Que Significa Gloria Segun La Biblia?

Que Significa Gloria Segun La Biblia
De Wikipedia, la enciclopedia libre Gloria (del latín gloria, “fama, renombre”) o Gloria divina es un concepto teológico del judaísmo y el cristianismo para denotar la manifestación de la presencia de Dios, Dios es denominado “el más glorioso” de los seres.

La creación del hombre ” a su imagen y semejanza ” implica que el hombre puede participar, imperfectamente, de la gloria divina como portador de su imagen. ​ La escatología cristiana sitúa el destino de los bienaventurados ​ (primero sus almas inmortales, tras la muerte corporal de cada uno, y tras el juicio final tanto los cuerpos como las almas) ​ en el ” cielo ” o ” paraíso “, cuyo premio es el gozo eterno de la gloria de Dios.

​ En la Gloria, Dios Padre sienta a su derecha ​ a Jesucristo ( Dios Hijo ); y, según el dogma católico (no compartido por el protestantismo ) acoge especialmente en su presencia a la Virgen María ( asunta en cuerpo y alma ) y a los santos, que interceden por los hombres ( comunión de los santos ).

¿Cuántos tipos de gloria hay según la Biblia?

Información adicional – Existen tres reinos de gloria: El reino celestial, el terrestre y el telestial. La gloria que alcancemos depende de la magnitud de nuestra conversión, tal como se expresa mediante la obediencia que demos a los mandamientos de Dios.

  • Dependerá de hasta qué punto hayamos recibido “el testimonio de Jesús” (D.
  • Y C.76:51; véase también D.
  • Y C.76:74, 79, 101).
  • Reino celestial El reino celestial es el más alto de los tres reinos de gloria.
  • Los que lo obtengan morarán para siempre en la presencia de Dios el Padre y Su Hijo Jesucristo.
  • Nuestra meta debe ser la de obtener la gloria celestial y la de ayudar a otros a recibir esa gran bendición también.

Esta meta no se consigue con un solo intento, sino que es el resultado de una vida entera de rectitud y constancia de propósito. El reino celestial es el lugar preparado para aquellos que “recibieron el testimonio de Jesús” y son “hechos perfectos mediante Jesús, el mediador del nuevo convenio, que obró esta perfecta expiación derramando su propia sangre” (D.

y C.76:51, 69). Para heredar este don, debemos recibir las ordenanzas de salvación, guardar los mandamientos y arrepentirnos de nuestros pecados. Para obtener una explicación detallada de aquellos que heredarán la gloria celestial, véase Doctrina y Convenios 76:50-70; 76:92-96. En enero de 1836 el profeta José Smith recibió una revelación que aumentó su entendimiento de los requisitos que son necesarios para heredar la gloria celestial.

Los cielos le fueron abiertos, y él vio el reino celestial. Se asombró de ver a su hermano Alvin allí, dado que había muerto antes de recibir la ordenanza del bautismo. (Véase D. y C.137:1-6.) Entonces la voz del Señor llegó al profeta José: “Todos los que han muerto sin el conocimiento de este evangelio, quienes lo habrían recibido si se les hubiese permitido permanecer, serán herederos del reino celestial de Dios; “también todos aquellos que de aquí en adelante mueran sin un conocimiento de él, quienes lo habrían recibido de todo corazón, serán herederos de este reino; “pues yo, el Señor, juzgaré a todos los hombres según sus obras, según el deseo de sus corazones” (D.

Y C.137:7–9). Hablando de esta revelación, el profeta José dijo: “Y también vi que todos los niños que mueren antes de llegar a la edad de responsabilidad se salvan en el reino de los cielos” (D. y C.137:10). De otra revelación que recibió el profeta José, podemos aprender que existen tres grados de gloria en el reino celestial.

Para ser exaltado en el reino más alto y poder mantener eternamente las relaciones familiares, debemos entrar en el “nuevo y sempiterno convenio del matrimonio” y ser fieles a ese convenio. En otras palabras, el matrimonio en el templo es un requisito para poder obtener el grado más alto de la gloria celestial.

  1. Véase D. y C.131:1–4).
  2. Todos aquellos que son dignos de entrar en el nuevo y sempiterno convenio del matrimonio tendrán esta oportunidad, bien sea en esta vida o en la venidera.
  3. Reino Terrestre Aquellos que reciban la gloria terrestre “reciben de la presencia del Hijo, mas no de la plenitud del Padre.

Por consiguiente, son cuerpos terrestres y no son cuerpos celestiales, y difieren en gloria como la luna difiere del sol” (D. y C.76:77–78). Hablando en sentido general, los que hereden el reino terrestre serán personas honorables “que fueron cegados por las artimañas de los hombres” (D.

  • Y C.76:75).
  • En este grupo se incluirán a los miembros de la Iglesia que “no son valientes en el testimonio de Jesús” (D.
  • Y C.76:79).
  • También estarán los que hayan rechazado la oportunidad de recibir el Evangelio en la vida terrenal, pero que posteriormente lo hayan recibido en el mundo espiritual al que vamos después de la muerte.

(Véase D. y C.76:73–74). Para aprender más acerca de aquellos que heredarán la gloria terrestre, véase Doctrina y Convenios 76:71–80, 91, 97. Reino telestial La gloria telestial estará reservada para las personas que “no recibieron el evangelio de Cristo ni el testimonio de Jesús” (D.

  • Y C.76:82).
  • Estas personas recibirán esta gloria después de haber sido redimidas de la prisión espiritual, a la que a veces también se denomina infierno (Véase D.
  • Y C.76:84, D.
  • Y C.76:106).
  • En Doctrina y Convenios 76:81–90, 98–106, 109–112 se encuentra una explicación detallada de aquellas personas que heredarán la gloria telestial.

Perdición Algunas personas no serán dignas de morar en ningún reino de gloria. Serán llamadas “hijos de perdición” y tendrán que “soportar un reino que no es de gloria” (D. y C.76:32; 88:24). Ése será el estado de “todos los que conocen el poder, y han llegado a participar de él, y se dejaron vencer a causa del poder del diablo, y niegan la verdad y se rebelan contra el poder ” (D.

¿Qué significa gloria en el original griego?

¿Qué es Gloria? » Su Definición y Significado La gloria divina es un motivo importante a lo largo de la teología cristiana, donde Dios es considerado como el ser más glorioso de la existencia, y se considera que los seres humanos son creados a imagen de Dios y pueden participar o participar, imperfectamente, Portadores (Así se instruye a los cristianos a «que vuestra luz brille delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos»). Que Significa Gloria Segun La Biblia «Gloria» es una de las palabras más comunes en las Escrituras. En el Antiguo Testamento, la palabra se usa para traducir varias palabras hebreas, incluyendo Hod (הוד) y kabod, y en el Nuevo Testamento se usa para traducir la palabra griega doxa (δόξα).

  1. La palabra hebrea kabod (K-B-D) originalmente significa «peso» o «pesadez».
  2. La misma palabra se utiliza entonces para expresar la importancia, el honor y la majestad.
  3. Las versiones griegas de la tradujeron este concepto con la palabra δόξα, que también fue utilizada extensivamente en el Nuevo Testamento.

Doxa originalmente significa « juicio, opinión», y por extensión, «buena reputación, honor». Suponiendo que estas diversas palabras y usos se refieran a un solo concepto subyacente, San Agustín lo hace como clara notitia cum laude, «celebridad brillante con alabanza».

  • Publicidad Discreta y reservada en apariencia, Gloria es una dama sociable y comunicativa,
  • Ella es cautelosa y bastante selectiva, lo que significa que no toma amistad a la ligera y tiende a permanecer a la defensiva al principio.
  • Sin embargo, bastante distante, posee una cierta distinción.
  • Activa e ingeniosa, siente la necesidad de afirmarse, lo que no siempre es una tarea fácil gracias a la presencia del kármico En el catolicismo, la doctrina católica afirma que el mundo fue creado como un acto de para su propia gloria.

La doctrina católica en seña, sin embargo, que Dios no busca ser glorificado por sí mismo, sino por el bien de la humanidad para que lo conozcan. En el cristianismo ortodoxa, la glorificación (también conocida como canonización) es el término usado en la Iglesia Cristiana Ortodoxa para el reconocimiento oficial de una persona como un santo de la Iglesia.

¿Cómo es vivir en la gloria de Dios?

Viviendo para la Gloria de Dios Que Significa Gloria Segun La Biblia Días después del año nuevo me encontraba con unas amistades y entre una conversación y otra cada quien iba expresando todas las cosas que quería que Dios le concediera, Algunas declaraciones eran más exigentes que otras pero todas de alguna manera contenían deseos no satisfechos o necesidades no completadas.

De repente alguien dijo: “¿Por qué no nos enfocamos y preocupamos más por las cosas del reino de Dios y por vivir para Su gloria? Hubo un silencio reflexivo en la sala, silencio que ha permanecido en mi mente y corazón de forma latente en lo que va de año. ¿Cómo logramos quitar la mirada de nuestras necesidades y enfocarnos en las cosas que Dios quiere que hagamos? ¿Cómo logramos que los pequeños sucesos de la vida diaria den gloria al nombre de Dios? En una sociedad meramente humanista y hedonista, que exalta al ser humano a lo sumo, que tiene como objetivo el placer y la satisfacción personal, resulta un poco contradictorio querer vivir para la Gloria de Dios.

Y más que contradictorio resulta muy difícil lograrlo ya que estamos atrapados en un cuerpo pecaminoso que constantemente busca el elogio, el reconocimiento y la autosatisfacción. Para vivir para la gloria de Dios primero hay que conocer a Dios, Una persona que no ha sido regenerada por el Espíritu Santo no tendrá convicción sobre la necesidad de vivir para Su gloria.

  1. Tampoco tendría la ayuda del Espíritu Santo direccionando las intenciones de su corazón en todas las cosas que haga.
  2. Vivir para la gloria de Dios es vivir en obediencia a los mandamientos que El nos ha dado a través de Su Palabra, es cumplir la gran comisión de predicar el Evangelio a toda criatura.
  3. Cuando el Evangelio es esparcido y las almas son salvas el nombre de Dios recibe Gloria.
You might be interested:  Que Significa Escala De Apgar?

Vivir para la gloria de Dios es despojarse de los deseos personales y dedicarle tiempo a Su obra, a Su pueblo, independientemente de a qué nos dediquemos. Es procurar que todas las cosas de nuestra vida, desde las más cotidianas y simples hasta los grandes acontecimientos sean agradables delante de los ojos del Señor.

  1. Entonces ya sea que comais o bebáis, o que hagáis cualquier otra cosa, hacedlo todo para la gloria de Dios.
  2. 1 Corintios 10:31).
  3. Como humanos, es común querer impresionar a los demás y caemos en la trampa de hacer cosas con la intención de ser vistos.
  4. Quiero impresionar a mi jefe con el proyecto que me asignó, quiero que el pastor piense que soy buena cristiana, pero ¿qué tanto me preocupo por lo que Dios piensa sobre mis acciones, qué tanto me empeño en que Su nombre sea glorificado a través de mi caminar? En nuestro trabajo, en nuestros hogares, en nuestra vecindad, cuando cocinamos un plato, cuando subimos una foto a las redes sociales, cuando nos dan una oportunidad en la iglesia, cuando conducimos un vehículo, cuando ayudamos a un necesitado, en cualquier momento y lugar tenenos la oportunidad de actuar de manera que honre a Dios y que le de el crédito a Su nombre.

Cuando vivimos para la gloria de Dios la gente puede ver a Jesucristo reflejado a través de nuestra forma de hablar, de actuar, de vestir, de responder. Somos embajadores de Cristo aqui en la tierra, tenemos el compromiso de cuidar el testimonio de Su evangelio.

Ahora, seamos francas, vivir para la gloria de Dios no es fácil, aunque nuestro espíritu está dispuesto, nuestra carne no quiere pagar el precio. Necesitamos la gracia de Dios día tras día para lograrlo, necesitamos su misericordia para mantenernos centradas y no poner cosas o persona antes que a El.

Necesitamos Su ayuda para enfocarnos en buscar Su reino y Su justicia. Si nos proponemos de manera intencional dar gloria a Dios con todo y en todo comenzamos a llenarnos de satisfacción, podremos ver cómo El mismo Dios propicia circunstancias que nos permitan reflejar Su gloria y promover Su reino.

¿Cómo podemos reflejar la gloria de Dios?

Permite que el Espíritu te muestre el propósito para el cual fuiste creado y recibe el amor de Dios que tiene el poder de transformarte a la imagen misma de Jesucristo, tu Señor y ejemplo.

¿Cuál es la diferencia entre la gloria y la presencia de Dios?

La gloria de Dios se muestra a todos. Él le permite a las personas ver Su bondad para que se puedan arrepentir. Pero Su presencia sólo será manifestada a aquellos que tienen una relación con Él. Usted debe buscarle activamente y aprender a recibir directamente de Dios.

¿Qué significa solo a Dios la gloria?

De Wikipedia, la enciclopedia libre Soli Deo gloria es un término en latín que significa solo la gloria a Dios, Ha sido utilizada por artistas como Johann Sebastian Bach, Georg Friedrich Händel y Christoph Graupner para indicar que el trabajo fue producido por el bien de alabar a Dios.

¿Donde dice en la Biblia de gloria en gloria?

2 Corintios 3:18 Por tanto, nosotros todos, mirando a cara descubierta como en un espejo la gloria del Señor, somos transformados de gloria en gloria en la misma imagen, como por el Espíritu del Señor. | Biblia Reina Valera 1960 (RVR1960) | Descargue La Biblia App ahora YouVersion utiliza cookies para personalizar su experiencia.

¿Qué significa la palabra gloria en el diccionario?

Gloria.1.f. Reputación, fama y honor extraordinarios que resultan de las buenas acciones y grandes cualidades de una persona.

¿Quién vio la gloria de Dios?

Capítulo 33: Aparecen en gloria: La Transfiguración Jesús llevó a Pedro, a Santiago (Jacobo) y a Juan a la cima de un monte alto para orar. Al estar Jesús orando, descendió sobre Él la gloria de Dios y Su rostro brilló como el sol. Se le aparecieron Moisés y Elías, dos profetas del Antiguo Testamento, quienes hablaron de la próxima muerte y resurrección de Jesús. Mientras Jesús oraba, los apóstoles se quedaron dormidos. Al despertar, vieron la gloria de Jesucristo, de Moisés y de Elías. Escucharon la voz del Padre Celestial testificar: “Éste es mi Hijo amado, en quien tengo complacencia; a él oíd”. Los apóstoles tuvieron miedo y cayeron a tierra, pero Jesús los tocó y les dijo que no temieran. Cuando ellos miraron hacia arriba, los mensajeros celestiales se habían ido. Jesús les dijo a los apóstoles que no le contaran a nadie lo que habían visto hasta después de que Él muriera y resucitara. : Capítulo 33: Aparecen en gloria: La Transfiguración

¿Donde dice en la Biblia la gloria de Dios?

Salmos 19:1 RVR1960 Los cielos cuentan la gloria de Dios, Y el firmamento anuncia la obra de sus manos.

¿Qué versículo habla de la gloria de Dios?

Gloria a Dios en las alturas De un discurso pronunciado en BYU Management Society–Salt Lake Chapter, en Salt Lake City, Utah, EE. UU., el 13 de diciembre de 2016. Cada vez que actuamos en armonía con el Señor —haciendo Su voluntad, elevando a los que nos rodean— estamos dando testimonio de que Él vive y que nos ama.

  • Setecientos años antes del nacimiento de Jesucristo en Belén de Judea, el profeta Isaías declaró: “He aquí que una virgen concebirá, y dará a luz un hijo y llamará su nombre Emanuel” ().
  • Ciento veinticinco años antes del nacimiento del Salvador, el rey Benjamín profetizó: “Y se llamará Jesucristo, el Hijo de Dios, el Padre del cielo y de la tierra, el Creador de todas las cosas desde el principio; y su madre se llamará María” ().
  • El día antes del nacimiento del niño Jesús, Nefi, el hijo de Nefi, oyó una voz que decía: ” mañana vengo al mundo” ().

Al día siguiente, a océanos de distancia, nació el Cristo niño. No hay duda de que Su madre, María, contemplaba con asombro a su hijo recién nacido, el Unigénito del Padre en la carne. En las colinas de Judea que rodean a Belén, nos dice Lucas, había pastores que velaban en los campos (véase ). Esos pastores eran “hombres justos y santos” (véase ) que darían testimonio del Cristo niño.

  1. “Y he aquí, se les presentó un ángel del Señor, y la gloria del Señor los rodeó de resplandor; y tuvieron gran temor.
  2. “Pero el ángel les dijo: No temáis, porque he aquí os doy nuevas de gran gozo, que serán para todo el pueblo:
  3. “que os ha nacido hoy, en la ciudad de David, un Salvador, que es Cristo el Señor
  4. “Y repentinamente apareció con el ángel una multitud de las huestes celestiales, que alababan a Dios y decían:

“¡Gloria a Dios en las alturas, y en la tierra paz, buena voluntad para con los hombres!” (). Imaginen esa escena en Judea: el cielo lleno del resplandor de una estrella gloriosa y coros celestiales marcando ese acontecimiento singular. Los pastores fueron “deprisa” () para ver al bebé recostado en un pesebre.

  1. Más tarde, “dieron a conocer” () lo que habían oído y visto.
  2. Cada año en la Navidad añadimos nuestro testimonio al de los pastores: que Jesucristo, el Hijo literal del Dios viviente, vino a este rincón de la tierra que llamamos la Tierra Santa.
  3. Los pastores reverentemente fueron al establo para adorar al Rey de reyes.

¿Cómo lo adoraremos en esta época? ¿Andaremos haciendo compras interminables? ¿Andando deprisa en nuestros hogares decorando y envolviendo? ¿Será ese nuestro tributo a nuestro Salvador? ¿O brindaremos también paz a corazones atribulados, buena voluntad a los que necesitan un propósito más elevado, gloria a Dios en nuestra disposición a hacer Su voluntad? Jesús lo expresó de manera sencilla: “Ven, sígueme” ().

  • El evangelio de Jesucristo, restaurado por medio del profeta José Smith, ha resonado con los creyentes en todo el mundo.
  • He presenciado por mí mismo el fervor de las personas de las islas del mar hasta la enormidad de Rusia que han abrazado la sagrada palabra del Salvador.
  • Entre los primeros santos que se congregaron en Sion se encontraba Hannah Last Cornaby, que se estableció en Spanish Fork, Utah, EE.UU.

En los difíciles primeros días de la Iglesia restaurada, la Navidad a veces se celebraba con una preciada naranja o un juguete tallado, o tal vez solo una muñeca de trapo, pero no siempre. El 25 de diciembre de 1856, Hanna escribió: “Llegó la víspera de la Navidad, y mis amados pequeños, con la fe propia de los niños, colgaron sus medias, preguntándose si se llenarían,

  1. Con corazón dolorido, que mantuve oculto, les aseguré que no permanecerían en el olvido; y se durmieron, esperando con alegría el día siguiente.
  2. Sin tener una partícula de algo dulce, no sabía qué hacer.
  3. Sin embargo, no debían sentirse decepcionados.
  4. Entonces pensé en unas calabazas que había en la casa, las cuales herví, luego colé el líquido, que, al hervirlo unas cuantas horas, se convirtió en almíbar.

Con eso, y unas pocas especias, hice una masa de jengibre que, al cortarla en toda variedad concebible de diseños, y horneados en una sartén, (no tenía una estufa) llenó sus medias, lo cual les gustó tanto como si hubiera venido de la repostería más fina”. Entre las líneas de este cuento se deja ver el relato de una madre que trabaja durante la noche sin siquiera tener un horno para aliviar sus esfuerzos. Sin embargo, estaba comprometida a llevar alegría a sus hijos, a reforzar su fe, a afirmar en su hogar: “¡Oh, está todo bien!”.

  1. ¿No es ese el mensaje de la Navidad? El presidente Thomas S.
  2. Monson ha enseñado: ” nuestras oportunidades de dar de nosotros mismos son en verdad ilimitadas, aunque también son perecederas.
  3. Hay corazones que alegrar, palabras bondadosas que decir; regalos que dar”.
  4. Cada vez que actuamos en armonía con el Señor —haciendo Su voluntad, elevando a los que nos rodean— estamos dando testimonio de que Él vive y que nos ama, sin importar nuestros desafíos temporales.
You might be interested:  Que Significa Soñar Con Plantas Marchitas?

Después de que el converso escocés John Menzies Macfarlane se unió a la Iglesia con su madre viuda y su hermano, los tres viajaron a Salt Lake City, Utah, en 1852. Tenía 18 años. A lo largo de los años, se convirtió en topógrafo, constructor e incluso juez de distrito, pero fue su música la que lo distinguió.

Organizó su primer coro en Cedar City, Utah, y llevó a su conjunto alrededor del sur de Utah. Después de una actuación en St. George, el élder Erastus Snow (1818–1888), un apóstol y líder de la colonia, animó a John a mudarse a St. George y llevar consigo a su familia y su música. Los tiempos habían sido duros en 1869, y el élder Snow le pidió al hermano Macfarlane que organizara un programa navideño que elevara el ánimo de la gente.

Para ese acontecimiento, el hermano Macfarlane quería una pieza musical nueva y cautivadora, pero a pesar de lo mucho que se esforzaba por componer, no se le ocurría nada. Oró para recibir inspiración una y otra vez. Entonces una noche despertó a su esposa y exclamó: “¡Tengo la letra para una canción, y creo que también tengo la música!”.

  • En la Judea, en tierra de Dios,
  • fieles pastores oyeron la voz:
  • ¡Gloria a Dios,
  • gloria a Dios,
  • gloria a Dios en lo alto!
  • ¡Paz y buena voluntad!

¡Paz y buena voluntad!. El hermano Macfarlane nunca había estado en Judea para ver que las llanuras eran más como laderas rocosas, pero el mensaje inspirado de su música brotó de su alma como un testimonio del nacimiento del Salvador en Belén, un comienzo que cambiaría el mundo para siempre.

  • John Menzies Macfarlane testificó de Jesucristo a través de su música, y Hannah Last Cornaby testificó de Cristo por medio de su servicio a sus hijos.
  • Nosotros también podemos servir al Señor y dar testimonio de Él mediante actos sencillos de generosidad.
  • Nosotros también podemos marcar una diferencia dentro de nuestras familias, nuestros barrios, nuestros lugares de trabajo y nuestras otras esferas de responsabilidad.

Una forma sencilla de marcar la diferencia es participar en la campaña anual de Navidad de la Iglesia a través de las redes sociales. La campaña tiene como fin ayudar a los santos, y a los hijos de Dios en todo el mundo, a centrarse en el Salvador. Este año la Iglesia lanzará otro esfuerzo global para celebrar el nacimiento de Cristo y animar a la gente a emularlo al servir a los demás durante la época de la Navidad.

La Iglesia repetirá el tema de éxito del año pasado: “Ilumina el mundo” (véase ). El tema proviene de, que dice: “Y Jesús les habló otra vez, diciendo: Yo soy la luz del mundo; el que me sigue no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida”. La campaña incluye un calendario del advenimiento y versículos bíblicos relacionados que proporcionan ideas para que la gente preste servicio y comparta la luz de la Navidad.

“Cada uno de nosotros vino a la tierra habiendo recibido la luz de Cristo”, ha dicho el presidente Monson. “Al seguir el ejemplo del Salvador y vivir como Él vivió y enseñó, esa luz arderá en nosotros e iluminará el camino para los demás”. Llegamos a conocer al Salvador al hacer lo que Él hizo.

Al prestar servicio a los demás los acercamos a ellos, y a nosotros mismos, a Él. Durante la Navidad, extraño especialmente a nuestro pequeño nieto Paxton. Nació con un raro trastorno genético y sufría de innumerables problemas de salud. Nuestro Padre Celestial enseñó a nuestra familia muchas lecciones especiales y tiernas durante los tres cortos años en que Paxton bendijo nuestras vidas Mi hermana, Nancy Schindler, confeccionó un hermoso acolchado en honor de Paxton.

Lo tituló: “El nombre más grande de todos”. En el acolchado figuran 26 de los nombres de Jesucristo, empezando con las letras de la A a la Z. El acolchado me recuerda la gloriosa futura reunión familiar con Paxton que se hará posible mediante el sufrimiento, sacrificio y resurrección del Salvador. El acolchado me inspiró a comenzar un estudio de los nombres de Jesucristo tal como se revelan en las Escrituras. El investigar los nombres de Él se ha convertido en parte de mi estudio personal de las Escrituras. Hasta ahora, he localizado cientos de nombres que se dan al Salvador.

Una de mis responsabilidades como miembro del Cuórum de los Doce Apóstoles, y como se establece en Doctrina y Convenios, es dar testimonio de Jesucristo. En Doctrina y Convenios dice: “Los doce consejeros viajantes son llamados para ser los Doce Apóstoles, o sea, testigos especiales del nombre de Cristo en todo el mundo” (; cursiva agregada).

Hace poco me pidieron que hablara durante una reunión sacramental en el Hospital de Niños de la Primaria, en Salt Lake City. Sentí la inspiración de hablar acerca de Jesucristo y de Sus nombres que brindan esperanza. Di testimonio del Salvador como “la estrella resplandeciente de la mañana” (), un “sumo sacerdote de las cosas buenas por venir” (), “un Dios de milagros” que se levantó “con sanidad en sus alas” (; ), el “Príncipe de paz” (; ), y “la resurrección y la vida” ().

En la Navidad, me gusta recitar los diferentes nombres del Salvador mientras camino hacia mi oficina y desde ella en medio de las luces de Navidad de la Manzana del Templo. Empiezo con la A, “el Alfa y la Omega” (); B, “al niño” de Belén (); C, “Consejero” (; véase ); D, “el Libertador” (); E, el “exaltado” (); F, “fundador de la paz” (); y así sucesivamente.

Durante esta temporada de Navidad, espero memorizar más nombres de Él y buscar oportunidades para honrar Su nombre. A medida que ustedes se esfuercen por marcar una diferencia en esta temporada navideña, espero que coloquen al Salvador en el centro de sus labores y que le brinden gloria a medida que sirvan a los demás en Su nombre.

Doy testimonio de que nuestro Padre Eterno vive. Su plan de felicidad bendice profundamente la vida de cada uno de Sus hijos en todas las generaciones. Sé que Su Amado Hijo, Jesucristo, el niño que nació en Belén, es el Salvador y Redentor del mundo. Estas palabras de alabanza resuenan en mis oídos: “¡Gloria a Dios en lo alto!; ¡Paz y buena voluntad!”.

Notas

  1. Hannah Cornaby, Autobiography and Poems, 1881, págs.45–46.
  2. “¡Oh, está todo bien!”, Himnos, nro.17.
  3. Thomas S. Monson, “Que así vivamos”, Liahona, agosto de 2008, pág.5.
  4. “En la Judea, en tierra de Dios”, Himnos, nro.134.
  5. Véase Karen Lynn Davidson, Our Latter-day Hymns: The Stories and the Messages, 1988, págs.223–224.
  6. Thomas S. Monson, “Sean un ejemplo y una luz”, Liahona, noviembre de 2015, pág.86.
  7. Himnos, nro.134.

: Gloria a Dios en las alturas

¿Cómo era la apariencia de la gloria de Dios?

Éxodo 24:17 RVR1960 Y la apariencia de la gloria de Jehová era como un fuego abrasador en la cumbre del monte, a los ojos de los hijos de Israel.

¿Cuáles son las riquezas de la gloria de Dios?

En oración valoramos la generosidad: Las riquezas de la gloria de Cristo – Evangelism USA Desde el 2013, la IPHC ha prestado atención a cada uno de nuestros siete valores fundamentales: En oración valoramos Las Escrituras, Pentecostés, Santidad, Reino de Cristo, Todas las generaciones, Justicia, y ahora en 2020, en oración Valoramos la Generosidad.

Visite https://iphc.org/corevalues/ para ver los recursos relacionados con cada uno de estos valores centrales. Hay un folleto que se puede descargar en forma gratuita con respecto al valor de las Escrituras en https://iphc.org/corevalues/scripture/. Se están preparando materiales en cada uno de los valores centrales, los cuales serán publicados en el 2020 y que podrán ser descargados.

En cierto sentido, este último valor central de la generosidad habla de todos los demás valores. La Biblia habla de una administración sabia del Espíritu Santo que nos guía en nuestros recursos, y de santificarnos para el uso juicioso de esos recursos.

  • Vemos oportunidades en todo el mundo para impactar el Reino de Cristo.
  • Debemos invertir sabiamente para las generaciones futuras, y nuestros recursos deben usarse para ayudar a otros.
  • En los últimos meses, he estado reflexionando sobre varios aspectos de la generosidad: recursos financieros, diezmos, ofrendas voluntarias, un corazón y espíritu generosos, administración inteligente, misiones mundiales, plantación de iglesias, inversiones en los ministerios de educación y benevolencia de IPHC.

Me he encontrado pensando en la generosidad desde el punto de vista de la naturaleza de Dios. El amor, la santidad y la bondad de Dios se expresan en su generosidad hacia su creación. Juan 3:16 nos recuerda, que Dios amó al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito.

Que Dios da y esto es una marca de la naturaleza generosa esencial de Dios. Cuando leemos las cartas del apóstol Pablo, descubrimos que el apóstol entendió la naturaleza esencial de Dios. Pablo encontró el corazón generoso de Dios en la persona y las obras del Hijo de Dios, Jesús el Mesías. En 2 Corintios 8, 9, el apóstol Pablo escribió directamente sobre las alegrías de dar.

Pablo basó su guía teológica y práctica en el ejemplo de Cristo: “Porque ya conocéis la gracia de nuestro Señor Jesucristo, que por amor a vosotros se hizo pobre, siendo rico, para que vosotros con su pobreza fueseis enriquecidos.” (2 Cor.8:9). Pablo concluyó 2 Corintios 9:15 con: “¡Gracias a Dios por su don inefable!” Con este fundamento de que nuestra generosidad fluye de la generosidad de Dios, hay cuatro pasajes paulinos adicionales que nos llevan a las riquezas que hay en Cristo Jesús.

  • Filipenses 4:19, “Mi Dios, pues suplirá todo lo que os falta conforme a sus riquezas en gloria en Cristo Jesús.” Que Dios suplirá significa que Él cumple, Él llena, lo que es necesario para nuestra necesidad.
  • Nuestra “necesidad” describe lo que es necesario para que vivamos una vida abundante como creación de Dios.

La forma verbal de “necesidad” se encuentra en Mateo 6:32, donde Jesús nos dice que no nos preocupemos por lo esencial de la vida porque Dios sabe lo que necesitamos. Dios satisface nuestra necesidad “conforme a sus riquezas en gloria en Cristo Jesús”.

  • Las “riquezas en gloria” significa que hay una abundancia disponible para toda la creación que trae gloria a Dios.
  • Cristo Jesús es el instrumento a través del cual estas riquezas se ponen a nuestra disposición.
  • El contexto de Filipenses 4 es importante.
  • No se trata de hacerse ricos por medio de métodos rápidos o ganar la lotería.
You might be interested:  Que Significa La Palabra Clase?

Se trata de una vida satisfecha que mitiga contra la avaricia. Pablo oró en Efesios 1:18 “alumbrando los ojos de vuestro entendimiento para que sepáis cuales las riquezas de la gloria de su herencia en los santos.” Las riquezas de Dios se encuentran en nosotros, el pueblo de Dios.

  1. Estas riquezas son las manifestaciones del fruto del Espíritu, las habilidades naturales y los dones espirituales que Dios nos ha dado como miembros “unos de otros” (Romanos 12:5).
  2. La herencia de Dios se encuentra en nosotros mientras vivimos para Dios y el uno para el otro.
  3. Pablo esperaba con ansias el día en que los judíos y los gentiles se reconciliaran por completo, porque a través de esto se revelarían “las riquezas de la gloria de este misterio entre los gentiles” (Colosenses 1:27).

Pablo agregó al final de 1:27, “Cristo en vosotros, la esperanza de gloria”. Observe que los pronombres son plurales. Pablo está haciendo referencia al cuerpo de Cristo y no solo a nosotros como individuos. En Cristo, judío y gentil son parte del único cuerpo de Cristo.

  • Estoy agradecido de que la IPHC esté comprometida en afirmar este esfuerzo continuo de creyentes judíos y gentiles descubriendo su singularidad y unión en las riquezas de la gloria de Cristo.
  • Finalmente, en Romanos 9:23, en el contexto de los planes de Dios para Israel, Pablo vio que Dios está trabajando, “y para hacer notorias las riquezas de su gloria, las mostró para con los vasos de misericordia que él preparó de antemano para gloria.” El amor de Dios revelado en Cristo trabaja en conjunto con la libertad humana para que haya personas que sean “vasos de ira” y haya personas que sean “vasos de misericordia”.

Esto no es una expresión de doble predestinación. Más bien, es un reconocimiento de las elecciones de obediencia y desobediencia que cada persona hace. Ninguno de nosotros merece piedad. Sin embargo, Dios, que es “rico en misericordia” (Efesios 2: 4), nos hace vasos de misericordia por causa de su nombre en la tierra.

¿Cómo se utiliza la gloria?

Descripción – Consiste en un hogar, situado generalmente en el exterior (un patio) o en la cocina, donde se quema un combustible, las más de las veces paja pero también sarmientos de vid y leña o madera de distintos tipos, y un o unos conductos que discurrían bajo el solado de los locales a calentar, por donde se hacían pasar los humos calientes de la combustión, que luego salían al exterior por un humero o cañón de chimenea vertical.

La efectividad de este sistema es mayor que la de la chimenea-hogar porque la combustión puede regularse tasando la entrada de aire en el hogar (lo que permite regular la potencia ) y además el aire necesario para la combustión no tiene que pasar por el local, enfriándolo. También permite, por su lenta combustión, el empleo de materiales combustibles menudos en sustitución de la madera.

Aunque la gloria no solamente es más cómoda que el hogar tradicional, porque evita el ahumado del local que calienta y la excesiva ventilación, necesaria para evacuar los humos, y por lo tanto tiene un rendimiento más alto que los hogares con el fuego abierto, no es un sistema recomendable actualmente (en su versión tradicional) por los bajos rendimientos que se obtienen comparados con los sistemas modernos, incluso utilizando el mismo combustible.

Quemando la misma cantidad de combustible en una caldera moderna y repartiendo el calor a radiadores mediante agua por tuberías, se consiguen mayores rendimientos. El heredero de la gloria, porque emplea para emitir el calor el suelo como emisor; es el llamado suelo radiante, Consiste en llevar agua caliente (a unos 50 °C) por tubos situados bajo el solado, calentando éste, que cede el calor al ambiente por radiación principalmente.

También este sistema da mayores rendimientos que el de radiadores.

¿Dónde Moisés le dice a Dios muéstrame tu gloria?

1 Y Jehová dijo a Moisés: Ve, sube de aquí, tú y el pueblo que sacaste de la tierra de Egipto, a la tierra de la cual juré a Abraham, a Isaac y a Jacob, diciendo: A tu a descendencia la daré.2 Y yo enviaré delante de ti un a ángel y echaré fuera al b cananeo, y al amorreo, y al heteo, y al ferezeo, y al heveo y al jebuseo.3 Sube a la tierra que fluye leche y miel, pero yo no subiré en medio de ti, porque eres pueblo de dura cerviz, no sea que te consuma en el camino.4 Y cuando oyó el pueblo esta mala noticia, se lamentaron, y ninguno se puso sus atavíos.5 Pues Jehová había dicho a Moisés: Di a los hijos de Israel: Vosotros sois pueblo de a dura cerviz; en un momento b subiré en medio de ti, y te consumiré.

  1. Quítate, pues, ahora tus atavíos, para que yo sepa lo que he de hacer contigo.6 Entonces los hijos de Israel se despojaron de sus atavíos desde el monte Horeb.7 Y Moisés tomó el tabernáculo y lo levantó fuera del campamento, lejos del campamento, y lo llamó el a Tabernáculo de Reunión.
  2. Y acontecía que cualquiera que buscaba a Jehová salía al b tabernáculo de reunión, que estaba fuera del campamento.8 Y sucedía que cuando salía Moisés al tabernáculo, todo el pueblo se levantaba y estaba cada cual de pie a la entrada de su tienda, y miraban a Moisés hasta que él entraba en el tabernáculo.9 Y cuando Moisés entraba en el tabernáculo, la a columna de nube descendía y se ponía a la entrada del tabernáculo, y Jehová hablaba con Moisés.10 Y cuando todo el pueblo veía la columna de nube que estaba a la entrada del tabernáculo, se levantaba todo el pueblo, cada uno a la entrada de su tienda, y adoraba.11 Y hablaba a Jehová a Moisés b cara a cara, como habla cualquiera con su c prójimo,

Y volvía al campamento; pero el joven d Josué, su ayudante, hijo de Nun, nunca se apartaba de en medio del tabernáculo.12 Y dijo Moisés a Jehová: He aquí, tú me dices a mí: Saca a este pueblo, pero no me has declarado a quién has de enviar conmigo. Sin embargo, tú dices: a Yo te he conocido por tu b nombre y has hallado también gracia ante mis ojos.13 Ahora, pues, si he hallado a gracia ante tus ojos, te ruego que me b muestres ahora tu camino, para que te conozca y halle gracia ante tus ojos; y mira que esta gente es c tu pueblo.14 Y él dijo: a Mi presencia irá contigo y te daré b descanso,15 Y Moisés respondió: Si tu presencia no ha de ir conmigo, no nos saques de aquí.16 ¿Y en qué, pues, se conocerá que he hallado gracia ante tus ojos, yo y tu pueblo, sino en que tú a andes con nosotros, y que yo y tu pueblo seamos b apartados de todos los pueblos que están sobre la faz de la tierra? 17 Y Jehová dijo a Moisés: También a haré esto que has dicho, por cuanto has hallado gracia ante mis ojos y te he conocido por tu nombre.18 Él entonces dijo: Te ruego que me muestres tu a gloria,19 Y Jehová le respondió: Yo haré pasar toda mi bondad delante de tu rostro y proclamaré el nombre de Jehová delante de ti; y tendré misericordia del que tendré misericordia, y seré a clemente para con el que seré clemente.20 Y además a dijo : No podrás b ver mi rostro, porque ningún hombre me c verá y vivirá.21 Y dijo aún Jehová: He aquí, hay un lugar junto a mí, y tú estarás sobre la peña; 22 y sucederá que, cuando pase mi gloria, yo te pondré en una hendidura de la peña y te cubriré con mi mano hasta que yo haya pasado.23 Después apartaré mi mano y verás mis espaldas, pero no se verá mi a rostro,

¿Donde dice la Biblia que la tierra está llena de su gloria?

Todo La Tierra Esta Llena De Su Gloria Isaiah 6:3 : diario de oracion | Un cuaderno para tomar notas y escribir sobre las Escrituras y los versículos

¿Que entre el Rey de gloria versiculo?

Salmos 24:7-8 Alzad, oh puertas, vuestras cabezas, Y alzaos vosotras, puertas eternas, Y entrará el Rey de gloria. ¿Quién es este Rey de gloria? Jehová el fuerte y valiente, Jehová el poderoso en batalla. | Biblia Reina Valera 1960 (RVR1960) | Descargue La Biblia App ahora YouVersion utiliza cookies para personalizar su experiencia.

¿Que no te dicho que si crees verás la gloria de Dios?

¿No te he dicho que si crees, verás la gloria de Dios? Juan 11:40.

¿Qué es Telestial?

Imagen Estudio doctrinal El Reino Telestial es el menor de los tres grados o reinos de gloria en el cielo. Las Escrituras comparan su gloria con la de las estrellas.

¿Qué es la gloria Shekinah de Dios?

Shejiná es una palabra hebrea que significa ‘la radiancia’ o ‘la presencia’ de Dios (Yahveh, Jehová). El término igualmente es utilizado en la Cábala, y el misticismo judío.

¿Qué significa la palabra Shekinah?

Sustantivo femenino.1 Religión. Utilizada para referir a la gloria, radiancia o presencia del Dios Yahveh.

¿Qué es la gloria celestial?

De Wikipedia, la enciclopedia libre Gloria (del latín gloria, “fama, renombre”) o Gloria divina es un concepto teológico del judaísmo y el cristianismo para denotar la manifestación de la presencia de Dios, Dios es denominado “el más glorioso” de los seres.

La creación del hombre ” a su imagen y semejanza ” implica que el hombre puede participar, imperfectamente, de la gloria divina como portador de su imagen. ​ La escatología cristiana sitúa el destino de los bienaventurados ​ (primero sus almas inmortales, tras la muerte corporal de cada uno, y tras el juicio final tanto los cuerpos como las almas) ​ en el ” cielo ” o ” paraíso “, cuyo premio es el gozo eterno de la gloria de Dios.

​ En la Gloria, Dios Padre sienta a su derecha ​ a Jesucristo ( Dios Hijo ); y, según el dogma católico (no compartido por el protestantismo ) acoge especialmente en su presencia a la Virgen María ( asunta en cuerpo y alma ) y a los santos, que interceden por los hombres ( comunión de los santos ).