Conceptos Fundamentales Que Caracterizan A La Nueva Escuela Mexicana?

Conceptos Fundamentales Que Caracterizan A La Nueva Escuela Mexicana

Características de la Nueva Escuela Mexicana: –

  • Formación de pensamiento crítico y solidario de la sociedad, así como el aprendizaje colaborativo.
  • Diálogo continuo entre humanidades, artes, ciencia, tecnología e innovación como factores de transformación social.
  • Fomento de la honestidad y la integridad para evitar la corrupción y propiciar la distribución del ingreso.
  • Combatir la discriminación y violencia que se ejerce en las distintas regiones, pero con énfasis en la que sucede contra mujeres y niños.
  • Alentar la construcción de relaciones a partir del respeto por los derechos humanos.

¿Cuáles son los fundamentos de la Nueva Escuela Mexicana?

Bajo esta idea, las y los estudiantes formados en la NEM respetan los valores cívicos esenciales de nuestro tiempo: honestidad, respeto, justicia, solidaridad, reciprocidad, lealtad, libertad, equidad y gratitud, entre otros.

¿Cuáles son las 4 A de la Nueva Escuela Mexicana?

Las 4 claves para entender el modelo educativo: Nueva Escuela Mexicana

Identificar, documentar y difundir buenas prácticas – también llamadas ‘exitosas’, ‘efectivas’, ‘ejemplares’, ‘destacadas’, ‘inspiradoras’, etc. – es un pedido generalizado en el campo de la educación. Educadores, tomadores de decisiones, agencias internacionales, coinciden a menudo en la ilusión de ‘modelos’ capaces de dar pistas para el buen hacer en diferentes contextos. A esa demanda vienen respondiendo los organismos internacionales vinculados al campo educativo.

Existen numerosos inventarios de buenas prácticas recopiladas en publicaciones impresas y en internet, organizadas por temas y por países o regiones. Algunas experiencias se repiten en todos lados; son también las que suelen ocupar los boxes (recuadros insertos) en informes nacionales e internacionales.

Al inicio eran sobre todo experiencias vinculadas a la educación formal; cada vez más, los bancos de buenas prácticas se amplían a la educación no-formal y a la de jóvenes y adultos. No obstante, persiste una grave limitación: en la mayoría de casos no se explica cómo y con qué criterios se han definido como ‘buenas’ las prácticas elegidas.

  • En general, dicha elección se basa en las categorías convencionales (matrícula, cobertura, número de participantes, culminación del curso o programa, acreditación, etc;
  • ) y en aspectos subjetivos que no son fácilmente verificables;

No siempre las ‘buenas prácticas’ aparecen sustentadas en alguna evaluación, cuantitativa o cualitativa. Frente a este vacío y a esta necesidad, podemos usar las 4 As propuestas para verificar el cumplimiento del derecho a la educación – asequibilidad (disponibilidad), accesibilidad , adaptabilidad y aceptabilidad – como criterios que ayuden a identificar si estamos frente a una buena práctica educativa.

(Los términos originales en inglés son availability , accessibility , adaptability , acceptability. Traducimos availability como disponibilidad, un término más corriente y comprensible que asequibilidad , que es el que se viene usando en muchas traducciones al español a fin de mantener las ‘4 A’).

Las ‘4 A’ fueron adoptadas en 1966 en el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales como categorías universales para establecer el cumplimiento del derecho a la educación; posteriormente fueron adoptadas y desarrolladas por Katarina Tomasevski , Relatora Especial de Naciones Unidas para el Derecho a la Educación 1998-2004, quien contribuyó a darles amplia difusión.

  • Las 4 A se han centrado en la educación de niños/niñas y en sistema escolar;
  • No obstante, la Aplicación del Pacto expresamente establecía que “la educación en todas sus formas y en todos los niveles debe tener estas cuatro características interrelacionadas” (Naciones Unidas, 1999);

Así pues, l as 4 A pueden ser criterios útiles para identificar y desarrollar buenas prácticas educativas tanto en el ámbito escolar como fuera de éste, con niños, jóvenes y adultos. Permiten ir más allá de la información usual centrada en la oferta – presupuesto, costos, matrícula, retención, infraestructura, distribución de materiales y equipos, introducción de innovaciones, uso de tecnologías, aplicación de pruebas, etc.

  • – y tener en cuenta el indispensable punto de vista de la demanda : los educandos, sus expectativas, sus condiciones, sus contextos;
  • En definitiva: frente a una práctica educativa, y antes de sacar conclusiones sobre sus bondades o eficacia, es necesario preguntarse acerca de su disponibilidad, accesibilidad, adaptabilidad y aceptabilidad;

Las mismas preguntas cabe hacerse respecto de las políticas. (Asequibilidad) Disponibilidad La disponibilidad es el nivel básico, con el que a menudo se dan por satisfechos los responsables gubernamentales y la propia ciudadanía. Se refiere a la existencia efectiva del programa, el centro o el servicio, y a las condiciones mínimas para que éste pueda operar.

Muchas veces está la necesidad y la demanda pero no está la oferta educativa que corresponda a dicha necesidad. No existe la guardería, el centro infantil, la escuela, el colegio, el centro comunitario, el taller, la biblioteca, etc.

para satisfacer la demanda de la población. Muchos programas tienen coberturas pequeñas, atienden sólo ciertas áreas, edades o grupos, dejando afuera a las poblaciones más vulnerables y peor servidas, en el campo y en la ciudad. A menudo, asimismo, la oferta educativa se piensa únicamente para niños y jóvenes, ignorando las necesidades educativas de la primera infancia y de las personas adultas.

Es preciso recordar que el derecho a la educación aplica a todas las personas y a todas las edades, y a lo largo de la vida. Accesibilidad No todo lo que está disponible es accesible. Por eso la importancia de asegurar y demandar la accesibilidad: (a) accesibilidad económica : el derecho a la educación implica gratuidad.

You might be interested:  Cual Es La Mejor Escuela De Derecho En Mexico?

(b) accesibilidad física : horarios adecuados así como la posibilidad de acceder al lugar donde se realiza la actividad (distancia del hogar o del lugar de trabajo, caminos transitables, condiciones de seguridad, previsiones para personas con movilidad restringida, etc.

) y a los medios necesarios cuando se trata de una oferta de educación a distancia o de aprendizaje informal (radio, televisión, internet, etc. ) (c) accesibilidad curricular y pedagógica : los participantes deben comprender y manejar los contenidos y métodos propuestos, los instrumentos de evaluación, las tecnologías utilizadas en la enseñanza, etc.

Muchas ofertas educativas no pueden aprovecharse porque sus condiciones de acceso no lo permiten. El pago de cuotas o el uso obligatorio de uniformes excluye a quienes no pueden financiarlos. La distancia puede ser un obstáculo insalvable para niños, personas mayores o personas con problemas de movilidad.

Ejemplos modernos de ofertas educativas disponibles pero no accesibles son a menudo las modernas tecnologías. Muchos no tienen internet ni dispositivos digitales. Equipos informáticos se compran y distribuyen pero quedan sin uso o son desaprovechados porque nadie sabe operarlos o repararlos, no se ha sensibilizado ni capacitado a los docentes, e incluso no existen condiciones de funcionamiento como energía eléctrica o conexión a internet.

Por eso, antes de definirlas como ‘buenas prácticas’, es indispensable cerciorarse de que las innovaciones tecnológicas son realmente tales. Adaptabilidad No todo lo que está disponible y es accesible es relevante o pertinente para quienes está destinado.

  • La oferta educativa (currículo, metodologías, horarios, sistemas de evaluación, infraestructura, mobiliario, etc;
  • ) debe adaptarse a las realidades, expectativas, intereses y posibilidades de los educandos en cada caso;

La mayoría de personas y familias se contenta con que la educación esté disponible y sea accesible, sin asumir que el derecho a la educación incluye derecho a una buena educación, pertinente, relevante, de calidad. Lenguas, culturas, horarios, contenidos, medios, tecnologías, metodologías, instrumentos y procedimientos de evaluación, deben adaptarse a cada contexto específico: zona geográfica, estación o período del año, clima, edad, género, trayectoria y nivel educativo de los educandos, disponibilidad de tiempo, motivaciones, ritmos y estilos de aprendizaje, necesidades especiales, etc.

Esto supone empatía con la gente, conocimiento de las realidades locales, capacidad para anticipar y rectificar oportunamente, consulta y participación de los directamente involucrados. La adaptabilidad tiene que ver tanto con la diferencia como con la desigualdad.

Responder a la diversidad implica una oferta flexible y diversificada que responde a las diferencias individuales y colectivas, lo que es condición para la eficacia de cualquier intervención educativa. Responder a la desigualdad implica adicionalmente el desafío de la equidad , dando más y mejor a quienes menos tienen a fin de compensar las desventajas de su situación de partida.

Políticas, programas, estrategias y metas homogéneas, iguales para todos, refuerzan la inequidad en lugar de reducirla. Los desafíos más grandes de adaptabilidad suelen darse en las zonas rurales (dispersión de la población, distancias, pobreza, precariedad, trabajo extenuante, a menudo falta de servicios básicos como agua potable o energía eléctrica, etc.

), los grupos indígenas (lenguas y culturas no-hegemónicas, fuerte subordinación de la mujer en muchas comunidades y culturas, etc. ), poblaciones móviles (trabajadores migrantes, sin tierra, sin casa; población desplazada por conflictos armados o desastres naturales, etc.

), grupos altamente heterogéneos (en términos de edad, nivel educativo, lenguas, culturas, etc. ) y grupos con necesidades especiales, quienes requieren condiciones, estrategias y materiales específicos.

La combinación de varias de estas características hace tanto más complicada la atención diferenciada. Aceptabilidad La aceptabilidad se ubica del lado de las personas y grupos a quienes está dirigida la oferta educativa y tiene que ver fundamentalmente con su satisfacción.

Aquí radica la prueba de fuego de políticas y programas. Tanto la relevancia (‘para qué’) como la pertinencia (‘para quién’) de la oferta educativa constituyen aspectos centrales de la calidad de la educación y de su potencial transformador.

La satisfacción tiene que ver con muchas dimensiones y factores tales como la autoestima, la dignidad, el respeto, la superación de la soledad y el aislamiento, la socialización y la interacción con pares, el sentimiento de pertenencia, el llano disfrute.

La mejor indicación de que un centro o un programa educativo funciona y es adecuado a las necesidades de los educandos es que estos asisten, participan y se sienten contentos. Niños y niñas dan muestras claras de lo que les gusta y de lo que les disgusta; no obstante, en el campo de la educación este hecho a menudo ni siquiera se tiene en cuenta como aspecto central de la “calidad” educativa.

Si los niños no se sienten cómodos, si en el lugar se respira miedo, desconfianza, autoritarismo, maltrato. no estamos frente a una buena práctica educativa, aunque otras señales (por ejemplo, infraestructura moderna o buenos puntajes en pruebas) puedan indicar lo contrario.

  1. Para muchas mujeres el tiempo de la clase significa la posibilidad de escapar por un rato del hogar y de la rutina cotidiana;
  2. Para muchos jóvenes el centro educativo puede constituir una experiencia rehabilitadora después de haber pasado por una experiencia escolar maltratante y traumática;

Para muchos participantes, especialmente hombres, ir a una escuela a estudiar es algo que les incomoda, pues se sienten tratados como niños y expuestos públicamente, por lo que prefieren a menudo aprender en sus propias casas o en lugares menos visibles.

Idealmente, todo programa debería incorporar mecanismos confiables para evaluar la satisfacción de los/las participantes , más allá de indicadores clásicos como retención, la aplicación de una prueba o la aprobación del programa o del nivel.

La alta deserción que prevalece en muchos sistemas escolares y en muchos programas de educación de jóvenes y adultos puede ser indicativo de problemas combinados de disponibilidad, accesibilidad, adaptabilidad y aceptabilidad. Una clave tanto de la adaptabilidad como de la aceptabilidad de la oferta educativa radica en la profundidad y la calidad de la participación de los potenciales ‘beneficiarios’ , sólo de este modo convertidos en ‘participantes’ del proceso, desde el diseño de políticas y programas, hasta su ejecución, seguimiento y evaluación.

Antes que políticas y programas para , se trata de construir políticas y programas desde y con la gente: niños, jóvenes, adultos, familias, comunidades, organizaciones sociales. * Algunos inventarios de ‘buenas prácticas’ en el campo de la educación de jóvenes y adultos: Convenio Andrés Bello (CAB): Portafolio de Alfabetización Fundación Santillana: Registre su experiencia OEI/SEGIB: Premios para la Alfabetización Iberoamericana (Experiencias en Alfabetización y Educación de Jóvenes y Adultos) UNESCO-UIL: Effective Literacy Practice UNESCO-OREALC: Red Innovemos – Criterios para la selección de buenas prácticas y políticas de alfabetización * Texto desarrollado a partir de: Rosa María Torres, “De la alfabetización al aprendizaje a lo largo de toda la vida.

Tendencias, temas y desafíos de la educación de personas jóvenes y adultas en América Latina y el Caribe”. Informe Regional preparado para la VI Conferencia Internacional sobre Educación de Adultos (Belém-Pará, Brasil, 1-4 diciembre 2009). Una contribución del CREFAL a CONFINTEA VI.

You might be interested:  Escuela Especial Como Centro De Recursos?

¿Cuáles son los 5 pilares de la NEM?

¿Cuáles son los 8 ámbitos de la Nueva Escuela Mexicana?

¿Cuántos son los principios de la NEM?

El nombre que ha recibido el sistema educativo mexicano reformado por el presidente en turno, Andrés Manuel López Obrador, es La Nueva Escuela Mexicana. Ahora que ya casi termina el ciclo escolar en turno, el próximo, que comienza en agosto, tendrá como modelo educativo y pedagógico este proyecto, por lo cual te invitamos a conocer un poco más de él.

  • Durante el gobierno de Enrique Peña Nieto, en el año 2013, se implementó la Reforma Educativa, sin embargo, dicha reforma dejó de ser válida cuando se proclamó otra por parte del Gobierno de López Obrador;

Fue anunciada que se implementaría a partir del ciclo 2021-2022, el cual inicia en agosto. También te puede interesar : Vacantes de empleo de la SEP: puedes ganar hasta 72 mil pesos La Nueva Escuela Mexicana funcionará tanto en el sistema de Educación Básica –que comprende los niveles de Educación Inicial, Preescolar, Primaria, Secundaria- y también a nivel Medio Superior.

  • Esta nueva reforma educativa muestra una transformación en la educación mexicana que engloba tanto el ámbito legislativo y administrativo, como el laboral y el pedagógico y ha sido ocasión de confusiones entre las personas que conforman el sector;

En las páginas oficiales de gobierno, se explica que la NEM buscará enfocarse en la excelencia de los docentes, ya que tiene como objetivo cerrar la brecha de calidad educativa que suele existir entre las escuelas privadas y las públicas. Tiene la intención de ofrecer una educación integral en todas las áreas del conocimiento, tanto de las ciencias sociales y artísticas como de las ciencias exactas. También te puede interesar : ¿En qué puedo trabajar si estudio Pedagogía?: 5 puestos increíbles Compartimos los 8 principios en los que se fundamenta el modelo educativo de la Nueva Escuela Mexicana (NEM):

  • Fomento de la identidad de México.
  • Responsabilidad ciudadana.
  • Honestidad como comportamiento fundamental para el cumplimiento de la responsabilidad social.
  • Participación en la transformación de la sociedad.
  • Respeto de la dignidad humana.
  • Promoción de la interculturalidad.
  • Promoción de una cultura de la paz.
  • Respeto por la naturaleza y el cuidado del medio ambiente.

Asimismo, según la documentación oficial compartida en las páginas de gobierno, la NEM buscaría caracterizarse por ser accesible y flexible al contexto, tendrá como objetivo las temáticas de formación del ser humano y estará también enfocada en lo técnico y lo social. Promoverá, además, las convicciones sobre justicia, libertad, dignidad y otros valores. Se buscará un progreso continuo mediante el Programa de Mejora Escolar Continua. Click para cargar encuesta.

¿Cuántos principios pedagógicos de la Nueva Escuela Mexicana?

Los principios pedagógicos son condiciones esenciales para la implementación del currículo, la transformación de la práctica docente, el logro de los aprendizajes y la mejora de la calidad educativa.

¿Cuáles son los 14 principios pedagogicos de la educación basica?

¿Qué estrategias de enseñanza aprendizaje propone el modelo pedagógico la nueva escuela mexicana?

La ‘ Nueva Escuela Mexicana ‘ es un modelo de construcción paulatina que pretende concretarse en una educación basada en un enfoque humanista, bajo una visión de formación integral y para la vida, que supera las asignaturas tradicionales, integrando en el currículo escolar, perspectiva de género y aspectos relacionados.

¿Cuáles son los pilares del aprendizaje?

La educación a lo largo de la vida se basa en cuatro pilares : aprender a conocer, aprender a hacer, aprender a vivir juntos, aprender a ser.

¿Cuáles son los pilares de la educación inicial?

El juego, el arte, la literatura y la exploración del medio son las actividades rectoras de la primera infancia, lejos de ser herramientas o estrategias pedagógicas, que se ‘usan como medio para lograr otros aprendizajes’, en sí mismas posibilitan aprendizajes.

¿Cuáles son los pilares de la pedagogia?

El conocimiento y el aprendizaje son los mejores recursos renovables para hacer frente a los desafíos e inventar otras alternativas. No obstante, la educación no solo responde a un mundo cambiante. La educación transforma las vidas y el mundo. En septiembre de 2019, la UNESCO presentó la iniciativa Los futuros de la educación con el objetivo de reinventar la manera en que el saber y el aprendizaje pueden configurar el futuro de la humanidad en un contexto en que la complejidad, la incertidumbre y la precariedad son cada vez mayores.

  • Desde el cambio climático hasta el aumento de las desigualdades, desde la inteligencia artificial hasta los rendimientos en el aprendizaje, la UNESCO desea responder a estos desafíos, así que a las oportunidades que pueden tener una repercusión en la educación y el bienestar de las generaciones futuras;
You might be interested:  Como Es La Escuela En Brasil?

La Organización invita ahora a las personas de todo el mundo a compartir sus puntos de vista sobre cómo debe ser la educación del futuro  ¿En qué consiste la iniciativa Los futuros de la educación? Con la mirada puesta en el 2050 y más allá, la iniciativa Los futuros de la educación intenta comprender cómo la educación puede moldear el futuro de la humanidad y del planeta.

La iniciativa sirve de catalizador del debate mundial sobre la manera de reexaminar el conocimiento, la educación y el aprendizaje para hacer frente a los desafíos de hoy y del futuro. Este proyecto utiliza el concepto de futuro en plural para reconocer que existe una rica diversidad de formas de conocer y estar en el mundo.

De esta manera también se reconoce que el futuro presenta múltiples dimensiones y que probablemente habrá múltiples futuros deseables y no deseables. El proyecto movilizará las voces del mundo entero y se apoyará en un proceso de consultas amplio y abierto en el que participan los jóvenes, los docentes, la sociedad civil, los gobiernos, las empresas y otras partes interesadas.

  • ¿Cómo funciona exactamente la iniciativa? La UNESCO convocó una Comisión internacional independiente para que trabaje bajo el liderazgo de la Presidenta de Etiopía, Sahle-Work Zewde, y elabore un informe mundial sobre los futuros de la educación;

Los miembros de la Comisión son líderes de pensamiento del mundo de la política, la academia, las artes, la ciencia, las empresas y la educación. La Comisión se centrará en repensar el papel de la educación, el aprendizaje y el conocimiento a la luz de los principales desafíos y oportunidades que se anticipan y que son posibles y preferidos para el futuro.

La Comisión estudiará también las aportaciones recibidas a través de los procesos de consulta en la cual participarán los jóvenes, docentes, la sociedad civil, los gobiernos, las empresas y otras partes interesadas.

¿Cómo puedo participar en la elaboración del informe? Las consultas en el mundo entero tendrán en cuenta las diferentes perspectivas y aspiraciones de una amplia gama de partes interesadas, teniendo en cuenta que la innovación y la apropiación del futuro deben quedar arraigadas en el plano local a la vez que se conviertan en objeto de debates a escala mundial.

  1. El objetivo es generar debates y deliberaciones en todo el mundo con miras a garantizar que cada cual dé su opinión y comparta sus puntos de vista sobre el futuro del aprendizaje;
  2. La UNESCO ha presentado un conjunto de plataformas en línea para invitar a las personas de todo el mundo a expresar sus opiniones y perspectivas;

Desde los niños hasta los jóvenes, desde los docentes hasta los investigadores, los representantes de la sociedad civil, así como las empresas y el ámbito de la tecnología, cada punto de vista cuenta. Las contribuciones se recogerán a través de diferentes formas, mediante una encuesta breve, o dando su opinión por escrito , así como a través de obras de arte.

Todas las contribuciones por escrito, las obras de arte y las respuestas a la encuesta serán detenidamente analizadas e informarán el informe mundial sobre los futuros de la educación. ¿Por qué la UNESCO elabora ahora este informe mundial? El informe sobre “Los futuros de la educación” es el último de un conjunto de informes mundiales encargados por la UNESCO cada quince años para hacer frente a los desafíos futuros y para incitar al cambio y proporcionar las recomendaciones estratégicas para la educación.

El primero de estos informes, Aprender a ser: Educación y destino del hombre fue elaborado entre 1971 y 1972 y preparado por una comisión presidida por Edgar Faure, ex primer ministro y ministro de educación de Francia. El informe Aprender a ser alertó sobre los riesgos de las desigualdades, la privación y el sufrimiento, y subrayó las características universales de la educación.

El informe Faure hizo un llamamiento a la expansión continua de la educación y el aprendizaje a lo largo de toda la vida. Entre 1993 y 1996, una segunda comisión internacional bajo la dirección de Jacques Delors, ex presidente de la Comisión Europea y ex ministro de economía y de finanzas de Francia, preparó un informe titulado La Educación encierra un tesoro.

Este informe recordó la importancia de un enfoque humanista de la educación y definió los “cuatro pilares” de la educación: aprender a conocer, aprender a hacer, aprender a vivir juntos y aprender a ser. Entre las publicaciones importantes de la UNESCO sobre la educación en los años siguientes figuran el informe de 2015, titulado Repensar la educación: ¿Hacia un bien común universal?, que propuso una reforma de la educación y del conocimiento como bienes comunes universales.

  • Más información sobre la iniciativa Los futuros de la educación

¿Qué es el pilar aprender a conocer?

Este primer pilar de la educación hace referencia a que cada persona aprende a comprender el mundo que le rodea para vivir con dignidad y desarrollando todas sus capacidades; es decir, mediante este pilar, niños y niñas empiezan a adquirir los elementos para iniciar el conocimiento. Aquí se desarrollan ciertos aspectos, como por ejemplo:

  • Estimular el sentido crítico : con ello niños y niñas podrán cuestionar y dar su opinión según su propio criterio.
  • Despertar la curiosidad intelectual : la curiosidad es una característica del desarrollo infantil, en este sentido se busca que en niños y niñas nazcan las ganas de investigar y que encuentren placer en ello.
  •   Ejercitar la memoria : niños y niñas deben nutrirse con todo tipo de experiencias que les permitan desarrollar su pensamiento.

 Autonomía en la toma de decisiones: niños y niñas deben tener experiencias y actividades donde puedan ejercitar su autonomía..