante, se les enseñaría a asumir una responsabilidad conjunta como parte de un grupo en que los intereses individuales quedarían subordinados a los intereses colectivos; tanto en el campo como en la ciudad, el grupo, no el individuo, tomaría las decisiones y marcaría el rumbo de las actividades escolares.

En las regiones donde había ya industrias y trabajo de obreros asalariados, los profesores orientarían a éstos para hacer efectivos los derechos laborales garantizados por el artículo 123 de la Constitución General de 1917 y por la Ley Federal del Trabajo de 1931.
Ver respuesta completa

¿Qué hizo José Vasconcelos por la educación?

Algunas de sus aportaciones más importantes: Impulsó la educación indígena, la rural, la técnica y la urbana; creó redes de bibliotecas, misiones culturales, escuelas normales y Casas de Pueblo que convirtió en centros educativos básicos.
Ver respuesta completa