Cual Era La Escuela Para Aztecas De Origen Noble?

Cual Era La Escuela Para Aztecas De Origen Noble

Este artículo o sección necesita referencias que aparezcan en una publicación acreditada. Este aviso fue puesto el 15 de diciembre de 2015.

El calmécac (en náhuatl : kalmekak   ‘ kalli , casa; mekatl , cuerda; -k , locativo’ ) era la escuela para los hijos de los nobles mexicas de México-Tenochtitlan. En esta institución se les entrenaba para ser sacerdotes , guerreros de la élite, jueces, maestros o gobernantes , educándolos en historia , astronomía y otras ciencias , la medición del tiempo, música y filosofía , religión , hábitos de limpieza, cuestiones de economía y gobierno , y, sobre todo, disciplina y valores morales.

Había maestros especiales que les enseñaban la tradición , y leían y aprendían de memoria las historias ilustradas en los códices. La escuela funcionaba como un internado, donde los jóvenes vivían, dormían y comían.

Con los aspirantes a sacerdotes su educación se enfocaba en la religión, e incluía rituales, cantos a los dioses e interpretación de los sueños; por su parte, los aspirantes a guerreros de la élite o a gobernantes recibían más entrenamiento sobre tácticas militares y asuntos de economía y gobierno El mundo mexica se caracterizaba por el cuidado que ponían los gobernantes en el buen funcionamiento de su sistema educativo.

¿Cuáles eran las dos escuelas que había en la cultura azteca?

La sociedad mexica contaba con un eficiente sistema de educación formal que le permitía no sólo transmitir los conceptos que le daban identidad sino también los conocimientos necesarios para colaborar en las empresas militares que eran su principal sustento.

  • Permitía además congregar la importante fuerza de trabajo que representaban los jóvenes y coordinar su participación en la obra pública;
  • Todo lo anterior explica el porqué la asistencia a alguna de las instituciones educativas era obligatoria;

Desde edad temprana, los padres de los niños debían ponerlos bajo la protección de algún templo, con el compromiso de, una vez alcanzada la edad adecuada, llevarlos a su escuela. El ofrecimiento, en el que se dejaba un objeto como prenda, más que al templo mismo era a la deidad protectora y por lo tanto el no cumplir con el compromiso podría acarrear males tanto al niño como a sus padres.

  1. Existían dos tipos de templo-escuela a los que podían optar libremente los padres para enviar a sus hijos: el telpochcalli y el calmécac;
  2. Se supone que en cada barrio había varios telpochcalli , en tanto que la cantidad de los calmécac era menor;

Sin embargo, esa aparente libertad de elección estaba condicionada por las características de la estructura social mexica, claramente dividida en dos grandes grupos: gente común ( macehualtin ) y nobles ( pipiltin ). Los primeros estaban destinados a asistir preferentemente al telpochcalli , y los segundos, al calmécac ; de hecho, la educación que se impartía en cada una de esas instituciones era diferente en la medida que estaba destinada a satisfacer distintas necesidades.

Eso también explica los distintos grados de disciplina que había entre ambas instituciones; por ejemplo, mientras los jóvenes del telpochcalli podían eventualmente abandonar las instalaciones, los del calmécac eran castigados si lo intentaban.

Aun con esas diferencias, ambas instituciones eran parte de un mismo sistema y de hecho había un responsable general de la administración y la observancia de la integridad de los contenidos impartidos, al que se conocía como mexícatl teohuatzin. Telpochcalli “La casa de los jóvenes” o telpochcalli era la institución a la que acudían en su gran mayoría los jóvenes mexicas, con excepción de los nobles.

  • En cada uno de los barrios de la ciudad existían varias de estas escuelas que eran dirigidas por un telpuchtlato , “el que ordena entre los jóvenes”;
  • Ahí la gente común adquiría la disciplina y las habilidades necesarias para apoyar las actividades militares y participar adecuadamente en el largo y complejo sistema ritual mexica;

Los alumnos del telpochcalli debían vivir en sus instalaciones, lo que además de servir para infundir disciplina tenía otra consecuencia práctica: aprovechar la fuerza de esos jóvenes para el cultivo y para las numerosas obras públicas que requería una ciudad en constante expansión como México-Tenochtitlan.

Cuando estaban listos, los jóvenes acompañaban a las expediciones militares como cargadores y podían intentar capturar un enemigo, lo que les permitía conseguir ascensos. Los jóvenes debían permanecer en la escuela hasta que estaban listos para contraer matrimonio.

Calmécac Los alumnos de esta escuela, cuyo nombre significa “en la hilera de casas”, eran sobre todo jóvenes de la nobleza. Cabe indicar que los macehualtin podían optar por ingresar a este tipo de escuela, aunque en la práctica sería algo inusual debido a condicionantes sociales e ideológicas.

You might be interested:  Como Saber En Que Escuela Quedo Mi Hijo En Hidalgo?

Los alumnos del calmécac recibían una educación más enfocada a aspectos relacionados con la conducción de los asuntos militares, la religión y los distintos campos del conocimiento que se asociaban al ritual y al transcurso adecuado de la vida pública.

Recibían, por ejemplo, lecciones sobre el calendario y la historia de los mexicas, y obtenían preparación para oficios como la metalurgia, la escultura, la carpintería y la plumaria. En suma, se preparaba a los alumnos del calmécac para ejercer el sacerdocio o cargos de alto rango en la burocracia de la ciudad.

Existían varias escuelas para nobles, asociadas a los templos dedicados a diferentes dioses. En vista de que las fiestas y los ritos tenían características particulares en función de su deidad patrona, es posible que, por lo menos a ese nivel, la enseñanza en cada calmécac fuese específica.

En el calmécac la disciplina era notablemente más estricta que la del telpochcalli. Los alumnos tenían varias actividades nocturnas; entre otras, debían levantarse para ir al monte a ofrecer incienso a los dioses, debían también pincharse con púas de maguey para ofrecer su sangre o se bañaban a media noche con agua fría.

¿Que se enseñaba en la escuela calmécac?

Orgullo e identidad nacional – Para los antiguos aztecas la educación era un aspecto fundamental de su vida, contaban con dos escuelas de formación dependiendo la clase social: el Telpochcalli y el Calmecac. El Calmecac era para los hijos de la nobleza azteca, ahí se les preparaba para ser sacerdotes, jueces, senadores, maestros o gobernantes, educándoles en historia, astronomía, matemáticas y otras ciencias, pero sobre todo en valores morales.

  • Para los aztecas era muy importante que sus gobernantes fueron aptos para los cargos que desempeñaban con la capacidad de tomar buenas decisiones y que tuvieran fuertes convicciones;
  • La educación era estricta y severa;

¿Quieres saber más? Te invitamos a escuchar el audio completa aquí..

¿Cuál fue la escuela para los nobles y que aprendieron?

Dentro de la sociedad mexica, los jóvenes del pueblo o hijos de la nobleza tenían algo en común: la educación. No importando el estrato social, los tenochcas iniciaban desde muy temprano sus actividades en las instituciones que les asignarían un rol a desempeñar, desde artesanos hasta gobernantes de la gran urbe de México-Tenochtitlan.

Cuando los primeros españoles llegaron a nuestro país, a principios del siglo XVI, la cultura mexica dominaba gran parte del territorio. Este hecho no se debió a una casualidad, sino que fue la culminación de un largo proceso de desarrollo que involucró todos los ámbitos de aquella admirable sociedad.

Los mexicas, que habían llegado al valle de México en calidad de errantes, lograron, en poco tiempo, construir uno de los estados más impresionantes de la historia universal. Para hacerlo, siguieron una serie de pasos que hoy podemos rastrear: se dieron a la tarea de ser mejores, aprendieron, asimilaron, crearon y refinaron las técnicas artísticas, militares, arquitectónicas, religiosas y educativas.

En su afán por destacar, aprendieron de quienes suponían habían sido los mejores: los teotihuacanos y los toltecas. Los primeros conquistadores que ingresaron a la ciudad de México-Tenochtitlan, el 8 de noviembre de 1519, se toparon con una urbe maravillosa.

No solo era impresionante desde el punto de vista ingenieril (construir la capital de un imperio sobre un islote semiartificial a la mitad de un inmenso lago salado no fue cualquier cosa), sino también por su funcionamiento. En aquella urbe reinaba la armonía, la civilidad y el balance. Cual Era La Escuela Para Aztecas De Origen Noble Foto: Códice Mendoza Para entender ciertos conceptos referentes a la educación azteca es necesario partir de algunos puntos. El primero es que los niños eran sumamente importantes para ellos. De hecho, se les consideraba regalos de los dioses. Al referirse a ellos, sus padres les llamaban “mis joyas”, “mis plumas preciosas”, es decir, lo mejor, lo más fino, lo más valioso que tengo.

La sociedad mexica logró ascender y dominar su entorno porque fueron educados con disciplina y para la grandeza. De ambas cosas se encargaban los padres, pero también los maestros de las rigurosas escuelas mexicas.

Se creía que los niños habían sido forjados en el más alto de los cielos. Igualmente, se pensaba que eran intermediarios entre los hombres y algunas deidades. También, eran regeneradores del tiempo cíclico. El hecho de ofrecerlos en sacrificio significaba algo sumamente especial: la continuidad y la restauración de la vida.

  • Para convertir a un niño en ciudadano modelo se utilizaban diversas herramientas, que iban desde las palabras, los consejos y los ejemplos, hasta severos y a veces muy crueles castigos;
  • La educación de un niño comenzaba en el momento mismo de su nacimiento y era específica dependiendo de su sexo;
You might be interested:  Como Mejorar La Vida En La Escuela?

La partera era la encargada de darles la bienvenida a este mundo. Las primeras palabras que escuchaban los niños mexicas les recalcaban que su principal oficio y su mayor obligación era “dar de comer y beber” al sol con el cuerpo y con la sangre de los enemigos.

Al cuarto día de nacido, se realizaba una significativa ceremonia. En el caso de los niños, el cordón umbilical era enterrado en el campo de batalla junto con algún objeto relacionado al oficio de su padre; si era niña, el cordón umbilical se enterraba al lado de su casa, acompañado de un instrumento propio de la limpieza del hogar, de la cocina o del tejido.

Así es, los niños eran un tesoro tan hermoso e invaluable que la educación comenzaba en casa, pero terminaba en la escuela. Cual Era La Escuela Para Aztecas De Origen Noble Foto: Códice Florentino En la sociedad mexica existían dos clases de escuelas. La primera era el telpochcalli (casa de los mancebos o de los jóvenes). Se trataba de centros de enseñanza para los muchachos del pueblo en general. Los hijos de los nobles, de los sacerdotes, de los grandes guerreros, acudían, por su parte, al calmécac.

Al telpochcalli asistían los jóvenes varones a partir de los 15 años de edad. La finalidad de la enseñanza era que aprendieran a servir a su comunidad mediante un oficio y que dominaran el arte de la guerra.

Estaban tan seguros de la calidad de la educación que consideraban que un joven, al egresar de esta escuela, estaba listo para el matrimonio y para encabezar una familia. La sociedad mexica se dividía en de barrios llamados calpulli. Calli significa “casa”, en tanto que calpulli es el superlativo: “gran casa”. Cual Era La Escuela Para Aztecas De Origen Noble Foto: Códice Florentino Los estudiantes de estas escuelas eran personas comunes y corrientes, del pueblo. En una palabra, macehuales o macehualtin : personas sencillas. Sin embargo, la distinción entre el alumnado de cada escuela no se trataba de un hecho elitista ni discriminatorio. Para empezar, los macehuales no eran vasallos ni esclavos, sino guerreros. De hecho, el sustento y la gloria de toda la ciudad se debía a ellos.

En ese sentido: unión de casas o agrupación de familias en torno a un mismo fin. De este modo, cada calpulli contaba con una telpochcalli. Si los jóvenes del “pueblo” asistían a una escuela y los hijos de la nobleza acudían a otra, se debía a que estos centros de enseñanza eran tan especializados que se les educaba para las tareas que desempeñarían en sociedad.

Por ejemplo, el artesano era educado para buscar la belleza, en tanto que el gobernante, para ser justo. Sin embargo, todos recibían un riguroso entrenamiento militar, ya que la vocación mexica era guerrera por excelencia. En el telpochcalli la vida no era sencilla.

  1. Se desconoce la hora exacta en la que comenzaban sus actividades, no obstante, los cronistas aseguran que iniciaban “de madrugada” y con un baño de agua helada;
  2. Después venía un desayuno muy ligero;
  3. Durante el día recibían clases específicas, memorizaban, por ejemplo, cantares en los que se recordaban las glorias de sus antepasados y la manera en la que los dioses habían creado el mundo y a ellos mismos;

La tarea no debió ser sencilla, considerando que el panteón divino de los mexicas era en extremo abundante y complejo. En el terreno práctico, aprendían y se especializaban en el uso de las armas. Una de ellas era el átlatl , un propulsor, lanzadardos o “brazo extendido”, conocido en diversas regiones del mundo.

Una herramienta similar se ha encontrado en Europa y data del Paleolítico Superior (entre 40,000 y 10,000 a. Otra de las armas que aprendían a manejar era el macuahuitl , una especie de espada de madera con fuertes filos de obsidiana.

Sus demás actividades incluían reparar los templos, acarrear materiales (piedra, madera) y trabajar las tierras comunes. Educar a los niños y a los jóvenes era sumamente importante. Por medio de la educación podían preservar sus raíces, su arraigo, su pertenencia.

En una palabra, gracias a la educación podían saber quiénes eran. Precisamente porque lo sabían, respetaban su pasado y reverenciaban a sus mayores. Una parte indispensable de la educación de los jóvenes era aprender la “Regla de vida de los ancianos” o “Antigua regla de vida”.

Esto es, las enseñanzas que contenían sus tradiciones y sus costumbres; aquello en lo que siempre habían creído. Muchos de estos conceptos se los atribuían a Quetzalcóatl, quien –así lo creían– les había enseñado lo bueno y lo útil. Cual Era La Escuela Para Aztecas De Origen Noble Foto: Códice Florentino Los castigos eras parte de la educación mexica. Los regaños, llenos de palabras implacables, eran la reprimenda más ligera. Los jóvenes rebeldes que no mostraban mejoría eran azotados. Si insistían en su comportamiento, el castigo se intensificaba: les pinchaban la piel con espinas de maguey y, en casos extremos, los semiasfixiaban con el humo de chiles quemados.

  • Las niñas no se salvaban de los castigos físicos;
  • Aunque eran educadas en casa, una jovencita desobediente, chismosa, floja o coqueta era acreedora a los mismos castigos que recibía un hombre, pero además se le obligaba a barrer la calle de noche, lo cual representaba una vergüenza pública;
You might be interested:  Como Trabajar La Violencia En La Escuela?

En casos extremos, se le cortaba el cabello, lo que la ponía en evidencia durante meses. Estos castigos eran válidos tanto para los jóvenes del pueblo como para los hijos de los nobles. El calmécac estaba muy lejos de ser un lugar de descanso. Aquí se educaba y entrenaba a los futuros sacerdotes, maestros, jueces, guerreros de élite y gobernantes.

Recibían lecciones de historia, astronomía, medicina, música, religión, filosofía, economía, lecciones de higiene y valores morales, entre otros. El día comenzaba también de madrugada y también con un baño de agua helada.

Teniendo en cuenta que a este internado acudían los jóvenes que tendrían el destino de la nación mexica en sus manos, la educación era doblemente rigurosa. Ingresaban entre los siete y los quince años de edad. Solían ayunar, hacer penitencia y autosacrificio con puntas de maguey, además de que sus ropas eran siempre ligeras, para que aprendieran a soportar el frío, pues dominar el dolor era una manera de forjar el carácter.

  • Durante el día se dedicaban al trabajo duro y durante las noches realizaban rituales de purificación;
  • Conforme avanzaba su entrenamiento, las enseñanzas que recibían se volvían más específicas de acuerdo con la labor que desempeñarían: gobernante, sacerdote o guerrero;

Lo más importante era forjar hombres de bien, nobles de corazón y justos de espíritu. En pocas palabras: rostro y corazón, nobleza y dignidad. Gracias a estas enseñanzas, los mexicas lograron dominar gran parte de su entorno. Pueden seguir a Carlos Eduardo Díaz en Twitter aquí.

¿Qué es el Telpochcalli y el Calmécac?

El tepochcalli era el centro de enseñanza para la sociedad en general, mientras que el calmécac era la escuela para los hijos de nobles, sacerdotes y guerreros.

¿Que se les enseñaba a los nobles?

Se les entrenaba para ser sacerdotes, guerreros de la élite, jueces, maestros o gobernantes, además de conseguir educarlos en historia, astronomía y otras ciencias, la medición del tiempo, música y filosofía, religión, hábitos de limpieza, cuestiones de economía y gobierno, y sobre todo, disciplina y valores morales.

¿Cómo era la educación Telpochcalli?

Este artículo o sección necesita referencias que aparezcan en una publicación acreditada. Puedes avisar al redactor principal pegando lo siguiente en su página de discusión: } ~~~~ Uso de esta plantilla: }}}

Telpochcalli (en náhuatl : telpochkalli   ‘casa de los mancebos’ ), eran centros en los que se educaba a los jóvenes del pueblo, a partir de los 15 años, para servir a su comunidad y para la guerra. A diferencia de los nobles que asistían al calmécac , conocidos generalmente como pipiltin , los hijos de los plebeyos, los macehualtin , asistían al telpochcalli. Estas escuelas para jóvenes se encontraban en cada barrio o calpulli. [ cita requerida ] El mundo mexica se caracterizaba por el cuidado que ponían los gobernantes en el buen funcionamiento de su sistema educativo.

Las escuelas de Tenochtitlan atendían a los jóvenes de acuerdo con su extracción social: los hijos de los nobles acudían al calmécac, institución que se hallaba dentro del recinto ceremonial, mientras que los vástagos de los demás pobladores, conocidos genéricamente como macehualtin, asistían a las escuelas de jóvenes, llamadas telpochcalli, que había en cada barrio.

[ cita requerida ].

¿Cómo era la educación en Telpochcalli?

El Telpochcalli fue una escuela a la que acudían los macehualtin. Ahí debían aprender sobre la historia de su pueblo, religión y, sobre todo, prepararse para la guerra. Las familias de Tenochtitlan consideraban a sus hijos como una dádiva de los dioses. Esto debido a que los hijos darían continuidad al linaje.

  • Además, colaborarían en las actividades productivas de la familia;
  • También aprenderían a respetar a sus mayores y a vene­rar a las deidades;
  • Algún día celebrarían su matrimonio;
  • De esta manera, conformarían así un nuevo pilar en la organización social del calpulli;

Era muy importante que al interior de la familia los niños aprendieran que en la generación del universo, llevada a cabo por los dioses supremos, las energías masculina y femenina se habían unido para dar fuerza a la creación de la vida. Por ello, las mujeres educaban a las hijas.