Para Que Se Implementan Normas Y Leyes En La Escuela?

Para Que Se Implementan Normas Y Leyes En La Escuela

Para Que Se Implementan Normas Y Leyes En La Escuela La vida adulta trae consigo muchas reglas, tanto en el aspecto social, como laboral. Aunque parezca que trata de limitar la creatividad y la libertad individual, el reglamento escolar brinda preparación para seguir las normas académicas, pero también para sobrellevar esas pautas de la vida adulta. La razón principal por la que las escuelas tienen reglas, es para mantener la disciplina de los estudiantes, ya que seguir las reglas no sólo impacta el desempeño académico, sino también la vida personal.

¿Que se busca con las normas establecidas en el curso escolar?

Todos los días de un curso escolar tanto profesores, alumnos y más personal no docente en la escuela conviven para que la vida en el centro escolar sea agradable y todos puedan cumplir sus objetivos. Todos tienen unos derechos y unos deberes dentro del centro educativo que se deben respetar y cumplir por el buen entendimiento entre unos y otros. Para Que Se Implementan Normas Y Leyes En La Escuela Se necesitan normas de convivencia para poder asegurar que los derechos de los niños no se ven vulnerados y los deberes de cada uno no se vean burlados. En este sentido, cabe destacar que toda la comunidad escolar debe conocer bien los derechos y deberes de cada para evitar problemas y conflictos. Con las normas de convivencia escolar se pretende que los profesionales docentes, profesionales no docentes, alumnos e incluso los padres desde los hogares sepan qué deben hacer, cómo deben comportarse y qué es lo que deben hacer a cada momento determinado.

Y no está de más hacer un repaso por las principales normas de convivencia dentro de la escuela. Las normas de convivencia están plasmadas en los documentos internos de todos los centros educativos, pero será deber del mismo centro y de cada maestro y profesor transmitirlo a los alumnos y a las familias para que de este modo puedan saber cómo comportarse uno mismo y ante los demás en el centro escolar.

Aunque las normas de convivencia nos ayudarán a resolver problemas y conflictos, siempre pueden ocurrir. Cuando existe algún tipo de conflicto en la escuela es conveniente poder que todas las partes interesadas se involucren en una búsqueda de soluciones donde todas las partes puedan salir bien situadas. [Leer +: Mural de normas de convivencia ] Para Que Se Implementan Normas Y Leyes En La Escuela Algunos ejemplos claros de normas de convivencia son los siguientes (aunque puede variar según el criterio de cada escuela): 1. Asistir a la escuela  con puntualidad  y con regularidad. Acudir a clase con buenas condiciones de higiene y de salud. En caso de que el colegio estableciera unas medidas de higiene nuevas, es muy importante seguirlas para garantizar que todos los alumnos (y sus familias) tienen buena salud.

  • Por supuesto, los padres deben comprometerse a no llevar a los niños a la escuela cuando están enfermos , ya que esto podría causar que el resto de la clase se contagiara de su enfermedad;
  • Mantener una actitud correcta entre compañeros y profesores;

Respetar los derechos y la dignidad de cualquier persona del centro educativo. Mostrar interés por el estudio , el aprendizaje y por las actividades que se propongan en clase. Resolver los problemas y conflictos siempre buscando el bien común del centro educativo y sin que nadie salga perjudicado.

Respetar la integridad física y moral de todas las personas del centro educativo y de la sociedad a la que pertenece la escuela. Mantener una buena actitud de limpieza en las aulas y en cualquier disposición del centro escolar, teniendo en cuenta las necesidades sanitarias.

No arrojar objetos por las ventajas de las clases ni a compañeros o profesores. 10. Prohibidos los teléfonos móviles en las aulas. 11. Queda totalmente prohibido fumar dentro del centro educativo tanto para alumnos como profesores. 12. Ser respetuoso ante la diversidad.

13. No agredir a ninguna persona y buscar siempre la comunicación como forma de resolver los conflictos. Los valores en la vida social son importantes como: seguridad, justicia, igualdad, el bien común, libertad, respeto e incluso solidaridad.

En el caso que las normas no se cumplan es necesario también añadir consecuencias negativas en el caso de no cumplirlas. Para Que Se Implementan Normas Y Leyes En La Escuela Uno de los principales objetivos de poner normas de convivencia en los centros escolares es favorecer el clima de estudio y aprendizaje entre los más pequeños. Pero como la educación en la escuela no solo consiste en aprender los números o los colores en inglés, es importante fomentar un buen ambiente en el aula que estimule a los niños. De esta forma, conseguiremos que estén más abiertos al aprendizaje, que aprendan de la relación con sus compañeros, que adquieran valores.

  1. Y todos, tanto profesores como padres, equipo escolar y niños deben involucrarse en esta misión: crear un ambiente afectivo en el aula;
  2. A continuación te proponemos algunos consejos para lograrlo;
  3. 1 – Promover el respeto entre los compañeros;

Sin duda, uno de los valores más importantes que los alumnos pueden aprender en el salón de clase es a respetar al resto de sus compañeros , aunque sean diferentes a ellos. 2 – Hablar de bullying con los niños , aunque sean pequeños. Es importante enseñarles que pueden confiar en sus profesores o alumnos mayores y contarles si están siendo víctima o testimonio de algún caso de bullying.

¡Los chivatos no existen! 3 – Muchos padres coinciden en que una de las grandes cualidades que debe tener un maestro es la empatía. Y es que es muy importante que el profesor sepa ponerse en los zapatos de sus alumnos para comprender su situación particular y qué necesita cada uno de ellos.

4 – Favorecer que el aula sea un lugar inclusivo , en el que todos los niños tienen su espacio, es muy importante. Es una lección que ningún alumno olvidará. Para Que Se Implementan Normas Y Leyes En La Escuela 5 – Es importante que tanto padres como maestros se esfuercen para mantener una buena comunicación (ya sea a través de tutorías como de otra forma), ya que esto ayudará enormemente a los alumnos. Además, es una forma de poder atajar los problemas antes de que se vuelvan insostenibles. Según se señala el archivo realizado por el Departamento de Educación de los Estados Unidos ‘ Guía del maestro: Consejos para padres sobre la tarea escolar ‘, la participación de los padres en el colegio tiene un impacto en sus hijos.

  • Es importante, sin embargo, que estos sepan adoptar un papel equilibrado en el estén presentes sin entrometerse demasiado (pues esto podría acabar repercutiendo en la autonomía de los niños);
  • 6 – Utilizar herramientas para que los niños se sientan más seguros en el colegio y en casa;

Es posible que algunos niños no se sientan cómodos hablando de sus preocupaciones, sus problemas con algunos compañeros o, incluso, de alguna situación complicada que viven en el hogar. Para animarles a que se expresen, podemos utilizar distintas herramientas como, por ejemplo, u n buzón al que pueden hacer llegar sus preocupaciones.

¿Cuál es la importancia de las normas y las reglas?

LA IMPORTANCIA DE LOS LÍMITES Y LAS NORMAS

  1. QUÉ SON LAS NORMAS Y LOS LÍMITES

El límite le dice al niño: “Hasta aquí puedes llegar, más allá no”. La norma es la forma en que se traducen los límites en el día a día. Cada familia ha de establecer sus propias normas. Los límites proporcionan seguridad al niño para enfrentarse al mundo. Las normas marcan la organización necesaria para que una familia, y por extensión cualquier otra forma de convivencia funcionen.

  1. LA IMPORTANCIA DE LA COMUNICACIÓN  
You might be interested:  Que Es Una Escuela Productiva?

La forma en la que nos comunicamos en la familia es fundamental para establecer con éxito los límites y las normas. Todo lo que hacemos en la vida se acompaña de comunicación. Cuando no se expresa claramente el mensaje, o el interlocutor no entiende lo que se le quiere decir, aparecen barreras que producen dificultades en las relaciones. Con los hijos pasa lo mismo, si los padres son claros con el mensaje que quieren transmitir, si se aseguran de que los hijos les entienden, si escuchan lo que éstos tienen que decir, se puede establecer una relación de respeto y entendimiento.

A través de las normas el niño aprende qué está permitido, y qué no, y para ello es necesario decirle en ocasiones “no”, y mantenerlo siempre que sea necesario. Esto evitará que surjan discusiones, y ayudará a encontrar momentos de entendimiento.

¿Por qué es importante el reglamento? | Videos Educativos Aula365

Tener una buena comunicación en casa es fundamental para establecer una convivencia tranquila, sosegada y feliz. La comunicación sirve para:

  • Establecer contacto con los otros.
  • Dar o recibir información.
  • Expresar o comprender lo que pensamos.
  • Transmitir nuestros sentimientos.
  • Compartir o poner en común algo.
  • Relacionarse.

Elementos que facilitan la comunicación + La escucha activa : que consiste en mantener una conducta que le dé a entender al niño que se está atendiendo a lo que dice, como por ejemplo mirarle a la cara o colocarse a su altura para hablar con él/ella. + La habilidad para motivar y el refuerzo social , que consisten en señalar al niño cuánto nos gusta comunicarnos con él diciéndole cosas como: “me encanta que hablemos”, “ahora entiendo lo que quieres”, ayudan a mantener la atención evitando las distracciones.

  1. Es muy necesario buscar momentos adecuados y frecuentes para hablar con los hijos, sentirán que son importantes, les dará seguridad y tranquilidad, y nos proporcionará información sobre cómo se sientes y podremos detectar preocupaciones, miedos, problemas, etc;

+ La empatía : que es la habilidad para ponerse en el lugar del otro. El objetivo es entender lo importante que son para el niño sus cosas, aunque para el adulto parezca que son cosas sin importancia. Para poner en marcha estos elementos facilitadores de la comunicación es necesario desarrollar las siguientes habilidades:

  • Dar información positiva.
  • Emitir mensajes coherentes, que no den lugar a contradicciones.
  • Expresar sentimientos, tanto los que nos resultan agradables como aquellos que no lo son (no hay sentimientos buenos o malos, algunos son agradables y otros desagradables. Hay que aprender a expresarlos y gestionarlos de forma adecuada).
  • Expresar un clima emocional de cariño y respeto.
  • Pedir y escuchar la opinión de los demás.

Cuando comunicamos un mensaje verbal, nuestras palabras van acompañadas de gestos, posturas, tono de voz, miradas, y otros recursos que constituyen la comunicación no verbal. Esto es muy importante, ya que tenemos que intentar que exista coherencia entre comunicación verbal y la no verbal. El diálogo Tanto el exceso como la falta de diálogo dificultan la comunicación, y en la mayoría de los casos producen distanciamiento entre padres e hijos.

  • Hay que evitar el exceso de diálogo , es necesario que se de tiempo al niño para que entienda lo que se le ha dicho, y después se le puede preguntar qué opina.
  • También tenemos que evitar la falta de diálogo. Debido a la falta de diálogo, puede parecer que disminuyen los conflictos, ya que al no hablar pueden disminuir las discusiones y los roces. Pero se pierde la oportunidad de compartir momentos en los que todos expresan cosas que les vinculan afectivamente, y a la larga esto puede generar problemas importantes.
  • Hay que enseñar a los niños a comunicarse , haciéndoles ver que lo que dicen es importante, y por lo tanto ellos también lo son. Las familias que dan prioridad a la comunicación no evitan los conflictos, sino que se enfrentan a ellos y aprenden recursos y estrategias para poder resolverlos.
  1. LA AUTORIDAD

El ejercicio de la autoridad suele ser una fuente de conflictos, pero se complica aún más cuando no se ejerce de la forma adecuada. Es importante para los niños identificar un modelo válido de autoridad. Para ganarse un reconocimiento que les otorgue autoridad los padres pueden: + Establecer normas de funcionamiento que tenga en cuenta las necesidades de los miembros de la familia, es decir, contar con lo que el niño precisa.

Es necesario buscar y reservar momentos todos los días para escucharse los unos a los otros, manteniendo una actitud abierta hacia las diferentes opiniones, y con predisposición para escuchar lo que dice cada uno.

+ Consensuar entre los que ejercen la autoridad (habitualmente padre y madre) lo que se quiere conseguir y seguir una misma línea. Una vez decidido, comunicárselo al resto de la familia, a los abuelos, cuidadores, etc para que exista coherencia en los mensajes que se le dan al niño. Algunas ideas para mantener la autoridad:

  • Tener buen humor, serenidad y paciencia.
  • Mantener una línea de actuación coherente.
  • Acordar en pareja cómo educar a cada hijo.
  • Prestar atención a los intereses y problemas del niño.
  • No mostrar discrepancias entre ambos progenitores delante de los hijos.
  • Es necesario ser firmes y constantes en la aplicación de las normas, sin olvidar que en determinados momentos también es necesario ser flexible, y no olvidar nunca el cariño.
  • Reforzar positivamente y dar valor a aquellos momentos en los que el niño presenta el comportamiento adecuado.
  • Fomentar la autonomía y la libertad, y al mismo tiempo fomentar que adquieran responsabilidades.
  1. EL VALOR DEL “NO”  

Una de las dificultades más importantes a la hora de aplicar los límites en la familia, es el miedo que surge cuando hay que decir no a alguna demanda de los niños. Lo que se teme en concreto es no saber controlar la reacción que pueda tener el niño ante la negativa. Para mantener los límites de forma consecuente, en numerosas ocasiones los padres tienen que decir que “no”, y no ceder a las exigencias de los hijos.

+ Cumplir y hacer cumplir las normas marcadas, que han sido consensuadas. Es necesario que se lleve a la práctica lo previsto, y ser coherentes y constantes en la aplicación de las consecuencias que se derivan tanto del cumplimiento como del incumplimiento de dichas normas, que se han establecido y comunicado previamente.

Cuando decimos “no”, no debemos sentirnos culpables, ya que ello les va a ayudar a madurar y crecer. Además, decir “no” sirve de aprendizaje para cuando sean adultos, ya que la realidad es que no siempre saldrán la cosas como ellos quieren, sino que tendrán que enfrentarse a muchas frustraciones, y aprender a gestionar la tolerancia a la frustración de no tener lo que quieren cuando quieren.

  • Decir “no” cuando es justo y necesario, no culpabiliza a quien lo dice, y educa a quien lo escucha.
  • Un “no” dicho con convicción y énfasis ayuda al niño, y es mejor tolerado. En cambio, un “no” poco creíble carece de valor.
  • Tampoco debemos caer en decir “no” a todo aquello que pide el niño, ya que esto lleva a reprimir su iniciativa, y a que no se muestre comunicativo.
  1. LA IMPORTANCIA DE LOS LÍMITES  

Todos los niños quieren y necesitan comprender las normas de cada uno de los contextos en los que viven (colegio, casa, parque, etc). Necesitan saber hasta dónde pueden llegar, y qué pasa cuando rebasan esos límites. Si no pasa nada, es decir, si no hay ninguna consecuencia, seguirán rebasando dichos límites. Los límites dan seguridad   El hecho de establecer límites y normas permite que el niño se sienta seguro y protegido porque sabe con quién puede contar para que le guíe en su aprendizaje.

Dicha tolerancia a la frustración se aprende cuando los padres dicen “no” y lo mantienen. Si un niño nunca se enfrenta al “no” del adulto, le costara mucho más hacer frente a la adversidad, y a aquellas situaciones en las que no consigue lo que quiere, y no adquirirá recursos y estrategias que le ayuden a enfrentarse a ellas de forma adecuada.

Los límites también aportan a los niños seguridad emocional, porque lo nuevo desconcierta. Gracias a los límites tienen orientación que guíe su conducta. Los padres que informan claramente a sus hijos de cómo hacer las cosas, y de hasta dónde pueden llegar convierten su vida en algo predecible, y como consecuencia les dan seguridad.

You might be interested:  Como Solicitar Una Auditoria A Una Escuela?

Los niños que se rigen por normas justas saben lo que ocurre cuando no las cumplen. Los límites ayudan a aprender cuáles son las conductas adecuadas   Cuando los límites están claros y no cambian constantemente, los niños saben si la conducta que presentan es adecuada o no, y también qué consecuencias tiene el incumplimiento de una norma.

Los límites son un aprendizaje fundamental para la vida adulta   Cuando se marcan límites en casa es inevitable que surjan disputas, ya que lo más probable es que el niño intente saltárselos. Un actitud serena, tranquila y consecuente por parte de los padres es fundamental para superar el conflicto, y para que el niño aprenda que no siempre puede hacer lo que quiere.

  1. Por un lado, esta actitud resulta más convincente que dar gritos o amenazar, y por otro, sirve de modelo al niño, que imitará la manera de comportarse de sus padres cuando tenga que solucionar sus propios conflictos;

Si los límites y sus consecuencias están correctamente definidos, el niño aprende a tomar decisiones. Por ejemplo: “¿Qué hago?, ¿Me como la cena y así luego puedo tomar el helado? ¿o elijo no probar bocado y renuncio al postre?”. Esto ayuda a los niños a hacerse responsables de las consecuencias de su comportamiento.

Así, poco a poco, van aprendiendo que son ellos quienes marcan sus propios límites. Al principio necesitan que el límite venga de fuera, que lo fijen sus padres, pero con el tiempo serán ellos los que establezcan las normas que dirijan su comportamiento.

Una vez que se conviertan en adultos, no precisarán que alguien les diga cómo actuar, ya que habrán aprendido e interiorizado cuándo un comportamiento es adecuado y cuándo no. Los límites ayudan a establecer relaciones   Una de las cosas que con más frecuencia exploran los niños es el grado de control o de poder que sus padres tienen sobre ellos.

  • La experiencia les enseña hasta dónde pueden llegar, y cuál es su posición con respecto a los otros miembros de la familia;
  • Al principio este aprendizaje tiene lugar en la familia, y posteriormente se extrapola a otros ambientes donde existe autoridad como el colegio;

Un niño con límites poco claros y no definidos se hace preguntas del tipo: “¿quién nada aquí?” o ¿hasta dónde puedo llegar?”, y mantiene una incesante lucha con las normas que rigen la organización del grupo. Esta actitud puede extenderse a otros contextos, y por ejemplo puede llevar a problemas de comportamiento en el colegio, que pueden derivar también en problemas sociales con iguales.

  1. CÓMO DAR UNA ORDEN  
  1. Limitarnos a una sola instrucción

Hay que usar un lenguaje que el niño entienda en función de su edad y sus características personales. Si nos dirigimos a él en estos términos: “Deja de jugar, recoge, prepara el pijama, y cuando estés en el baño avísame”, el niño cuando esté a mitad de camino, ya no se acordará de lo que le hemos pedido, y lo más probable es que siga jugando en su cuarto.

  1. Es importante que se le explique con claridad qué puede hacer, mediante el establecimiento de limites adecuados y haciendo un continuo seguimiento de que se cumplan, esto ayudará a evitar conductas tiranas, exigentes y agresivas en los diferentes contextos en los que se desarrolle;

Su capacidad de atención y retentiva es limitada. A medida que vaya siendo más mayor podemos darle varias órdenes o instrucciones juntas.

  1. Las órdenes e instrucciones tienen que ser claras

Los niños necesitan que les pidamos con mucha claridad y de forma específica lo que queremos y esperamos de ellos. La diferencia entre “aséate” y “lávate las manos y péinate” es grande.

  1. Marcar una pausa para ver si el niño nos ha entendido

Puede ser útil que repita lo que tiene que hacer, y las consecuencias de hacerlo o no, para comprobar que ha entendido nuestro mensaje.

  1. Repetir el mensaje

Este paso sólo es necesario si el niño no ha sabido hacer lo que le hemos pedido.

  1. Ayudarle a hacer lo que le hemos pedido

Podemos acompañarle e iniciar la acción con él. Una vez que empiece a hacerlo, nos retiramos para que continúe solo. Así le ayudamos a que se centre en la tarea y no se despiste con otros asuntos.

  1. Reforzarle cuando nos haga caso

Es importante reforzar de forma positiva al niño con comentarios como: “Estoy muy contento por lo que has hecho”, “creo que te has esforzado muchísimo”, “cada vez te salen las cosas mejor”, etc.

  1. CÓMO DAR UNA ORDEN  

Tenemos la tendencia a ser selectivos y fijarnos en lo negativo, pasando por alto lo positivo. Se debe evitar dar órdenes o instrucciones haciendo hincapié en comportamientos negativos. Por ejemplo: “no grites”, “no cojas el mando de la tele”, “no tires de la cortina”. Cuando marcamos las órdenes negativas estamos atendiendo a lo que no tiene que hacer el niño, pero no le decimos qué es lo adecuado.

Son convenientes mensajes del tipo: “habla bajito, así te oigo mejor”, “dame el mando para que lo guarde yo”, “juega aquí en la mesa en vez de detrás del sillón”. De esta forma el niño sabe lo qué le estamos pidiendo, y puede llevar a cabo la conducta adecuada.

Otro de los riesgos de hablarle en negativo es caer en la regañina crónica. Cuando los padres no dicen al niño qué puede hacer, y se limitan a prohibir comportamientos, están favoreciendo que los repita, ya que es una forma de recibir atención. Es conveniente dar la instrucción y orden en positivo, y así plantear alternativas de comportamiento..

¿Cuál es la importancia de cumplir las normas de convivencia?

Las normas de convivencia en clase para los niños son unas pautas sociales basadas en el respeto entre las personas y cuyo objetivo es el de mantener un clima escolar adecuado.

¿Cuál es el propósito de las reglas?

Este artículo o sección necesita referencias que aparezcan en una publicación acreditada. Puedes avisar al redactor principal pegando lo siguiente en su página de discusión: } ~~~~ Este aviso fue puesto el 14 de agosto de 2022.

Un reglamento es un documento que especifica una norma jurídica para regular todas las actividades de los miembros de una comunidad o sitio en general. Establecen bases para prevenir los conflictos que se puedan producir entre los individuos. La aprobación corresponde tradicionalmente al poder ejecutivo , aunque los ordenamientos jurídicos actuales reconocen potestad reglamentaria a otros órganos del Estado.

Por lo tanto, según la mayoría de la doctrina jurídica , se trata de una de las fuentes del derecho , formando pues parte del ordenamiento jurídico. La titularidad de la potestad reglamentaria viene recogida en la Constitución.

También se le conoce como reglamento a la colección ordenada de reglas o preceptos. Los reglamentos son la consecuencia de las competencias propias que el ordenamiento jurídico concede a la Administración, mientras que las disposiciones del poder ejecutivo con fuerza de ley ( decreto ley ) tiene un carácter excepcional y suponen una verdadera sustitución del poder legislativo ordinario.

¿Que se busca con las normas establecidas?

Las normas son reglas que se establecen con el propósito de regular comportamientos para mantener un orden determinado, y son articuladas para establecer las bases de un comportamiento aceptado dentro de una sociedad u organización.

¿Qué son las leyes y para qué sirven para niños?

Qué es Ley: – Una ley es una regla, una norma, un principio, un precepto. Como tal, proviene del latín lex , legis. Ley , en este sentido, puede referirse a la norma jurídica dictada por una autoridad competente, generalmente un legislador, donde se ordena o prohíbe algo de acuerdo con la justicia y para el bien de los ciudadanos.

Según el jurista venezolano Andrés Bello , la ley es “una declaración de la voluntad soberana que, manifestada en la forma prescrita por la Constitución, manda, prohibe o permite”. El incumplimiento de la ley , no obstante, trae consigo sanciones.

You might be interested:  Colaciones Saludables Que Puedes Llevar A La Escuela?

De allí que su existencia como norma obedezca a la necesidad de regir y corregir la conducta social de los seres humanos. La palabra ley también puede emplearse para referirse a una legislación o al conjunto de las leyes. En la religión , ley hace referencia al culto de Dios y a todo aquello que es arreglado a la voluntad divina: la ley de Dios.

¿Quién establece las normas en la escuela?

La política educativa, en general, y las leyes, decretos y documentos, es formulada por los gobiernos en su calidad de rector de la función educativa de un país, pero el contenido de este conjunto de formulaciones remite sólo a lo necesario y a lo posible en tanto lineamientos ‘ideales’ y generales, en el marco de la.

¿Qué sucede cuando una persona no cumple o respeta las leyes?

Cuando un derecho humano no se respeta, protege, promueve o garantiza, lo que su cede es una violación a derechos humanos. Esto implica que alguien ha dejado de cumplir sus obligaciones y con su conducta afectó los derechos de una o varias personas.

¿Cuál es la diferencia entre la ley y el reglamento?

Hablar de lo que es una Ley, y de lo que es el Reglamento de la misma, es importante, pues ello nos permite conocer la diferencia entre una y otro y, así, evitar caer en errores de interpretación, en una prescripción de derechos o en la propia aplicación de la misma Ley.

Empezaré por comentarles que, una Ley es una norma superior que regula, en términos generales, hechos y situaciones de la convivencia humana en sociedad, marcando derechos y obligaciones tanto para el ente al que la Ley regula, así como para la o las personas que caen en los supuestos de ella.

Por ejemplo, la Ley del Seguro Social y la Ley del Issste, regulan la actuación del Instituto Mexicano del Seguro Social y la del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales, respectivamente. En nuestro país, México, las Leyes son emitidas por el Congreso del la Unión, compuesto por la Cámara de Diputados y la de Cámara de Senadores.

  • Por estos dos órganos colegiados, debe transitar todo proyecto legislativo para adquirir la categoría de Ley, la que es de observancia obligatoria, a partir de que el presidente de la República la publique en el Diario Oficial de la Federación;

Se cae en los supuestos que establece una Ley, cuando por una circunstancia que le atañe e involucra a un particular, bien sea como derecho o como obligado, se debe de asumir la conducta regulada por la Ley, o se debe de realizar la acción permitida por la misma, o quizás, se pueda interponer ante la propia Ley, alguna oposición a lo en ella establecido.

  1. Por ejemplo, y siendo muy específicos, cuando la Ley del Seguro Social, en el Capítulo III, Caducidad y Prescripción, artículo 294, expresa que: “Cuando los patrones y demás sujetos obligados, así como los asegurados o sus beneficiarios consideren impugnable algún acto definitivo del Instituto, podrán recurrir en inconformidad, en la forma y términos que establezca el reglamento, o bien proceder en los términos del artículo siguiente”;

Agrega y concluye el artículo referido, en su segundo párrafo. ” Las resoluciones, acuerdos o liquidaciones del Instituto que no hubiesen sido impugnados en la forma y términos que señale el reglamento correspondiente, se entenderán consentidos”. Sin embargo, el artículo 294, no especifica, concretamente, la forma en que debe de ejercerse el derecho de interposición del referido recurso de inconformidad.

  1. En virtud de que la Ley no regula situaciones específicas, tampoco determina formas ni procedimientos a detalle, esa encomienda corresponde regularla, precisamente, a un Reglamento y, para el efecto, en el caso de la Ley del Seguro Social, en materia inconformidades por actos definitivos emitidos por el Instituto, la se apoya con el Reglamento del Recurso de Inconformidad;

El Reglamento del Recurso de Inconformidad , describe las formas en que habrán de solventarse las inconformidades derivadas de toda resolución definitiva, emitida por el Instituto, contra la que exista una inconformidad, e incluso prevé que lo no contemplado en dicho Reglamento , cuáles serán las Leyes supletorias que coadyuvarán en la solución de la inconformidad.

De esta manera, un Ley emite regulaciones de carácter general, mientras que un Reglamento, establece y define las formas, de manera concreta, de la forma en que se materializará el precepto legal contenido en la Ley.

Otro ejemplo muy concreto y palpable lo encontramos en la Ley del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado, cuando en su artículo 10° Transitorio regula las opciones y requisitos a cumplir por quienes podrán pensionarse en cualquiera de las tres modalidades previstas. En Resumen:

  • Ley y Reglamento no son lo mismo aun y cuando regulen situaciones del mismo tema
  • La Ley establece, enunciativamente, principios y regulaciones de carácter general, aplicables a toda persona que caiga en los supuestos en ella previstos.
  • El Reglamento define la forma en que el precepto legal, enunciativamente expresado en la Ley, se puede llevar a cabo y materializar e indica el cómo hacer, qué hacer, dónde hacerlo, a partir de qué momento y hasta que fecha límite se puede o debe de hacer, medios y formalidades, entre otras disposiciones de carácter muy especifica
  • Así, siempre que acuda a un precepto legal, investigue si dicho precepto está regulado por un Reglamento y, en consecuencia, no omita lo establecido por este en el trámite o gestión que esté realizando.
  • Y, en caso de duda, nunca dude en consultar pues aún y cuando el conocimiento cuesta, el asunto de su interés puede ser de un valor infinitamente superior al costo de la asesoría.

Pase bonitos días y procure respetar las Leyes, para que no le vayan a aplicar los Reglamentos correspondientes. .

¿Qué son los reglamentos de las leyes?

El reglamento es un conjunto de reglas o normas emitido por las autoridades pertinentes y que regulan un sector en concreto. Es una técnica legislativa que desarrolla en profundidad otras leyes. Los reglamentos son normas que desarrollan otras normativas de un rango jerárquico superior.

  • Normalmente, las leyes necesitan un desarrollo de sus disposiciones y de este desarrollo se encarga el reglamento;
  • El reglamento es una norma más dentro de todos los tipos de normas que existen en el campo jurídico;

Pero este tipo de normas goza de un menor rango que las leyes que emanan de las cámaras parlamentarias y, por supuesto, de la Constitución.

¿Qué importancia tiene cumplir las normas en la familia y sociedad?

¿Por qué es importante tener reglas familiares? – Las reglas familiares ayudan a los niños a entender qué comportamientos son buenos y cuáles no. A medida que los niños vayan creciendo, irán a más lugares donde habrá reglas que deberán seguir. Seguir reglas en la casa puede ayudarles a aprender a seguir las reglas de otros lugares.

Es normal que los niños rompan las reglas y pongan a prueba los límites. Romper una regla es la manera que tienen los niños de aprender sobre el mundo que los rodea. Hacer cumplir constantemente las reglas al aplicar consecuencias cuando las rompen los ayuda a entender que son importantes.

Recuerde que los niños pequeños a veces rompen las reglas simplemente porque las olvidan. No siempre las rompen porque están poniendo a prueba los límites. No obstante, nuestra respuesta debe ser la misma sin importar cuál sea el motivo por el cual se rompió la regla.

¿Cuál es la importancia de las normas para la sociedad?

Por ejemplo, permiten un orden en la sociedad, la familia, la comunidad y el colegio, promueven estilos de vida armoniosos y seguros y fortalecen la justicia y el bienestar común.

¿Por qué es importante contar con normas que garanticen una convivencia libre de discriminación?

EJEMPLO DE RESPUESTA: – Es importante contar con normas que garanticen una convivencia libre de discriminación, porque complementan y son parte del trabajo de una sociedad que no tolera los actos discriminatorios y desigualitarios que dañan la dignidad y vulneran los derechos de las personas.