Como Hacer Amigos En La Escuela?

Como Hacer Amigos En La Escuela
Sabemos que el año escolar ya inició. Pero, ¿qué pasa cuando ingresaste a un nuevo colegio y a un grupo ya armado? Sí, esto puede sonar a película de terror. Pero tranquilos. Te contamos cómo hacer el ambiente más fácil. Repetiste el grado y tenés nuevos compañeros.

Te cambiaste de colegio. Te mudaste de barrio, incluso de país. No importa cuál es el motivo por el cual sos el nuevo, pero afrontar un nuevo espacio, nuevos compañeros, nuevas estructuras y reglas no es nada divertido.

O sí, si te gustan los cambios y los ves como una oportunidad de hacer cosas nuevas y ganar amigos. Para que esta experiencia sea lo más llevadera posible, el portal Para Teens armó una lista de consejos que te van a ayudar a sentirte bien y en poco tiempo, ser una más del grupo.

  • Bajá el perfil;
  • Al menos en los primeros días, no te hagás notar demasiado;
  • Es obvio que todas las miradas están puestas en vos, al menos al principio, por lo tanto cualquier movimiento en falso que des te va a dejar en evidencia;

Ni se te ocurra hacer bromas o querer ponerte de líder, ya habrá tiempo para eso. Observá. Convertite en una observadora de la clase, fijate cómo funciona; cuáles son los grupos; cómo se comporta y qué lugar ocupa cada integrante;  quiénes son los más estudiosos y los que no hacen nada; los que coleccionan amonestaciones y los “nerds”.

Así podrás hacer un mapa del territorio dentro del cual tendrás que moverte. Movete despacio. Una vez que tengás el mapa diseñado en tu cabeza, acercate al grupo en el que mejor te veas. Seguro, según tu personalidad, hay chicos con los que tendrás más afinidad.

Como si fueras un turista,  en el recreo paseá por el patio y respondé con amabilidad a todo el mundo. No hablés demasiado, dejá que los demás opinen antes de expresar tu punto de vista sobre cualquier cosa: preferencias musicales, equipos de futbol, etc. Heredá amigos, no enemigos. Tomá distancia de las peleas o discusiones que se dieron antes de tu llegada al colegio y, en lo posible, no heredés los enemigos de los demás porque no los necesitás. Aprendé que no son tus problemas, son de los otros. Ganá espacios. Fijate si en el colegio hay talleres o grupos extracurriculares (teatro, natación, dibujo, narrativa, una banda de música, ¡lo que sea!).

  • Primero dejá hablar a los demás y después, si tu opinión es contraria, expresala moderadamente si es necesario;
  • Ir al choque de movida solo te pone en una posición complicada;
  • Pertenecer a alguno de esos grupos te puede ayudar a ganar amigos más rápido;

Sé auténtica. Siempre, en todos los casos, intentá ser vos misma. Actuá libremente y sin fingir porque si vos estás bien, todo lo que hagás estará bien. No es necesario armar un personaje ni montar una vida de fantasía para que te quieran o te acepten. Esta sos vos, con tus cosas buenas y tus cosas malas, y así deberán aceptarte.

¿Qué hago si no tengo amigos en la escuela?

¿Cómo hacer amigos en el colegio si soy timido?

Descargar el PDF Descargar el PDF Para salir de tu “caparazón de timidez” debes ser muy valiente, pero las recompensas que te esperan (nuevos amigos) serán excelentes. Puedes aprender a conocer gente nueva si actúas de una forma amigable para lograr que los demás se sientan cómodos cuando se acerquen a ti. También podría ser de utilidad que aumentes tu seguridad cuando estés cerca de otras personas. Luego, sé positivo y amable para conservar a tus nuevos amigos.

  1. 1 Sonríe con la gente. Lo más importante que puedes hacer para lucir amigable y accesible es sonreír. Cuando atraigas la atención de una persona o alguien te hable, sonríe. De esta forma, demostrarás que estás dispuesto a interactuar, aunque no sepas qué decir. [1]
    • No es necesario que sonrías todo el tiempo porque parecería algo forzado. Simplemente, practica mantener una expresión agradable y abierta en el rostro la mayor parte del tiempo.
    • Tampoco debes esperar que los demás sonrían primero. No temas hacer un contacto visual breve con la gente para demostrar simpatía.
  2. 2 Saluda. Esfuérzate por saludar a las personas que te gustaría tener como amigas. Si no conoces a la persona, preséntate y pregúntale su nombre. Conversar con alguien a quien no conoces podría provocarte incomodidad si no tienes la costumbre de hacerlo, pero la mayoría de la gente se sentirá encantada de conversar contigo. [2]
    • Prepara algunos temas de conversación, como el clima, una clase que ambos tomen, algún deporte u otros temas “seguros”. De esta forma, podrás evaluar los intereses de la persona antes de profundizar más en la conversación.
    • Por ejemplo, puedes decir algo así como “Oye, ¿qué piensas de la tarea de anoche?” o “Este clima es maravilloso. Me encanta el otoño, ¿a ti no?”.
  3. 3 Haz halagos. Decir algo agradable siempre es una buena forma de romper el hielo con quien quieras entablar una amistad. Si no sabes qué decir, puedes halagar a la persona por sus contribuciones en los debates de la clase, su escritura o su atuendo. [3]
    • Por ejemplo, podrías decirle a tu vecino en el salón de clases “Me encanta tu estuche. ¿Dónde lo compraste?”.
  4. 4 Hazle preguntas a la gente sobre sí misma. Una de las formas más seguras de crear una amistad es interesarte en la gente. Demuestra interés con algunas preguntas genuinas (pero no indiscretas) sobre los pasatiempos, las familias y las materias favoritas de tus compañeros de clase. Una ventaja adicional es que no tendrás que hablar tanto si animas a los demás a hablar de sí mismos. [4]
    • Por ejemplo, puedes preguntarle a un compañero “¿Qué libros te gusta leer?” o “¿Tienes hermanos o hermanas?”.
  5. 5 Practica hablar con mucha gente. Por ahora, quizás sientas temor de conocer gente nueva, pero mientras más lo hagas, más fácil será. Establece la meta de conversar con una persona nueva cada semana o cada día. A medida que amplíes tu red social y tengas más interacciones positivas, te sentirás menos nervioso. [5]
    • Si realizas una actividad extracurricular, como unirte a un equipo deportivo o a un club de teatro, tendrás muchas oportunidades para practicar conversar.
    • Si te sientes cómodo, pídeles a tus familiares o amigos que practiquen contigo. Finge que son extraños, inicia una conversación e intenta mantenerla. Mientras más practiques, menos nervioso te sentirás para hablar.
  1. 1 Piensa en tus buenas características. Pregúntate cuáles de tus cualidades personales te hacen ser un buen amigo. Es posible que seas gracioso, que sepas escuchar con atención o que tengas la capacidad de decir algo bueno de todos. Haz una lista de estas características y léela cuando te sientas tímido o cohibido. [6]
    • Si tienes dificultades para identificar tus características, pregúntales a tus familiares, amigos o seres queridos. Quizás te sorprendas por su forma positiva de verte.
  2. 2 Practica lo que hagas bien. Esfuérzate por desarrollar tus destrezas e intereses en el tiempo que tengas libre. Si tienes un pasatiempo, ya sea que te interesen los deportes, el arte o los animales, tendrás temas de conversación, lo cual puede ayudarte a sentir menos timidez. Hacer bien una actividad también fortalecerá tu autoestima. [7]
    • Los pasatiempos también te darán un motivo para participar en algunos clubes o grupos, lo cual es una forma excelente de hacer nuevos amigos.
    • Otra forma de practicar algunos pasatiempos y conocer personas similares es crear grupos. Por ejemplo, si te gusta el ajedrez, pero no existe un lugar para practicarlo en la escuela, puedes crear un club de ajedrez para jugar durante el almuerzo.
  3. 3 Sé tú mismo. Aunque seas tímido, no es necesario que te conviertas en otra persona para tener amigos. Acepta tu verdadera personalidad, sin importar si eres reservado, gracioso o cariñoso. Si eres auténtico, encontrarás amigos que aprecien tu verdadera personalidad, tu timidez y lo que eso conlleva. [8]
    • Ser tú mismo no significa que te niegues a mejorar tus características negativas. Significa reconocer y valorar lo que te hace ser único.
    • También significa que no debes compararte con otras personas. Detente cuando veas que intentas imitar a los demás.
  4. 4 Ten un pensamiento positivo. La visualización positiva y el diálogo interno pueden hacerte sentir menos nervioso cuando salgas a conocer personas nuevas. Imagina que tus encuentros serán agradables y háblate de una forma alentadora, aunque te equivoques de vez en cuando. [9]
    • Por ejemplo, antes de presentarte, di “Apuesto a que esta persona es amigable” en lugar de decir “Todo el tiempo me siento incómodo cuando me presento con alguien nuevo”.
    • La visualización te permitirá practicar las distintas situaciones sociales antes de que sucedan.
  5. 5 Replantea tu forma de ver el rechazo. Todas las personas experimentan el rechazo de vez en cuando, sin importar la comodidad que sientan para hablar con los demás. Si una persona no quiere hablar contigo, no necesariamente significa que hayas hecho algo malo, así que no permitas que los encuentros desafortunados te quiten el ánimo de hacer amigos. [10]
    • Por ejemplo, si una persona no parece tener la disposición de hablar contigo, quizás simplemente esté ocupada o preocupada por su vida familiar. También es posible que sienta timidez.
    • Cuando te sientas preocupado por un rechazo, recuerda un encuentro positivo que hayas tenido.
  1. 1 Escucha con atención. Escucha de forma activa a tus nuevos amigos cuando te hablen para demostrarles que te interesas por ellos. Préstales toda tu atención, no los interrumpas cuando hablen, míralos de frente, mantén el contacto visual, y hazles preguntas sobre lo que piensen y sientan. [11]
    • Esfuérzate por animar a tus amigos cuando se sientan tristes. Sin embargo, no creas que debes darles consejos, a menos que los pidan. Algunas veces, la gente simplemente quiere que la escuchen.
    • Muchas personas tímidas son excelentes para escuchar. Si tienes esta habilidad, aprovéchala al máximo.
  2. 2 Ten una actitud positiva. A la gente le gusta pasar tiempo con otras personas positivas e inspiradoras. Acostúmbrate a buscarle el lado bueno a cada situación y a cada persona. Si tiendes a quejarte, reduce este hábito, sobre todo en las primeras etapas de la amistad. [12]
    • No es necesario que finjas estar contento todo el tiempo, pero si tienes una mentalidad positiva, podrás atraer y conservar más amistades.
    • ¡Anima también a los que te rodean! Ser positivo significa celebrar el esfuerzo, los sueños y los logros de los demás.
  3. 3 Toma las cosas con calma. Deja que las amistades se desarrollen de forma natural con el transcurso del tiempo. No trates de forzar la cercanía; recuerda que no es posible llegar a ser el mejor amigo de una persona en una semana. Disfruta del tiempo que pases con tus nuevos amigos sin ser dependiente ni demandante. [13]
    • Por ejemplo, no empieces a hablar de tus problemas personales más profundos si solo tienes una o dos semanas de haber conocido a la persona.
    • Si no sabes cuánto hablar con tus amigos, trata de imitar su grado de participación en la relación. Por ejemplo, si un amigo te envía mensajes de texto todos los días, quizás también puedas enviarle mensajes de texto a diario.
You might be interested:  Que Debe Enseñar La Escuela Basica?

¿Cómo hacer amigos si eres callado?

No todos somos personas sociables, pero eso no significa que no necesitamos del amor humano y compañía. Puede que necesitemos esforzarnos un poco más, pero todas las personas tenemos la habilidad de hacer y mantener amistades duraderas. Antes de etiquetarte como un “solitario”, lee este artículo para aprender cómo hacer amigos y ser sociable no importando lo tímido, callado y pesimista que puedas ser.

  • Parte 1 de 2: Superar reservas personales Deja tus inseguridades;
  • Si constantemente te críticas a ti mismo y te dices que no eres agradable para las personas que te rodean, porque ese mensaje es el que pondrás en los demás y la gente se alejará de ti;

Antes de hacer amigos primero debes “creer” que puedes hacer amigos. Las personas que son tímidas tienden a evitar el contacto social porque anticipan un resultado negativo. Trata de no crear escenarios en tu cabeza antes que estos sucedan, y tomas las cosas como vienen.

  1. Dite a ti mismo que eres sociable;
  2. Incluso si al principio no lo crees, mientras más te digas que eres capaz de hacer amigos que eres interesante y agradable, más fácil será que interactúes con los demás;

Trata de decírtelo todos los días. Si te empiezas a criticar a ti mismo diciendo cosas como “Soy un perdedor” entonces inmediatamente corrige este pensamiento y dite a ti mismo que no es cierto. Haz una lista de tus cualidades positivas, no importa quién eres, absolutamente tienes cualidades positivas que puedes aportar a una amistad.

Haz una lista de todas las cosas que crees que puedes ofrecerles a los demás, como ser leal, divertido, inteligente etc. Trata de no enfocarte en las cosas superficiales como la forma en que te ves o el dinero.

Sé positivo. Todos quieren estar alrededor de alguien positivo, animado y feliz. Recuerda que ser una persona negativa es tu decisión; nadie está destinado a ser una persona negativa. Sin embargo, llevará algo de tiempo cambiar tu perspectiva. Trata de contrarrestar cada pensamiento negativo con uno positivo.

No importa en dónde estés o que estés haciendo, trata de encontrar al menos un aspecto positivo de tu situación. Es importante ser positivo cuando hables con otras personas. Nadie quiere estar alrededor de gente que constantemente se queja de sus problemas.

Esto es importante cuando conozcas nueva gente. Comparte los puntos positivos de tu vida en lugar de los negativos, e inmediatamente encontrarás gente que se sienta atraída a ti y quiera conocer más sobre ti. Deja de juzgar a los demás. Nadie es perfecto, ni siquiera tu.

Si sigues esperando a que alguien perfecto llegue a tu vida, estarás esperando por un largo tiempo. No necesariamente quiere decir que tienes que ser amigo de todas las personas que conoces, pero debes estar dispuesto a conocer personas antes de alejarlas.

Tus amigos no deben ser como tú. De hecho, a veces las mejores amistades nacen de las personas con personalidades opuestas, o gustos opuestos. No rechaces a las personas solo porque no comparte el mismo gusto por la música u opiniones sobre política. Lo que importa es como la otra persona te hace sentir cuando estas a su lado.

Sé genuino. Si quieres hacer amistades verdaderas y duraderas, tendrás que estar dispuesto a dejar que los demás entren a tu vida y crear un sentimiento de confianza mutua. Pregúntales a los demás como están y escucha lo que tienen que decir.

Ofrece apoyo si alguien confía en ti, y siempre mantén en secreto la información que comparten contigo. No hagas chismes de tus amigos. Aunque algo de chisme entre tus amigos de vez en cuando puede ser inofensivo, hacerlo constantemente o hablar negativamente a sus espaldas puede proyectar una mala imagen de ti, y tus amigos se resistirán a confiar en ti en el futuro.

Aprende a ponerte en los zapatos de los demás. Si aparece algún conflicto, considera la perspectiva de la otra persona, y piensa en cómo te sentirías en su posición. Aprendiendo a como sentir empatía te ayudará a reducir los sentimientos de rabia, celos y resentimiento que pueden estar evitando que tengas amistades verdaderas.

Parte 2 de 2: Busca oportunidades para conocer a otras personas Observa tu lenguaje corporal. Si estas en una fiesta u otro encuentro social, tu lenguaje corporal es extremadamente importante. Evita cruzar los brazos, pararte en el corredor, fruncir el seño, o observar detenidamente a tu teléfono, todas estas cosas sugieren que no quieres que nadie se te acerque.

  • Asegúrate de sonreír;
  • Sonreír te hace ver como una persona abierta a conocer otras personas, menos intimidante y más atractiva;
  • Incluso si tienes que forzarla, pon una sonrisa en tu rostro;
  • Eventualmente te acostumbrarás a ello;

Habla con extraños. Si quieres ser una persona sociable, no puedes separar tu vida sociable de tu vida laboral, vida escolar o vida familiar. Para ser en verdad sociable, debes ser amistoso en todos los aspectos de tu vida. Practica esto al saludar y ser amistoso con todos los que encuentres, desde la persona del banco, tus maestros hasta el mesero de una cafetería.

Toma la iniciativa. No esperes constantemente que tus amigos te llamen y hagan planes. Ser pasivo y no iniciar planes da la impresión de que no te interesa su amistad. Si quieres ver a tus amigos, levanta el teléfono y llámalos Considera dar una fiesta e invita a todos tus amigos, compañeros y compañeros de trabajo.

Diles que pueden traer a sus amigos y hacer el esfuerzo de conocer nuevos amigos. Realiza actividades divertidas para invitar a tus amigos. Invítalos a almorzar y pregúntales si quieren ver una película, o diles que realicen una actividad en el exterior. Di sí a nuevas oportunidades.

Con cada nueva situación te das la oportunidad de conocer nuevas personas. Si alguien te invita a una fiesta donde no conoces a nadie, entonces di que sí. Nunca sabes a quién puedas conocer, y si no conoces a nadie no tienes nada que perder.

Crea nuevas oportunidades para ti mismo. Realiza nuevos pasatiempos, únete a algún equipo de deporte, o viaja algún lugar. Trata de seleccionar actividades que involucren estar rodeado de otras personas. Fuente: wikihow. com a. Asegúrate de sonreír. Sonreír te hace ver como una persona abierta a conocer otras personas, menos intimidante y más atractiva.

¿Qué tengo que hacer para tener amigos?

¿Qué hacer si te quedas solo en el colegio?

Descargar el PDF Descargar el PDF Si no tienes amigos en la escuela secundaria, la preparatoria o la universidad, quizás te sientas desanimado y triste, sobre todo si estás rodeado de gente extrovertida con una vida social muy ocupada. Aunque algunas veces podría ser difícil vivir sin amigos, no necesitas tener un gran círculo social para ser feliz y productivo. Puedes pasar los años escolares sin amigos si desarrollas algunos pasatiempos satisfactorios, buscas otras formas de llenar tus necesidades sociales y cuidas de tu salud emocional.

  1. 1 Ten en cuenta los motivos por los que no tienes amigos. El hecho de no tener amigos puede deberse a muchos motivos distintos, así que tómate un tiempo para tenerlos en cuenta. Además, recuerda que puedes decidir cambiar la situación y buscar amigos si quieres. Algunas preguntas que puedes hacerte para identificar el motivo por el que no tienes amigos incluyen a las siguientes:
    • ¿Has tenido un cambio importante recientemente? Una parte del motivo por el que quizás aún no tengas amigos podría ser el hecho de que hayas ingresado a la universidad o te hayas mudado a una nueva ciudad. Asimismo, una pelea con tus amigos puede aislarte. ¿Has perdido recientemente a un amigo o a un grupo de amigos por algún motivo?
    • ¿Eres introvertido por naturaleza? Si prefieres pasar tiempo a solas en lugar de estar con otras personas, quizás seas una persona introvertida. En este caso, el hecho de no tener amigos puede deberse a tu preferencia por la soledad. Sin embargo, recuerda que puedes tener amigos y conservar tu soledad.
    • ¿Has luchado contra una confusión emocional últimamente? Si te has sentido deprimido por un tiempo y no has podido motivarte para salir y buscar amistades, esto también podría ser parte del motivo por el que no tienes amigos. De ser así, es importante que busques ayuda. Habla con el consejero de la escuela, con una persona del centro de consejería de la universidad o con un adulto de confianza, como uno de tus padres, un maestro o un líder religioso.
  2. 2 Acéptate como eres. Es fundamental que te aceptes como eres ahora mismo. Ten en cuenta que no está mal que seas tímido, diferente o que simplemente no seas muy social. Tu valor como persona no se define según la cantidad de amigos que tengas, así que no permitas que nadie te haga sentir mal. [1]
    • Si tus compañeros tratan de burlarse de ti, defiéndete. No te involucres en peleas físicas, pero hazles saber que no eres cobarde.
    • Si quieres tener más amigos en el futuro, el primer paso es aceptarte como eres en este momento.
  3. 3 Decide si quieres ser más sociable o no. Sin importar lo que digan la sociedad u otras personas, está bien que prefieras pasar tiempo a solas. No tiene nada malo que seas tranquilo, introvertido y reservado. Si decides que no quieres tener amigos cercanos, no dejes que nadie te diga que estás equivocado con tu preferencia. [2]
    • Sin embargo, recuerda que tampoco es saludable estar solo todo el tiempo. Quizás no quieras ser tan sociable como los demás, pero sí es saludable que tengas cierto nivel de socialización.
  4. 4 Analiza si sufres de ansiedad social o de otra afección. Si te sientes nervioso cuando estás cerca de otras personas, pregúntate si la ansiedad social es la que te impide tener amigos. Otros trastornos, como la esquizofrenia, el trastorno bipolar, el trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) y el autismo también pueden hacer que sea difícil crear amistades. [3]
    • Si piensas que podrías tener un trastorno mental, pídeles a tus padres que te lleven con un médico o un terapeuta.
  5. 5 Consulta con un consejero o un terapeuta. Si constantemente te sientes triste o sin esperanza, habla con el consejero de la escuela o con un terapeuta. Estas personas pueden ayudarte a llegar al fondo de tus sentimientos y a desarrollar algunas técnicas para enfrentarte a las situaciones sociales. [4] Anuncio
  1. 1 Sé creativo. Aprovecha tu tiempo libre para desarrollar una destreza creativa, como dibujar, escribir, coser o esculpir. Si te inclinas más por la tecnología que por el arte, puedes editar imágenes en Photoshop o codificar tus propios videojuegos. La creatividad te permite canalizar tus emociones y estas habilidades incluso podrían ayudarte a encontrar un trabajo algún día. [5]
  2. 2 Haz un poco de ejercicio. El ejercicio es un pasatiempo excelente para hacer a solas; además, mejorará tu estado de ánimo, tu autoestima y tu salud. Si no quieres unirte a un equipo, puedes correr, andar en bicicleta o nadar. También puedes inscribirte en un gimnasio y levantar pesas o usar las máquinas de cardio. [6]
    • Si quieres ejercitarte junto a un amigo, puedes pedirle a un familiar que juegue contigo al fútbol o al tenis, o puedes sacar a pasear a tu perro.
    • Es posible que te parezca intimidante unirte a un equipo deportivo, pero quizás sea una forma excelente de conocer personas nuevas.
  3. 3 Explora la ciudad. No necesitas tener un grupo de amigos para poder salir y divertirte. Si en la ciudad hay un museo que nunca has visitado o un nuevo restaurante que quisieras probar, consiéntete con un día a solas. También puedes ir al cine, de compras a tu tienda favorita o simplemente caminar un poco en un parque si hace un buen día. [7]
    • Si puedes, toma un autobús o un tren a una ciudad distinta durante un día para cambiar de ambiente.
  4. 4 Aprende una habilidad nueva. Vuélvete experto en algo que siempre hayas querido aprender para mantenerte ocupado. Puedes estudiar un idioma, mejorar tus habilidades para cocinar o tomar un curso gratuito en internet sobre un tema de tu interés. Te sentirás bien contigo mismo cuando avances y esa habilidad podría ser de utilidad también en el futuro. [8] Anuncio
  1. 1 Sé amable y considerado. No es necesario que tengas amigos íntimos, pero sí es importante tener buenas relaciones con tus compañeros y maestros. Ten buenos modales todos los días y trata a los demás como quieres que te traten. [9]
    • Cuando tratas bien a los demás, tus compañeros no tendrán nada en tu contra y será más fácil hacer amigos en el futuro si quieres.
  2. 2 Únete a un club o a grupo de algo que te interese. En la preparatoria y la universidad, tendrás muchísimas oportunidades para participar en actividades interesantes. Investiga sobre los programas que se ofrecen en tu escuela o centro comunitario. Involucrarte en un club o en un grupo es una buena forma de relacionarte con otras personas sin crear amistades íntimas con ellas.
    • Por ejemplo, podrías unirte a un club de ciencias, un grupo de discusión sobre literatura o a un equipo deportivo.
    • También puedes visitar el sitio web Meetup. com para encontrar otras personas con quienes compartas algunos intereses.
  3. 3 Dedícale tiempo a tu mascota. Los animales son compañeros estupendos, sobre todo los perros. Algunas personas piensan que los animales incluso son mejores amigos que las personas. Si no tienes una mascota, habla con tus padres sobre la posibilidad de adoptar una. [10]
    • Puedes adoptar un perro o un gato en un refugio. Con frecuencia, es difícil encontrar buenos hogares para estos animales, pero pueden ser mascotas muy fieles.
    • Un perro también puede ayudarte a romper el hielo cuando lo saques a caminar. Por ejemplo, si alguien lo elogia, quizás sea una buena oportunidad para empezar una conversación, diciendo algo como “¡Gracias! ¿Tú tienes un perro?”.
    • Si tienes un perro o un gato como mascota, también puedes hablar al respecto con tus vecinos o conocidos nuevos. Por ejemplo, si alguien menciona a su mascota, podrías decirle “Ah, acabo de adoptar a un gato (o un perro). Disfruto mucho de su compañía”. Luego, podrías mostrarle una foto de tu mascota y hablar con la persona sobre ella.
  4. 4 Trabaja u ofrécete como voluntario. Busca algunos empleos y visita los sitios de voluntariado en internet para encontrar algún puesto que te interese. Trabajar y ofrecerte como voluntario son algunas formas excelentes de involucrarte con la comunidad e interactuar frecuentemente con otras personas. [11]
    • Empieza poco a poco. Incluso con un trabajo en McDonald’s o en Starbucks, podrás ahorrar dinero para el futuro.
    • Si eses voluntario en una causa que te preocupe, te sentirás bien y la experiencia te dará una ventaja cuando busques trabajo o postules a la universidad.
  5. 5 Pon en práctica tus habilidades sociales. Si no sueles pasar tiempo con amigos, quizás hayas olvidado tus habilidades sociales. Busca algunas oportunidades para presentarte, mantener una conversación y hacer que las personas se sientan cómodas al estar cerca de ti. [12]
    • Si no sabes por qué no tienes amigos, pero sabes que tus habilidades sociales se han quedado un poco olvidadas, quizás esta podría ser la explicación. Sin embargo, debes tener en cuenta que las habilidades sociales olvidadas suelen reflejar un problema más profundo, como el miedo al rechazo. Habla con un adulto de confianza, como uno de tus padres o un maestro, sobre los motivos por los que podrías tener problemas en las interacciones sociales.

    Anuncio

  1. 1 Demuestra interés. Si quieres hacer amigos, sigue algunos consejos para que tus posibilidades de éxito sean mayores. En general, a las personas les gusta hablar de sí mismas, así que, como regla general, puedes preguntarles sobre sus historias para crear una conexión.
    • Haz preguntas abiertas o comentarios que permitan que la persona comparta toda la información que quiera, en lugar de hacer preguntas que simplemente originen un “sí” o “no” como respuesta. En un evento, puedes preguntar “¿Dónde conociste al anfitrión?” o “¿Qué haces para divertirte?”. [13]
  2. 2 Escucha de forma activa. Además de empezar una conversación y hacer que los demás hablen, debes escuchar de forma activa. Haz contacto visual ocasional, asiente con la cabeza y usa sonidos para invitar a la persona a que siga hablando. [14]
    • Las personas que saben escuchar suelen ser muy buenos amigos porque muchos quieren desahogarse o compartir sus opiniones. Practica concentrarte mientras escuchas y prepárate para responder con un comentario que resuma lo que acabas de escuchar.
    • Después de que la persona haya terminado de hablar, podrías resumir diciendo algo como “Parece que tuviste un día muy difícil”.
  3. 3 Cuenta algo personal. La vulnerabilidad es un componente necesario y verdaderamente bello en una amistad. La confesión de cosas personales es uno de los factores que distinguen a los amigos de los conocidos. Puedes contarle a un amigo sobre el divorcio de tus padres, pero no puedes compartir esa información con cualquier persona. [15]
    • Piensa en algo pequeño sobre ti mismo que puedas compartir, como “Tuve muchas dificultades el año pasado en la escuela. Mis padres se divorciaron”. Luego, observa su reacción para saber si la amistad debe continuar.
  4. 4 Arriésgate a ser rechazado. Si estás listo para convertir en amistad tu relación con una persona, tendrás que arriesgarte. Si has estado saliendo en grupo con tu amigo potencial, invítalo a salir solo contigo. De esta forma, le demostrarás que quieres conocerlo más que al grupo.
    • Puedes decirle “Oye, pareces ser una persona genial. ¿Te gustaría ir a ver una película este sábado?”. [16]

    Anuncio

¿Qué pasa si te quedas sin amigos?

La falta de amigos también puede estar vinculada con una baja autoestima en la que la persona tiene una imagen distorsionada de sí misma. Esto puede hacer que no se esfuerce ni se anime a intimar con las personas por estar todo el rato comparándose o sintiéndose inferiores.

¿Por qué me cuesta hacer amigos?

Los problemas en hacer amigos se basan en la falta de habilidades sociales para saber contactar con los demás , en la timidez , en la falta de autoestima y de seguridad personal. Cuanto mayor es el temor al contacto, mayor es el problema en hacer amigos y de mantener un grupo social sintiéndose aceptado. Como Hacer Amigos En La Escuela.

¿Cómo soltarse más para hablar?

¿Por qué soy tan tímido?

¿Por qué algunas personas son tímidas? – La timidez es, en parte, producto de los genes que una persona ha heredado. También depende de los comportamientos que hemos aprendido, la manera en que las personas reaccionan ante la timidez y las experiencias de vida.

  • Genética. Nuestros genes determinan nuestros rasgos físicos, como la altura, el color de los ojos y la piel, y el tipo de cuerpo que tenemos. Pero los genes también ejercen influencia sobre algunos rasgos de la personalidad, incluida la timidez. Aproximadamente el 20% de las personas tienen una tendencia genética natural a la timidez.
  • Experiencias de vida. Cuando una persona pasa por una situación que puede llegar a hacerla sentir tímida y la manera en que enfrenta esa situación pueden llegar a moldear su reacción en el futuro ante situaciones similares. Por ejemplo, si una persona tímida se acerca a nuevas cosas poco a poco, se sentirá más cómoda y con más confianza.

    Pero no todas las personas que tienen una tendencia genética a la timidez desarrollan ese temperamento. Las experiencias de vida también desempeñan un papel importante. Pero si se siente forzada ante situaciones para las que no está preparada, o si es objeto de burlas o intimidaciones, es probable que se vuelva más tímida.

    El ejemplo de otras personas también puede desempeñar un papel importante y determinar si una persona aprende a ser tímida o no. Si los padres de un niño tímido son demasiado cuidadosos o sobreprotectores, tal vez le enseñen al niño a alejarse de situaciones que podrían resultar incómodas o desconocidas.

¿Cómo dejar de ser tímido?

¿Cómo dejar de ser antisocial y tímido?

¿Cómo socializar si eres tímido?

Sonreír, responder con otra pregunta, o admitir que se es tímido son algunas de las claves para mantener una conversación en una reunión social con gente desconocida.

¿Qué es una mala amistad?

Como Hacer Amigos En La Escuela ISTOCK Los amigos de nuestros hijos es algo que nos preocupa. y mucho. Desearíamos para ellos las mejores influencias, que tuvieran como amigos a buenas personas y, sin embargo, la realidad suele ocuparse de desmontar las más hermosas utopías. Y ocurre que uno de sus amigos lleva unas pintas algo raras; que una de sus amigas crea demasiados problemas en clase.

  1. y parece que huyeran de los chicos y chicas normales;
  2. Antes de preocuparnos excesivamente  por las malas influencias de los amigos en la adolescencia , conviene hacer unas reflexiones;
  3. No es extraño que los hijos tengan amigos de muy distinto género: desde los buenos estudiantes, hasta las auténticas calamidades;

No se puede pretender que “todos” los amigos de un adolescente sean dechados de virtudes. Otro asunto, sin embargo, es que nuestro hijo tenga algún amigo poco aconsejable y que se vea influido fuertemente por él. Es mal amigo el que actúa habitualmente en contra de las normas, es decir, con una conducta permisiva.

¿Que no es un amigo?

Su forma de comunicarse – Tu amigo parece encantado de hablar contigo, sí, pero siempre mal de otras personas. No deja títere con cabeza y en lugar de echar nubes de algodón por la boca echa veneno, del mortal. Curiosamente con esa persona que critica parece llevarse genial cuando salís, de vez en cuando le suelta un cumplido. Claro, la persona en cuestión está delante.

  • Un falso amigo no habla de ideas, habla de personas;
  • Habla de lo que le pasa constantemente;
  • Es imposible entablar una conversación que no derive en analizar pormenorizadamente la vida de los demás comparándola con la suya;

Y te hace comentarios fuera de tono: ” el mío estaba mejor”, “eso ya lo hice yo”, “ya pero yo también he pasado por eso” “no es para tanto…. ” su nivel de madurez es de 100 y el tuyo de 0. Dice que quiere ayudarte pero hace pocas cosas prácticas para ello.

¿Dónde puedo encontrar un amigo?

¿Qué hacer si mi hija no tiene amigos en la escuela?

¿Cómo hacer amigos en el recreo?

Las habilidades sociales y el tener amigos no solamente les hacen sentir bien a nuestros niños, pero también son importantes para el éxito en la escuela. Es fácil imaginar que el tener amigos sucede naturalmente, y para algunos niños, es así. Pero la mayoría de los niños beneficiarían de un poco de ayuda y apoyo acerca de cómo hacer amigos, compartir con ellos y cooperar. Hoy vamos a empezar con algunas cosas simples que usted puede hacer para ayudarle a su pequeñito a empezar a hacerse amigos con otros niños.

  1. Una buena manera para hacer esto es iniciar una conversación con su hijo acerca de lo lindo que es tener amigos y cómo el tener amigos nos hace sentir bien;
  2. Puede decirle a su niño que los amigos son niños que nos dicen cosas amables, juegan con nosotros, y se preocupen por nosotros;

Continúe está conversación, enfocándose en uno o más de los temas a continuación, según la disposición de su hijo, y también modelando o practicando estas habilidades.

  1. Sonreír y decir “Hola, me llamo ____. ¿Cómo te llamas? Pregúntele a su hija si sabe cómo hacer una nueva amiga. Puede sugerir cosas como, “Una manera para hacerse amigo de alguien es sonreír y decir “hola”. ¿Hay algunos niños en la escuela con quienes te gustaría ser amigos? Podrías acercarte durante el recreo y decir “Hola, me llamo Analía.
  2. Preguntarles a otros si puedes jugar con ellos. Otra manera para hacer amigos es preguntar si puedes unirte a su juego, o pedirle a un amigo nuevo que juegue contigo. Mientras juegue a la pelota con su niño en el parque, podría ayudarle a practicar haciendo amistades preguntándole si ve algunos niños a su alrededor que quizás quisieran jugar con él.

    ¿Cómo te llamas?” Si a su hija no se le ocurre nadie con quien quisiera ser amigos, podría ayudarle a identificar niños que podrían ser amistosos la próxima vez que estén en el parque. Algunas posibilidades podrían ser otros niños que están sonriendo o que parecen amistosos, están jugando un juego que a su hija le gusta jugar, o están jugando solos o con una sola persona.

    Sugiera, “Podrías acercarte a ellos y decirles, “Holo, mi nombre es Ben. ¿Quieren jugar a la pelota conmigo? Esto sería muy amable. ” O si ve un niño o un grupo de niños jugando un juego que a él le gustaría jugar, podría preguntarles, “¿Puedo jugar?”

Otra manera muy buena para sembrar la semilla de la amistad es preguntarle a su hijo si ha visto a alguien en el recreo que parece no tener con quién jugar. Podría decir, “¿Cómo se siente cuando los amigos te invitan a jugar? Te hace sentir bien, ¿verdad? A lo mejor le haría sentirse bien a ese niño también si tú le invitaras a jugar. ” ¿Qué hacer si los niños no quieren jugar contigo? Una parte importante de empezar a hacer amigos es el poder estar bien si otros niños dicen ‘no’ cuando piden jugar con ellos.

Dígale a su hijo que a veces los niños no quieren jugar en ese momento y esto está bien también. A veces los niños quieren jugar solos. Es buenísimo cuando los padres pueden inculcar en sus hijos que esto es normal y no hay porque molestarse.

Los padres también pueden ayudarles a sus hijos a buscar una solución: “Cuando un amigo dice no, ¿está bien? Claro que sí; quizás quiere jugar más tardecito. ¿Qué puedes hacer cuando sucede esto? ¿Podrías invitarle a otro niño a jugar contigo, o buscar otra cosa que hacer?”

  1. Cumplidos. Dar cumplidos es una forma maravillosa de hacer amigos y puede ser una destreza para toda la vida. Con un poco de práctica y modelando de parte de sus papás, incluso los niños pequeños pueden entender el concepto de dar cumplidos y decir cosas lidas a nuestros amigos.

    Puede ayudarle a su niño a entender cumplidos como “… diciendo cosas sobre otras personas que les hacen sentir bien”. Los cumplidos pueden ser sobre algo que alguien hace, o sobre cómo le hacen sentir a uno, o sobre cómo se ven.

    Dé algunos ejemplos y modele: “Si yo dijera que me gustaba tu dibujo, ¿esto te haría sentir feliz? ¡Claro que sí! Esto sería un cumplido. Sí yo dijera, José, tu sonrisa es tan brillante y feliz que me hace sonreír y sentirme feliz también!, esto también sería un cumplido. ¡Eres muy bueno para dar cumplidos!

  2. Hacerles preguntas a sus amigos sobre sí mismos. Esta habilidad social es un poco más avanzado y podría ser difícil para niños más pequeños. Sin embargo, al platicar sobre estas habilidades con nuestros hijos, y ayudarles a practicar, formará una buena base para el futuro. Explique a sus hijos que hacerles preguntas a otros niños es una buena manera para hacer amigos.
    1. ¿Puedes pensar en algo lindo que podrías decirle a tu hermano? ¡Eso es! Podrías decirle que te gusta su camiseta verde;
    2. Eso es un cumplido muy simpático;
    3. Sí, también podrías decirle que te gusta mucho cuando comparte sus juguetes contigo; eso también sería un cumplido;

    Por ejemplo, puede hacer preguntas sobre cosas que tal vez tengan en común como hermanos, deportes, colores preferidos, juegos o comida: “Si ves a otro niño llevando tu color preferido podrías preguntarle cuál es su color preferido, algo como: me gusta tu camiseta. ”

Saber hacer amigos y ser amigable son habilidades sociales muy importantes para tener éxito en la escuela y también en la vida. Los adultos pueden hacer mucho para inculcar y desarrollar las buenas habilidades sociales en los niños. Involúcreles en conversaciones, ayúdeles con el lenguaje cuando se atoran, practique con ellos, anímeles a usar sus nuevas habilidades, y sobre todo: reconozca y motive los pasos pequeños durante todo el camino hacia la amistad (¡esto les ayuda a tener más confianza para seguir intentando y no desalentarse cuando escuchan ese “no”!).

Azul es mi color preferido. ¿Cuál es el tuyo? El hacerles preguntas a otros niños sobre si mismos es una buena manera para hacer amigos y demostrarles a los demás que te interesan. ¡Y no se olviden! Sea el modelo para que sus hijos aprendan.

Sé amistoso y modelo sus propias habilidades sociales positivas en sus interacciones con amigos y otros adultos. .