Que Significa La Cabeza Olmeca?

Que Significa La Cabeza Olmeca
‘Las Cabezas Colosales revelan un pueblo que tuvo la voluntad de mostrar su permanencia a través de lo que mayormente evoca la superioridad del hombre: su cabeza, recipiente que guarda, en la vida, el poder terrenal y sugiere, en la muerte, el logro de lo sagrado y lo sobrenatural ‘.

¿Qué es el significado de olmeca?

💡 #InformaciónConCiencia Antiguos habitantes del pantano y el popal ➡️ https://cutt.ly/RgddDg8 Sábados En La Ciencia #OlivaNoticias #Multimedios Publicado por Oliva Noticias en Miércoles, 14 de octubre de 2020 La primeara vez que vi una cabeza colosal Olmeca tenia como 18 años.

Había leído de ellas y de los extraordinarios pueblos olmecas en la primaria, en el libro de texto gratuito titulado “Veracruz”. Y aunque me tocó pasar mi infancia en las mismas tierras que los niños olmecas, en el sureste veracruzano no hay museos donde puedas visitarlas. En ese lejano entonces, como cualquier niño o niña, yo sabía muchas cosas, muchas más que ahora.

Mi especialidad eran los bichos, la comida hecha con hiervas del monte en diminutas cazuelas cocidas en un fuego imaginario, el idioma de los perros y hacer esculturas de lodo, entre otros conocimientos indispensables. Pero ¿Qué existe una profesión que permite estudiar a los olmecas, llamada antropología? Eso si no lo sabía.

Lo supe casi al mismo tiempo que conocí una cabeza olmeca en vivo y a todo color, ese día me cerraron el Museo de Antropología de Xalapa en las narices, pero no había problema mi pensión de estudiante quedaba a una cuadra, así que volví al día siguiente. Mucho después entendí que, aunque la arqueología es parte de la antropología, no todos los antropólogos son arqueólogos y también que el estudio del pasado se puede hacer desde diferentes ciencias.

Además, cuando por fin conocí a un arqueólogo, pude constatar no se parecen en nada a Indiana Jones o a Lara Croft. Por el contrario, las selvas en las habitaban los pueblos que los arqueólogos estudian, sí que se parecen a las de las películas de aventuras que estos dos personajes protagonizan.

  • Algunas de estas selvas han sobrevivido hasta el día de hoy, y conforman un archipiélago de fragmentos de los diferentes tipos de selva húmeda originales que se distribuían en la costa del Golfo de México.
  • Esta región del trópico ha sido escenario de origen y desarrollo de la más antigua sociedad mesoamericana: la olmeca.

La palabra “olmeca” se encuentra en lengua náhuatl y significa habitante del país del hule. El hule es un árbol, cuyo nombre científico es Castilla elástica, de la familia de las moráceas, nativo del sur de México y Centroamérica. Era muy valorado por nuestros antepasados por los diversos usos que le daban a su resina.

Y si te estas preguntado ¿Por qué “olmeca” está en náhuatl y no en lengua “olmeca”? Se me ocurren dos razones: mucho de lo que se conoce de estos pueblos se ha obtenido del estudio de otros pueblos más recientes, en este caso eran los mexicas quienes les llamaban así, y al ser la civilización más antigua, se desconoce qué lengua hablaban los olmecas.

Así es, al ser la primera cultura que se asentó en Mesoamérica, es también la más antigua. Pero esta cultura no se extinguió. Al igual que la selva, los olmecas sobreviven en otros pueblos originarios en los que se diversificaron: maya, azteca, inca, entre otros.

  • Entre los aspectos más fascinantes de los olmecas, además de estar conformados por los primeros pobladores de América y su hermoso arte tallado en piedra, está su relación con los animales propios de estas regiones.
  • Para ellos, sus deidades tenían propiedades de jaguares, cocodrilos, tiburones, serpientes, insectos, peces, entre otros más.

En particular, el jaguar, representaba en su imaginario del mundo, la encarnación de los espíritus de la naturaleza, lo veneraban y seguramente, temían. Me gusta imaginar cómo eran la selva y los olmecas hace 5000 años. Me los imagino labrando las piedras de basalto, tan duras, que han llegado hasta nosotros.

Este desarrollo era muy avanzado, denota organización política, conocimiento del territorio, planeación de rutas, tecnología para el transporte y mucha voluntad comunitaria, ya que no existían los animales de tiro ni la rueda. Gracias a los conocimientos que tenían los olmecas, hoy podemos saber de su existencia y disfrutar sus obras.

También me los imagino jugando con sus pelotas de hule y generando toda la herencia cultural, científica y tecnológica que transmitieron a los pueblos que les precedieron. Igual de fascinante es, que entre más avanzamos en los campos científicos y tecnológicos de los antropólogos, y mayor es la colaboración con otras profesiones, se incrementa la posibilidad de saber más de nuestro pasado.

Virginia Arieta Baizabal, nos contó que, en los últimos años las investigaciones arqueológicas, con apoyo de avances tecnológicos, han proporcionado información importante sobre el modo de vida estrechamente vinculado a los ecosistemas de humedal, como el pantano y el popal. Y es qué si has viajado a lugares como Tres Zapotes, Laguna de los Cerros y San Lorenzo en Veracruz y La Venta en Tabasco, donde se han encontrado vestigios majestuosos como las cabezas monumentales, estelas y tronos, entre muchos otros, sabrás que la selva se entremezcla con humedales, pantanos, popales, tulares.

Mientras que el término pantano se les da a diferentes ecosistemas que tienen en común vegetación sumergida parcialmente en agua dulce, normalmente por su cercanía con ríos, lagos o esteros. Los términos tular y popal fueron asignados por Faustino Miranda, un botánico y algologo estudioso de la vegetación mexicana, a diferentes tipos de vegetación que distinguen a estos pantanos.

El popal lo podemos encontrar sobre superficies, permanentemente estancadas, de la planicie costera de Tabasco, sur de Veracruz, Chiapas y Campeche. Y las plantas más características son del género Thalia. Una planta de hojas en forma de corazón o lanza, que pude encontrarse desde individual, hasta formando densas colonias.

A la que muchas personas de estos lugares conocen por el nombre de platanillo, caporuno, pehuajó y huajó. Si va a la región sureste (Minatitlán, Coatzacoalcos o Acayucan) quizás puedas probar tamales o barbacoa cocidos en hoja de platanillo. Virginia Arieta, también nos contó que dichos hallazgos han modificado la perspectiva que hasta hace poco se tenía, en torno a la dificultad de asentamientos prehispánicos en el trópico y sobre la idea de que la domesticación y consumo del maíz, eran el eje rector de las sociedades mesoamericanas desde los periodos más tempranos.

¿Te interesa saber más? Entonces acompáñanos el próximo martes 20 de octubre a la charla “Antiguos habitantes del pantano y el popal” Te esperamos en https://tardesdeciencia.my.webex.com/meet/sabadosenlaciencia o directamente en Facebook Live en @SabadosenlaCienciaXal. En esta charla se compartirá información reciente sobre el asentamiento, población, vivienda y subsistencia de los pueblos olmecas que habitaron en el trópico veracruzano.

Virginia Arieta Baizabal estudió Arqueología en la Universidad Veracruzana (UV), es Doctora en Antropología y Maestra en Estudios Mesoamericanos por la Universidad Nacional Autónoma de México. Es investigadora en el Instituto de Antropología de la UV y sus temas de investigación giran en torno a la cultura olmeca, la arqueología demográfica y el uso de nuevas tecnologías en la arqueología.

Le gusta compartir temas de ciencia y es directora editorial de la revista de divulgación de ciencias sociales y humanidades: Fuimos Peces a la que puedes acceder aquí: https://www.fuimospeces.mx/ La charla abordará tres aspectos principales: El éxito de la sociedad olmeca, que debe ser visto desde el ciclo de abundancia y la escasez, estrechamente vinculada a las fluctuaciones de un ambiente semi acuático.

La importancia de la selva húmeda tropical como escenario de origen, auge y decadencia de la primera civilización en Mesoamérica. Y la necesidad urgente del cuidado que requiere el patrimonio arqueológico (sitios y piezas), ya que es un vínculo entre nuestros pasado y presente, identidad y memoria.

¿Cuál es el origen de las cabezas olmecas?

Cabezas colosales olmecas son de origen mesoamericano y no africano

  • • Arqueólogos universitarios descartan la teoría de que la civilización más antigua de Mesoamérica tiene sus raíces en África • Realizaron estudios de ADN mitocondrial en restos humanos encontrados en sitios arqueológicos de Veracruz
  • • Confirman que los olmecas pertenecen a uno de los grupos más abundantes entre las poblaciones fundadoras e indígenas de América
  1. El origen de las cabezas colosales olmecas no es africano, como se rumora desde hace 150 años, sino mesoamericano, afirmó Ann Cyphers, académica del Instituto de Investigaciones Antropológicas (IIA) de la UNAM, quien junto con sus colaboradores han realizado estudios de ADN mitocondrial que comprueban la identidad de los olmecas, la civilización más antigua de estas tierras.
  2. La experta recordó que las teorías del origen africano y las migraciones transoceánicas están muy enraizadas en el imaginario colectivo, por lo que “ha sido muy difícil sacudirnos de estas ideas”.
  3. Ann Cyphers, descubridora en 1994 de la más reciente de las 17 cabezas olmecas conocidas hasta ahora, hallada en el sitio arqueológico de San Lorenzo Tenochtitlan, en Veracruz, explicó que esta tesis data de 1869 y fue propuesta por José María Melgar y Serrano, quien reportó la primera cabeza colosal (llamada de Hueyapan), en lo que hoy es Tres Zapotes, Veracruz.

“Entonces no se sabía de la existencia de la cultura Olmeca, y Melgar propuso que los rasgos de las esculturas correspondían a personajes de Etiopía, gente de raza negra, más que nada por las facciones del rostro. De ahí nació esa especulación y se formó una polémica que nos persigue en la arqueología olmeca”.

  • Para la investigadora, las facciones anchas y achatadas de los rostros de las cabezas colosales se explican porque los tronos de los gobernantes, que eran grandes prismas, fueron reciclados para hacer las esculturas.
  • Reutilizar los tronos era importante, pues además de ser un símbolo del gobernante, con ello se evitaba traer más rocas de otras poblaciones.

Como querían que la cabeza fuera lo más grande posible, acomodaban la imagen del gobernante en el prisma y el rostro se deformaba. “Eso aclara en gran medida el porqué de las facciones comprimidas. Se entiende, por ejemplo, la nariz y la boca anchas, pues ninguna cabeza tiene elementos salientes, todo está compacto, pegado, es parte del prisma”.

Estudios de ADN En excavaciones realizadas durante años en los sitios olmecas y al estudiar científicamente diversas piezas de esa civilización, los arqueólogos universitarios no han encontrado artefactos africanos; ésta es una primera línea de investigación que descarta el origen en aquel continente.

La segunda línea contempla estudios de ADN, que antes no se podían hacer porque no había entierros olmecas, “los que se habían encontrado estaban hechos polvo. Pero hallamos algunos en San Lorenzo Tenochtitlan, y Enrique Villamar Becerril, colaborador de mi grupo, hizo el estudio de ADN mitocondrial”, detalló.

Al respecto, Villamar indicó que se muestrearon dos entierros: uno en Loma del Zapote (que data de mil 200 antes de Cristo) y otro en San Lorenzo (mil antes de Cristo). “De esos dos individuos se tomó muestra ósea de costilla y se sometió a un procedimiento para obtener su ADN mitocondrial, el linaje que proporciona la madre a un individuo, porque es más factible recuperarlo de restos arqueológicos”.

Así logró la clasificación de esa información genética, denominada haplogrupo. “La diversidad genética del ADN mitocondrial se puede clasificar según las similitudes que hay en varios individuos, y ellos pueden compartir algunas mutaciones que los hacen diferentes a otros individuos en diferentes regiones geográficas del mundo”.

  1. Esas diferencias permiten definir a qué grupo pertenecen, y así el ADN mitocondrial se clasifica en haplogrupos.
  2. Obtuvimos el haplogrupo de estos dos sujetos y supimos que pertenecen al A, uno de los más abundantes entre las poblaciones fundadoras e indígenas de América.
  3. Si hubieran sido africanos, el haplogrupo sería L, que es característico de esas poblaciones”, resaltó.

Además, remarcó Cyphers, si hubiera material genético africano en los olmecas, no sólo se vería en los entierros, sino en las poblaciones posteriores, pues el haplogrupo L (que aquí no se encontró) se hubiera conservado. “En 300 entierros mesoamericanos de distintas épocas no está presente”.

  • Sobre el hallazgo de la cabeza colosal 17, comentó: “buscábamos viviendas y de repente apareció, fue como un sueño.
  • Cada cosa nueva contribuye a cambiar la percepción que se tiene de cómo era esa cultura”.
  • Al describir a los olmecas, Cyphers dijo: fueron “la primera civilización de Mesoamérica, gobernantes poderosos; en una palabra, una civilización”.

—oOo— : Cabezas colosales olmecas son de origen mesoamericano y no africano

¿Qué significa la cabeza colosal?

¿Quienes eran? – Cabeza colosal – Mesoamerican / commons.wikimedia.org La teoría más difundida es que se tallaron con el fin de plasmar la imagen de los distintos gobernantes olmecas con algunas de sus características distintivas, por ejemplo, el primero de la etnia, el que fue más bondadoso o el que aterró a los enemigos.

  • Todos son significativos y marcaron un antes y un después en este pueblo.
  • Sin embargo, hay otra teoría que señala que se trata de adolescentes y adultos con una malformación congénita.
  • Al parecer, los olmecas podrían haber pensado que eran unos elegidos de los dioses para ser diferentes y eran venerados por ello, considerándolos sagrados.

En cualquier caso, lo que sí se puede destacar es que los rasgos característicos de las cabezas colosales de México son muy similares, Son cabezas grandes y redondas, con narices chatas, ojos entrecerrados, mejillas carnosas y partes traseras planas.

¿Qué características tuvo la cabeza olmeca?

Ann Cyphers, máxima experta en cultura olmeca, expuso el significado de las cabezas colosales en El Colegio Nacional La conferencia Las cabezas colosales olmecas, primera del ciclo La arqueología hoy, coordinado por Leonardo López Luján Los tronos de esa civilización eran reciclados para elaborar retratos de los gobernantes olmecas: Ann Cyphers La conferencia Ceremonias de sangre y sacrificios humanos en la Costa Norte del Perú: el caso de los chimúes será impartida el próximo 27 de febrero

El hallazgo colosal o ¿Quién es Tiburcio Santos? En 1990 Ann Cyphers llegó a dirigir el proyecto de investigación en la capital olmeca de San Lorenzo Tenochtitlan. La primera mujer en conducir un proyecto en ese sitio arqueológico y, hasta hoy, la última arqueóloga que encontró una cabeza colosal olmeca, impartió la conferencia Las cabezas colosales olmecas en el aula magna de El Colegio Nacional, dentro del ciclo La arqueología hoy, coordinado por el colegiado Leonardo López Luján.

Cuando un poblador de San Lorenzo le contó que mientras buscaba achiote en la barranca del Ojochi encontró una piedra, Ann Cyphers llevó a su equipo a inspeccionar la zona. San Lorenzo es un terreno donde las piedras son escasas, a diferencia de Teotihuacan, o Chichén Itzá, ricos en yacimientos. Entonces cuando los habitantes dicen “hay una piedra”, es probable que se refieran a una escultura, a una roca dura que no se ve normalmente.

No era la primera vez que la arqueóloga iba a explorara a partir de la información de un lugareño. Había muchas historias de abuelos que encontraron cosas y Ann las atendía por su interés genuino en la cooperación de los habitantes. Sin embargo, al ir a la barranca del Ojochi, no encontró la piedra que su informante les había dicho.

  1. Halló, en cambio, la cabeza colosal número 10 de San Lorenzo Tenochtitlan.
  2. Cuando íbamos excavando los muchachos del lugar empezaban a ver la cabeza y se ponían en gran conferencia” narra la más grande experta en cultura olmeca.
  3. Qué le ven”, preguntó Cyphers.
  4. Es que se parece a un señor que conocemos.
You might be interested:  Que Significa Liquidado En Banxico?

Se llama Tiburcio Santos, es idéntico”. Desde entonces la cabeza encontrada fue bautizada con ese nombre. El supuesto origen africano de los olmecas “Con sólo mencionar «cabeza colosal» surge el tema de los orígenes africanos de la civilización olmeca”, explica Cyphers.

  1. Esta relación entre África y Mesoamérica todavía popular, tiene su origen en la primera cabeza colosal descubierta en Hueyapan, Veracruz, en 1850.
  2. José María Melgar y Serrano —de quien se sabe que era un ingeniero veracruzano dedicado a la búsqueda sistemática de antigüedades prehispánicas— publicó, después de ver la monumental cabeza, lo siguiente: “quedé sorprendido: como obra de arte, es sin exageración una magnífica escultura lo que más me impresionó fue el tipo etiópico que representa; reflexioné que indudablemente había habido negros en este país, y esto había sido en los primeros tiempos del mundo” “Con estas palabras desató la polémica que sigue hasta hoy”, explicó Cyphers.

Hay dos formas de comprobar la hipótesis de Melgar y Serrano: con objetos importados de África y con estudios de ADN. Las dos líneas de investigación se han desarrollado: no se han encontrado importaciones, ni los exámenes de ADN sobre fósiles olmecas muestran relación alguna con los pobladores de África.

  • Se está juntando evidencia de que la idea de Melgar y Serrano quizá no es correcta.
  • Estos estudios van a continuar, pero con base en lo que tenemos ahorita, tenemos que rechazar la hipótesis.
  • Eso no quiere decir que más adelante no pueda haber otro tipo de evidencia, pero ahorita los olmecas no parecen ser africanos, parecen ser nuestros”.

El look olmeca “Los rostros olmecas son muy distintivos y bastante fáciles de identificar”. Gracias a los vestigios de la civilización olmeca, sus figurillas de terracota o piedra verde y los bajorrelieves de sus altares, expertos como Cyphers dedujeron la fisionomía del antiguo pueblo.

La cabeza alargada con el dorso plano, los ojos rasgados, la nariz ancha, mofletes abultados y la boca con comisuras hacia abajo, conforman los rasgos olmecas. Sin embargo, estas características no son de nacimiento, sino resultado de una modificación deliberada. La modificación craneofacial que practicaban los olmecas tenía que llevarse a cabo en el primer año y medio de los recién nacidos, cuando el cráneo aún es moldeable.

En ese periodo, se ataban tablas en la parte posterior de la cabeza y en otros casos, también en la frente. Con esto las cabezas de los pequeños olmecas obtenían esa forma alargada que se puede constatar en los vestigios. “Se hace este tipo de modificación del aspecto para crear una identidad, que tiene que ver con el ciclo de la vida.

  • Era necesario tener esa modificación del cráneo para poder participar en ritos del ciclo de la vida.
  • Podemos imaginar que si el individuo no lo tiene, a lo mejor no se puede casar con su amor porque no tiene las características de un olmeca legítimo.
  • Cuando una sociedad tiene a más del 90 % de sus individuos con el cráneo modificado, indica que la decisión va más allá de su familia, es una cuestión impuesta por los altos niveles de esa sociedad”, explicó la investigadora galardonada por el Foro Arqueológico de Shanghai en 2019.

La transformación de altares a retratos, el reciclaje Desde su descubrimiento en el siglo XIX, las cabezas colosales olmecas han sido objeto de todo tipo de interpretaciones. Numerosos aficionados y arqueólogos profesionales las estudiaron a lo largo del siglo XX, conforme aparecían más de estos monumentos.

Todo el mundo las vio, pero no vieron todo”, sostuvo. A finales de los años 80, James B. Porter estudiaba dos cabezas encontradas en San Lorenzo y reparó en un detalle: las cabezas tenían arcos hundidos laterales que él relacionó con los nichos de los altares olmecas. “Después de que miles de personas vieron estas cabezas él observó algo diferente.

Eso quiere decir que siempre hay que ver las cosas bien y con nuevos ojos”, comentó la discípula de Beatriz de la Fuente, otrora integrante de El Colegio Nacional. Porter propuso que los grandes tronos fueron transformados en cabezas colosales, una explicación con la que Cyphers está de acuerdo.

Este proceso de reciclaje, de trono a cabeza, podría haberse hecho a la muerte de un gobernante. La otra posibilidad es que fueron dejando los tronos y en algún momento empezaron a a hacer los retratos de los gobernantes ancestrales”. El dorso plano de las cabezas se debe, según esta explicación, a la base del trono que es plana y pulida.

“A la vez, tiene que ver con una referencia a la modificación craneofacial, porque hemos visto que les gustaba el look con la cabeza plana atrás”. Tiburcio, el hombre Un dia Cyphers y una amiga de la comunidad pasaron en coche por el Museo de sitio de la Zona Arqueológica de San Lorenzo Tenochtitlan.

  1. Su amiga le indicó que ahí está Tiburcio y la arqueóloga, pensando en la cabeza que había descubierto en 1994, le contestó: “sí, dónde más va a estar, de ahí no se mueve”.
  2. No estoy hablando de la piedra ahí está Tiburcio Santos, dentro del museo”.
  3. Frenó y levantó una polvareda, al manejar en reversa.

“Todo un desastre de manejo”, recuerda Cyphers. “Don Tiburcio siempre había querido conocerlo —se veía igual que la cabeza—, ¿por qué no había venido?”. “Bueno es que no me gustó que le hayan puesto mi nombre a esa cosa indígena porque yo no soy indígena”.

Cyphers le comenzó a explicar: “¿Usted sabe qué es esta piedra? Es el retrato de un rey olmeca, un gran personaje. Tan importante y poderoso que dirigía esta sociedad de San Lorenzo. Es su imagen y usted se parece a él. Debe estar orgulloso” ¿Entonces debo estar orgulloso de que me parezco a ese gran rey?”, preguntó Tiburcio, el hombre.

“Definitivamente, es un honor que tú le des tu nombre a él y que él porte tu nombre porque es uno de los gobernantes que forjaron esta civilización olmeca”. Cyphers cuenta que conforme le explicaba, la actitud corporal de Tiburcio, el hombre, cambiaba: de estar sentado tímidamente, pasó a erguirse, un tanto orondo.

Entonces Cyphers le pidió que se sentara junto a la cabeza y retrató a los dos Tiburcios. Cuando la arqueóloga exhibió la fotografía, el público rió al tiempo que asentía. Lo último que supo Cyphers fue que don Tiburcio recibía dinero de los visitantes por tomarse fotografías posando junto la escultura.

Ciclo de conferencias La arqueología hoy La próxima conferencia del ciclo La arqueología hoy, coordinado por el colegiado Leonardo López Austin, será impartida por el peruano Gabriel Prieto, quien expondrá sus recientes descubrimientos sobre el sacrificio de niños y camélidos más grande del mundo antiguo, hallazgo que arribó a la portada de la revista National Geographic, edición Latinoamérica.

¿Cuántas cabezas olmecas se han encontrado?

El sello de la primera civilización de Mesoamérica es la cabeza colosal, reconocida en todo el mundo. En total se conocen 17 ejemplares : diez de San Lorenzo, cuatro de La Venta, y los restantes de Tres Zapotes y alrededores.

¿Qué quisieron representar los olmecas con sus cabezas?

De Wikipedia, la enciclopedia libre

Cabeza Olmeca
Cabeza colosal n.º 1 de La Venta, en Villahermosa, Tabasco,
Material Basalto
Altura 2.7 m
Peso 25 – 50 toneladas.
Civilización Olmeca
Descubrimiento 1862
Descubridor José Melgar y Serrano ​

Las cabezas gigantes son rasgos distintivos de la civilización olmeca, ​ Las primeras investigaciones arqueológicas de la cultura olmeca fueron llevadas a cabo por Matthew Stirlingen 1938, estimuladas por el hallazgo de una cabeza colosal en el siglo XIX,

​ Hasta la actualidad, se ha confirmado la existencia de diecisiete cabezas de piedra, en Guatemala, es un trono que pudo haber sido esculpido a partir de una cabeza colosal. ​ Este es el único ejemplar fuera del corazón olmeca. ​ La datación de los monumentos ha sido difícil debido a los cambios que muchos han presentado respecto a su contexto original.

La mayoría de las cabezas datan de principios del Periodo Preclásico (1500–1000 a.C.) y algunas del Periodo Preclásico Medio ( 1000 – 400 a.C.). Los ejemplares más pequeños pesan alrededor de 6 toneladas, mientras que el mayor se estima posee un peso de 40 a 50 toneladas, aunque este fue abandonado sin terminar cerca de la fuente de su piedra.

  • Estas cabezas masculinas eran hechas en basalto, medían de 2.7 metros de altura y tenían un peso promedio de 25 toneladas.
  • Las colosales cabezas olmecas fueron esculpidas de grandes piedras de basalto extraídas de la Sierra de los Tuxtlas de Veracruz.
  • Estas fueron transportadas a grandes distancias, aunque el método utilizado para el transporte no es claro.

Los monumentos terminados representaban realísticamente los retratos de los diferentes gobernantes olmecas, como por ejemplo el primer gobernante de la cultura, cada uno con un tocado distintivo, y las cabezas se organizaron de diversas formas en línea o grupos en los principales centros olmecas.

  1. Asimismo, todas las cabezas colosales muestran a hombres maduros con mejillas carnosas, narices chatas, parte traseras planas y ojos que tienden a ser ligeramente entrecerrados.
  2. Las características físicas generales de las cabezas son de una raza o población que sigue siendo común en los estados de Tabasco y Veracruz en la actualidad.

Se cree que por los cascos que llevan, las cabezas representan a guerreros, y no dioses.

¿Cuál era la religión de la cultura olmeca?

Tenían una religión politeísta, gran número de sus dioses eran relacionados con la agricultura y otros elementos como el sol, el agua, los volcanes, animales, etc. El centro de su religión y culto es el jaguar, y aparece representado en la iconografía olmeca.

¿Cuál es el significado del jaguar para los olmecas?

Animales sagrados I: El jaguar Uno de los animales más importantes dentro de la cosmovisión prehispánica fue el jaguar. Ya los olmecas representaban hombres con rasgos de felino. En Teotihuacán se representaba con atributos de otros animales, como aves y serpientes.

  • El jaguar simbolizaba la noche y era el nahual por excelencia de los hombres más importantes, como el gobernante o los sacerdotes, de los hombres vinculados a lo sobrenatural, como los hechiceros, e incluso de los propios dioses, como Tezcatlipoca.
  • La relación con este dios fue muy estrecha, en los mitos de creación fue el primer Sol, que al ser desplazado por Quetzalcóatl, se convirtió en jaguar.

La pieza que presentamos es la tapa de una urna con forma de jaguar y vainas de cacao, está en el Museo de Sitio de Toniná Chiapas, Mediateca INAH es el repositorio digital de acceso abierto del Instituto Nacional de Antropología e Historia de México a través del cual pone a disposición del público el patrimonio cultural e histórico a su cargo.

Todos los contenidos de este portal pertenecen al Instituto Nacional de Antropología e Historia de México. La información y los archivos aquí disponibles pueden ser utilizados de manera personal y sin fines de lucro, siempre que no sean alterados, se reconozcan todos los créditos correspondientes y se indique la referencia a este repositorio.

Para cualquier otro uso se deben seguir las instrucciones de la sección, La integración, estandarización y revisión de los contenidos de este repositorio digital son actividades continuas por lo que los datos pueden cambiar parcial o totalmente en cualquier momento.

¿Quién era el que mandaba a los olmecas?

Los Olmecasf Fecha transmisión: 26 de Octubre de 2021 Valoración de la comunidad: Última Actualización: 2 de Agosto de 2022 a las 14:59 Aprendizaje esperado: Distingue las características y reconoce los aportes de las culturas mesoamericanas y su relación con la naturaleza.

  1. Énfasis: Analiza la ubicación geográfica y la organización político-social de las civilizaciones que se desarrollaron en Mesoamérica desde el 2500 a.C.
  2. Hasta 1521: Olmeca, maya, teotihuacana, zapoteca, mixteca, tolteca, mexica.
  3. ¿Qué vamos a aprender? Aprenderás acerca de la Civilización Olmeca.
  4. En sesiones anteriores conociste las características de Mesoamérica y los tres periodos en que se dividió su estudio: Preclásico, Clásico y Posclásico, también estudiaste las condiciones para que se asentaran agrupaciones humanas en diferentes puntos en lo que hoy es México, por ello vas a conocer algo de la historia en la formación y asentamiento de las civilizaciones mesoamericanas.

Conocerás la ubicación geográfica y la organización político-social de diferentes civilizaciones; hoy en particular, vas a conocer la Civilización Olmeca, la que consideran muchos especialistas como “la madre de todas las culturas mesoamericanas”. En el libro de Historia podrás estudiar este tema en las páginas 44 y 45.

El preclásico.

https://aprende.org/comparte/3ikkc8 Las primeras civilizaciones que surgieron en el periodo preclásico ya tienen perfeccionada la agricultura, comienzan a construir sus hogares con diferentes materiales de su entorno, mismos que pueden ser de diferente resistencia y variedad. Puedes ver en el mapa que al occidente se establecieron culturas como los tarascos en lo que actualmente es Michoacán; en el sur los mixtecos y zapotecos en las entidades que actualmente son Guerrero, Oaxaca y Chiapas; en el centro se desarrollaron las civilizaciones Mexica, Teotihuacana y Tolteca; en la península lo que actualmente es Yucatán y Quintana Roo se localiza la civilización Maya, mientras que en el territorio que llamamos Golfo de México se encontraban los totonacos, huastecos y olmecas en las entidades que actualmente son Tamaulipas, Veracruz y Tabasco.

  1. Estos grupos humanos se establecieron en zonas apropiadas para cultivar, a medida que fueron creciendo, idearon nuevas formas de subsistir y construir cosas; así como para protegerse de otros grupos humanos que quisieran aprovecharse de ellos.
  2. La sociedad se organizó en varios grupos: Los gobernantes, que a la vez eran sacerdotes, y jefes guerreros; los artesanos y campesinos, que eran la mayoría de la población y que trabajaban la tierra, además de participar en la construcción de las ciudades y en las guerras como soldados.
You might be interested:  Que Significa 1Tb De Disco Duro?

Observa el siguiente mapa donde podrás ver dónde se desarrolló la civilización Olmeca. La Civilización Olmeca se desarrolló durante el periodo Preclásico y alcanzó su máximo esplendor entre los años 1200 a.C. y 400 a.C. aproximadamente. Habitaron en las costas del Golfo de México, al sureste de lo que actualmente es Veracruz y al occidente de lo que hoy es Tabasco, se puede suponer que se posicionaron en esta área pues la densa selva y los muchos lugares en donde fluía el agua les permitieron sobrevivir, gracias al estudio de las zonas arqueológicas, se sabe que contaron con 3 centros ceremoniales principales que hoy se pueden visitar: San Lorenzo, La Venta y Tres Zapotes, tal y como lo puede observar en el mapa. Esta imagen muestra la pirámide de La Venta, en Tabasco; la cual es considerada la pirámide más antigua de Mesoamérica y cuenta con 31 metros de altura. Ahora que conoces la ubicación geográfica, el periodo de desarrollo, y las ciudades más representativas es momento de conocer sobre la organización político-social de esta civilización.

  1. Los olmecas se regían bajo un sistema de gobierno teocrático, esto quiere decir que tenían como líder a una persona que creían era puesta por los dioses a los que rendían culto.
  2. Su religión tenía a varios dioses a los cuales adoraban, a esto se le llama religión politeísta, donde varias deidades son responsables de la creación de todo lo que se puede percibir, actualmente siguen existiendo religiones politeístas, la hindú, por ejemplo.

Los olmecas, en un primer momento se organizaron en tribus, después fueron diversificando sus roles sociales conforme lo dictado por la religión y los sacerdotes, se cree que los olmecas tenían funciones conforme su posición social, entre los diferentes estratos sociales estaban:

  • Una clase dominante que la conformaban los gobernantes-sacerdotes (con las características que antes se enunciaron).
  • Los guerreros, personajes dedicados a la protección de los poblados.
  • Los demás sacerdotes, dedicados a ofrecer sacrificios y tener contacto con los dioses para seguir teniendo dirección de ellos.
  • Jugadores de pelota, deporte que consistía en meter una pelota por unos aros de piedra y que se cree que no sólo se practicaba por diversión, sino para resolver problemas incluso políticos y de repartición de tierras.
  • Alfareros, escultores, y pintores: Encargados de hacer obras de gran magnitud como las cabezas colosales o figurillas que representaban al dios jaguar, el cual se cree que era su principal dios; e incluso personas con deformaciones que se les hacían intencionalmente porque eran símbolo de belleza; o bebés relacionados con los gobernantes-sacerdotes; o pinturas que representaban situaciones que tenían que ver con la clase gobernante.
  • Agricultores: Encargados de sembrar y cosechar frutos y semillas para poder alimentar a la población.

Como puedes ver, estaban organizados conforme obligaciones y labores en específico, esto hacía que todos tuvieran diferentes responsabilidades y que pudieran obtener alimento, o bien seguir un orden para que todos convivieran y se protegieran en caso de ser necesario. ¿Qué viste? ¿Te gustó? Lee con atención la siguiente información sobre cómo se organizaban los olmecas. Los especialistas pueden teorizar sobre la civilización olmeca, a través de los restos arqueológicos que se han encontrado, ahora se sabe cómo se organizaban y lograron ser la primera civilización del México antiguo. Esta civilización se caracterizó por trabajar la madera y el barro para fabricar vasijas y figurillas, fueron excelentes escultores, prueba de ello son las cabezas colosales de piedra que hoy pueden apreciarse en Tabasco, tal como lo ves en la imagen, todas las cabezas olmecas representan a personajes masculinos con mejillas carnosas, labios prominentes y nariz chata; sus tocados personalizados, a modo de cascos, hacen pensar a los especialistas que las personas representadas en estas majestuosas obras se trataban de guerreros o gobernantes; incluso se les ha relacionado con el juego de pelota. Esta imagen muestra una figura humana sentada o saliendo de una especie de cueva, la figura está mirando de frente al espectador y corresponde a un altar, encontrado en la cueva 4 de la ciudad de La Venta, una de las principales ciudades de la civilización Olmeca. En esta imagen se observa una estela con la representación de una deidad-serpiente y un sacerdote. Una estela es un monumento de piedra que se levanta sobre el suelo en forma de una gran lápida o pedestal, en la superficie, estas estelas suelen tener inscripciones que son conocidas como petroglifos, los cuales representan la primera escritura mesoamericana.

Los artesanos también esculpieron hachas de jade para uso ritual, representaban al dios del maíz con colmillos, crearon esculturas de menor tamaño que representan al jaguar, animal que consideraban sagrado, también crearon patos, águilas y figurillas con forma humana, es probable que algunas de estas piezas representaran aspectos religiosos de la cultura, lo que indica que eran politeístas, tal como aprendiste en la sesión anterior, el término politeísta, hace referencia a la adoración de varios dioses.

La siguiente imagen es una evidencia de que las comunidades de la época intercambian vasijas, esculturas y máscaras. Es preciso mencionar que algunos de estos objetos tenían un uso funerario, pues se utilizaban para acompañar a los difuntos en su entierro. Se piensa que los alcances de la civilización olmeca se extendieron al territorio de lo que actualmente es el Estado de México, Morelos y Guerrero.

Los pueblos que habitaban en estas zonas también desarrollaron elementos urbanos, arquitectónicos y simbólicos asociados con los olmecas, se cree que esta expansión se dio gracias a las redes comerciales entre los centros del Preclásico, intercambiando objetos, materiales, ideas y técnicas. Conocer las características de la civilización Olmeca te ayuda a comprender cómo fueron surgiendo las primeras ciudades y con ello nuevos estilos de vida.

Nota que este tipo de restos arquitectónicos, escultóricos, etc., permiten a los investigadores hoy en día realizar estudios y proponer teorías sobre cómo vivían en esos tiempos, cuáles eran sus necesidades e inquietudes, etc. Observa el siguiente video sobre los olmecas, desde el comienzo hasta el minuto 3´40″

Primeros centros urbanos mesoamericanos.

https://www.youtube.com/watch?v=LsvSYLc3hUc&t=180s Después de observar el video anterior, puedes rescatar información relevante como la siguiente:

  • La cultura olmeca es considerada el primer pueblo de Mesoamérica que alcanza el grado de civilización, dejando así un legado artístico, político, social, religioso y de comercio para las civilizaciones que les sucedieron.
  • Tenían una cosmovisión extensa. Cosmovisión es un sistema de creencias que tiene cada persona o población sobre la manera en la cual conciben al mundo, la forma en la cual los humanos deben regir su vida y tener relación con las demás personas y con todo lo que les rodea. En este caso, se cree que adoraban deidades sobrenaturales que tenían relación con los fenómenos naturales.
  • La civilización olmeca no se extinguió por completo y de la nada, se cree que se dividió en varios grupos que influyeron en otras civilizaciones como la maya.
  • Su influencia tanto de pensamiento como de alcance técnico, perduró y fue transformándose con el tiempo; es por ello que hoy sus impresionantes vestigios son testigos de nuestros orígenes culturales, por lo tanto, la civilización Olmeca es conocida como “la cultura madre”.

Se piensa que la civilización Olmeca desapareció debido a rivalidades y enfrentamientos violentos con otros pueblos, estos hechos llevaron a la destrucción de las ciudades; así, poco a poco los olmecas vivieron un proceso de migración hacia diferentes lugares que culminaría con el abandono total de sus ciudades.

¿Que uso tenía la cabeza olmeca?

Etiopía – Cyphers expuso que la tesis del origen africano data de 1869 y fue propuesta por José María Melgar y Serrano, quien reportó la primera cabeza colosal (llamada de Hueyapan) en lo que hoy es Tres Zapotes, en Veracruz. “En aquel momento no se sabía de la existencia de la cultura olmeca y Melgar propuso que los rasgos de las esculturas correspondían a personajes de Etiopía, gente de raza negra, más que nada por las facciones del rostro.

  • De ahí nació esa especulación y se formó una polémica que nos persigue en la arqueología olmeca”, dijo Cyphers.
  • Para la investigadora, las facciones anchas y achatadas de los rostros de las cabezas colosales se explican porque los grandes tronos de los gobernantes olmecas, que eran grandes prismas, fueron reciclados para hacer las esculturas.

“Para los olmecas reusar los tronos era importante porque era un símbolo del gobernante y porque se evitaban traer más roca de otras poblaciones, pero querían que la cabeza fuera lo más grande posible dentro de lo que era el trono. Entonces acomodaron el retrato del gobernante dentro de ese prisma (que era el trono) y el rostro se deformó un poco, para que quedara dentro del material que ya tenían, pues era simbólica la transformación del trono a dicho retrato, que era esta gran escultura de la cabeza. Que Significa La Cabeza Olmeca Enrique Villamar y Ann Cyphers. Fotos: Juan Antonio López. La experta apuntó que lo del origen africano y las migraciones transoceánicas está muy enraizado en el imaginario colectivo. “Ha sido muy difícil sacudirnos estas ideas”. En excavaciones hechas durante años en los sitios olmecas y al estudiar científicamente diversas piezas de esa civilización, los arqueólogos universitarios no han encontrado artefactos africanos, lo que es una primera línea de investigación que descarta el origen en aquel continente.

La segunda línea viene de exámenes de ADN, que antes no se podían hacer porque no había entierros olmecas, pues los que hallaron se hicieron polvo. “Encontramos entierros olmecas en nuestros trabajos en San Lorenzo Tenochtitlan, y Enrique Villamar Becerril, colaborador de mi grupo, hizo el estudio del ADN mitocondrial”, abundó la universitaria.

El antropólogo físico Villamar precisó que se muestrearon dos entierros: uno en Loma del Zapote (de mil 200 antes de Cristo) y otro en San Lorenzo (de mil antes de Cristo). “De esos dos individuos se tomó muestra ósea de costilla y se sometió a un procedimiento para obtener su ADN mitocondrial, el linaje que da la madre a un individuo, porque es más factible recuperarlo de restos arqueológicos”.

Villamar obtuvo la clasificación de esa información genética, lo que se denomina el haplogrupo. “La diversidad genética del ADN mitocondrial se puede clasificar según las similitudes que hay en el ADN de varios individuos y ellos pueden compartir algunas mutaciones que los hacen diferentes a individuos de otras regiones del mundo”.

Esas distinciones permiten definir que un individuo pertenece a un grupo o a otro, y así el ADN mitocondrial se clasifica en haplogrupos. “Obtuvimos el haplogrupo de estos dos sujetos y supimos que pertenecen al haplogrupo A, uno de los más abundantes entre las poblaciones fundadoras e indígenas de América.

  • Si hubieran sido africanos, el haplogrupo sería el L, que es característico de las poblaciones de aquel continente”, mencionó.
  • Si hubiera material genético africano en los olmecas, no solamente se vería en los entierros, sino también en poblaciones que impactarían genéticamente a las poblaciones posteriores, y el haplogrupo L (que aquí no se encontró) se hubiera conservado.

“En 300 entierros mesoamericanos de distintas épocas no está el haplogrupo L”, señaló Cyphers. Que Significa La Cabeza Olmeca 1. Las facciones anchas y achatadas de los rostros se explican porque los grandes tronos de los gobernantes olmecas, que eran grandes prismas, fueron reciclados para hacer las esculturas.2. San Lorenzo tenochtitlan, Veracruz.

¿Cuánto vale una cabeza olmeca?

Cabeza Olmeca Valor facial: 10 Pesos.

¿Cuántas cabezas olmecas hay y dónde se encuentran?

Las cabezas colosales olmecas, su entorno y relación simbólica serán examinadas en El Colegio Nacional – El Colegio Nacional

      • Ann Cyphers, galardonada en 2019 con el Premio que otorga el Foro Arqueológico de Shanghai, inaugurará el ciclo de conferencias La arqueología hoy el jueves 23 de enero con el tema Las cabezas colosales olmecas
      • La experta en cultura olmeca, a quien se debe el descubrimiento de la última cabeza monumental que conocemos, es la primera mujer en encabezar una investigación sobre la capital Olmeca de San Lorenzo Tenochtitlan, Veracruz
  • La temporalidad, el entorno arqueológico, el control estratigráfico y la relación simbólica de los monumentos emblemáticos de Mesoamérica serán los temas que la Doctora Ann Cyphers, examinará en la primera conferencia del, titulada el próximo jueves 23 de enero, a las 18:00 horas en el Aula Magna de El Colegio Nacional.
  • “Uno de los elementos emblemáticos de la cultura material de los olmecas son estas grandes efigies, representaciones en piedra de sus gobernantes”, afirma el Doctor, coordinador del ciclo La arqueología hoy.
  • “Desde el siglo XIX varios viajeros e investigadores hicieron reportes e interpretaciones de estas esculturas con hipótesis muy diversas, lo cual ha evolucionado con el paso de las décadas —agrega el integrante de El Colegio Nacional— y hoy tenemos un corpus muy grande de cabezas olmecas que se exhiben en el Museo de Antropología de Xalapa y en el Parque Museo La Venta en Villahermosa”.
  • Cyphers, descrita por López Luján como la máxima autoridad en el tema, es la primera mujer en dirigir una investigación en el importante sitio arqueológico de San Lorenzo Tenochtitlan, la capital más antigua de la civilización olmeca.
  • “A ella se debe el descubrimiento de la última cabeza monumental que conocemos, llamada Tiburcio”, comenta el arqueólogo y director del Proyecto Templo Mayor.
  • Cyphers, quien ha trabajado más de 30 años en San Lorenzo, descubrió en 1994 la última cabeza monumental que se conoce hasta ahora: Tiburcio, como dieron en llamar a la cabeza número 10 de San Lorenzo.
  • En su conferencia, la integrante de la Academia Mexicana de Ciencias presentará el estado de del arte, cuál ha sido la historia de estas investigaciones sobre las cabezas colosales y explicará qué representan, su significado y función.
  • Monumentos emblemáticos de poder político
  • Incluidas las connotaciones políticas, históricas y míticas de las cabezas colosales, su distribución espacial en las distintas capitales olmecas apunta a que eran representaciones pictóricas de gobernantes ancestrales talladas en roca sagrada como testimonio genealógico de los linajes reales para validar así la sucesión del cargo.

El culto a los ancestros de la realeza proporcionó continuidad al ejercicio político del poder. El parentesco divino definía la identidad incluyente y excluyente del grupo social del jerarca.

  1. Las cabezas colosales y los tronos eran la prueba de la consolidación del poder regional, proceso en el que sobresale la manipulación de la ideología y el parentesco.
  2. Constituidas en el sello de la primera civilización Mesoamericana, se conocen en total 17 cabezas colosales, de las cuales, 10 se hallaron en San Lorenzo Teotihuacan, Veracruz, lo que muestra la primacía temporal de esta capital olmeca en el desarrollo de complejos sistemas políticos encabezados por gobernantes hereditarios.
  3. En La Venta, Tabasco, se encuentran cuatro cabezas colosales, mientras que en Tres Zapotes y alrededores hay tres más.
  4. Similitudes y diferencias
  5. Si bien las cabezas colosales comparten características como el seño fruncido, la nariz chata y ancha y el mentón abultado, su semblante cambia según la diferencia en ojos, boca y orejas.
You might be interested:  Qué Significa Dispersión De Semillas?

Cada cabeza, que en su parte posterior es plana y pulida, porta un tocado en forma de casco con un símbolo e insignias zoomorfas o de cuerdas, referencia de su nombre y linaje. Las orejeras muestran formas redondas, rectangulares, de garra o de concha.

Ann Cyphers, máxima autoridad en el tema Ann Cyphers, doctora en Historia por la UNAM donde fue discípula de Beatriz de la Fuente, es investigadora de tiempo completo en el Instituto de Investigaciones Antropológicas de la UNAM y pertenece al Sistema Nacional de Investigadores (nivel III), así como a la Academia Mexicana de Ciencias.

Su principal línea de investigación es el desarrollo de las más antiguas civilizaciones de Mesoamérica, en particular la olmeca. Además de haber sido galardonada en dos ocasiones por la National Geographic Society, en 2019 con el Premio que otorga el Foro Arqueológico de Shanghai, y de haber recibido la medalla que otorga el Museo de Antropología de Xalapa, ha ganado en dos ocasiones el Premio Alfonso Caso del INAH, por los libros Asentamiento prehispánico en San Lorenzo Tenochtitlán (2002) y Retos y riesgos en la vida olmeca (2013).

¿Que pensaban los olmecas de la vida?

CIUDAD DE MÉXICO, 8 Jul. (Notimérica) – La cultura Olmeca es conocida como la madre de las culturas de Mesoamérica y representa a una de las tribus más antiguas que crecieron y habitaron en América. Los Olmecas existen desde hace más de 3.000 años. Entre sus obras más características se encuentran las cabezas colosales que representaban a sus gobernantes de los trópicos (ahora conocidos como los estados de Veracruz y Tabasco ).

Algunas de las cabezas pesaban 40 toneladas y en ocasiones incluso tuvieron que movilizarlas cuesta arriba a distancias de hasta 60 kilómetros, Es por esto que se cree que esta comunidad tenía una buena organización, estaba bien alimentada y además logró adaptarse para sobrevivir en los trópicos. Las principales obras artísticas que sobrevivieron al paso de los siglos son las monumentales creaciones líticas y las pequeñas obras realizadas a base de piedras preciosas.

Su trabajo es altamente estilizado y su iconografía posee un total significado religioso, A pesar de que se desconocen las formas de subsistencia que tenían, se sabe que en los años 1400 A.C. los Olmecas ya utilizaban el maíz, aunque no representaba un alimento significativo para su dieta.

Entre sus costumbres y tradiciones se establecieron grupos dentro del territorio de Mesoamérica para intercambiar productos, ideas, costumbres acerca de la religión, política y cultura, Durante un período de tiempo su alimentación se basó principalmente en frutos, hierbas y semillas y para su subsistencia construyeron casas junto a plantíos.

De esta manera nacieron las primeras aldeas en las que se desarrolló la alfarería, el comercio, la vida en comunidad y la política, La religión mitológica del pueblo Olmeca influyó en el desarrollo social y la división del mundo. Ellos consideraban a todo lo que les rodeaba como seres vivos desde cuevas, manantiales, árboles y montañas, ya que estas estaban llenas de espíritus.

Sin embargo, su dios principal es el jaguar. Al ser la primera de las civilizaciones de Mesoamérica, se presume que los Olmecas inventaron varias creaciones y tradiciones incluyendo el juego de pelota mesoamericana, sacrificios humanos, escritura, la invención del número cero y el calendario, Los Olmecas probablemente fueron la primera civilización que desarrolló un sistema de escritura.

Varios símbolos que se descubrieron en 2002 y 2006 han sido datados entre el 650 A.C. y el 900 A.C. A continuación te presentamos 10 características fundamentales de la cultura Olmeca.

¿Por qué es importante la cultura olmeca?

La cultura olmeca es una de las más importantes de Mesoamérica, al considerarse como la ‘Cultura Madre’, que fundó las sociedades y centros urbanos, sentó las bases de las primeras prácticas religiosas y culturales, así como los patrones urbanos de asentamiento y del comercio e intercambio de materias primas.

¿Cómo fue el fin de la cultura olmeca?

Cronología de la cultura olmeca – 1500-1200 a.C, Primeras fases de San Lorenzo. Se establece una aldea que cuenta con una población de entre 100 y 200 habitantes.1200-900 a.C, Crecimiento poblacional en San Lorenzo, que llega a miles de habitantes. Se lleva a cabo una magna obra de remodelación de la loma en la que se encuentra el sitio, el cual se convierte en el más importante de la región.

  • En San Lorenzo se encuentran ya la mayoría de los elementos característicos de la cultura olmeca, como el establecimiento de un centro ceremonial, rituales complejos, cabezas colosales y altares.
  • El estilo olmeca se difunde por varias regiones mesoamericanas.
  • Esta amplia difusión puede verse como consecuencia de alianzas entre la elite olmeca y las de esas regiones, o debido al establecimiento de un sistema comercial interregional.900-850 a.C.

Tal vez a consecuencia de conflictos sociales o de cambios ambientales, comienza el abandono de San Lorenzo y su entorno. Al final de este periodo se destruyen y entierran la mayoría de los monumentos de piedra.900-500 a.C. El lugar de San Lorenzo como el principal centro de la región es ocupado por La Venta, cuyo apogeo es en muchos sentidos el de la cultura olmeca.

En esta ciudad, además de cabezas colosales y altares, se levanta la estructura ceremonial más importante de su época y se realizan grandes ofrendas. ca,400 a.C. Decadencia de La Venta; varios de sus monumentos son destruidos. El centro de la cultura olmeca se traslada a Tres Zapotes. Aunque en este sitio se siguen fabricando esculturas, como las cabezas colosales, se aprecian cambios en el estilo.

Tras un breve periodo la cultura olmeca desaparece. Enrique Vela. Arqueólogo por la ENAH, editor, desde hace 30 años trabaja en el ramo editorial. Vela, Enrique, “Cultura olmeca”, Arqueología Mexicana, edición especial núm.34, pp.22-28. : Cultura olmeca

¿Quién descubrió la última cabeza olmeca?

Corría la década de 1930 cuando el arqueólogo y antropólogo estadounidense Matthew Stirling, que había llevado a cabo expediciones por todo el mundo, desde Nueva Guinea hasta Ecuador, centró su actividad investigadora en México. En uno de sus viajes tuvo noticia de un misterioso hallazgo: una cabeza colosal localizada en el yacimiento de Tres Zapotes, cerca de Tuxtla, en el Estado de Veracruz.

¿Dónde se encuentra la Cabeza Olmeca más grande?

Las Cabezas Colosales olmecas son la mayor representación de una de las culturas más antiguas del mundo. En 1862, José María Melgar y Serrano halló la primera de ellas en una hacienda de Hueyapan, hoy Tres Zapotes. A la fecha se encontraron 17 cabezas colosales: 10 en San Lorenzo, cuatro en La Venta, dos en Tres Zapotes y una en Rancho La Cobata. Primera cabeza colosal olmeca encontrada (1862). Museo de Sitio de Tres Zapotes. Monumento Q ( Tres Zapotes ) Museo Regional de Santiago Tuxtla. Monumento 1 ( La Venta ) Tiene una altura de 2.41 m, un ancho de 2.08 m, un grosor de 1.96 m, una circunferencia de 6.40 m, y un peso de 24 toneladas. Monumento 2 ( La Venta ) Conocida popularmente como “Carita Sonriente”, por presentar un alto grado de erosión fue trasladada al Museo Regional de Antropología Carlos Pellicer Cámara. Monumento 3 ( La Venta ) Elaborada en basalto presenta daño por la erosión. Tiene una altura de 1.10 m, un ancho de 1.60 m y un peso de 12.8 toneladas. Monumento 4 ( La Venta ) Es la que presenta la mayor circunferencia -6,53 m-, tiene un peso de 19,4 tn. Cabeza 1 ( San Lorenzo Tenochtitlán ) Hecha en basalto, se descubrió en 1946, es conocida como ” El Rey”. Museo de Antropología de Xalapa. Cabeza 2 ( San Lorenzo Tenochtitlán ) Fabricada en basalto, de 2,69 m de alto y 20 toneladas de peso. Retrato de un personaje masculino y adulto. Museo Nacional de Antropología, México D.F. Cabeza 3 ( San Lorenzo Tenochtitlán ) Tiene rasgos faciales diferentes, algunos piensan se trataría de una mujer. Lleva 4 cuerdas y perforaciones. Museo de Antropología de Xalapa, Cabeza 4 ( San Lorenzo Tenochtitlán ) Hecha en basalto, de 1,70 m de altura, es una de las más pequeñas. Se descubrió en 1946. Museo de Antropología de Xalapa. Cabeza 5 ( San Lorenzo Tenochtitlán ) Hecha en piedra. se descubrió en 1946. El tocado de su casco lleva motivos relacionados con animales como la piel de los grandes felinos y las garras de aves rapaces. Museo de Antropología de Xalapa. Cabeza 6 ( San Lorenzo Tenochtitlán ) Fabricada en basalto.1,67 x 1 m. Museo Nacional de Antropología, México D.F. Museo Nacional de Antropología, México D.F Cabeza 7 ( San Lorenzo Tenochtitlán ) Hecha en basalto. En su yelmo hay dos círculos irregulares. Muy deteriorada, se piensa que es un personaje de alto rango. Museo de Antropología de Xalapa. Cabeza 8 ( San Lorenzo Tenochtitlán ) Es la mejor conservada de todas las cabezas olmecas hasta hoy encontradas. Hallada en 1970, está hecha de andesita. Museo de Antropología de Xalapa. Cabeza 9 ( San Lorenzo Tenochtitlán ) De forma ovalada, mide 1,80 m de alto. Realizada en basalto, sus ojos muestran estrabismo, en el frente del yelmo hay una línea sinuosa. Museo de Antropología de Xalapa. Cabeza 10 ( San Lorenzo Tenochtitlán ) Conocida como “Tiburcio”, tiene el dorso plano y pulido, la base es irregular. Se exhibe en la entrada del museo comunitario de San Lorenzo Tenochtitlán. Estatua Nº 1 ( Rancho La Cobata ) De 3,45 m de alto, es la única cabeza olmeca con los ojos cerrados, es posible que represente a una persona fallecida. Parque Central Benito Juárez, Santiago Tuxtla.

¿Qué significa la palabra olmeca y por qué la llaman la cultura madre de Mesoamérica?

quienes El señor de las limas. Museo de antropología de Jalapa, Ver. La palabra “olmeca” significa “habitantes de la región del hule” y fue utilizada por los mexicas para nombrar a varios pueblos, étnica y lingüísticamente diversos, que ocuparon la región de Veracruz y Tabasco a través de varios siglos.

  • El nombre que se daban a sí mismos a quienes llamamos olmecas se desconoce.
  • Esta cultura duró siete siglos y medio, y se sitúa en el horizonte preclásico (2 500 a. de N.E. a 200 d.
  • De N.E.) del pasado mesoamericano.
  • Bajo el término “olmeca” han sido agrupadas dos realidades: un pueblo de la región del Golfo y un estilo artístico.

El estilo olmeca puede verse plasmado en peñas, cuevas, esculturas grandes y chicas y objetos de barro que se encuentran diseminados por Mesoamérica. De Jalisco a Costa Rica, pasando por Guerrero, Chiapas, Oaxaca, el Altiplano Central y la costa del Golfo, se han encontrado imágenes de niños-jaguares y otros rasgos propios del arte olmeca.

  1. Se cree que la dispersión de este estilo artístico se debe a que los pueblos del Golfo crearon una amplia red de intercambios con otras poblaciones lejanas.
  2. De este modo los símbolos y formas olmecas se integraron a las expresiones artísticas de otras zonas mesoamericanas.
  3. Asimismo, se le llama olmeca a la “cultura madre” de Mesoamérica porque en estas primeras sociedades se dio inicio a algunas prácticas culturales que se integraron plenamente a la cultura mesoamericana, como el uso de un patrón urbano de asentamiento, el establecimiento de una sociedad teocrática, el uso de la llamada, entre otras.

Fuentes: Alfredo López Austin y Leonardo López Luján, “II. El preclásico mesoamericano” en El pasado indígena, México, Fondo de Cultura Económica / El Colegio de México/ Fideicomiso Historia de las Américas, 1996, (Serie Hacia una Nueva Historia de México) Richard A.

¿Cómo eran los olmecas?

La sociedad se organizó en varios grupos: Los gobernantes, que a la vez eran sacerdotes, y jefes guerreros; los artesanos y campesinos, que eran la mayoría de la población y que trabajaban la tierra, además de participar en la construcción de las ciudades y en las guerras como soldados.

¿Qué hacen los olmecas?

HDT

Los olmecas

Los olmecas fueron los primeros en construir centros ceremoniales como La Venta, en Tabasco; Tres Zapotes y San Lorenzo, en Veracruz. La región de la selva húmeda era muy favorable para la agricultura; las lluvias abundantes y las crecientes de ríos fertilizaban la tierra.

  • Los ríos al desbordarse, fertilizaban sus riberas con limo, por lo que las siembras daban excelentes cosechas.
  • Además, el mar les ofrecía peces y mariscos, y si esto fuera poco, las selvas aledañas una caza variada.
  • En ese lugar abundaban: monos, tlacuaches, jabalíes, iguanas, faisanes, guajolotes, venados, jaguares y muchos animales más.

Los olmecas consideraban al jaguar una criatura sagrada y lo relacionaban con el mundo oscuro, frío, nocturno y húmedo de la tierra. Asimismo, lo asociaban con las cuevas y el ejercicio del poder. El jaguar era la principal figura religiosa, lo veneraban porque para ellos representaba los misterios y peligros de la selva, así como la fuerza para vencer los obstáculos de vivir en ella. Los olmecas, o “habitantes del país del hule”, formaron la primera gran cultura mesoamericana y alcanzaron un gran desarrollo; llevaban y traían diferentes mercancías para intercambiar, entre ellas el hule de Tabasco y Veracruz. A partir del comercio y las expediciones, muchos avances de los olmecas se extendieron por toda Mesoamérica, en lugares apartados como Guerrero, el Valle de México, Oaxaca y la zona maya.

  • Al pasar por otras comunidades, enseñaban lo que ellos sabían, por lo que se le reconoce como “Cultura Madre”, pues las demás basaron parte de su desarrollo en ella.
  • Gracias a los ríos de su área geográfica los olmecas desplazaron sus productos con facilidad.
  • Las enormes piedras que utilizaron para sus esculturas y edificios eran deslizadas sobre balsas por medio de las corrientes.

Los olmecas desarrollaron una relación comercial muy estrecha con el valle de Oaxaca, la cual fortaleció a las elites y facilitó el desarrollo de Monte Albán. Los olmecas fueron agricultores, comerciantes, artistas y grandes constructores. Trabajaron el barro y la piedra. Tallaban desde pequeñas figuras de jade hasta enormes cabezas de piedra, de más de dos metros de altura, esculpidas en rocas que traían de muy lejos.

  1. El ajuar doméstico incluía vasijas de cerámica, metates de piedra, petates, canastos y telas para vestir, elaboradas con hilos de algodón o de fibras ásperas como las de la lechuguilla o la yuca.
  2. La población vivía en aldeas en torno al centro ceremonial dentro del cual residían los sacerdotes y gobernantes con sus familias.

Los monumentos olmecas son impresionantes. Los olmecas crearon los principios de un urbanismo ceremonial, iniciaron el desarrollo del calendario con los conocimientos astronómicos que lo fundamentan y establecieron una escritura figurativa. Se piensa que ellos iniciaron los conocimientos de la numeración, del calendario y de la escritura, como se observa en varios de sus monumentos y esculturas.

La sociedad estaba compuesta por distintos grupos; mientras unos cultivaban, otros gobernaban u organizaban ritos para el culto a los dioses. Las necesidades de aquella sociedad estratificada hicieron necesario que algunos administraran la producción, impulsaran el comercio y dirigieran las obras monumentales.

Los individuos que dirigían los servicios religiosos conjugaban asimismo el poder político pues poseían conocimientos esenciales sobre el calendario y el momento preciso de la siembra. Entre los años 500 y 400 a.C., los olmecas tuvieron dificultades y del año 300 a.C.

HDT