Bacterias Abundantes En Heces Que Significa?

Bacterias Abundantes En Heces Que Significa
¿Qué significan los resultados? – Un resultado de prueba positivo o anormal significa que se encontraron glóbulos blancos en su muestra de heces. Eso significa que tiene inflamación en su tracto digestivo. Esta información ayuda a descartar afecciones que no causan inflamación, incluyendo infecciones virales, ciertas bacterias y la mayoría de los parásitos.

  1. Otras pruebas pueden ayudar a averiguar qué está causando su enfermedad.
  2. Un resultado de prueba negativo o normal significa que no se encontraron glóbulos blancos en su muestra de heces.
  3. Eso puede significar que la inflamación no está causando su enfermedad.
  4. Pero un resultado normal de la prueba no puede descartar afecciones que causan inflamación.

Eso se debe a que los glóbulos blancos no duran mucho en una muestra de heces. Si su muestra de heces contenía una pequeña cantidad de células que se deshicieron durante la prueba, es posible que no aparezcan. Por lo tanto, podría tener inflamación en su sistema digestivo a pesar de que su prueba no encontró glóbulos blancos en sus heces.

¿Qué pasa cuando hay abundantes bacterias en las heces?

El exceso de bacterias en el intestino delgado puede agotar los nutrientes que necesita el cuerpo. Como resultado, la persona se vuelve desnutrida. La descomposición de los nutrientes por el exceso de bacterias también puede dañar el revestimiento del intestino delgado.

¿Cuántas bacterias hay en las heces?

Bacteroides es un género de bacterias Gram-negativas que constituyen el principal componente de la microbiota gastrointestinal, vaginal y bucal en los mamíferos. Se han encontrado concentraciones tan altas como 10 10 -10 11 bacterias por gramo de heces humanas. –

¿Qué es una infección bacteriana en las heces?

Descripción general – La Clostridioides difficile es una bacteria que causa una infección del intestino grueso (colon). Los síntomas pueden abarcar desde diarrea hasta daños en el colon que ponen en riesgo la vida. La bacteria a menudo se conoce como C.

Difficile o C. diff. La enfermedad provocada por C. difficile generalmente se presenta después de usar antibióticos. Afecta con mayor frecuencia a los adultos mayores internados en hospitales o en instalaciones de cuidado a largo plazo. En los Estados Unidos, alrededor de 200.000 personas se infectan al año con C.

difficile en hospitales o entornos de atención médica. Estas cifras son menores que en años anteriores gracias a las mejores medidas de prevención. Las personas que no están en hospitales ni en entornos de atención médica también pueden desarrollar una infección por C.

difficile. Algunas cepas de la bacteria en la población general pueden causar infecciones graves o tener más probabilidades de afectar a las personas más jóvenes. En los Estados Unidos, ocurren cerca de 170.000 infecciones anualmente fuera de entornos de atención médica, y estos números son cada vez mayores.

La bacteria anteriormente se conocía como Clostridium difficile.

¿Qué puedo comer si tengo sobrecrecimiento bacteriano?

Alimentos permitidos en la dieta baja en FODMAPs –

MAYOR CONTENIDO EN FODMAPs MENOR CONTENIDO EN FODMAPs
FRUTAS Manzana, albaricoque, aguacate, pera, mora, frutas en lata Generalmente el consumo de fruta debe ser moderado Piña, plátano, clementina, kiwi, fresas, frambuesas
VEGETALES Y HORTALIZAS Alcachofa, coliflor, brócoli, hinojo, ajo, col, puerro, pimiento verde, coles de Bruselas, espárrago Tomate, calabacín, espinaca, berenjena, zanahoria
LEGUMBRES Garbanzos, lentejas, alubias, guisantes, habas, soja Judías verdes
FRUTOS SECOS /ACEITES Y GRASAS Almendras, pistachos, avellanas, cacahuete, anacardos (y sus correspondientes cremas de frutos secos) Todos los aceites vegetales, margarina, mantequilla, semillas de chía, nueces
CARNES, PESCADOS Y HUEVOS Embutidos y carnes procesadas Todo tipo de carnes sin procesar, todo tipo de pescados y huevo
PRODUCTOS LÁCTEOS Leche (vaca, cabra y oveja), yogur, quesos blandos (Burgos, ricota, requesón, mascarpone, queso fresco) y productos elaborados con lactosa Queso curado (cheddar, parmesano), queso tierno (brie, mozzarella), productos sin lactosa
CEREALES Y TUBÉRCULOS Todos los cereales integrales (espelta, arroz integraletc.) Maíz, cebada. Grandes cantidades de trigo y centeno (pasta de huevo, sémola, pan rallado, etc.) Boniato y raíz de yuca Trigo sarraceno, avena, mijo, quinoa, pasta sin gluten, harina de maíz, arroz, sorgo, patata,
BEBIDAS concentrado de frutas, bebidas con fructosa, licor, oporto, vino espumoso, vino (dulce o semiseco), cerveza de trigo, alcohol, bebidas azucaradas Leche de coco, leche de almendra, té, agua, vino (seco)
OTROS Jarabe de agave, sirope de maíz, fructosa, miel, productos que contengan inulina. Edulcorantes con: manitol (E 421), isomaltosa (E 953), maltitol (E 965), xilitol (E 967), sorbitol (E 420), lactitol (E 966), eritritol (E 968). Salsas preparadas tipo barbacoa, ketchup. Sirope de arce o de arroz, estevia, dextrosa, sacarina

Autoras: Violeta cepeda y Clara Nuño

¿Cómo se pueden eliminar las bacterias?

Medicamentos que se usan para tratar infecciones en personas con cáncer – Debido a que las infecciones en las personas con cáncer pueden empeorar rápidamente, a veces el tratamiento se inicia antes de obtener los resultados de laboratorio. A menudo se comienza de inmediato la toma de antibióticos de amplio espectro.

Un antibiótico de amplio espectro tratará distintas bacterias al mismo tiempo. El tratamiento puede cambiarse después que las pruebas de laboratorio han identificado el germen exacto y el medicamento que surtirá mejor efecto para tratarlo. Los médicos saben qué gérmenes tienden a infectar determinadas partes del cuerpo en las personas con cáncer.

You might be interested:  Que Significa C/U En Precios?

Por lo que a menudo pueden hacer una conjetura fundamentada respecto de los gérmenes que pueden estar causando la infección en un paciente. Las conjeturas fundamentadas son muy importantes porque puede tardar muchos días obtener los resultados de pruebas que indiquen el tipo exacto de germen que causa una infección y qué medicamento lo detendrá o eliminará mejor.

Los antibióticos (a veces más de uno al mismo tiempo) se usan para tratar infecciones bacterianas Los medicamentos antifúngicos se usan para tratar infecciones fúngicas Los medicamentos antivirales se usan para tratar infecciones virales Los medicamentos antiprotozoarios para tratar infecciones por protozoos

Los antiinfecciosos a menudo se administran a los pacientes cuando se sospecha la presencia de una infección o después que se ha identificado una infección para tratarla. Otras veces, se pueden administrar a pacientes que tienen un riesgo conocido de un germen particular antes de contraer una infección para prevenir la infección.

  1. A los pacientes con una presunta infección; después de un examen físico se les realizarán pruebas de laboratorio, cultivos y a veces incluso estudios por imágenes o procedimientos especiales.
  2. Esto ayudará al médico a descubrir exactamente dónde está la infección así como también a determinar qué germen puede estar causando la misma.

Luego se inicia rápidamente la administración de antiinfecciosos (que pueden ser antibióticos, antivirales, antifúngicos o antiprotozoarios). Después que se identifica el germen exacto, se puede continuar con el mismo antiinfeccioso, o se puede empezar con otros nuevos si las pruebas muestran que otros surtirían mejor efecto o si se identifica otro tipo de germen.

¿Qué es más peligroso un virus o una bacteria?

Todavía no hemos abordado la pregunta: ¿qué es más peligroso, un virus o una bacteria? La respuesta depende de varios factores: su capacidad infectiva, su virulencia y su capacidad de transmisión. También es importante el hecho de tener, o no, cura, claro, y su letalidad.

¿Qué medicamento es bueno para las bacterias intestinales?

Metronidazol. El nombre comercial común de este medicamento es Flagyl ®. Vancomicina oral. El nombre comercial común de este medicamento es Vancocin ®.

¿Cuál es el mejor probiótico para restaurar la flora intestinal?

Los probióticos más conocidos son las bacterias Lactobacillus y Bidobacterium. Su objetivo es ayudar a la macrobiótica intestinal a regenerarse de manera natural. Entre otras cosas, se usan para tratar la diarrea provocada por antibióticos, entre otros trastornos gastrointestinales.

¿Qué enfermedades se pueden detectar con un examen de heces?

¿Qué es un análisis de heces? – El análisis de heces es una prueba de laboratorio que utiliza la materia fecal para diagnosticar (o ayudar en el diagnóstico de) diversas enfermedades, desde una infección intestinal hasta un cáncer de colon, pasando por fisuras, hemorroides, enfermedad del intestino irritable, disbiosis y más.

¿Cómo se llaman las bacterias de las heces?

NOTICIA 26.09.2019 – 13:39h La Escherichia coli (E. coli) es una bacteria que se encuentra normalmente en el intestino del ser humano y de otros animales, en las heces y la orina. Tal y como explica la Organización Mundial de la Salud ( OMS ), se transmite al hombre principalmente por el consumo de alimentos contaminados, como productos de carne picada cruda o poco cocida y leche cruda.

  • La contaminación fecal del agua y de otros alimentos, así como la contaminación cruzada durante la preparación de estos también es causa de infecciones.
  • El E.coli “es la causa más frecuente de infección urinaria y, en menor medida, de otras infecciones como meningitis en el neonato o infecciones respiratorias “, explica José María Marimón, experto de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (SEIMC).

Esta bacteria puede causar también enfermedades comunes como gastroentiritis u otitis.

¿Cuánto tiempo tardan en morir las bacterias?

La supervivencia de las bacterias depende de su capacidad o no de producir esporas – Hay millones de bacterias a nuestro alrededor y algunos de ellas mueren prácticamente al instante desde que entran en contacto con el aire. Por contra, existen otras que pueden vivir durante horas, días e incluso siglos. Los virus sobreviven en superficies duras, mientras que las bacterias lo hacen en materiales que son porosos. Generalmente, las bacterias permanecen activas por más tiempo que los virus. El hecho de que las bacterias sobrevivan, depende de si son capaces o no de producir esporas.

¿Qué produce la infección bacteriana intestinal?

¿Cuáles son las causas de gastroenteritis? – En general, las infecciones intestinales se adquieren por ingestión de agua o alimentos contaminados o por transmisión de persona a persona por la ruta fecal-oral. En el caso de la Salmonella, que es en nuestro país el agente bacteriano más frecuentemente implicado en las gastroenteritis aguda bacteriana, la transmisión se produce por la ingesta de pollos, huevos de gallina y productos lácteos, siendo raro el contagio de persona a persona o por agua.

Si se produce como consecuencia de la ingesta de toxina preformada ( Vibrio Cholerae, Bacillus cereus, E. Coli enterotoxigénica, S. aureus, Clostridium perfringens, Cryptosporidium), el periodo de incubación hasta la aparición de los síntomas es corto (pocas horas), las heces habitualmente son voluminosas abundantes y acuosas, no presentan moco, sangre o pus y el dolor abdominal es poco importante.

La probabilidad de contraer una infección intestinal depende de la virulencia del agente patógeno ingerido y de su cantidad.

¿Qué es SIBO y cómo se cura?

Sobrecrecimiento bacteriano del intestino delgado (SIBO) Un enfoque basado en la evidencia | 19 JUN 20 Se caracteriza por una cantidad excesiva de bacterias en ese segmento intestinal y una constelación de síntomas que incluyen hinchazón, dolor, gases y diarrea.

Resumen Aunque el sobrecrecimiento bacteriano del intestino delgado (SIBO)se conoce desde hace muchas décadas, existe una falta de consenso y claridad con respecto a la historia natural y los métodos para su diagnóstico. Se han propuesto varias pruebas, incluida la prueba de aliento con glucosa, la prueba de aliento con lactulosa, aspiración y cultivo del intestino delgado, y otras. Sin embargo, hay una falta de estandarización de estas pruebas y su interpretación. El tratamiento de SIBO sigue siendo empírico; en general, se recomiendan antibióticos de amplio espectro durante 2 semanas (amoxicilina, rifaximina, ciprofloxacina, etc.) pero la evidencia de su uso es escasa. Claramente, existe una gran necesidad de desarrollar un enfoque sistemático para el manejo de SIBO y realizar ensayos clínicos multicéntricos para el tratamiento de SIBO.

En esta revisión, discutiremos la evidencia actual para el diagnóstico y el tratamiento de SIBO, que incluye: 1. Eliminación / modificación de las causas subyacentes 2. Inducción de remisión (antibióticos y dieta elemental)

3. Mantenimiento de remisión (medicamentos procinéticos, modificaciones en la dieta, antibióticos repetidos o cíclicos).

El sobrecrecimiento bacteriano del intestino delgado (SIBO) se define por la presencia de cantidades anormales y excesivas de bacterias en el intestino delgado asociadas con una miríada de síntomas que incluyen hinchazón, flatulencia, dolor abdominal, náuseas, dispepsia, fatiga, diarrea y estreñimiento.

  • La mala absorción, la pérdida de peso, la anemia y la deficiencia de vitaminas y hierro son manifestaciones menos frecuentes pero más graves de SIBO.
  • Se han identificado múltiples factores de riesgo independientes para SIBO que incluyen: anomalías anatómicas tales como diverticulosis del intestino delgado; cambios estructurales posquirúrgicos tales como resección de válvula ileocecal, derivación gástrica y Roux-en-Y; medicamentos que disminuyen la motilidad intestinal, como narcóticos, anticolinérgicos y antidiarreicos; hipo o aclorhidria debido a cirugía, gastritis autoinmune o inhibidores de la bomba de protones y dismotilidad del intestino delgado independientemente de la causa (p.

ej., enfermedad inflamatoria intestinal, enfermedad celíaca, enteritis por radiación, adherencias del intestino delgado y enfermedades sistémicas asociadas con la dismotilidad, como esclerodermia, diabetes y amiloidosis). Además, SIBO se ha asociado con múltiples afecciones que incluyen síndrome del intestino irritable, rosácea, encefalopatía hepática, obesidad, gastroparesia, enfermedad de Parkinson, fibromialgia, pancreatitis crónica, enfermedad renal terminal y enfermedades inflamatorias intestinales.

  • A pesar de la alta prevalencia e importancia de SIBO, existe una falta de consenso y claridad sobre el método óptimo para el diagnóstico de esta afección.
  • Además, existe una gran necesidad de desarrollar un enfoque basado en la evidencia para el manejo de SIBO que incluya ensayos clínicos bien diseñados para su tratamiento de SIBO.

En esta revisión, discutiremos los métodos actuales para el diagnóstico de SIBO seguido de un enfoque sistemático para el tratamiento de esta afección. Se han propuesto y probado numerosos métodos para el diagnóstico de SIBO. Las pruebas de diagnóstico más comunes incluyen la evaluación de los perfiles de síntomas clínicos, tratamientos empíricos, pruebas de aliento y aspiración y cultivo del intestino.

  • Varios estudios han evaluado la utilidad clínica y el valor predictivo de los síntomas asociados con SIBO.
  • Estos estudios han concluido que los síntomas no son específicos y, como tales, no pueden usarse para diagnosticar con precisión el SIBO.
  • En un estudio, Jacobs et al.
  • Evaluaron a 168 sujetos con SIBO (n = 38), sobrecrecimiento de hongos del intestino delgado (SIFO, n = 24), mezcla de SIFO / SIBO (n = 32), o ausencia de sobrecrecimiento comprobado por intestino delgado aeróbico / anaerobio / fúngico cultivos (n = 74).

No hubo diferencias en la intensidad, frecuencia y duración del dolor abdominal, hinchazón, plenitud, eructos, indigestión, náuseas, vómitos, diarrea y gases. Recientemente, en un estudio retrospectivo, Baker et al. evaluó los perfiles de síntomas de 5045 pacientes que se sometieron a pruebas de aliento con glucosa.

Respuesta clínica al tratamiento empírico con antibióticos

La respuesta sintomática a los antibióticos se ha propuesto como una herramienta clínica para el diagnóstico de SIBO. Sin embargo, dada la naturaleza no específica de los síntomas, la incapacidad de predecir qué antibiótico puede ser efectivo contra qué constelación de síntomas u organismos, el potencial de mal uso de antibióticos y el desarrollo de resistencia a los medicamentos, y el reciente aumento en la incidencia de la colitis por Clostridium difficile, la terapia empírica con antibióticos puede presentar riesgos injustificados para los pacientes. Además, no hay consenso ni un método objetivo para identificar la respuesta de los síntomas a los antibióticos. Por lo tanto, este enfoque no se recomienda, > Prueba de aliento La cuantificación de hidrógeno y gas metano en muestras de aliento sigue siendo la prueba más económica, no invasiva y ampliamente disponible para el diagnóstico de SIBO. Las células humanas no son capaces de producir metano o hidrógeno gaseoso. La presencia de estos gases en el aliento humano indica el metabolismo de los residuos de carbohidratos por el intestino, su absorción por el intestino y la espiración a través de los pulmones. Según este principio, cuando se administra lactulosa o glucosa a un paciente con presunto SIBO, los cambios en las concentraciones de hidrógeno y metano en muestras de aliento secuenciales indicarán la presencia de SIBO. La producción de gas en pacientes con SIBO es claramente variable y depende de la concentración y los tipos de bacterias colonizadoras en el intestino delgado, así como de la disponibilidad de residuos de carbohidratos y la capacidad de absorción del intestino delgado. El equipo actual de cromatografía de gases disponible comercialmente no puede detectar el sulfuro de hidrógeno, que es otro gas importante producido por el microbioma intestinal, y su evaluación puede mejorar el rendimiento de las pruebas de aliento. Hay un gran grado de heterogeneidad en la definición de una prueba de aliento positiva, lo que subraya la necesidad de estudios de validación a gran escala y revisiones de consenso de expertos. En un estudio reciente que comparó las pruebas de hidrógeno en aliento con glucosa con aspiración / cultivo duodenal, un valor de corte de ≥20 ppm de hidrógeno por encima del valor inicial tenía una sensibilidad y especificidad de 77 y 66%, respectivamente. > Aspiración / cultivo de intestino delgado para identificar SIBO Aunque no está completamente validado, actualmente, el estándar de oro aceptado para el diagnóstico de SIBO es la aspiración de líquido del intestino delgado, seguido de cultivo y recuento bacteriano. A diferencia de las pruebas de aliento, la aspiración del intestino delgado es lenta, costosa e invasiva, y a menudo requiere endoscopía con sedación, aunque se ha descrito la colocación de una sonda de intestino delgado asistida por fluoroscopia. El cultivo proximal del intestino delgado puede ser falsamente negativo, ya que puede pasar por alto el crecimiento excesivo de bacterias en el intestino delgado medio y distal, que está fuera del alcance de un endoscopio regular. Además, dadas las técnicas actuales de recolección de muestras, la contaminación con flora oral y esofágica puede conducir a resultados falsos positivos, aunque el uso de una técnica aséptica podría minimizarlos. El tratamiento de SIBO se compone de tres estrategias generales: (1) inducción de la remisión, (2) mantenimiento de la remisión y (3) tratamiento / modificación de la causa subyacente de SIBO. > Inducción de remisión Los antibióticos son la base de la terapia para SIBO. Sin embargo, dada la limitada evaluación cualitativa y cuantitativa de las bacterias que están causando los síntomas, la elección, la dosis y la duración de la terapia con antibióticos no se han entendido completamente. Una revisión sistemática encontró 23 ensayos en la literatura que abordaron el papel de los antibióticos en SIBO. La mayoría de estos ensayos no estaban controlados, y 17 estudios incluyeron menos de 20 sujetos. Los criterios de valoración del estudio fueron variables, y la respuesta clínica definida por el investigador fue el criterio de valoración primario más común que osciló entre el 35 y el 100%. Mientras que los antibióticos más comunes fueron clindamicina, metronidazol, neomicina, rifaximina y tetraciclina, otros compuestos antimicrobianos como ampicilina, amoxicilina, cloranfenicol, ciprofloxacina, eritromicina y trimetoprima / sulfametoxazol se han utilizado en cantidades más pequeñas de sujetos. La duración de la terapia ha variado de 5 días a 1 mes, y la frecuencia de la terapia repetida ha variado de ninguna a mensual y de 4 a 6 meses. En un metanálisis de 10 ensayos controlados con placebo, se demostró que los antibióticos eran superiores al placebo con una tasa de normalización combinada del 51% (intervalo de confianza (IC) del 95%, 47-56%) para los antibióticos en comparación con el 10% (95 % CI, 5–18%) para placebo. La rifaximina es uno de los antibióticos más estudiados en trastornos intestinales funcionales. Ha sido aprobado por la Food and Drug Association (FDA) para la diarrea del viajero, la encefalopatía hepática y el SII con diarrea. En el estudio más grande que abordó específicamente el efecto de la rifaximina en SIBO, Lauritano et al. aleatorizaron a 142 pacientes con SIBO diagnosticados por prueba de aliento de glucosa a rifaximina 400 mg tres veces al día o metronidazol 250 mg tres veces al día durante 7 días. : Sobrecrecimiento bacteriano del intestino delgado (SIBO)

¿Cuáles son los síntomas del SIBO?

Qué es el test SIBO y para qué sirve – El diagnóstico SIBO se puede realizar por medio de la prueba de aliento, o test de lactulosa, que suele ser uno de los métodos más comunes. Consiste en un test no invasivo que mide la cantidad de hidrógeno y metano que se exhala tras beber una mezcla de agua y glucosa.

Este tipo de azúcares se suelen absorber en el intestino grueso, y no en el delgado. Si el test es positivo indica la presencia de bacterias en el intestino delgado, por lo tanto, se padece el trastorno SIBO. Es importante tener en cuenta que este test puede dar falsos negativos o falsos positivos. En el caso de que se siga sospechando de tener SIBO, aunque haya salido negativa, porque los síntomas persisten es posible que el médico recomiende repetirla o realizar una prueba complementaria.

Esta prueba, conocida como el aspirado del intestino delgado, consiste en la obtención de líquidos intestinales para después analizarla en el laboratorio y comprobar si existe crecimiento de bacterias. Para ello, es necesario pasar un endoscopio por la garganta hasta el intestino delgado.

¿Cómo saber si tengo exceso de bacterias intestinales?

Ciertas enfermedades y trastornos reducen o detienen el movimiento del contenido intestinal a través del intestino. Las personas tienen malestar abdominal, diarrea, hinchazón y flatulencia excesiva. El diagnóstico se basa en los síntomas, especialmente en personas que se han sometido a ciertos tipos de cirugía o con ciertos trastornos, además de los resultados de una prueba de aliento o un cultivo del líquido intestinal. El tratamiento antibiótico puede eliminar el exceso de bacterias.

La hinchazón es el síntoma más frecuente de proliferación bacteriana del intestino delgado.

Evaluación de los síntomas por un médico Pruebas de aliento Cultivo de líquido intestinal Pruebas de diagnóstico por la imagen

Los médicos basan el diagnóstico de proliferación bacteriana del intestino delgado en los síntomas característicos, sobre todo en personas que se han sometido a ciertos tipos de cirugía o tienen ciertos trastornos. O se puede realizar una prueba de aliento.

Se produce hidrógeno y metano cuando las bacterias en los intestinos descomponen ciertos azúcares. Los médicos realizan una prueba de aliento que les ayuda a determinar la cantidad de hidrógeno o metano que una persona exhala a través de la respiración. La persona exhala en una bolsa colectora a intervalos de 1 hora durante un periodo de 4 horas después de beber un líquido que contiene cierto azúcar (glucosa o lactulosa) mezclado con agua.

A continuación, se analizan las bolsas. Si la cantidad de hidrógeno o metano en el aliento aumenta significativamente después de consumir cualquiera de los líquidos, se considera que la persona padece proliferación bacteriana del intestino delgado. A veces las personas tienen anomalías en las estructuras internas que las hacen propensas a la proliferación bacteriana.

Antibióticos Cambios en la alimentación

La mayoría de las personas mejoran con un tratamiento antibiótico por vía oral de 10 a 14 días. Debido a que el exceso de bacterias crece más rápidamente con hidratos de carbono, se debe comer una dieta alta en grasas y baja en hidratos de carbono y fibra. Copyright © 2023 Merck & Co., Inc., Rahway, NJ, USA y sus empresas asociadas. Todos los derechos reservados.

¿Cómo eliminar la bacteria E. coli de manera natural?

Estilo de vida y remedios caseros – Sigue estos consejos para prevenir la deshidratación y reducir los síntomas mientras te recuperas:

Bebe líquidos transparentes. Bebe muchos líquidos transparentes, como agua, gaseosas y consomés claros, gelatinas y jugos. Evita consumir jugo de pera y de manzana, cafeína y alcohol. Evita ciertos alimentos. Los productos lácteos, los alimentos grasos, los alimentos con alto contenido de fibra y los alimentos muy condimentados pueden empeorar los síntomas. Realiza todas las comidas. Cuando comiences a sentirte mejor, puedes retomar tu dieta habitual.