Qué Significa El Nombre Débora?

Qué Significa El Nombre Débora
Etimología del nombre Débora: Deriva del hebreo D’vorah que quiere decir abeja. Es nombrada en el Libro de los Jueces en el Antiguo Testamento en la Biblia.

¿Qué quiere decir el nombre de Débora?

De Wikipedia, la enciclopedia libre

Débora
Interpretación de Gustave Doré de la profetisa Débora
Origen Hebreo
Género Femenino
Santoral 21 de septiembre
Significado Abeja o trabajadora como la abeja
Zona de uso común En todo el mundo
Artículos en Wikipedia Todas las páginas que comienzan por « Débora ».

Débora es un nombre propio de origen hebreo que significa Abeja o Trabajadora como la abeja, Débora fue una profetisa, la única jueza del período premonárquico de Israel. Aparece en los capítulos IV y V del Libro de los Jueces del Antiguo Testamento, En la Biblia también se menciona otra Débora, enfermera de Rebeca ( Génesis 35:8 ).

¿Cómo es la personalidad de Débora?

Personalidad. Es entusiasta y muy positiva. Tiende a esconder sus problemas y a no mostrar nunca su fragilidad. Los demás ven en ella una persona fuerte y capaz de conseguir todos sus sueños.

¿Qué representa la palmera en la vida de Débora?

¿Qué representa la palmera en la vida de Débora? – La palmera de Débora es una obra ética y cabalística escrita por el Rabino Moisés Cordovero (1522-1570), uno de los principales cabalistas de la Escuela de Safed, dedicado al significado cabalístico, y a la aplicación de la doctrina de la imitación de Dios.

¿Qué podemos aprender de Débora en la Biblia?

En Jueces 4–5 se relata cómo, bajo la dirección de una mujer llamada Débora, que era jueza y profetisa, Israel fue liberado del cautiverio de sus enemigos. Ella profetizó que una mujer destruiría a los líderes enemigos. Esa profecía se cumplió cuando una mujer llamada Jael, la cual no era israelita, mató al líder del ejército enemigo.

Anterior Siguiente

¿Como Dios llamo a Débora?

Ahondando en el tema – Débora era una mujer ocupada. Jueces 4:5 dice: «Ella tenía su tribunal bajo la Palmera de Débora, entre Ramá y Betel, en la región montañosa de Efraín, y los israelitas acudían a ella para resolver sus disputas». Débora era una mujer de gran sabiduría, revelación y discernimiento.

Tenía, además, un don profético que le daba a conocer los tiempos y las sazones del Señor. Ella escuchaba claramente la voz del Señor. Sin embargo, Jueces 5:12 dice: «¡Despierta, despierta, Débora! ¡Despierta, despierta, y entona una canción! ¡Levántate, Barac! Lleva cautivos a tus prisioneros, oh hijo de Abinoán».

Deborah y Barac necesitaban «despertar y levantarse» a una nueva revelación y dimensión de sus llamamientos. El Señor les estaba diciendo que estuvieran alertas y prestaran atención, ya que él estaba a punto de moverse de una manera extraordinaria. Jueces 5:7 dice: «Los guerreros de Israel desaparecieron; desaparecieron hasta que yo me levanté.

¡Yo, Débora, me levanté como una madre en Israel!». De todas las cosas que Débora podría haberse atribuido legítimamente al referirse a sí misma —jueza, profetisa, libertadora, intercesora, adoradora— eligió denominarse: madre. Fue primero y ante todo, madre. Esto está muy claro. Pero no está claro quiénes eran sus hijos: ella era madre «en Israel», pero también madre «sobre Israel» (se puede traducir en ambos sentidos).

Ella vio a todo Israel como sus hijos y anhelaba que todos sus hijos (en sentidos literal y figurado) experimentaran paz y seguridad. todo, de sus hijos (literales y figurados) para experimentar la paz y la seguridad. Observe que el versículo dice que nadie en Israel pelearía sino hasta que Débora «se levantara».

  1. Los israelitas fueron golpeados con veinte años de esclavitud.
  2. Estaban demasiado cansados y desanimados para luchar.
  3. Necesitaban a alguien que los inspirara, y el Señor eligió a Débora.
  4. Si ella no hubiera sido obediente para actuar de acuerdo con lo que el Señor le dijo que hiciera, nada habría cambiado.

Usó el lugar de confianza y autoridad que le habían dado como jueza para inspirar a Barac a levantar un ejército. Débora era una guerrera adoradora. Encontró ánimo y fortaleza en la adoración para ser obediente a todo lo que el Señor le pedía que hiciera.

  • Si Débora se hubiera desempeñado pobremente en su vida, no habría tenido todas las experiencias que la llevaron a ser usada por el Señor para liberar a Israel de la esclavitud.
  • No habría tenido sabiduría y revelación para juzgar disputas.
  • No habría escuchado los planes estratégicos de batalla del Señor como intercesora.

No habría extendido su compasivo corazón de madre más allá de su familia, para abarcar a todo Israel. No habría traído sanación y empoderamiento a toda una nación. A Barac se le dijo «¡Levántate, Barac! Lleva cautivos a tus prisioneros» (5:12). Él se mostró reacio a ir a la guerra sin Débora, pero al final, fue obediente y levantó un ejército y fue donde Débora le ordenó.

  • Este paso de obediencia también fue necesario para cumplir los planes del Señor.
  • La historia de Débora no estaría completa sin reconocer a Jael, otra mujer que dio un paso al frente para literalmente reclamar su lugar en la historia.
  • Jael estuvo en el lugar correcto en el momento correcto e hizo lo que sabía que tenía que hacer.

Deborah llamó a Jael «la más bendita entre las mujeres que habitan en carpas» (5:24). Jael era una ama de casa que fue invaluable para ganar la guerra.

¿Cómo fue llamada Débora en la Biblia?

En la Biblia, Débora (en hebreo דְּבוֹרָה, ‘ abeja ‘) fue una profetisa y la cuarta persona que se desempeñó como juez de Israel antes de la monarquía (época del Tanaj y Antiguo Testamento). Débora fue la única jueza que tuvo la Nación de Israel en la Antigüedad.

¿Qué funciones tenía Débora?

Débora fue la primera jueza de la historia en Occidente, hace 3.132 años Desde el principio de la civilización, la mujer no ha tenido nada fácil su acceso al mundo de la judicatura. Y eso que las cosas pintaron bien al principio. Corría el año 1.115 antes de Cristo.

  • Cuando el pueblo de Israel llegó a la “tierra prometida” empezó a ser gobernado por los Jueces.
  • En esa época y tal y como aparece escrito en la Biblia, en los capítulos IV y V del Libro de los Jueces, Débora asumió su nuevo cargo, ejerciendo un liderazgo impensable en aquellos tiempos para una mujer.
  • Unos tiempos en los que los hombres tenían todas las responsabilidades sociales y religiosas.

Y las mujeres no contaban. Pero Débora supo hacerse respetar. Más tarde sería llamada «la madre de Israel». Era una mujer hábil y muy inteligente.

  1. Como juez, administraba justicia, sentada bajo una palmera, entre Rama y Betel, y ayudaba a la gente con sus diferencias tribales y problemas familiares.
  2. Su función basculaba entre la de una «mujer buena», una mediadora, un juez de paz de nuestro tiempo y, cuando las cosas eran gordas y serias, un juez al uso.
  3. Por aquel tiempo, la división de poderes ni existía ni se la esperaba, y la democracia era un concepto alienígena al ser humano en aquellos tiempos.
  4. Débora hacía bien su trabajo.
  5. Resolvía los pleitos que le presentaban sus conciudadanos, y aunque la parte perdedora no quedaba contenta, contribuía a la paz social de forma determinante.
  6. Pero Débora hacía más que juzgar.
  7. También podía “ver” los peligros que acechaban desde el futuro.

Poseía el don de conocer el futuro. Hoy se la describiría como vidente.

  • En una ocasión percibió una grave amenaza para la supervivencia del propio Israel.
  • Los cananeos, los habitantes de la tierra de Canaá, como hasta la llegada de los israelias se denominaba lo que más tarde éstos bautizaron como Israel y después se ha conocido como Palestina, veían a estos como unos intrusos e invasores de sus tierras.
  • Estaban determinados a borrar al pueblo de Israel de la faz de la tierra y a recuperar lo que consideraban suyo, por derecho de posesión.
  • La juez Débora se movilizó a toda velocidad y encomendó al militar Barac que reuniera un gran ejército entre las tribus de Israel e hiciera frente a los cananeos.
  • Además, le profetizó que Dios les daría la victoria.
  • El general Barac, que no se creía mucho lo de la videncia de Débora, le contestó positivamente, pero le puso como condición que le acompañara en la batalla.
  • Sin ponérselo en palabras, le dejó claro que, si fallaba en su pronóstico, morirían los dos.
  • Débora accedió sin titubear.
You might be interested:  Que Significa Blasfemar Contra El Espíritu Santo?

Y para demostrarle que ella no era ninguna echadora de cartas de pacotilla al uso, le profetizó algo muy concreto: «Al general Sísara, líder de los cananeos, no lo matará tu espada. Lo hará una mujer».

  1. Barac le contestó con una mirada de incredulidad suprema.
  2. El militar no le dio la menor importancia y se entregó a la preparación del ejército israelita que debía librar la batalla.
  3. Semanas más tarde tuvo lugar la batalla.
  4. Barac y sus hombres se enfrentaron a los cananeos.
  5. Como profetizó Débora, les dieron “una manita”, como se suele decir hoy en lenguaje deportivo.
  6. La derrota fue estrepitosa.
  7. Sísara huyó a toda velocidad para salvar la vida.

En su fuga encontró una tienda, la tienda de Jael, esposa de Heber Ceneo, Los dos pertenecían al pueblo de los recabitas, que convivieron armónicamente con los israelitas en Canaá, como también lo hicieron con los cananeos. El general estaba agotado, después de horas batiéndose el cobre frente a sus enemigos.

  • Cuando había alcanzado un sueño profundo, Jael se acercó al general Sísara y le clavó una estaca en la cabeza, de las que utilizaban para sujetar las tiendas, quitándole así la vida.
  • De esa forma se cumplió la profecía de la jueza Débora : “El enemigo no morirá por la espada de Barac sino a manos de una mujer”.
  • Desde entonces el pueblo israelí entona el Cánto de Débora, uno de los pasajes más antiguos de la Biblia (Jueces 5:23-27, en el Antiguo Testamento) que viene a enfatizar que Dios usó a las mujeres valientes, como Débora, para guiar y liberar a su pueblo:

«Maldecid á Meroz, dijo el ángel de Jehová: Maldecid severamente á sus moradores, Porque no vinieron en socorro a Jehová, En socorro á Jehová contra los fuertes. Bendita sea entre las mujeres Jael, mujer de Heber Cineo; Sobre las mujeres bendita sea en la tienda.

El pidió agua, y dióle ella leche. En tazón de nobles le presentó manteca. Su mano tendió á la estaca, Y su diestra al mazo de trabajadores. Y mató á Sísara, hirió su cabeza. Llagó y atravesó sus sienes. Cayó encorvado entre sus pies, quedó tendido. Entre sus pies cayó encorvado. Donde se encorvó, allí cayó muerto».

Y no hay duda que la jueza Débora lo consiguió, porque, según la Biblia, en su tierra hubo paz durante los 40 años siguientes. Noticias Relacionadas: : Débora fue la primera jueza de la historia en Occidente, hace 3.132 años

¿Qué capacidades de liderazgo tenía Débora?

Débora: Una mujer ezer capacitada para liderar (Jueces 4-5) A veces Dios llama a una mujer al nivel más alto de liderazgo en un momento de crisis. En tanto que los israelitas se establecían en la Tierra Prometida, a menudo se desviaban de la fe en el Señor.

  • El sacrificio humano, la prostitución ritual, y otras prácticas a menudo remplazaban la adoración al Señor.
  • Cuando esto ocurría, Dios permitía que las naciones vecinas conquistaran Israel.
  • Cuando alguien clamaba a Dios por liberación, el Señor levantaba a un líder para organizar una campaña militar para expulsar al opresor.

En tal momento, encontramos a Débora, cuando las tribus del norte en Israel eran cruelmente oprimidas por el rey Jabín y su poder militar superior. Encontramos a Débora por primera vez en su labor cotidiana como jueza sobre todo el pueblo de la tierra.

La Biblia nos dice que Débora era tanto profetisa como jueza, una mujer sabia: «Se sentaba debajo de la palmera de Débora entre Ramá y Betel, en la región montañosa de Efraín; y los hijos de Israel subían a ella a pedir juicio» (Jueces 4:5). Pero al oír de la opresión de las dos tribus del norte, Débora la profetisa pasó a un rol de liderazgo diferente.

En la seguridad de su país montañoso, ella podría haber ignorado los aprietos de los israelitas de las tierras planas del norte bajo la conquista de Jabín. Pero una mujer ezer con la capacidad de venir en auxilio del desvalido, eso es lo que hará. Débora mandó a Barac (un habitante del norte) a levantar un ejército de diez mil hombres armados a quienes Dios usaría para derrotar a las fuerzas superiores del rey Jabín.

Sucedía que Jabín tenía novecientos carros de hierro e Israel ninguno; los soldados de Israel estaban gravemente sobrepasados en armas. Dios le había dado a Débora la profetisa un plan de batalla, pero el nervioso Barac insistió en que Débora estuviera a su lado durante la batalla o no asumiría la tarea.

Algunos cristianos tienen la noción de que los hombres no deben trabajar bajo la dirección de una mujer, pero Barac y Débora conformaron un equipo exitoso con Débora como su líder. El desorganizado ejército israelita, acampando en las laderas del Monte Tabor, miró hacia abajo todos aquellos carros de hierro con arqueros y espadachines bien equipados y supo que semejante batalla era desesperanzada.

  1. Pero en el momento preciso, Débora al lado de Barac gritó: «¡Levántate! el Señor ha salido delante de ti» (Jueces 4:14).
  2. Y en tanto que el ejército de Barac descendía por la pendiente del monte, Dios hizo entrar en pánico a las fuerzas enemigas.
  3. El historiador Josefo nos dice que una tormenta de granizo golpeó al ejército de Jabín en plena cara, cegando a los arqueros, los conductores de los carros y los caballos.

La lluvia pronto convirtió la llanura en una ciénaga pantanosa que atrapó las ruedas de los pesados carros de hierro en el fango. El tranquilo arroyo Quisón en el lugar se desbordó e inundó la tierra, arrastrando a los guerreros al mar en sus turbulentas aguas.

  • Al presenciar la liberación de Dios, Débora y Barac cantaron su alabanza a Dios: «¡Marcha, alma mía, con poder!» (Jueces 5:21).
  • En el libro de Jueces, Débora es la líder ejemplar, igual a los más grandes líderes de Israel.
  • Ningún otro juez fue también llamado profeta, lo que indica la estrecha similitud de Débora con Moisés y Josué.

Como profeta, ella tuvo una inamovible fe en Dios, lo que le dio fortaleza para guiar al pueblo. Ella sabía que fue el Señor quien derrotó al enemigo. Ella solo era un instrumento de Dios. No todo hombre o mujer está llamado a liderar, pero toda mujer está creada para ser una ezer, para ponerse al lado de aquellos que sin su ayuda están desvalidos.

¿Qué significa la palmera espiritualmente?

La rama de la palma es un símbolo de la victoria, el triunfo, la paz y la vida eterna que se origina en el antiguo Oriente Próximo y el mundo mediterráneo. La palma ( Phoenix ) era sagrada en las religiones mesopotámicas y en el antiguo Egipto representaba la inmortalidad.

¿Dónde habitaba Débora?

Jueces 4:4-23-24 TLA – En esa época una profetisa llamada Débora era jefe de los israelitas. Débora era esposa de Lapidot, y acostumbraba sentarse bajo una palmera, conocida como la Palmera de Débora, que estaba en las montañas de la tribu de Efraín, entre Ramá y Betel.

  • Los israelitas iban a verla para que les solucionara sus problemas.
  • Cierto día, ella mandó llamar a Barac hijo de Abinóam, que vivía en Quedes, un pueblo de la tribu de Neftalí, y le dijo: —El Dios de Israel, que es el Dios verdadero, te ordena reunir en el monte Tabor a diez mil hombres de las tribus de Neftalí y de Zabulón.

Dios hará que Sísara, el jefe del ejército de Jabín, vaya al arroyo Quisón para atacarte con sus soldados y sus carros. Pero Dios les dará a ustedes la victoria. Barac le respondió: —Iré solamente si tú me acompañas. De otra manera, no iré. Entonces Débora dijo: —Está bien, te acompañaré.

Pero quiero que sepas que no serás tú quien mate a Sísara. Dios le dará ese honor a una mujer. Y Débora se fue a Quedes con Barac, donde este reunió un ejército con diez mil hombres de las tribus de Zabulón y de Neftalí. Por su parte, Héber el quenita, que era descendiente del suegro de Moisés, se había separado de su tribu y se había ido a vivir cerca de Quedes, junto al roble de Saanaim.

Cuando Sísara se enteró de que Barac se dirigía al monte Tabor, reunió a sus novecientos carros de hierro y a todos sus soldados. Salieron de Haróset-goím y marcharon hasta el arroyo Quisón. Entonces Débora le dijo a Barac: «¡En marcha, que hoy Dios te dará la victoria sobre Sísara! ¡Y Dios mismo va al frente de tu ejército!» Barac bajó del monte Tabor, al frente de sus diez mil soldados.

Cuando Barac y sus hombres atacaron, Dios causó confusión entre los carros y los soldados de Sísara. Hasta el mismo Sísara se bajó de su carro y huyó a pie. Barac, mientras tanto, persiguió a los soldados y a los carros hasta Haróset-goím. Aquel día murieron todos los soldados de Sísara. Ni uno solo quedó con vida.

You might be interested:  Que Significa Una Llamada Spam?

Sísara huyó a pie hasta la carpa de Jael, la esposa de Héber, porque el rey Jabín era amigo de la familia de Héber. Jael salió a recibirlo y le dijo: «Pase por aquí, señor. No tenga miedo». Entonces él entró en la carpa, y ella lo escondió detrás de una cortina.

  1. Como Sísara tenía mucha sed, le pidió a Jael que le diera agua.
  2. Ella destapó la jarra donde guardaba la leche, y le dio a beber.
  3. Después volvió, para esconder a Sísara, y él le dijo: «Quédate a la entrada de la carpa.
  4. Si alguien pregunta quién está aquí adentro, dile que no hay nadie».
  5. Sísara estaba tan cansado que se quedó profundamente dormido.

Entonces Jael tomó un martillo y una estaca de la carpa, y sin hacer ruido se acercó hasta donde estaba Sísara; allí le atravesó la cabeza con la estaca, hasta clavarla en la tierra. Así murió Sísara. Cuando llegó Barac buscando a Sísara, Jael salió a recibirlo y le dijo: «Ven y te mostraré al hombre que buscas».

¿Dónde oraba Débora en la Biblia?

Versos Paralelos La Biblia de las Américas y se sentaba debajo de la palmera de Débora entre Ramá y Betel, en la región montañosa de Efraín; y los hijos de Israel subían a ella a pedir juicio. Nueva Biblia Latinoamericana Ella se sentaba debajo de la palmera de Débora entre Ramá y Betel, en la región montañosa de Efraín; y los Israelitas subían a ella a pedir juicio.

Reina Valera Gómez y ella se sentaba bajo la palmera de Débora, entre Ramá y Betel, en el monte de Efraín; y los hijos de Israel subían a ella a juicio. Reina Valera 1909 La cual Débora habitaba debajo de una palma entre Rama y Beth-el, en el monte de Ephraim: y los hijos de Israel subían á ella á juicio.

Biblia Jubileo 2000 La cual Débora habitaba debajo de una palma entre Ramá y Bet-el, en el monte de Efraín; y los hijos de Israel subían a ella a juicio. Sagradas Escrituras 1569 La cual Débora habitaba debajo de una palma entre Ramá y Bet-el, en el monte de Efraín; y los hijos de Israel subían a ella a juicio.

King James Bible And she dwelt under the palm tree of Deborah between Ramah and Bethel in mount Ephraim: and the children of Israel came up to her for judgment. English Revised Version And she dwelt under the palm tree of Deborah between Ramah and Beth-el in the hill country of Ephraim: and the children of Israel came up to her for judgment.

Tesoro de la Escritura the palm Génesis 35:8 Y murió Débora, nodriza de Rebeca, y fue sepultada al pie de Betel, debajo de la encina; y ésta fue llamada Alón-bacut. between Josué 16:2 Seguía desde Betel a Luz, y continuaba hasta la frontera de los arquitas en Atarot.

Josué 18:22,25 Bet-arabá, Zemaraim, Betel, 1 Samuel 1:1,19 Había un hombre de Ramataim de Zofim, de la región montañosa de Efraín, que se llamaba Elcana, hijo de Jeroham, hijo de Eliú, hijo de Tohu, hijo de Zuf, efrateo.1 Samuel 6:16,17 Cuando los cinco príncipes de los filisteos vieron esto, regresaron a Ecrón el mismo día.1 Samuel 25:1 Murió Samuel, y se reunió todo Israel y lo lloraron, y lo sepultaron en su casa en Ramá.

Después David se levantó y descendió al desierto de Parán. Jeremías 31:15 Así dice el SEÑOR: Se oye una voz en Ramá, lamento y llanto amargo. Raquel llora por sus hijos; rehúsa ser consolada, por sus hijos que ya no existen. came up Éxodo 18:13,16,19,26 Y aconteció que al día siguiente Moisés se sentó a juzgar al pueblo; y el pueblo estuvo delante de Moisés desde la mañana hasta el atardecer.

Deuteronomio 17:8-12 Si un caso es demasiado difícil para que puedas juzgar, como entre una clase de homicidio y otra, entre una clase de pleito y otra, o entre una clase de asalto y otra, siendo casos de litigio en tus puertas, te levantarás y subirás al lugar que el SEÑOR tu Dios escoja, 2 Samuel 15:2-6 Y Absalón se levantaba temprano y se situaba junto al camino de la puerta; y sucedía que todo aquel que tenía un pleito y venía al rey para juicio, Absalón lo llamaba y decía: ¿De qué ciudad eres? Y éste respondía: Tu siervo es de una de las tribus de Israel.

Enlaces Jueces 4:5 Interlineal • Jueces 4:5 Plurilingüe • Jueces 4:5 Español • Juges 4:5 Francés • Richter 4:5 Alemán • Jueces 4:5 Chino • Judges 4:5 Inglés • Bible Apps • Bible Hub Las citas Bíblicas son tomadas de La Biblia de las Américas © 1986, 1995, 1997 by The Lockman Foundation, La Habra, Calif, //www.lockman.org,

  1. Usadas con permiso.
  2. Las citas bíblicas son tomadas Nueva Biblia de los Hispanos © 2005 by The Lockman Foundation, La Habra, Calif, //www.lockman.org,
  3. Usadas con permiso.
  4. Reina Valera Gómez (© 2010) Contexto Débora y Barac 4 Débora, profetisa, mujer de Lapidot, juzgaba a Israel en aquel tiempo; 5 y se sentaba debajo de la palmera de Débora entre Ramá y Betel, en la región montañosa de Efraín; y los hijos de Israel subían a ella a pedir juicio.6 Y ella mandó llamar a Barac, hijo de Abinoam, de Cedes de Neftalí, y le dijo: Esto ha ordenado el SEÑOR, Dios de Israel: “Ve, marcha al monte Tabor y lleva contigo a diez mil hombres de los hijos de Neftalí y de los hijos de Zabulón.

Referencia Cruzada Génesis 35:8 Y murió Débora, nodriza de Rebeca, y fue sepultada al pie de Betel, debajo de la encina; y ésta fue llamada Alón-bacut. Jueces 4:4 Débora, profetisa, mujer de Lapidot, juzgaba a Israel en aquel tiempo; 1 Samuel 22:6 Entonces oyó Saúl que David y los hombres que estaban con él habían sido descubiertos.

¿Que le pidió Dios a Débora?

Imagen Relatos del Antiguo Testamento: Débora la profetisa Débora era una profetisa, una fiel líder israelita que fue inspirada por Jehová. Su pueblo había dejado de guardar los mandamientos del Señor, y los cananeos los gobernaban. Después de veinte años, los israelitas comenzaron a orar para pedir la ayuda del Señor. Jueces 4:1–5 Imagen Relatos del Antiguo Testamento: Débora la profetisa Jehová escuchó sus oraciones. Dijo a Débora que reuniera un ejército de israelitas para luchar contra los cananeos. Jueces 4:6 Imagen Relatos del Antiguo Testamento: Débora la profetisa El ejército cananeo tenía muchos soldados y carros de combate. Aquello hacía temer al ejército israelita, pero no a Débora; ella sabía que Jehová los ayudaría. Jueces 4:3, 7 Imagen Relatos del Antiguo Testamento: Débora la profetisa Barac era el líder del ejército israelita, pero no quería combatir. Sin embargo, pensó que si Débora iba con el ejército, Jehová los protegería. Débora accedió a ir y profetizó que una mujer derrotaría a Sísara, el líder del ejército cananeo. Jueces 4:8–9 Imagen Relatos del Antiguo Testamento: Débora la profetisa El ejército israelita se reunió en un monte y los cananeos se reunieron en el valle. Débora dijo a Barac que bajara de la montaña y le prometió que Jehová estaría con ellos. Jueces 4:12–14 Imagen Relatos del Antiguo Testamento: Débora la profetisa Jehová envió lluvia, y los carros de los cananeos fueron arrastrados por el agua. Muchos cananeos se ahogaron en el río, pero Sísara huyó. Jueces 4:15, 17 ; 5:4–5, 19–22 Imagen Relatos del Antiguo Testamento: Débora la profetisa Una mujer llamada Jael vivía en una tienda cercana. Vio a Sísara corriendo y le dijo que se escondiera en su tienda. Jael sabía que el hombre era líder del ejército cananeo y lo mató para que no pudiera hacer daño a más personas. Jueces 4:15–21 Imagen Relatos del Antiguo Testamento: Débora la profetisa La profecía de Débora se hizo realidad. Sísara fue derrotado por una mujer heroica. Débora cantó una canción para ayudar a los israelitas a recordar cómo los había salvado Jehová. Los israelitas guardaron los mandamientos y vivieron en paz durante cuarenta años. Jueces 5:1, 24–27, 31

¿Quién era Débora ama de Rebeca en la Biblia?

Débora era la nodriza que viajó con Rebeca, la madre de Jacob, cuando conoció a Isaac (Génesis 24:59). Rebeca fue la que le instó a Jacob a engañar a su padre Isaac para robarle a Esaú la bendición de la familia (Génesis 27:14–17). Cuando la nodriza de Rebeca murió, la enterraron bajo una encina en Betel.

¿Qué es Despierta Débora?

QUIENES SOMOS | despierta-debora

DESPIERTA DÉBORA” es un movimiento de oración, cuyo blanco es despertar millones de madres y padres intercesores, biológicos, adoptivos o espirituales, de cualquier denominación, comprometidos en orar 15 minutos por día, para que Dios opere un despertamiento espiritual sin precedentes en la historia de la juventud mundial. Son 15 minutos diarios de oración que harán diferencia para la eternidad. Nuestros hijos precisan de una gran cobertura de oración. Nadie ora por un hijo o hija como lo hacen los padres, principalmente cuando vemos hoy, millones de jóvenes y adolescentes los cuales están expuestos a las presiones de las drogas, de la inmoralidad, del consumismo, de la incredulidad y mucho más.

You might be interested:  Que Significa Cuando Un Perro Aulla?

: QUIENES SOMOS | despierta-debora

¿Cuántos años juzgo Débora a Israel?

Jericó es la primera ciudad que conquista Israel tras la salida de Egipto. Según el libro de Josué, “el Señor dio a Israel toda la tierra que había jurado dar a sus padres. Los israelitas la ocuparon y se instalaron en ella. El Señor les concedió paz en todas sus fronteras, tal como había jurado a sus padres, y ninguno de sus enemigos pudo hacerles frente.

Consulta la revista gratis durante la cuarentena: haz click aquí Regístrate en el boletín gratuito y recibe un avance de los contenidos ESPECIAL: Vida Nueva celebra en marzo el mes de la mujer

Sin embargo, el comienzo del libro de los Jueces presenta una situación completamente distinta, con una gran parte del territorio en manos de los cananeos : “¿Quién de nosotros subirá primero contra los cananeos, para luchar contra ellos?” (Jue 1,1), dicen los israelitas.

Precisamente, ese es el contexto de esos personajes conocidos como “jueces”, que en realidad son figuras carismáticas con funciones fundamentalmente militares, de liberación del pueblo y su territorio. La Escritura nos habla de doce “jueces”: seis con historias más o menos extensas (jueces mayores) y otros seis de los que apenas conocemos unos pocos datos (jueces menores).

Valga como muestra de estos últimos: “Después de Abimélec surgió Tolá para salvar a Israel. Era hijo de Fuá, hijo de Dodó, de Isacar, y moraba en Samir, en la montaña de Efraín. Juzgó a Israel veintitrés años. Murió y lo enterraron en Samir” (Jue 10,1-2).

Entre los “jueces” de Israel hay una mujer, Débora (“abeja”), la cuarta de la nómina. Curiosamente, de Débora –cuyo marido se llama Lapidot– se dice que sí ejercía funciones judiciales. Se la llama “profetisa” y se la presenta sentada bajo una palmera entre Ramá y Betel para impartir justicia a Israel (Jue 4,4-5).

Pero, igual que sus colegas, su principal actividad estará ligada a la guerra. Qué Significa El Nombre Débora El texto la describe en relación con el “general” Barac, ordenándole que presente batalla contra Sísara, jefe del ejército del rey Yabín. Incluso se puede apreciar un cierto rasgo de humor o ironía cuando Barac responde a Débora: “Si vienes conmigo, iré, pero si no vienes conmigo, no iré” (Jue 4,8).

  1. En hebreo suena así: ‘im-telkí ‘immí wehalaktí, we’im-lo’ talkí ‘immí lo’ ‘élek.
  2. La contestación de Débora es un prodigio de ambigüedad: “Iré contigo, solo que no te corresponderá la gloria por la expedición que vas a emprender, pues el Señor entregará a Sísara en mano de una mujer” (4,9).
  3. Esa mujer a la que se refiere Débora, ¿es ella misma o Yael, que, en efecto, matará a Sísara mediante un engaño? (cf.4,17-22).

En todo caso, lo que se subraya es la superioridad de una mujer frente a la fuerza militar de un varón. Las últimas veces que se menciona a Débora es en Jue 5, donde encontramos un largo cántico puesto en labios de Débora y de Barac (aunque parece que es Débora la que propiamente lo entona: “Y yo, Débora, me puse en pie, me puse en pie como una madre en Israel” ).

Según los expertos, ese cántico es de las partes más antiguas de la Biblia hebrea. Por cierto, al final del mismo hay una poderosa agrupación de mujeres: la madre de Sísara se preocupa por su tardanza, a lo que “las más sabias de sus damas” responden que estará repartiéndose el botín: telas de colores y muchachas.

*Artículo original aparecido en la revista Religión y Escuela

¿Cómo es Débora o Dévora?

En español se escribe DÉBORA ; en inglés DEBORAH. La H es perfectamente prescindible, ya que es muda incluso en inglés. Respondido inicialmente: ¿Nonbre de devora como se pronuncia devorah o devora? es débora.

¿Quién era Barac y Débora?

Débora y Barac – Saxum El primer gran acontecimiento de la historia de la Biblia que tiene lugar en las inmediaciones del Tabor es la victoria de Débora y Barac en su batalla contra los cananeos. Antes de que Israel fuera una monarquía, sus líderes eran los llamados jueces. Qué Significa El Nombre Débora Vista del valle desde el monte Tabor Débora mandó llamar a Barac, comandante del ejército de los israelitas, y le ordenó que se enfrentara con diez mil hombres a las tropas de Sísara, temible general cananeo. Barac duda y pone como condición que Débora vaya con ellos.

  1. La profetisa acepta, pero advierte al comandante que el mérito de la victoria será para una mujer.
  2. Tal y como Dios había revelado a Débora, los israelitas liderados por Barac vencen, pero Sísara consigue escapar del campo de batalla con vida.
  3. El general cananeo llega agotado a la tienda de una mujer llamada Jael, que lo acoge y le ofrece que se acueste a descansar.

Jael era la esposa de Heber, el quenita, descendiente del suegro de Moisés. Aunque la familia de Jael encontró la paz con los cananeos, ella se puso del lado de los israelitas debido a la dura opresión que sufrían por parte del rey de Canaán. Cuando el general se queda dormido, Jael lo mata clavándole una estaca en la cabeza.

¿Qué le dijo devora a Barac?

Jueces 4:4-16 RVC – En aquel tiempo gobernaba a Israel una profetisa llamada Débora, que era mujer de Lapidot. Débora acostumbraba sentarse bajo una palmera que estaba entre Ramá y Betel, en el monte de Efraín. Los israelitas iban a ese lugar, conocido como «La palmera de Débora», para que les hiciera justicia.

Un día, Débora mandó llamar a Barac hijo de Abinoán, quien era de Cedes de Neftalí. Cuando Barac llegó, ella le preguntó: «El Señor y Dios de Israel te ha dado una orden, ¿no es verdad? Te ha dicho: “Ve y reúne a tu gente en el monte Tabor. Toma diez mil hombres de la tribu de Neftalí y de la tribu de Zabulón.

Yo voy a hacer que Sísara, el capitán del ejército de Jabín, vaya al arroyo de Cisón con sus carros y su ejército, y allí lo entregaré en tus manos.”» Y Barac le respondió: «Iré, si tú vas conmigo. Si no vas conmigo, no iré.» Ella le dijo: «Voy a ir contigo.

  • Pero la gloria de la victoria no será tuya, porque el Señor va a poner a Sísara en manos de una mujer.» Y así, Débora se levantó y acompañó a Barac hasta Cedes.
  • Allí Barac reunió a las tribus de Zabulón y Neftalí, que eran diez mil hombres bajo su mando.
  • Débora lo acompañó.
  • Un quenita llamado Jéber, descendiente de Hobab, el suegro de Moisés, se había apartado de los quenitas para plantar sus tiendas de campaña en el valle de Sanayin, junto a Cedes.

Como Sísara fue informado de que Barac hijo de Abinoán había subido al monte Tabor, reunió sus novecientos carros de hierro y a todo su ejército, que era tan numeroso que se extendía desde Jaroset Goyín hasta el arroyo de Cisón. Entonces Débora le dijo a Barac: «Levántate, que hoy el Señor va a poner a Sísara en tus manos, pues en verdad el Señor está contigo.» Barac bajó entonces del monte Tabor con sus diez mil hombres, y el Señor derrotó delante de Barac a Sísara, desbaratando sus carros y pasando a filo de espada a todo su ejército.

¿Quién fue Débora ama de Rebeca en la Biblia?

Débora era la nodriza que viajó con Rebeca, la madre de Jacob, cuando conoció a Isaac (Génesis 24:59). Rebeca fue la que le instó a Jacob a engañar a su padre Isaac para robarle a Esaú la bendición de la familia (Génesis 27:14–17). Cuando la nodriza de Rebeca murió, la enterraron bajo una encina en Betel.

¿Qué quiere decir el canto de Débora?

El cántico de Débora constituye un himno que incorpora formas literarias como la salmodia, la teofanía, la épica, la imprecación, la bendición y la oda a la victoria.

¿Qué significa la palabra juez en la Biblia?

¿Quiénes eran los “jueces”? – Los “jueces” eran líderes dentro de las tribus de Israel, escogidos por Dios o por el pueblo, para librar a los israelitas de sus enemigos. Los jueces eran más bien líderes militares que jueces propiamente dichos, los cuales trataban asuntos relacionados con la ley.

¿Quién? ¿Qué hicieron?
Aod Mató al rey enemigo.
Débora Una profetisa que inspiró a los ejércitos israelitas.
Gedeón Puso su confianza en el Señor para guiar a Israel a la victoria con un pequeño ejército.
Jefté Lo escogió el pueblo para que guiara a Israel a la victoria, pero hizo una promesa tonta, sin pensar bien lo que prometía.
Sansón Fue preordenado para hacer una gran obra, pero desperdició sus dones.