En La Escuela Es Comun Que Graben A Los Compañeros?

En La Escuela Es Comun Que Graben A Los Compañeros
En la escuela es común que graben a los compañeros sin su consentimiento ; algunas veces, si la imagen parece chusca, la comparten en redes sociales y elaboran memes con ella. Esto ha incomodado a varias personas, sin embargo, nadie denuncia cuando ven a alguien grabando o tomando fotos.

¿Por qué nuestros compañeros de escuela son tan importantes?

Luis Rodolfo Morán Quiroz* Durante varias semanas y meses, a veces semestre o años, los vemos casi todos los días. Se sientan junto a nosotros. Sufren a los mismos maestros. Pasan las mismas o parecidas preocupaciones para hacer las tareas y responder a las preguntas de los docentes, difrectivos o compañeros. Leen o dejan de leer lo mismo que nosotros. A veces los envidiamos por su popularidad, su inteligencia, su belleza.

A veces hasta nos hacemos amigos de ellos y, de vez en cuando, encontramos algunos que nos caen mal y a otros de cuyas virtudes y defectos nos enamoramos. Hay casos en que compañeros de escuela se convierten en más que amigos y que llegan a casarse y reproducirse y hasta a divorciarse y a ser abuelos de las mismas criaturas.

Que no sólo pasarán muchas horas de sus vidas en el aula, en el patio de recreo o en la solución de tareas. Muchos de nosotros logramos conservar, al menos, uno que otro de nuestros compañeros de escuela, como amigos, después de los años de educación formal.

Algunos hemos logrado conservar de amigos a compañeros de jardín de niños, de primaria, de secundaria y de bachillerato o de la carrera y el posgrado. Es incluso probable que algunos de nuestros compañeros sigan siendo nuestros colegas en el mismo tipo de trabajo o incluso en la misma institución en que nos desempeñamos profesionalmente.

Podría parecer que esa interacción cotidiana, de la que a veces quisiéramos fuera menos frecuente porque está asociada con estar en la escuela, es de poca monta. Pero resulta que además de todo lo que aprendemos en el aula, se nos va convirtiendo en un importante recurso sin que siquiera nos demos cuenta.

  1. Cada compañera o compañero de escuela nos muestra sus potenciales, sus talentos, sus emociones, sus reacciones, sus habilidades y sus formas de proceder o de producir resultados;
  2. Después de unas cuantas sesiones o incluso después de unos minutos cada compañera o compañero de escuela puede saber si nos quiere en su equipo o en su vida; o lo más lejos posible de ellos;

Nuestros compañeros de escuela son un recurso que nos acompaña día con día. Y que puede acompañarnos por muchos años por venir. Por su amistad cercana. Por ser un recurso accesible en caso de necesidad nuestra. O por ser a quienes estaremos dispuestos a apoyar en casos de necesidad, ya sea en la época de nuestros cursos, ya sea en los años por venir.

  1. Con ellos tenemos afectos, obligaciones mutuas, responsabilidades por cumplir;
  2. Por eso es importante considerar a las generaciones de compañeros en vez de únicamente grupos desunidos que se desintegran cada inicio de ciclo;
You might be interested:  Qué Palabra Rima Con Escuela?

Por una parte, tener compañeros estables y por varios ciclos o cursos nos ayuda a detectar posibles diferencias en potencialidades y a ser útiles como recursos mutuos. Quizá en otras ocasiones convenga una gran variedad de compañeros, para ampliar nuestras redes de amigos y de colegas y para plantearnos nuevas formas de adaptación y de relación con los demás.

  1. En última instancia, tener compañeros es casi como tener hermanos;
  2. Quien no los tiene no sabe de lo que se pierde;
  3. Pero quien los tiene está muy consciente de sus ganacias, aunque a veces éstas nos produzcan algunas irritaciones;

*Doctor en Ciencias Sociales. Profesor del Departamento de Sociología del CUCSH de la UdeG. [email protected] com.

¿Por qué nos hacemos amigos de los compañeros de escuela?

Luis Rodolfo Morán Quiroz* Durante varias semanas y meses, a veces semestre o años, los vemos casi todos los días. Se sientan junto a nosotros. Sufren a los mismos maestros. Pasan las mismas o parecidas preocupaciones para hacer las tareas y responder a las preguntas de los docentes, difrectivos o compañeros. Leen o dejan de leer lo mismo que nosotros. A veces los envidiamos por su popularidad, su inteligencia, su belleza.

  • A veces hasta nos hacemos amigos de ellos y, de vez en cuando, encontramos algunos que nos caen mal y a otros de cuyas virtudes y defectos nos enamoramos;
  • Hay casos en que compañeros de escuela se convierten en más que amigos y que llegan a casarse y reproducirse y hasta a divorciarse y a ser abuelos de las mismas criaturas;

Que no sólo pasarán muchas horas de sus vidas en el aula, en el patio de recreo o en la solución de tareas. Muchos de nosotros logramos conservar, al menos, uno que otro de nuestros compañeros de escuela, como amigos, después de los años de educación formal.

  1. Algunos hemos logrado conservar de amigos a compañeros de jardín de niños, de primaria, de secundaria y de bachillerato o de la carrera y el posgrado;
  2. Es incluso probable que algunos de nuestros compañeros sigan siendo nuestros colegas en el mismo tipo de trabajo o incluso en la misma institución en que nos desempeñamos profesionalmente;

Podría parecer que esa interacción cotidiana, de la que a veces quisiéramos fuera menos frecuente porque está asociada con estar en la escuela, es de poca monta. Pero resulta que además de todo lo que aprendemos en el aula, se nos va convirtiendo en un importante recurso sin que siquiera nos demos cuenta.

  • Cada compañera o compañero de escuela nos muestra sus potenciales, sus talentos, sus emociones, sus reacciones, sus habilidades y sus formas de proceder o de producir resultados;
  • Después de unas cuantas sesiones o incluso después de unos minutos cada compañera o compañero de escuela puede saber si nos quiere en su equipo o en su vida; o lo más lejos posible de ellos;

Nuestros compañeros de escuela son un recurso que nos acompaña día con día. Y que puede acompañarnos por muchos años por venir. Por su amistad cercana. Por ser un recurso accesible en caso de necesidad nuestra. O por ser a quienes estaremos dispuestos a apoyar en casos de necesidad, ya sea en la época de nuestros cursos, ya sea en los años por venir.

  1. Con ellos tenemos afectos, obligaciones mutuas, responsabilidades por cumplir;
  2. Por eso es importante considerar a las generaciones de compañeros en vez de únicamente grupos desunidos que se desintegran cada inicio de ciclo;
You might be interested:  Que Carreras Se Pueden Estudiar En La Escuela Militar?

Por una parte, tener compañeros estables y por varios ciclos o cursos nos ayuda a detectar posibles diferencias en potencialidades y a ser útiles como recursos mutuos. Quizá en otras ocasiones convenga una gran variedad de compañeros, para ampliar nuestras redes de amigos y de colegas y para plantearnos nuevas formas de adaptación y de relación con los demás.

  • En última instancia, tener compañeros es casi como tener hermanos;
  • Quien no los tiene no sabe de lo que se pierde;
  • Pero quien los tiene está muy consciente de sus ganacias, aunque a veces éstas nos produzcan algunas irritaciones;

*Doctor en Ciencias Sociales. Profesor del Departamento de Sociología del CUCSH de la UdeG. [email protected] com.

¿Cuáles son los ejemplos del bien común en la Escuela?

Usuario de Brainly Usuario de Brainly _Recoger basura del colegio  _Aseo del aula  _Arreglo de una tubería de la comunidad dañada. _Elaboración de canchas de fútbol y de diversión _Construcción de escuelas, hospitales para las personas de bajo recursos económicos.

¿Qué es el compañero en la educación?

Nadie educa a nadie, -nadie se educa a sí mismo- los hombres se educan entre sí con la mediación del mundo. ” Paulo Freire Si analizamos los últimos 30 años, nuestro sistema educativo ha vivido numerosas reformas y cambios legislativos desde la LGE, LOGSE, LOE, LOMCE…. Sin embargo, ¿Por qué en la actualidad la educación no está ofreciendo los resultados esperados? En La Escuela Es Comun Que Graben A Los Compañeros La capacidad de adaptación del ser humano, hace que las personas adoptemos diferentes roles en diferentes espacios y contextos. Con lo que, un niño, no se comporta igual en casa con su familia que en la escuela con sus compañeros. Luego, las relaciones con los demás, modifican nuestro comportamiento según el contexto en el que nos encontremos. Este aspecto, se hace más evidente en la adolescencia, donde el grupo de iguales tiene un papel fundamental en el desarrollo de la persona.

  • Hasta el punto de que para un alumno de secundaria el hecho de ser aceptado por sus iguales, tiene más importancia que el rendimiento académico;
  • En diferentes estudios se ha demostrado que el rendimiento de un alumno de secundaria depende en gran medida de la valoración que se le otorgue desde el grupo o colectivo con el que se relaciona;

En el ámbito educativo, la influencia del medio ambiente sobre los alumnos es fundamental para su desarrollo y crecimiento. Si analizamos bien, cuando un niño tenga 16 años habrá pasado unas quince mil horas de su vida (1,7 años) en centros educativos. Podemos hacernos una idea de la influencia que tienen los profesores, cuidadores y compañeros en la vida de esta persona.

You might be interested:  Como Saber En Que Escuela Quedo Mi Hija 2021?

En la mayoría de los centros educativos, al llegar a la educación primaria, los niños se sientan en una disposición de pupitres individuales y el aprendizaje en grupo pasa a ser exclusivo para los trabajos grupales.

Como resultado lo que se fomenta es el individualismo y la competitividad entre alumnado. A grandes rasgos y sin generalizar, podemos ver que en el modelo de enseñanza tradicional, los alumnos, a pesar de estar dentro de la mismo aula, no tienen interacción entre sí, sino que la interacción entre ellos se concibe como un hecho distractor dentro de la clase.

El compañero no aporta, sino que entorpece. Es un modelo donde se generaliza a las personas, siendo la misma intervención educativa para todos, cuyo proceso didáctico es: exposición del tema, memorización, verbalización y prueba de resultados.

Siendo un modelo, donde no se sabe por qué aprendemos lo que nos “enseñan” hoy y no sabemos lo que aprenderemos mañana (más allá de los libros de texto), es decir, no somos protagonistas de nuestro propio aprendizaje. Investigaciones de las últimas décadas han establecido que la interacción entre compañeros no sólo debe ser tenida en cuenta, sino que tiene un papel de primer orden en la consecución de objetivos educativos. Y que la interacción social es un elemento fundamental para la facilitación del aprendizaje y del desarrollo de la capacidad intelectual. Está comprobado, que el alumno que más aprende es el que “explica” la materia a sus compañeros. Por tanto ante este modelo, de individualidad, homogeneidad y pasividad, surgen otras alternativas que históricamente, han estado unidas a los movimientos de renovación pedagógica y las teorías psicológicas del aprendizaje de autores como: Vygotsky, Piaget, Johnson, Ausubel, Rogers y Gardner.

En este sentido, el concepto de aulas cooperativas no es ninguna novedad. Aula cooperativa es una metodología didáctica, que parte del cambio organizativo de la clase, no sienta a los alumnos en su pupitre mirando a la pizarra, sino que los coloca en pequeños grupos.

En la educación infantil, este modelo de colocación está generalizado, pero no es así en el resto de etapas educativas. El mero hecho de colocar a los alumnos en pequeños grupos cambia la perspectiva y la visión del aprendizaje, no centra la atención en la pizarra sino que favorece y centra la atención en los propios educandos, en lo que de ellos se puede aprender.

En este sentido, es importante destacar que no es lo mismo el trabajo en grupo que el aprendizaje cooperativo. En el aula cooperativa los alumnos se coordinan entre sí y aprenden conjuntamente, buscan soluciones juntos y aprenden de los diferentes puntos de vista, adaptándose unos a otros en el nivel de aprendizaje.

Esta metodología se basa sobre todo en teorías e investigaciones de la psicología social y constructivista. Determinan que todos los seres humanos somos sociales por naturaleza, y somos el resultado de una interacción entre nuestra genética y el medio que nos rodea.