Como Escapar De La Escuela?

Como Escapar De La Escuela

  1. Guarda la calma. Entrar en pánico al momento de escapar puede hacer que olvides ciertos detalles.
  2. Acelera el paso, pero no corras. Una vez que los profesores se den media vuelta, empieza tu camino.
  3. Mantente alerta una vez que logres salir. Una vez que salgas de la escuela, mantén la vigilancia hasta que estés fuera de vista de los terrenos de la escuela.
  4. Ten cuidado dónde pasas el tiempo después de escaparte. Una vez que estés a salvo de la escuela, no debes dejar la precaución de lado.

¿Cómo me puedo escapar de la escuela?

¿Cómo se puede escapar de la casa?

Descargar el PDF Descargar el PDF Si se aproxima una fiesta a la cual tienes muchas ganas de ir, pero tus padres no te darán permiso, existe otra opción: ¡escaparte e ir a la fiesta! Podrás salirte con la tuya por completo siempre y cuando sepas lo que haces y planees cada posible detalle con anticipación. Los padres no aprecian que sus hijos escapen, por lo que debes comparar los pros y los contras detenidamente antes de decidir hacerlo. Si todo está en orden, ¡será el momento de planear tu escape!

  1. 1 Actúa un poco cansado en la tarde o la noche de la fiesta. Esto podría ser de utilidad para engañar a tus padres y mantener las sospechas al mínimo. Bosteza un poco y di que te sientes cansado, pero no exageres.
  2. 2 Confirma tus planes. Si deseas escaparte de casa con éxito (¡y lo harás!), tendrás que preparar y planear lo más que puedas de antemano. Dedica un par de días a coordinar todo y confirma con tus amigos mediante un mensaje de texto que el plan sigue siendo el mismo.
    • ¿Qué día será la fiesta? ¿En dónde será? ¿Cómo llegarán? ¿Habrá bebidas? ¿Te quedarás toda la noche o tendrás que irte luego de un tiempo? ¿Existe alguna posibilidad de que la policía aparezca? ¿Tus amigos irán? ¿Cómo lo harán? ¿Sus padres les han dado permiso? ¡Toda esta información es esencial!
  3. 3 Sigue tu rutina nocturna habitual. Toma una ducha, ponte tu ropa de noche, come la cena, mira televisión, haz tu tarea, etc. ; tan solo actúa con normalidad. Relájate en casa hasta que sea casi la hora de dormir. Puedes mirar algo divertido a fin de adoptar el estado de ánimo para una fiesta (sin ser evidente).
    • Actúa de forma somnolienta cuando se acerque la hora de dormir. Diles buenas noches a tus padres. Actúa con normalidad y de forma creíble. Ve a la cama como lo haces normalmente y apaga las luces.
  4. 4 Espera con paciencia hasta que sea seguro que empieces a alistarte para irte. Quizás tengas que escuchar música con audífonos o leer un libro para pasar el rato mientras estás en la cama esperando que tus padres se retiren. Sin importar lo que decidas, deberás tener la menor cantidad de luz posible. Cuando sepas que tus padres se han ido a dormir, espera al menos media hora para cerciorarte de que estén profundamente dormidos.
    • Si tus padres verifican cómo te encuentras antes de irse a dormir, deberás fingir que estás dormido cuando entren. Si no lo hacen, tienes suerte, y es probable que puedas empezar a alistarte más temprano.
  5. 5 Coloca un señuelo. Este es el truco más antiguo, pero no está de más colocar un par de almohadas debajo de tu manta para que representen tu cuerpo, solo por si uno de tus padres despierta y entra a tu habitación para ver cómo estás.
    • Esponja las almohadas y ordénalas un poco, de modo que todo luzca creíble. Si tu habitación está oscura y alguien entra para verte, esto lo engañará.
  1. 1 Vístete para salir. Primero maquíllate (si usas maquillaje) y arréglate el cabello. De este modo, si tus padres entran mientras sigues alistándote y te ven en pijama con maquillaje puesto, podrás decirles que no podías dormir, por lo que optaste por practicar técnicas de maquillaje u otra cosa.
    • Alista tu atuendo hasta los accesorios y el peinado como mínimo un día antes. Guárdalo en un lugar seguro del cual puedas tomarlo con rapidez la noche de la fiesta.
    • Vístete de forma rápida y silenciosa usando la luz más baja posible. Lleva tus zapatos en la mano y tan solo usa calcetines, así no harás ruido al pisar.
  2. 2 Lidia con tus hermanos. Si compartes la habitación con un hermano, es probable que sea más fácil que lleves tu ropa y tu maquillaje al baño, y te vistas con rapidez allí. Cerciórate de que esté dormido antes de salir de tu habitación.
    • Lleva todo lo que necesites al baño, así no tendrás que volver a entrar a tu habitación. Será mejor que hagas el menor movimiento posible.
    • Si uno de tus hermanos se despierta mientras te alistas para salir, tendrás que afrontar la situación. Si tu hermano puede guardar secretos, cuéntale tu plan. Luego de hacerlo, es probable que puedas proseguir sin peligro.
    • Si tu hermano te amenaza con delatarte, trata de negociar con él. Ofrécete a hacer sus tareas del hogar por una semana, o algo similar. Si no confías en tu hermano y este te ve, es posible que tengas que cancelar tus planes.
    • Si quieres evitar la molestia de tratar de no despertar a tus hermanos, puedes contarles tus planes con anticipación. Solo hazlo si confías en ellos.
  3. 3 Escapa de tu habitación. No enciendas ninguna luz en tu habitación y mantén todo oscuro cuando hayas salido al pasillo. Si deseas confirmar que tus padres están dormidos, camina en silencio hasta más allá de su puerta y evalúa la situación.
    • Escucha si roncan o conversan, y si la televisión está encendida. Es probable que sepas con exactitud qué debes verificar; cada persona tiene padres diferentes.
    • Si tener la puerta de tu habitación cerrada no luce sospechoso, definitivamente tendrás que cerrarla en silencio cuando salgas. Si nunca cierras la puerta de noche, no lo hagas, ya que solo despertarás sospechas.
    • Si has dejado abierta la puerta de tu habitación, antes de salir deberás verificar que tu señuelo esté en posición y luzca creíble desde la entrada.
  4. 4 Usa la ventana de tu habitación, si es posible. Si puedes escaparte directamente desde la ventana de tu habitación, ¡tendrás suerte! Abre la ventana en silencio y sal por ella. Evita cerrarla con fuerza o quedarte fuera de casa.
    • Unos días antes de la fiesta, deberás probar la ventana y conocer la forma en la que funciona y los sonidos que hace. Cerciórate de que no haya nada debajo de ella que pueda perjudicar tu escape.
  5. 5 Evita las ventanas si te encuentras en el segundo piso. Si vas a escaparte directamente de la ventana de tu habitación y esta se encuentra en el segundo piso, ¡podrías tener que reevaluar el plan! Es probable que sea demasiado riesgoso, salvo que lo hayas hecho muchas veces en el pasado. Además, estará oscuro y podrías lastimarte.
    • Baja al primer piso y sal de esa forma. Si sabes con certeza que podrás salir por la ventana de tu habitación con facilidad y es muy poco probable que te resbales, puedes hacerlo.
    • Si no tienes una manera segura de llegar del techo al suelo con relativa facilidad, este será un movimiento bastante arriesgado.
  6. 6 Mantente en las sombras y evita toda parte del piso que sepas que es ruidosa. Intenta ser lo más silencioso posible y sigue todo el plan que hayas elaborado con anticipación.
    • Mira detrás de ti con frecuencia para determinar si se enciende alguna luz en tu casa. Mira a tu alrededor para cerciorarte de que nadie esté cerca antes de que salgas de la casa.
    • Asegúrate de que todas tus mascotas estén durmiendo. La mayoría de los perros harán bulla si alguien sale de la casa o se desplaza continuamente mientras están despiertos. Si no tienes una mascota, mejor aún, ya que puedes omitir este paso. No obstante, si tus perros ladran cuando sales de casa, quizás debas hacerlos dormir lejos de la puerta por donde saldrás.
    • Si tu casa tiene un sistema de alarma que se activará cuando salgas de tu recinto, la única manera de evitarlo de forma segura es conocer el código exacto para suspender la alarma. Tendrás que ser capaz de salir con la mayor rapidez y silencio posibles.
    • Debes conocer con anticipación la forma en la que el sistema funciona, así podrás entrar y salir sin dificultades.
  1. 1 Elige tu medio de transporte. Es peligroso caminar o tomar el autobús a altas horas de la noche, en especial si lo harás solo. Evítalo si es posible. Los taxis son una opción aceptable; sin embargo, pueden ser costosos y, al ser adolescente, nunca deberás tomar un taxi solo a altas horas de la noche.
    • Tu mejor opción es que un amigo te lleve en su auto. Acuerda con anticipación un lugar en donde te recoja; por lo general, lo ideal es a la vuelta de la esquina de tu casa o a una breve distancia de la calle en la que vivas. Pídele que se estacione en un estacionamiento cercano si te preocupa que tus padres se despierten con facilidad.
    • Si alguien va a recogerte, dile con anticipación que no reproduzca música con volumen alto en su auto cuando llegue, solo para estar seguros.
  2. 2 Ten cuidado si planeas conducir. No enciendas los faros delanteros en la entrada para el auto, ya que su brillo llegará a tu casa. Enciende los faros cuando estés en la calle.
  3. 3 Conduce de forma segura. ¡Lo último que deseas es que un oficial de policía te detenga por cometer una infracción de tráfico cuando estás escapándote de casa! Cumple todos los límites de velocidad y sé muy cauteloso con todo lo que hagas mientras estés en camino a la fiesta.
    • No reproduzcas música con un volumen muy alto, ya que podría llamar la atención cuando te detengas en una luz roja.
    • Desde luego, usa el cinturón de seguridad.
  1. 1 Evalúa la situación desde una distancia cuando llegues. Tu mejor opción es quedarte en el auto y conducir cerca de la fiesta con lentitud, revisando el lugar conforme pases por él. Identifica las señales de alerta que podrían atraer la atención a la casa, lo que aumentaría el riesgo de que los vecinos se quejen y hagan que la policía arruine la fiesta.
    • Observa si hay policías (estacionados cerca o acercándose a la casa), ruido demasiado alto o cualquier cantidad de personas agresivas paradas frente a la casa.
    • Intenta calcular el número de asistentes revisando la cantidad de autos estacionados en la calle y en las zonas vecinas.
    • Estaciónate de forma segura y correcta en la calle, así no atraerás la atención a tu auto y podrás eliminar toda probabilidad de que lo remolquen.
  2. 2 Planea de forma pertinente si habrá alcohol. Si planeas beber, deberás tener a un conductor designado. Nunca conduzcas bajo la influencia del alcohol o las drogas.
    • Si tu amigo ha conducido y ambos planean beber, averigua si alguien en la fiesta que no vaya a tomar puede dejarlos en casa.
    • Ten dinero en efectivo por si tienes que tomar un taxi. Es mejor estar seguro cuando estés en esta situación. El dinero adicional que tendrás que gastar en el taxi valdrá la pena por completo.
  3. 3 ¡ES HORA DE LA FIESTA! ¡Lo has hecho! Diviértete en la fiesta, ya que si te descubren, al menos habrá valido la pena.
  1. 1 Acércate a tu casa en silencio y desde una distancia, si es posible. Haz que te dejen a unas casas de la tuya y ve a pie el resto del camino. No actúes de forma sospechosa de ninguna manera y camina con normalidad, no corras. Quédate en la sombra si es posible.
    • Si has conducido tu auto, apaga tus faros delanteros justo antes de llegar a la entrada para el auto.
  2. 2 Recupera tu bolsa impermeable oculta (opcional). Tendrás que planear la bolsa con un día de anticipación. Oculta un pijama adicional y una botella de limpiador de maquillaje en un punto fuera de la casa, dentro de una bolsa impermeable. Oculta la bolsa en un garaje, arbusto, debajo de una plataforma; en cualquier lugar en donde sepas que estará segura.
    • Ocúltate detrás de un árbol o cerca de la parte posterior de tu casa para ponerte tu pijama y quitarte el maquillaje. Coloca tu ropa de fiesta y tus accesorios en la bolsa impermeable, y ocúltala en el mismo lugar en el que la habías dejado. Podrás recuperarla de forma segura al día siguiente.
  3. 3 Vuelve a entrar en silencio. Sigue la ruta que habías planeado con anticipación. Podrías estar nervioso e inquieto, pero trata de moverte con lentitud y cuidado. Estarás a punto de llegar a la meta final, ¡y no debes arruinarlo en este momento! Estarás a punto de llegar.
  4. 4 Regresa a tu habitación. ¡LO HAS HECHO! Ve a la cama y reflexiona sobre lo genial que ha sido, luego descansa un poco.
You might be interested:  Palabras Que Rimen Con Escuela?

¿Qué es fugarse de clase?

Hablamos de hacer novillos, irse de pinta, ratearse. en definitiva, fugarse del colegio. Es cuando un niño decide de manera unilateral no asistir a clase sin existir un motivo aparente que justifique esa decisión. Normalmente, los niños faltan a clase para evitar afrontar una situación difícil que va a tener lugar en el cole durante ese día, como por ejemplo hacer un examen , presentar un trabajo, poner en común los deberes, hacer una exposición oral, ver a amigos con los que se ha discutido, interactuar con profesores con los que no hay una buena relación, etc. Pero, ¿cómo detectar desde el colegio que los niños se fugan de clase? Como Escapar De La Escuela Cuando el niño hace novillos o se fuga de clase con frecuencia, estaríamos hablando de absentismo escolar. Hoy en día sabemos que faltar a clase está relacionado directamente con una bajada en el rendimiento académico del niño , por lo que es una situación que merece especial atención por parte de los padres, madres y profesores. Ser profesor no es tarea fácil ya que no se limitan a impartir la materias correspondientes sino que su labor va mucho más allá.

Sin embargo, también hay niños que el objetivo que persiguen haciendo novillos es simplemente quedarse en casa para divertirse haciendo actividades tales como ver la TV, jugar a videojuegos, dormir, etc.

Están continuamente observando a los niños y supervisando lo que sucede en el aula. Ofrecen apoyo a aquellos alumnos que en un momento determinado pueden encontrarse con dificultades o problemas en el colegio , les ayudan a resolver conflictos con los que se puedan encontrar, fomentan que se diviertan aprendiendo y favorecen que la convivencia en el aula sea adecuada.

Es importante que los profesores estén en alerta y detecten si los niños están haciendo novillos o se fugan de clase, para que no aumente la frecuencia de las faltas y se convierta en un problema de absentismo escolar , o si por el contrario han faltado a clase por algún motivo justificado.

Si un niño falta en una sola ocasión no hay que darle mayor importancia. Sin embargo, si el niño se ausenta en más de dos o tres ocasiones, en un periodo corto de tiempo, el profesor debería en primer lugar hablar con los padres para conocer el motivo. Y, en segundo lugar, si no hay un motivo de peso claro es recomendable que el profesor se plantee una serie de cuestiones: – ¿Es posible que el niño se esté fugando de clase? – ¿Qué ha podido motivar que el niño no asista al cole? – ¿Es posible que haya hecho novillos para evitar un examen o cualquier otra situación en la que iba a ser evaluado? – ¿Puede ser que tenga dificultades con sus compañeros ? – ¿Hay algún profesor con el que no tenga una relación adecuada o con el que haya tenido alguna discusión? – ¿Es posible que tenga dificultades de aprendizaje? Si el profesor llega a la conclusión de que el niño ha podido hacer novillos por alguno de estos motivos, lo más adecuado es que mantenga una conversación distendida con el niño con el objetivo de ofrecerle su ayuda para buscar soluciones a lo que le preocupa o impide ir con normalidad al cole.

¿Qué hacer si mi hijo se fue de la casa?

Si tu hijo se escapa. – Lo primero que tendrás que hacer es llamar a la policia. No esperes 24 horas, hazlo inmediatamente. Si tu hijo es menor de 18 años no tienes que esperar para que ingresen los datos de tu hijo en el archivo de personas desaparecidas.

  1. Pide el nombre y la identificación del funcionario con el que has hablado y llama a menudo;
  2. Llama también a todos los amigos que conoces de tu hijo y pide su ayuda;
  3. Busca por todas partes, ten el teléfono cerca;

Busca en el dormitorio de tu adolescente cualquier cosa que pueda darte una pista de hacia dónde puede haber ido. También es buena idea que consultes la factura del teléfono por cualquier llamada que haya realizado recientemente.

¿Cómo entrar a una casa sin que nadie se dé cuenta?

Papel en la puerta y vaselina en las mirillas – Las bandas especializadas en asaltar viviendas suelen estudiar la zona de actuación para seleccionar sus víctimas y para así preparar el asalto. En muchas ocasiones los ladrones colocan trozos de papel o de plástico en las puertas de las propiedades que van a robar.

  • También pueden colocar hilos de lana o gomaespuma en el bombín;
  • Uno u otro método sirven como marcas para saber si la vivienda está ocupada o no lo está;
  • Si después de unos días, los cacos vuelven y ven que las marcas siguen estando ahí, sabrá que sus propietarios no están;

Además, lo que suelen hacer es manchar las mirillas de los vecinos. Se encargan de manchar con vaselina o cacao las mirillas de los vecinos de la vivienda que quieren robar para así no ser observados, reconocidos, ni tener testigos.

¿Cómo salir de mi casa sin dinero?

¿Cuándo es el momento de irse de la casa?

Los requisitos para hacerse mayor han cambiado. Los jóvenes ya no se convierten en adultos al cumplir la mayoría de edad. Poder votar o conducir no son imprescindibles para entrar en la vida adulta y con ello emanciparse. El hecho de encontrar un trabajo no es tan fácil como lo era hace treinta años, un problema que genera otros como la solvencia económica.

Entonces, ¿cuál es la edad ideal para volar del nido? Los expertos en Psicología aseguran que lo recomendable es que entre los 20 y 25 años los jóvenes abandonen la casa familiar y se emancipen. Eso sí, siempre y cuando puedan sostenerse por sí mismos, ya que si fracasan en su intento, la vuelta puede ser muy dura y traumática.

En cambio, si lo hacen entre los 30 y los 40 años, esto se consideraría como una edad muy tardía para empezar una vida fuera del hogar. ¿Cumplimos los españoles estos consejos? Las mujeres, sí, lo hacen de media a los 28,3 años. Pero, los hombres, no: se empancipan a los 30,4 años.

  1. De media los españoles dejamos nuestro hogar a los 29 , una cifra que nos coloca como el sexto país europeo que abandonamos la casa de nuestros padres más tarde , según los datos publicados por la oficina comunitaria de estadística, Eurostat;

Pero, de momento, de media, no somos el país que dejamos el hogar más tarde. El ranquin lo encabezan los malteses (31,1), eslovacos (30,9) e italianos (30,1). En estos casos, los jóvenes entran en la treintena antes de volar del nido. En cambio, en el extremo opuesto, los jóvenes de los países nórdicos son los más precoces a la hora de independizarse.

  • Los suecos, por ejemplo, no llegan a la veintena antes de irse de casa (19,7 años), seguidos por daneses (21,1) y finlandeses (21,9);
  • ¿Qué factores influyen en este proceso? La independencia económica y el apego familiar suelen ser determinantes a la hora de abandonar el hogar familiar;
You might be interested:  Cómo Te Desplazas Para Ir A La Escuela?

También la cultura y la sobreprotección de los padres influye en la emancipación de sus hijos. – Ir al suplemento de  Heraldo Joven.

¿Qué hacer si tu hijo de 15 años no quiere ir al instituto?

¿Qué pasa si no voy a la escuela?

Consecuencias de faltar a clases – ¿Qué pasa si un niño falta mucho al colegio? Cuando las faltas a clase son demasiado elevadas y el absentismo es más que frecuente suelen producirse consecuencias muy graves , como:

  • Descenso del rendimiento académico, y malas notas.
  • Hábitos poco saludables. Cuando los adolescentes faltan a clase, dedican su tiempo a otras actividades que normalmente son poco saludables: consumo de sustancias nocivas, malas compañías, etc.
  • Escaso o nulo desarrollo de la autonomía y responsabilidad.
  • Consecuencias demoledoras en su futuro laboral e incluso personal.

¿Qué pasa si faltas mucho a la secundaria?

Las escuelas buscan poner freno a las inasistencias, que fueron en aumento de la mano de la flexibilización del cursado. Esperan con ello un repunte en el rendimiento. – viernes 31 de julio de 2015 | 0:00hs. Las escuelas secundarias decidieron ponerse firmes y hacer cumplir desde ahora a rajatabla la reglamentación sobre las inasistencias de los alumnos. Así, para los casos  que excedan las 32 faltas sin justificativo, los estudiantes perderán la condición de regular y tendrán que rendir como libres todas las materias en diciembre. Esta decisión se comunicó a los jóvenes que volvieron a clases ayer, luego de las vacaciones y las mesas examinadoras.

“El límite de las 32 inasistencias no se corre, hay que venir a clases y trabajar en el aula y en los talleres de apoyo, en el último tramo del año vamos a hacer mucho hincapié en que se rindan las materias adeudadas”, explicó la rectora de la Normal Mixta, Mirta Vittar, a los estudiantes y a El Territorio   El cupo de inasistencias para los estudiantes está previsto por resolución del Ministerio de Educación 688/06, que establece que el alumno que asiste como regular puede tener hasta 15 inasistencias.

Si incurre en más faltas deberá reincorporarse y, con la reincorporación tendrá un margen de 10 inasistencias más. Además, por circular se prevé un número máximo de 25 faltas para los alumnos regulares y, que se puede extender a 32 sólo para casos excepcionales.

Sin embargo, al menos en los dos últimos años, los jóvenes fueron corriendo el límite de faltas permitidas hasta casi el techo del margen de  ausencias asignadas para causas justificadas, sin que los establecimientos puedan encontrar un freno para esta ola de faltazos.

“Tenemos muchos casos de alumnos que están al límite de quedar libres o que ya sobrepasaron las 25 faltas, pero vamos a ser muy rigurosos con las inasistencias, y el que pase el último límite de las 32 faltas queda libre, aunque igual tiene que asistir a estudiar”, sostuvo Vittar.

  1. “Las inasistencias reiteradas son un problema que todo el tiempo estamos atendiendo, hay casos en que pese a convocar a los padres no se logra una respuesta”;
  2. El problema que observa la docente es que cada vez más alumnos sobrepasan el límite de las 25 faltas en los primeros meses “y llegan a las 32 porque ahora empiezan a faltar por la Estudiantina”, evidenció;

Y añadió que entonces “es importante hacer sensibilización sobre la vigencia del cupo de inasistencias y acerca del compromiso de estudiar que requiere la escuela, y en eso estamos en el regreso a las clases”, señaló la rectora Vittar. Por su parte, la directora del Martín de Moussy, Gladis Ledesma señaló que hubo ausentismo en la primera etapa del año, y que en los próximos encuentros de profesores y por departamentos se revisarán las planificaciones y los objetivos.

“Este es un trabajo que siempre se hace y que es ajustar el documento a la realidad de la escuela. También se atienden a los cursos que tienen muchos ausentes o indisciplina, es un abordaje con el gabinete psicopedagógico y es una medida para cuidar la matrícula”, consignó.

En el BOP 1 también se cuentan con preocupación los casos de estudiantes que están al borde de quedar libres y continúan faltando. La vicedirectora del BOP, Lidia Lohmann, explicó que hay varios casos de alumnos que están al borde de quedar libres. “Hacemos un trabajo con los preceptores de llamar a las casas, enterar a los padres”.

  1. La profesora Lohmann analizó que las ausencias se pueden dar por muchos y variados motivos: “Nos encontramos con alumnos que tienen una oportunidad de trabajo y no vienen unos días, pero luego se reintegran, también hay una franja de estudiantes que tienen una situación económica muy frágil en sus casas y se quedan sin dinero para el pasaje”;

Concluyó que “es una población muy diversa y la idea es que la escuela pueda retenerlos y que no falten sino que asistan al aula y pasen de año”, dijo la profesora Lohmann. Te puede interesar Ultimas noticias.

¿Qué pasa si mi hija de 17 años se va de la casa?

Sugerencias para una mejora de la relación y confianza con un hijo adolescente –

  • Prestar atención cuando hable, escúchalo.
  • Demostrar respeto.
  • Intentar entender a su hijo.
  • No sermonear, decir las cosas claras y de manera concisa.
  • Hablar de las emociones y sentimientos de ambos, cómo os sentís cada uno.
  • Resolver conflictos, hablando con ellos y orientándolos para que aprendan de sus errores.
  • Evitar forzarlos a hacer las cosas a nuestra manera, dejarlos a ellos que se equivoquen si han de hacerlo.
  • Establecer unos límites y normas claros, pero no impuestos, sino comentados y consensuados con ellos. Que sepan el qué y el por qué han de hacer las cosas.

Los cambios físicos y emocionales revolucionan al ser humano. Sentirse diferente a los demás o pensar que no se encaja puede ser muy angustiante. Hablar de los problemas con nuestros hijos y encontrar la solución puede ser la clave para que no se sientan así. Aunque parezca que los consejos y palabras de apoyo no sirven para nuestros hijos, son importantes.

¿Por qué un adolescente se va de casa?

La mayoría de los preadolescentes abandonan su hogar furiosamente y regresan a casa por cuenta propia un rato después. Un porcentaje de quienes huyen de su casa desaparecen por más de dos semanas y la mayoría se aloja cerca de ella con amigos o parientes.

Pero un número de adolescentes jóvenes huyen durante días, semanas o incluso meses, a veces viviendo en la calle y cayendo en la prostitución y en la drogadicción. En Colombia solo se cuenta con las cifras del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar sobre el fenómeno, según las cuales anualmente llega a su Dirección General un reporte de 192 niños desaparecidos.

Esta cifra puede ser mayor pues no toma en cuenta los casos que se reportan en las fiscalías y, obviamente, los que nos son denunciados. La mayoría de los jóvenes que abandonan su hogar no tienen serios problemas sicológicos. Los niños de 11 y 12 años de edad tienen más probabilidades de huir de su hogar que los de mayor edad debido a que sienten una gran necesidad de asegurar su independencia y tienen más experiencia moviéndose por cuenta propia, dicen los expertos en la adolescencia.

Los jóvenes adolescentes pueden tener muchas razones para huir de su hogar, incluyendo sentir el rechazo y la falta de comprensión de sus padres y el deseo de revelarse en contra de los valores familiares.

Algunos abandonan su casa en protesta por demasiado control paterno o para asustar a sus padres para que les den lo que quieren. Otros porque sienten que sus padres no les muestran respeto ni escuchan sus opiniones. También lo hacen para ocultar los problemas a sus padres, quienes pudieran enojarse o resultar lastimados; o para escapar del abuso infantil, un divorcio, la muerte de un ser querido, un problema familiar de abuso de drogas o de alcohol.

  1. Laurence Steinberg, profesor de sicología en la Universidad de Temple en Philadelphia, dice que no es extraordinario que los adolescentes abandonen el hogar sin decir a sus padres a dónde van;
  2. Si este es un incidente aislado y si el adolescente regresa a casa el mismo día o va a casa de un amigo, vecino o pariente;

los padres no deben preocuparse mucho. Este dramático acto pudiera estar diseñado para llamar la atención a un problema que necesita resolverse en casa. Sin embargo, si el adolescente huye frecuentemente (más de una vez en tres meses), incluso por un corto período, algo anda mal.

  1. Si el adolescente huye a la calle y no a la casa de un amigo o vecino, los padres deben alarmarse , indica Steinberg;
  2. Me voy de la casa La mejor forma de evitar que los niños huyan de su casa es guardar el contacto con sus sentimientos y sus necesidades;

Las conversaciones a la hora de ir a la cama y las reuniones familiares semanales pueden evitar problemas alentando la comunicación entre los adolescentes y sus padres. Los jóvenes a principios de la adolescencia comúnmente dicen: mis padres no saben quién soy.

Pase tiempo con sus hijos y haga un intento por conocerles , recomienda Alan P. Towbin, sicólogo clínico que trabaja con adolescentes y grupos de paternidad en el área de New Haven, Connecticut (Estados Unidos).

Esté alerta a las señales de que su adolescente está bajo tensión, lo cual puede precipitar una huida. Busque señales de insomnio, abuso de drogas o de alcohol, engaños y mentiras, hurtos, irritabilidad, riñas con los amigos y salidas de la casa sin anunciarlo.

  • Busque ayuda profesional si siente que no tiene la capacidad de manejar solo estos problemas;
  • Los padres con frecuencia responden a las amenazas de abandono del hogar con enojo o comentando cosas como bueno, te ayudaré a empacar;

Normalmente es mejor mostrar preocupación sin ponerse histérico o ceder a demandas irrazonables, dicen los expertos. En algunos casos, el niño se vuelve manipulador. Por ejemplo, los padres dicen espero que limpies tu habitación, o no podrás ir al cine y el hijo dice, si no me dejas ir, me voy de la casa.

Cuando esto ocurre, afirme su amor, pero también su control , recomienda Robert Wood, quien dirige programas de paternidad en Greenfield, Massachusetts (E. ) Los jóvenes con frecuencia anuncian que van a escaparse de casa por una razón cuando en realidad están molestos por otra cosa.

Los padres pueden evitar que un joven salga de su hogar preguntándole lo que en realidad le preocupa ofreciéndole ayuda. Si no funciona, pregunte calmadamente al adolescente a dónde va y qué tanto piensa quedarse allá. Enfatice que le preocupa su seguridad, pero no lo detenga físicamente a menos que piense que está en verdadero peligro.

You might be interested:  Cual Es La Cct De Mi Escuela?

Si su joven hijo sale de casa sin anunciarlo, investigue donde está con amigos y parientes. Llame a la policía si no puede localizarlo. Cuando su adolescente regrese a casa, guarde la calma y ayúdele a mantener su dignidad permitiéndole saber que le alegra que haya regresado.

Permítale tranquilizarse unas horas y después hable con él o ella sobre el problema que le hizo huir. Los expertos no recomiendan castigar a un joven adolescente por irse de la casa, pero sugieren reforzar las demandas que usted hizo antes de que lo hiciera.

  1. Por ejemplo, si pidió a su hijo que limpiara su habitación antes de que escapara, seguirá siendo un requisito cuando regrese;
  2. Aunque huir de la casa puede ser emocionalmente agotador para padres e hijos, puede tener consecuencias positivas, observa Towbin;

La mayoría de los jóvenes que huyen de su casa dicen que fue una buena experiencia porque sus padres comenzaron a tomarles más en serio cuando regresaron , agrega. The Los Angeles Times Syndicate.

¿Por qué mi hijo se escapa?

Si tu hijo se escapa de casa, es normal que entres en pánico. Pero debes mantener la mente fría y saber cómo actuar lo antes posible. Como Escapar De La Escuela La peor pesadilla que le puede pasar a un padre o a una madre es que su hijo se escape de casa. Cuando eso ocurre, el tiempo se vuelve punzante y las emociones se desbordan; la preocupación ahoga y no se sabe qué ha ocurrido ni por qué. Por eso, es importante saber qué hacer si tu hijo se escapa de casa. Puede haber múltiples razones, pero en realidad suele ocurrir porque los hijos no se sienten queridos, respetados o necesarios para la familia.

Si te ocurre, sentirás pánico e incluso puedes sufrir un ataque de ansiedad. Pero es necesario mantener la mente fría y pensar con calma y claridad. Es de vital importancia encontrar su paradero cuanto antes y, después, hablar de lo sucedido de manera tranquilidad y nunca delante de otras personas.

No es tarea fácil, pero es importante tener claro qué hacer desde un primer momento.

¿Que decir cuando no quieres ir a la escuela?

¿Qué excusa poner para no ir a clase?

¿Cómo convencer a tu mamá para no ir a la escuela?

Descargar el PDF Descargar el PDF A veces, ir a la escuela es simplemente demasiado para nosotros. Tal vez haya una prueba para la que no estudiaste o estés cansado de ser víctima de bullying. En cualquier caso, es posible que quieras faltar a la escuela. Puedes fingir que estás enfermo al simplemente decir que sientes nauseas, o puedes hacer algo de teatro y planificación.

  1. 1 Pide permiso. No asumas que siempre obtendrás lo que deseas. Si quieres faltar a la escuela, cualquiera que sea el motivo, pregúntale a tus padres si están de acuerdo.
    • Encuentra un momento en el que tus padres estén de buen humor. Si les preguntas en un mal momento, es posible que no les agrade mucho la idea. Si están a punto de salir y sigues preguntando si puedes quedarte en casa, es probable que digan que no. [1]
    • Prepárate para escuchar un “no” como respuesta. A menos que tengas una buena razón para quedarte en casa, es probable que tus padres no quieran que faltes.
  2. 2 Permanece calmado. Si tus padres no te permiten quedarte en casa, no pierdas los papeles. Eso no ayudará en nada a tu situación. Eso solo les probará que no eres lo suficientemente maduro para quedarte solo en casa. [2]
    • Si sientes que te estás enojando, respira profundamente. Si tienes tiempo, más tarde podrías intentar pedir permiso nuevamente. [3]
    • No llames a tus padres por sus nombres ni te comportes mal con ellos. Ellos pueden tener buenas razones para que vayas a la escuela. Si empiezas a gritarles, solo te meterás en problemas. [4]
  3. 3 Ofrécete a hacer algunos quehaceres. Trata de hacer un compromiso con tus padres. Es posible que ellos se abran más a la idea de dejarte faltar a la escuela si te ofreces a limpiar la casa. Si eres capaz de lavar la ropa, trata de ofrecerte a hacerlo. [5]
    • Si te dejan quedarte en casa con la condición de que hagas algunos quehaceres, asegúrate de hacerlos. No les des ninguna razón para no confiar en ti ya que será más difícil trabajar con ellos en el futuro. [6]
    • Cumplir tus compromisos puede hacerte ganar terreno con tus padres. Si ven que eres responsable, es posible que sea más fácil negociar con ellos más adelante.
  4. 4 Sé honesto. Tal vez no estés enfermo, pero seguro tienes otra razón para no querer ir a la escuela. Si eres víctima de bullying o te sientes incomodo en la escuela, habla con tus padres.
    • Es probable que tus padres te hagan ir a la escuela de cualquier forma, pero serán capaces de ayudarte con tu problema.

    Anuncio

  1. 1 Comienza temprano. Si faltar a la escuela no es una decisión de último minuto, empieza a prepararte para tu actuación. Grita mucho para hacer tu voz ronca o practica tu tos falsa. [7]
    • Asegúrate de que tus padres no estén cerca mientras la practicas. Si te descubren, tendrás que ir a la escuela.
    • La mayoría de las personas puede sentir que el resfriado se acerca uno o dos días antes de que suceda. Si puedes, menciónale a tus padres que crees que te estás enfermando. [8]
  2. 2 Finge los síntomas. Estornuda y tose, pero no exageres. Actúa como si tuvieras dificultades para ponerte de pie. Habla menos con tu familia y amigos. No cambies de opinión acerca de qué parte de tu cuerpo te duele. Si dices que tienes dolor de cabeza, sigue con eso. [9]
    • Intenta dormir más seguido, especialmente si estás viendo televisión. Los niños enfermos suelen dormirse fácilmente. Si dices que estás enfermo un minuto, pero luego te emocionas por tu programa favorito, tus padres no te creerán. [10]
    • Evita quejarte demasiado. El truco para fingir que estás enfermo es no dar la impresión de que estás fingiendo. Mantén las quejas equilibradas y no hagas una escena.
  3. 3 Haz de cuenta que tienes fiebre. Una forma común de hacer que parezca que tienes fiebre es poniendo una botella de agua caliente en tu cabeza. [11]
    • Otra forma es poner un termómetro en agua caliente para que aumente su temperatura. Este método requiere un poco de trabajo, así como padres que confíen en uno. [12]
    • Ten cuidado cuando finjas fiebre. Si tu temperatura es demasiado alta, podrías terminar en sala de emergencias donde te descubrirán fácilmente. Trata de mantener tu fiebre aproximadamente a unos 100 grados Fahrenheit. [13]
    • No metas el termómetro en el microondas para que se caliente. Eso solo malogrará el termómetro. [14]
  4. 4 Ponte algo de maquillaje si puedes. Esto requiere un poco de habilidad, pero si puedes lograrlo, usar maquillaje será un adicional en tu actuación. Aclara tu piel con algo de base y enrojece tu nariz con un poco de lápiz labial. [15]
    • Si no tienes tu propio maquillaje para usar, ten cuidado. Si te descubren usando el maquillaje de tu mamá, tendrás más problemas de lo que vale la pena.
    • Cuando escojas el lápiz labial para enrojecer tu nariz, no uses ninguno metálico o brillante. Solo encuentra un lápiz labial básico de color rojo. [16]
    • No aclares tu piel demasiado cuando te hagas pálido. Encuentra algo parecido a tu tono de piel natural. [17]
    • Trata de poner un poco del lápiz labial que usaste para enrojecer tu nariz alrededor de las esquinas de tus ojos. Ten cuidado de no poner lápiz labial en tus ojos y usa lo suficiente para que parezca que los has estado frotando. [18]

    Anuncio

  1. 1 Pasa mucho tiempo en el baño. Cuando se trata de fingir un dolor de estómago, lo mejor que puedes hacer es ir al baño. Es poco probable que te pregunten mucho si pasas bastante tiempo en el baño. Además de algunas preguntas generales, es probable que las personas no quieran saber qué estuviste haciendo.
    • No hagas gemidos ni ningún ruido fuerte. Recuerda mantener las cosas simples.
  2. 2 Haz tu piel fría y húmeda. Salpica agua en tu cara para que tu piel se sienta fría. Moja un poco tu cabello, pero sin mojarlo demasiado. Solo querrás dar la impresión de que tu piel está fría. Cuando te pregunten, di que te sientes caliente. Esto hará que tus padres piensen que estás sudando frío.
    • También podrías intentar hacer alguna actividad física, como flexiones o abdominales. Haz lo suficiente para que unas cuantas gotas de sudor corran por tu frente. [19]
  3. 3 Pretende estar mareado. Muchas veces las náuseas vienen acompañadas de una sensación general de mareos. No hagas ningún movimiento brusco. Trata de permanecer sentado tanto como sea posible. Si tienes que caminar, tómate tu tiempo. [20]
  4. 4 Abstente de vomitar. Cuando finjas nauseas, no te induzcas el vómito. Di que no sientes hambre y que te duele el estómago. Trata de comer lo menos posible, pero hagas lo que hagas, no te induzcas el vómito. No es saludable. [21] Anuncio
  1. 1 Frota tu cabeza. Para fingir dolor de cabeza, simplemente frota tu cabeza y cierra los ojos seguido. Túmbate en el sofá o en el suelo, y mantén tu mano apretando tu cabeza. [22]
    • Cuando tus padres pregunten qué te sucede, diles que te duele la cabeza justo antes de cerrar los ojos. Mientras mejor describas el dolor, es más probable que te tomen en serio.
  2. 2 Reacciona ante las luces brillantes. Muchas veces, las personas con dolores de cabeza intensos no pueden soportar las luces brillantes. Si alguien abre la ventana o estás en una habitación con mucho sol, aparta la vista. Quéjate del brillo. [23]
    • No exageres demasiado con este paso. La sensibilidad a la luz es común en la migraña, pero un dolor de cabeza general no se puede prestar para eso. Utiliza esta táctica de forma discreta. [24]
  3. 3 Sé tan perezoso como puedas. Si tienes dolor de cabeza, lo último que querrás hacer es participar en cualquier actividad física. Quédate en cama. Ve a dormir tan pronto como puedas. [25]
    • Como algo adicional, mantén tu habitación en silencio. Apaga tu televisor y no escuches música. Pocos padres creerán que sus hijos prefieren quedarse a oscuras en sus habitaciones todo el día y sin ningún entretenimiento. [26]

    Anuncio

¿Cómo fingir estar enfermo para no ir al colegio?