Que Piensan Los Padres De Familia Sobre La Educacion?

Que Piensan Los Padres De Familia Sobre La Educacion
Por Agustín Porres (Country Director, Fundación Varkey) Marzo 2018 El rol de los padres en la educación y el desempeño de sus hijos es crucial y por ello necesitamos conocer su opinión, sus preferencias y sus objetivos. Desde Fundación Varkey realizamos la Encuesta Global a Padres que recoge la opinión de 27.361 personas encuestadas entre el 8 de diciembre de 2017 y el 15 de enero de 2018 de forma online en 29 países.

Argentina participó del estudio con una muestra de 1000 padres entre 18 y 55 años de edad, de todo el país. Este estudio extensivo expresa con claridad que los padres argentinos están involucrados positivamente con la educación formal de sus hijos. Además, sus miedos y esperanzas. Analizando los resultados argentinos, el primer dato que resulta interesante es que los padres manifiestan clara confianza hacia la institución educativa que eligieron.

Más de ocho de cada 10 califican como buena y muy buena la calidad de enseñanza que reciben sus hijos. Este dato es importante para las escuelas ya que la confianza es un punto crucial para el logro de buenos resultados educativos. Sin embargo, al alejarnos de la percepción que tienen sobre la propia escuela, es decir, a la que asisten sus hijos, y adentrarnos en la mirada que tienen sobre la calidad educativa en general y de las escuelas públicas del país, el porcentaje se reduce significativamente.

Sólo el 34% de los padres argentinos considera que la educación pública es buena o muy buena. En países de la región como Colombia, la cifra se reduce al 30 %; en Brasil, al 28 %; en México, al 18 %; y en Perú, al 14 %. Esto no solo en cuanto a la escuela pública, sino en relación a escuelas que no son las de sus hijos.

Solo el 46 % de los padres cuyos hijos asisten a escuelas públicas dice que probablemente o muy probablemente enviaría a sus hijos a una escuela privada si se lo pudiera permitir y hubiera cupo disponible; comparado con el 81 % de Brasil y el 55 % de promedio de todos los países encuestados.

La tendencia a nivel global refleja que los padres tienen una gran confianza (78%) en la calidad de la enseñanza que reciben sus hijos pero su confianza disminuye (45%) en la calidad general de las escuelas públicas de su país. En segundo lugar, los padres manifiestan invertir tiempo significativo en el aprendizaje de sus hijos, a diferencia de lo que podríamos inferir intuitivamente debido a los ritmos acelerados y reducidos del mundo actual.

Consultados acerca de cuántas horas por semana le dedican a sus hijos en sus tareas escolares, el 69% de los padres argentinos respondió que le dedica 4 horas o más por semana y el 29% que lo hace 7 horas o más. Más de una vez hemos escuchado que necesitamos familias presentes y que acompañen a sus hijos, la percepción de los padres es que invierten tiempo significativo.

  1. El tercer punto es probablemente el que merece un mayor análisis.
  2. Tres de cada cinco (60 %) padres argentinos dice que la felicidad de sus hijos es una de las tres cosas que más ansiedad les provoca de la escolarización de sus hijos; el segundo resultado más alto del mundo, después de España (64 %).
  3. La seguridad personal de sus hijos y su bienestar mental (incluyendo bullying) son las otras dos cosas que más ansiedad le genera a los padres de nuestro país.

¿Qué podríamos inferir de la ansiedad de los padres sobre la felicidad de sus hijos y su escolarización? Aquí puede estar presente la tensión que a veces aflora entre las familias y la escuela. El proceso de educación formal de un niño implica esfuerzos de aprendizaje en pos de lograr hábitos que se alcanzan con el tiempo.

Aquí encontramos un punto donde creemos que la escuela y la familia deben encontrarse: ¿Qué significa educar en la felicidad? Por último y en coincidencia con el centenario de la reforma universitaria argentina, se señala la importancia de los estudios superiores para desarrollarse exitosamente en la vida.

El 82% de los padres argentinos considera muy importante que sus hijos vayan a la universidad para ser exitosos. Cuestión que vuelve a subrayar la confianza de las familias en los procesos formales de enseñanza-aprendizaje. Este aliento hacia la continuación de la formación de los hijos se ve reflejada a su vez en Latinoamérica donde los porcentajes son también altos.

Por ejemplo, en México el 92 % dice que es extremadamente importante, en Colombia el 91 %, en Brasil el 89 % y en Perú, el 82 %. India también presenta una cifra elevada con el 87 %. Pero el promedio mundial dista del local; solo el 40 % de los padres de todo el mundo considera extremadamente importante que sus hijos asistan a la universidad.

En Europa, por ejemplo, solo el 31 % y en Francia y en el Reino Unido el 35 %. En conclusión, la voz de los padres manifiesta un compromiso frente a la educación formal de los hijos, entendiendo que son los docentes quienes están a cargo del proceso. Los padres argentinos están esperanzados ya que el 70% manifestó ser optimista respecto al futuro de sus hijos.

La alianza entre las familias y las escuelas debe entonces renovarse para así lograr mejores resultados en el aprendizaje de nuestros niños y jóvenes. El rol de los padres en la educación y el desempeño de sus hijos es crucial y por ello necesitamos conocer su opinión, sus preferencias y sus objetivos.

Desde Fundación Varkey realizamos la Encuesta Global a Padres que recoge la opinión de 27.361 personas encuestadas entre el 8 de diciembre de 2017 y el 15 de enero de 2018 de forma online en 29 países. Argentina participó del estudio con una muestra de 1000 padres entre 18 y 55 años de edad, de todo el país.

Este estudio extensivo expresa con claridad que los padres argentinos están involucrados positivamente con la educación formal de sus hijos. Además, sus miedos y esperanzas. Analizando los resultados argentinos, el primer dato que resulta interesante es que los padres manifiestan clara confianza hacia la institución educativa que eligieron.

Más de ocho de cada 10 califican como buena y muy buena la calidad de enseñanza que reciben sus hijos. Este dato es importante para las escuelas ya que la confianza es un punto crucial para el logro de buenos resultados educativos. Sin embargo, al alejarnos de la percepción que tienen sobre la propia escuela, es decir, a la que asisten sus hijos, y adentrarnos en la mirada que tienen sobre la calidad educativa en general y de las escuelas públicas del país, el porcentaje se reduce significativamente.

  • Sólo el 34% de los padres argentinos considera que la educación pública es buena o muy buena.
  • En países de la región como Colombia, la cifra se reduce al 30 %; en Brasil, al 28 %; en México, al 18 %; y en Perú, al 14 %.
  • Esto no solo en cuanto a la escuela pública, sino en relación a escuelas que no son las de sus hijos.

Solo el 46 % de los padres cuyos hijos asisten a escuelas públicas dice que probablemente o muy probablemente enviaría a sus hijos a una escuela privada si se lo pudiera permitir y hubiera cupo disponible; comparado con el 81 % de Brasil y el 55 % de promedio de todos los países encuestados.

  1. La tendencia a nivel global refleja que los padres tienen una gran confianza (78%) en la calidad de la enseñanza que reciben sus hijos pero su confianza disminuye (45%) en la calidad general de las escuelas públicas de su país.
  2. En segundo lugar, los padres manifiestan invertir tiempo significativo en el aprendizaje de sus hijos, a diferencia de lo que podríamos inferir intuitivamente debido a los ritmos acelerados y reducidos del mundo actual.

Consultados acerca de cuántas horas por semana le dedican a sus hijos en sus tareas escolares, el 69% de los padres argentinos respondió que le dedica 4 horas o más por semana y el 29% que lo hace 7 horas o más. Más de una vez hemos escuchado que necesitamos familias presentes y que acompañen a sus hijos, la percepción de los padres es que invierten tiempo significativo.

El tercer punto es probablemente el que merece un mayor análisis. Tres de cada cinco (60 %) padres argentinos dice que la felicidad de sus hijos es una de las tres cosas que más ansiedad les provoca de la escolarización de sus hijos; el segundo resultado más alto del mundo, después de España (64 %). La seguridad personal de sus hijos y su bienestar mental (incluyendo bullying) son las otras dos cosas que más ansiedad le genera a los padres de nuestro país.

¿Qué podríamos inferir de la ansiedad de los padres sobre la felicidad de sus hijos y su escolarización? Aquí puede estar presente la tensión que a veces aflora entre las familias y la escuela. El proceso de educación formal de un niño implica esfuerzos de aprendizaje en pos de lograr hábitos que se alcanzan con el tiempo.

Aquí encontramos un punto donde creemos que la escuela y la familia deben encontrarse: ¿Qué significa educar en la felicidad? Por último y en coincidencia con el centenario de la reforma universitaria argentina, se señala la importancia de los estudios superiores para desarrollarse exitosamente en la vida.

El 82% de los padres argentinos considera muy importante que sus hijos vayan a la universidad para ser exitosos. Cuestión que vuelve a subrayar la confianza de las familias en los procesos formales de enseñanza-aprendizaje. Este aliento hacia la continuación de la formación de los hijos se ve reflejada a su vez en Latinoamérica donde los porcentajes son también altos.

Por ejemplo, en México el 92 % dice que es extremadamente importante, en Colombia el 91 %, en Brasil el 89 % y en Perú, el 82 %. India también presenta una cifra elevada con el 87 %. Pero el promedio mundial dista del local; solo el 40 % de los padres de todo el mundo considera extremadamente importante que sus hijos asistan a la universidad.

En Europa, por ejemplo, solo el 31 % y en Francia y en el Reino Unido el 35 %. En conclusión, la voz de los padres manifiesta un compromiso frente a la educación formal de los hijos, entendiendo que son los docentes quienes están a cargo del proceso. Los padres argentinos están esperanzados ya que el 70% manifestó ser optimista respecto al futuro de sus hijos.
Ver respuesta completa

¿Qué piensan los padres de familia de la escuela?

Los padres también se implican en la escuela de formas que van más allá de los intereses de sus propios hijos y que contribuyen a la mejora de la escuela y al contacto de ésta con todas las familias; por ejemplo, supervisar a los alumnos en una salida o ser miembros de un comité.
Ver respuesta completa

¿Qué opinan los padres de familia sobre la educación preescolar?

Licda. María Pía Rivera Schmidt – Psicóloga IntegraVita. Centro Integral de Apoyo Individual y Familiar Los padres y las madres de familia tienden a ser los principales benefactores en el proceso educativo de sus hijos e hijas, por lo tanto, se ven estrechamente involucrados en el transcurso de este, en el cual, su papel se va transformando de acuerdo a la etapa escolar en la que se encuentren los menores.

  • En el proceso de desarrollo de los niños y niñas, sus destrezas y capacidades se modifican a medida que, de manera paralela, las exigencias académicas aumentan.
  • Es por esto que el rol de los padres y madres conlleva prioritariamente, el acompañamiento y el desarrollo de la independencia de los pequeños, permitiéndoles avanzar como seres responsables y seguros de lo que piensan, sienten y proyectan en la vida.

De esta manera, durante la etapa preescolar, el rol de los padres y madres radica en el establecimiento de estructuras y hábitos de independencia en la vida de sus hijos e hijas, ya que por primera vez los niños y niñas se enfrentan a la necesidad de actuar de manera autónoma, sin la intervención inmediata de papá o mamá.

Ante esto, resulta importante, explicarles qué es lo que se espera de ellos y ellas y delimitarles cuáles son sus responsabilidades según el nivel del preescolar en el que se encuentren: desde realizar la tarea el día que les corresponda, prepararse para alguna exposición o repasar la materia vista en clase para interiorizar contenidos y afianzar destrezas como algo natural y divertido.

Una vez que los niños y niñas se convierten en estudiantes de educación primaria, el rol de los padres y madres continúa cambiando en busca de satisfacer las necesidades de los escolares. Durante el primer ciclo de la educación primaria, los padres y madres poseen un papel mucho más activo en el aprendizaje de los estudiantes, ya que deben enseñarles a responsabilizarse por sus estudios y la manera de hacerlo.

Pueden realizar un horario de estudio con los niños y niñas y enseñarles a utilizarlo para inculcar el hábito y el placer por aprender. De la misma manera, deben brindarles distintas estrategias para estudiar y repasar las distintas materias. Han de entender que las técnicas de estudio deben variar de acuerdo a cada materia, o a sus contenidos, además deben considerar que lo que les funcionó a ellos o a sus hijos o hijas mayores, no necesariamente va a tener un resultado positivo con los menores, por lo que deben buscar y permitirse experimentar las estrategias que mejor se adapten a las necesidades individuales de estos niños y niñas.

A lo largo del segundo ciclo de la educación primaria, se espera que la estructura, los hábitos de independencia y la adquisición de responsabilidades se encuentren consolidados para permitir a los padres y madres modificar su rol. Es en este momento que el involucramiento activo que se presentaba en la etapa anterior, se sustituye por acompañamiento y apoyo hacia los estudiantes.

Los niveles de independencia y responsabilidad de los niños y niñas permiten que estos incrementen su nivel de responsabilidad en la concreción de sus tareas, proyectos y períodos de estudio, teniendo claro que cuentan con apoyo de sus padres y madres en caso necesario. Finalmente, durante la etapa secundaria, se espera que los jóvenes terminen de asumir por completo la responsabilidad de su proceso académico, de sus acciones y decisiones.

A pesar de esto, los padres y madres deben seguir involucrándose en el proceso educativo, brindando motivación a sus hijos e hijas, asegurándose que su estado socioemocional es satisfactorio, monitoreando su interacción con el medio y guiando sus inquietudes de manera asertiva.

Resulta importante resaltar que, a pesar de que es la institución educativa la que se encarga de dirigir los aspectos académicos en los y las estudiantes, es la familia la mayor responsable de formar personas íntegras que brinden aportes positivos a la sociedad, encargándose de fomentar en los niños y niñas los valores y conductas que desarrollarán a lo largo de su vida.

Es por esto que el acompañamiento, la comunicación y el cariño demostrado por la familia a lo largo del proceso educativo, permitirá el desarrollo de personas seguras de sí mismas, conscientes de que sus decisiones y acciones serán determinantes para forjar un futuro mejor.
Ver respuesta completa

¿Qué espera un padre de familia de la escuela?

Alejandro Díaz Mujica 1, 2 ; María Victoria Pérez Villalobos; Patricia Mozó Cabrera – Universidad de Concepción, Chile RESUMEN Este artículo estudia las causas del buen desempeño de los y las estudiantes en una escuela rural desde la perspectiva de sus padres y madres.

  1. Se asume que en este nivel de escolaridad estos tienen un rol preponderante en la asistencia de sus hijos e hijas a la escuela, también que sus expectativas favorecen el buen desempeño en la escuela.
  2. Este trabajo se realiza en una escuela que tiene resultados favorables más allá de lo que logran sus iguales.

La investigación es de tipo cualitativa, se efectúan entrevistas semiestructuradas a 10 padres y madres de estudiantes de Educación Básica y un análisis de contenido de sus discursos. La valoración positiva de la escuela, por parte de los padres, se presenta junto a altas expectativas educacionales hacia sus hijos e hijas, así se generan comportamientos de apoyo al estudio.

Palabras clave: Expectativas; Valoración; Escuela; Padres; Rural. ABSTRACT This article studies the causes of students’ good performance in a rural basic education school from the parents’ perspective. It is assumed that, in this schooling level, parents have a preponderant roll in their children’s attendance to school and their expectations favor their children’s good performance in it.

This work is made in a school that has favorable results beyond what its equals obtain. This is a qualitative research for which semi-structured interviews are conducted with 10 parents of basic education students and a content analysis of their speeches is performed.

  • The parents’ positive valuation of the school is presented next to high educational expectations towards their children; therefore, behavior to support study is generated.
  • Eywords: Expectations; Valuation; School; Parents; Rural.
  • Planteamiento del Problema Existe abundante literatura respecto a las causas y consecuencias, principalmente sociales y económicas, que conlleva la exclusión del sistema escolar (Dunn, Chambers, & Rabren, 2004; Ministerio de Educación, 2001; Rumberger & Palardy, 2005).

Sin embargo, existe menos información sobre aspectos que favorecen el buen desempeño en el sistema de los niños en condiciones de alta vulnerabilidad socio- económica. Algunos se asocian con una relación interpersonal de alguien interesado en su bienestar, con una educación de alta calidad y con que la escuela se responsabilice de las conductas y necesidades de los niños y niñas (Entwisle, Alexander, & Steffel, 2004; Lew, 2004; MINEDUC, 2001).

  1. El conjunto de factores de protección con que cuentan las familias se constituye en un aspecto crucial para que el niño o niña logre un adecuado aprovechamiento de la experiencia escolar o que, por el contrario, sea excluida del sistema (Hao & Bonstead-Bruns, 1998; N.
  2. López & Tedesco, 2002).
  3. Expectativas Educacionales para los Hijos e Hijas Entendemos las expectativas hacia los hijos e hijas, como esperanzas, deseos, sueños, ilusiones de sus padres y madres hacia ellos.

Las expectativas constituyen una fuerza motivacional y orientadora, que mueve a las personas y que dirige su comportamiento (Ganzach, 2000). Las expectativas educacionales se refieren al nivel de escolaridad final que los adultos responsables esperan que el niño o niña alcance, también, a la creencia que son capaces de aprender, de tener buenos resultados, de completar la Enseñanza Media y seguir estudios superiores (Aylwin et al., 2005).

En las sociedades latinoamericanas es principalmente la familia quien modela el tipo de actitudes del hijo o hija para lograr un buen status de vida (Villarroel, 2004) y la escuela sería el puente para disponer de más alternativas y mejores condiciones de vida (Milicic & Rivera, 2006; Villarroel, 2001, 2004; Villarroel & Sánchez, 2002).

La experiencia escolar de los padres y madres, la experiencia del hijo o hija, el nivel de viabilidad que percibe de estudios futuros y el nivel de importancia que le asigne a la educación para el porvenir de sus hijos e hijas, dan como resultado las expectativas que los padres y madres tienen acerca del nivel educativo que podrían alcanzar sus hijos (MINEDUC, 2002).

  1. En los grupos de más bajo nivel socioeconómico, pueden estar influidas por las menores posibilidades de financiar la educación a los hijos (Camhi & Arzola, 2005; Navarro, 2004).
  2. Las expectativas que los padres y madres tienen de la escuela entran en juego en la relación familia-escuela, demandando preparación de calidad, formación en valores, atención a las diferencias individuales, garantizar seguridad y protección en el centro educativo, conexión con el mundo laboral y preparación para la educación superior (Centro de Investigación y Desarrollo de la Educación, 2004; Sagastizabal, 2000; Torío, 2004; Villarroel & Sánchez, 2002).

Valoración de la Escuela Las personas dan un valor a la escuela asociado a la educación que se da a sus hijos e hijas, y a la capacitación para el desempeño laboral (Aylwin et al., 2005; Brunner, 2005; Navarro, 2004; Sagastizabal, 2000; Saucedo, 2003).

Es posible que en los sectores desfavorecidos sea una alternativa sociocultural más que exclusivamente educacional; correspondería a la creencia que en la escuela se aprenden cosas interesantes que no se aprenden en otro lugar y que el paso por ésta representa algo importante para la sociedad (Díaz, Pérez, & González, 2004; Miranda, 1995).

You might be interested:  Que Se Necesita Para Ser Maestro De Educacion Especial?

Entendemos valoración de la escuela como la apreciación que padres, madres y apoderados dan al centro educativo, a la educación y al sistema educacional formal. Tan importante puede llegar a ser esta variable, que es uno de los factores que parece haber contribuido a reducir el abandono escolar durante la última década en América Latina (Espíndola & León, 2002; Navarro, 2004).

  1. Se ha descrito que padres de familias de sectores pobres valoran la escolarización de sus hijos e hijas, otorgando valor a las tareas y actividades escolares, asumiendo que el bienestar, el progreso social y económico de sus hijos e hijas depende del éxito escolar (I.
  2. López, Ridao, & Sánchez, 2004; Miranda, 1995; Murúa, Díaz, & Lagos, 2004).

Vinculación de la Familia con la Escuela La vinculación familiar con el centro educativo se manifiesta en la cooperación entre padres, madres, profesores y estudiantes. Incluye la petición de información sobre la marcha de los procesos de enseñanza aprendizaje (Mateos, Liébana, & Ramírez, 2005), también los padres obtienen información y ayuda sobre el acceso a servicios comunitarios, y la ampliación de redes de apoyo con otras familias, siendo este último uno de los recursos para sobrevivir de las personas que viven en comunidades marginadas (Palomar & Cienfuegos, 2007; Pérez, Díaz, Castillo, & Cova, 2006).

  • Los padres y madres participativas están disponibles, ofrecen ayuda y se preocupan frecuentemente por sus hijos e hijas, se acercan periódicamente y por iniciativa propia al profesor (Milicic & Rivera, 2006).
  • El compromiso parental hacia la educación del niño o niña puede mostrarle la importancia de la educación y motivarle una conducta más responsable e independiente en la escuela.

Esto contribuiría a generar las actitudes y creencias que tienen los niños acerca de ellos mismos en el colegio (Arancibia, Herrera, & Strasser, 2004). Comportamientos de los Padres y Madres Asociados al Estudio La implicación de los padres, madres o adultos responsables en las actividades del escolar mejora significativamente el rendimiento de éste e incrementa sus logros de aprendizaje, desarrolla actitudes y comportamientos positivos que le enriquecen, mejora su motivación, reduce el ausentismo y abandono, fomenta una actitud positiva hacia las tareas realizadas en el hogar y, además, impacta en la calidad educativa y eficacia del centro educativo (Brunner & Elacqua, 2004; Cominetti & Ruiz, 1997; González-Pienda, Mourao, Núñez, Rosário, & Solano, 2006; Lumsden & Hertling, 2002; Mateos et al., 2005; Villarroel & Sánchez, 2002).

  • De acuerdo a lo expuesto, el problema a indagar en este trabajo se relaciona con la falta de información sobre expectativas y valoraciones parentales que favorecen el buen desempeño de los niños y niñas en condiciones de alta vulnerabilidad socio-económica.
  • Por tanto, el objetivo del presente estudio es describir aspectos que favorecen el buen desempeño en el sistema escolar en condiciones dichas condiciones de vulnerabilidad, considerando las siguientes áreas: (a) expectativas educacionales para los hijos e hijas, (b) la valoración dada a la escuela, (c) su vinculación con la escuela, (d) comportamientos de los padres que favorecen conductas de estudio de sus hijos e hijas.

Método Diseño Se empleó un diseño cualitativo, basado en entrevistas semiestructuradas individuales. Participantes Se incluyó una población que reúne las condiciones consideradas como necesarias para tener una alta tasa de abandono escolar, correspondiente a escuelas: (a) que atienden a población rural, (b) de comunidades cuya fuente de ingreso es la actividad agrícola, (c) con población perteneciente a minorías étnicas e (d) incluidas en el conjunto de centros educativos de la región del Bio-Bio/CL, identificados por el Ministerio de Educación como parte de aquellos 900 con mayor vulnerabilidad en Chile.

  • Dentro del conjunto de escuelas que cumple la totalidad de dichas condiciones, se seleccionó una, por su excepcionalidad, con la intención que su estudio ayudase a comprender las causas del fenómeno del buen desempeño de personas en condiciones de alta vulnerabilidad socio-económica.
  • Esta escuela se encuentra ubicada en una comuna (o ayuntamiento) que tiene una población de 31.270 habitantes (el 24 % es indígena), cuya fuente de ingreso es la actividad agrícola.

Se localiza en un sector rural, a 16 kilómetros de la ciudad más cercana (30 minutos en autobús). Específicamente en el sector de una exhacienda, donde residen 65 familias, pertenecientes a la etnia mapuche. En los últimos seis años ha presentado un índice de vulnerabilidad escolar de 73% Tomando como referencia las tasas de abandono del sistema escolar correspondientes al sector rural chileno, se esperaría que mostrase una cifra de abandono superior a 5%.

Sorprendentemente, el promedio de esta escuela durante los últimos tres años es 0,7% y durante los cinco últimos años ha tenido esta baja tasa de abandono, menor que la de escuelas rurales similares e, incluso, inferior a la tasa de abandono de escuelas urbanas de su provincia, situación que la distingue de la tendencia general propia de las escuelas rurales (MINEDUC, 2001).

Para este mismo periodo ha tenido una matrícula promedio de 124 alumnos y el porcentaje de asistencia ha sido 93,6%. Desde el año 2006, cuenta con el sistema unificado de grupos-cursos. Es así como los niveles 1º y 2º básico asisten simultáneamente a la misma sala de clases, a cargo de una sola profesora; al igual que 3º y 4º básico.

Los resultados en mediciones estandarizadas de conocimientos efectuadas para 4º y 8º año de Enseñanza Básica, entre los años 2004 y 2006, la ubican sobre el promedio alcanzado por las escuelas de su mismo grupo socioeconómico (MINEDUC, 2002). Los participantes del presente trabajo son 10 padres y madres de alumnos de los niveles 2º, 5º y 7º de Enseñanza Básica que no han repetido de nivel en su historia escolar y que presentan mayor asistencia a clases en el transcurso del año anterior al estudio.

Se eligió el segundo nivel básico debido a que los padres y madres ya tienen conocimiento de la escuela y su funcionamiento. Se eligió 5º y 7º debido a que en estos dos niveles se concentra la mayor tasa de abandono de Enseñanza Básica del país (MINEDUC, 2001).

  • Instrumento Se utilizó la técnica de entrevista semiestructurada.
  • Esto permitió dar orden a la exploración de la gama de aspectos indagados.
  • Para definir la completación del proceso de realización de las entrevistas, se utilizó el criterio de saturación teórica de la investigación cualitativa (Glaser & Strauss, 1967).

Procedimiento Para efectos de reunir, ordenar y categorizar los datos de las personas entrevistadas, se completó una ficha de antecedentes del entrevistado que incluye identificación personal, datos de escolaridad personal y del cónyuge (si lo hubiere), ocupación, cargos en la organización del microcentro de padres y madres de la escuela (presidente, tesorera), actividades de cooperación con la escuela, interacción y vinculación con personal de la escuela, cargos en la comunidad.

Mediante la pauta de entrevista semiestructurada, se abordó las percepciones de los padres y madres acerca de (a) las expectativas educacionales para los hijos e hijas, (b) la valoración dada a la escuela, (c) su vinculación con la escuela, (d) comportamientos de los padres que favorecen conductas de estudio de sus hijos e hijas.

Las entrevistas se efectuaron a mediados del año escolar, fueron grabadas en audio y luego se transcribieron. La participación fue totalmente voluntaria, para esto se solicitó carta de consentimiento informado. Se hizo análisis del contenido de los discursos siguiendo las cuatro categorías previamente definidas.

Resultados A continuación se expone fragmentos de discursos, agrupados por temas de análisis. Expectativas Educacionales y de Trabajo para los Hijos e Hijas (Entrevistado 2): “. que le enseñara lo más. que le enseñara lo básico,,” “No sé, que lo prepararán para. entrar a la Enseñanza Media,,”.

(Entrevistado 3): “. Ojalá salgan bien de acá y si le toca estudiar en otro. en otro colegio por ahí, salgan adelante,,” Se refieren a la esperanza, deseo, sueño o ilusión del nivel escolar que a los padres les gustaría que alcanzara su hijo o hija, y al aporte en su formación que esperan de la escuela.

  1. Entrevistado 6):,
  2. No sé, pa´ mi lo más grande es que mis hijos terminen aunque sea el 4º medio de primera yo decía que lleguen a 8º, pero ahora ya yo quiero que terminen 4º medio y, si es posible, la Belén que siga estudiando.
  3. En la universidad,
  4. Se refiere a la escolaridad que él espera que sus hijos alcancen.

Diversos entrevistados expresan el anhelo de que sus hijos obtengan sus licencias de Enseñanza Media, asimismo, manifiestan el deseo de que cursen estudios superiores y obtengan una profesión. (Entrevistado 4): “. Que tuviera una buena pega, o sea que sacara su cartón y después el fuera a buscar su trabajo y tenerlo estable,

  1. Entrevistado 10): “Si estudiaran, le digo yo, en la universidad, sacan su cartón, tu título, van a vivir mejor si siguen trabajando y espero que.
  2. Si se pudiera, que puedan titularse algún día y trabajar,
  3. Junto a las expectativas acerca del nivel de enseñanza que esperan que sus hijos alcancen.

Los padres y madres consideran que sus sueños podrían limitarse debido a la dificultad de contar con los recursos económicos que se requieren para cursar estudios superiores. (Entrevistado 3): “. que puedan estudiar el día de mañana para que sean otras personas y no sean igual como uno,

Entrevistado 9): “No sé, que cuando ella sea grande, sea otra persona, no sea lo mismo que es uno, uno siempre quiere más pa´ sus hijos. de lo que es uno,,” Las esperanzas educacionales y de trabajo hacia sus hijos e hijas convergen en el anhelo de mejora socioeconómica de éstos, esperan que el nivel de escolaridad y el trabajo que logren les permitan acceder a una mejor calidad de vida.

Valoración de la Escuela La valoración de la escuela se manifiesta en tres áreas: la calidad de los docentes, la calidad del Director y la calidad de la enseñanza: (Entrevistado 7): “Yo encuentro que la, que la. haber. que los profesores educan bien, enseñan bien.” (Entrevistado 1):”Han salido profesionales aquí de esta escuela y too por los profesores, si no fuera por ellos,

  • Entrevistado 6): “Eh.
  • De repente hacen reuniones con los mismos niños, cuando ven que hay algún problemita, que anda alguno mal, alguna cosa, hacen llamar al apoderado a la reunión, a llamar a los niños por ejemplo,
  • Se refiere a la percepción acerca de la calidad del desempeño de los profesores.

Esta calidad se evalúa como buena y se construye en base a lo que ellos hacen para que sus estudiantes logren mejores resultados de aprendizaje y, con menor frecuencia, al trato mostrado hacia estos. (Entrevistado 7): Me gusta que el Director. que él es comprensivo, es amable.

  1. Eso me gusta.
  2. No sé puh igual cuando uno le pide algo, nunca se niega.
  3. Un permiso o que el alumno faltó por enfermedad, el siempre entiende Es comprensivo.
  4. Entrevistado 10):,
  5. Es bueno también, porque uno si tiene alguna pregunta, uno viene a consultarle y él.
  6. La atiende en buena forma.
  7. Yo lo encuentro que es una persona así como es educado, también él.

se puede conversar con él pu’eh respetuoso y, no sé. bueno más, Se hace una evaluación positiva de la calidad del desempeño del Director en la escuela, siendo ejes de esta evaluación (a) el trato que brinda a los niños, niñas, padres y madres, y (b) los logros que mediante su gestión ha obtenido la escuela.

  • Entrevistado 10):,
  • Bueno yo.
  • Tengo todos mis hijos aquí.
  • Y yo encuentro que la educación por lo menos es buena y no más que como tiene jornada completa ahora ya, los niños yo encuentro que.
  • Alcanzan a estudiar un poco más.
  • En general la encuentro buena. porque.
  • De los niños que van aquí o.

llevan buenas notas y no van atrasados, (Entrevistado 7): “. Si por eso yo encuentro que es buena igual, porque ellos tienen bien adelanta’o, le enseñan harto a los niños,,” (Entrevistado 4): “Porque en el SIMCE 3 les ha ido bien a los chiquillos,

  • Entrevistado 5):,
  • Un día van a encontrar un trabajo, cualquier cosa ya van a tener estudios, van a saber qué es lo que.
  • De ver un contrato cómo está escrito, cómo está hecho que lo lean antes de firmarlo, todas esas cosas le sirven a ellos.
  • Y pa’ que ellos ‘ten más preparados.
  • Pa` lo que sigue más adelante La calidad de la enseñanza se refiere a la percepción que manifiestan los y las entrevistadas acerca de lo que la escuela enseña.

En general, es evaluada en base a: (a) cantidad de contenidos que deben aprender los(as) estudiantes, (b) logros de la escuela en general y de sus hijos/as en particular, (c) utilidad que puede significar en el futuro lo que aprendan sus hijos e hijas en la escuela, ya sea para desenvolverse mejor o para seguir estudios superiores a 8° básico y (d) apoyo material (alimentación, materiales escolares).

  • Los padres y madres manifiestan que la unión de distintos niveles educativos, en una única aula, les genera insatisfacción debido a que afecta la calidad de la enseñanza y del aprendizaje.
  • Vinculación con la Escuela (Entrevistado 1):,
  • Porque los niños se sienten mal por no venir y entonces en eso yo pienso que el niño se siente apoyado y le da por estudiar, le da por seguir estudiando, porque el niño, por ejemplo, que no tiene el apoyo de sus padres, se siente como solo.

como poco tomado en cuenta, entonces y si uno viene a participar con ellos, el niño dice ‘¡ah! mi papá vino’ y con gusto, con ánimo hace el número (actividad) que le toca y eso yo se que es así, (Entrevistado 7):, Porque él se siente apoyado con que la mamá venga a las reuniones, o sea, participe poh, porque si a una le dice ‘mamá tienes que ir a eso’.

  1. Y yo digo ‘no voy a ir’ entonces él se siente como decaído y dice ‘¿mi mamá porqué no fue.?’, entonces si uno le dice ‘¡ah!.
  2. Sí! voy a ir!’ y él se siente bien, él dice ‘¡ah!, mi mamá me toma en cuenta, va las reuniones’.
  3. Él se siente bien poh!.
  4. Él se siente bien.
  5. Porque de repente dice ‘mamá si usted no fue’, entonces eso le afecta a él.

claro. por eso yo encuentro que viniendo o haciendo cosas. o participando, ellos se reaniman. encuentro yo que eso, (Entrevistado 4): Siempre trato de jugármelas por’tar aquí, preocuparme por mi hijo, al profesor preguntarle qué pasó, porqué esta nota.

  • Eh. qué puedo hacer, si cuando hace trabajo, cómo lo hace.
  • O sea, si hay una mala nota tratar de aconsejar a los hijos o mandarle una notita para preguntarle qué se puede hacer en ese sentido.
  • Que suban sus notas, esa es la idea, que si ha fallado sacándose una mala nota, tratar de que suba eso, que no quede ahí.

Se refiere a la concurrencia de los padres y madres a las actividades a las que son convocados por los profesores. El relato da cuenta de la percepción acerca de la propia vinculación, y la de los otros padres y madres. Respecto a la vinculación propia, se manifiestan tres tipos de acciones: (a) asistir a reuniones, (b) cooperar en las actividades del centro educativo y (c) participar en actividades asociadas a ayudas comunitarias.

Dentro de las motivaciones por las que concurren a la escuela, puede observarse (a) apoyo afectivo para los hijos y (b) obtención de información educativa, de las actividades de la escuela y de servicios comunitarios. Comportamientos que Favorecen las Conductas de Estudio de los Hijos e Hijas Es posible reconocer tres tipos de comportamientos que favorecen las conductas de estudio de sus hijos e hijas: (a) apoyo afectivo, (b) apoyo instruccional y (c) apoyo logístico (material).

El primero de ellos, hace referencia a ocuparse del bienestar psicológico del/la estudiante, lo que se traduce en expresiones verbales de apoyo y en compañía al realizar actividades escolares. (Entrevistado 1):, porque uno mismo eh o sea cuando uno ya que es padre, sabe cuando el niño necesita ya apoyarlo, o anda deprimido sabe uno que el niño qué necesita.

  • O por algo, le pregunta ‘¿qué te pasa, por qué andas así ?’,
  • Entrevistado 7):,
  • Si, si, yo iba.
  • Porque sí.
  • Yo cuando voy él más todavía tiene más ánimo.
  • En cambio cuando.
  • Si uno no va le dicen ‘¡pucha mamá, por qué no fue usted!’, entonces si a uno la ve ahí, ta´ contento.
  • Entra feliz, se siente apoyado.

sí, se sienten apoyados los niños, El apoyo instruccional se expresa tres ámbitos de acción: (a) ayuda directa al realizar tareas, (b) incentivo verbal al estudio y (c) asistencia a reuniones y/o presentaciones del hijo o hija. (Entrevistado 9): “. Si, cuando uno sabe sabe las tareas que lleva, entonces le ayuda,

Entrevistado 10):, lo más es haciéndolo leer por ejemplo tiene que. aquí la tía siempre les dice que tienen que leer todos los días. Es una orden sagrada que tienen de leer todos los días diez minutos, (Entrevistado 3):, Si, como yo soy el apoderado de él. siempre. mismo ayer tenía reunión y no pude venir porque estaba trabajando y hoy día como tenía que venir yo le mandé una nota a la profesora que hoy día iba a pasar a estar un rato con ella,

Si bien algunos padres y madres manifiestan que muchas veces se les hace difícil colaborar con su hijo o hija en la realización de sus tareas debido, principalmente, al desconocimiento de los contenidos de las asignaturas y bajo nivel de escolaridad propio, se esfuerzan en proveer mejores condiciones para realización de las actividades escolares.

  • Esto se traduce en proporcionar materiales necesarios para el desempeño escolar y condiciones adecuadas de traslado a la escuela en circunstancias climáticas adversas.
  • Entrevistado 2):,,eso.
  • Y si le falta algún material, le hacimo empeño a comprárselo, entonces él ahí se siente bien.
  • A veces pierde una goma o se la sacan.

por ahí hacimos unos pesitos y pasa a comprar al negocio. entonces él, en eso se siente bien, (Entrevistado 4): A veces tienen que venir mojándose, el camino es malo para dentro donde vivo yo, pero tampoco deja. mi esposo tienen un tractor, pero tampoco puede andar para allá y para acá porque se echa a perder mucho el camino, la gente reclama también de repente les hecho su muda de ropa y se cambian acá en el colegio,

Conclusiones Expectativas Educacionales y de Trabajo para los Hijos e Hijas Hemos definido las expectativas hacia los hijos e hijas, como esperanzas, deseos, sueños, ilusiones de sus padres y madres hacia ellos. La esperanza más nítidamente expresada por las personas entrevistadas es que sus hijas e hijos logren una mejor condición socioeconómica, apareciendo como el motivo más poderoso para promover su buen desempeño en la escuela.

Se trata de hallazgos coincidentes con diversos trabajos sobre las expectativas de los padres (Díaz et al., 2004; Milicic & Rivera, 2006; Torío, 2004). Los proyectos laborales para hijos e hijas se relacionan con el nivel de enseñanza que podrían alcanzar, si bien esperan que trabajen ejerciendo una profesión universitaria, creen más probable que lo harán en la especialización que obtengan al completar la enseñanza secundaria técnico profesional.

Los proyectos de estudio y laborales se hacen en función de un surgimiento social expresado como “ser alguien en la vida”, tener un empleo e ingresos económicos estables. Esto coincidiría con lo que diversos autores denominan “lograr movilidad social”. Tales expectativas educacionales aparecen condicionadas por la situación económica de la familia y se asocian a una valoración de que su hijo o hija se destaque para alcanzar una beca de estudio.

Valoración de la Escuela La valoración favorable hacia el centro educativo deriva de una percepción positiva de las relaciones interpersonales establecidas allí y de lo que le entrega al estudiante en la actualidad. Se tiene la percepción que le está enseñando contenidos útiles en el presente y se espera contribuyan a la preparación para el futuro.

La utilidad que tendrá para sus hijos e hijas aquello que aprendan en la escuela es destacada y valorada positivamente. Padres y madres esperan que les enseñe conocimientos útiles al mismo nivel, o mejor, que en otras escuelas, que se les prepare para lograr completar la Enseñanza Media y aprender una profesión.

La unión de cursos en primer ciclo básico en una sola aula y con un único docente genera insatisfacción a los y las entrevistados. Sostienen que, en esta condición, la enseñanza es de inferior calidad, porque los niños y niñas se distraen con facilidad.

  • Los padres y madres valoran positivamente la calidad de los docentes, aludiendo a que saben acerca de una gran variedad de temas, cómo enseñarlos y se implican en el éxito de los alumnos.
  • Esto coincide con lo planteado por otros autores respecto al desempeño de los profesores en escuelas efectivas en contextos de pobreza, donde se describe que los docentes saben lo que tienen que hacer, utilizan diferentes recursos pedagógicos, tienen mucha experiencia en el tema y conocen a sus alumnos (Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia, 2004; MINEDUC, 1998).

Vinculación con la Escuela Los resultados dan cuenta de la existencia de contextos familiares que favorecen el buen desempeño, facilitan las conductas de estudio y la generación de vínculos con la escuela. También se manifiesta un alto nivel de responsabilidad respecto a la participación los entrevistados en reuniones de curso y una cooperación activa en los eventos a los que son convocados por la escuela.

You might be interested:  Como Era La Escuela En La Epoca De Varela?

Se valora la gestión directiva del centro educativo, el aprovechamiento de recursos externos y la organización de la comunidad escolar para realizar mejoras. Se destaca la disposición al diálogo del Director, a atenderles y entregarles información. Este reconocimiento explícito del diálogo, la acogida y la entrega de información, aunque se trata de aspectos que se relacionan con las denominadas escuelas efectivas, no los hemos encontrado mayormente discutidos en la literatura.

También son motivos relevantes para vincularse con la escuela: que los hijos se sientan motivados, apoyados y acompañados. Comportamientos de los Padres y Madres que Favorecen el Buen Desempeño Los padres y madres valoran decidida y explícitamente el desempeño de sus hijos en el estudio, es así como, dependiendo del nivel de dificultad de los contenidos, colaboran ayudándoles directamente a hacer tareas o planteando soluciones.

Les dan apoyo mate-rial, instruccional y afectivo, poniendo énfasis en este último. Señalan dificultades, principalmente económicas asociadas a la precariedad e inestabilidad de sus ingresos, para desarrollar su colaboración. El apoyo emocional y activo al estudio es percibido por los docentes de la escuela, generando en estos una buena disposición hacia la familia, lo que a su vez funciona como reforzamiento de su conducta de apoyo emocional y de fomento del estudio, generándose un círculo virtuoso que se retroalimenta positivamente.

Discusión El trabajo entrega evidencia de la fuerza del compromiso parental con los hijos estudiantes superando limitaciones socio-económicas. Aporta elementos para entender el impacto de este compromiso en términos de facilitar la asistencia a la escuela mediante comportamientos específicos (ayudarles con las tareas, cuidar que tengan ropa limpia, cumplir con puntualidad), acompañamiento emocional y participación activa en eventos escolares.

  1. Lo expuesto permite plantear que estas pueden ser motivaciones para acercar a padres y madres menos participativos al centro educativo, así como para fortalecer las acciones de aquellos que lo hacen con más frecuencia.
  2. Parece interesante profundizar en tales aspectos, mediante investigaciones centradas en la pedagogía de la escuela y en las representaciones sociales de los actores (familia, alumnos, docentes), para conocer sus coincidencias y diferencias y, en este caso, cómo se armonizan para favorecer los buenos resultados que muestran algunas escuelas en situación de vulnerabilidad socio-económica.

Este estudio ha aportado conocimiento sobre cómo piensan, sienten y construyen su mundo los padres y madres de estos niños. El análisis expuesto se hubiese enriquecido con entrevistas a los hijos e hijas y a sus docentes, permitiendo contrastar sus perspectivas.

También, habría proporcionado elementos acerca de los comportamientos que observan los menores en los adultos respecto a sus estudios y del significado que otorgan a la vinculación de sus padres con la escuela. Referencias Arancibia, V., Herrera, P., & Strasser, K. (2004). Manual de psicología educacional,

Santiago, Chile: Universidad Católica de Chile Aylwin, M., Corten, C., Ermter, K., Flanagan, A., Muñoz, A., & Pérez, L. (2005). Guía de apoyo para la familia, Santiago, Chile: Ministerio de Educación. Brunner, J. (2005). Educación en Chile: el peso de las desigualdades,

Paper presented at the meeting of the Conferencias Presidenciales de Humanidades, Santiago, Chile. Brunner, J., & Elacqua, G. (2004). Factores que inciden en una educación efectiva. Evidencia internacional, Santiago, Chile: EducarChile. Camhi, R., & Arzola, M. (2005). Familia y logros escolares. Serie Informe Social, 92, 1-40.

Centro de Investigación y Desarrollo de la Educación. (2004). Educación superior, Paper presented at the meeting of the V Encuesta Nacional a los Actores del Sistema Educativo, Santiago, Chile. Cominetti, R., & Ruiz, G. (1997, May). Algunos factores del rendimiento: las expectativas y el género.

  1. LCSHD Papers Series, 20,
  2. Díaz, A., Pérez M.V., & González, C. (2004).
  3. Necesidades educativas de las comunidades indígenas del Alto Bio Bio.
  4. Visiones de la Educación, 6, 33-40.
  5. Dunn, C., Chambers, D., & Rabren, K. (2004).
  6. Variables affecting students‘ decisions to drop out of school.
  7. Remedial an Special Education, 25, 314-323 Entwisle, D.

Alexander, K., & Steffel, L. (2004). Temporary as compared to permanent high school dropout. Social Forces, 82, 1181- 1205. Espíndola, E., & León, A. (2002). La deserción escolar en América Latina: un tema prioritario para la agenda regional. Revista Iberoamericana de Educación, 30, 39-62.

  1. Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia. (2004).
  2. ¿Quién dijo que no se puede? Escuelas efectivas en sectores de pobreza,
  3. Santiago, Chile: Author.
  4. Ganzach, Y. (2000).
  5. Parent’s education, cognitive ability, educational expectations and educational attainment: Interactive effects.
  6. British Journal of Educational Psychology, 70, 419-442.

Glaser, B., & Strauss, A. (1967). The discovery of Grounded theory: Strategies for qualitative research, Chicago: Aldine. González-Pienda, J., Mourao, R., Núñez, J., Rosàrio, P., & Solano, P. (2006). Escuela-familia: ¿es posible una relación recíproca y positiva? Papeles del Psicólogo, 27, 171-179.

  1. Hao, L., & Bonstead-Bruns, M. (1998).
  2. Parent-child differences in educational expectations and the academic achievement of immigrant and native students.
  3. Sociology of Education, 71, 175-198. Lew, J. (2004).
  4. The “other” story of model minorities: Korean American high school dropouts in an urban context.
  5. Anthropology and Education Quaterly, 35, 303-323.

López, I., Ridao, S., & Sánchez, J. (2004). Las familias y las escuelas: una reflexión acerca de entornos educativos compartidos. Revista de Educación, 334, 143-163. López, N., & Tedesco, J. (2002). Las condiciones de educabilidad de los niños y adolescentes en América Latina,

Buenos Aires, Argentina: IIPE. Lumsden, L., & Hertling, E. (2002). Fostering parent involvement, Retrieved June 23, 2005, from http:/.edu/trends_issues/relat/dex.html#fostering Mateos, F., Liébana J., & Ramírez, S. (2005). Los factores que intervienen en la implicación familiar en los centros educativos de Ceuta analizados desde la perspectiva del género y la interculturalidad.

Iberpsicología, 25, Milicic, N., & Rivera M. (2006). Alianza familia-escuela: percepciones, creencias, expectativas y aspiraciones de padres y profesores de enseñanza general básica. Psykhe, 15, 119-135. Ministerio de Educación. (1998).10 recomendaciones para una escuela donde todos aprenden,

Santiago, Chile: Author. Ministerio de Educación. (2001). Deserción escolar: causas y algunas propuestas de solución. Revista de Educación, 285, Santiago, Chile: Author. Retrieved June 23, 2006, from http://webmin.temuco.cl/revista/anteriores/junio01/tema1.htm Ministerio de Educación. (2002). Prueba SIMCE 2° medio 2001.

Análisis de resultados, Santiago, Chile: Author. Miranda, R. (1995). Expectativas sobre la escuela: la percepción de la familia del escolar. Perfiles Educativos, 67, Murúa, C., Díaz, A., & Lagos, I. (2004). Mecanismos de riesgo protectores de la permanencia escolar en niños pehuenches.

  • Lengua y Literatura Mapuche, 11, 227-237 Navarro, L. (2004).
  • La escuela y las condiciones sociales para aprender y enseñar.
  • Equidad social y educación en sectores de pobreza urbana,
  • Buenos Aires, Argentina: IIPE.
  • Palomar, J., & Cienfuegos, Y. (2007).
  • Pobreza y apoyo social: un estudio comparativo en tres niveles socioeconómicos.

Revista Interamericana de Psicología, 41, 177-188 Pérez, V, Díaz, A., Castillo, E., & Cova, F. (2006). Flujos comunicacionales en redes sociales de apoyo escolar. Paideia 40, 89-97. Rumberger, R., & Palardy, G. (2005). Test scores, dropout rates, and transfer rates as alternative indicators of high school performance.

American Educational Research Journal, 42, 3-42. Sagastizabal, M. (2000). Diversidad cultural y escuela: estereotipos y prejuicios “A estos padres no les interesa la escuela”. Revista Perspectiva Educacional, 35/36, 9-24. Saucedo, C. (2003). Entre lo colectivo y lo individual: la experiencia de la escuela a través de relatos de vida.

Revista Nueva Antropología, 19, 77-98. Torío, S. (2004). Familia, escuela y sociedad. Revista Aula Abierta, 83, 35-52. Villarroel, G. (2001). Expectativas de las madres rurales sobre el futuro de sus hijos e hijas. Revista de Orientación Educacional, 27/28,

  1. Villarroel, G. (2004).
  2. Participación de los hombres rurales en la educación de sus hijos.
  3. Revista Digital e Rural, Educación, Cultura y Desarrollo Rural, 1,
  4. Retrieved May 22, 2005, from http://educación.upa.cl/revistaerural/erural.htm Villarroel, G., & Sánchez, X. (2002).
  5. Relación familia y escuela: un estudio comparativo en la ruralidad.

Revista Estudios Pedagógicos, 28, 123-141. Received 09/11/2008 Accepted 12/03/2009 Alejandro Díaz Mujica, Universidad de Concepción, Chile. María Victoria Pérez Villalobos, Universidad de Concepción, Chile. Patricia Mozó Cabrera, Universidad de Concepción, Chile.1 Dirección: Universidad de Concepción, Facultad de Ciencias Sociales, Casilla 160-C, Concepción, Chile.
Ver respuesta completa

¿Qué opina sobre la educación?

La educación es un proceso por el que se transmite conocimiento, hábitos, costumbres y valores de una sociedad a una generación, el fin que persigue es que los seres humanos desarrollen al máximo sus potencialidades. El aprendizaje de una persona comienza en la infancia y se extiende hasta la edad adulta, donde adquiere distintos conocimientos que lo preparan para la vida.

La educación es uno de los factores más influyentes en el avance de las personas y las sociedades, a más del conocimiento este proceso enriquece la cultura de un país y es necesaria en todas las sociedades, ya que el conocimiento es uno de los factores más importantes de la producción de un país. Por ende, en este proceso el docente se convierte en el principal gestor del conocimiento y debe estar preparado para asumir los nuevos retos que presenta la educación, como la adaptación digital y la formación de nuevas capacidades sociales.

La práctica educativa debe implicar un aprendizaje significativo que sea perdurable en el tiempo. Mariana Buele, coordinadora de la maestría en Educación, Mención Innovación y Liderazgo educativo de la UTPL, señala que actualmente la enseñanza debe repensar su enfoque y que el profesor debe prepararse para inducir al estudiante a un conocimiento innovador, en base a nuevas estrategias y enfoques que se adapten a las características del estudiante. La experta en educación menciona que el estudiante actual aprende de una forma distinta, no se puede comparar a un estudiante de la década de los 80, con uno de la década de los 2000, considerando que la brecha más palpable es la tecnológica, lo que indudablemente transforma el proceso educativo. Mariana Buele expresa que la práctica de innovación en los docentes debe ser parte de una cultura que se desarrolle dentro de una institución educativa, ya sea de educación básica o superior. Además, el compromiso del docente implica que este investigue como mejorar su practica educativa e introduzca cambios que atiendan las necesidades de los estudiantes, como aprender, descubrir y crear.

Otro factor importante es el liderazgo docente, que contribuye a mejorar las relaciones interpersonales, ya sea dentro del aula o fuera de ella. Este liderazgo aporta a la transformación a través de la motivación a aprender y asumir valores que aporten a la vida personal del estudiante. Estas innovaciones y liderazgo se enseñan en la nueva maestría de la UTPL en Educación, mención Innovación y Liderazgo, que en un año de formación y en modalidad a distancia, instruye a los docentes para mejorar su pedagogía y estrategias en el aula, con la finalidad de que el docente adquiera un compromiso con la educación.

El programa de estudios está dirigido a docentes de todo el país que deseen mejorar sus aprendizajes e innovar en su labor diaria. La maestría en Educación, mención Innovación y Liderazgo se enfoca en mejorar el discurso del docente, la práctica educativa y generar una cultura de innovación y liderazgo educativo, para que el estudiante valore la profesión docente y reconozca el trabajo que realizan sus profesores para formarlos como profesionales y seres humanos.
Ver respuesta completa

¿Cuál es el papel de la familia en la educación?

La importancia de la familia en la educación escolar Como padres buscamos que la educación de los hijos en la escuela no sea solo académica, sino que también valórica, emocional y personal. Se espera, por lo mismo, que en la institución formativa se les enseñen las formas más adecuadas para desenvolverse en la sociedad, siendo un aporte real en la construcción de un mundo más justo y empático.

Pero ¿cuál es la función de la familia en este objetivo? El importante rol de la familia en la educación Durante el desarrollo de nuestros hijos existen dos espacios fundamentales de crecimiento y socialización. El primero de ellos es la familia, lugar donde se lleva a cabo el aprendizaje de las funciones básicas, como hablar y comer, además de aprender los valores y las normas de conducta que guiarán su futuro.

El segundo es la escuela. En ella “salen” al mundo privado donde conviven con sus pares y adultos, asimilando conocimientos nuevos que les permiten ser tolerantes a la “diferencia”.

Sin embargo, estos dos elementos que inician su formación no deben actuar por separado, sino que los mejores resultados se logran cuando la familia y la escuela trabajan estrechamente por la educación de los niños y niñas.A continuación, explicamos los principales beneficios de aumentar las funciones de la familia en la educación escolar.1. Se potencia la educación del niño

Ciertamente, la importancia de la familia en la educación del niño es trascendente. Los alumnos se desarrollan de manera efectiva si se sienten apoyados tanto en su establecimiento educativo como en su hogar. Si los infantes perciben un interés para identificar sus dudas e ideas en el hogar, se dan con mayor facilidad al aprendizaje, tienen más ánimo para participar en clases y actividades extracurriculares.

Además, cuando los padres mantienen curiosidad por los tópicos que están adquiriendo sus hijos, los estudiantes logran reafirmar aún más sus conocimientos. ¿Por qué razón? Debido a que se considera que lo enseñado en la escuela va más allá de la sala de clases y forma parte de varios aspectos de su vida, en especial si estos conocimientos se involucran en sus juegos y conversaciones casuales.2.

Se mejora su aspecto emocional El rol de la familia en la educación cobra importancia, de manera clara, cuando se entiende que los niños reciben una educación emocional, principalmente, de sus padres. Desde la familia, como punto de partida, se le enseña al menor a encarar las emociones vividas a diario, como la ira, la alegría, la frustración y el amor.

Estos aprendizajes, una vez asimilados, se practican en situaciones externas como el colegio. Por ello, es clave la existencia de una afinidad entre la institución educativa y los apoderados sobre cómo el alumno debe recibir su educación emocional. De esta forma, el niño sabrá comunicar sus emociones de un modo saludable y socializar sanamente.

Como resultado, recibe una formación capaz de cuidar la perspectiva emocional del estudiante para concluir en un adulto sano tanto en lo personal como en lo social.3. El niño aprenderá valores con mayor facilidad Otra de las funciones de la familia en la educación es inculcar los valores que el niño necesita.

  1. En el colegio, estos se refuerzan y se practican para que logren mantenerse en el largo plazo.
  2. Por eso, la unión entre el establecimiento educativo y la familia es prioritario para el aprendizaje valórico.
  3. Por ejemplo, si el estudiante concibe vivir en sociedad ejerciendo cualidades como la generosidad, la honestidad, el respeto y la responsabilidad es porque en su hogar y en su colegio son elementos activos de la convivencia diaria.

Sin duda, un colegio familiar es ideal, ya que propone la participación de los padres y potencia el rol de la familia en la educación, logrando una relación positiva entre apoderados y el establecimiento educativo. En definitiva, si la familia y el colegio conforman un equipo, el niño se verá doblemente beneficiado, formando un joven seguro de sí mismo y preparado para involucrarse en su comunidad.

  1. Indudablemente, la importancia de la familia en la educación en estos aspectos es trascendental: es una de las partes necesarias para formar adultos sanos emocionalmente y preparados para enfrentar sus futuros.
  2. Comencemos con Simple.
  3. Sí, almohadas sólidas especiales de tales formas e para que pueda contar con ellas o mentir durante el sexo.

Siempre se pueden poner en las caderas. Son una variedad de colores, formas y tamaños. : La importancia de la familia en la educación escolar
Ver respuesta completa

¿Cómo influyen los padres en la educación?

Ventajas de la participación de los padres – El involucramiento de los padres es clave para el desarrollo de los alumnos y ofrece muchos beneficios. Existen muchos estudios, incluidos los antes mencionados, que hablan sobre cómo puede mejorar y ayudar esta participación en la vida estudiantil y también a los docentes. Algunas de las ventajas son:

Cuando hay una buena comunicación entre los padres y los maestros, disminuye el absentismo, Según un reporte de Johns Hopkins University (JHU), ayuda a reducir en un 24 % las faltas del alumno. El rendimiento académico aumenta, Según JHU, aspectos como la comprensión y la fluidez lectora mejoran cuando hay participación de los padres, aún más si los papás dedican tiempo para leer con sus hijos, ya que los alumnos saben que sus papás están al pendiente, tratan de mejorar por ellos, se sienten más motivados a aprender y mejorar sus calificaciones. También ayuda a mejorar el comportamiento del alumno en el aula, Que los padres y docentes tengan más comunicación ayuda al alumno a sentirse más motivado en clase, mejorando su autoestima y actitud en el aula. El beneficio se extiende a todas las edades, Aunque normalmente se habla del beneficio en alumnos de preescolar o primaria, hay otros estudios enfocados en alumnos de bachillerato. La participación de los padres marca una diferencia en todos los niveles aunque, claramente, va disminuyendo conforme el alumno avanza. Aún así, en la preparatoria, por ejemplo, el tener a los padres involucrados puede afectar la decisión si el alumno quiere seguir estudiando o no. La participación de los padres mejora el desempeño de los docentes, Cuando los padres tienen mejor comunicación con los maestros, ellos aprenden a valorar más su trabajo y los desafíos que ellos enfrentan, lo que hace que el docente se sienta valorado. También los ayuda a conocer más al alumno, lo que permite enseñarle de manera más personalizada y efectiva. Ayuda a que los padres de familia se sientan más involucrados y felices con la educación de sus hijos, Al existir una buena conexión entre las escuelas, los padres comprenden mejor el plan de estudios y el avance que tienen sus hijos. Además ayuda a que se sientan más cómodos y felices con la calidad de la educación. Incluso puede motivar a aquellos que no terminaron su propia educación, a continuarla.

Ver respuesta completa

¿Cómo apoya la familia en la educación de los hijos?

En el Ecuador se busca promover la relación entre familia y educación, pues esta se reconoce como el espacio natural que permite el desarrollo y crecimiento integral de sus miembros. – La familia es la base de la sociedad y es ahí donde se reciben las primeras enseñanzas: se aprende a hablar, cómo comportarse, modales y los principales valores que acompañan durante el crecimiento y desarrollo de las personas; también es un agente fundamental en el proceso de enseñanza-aprendizaje.
Ver respuesta completa

¿Qué es lo que se espera de la educación?

Presidente de la UECoE (Unión de Cooperativas de Enseñanza) – La educación es la mejor herramienta que tenemos para mejorar la sociedad, para prepararnos para el futuro y, dejando de un lado la prospectiva, los trabajos que se crearán en el futuro y la tecnología que está por venir, hará que el mundo en que vivimos esté cada vez más interconectado, más global y más diverso, y cambiará a una velocidad de vértigo.

Por eso, más allá de los conocimientos que, lógicamente, seguirán siendo necesarios, creo que la educación tendrá que preparar a los niños y las niñas para ser capaces de adaptarse, de aprender de forma continua, de investigar, de trabajar en equipo, y que por eso serán más importantes que nunca los valores humanos, el respeto a las personas con sus diferencias, la tolerancia, el pensamiento crítico, y el amor por el esfuerzo y el trabajo bien hecho.

Espero que seamos capaces de formar a los mejores técnicos, pero también a los mejores ciudadanos, porque les esperan inmensos retos, y nosotros solo podemos ponerles en el camino y darles herramientas. Desde las cooperativas de enseñanza, creemos, además, que nuestro ejemplo de emprendimiento colectivo y de responsabilidad compartida y solidaria es parte intrínseca de la educación que ofrecemos.
Ver respuesta completa

¿Qué esperan los padres de los educadores de sus hijos?

‘Hay que encontrar la llave de cada niño, darle confianza y hacerle partícipe de tu proyecto’. Eso es uno de los consejos que Julia Resina, en su libro Querida maestra, ofrece a los profesores de educación infantil que están empezando a dar sus primeros pasitos en esta importante profesión. Que Piensan Los Padres De Familia Sobre La Educacion La relación alumno y profesor ha cambiado mucho en los últimos tiempos. ¿Qué es lo que ha cambiado en la educación infantil? Los alumnos ahora son más sinceros, más decididos y expresan más y mejor sus dudas y sus problemas, con más confianza hacia sus maestros que hace unos años.

Sin embargo, como reflejo de la sociedad que son, quizá sea la falta de respeto y valoración hacia la figura del maestro, lo que a veces lleva a la desmotivación del maestro. En cuanto a los padres de los alumnos ¿son más aliados o enemigos de los profesores? Por mi experiencia creo que, en general y dependiendo de zonas, son más aliados; aunque también se dan casos en los que los padres no quieren ver el problema de sus hijos, les dan la razón en todo y culpan por ello al maestro, sin preocuparse de tener una información previa, manteniendo un diálogo con el maestro.

You might be interested:  Para Que Nos Sirve La Investigacion En La Educacion?

¿Cuál debe ser el papel del maestro en la formación de los niños? Desde mi punto de vista el papel del maestro debe ser doble: por un lado, ganarse la confianza de los padres dialogando con ellos sobre sus hijos y, por otro lado, ayudando a los niños a pensar, a razonar y sembrando en ellos la curiosidad y las ganas de aprender, ofreciéndoles siempre su apoyo.

¿Hasta qué punto los profesores están preparados para tratar con niños autistas, hiperactivos y superdotados? Los maestros cuando detectan que en su clase hay un niño “especial”, lo ponen en conocimiento de los padres y en manos de los especialistas para su estudio y diagnóstico. Normalmente, tras el tratamiento y de acuerdo con el especialista y la familia, el maestro vuelve a integrar al niño en la clase con sus compañeros, si eso forma parte del tratamiento.

Esta labor de integración que hace el maestro, es fundamental para que el niño siga su desarrollo sin traumas. ¿Qué esperan los maestros de los padres y qué esperan los padres de los maestros? Los maestros esperan de los padres que cumplan con su tarea de primeros educadores y confíen y colaboren con ellos por el bien de su hijo.

Los padres esperan de los maestros ayuda y orientación para poder cumplir esa importante tarea y, por supuesto, confianza para solucionar cualquier problema que surja. ¿Que diría a los padres de un niño que se niega a estudiar? Mi consejo es que, con todo el cariño y la paciencia de que sean capaces, hablen con el niño y escuchen lo que él tenga que decir.

Suele dar mejor resultado ofrecerle ayuda para superar el problema, que castigar sin más. Si el problema continua, los padres después de escuchar lo que el maestro les aconseje, no descarto llevar al niño a un especialista para detectar si hubiera algún problema; aunque a veces suele ser una forma de llamar la atención por parte del niño y con diálogo se suele solucionar.

  • Qué es la enseñanza: ¿una vocación o un aprendizaje? Para mí la enseñanza es una vocación en la que continuamente estás aprendiendo, de los alumnos, de los compañeros y de la formación complementaria que el maestro debe recibir de la Administración.
  • ¿Cuál es el perfil de un buen y un mal maestro? Un buen maestro que hace educación infantil es aquel que con su cariño y esfuerzo es capaz de “conectar” con los alumnos, animarles en su autoestima y convencerles de que, con esfuerzo, pueden conseguir lo que se propongan.

No creo que haya malos maestros, pero sí existen aquellos que creen que su labor fundamental es darle conocimientos al niño. ¿Qué consejos daría a los profesores de educación infantil que están empezando? Mi consejo es que quieran y respeten a los niños y así les hagan sentir, a cada uno, importante, contando siempre con su ayuda y apoyo cuando lo necesite.

¿Qué consejos daría a los padres para que estimulen a sus hijos en los estudios? Que realmente se conciencien de que son los principales responsables de la educación de sus hijos ; que hablen mucho con ellos y por supuesto, que colaboren con sus maestros y tutores porque una labor a tres bandas en educación infantil (padres, alumnos y maestros) es mucho más responsable y fructífera.

Puedes leer más artículos similares a Los maestros, los padres y los niños, en la categoría de Aprendizaje en Guiainfantil.com.
Ver respuesta completa

¿Quién debe educar la familia o la escuela?

¿Quiénes educan a los niños? – Que Piensan Los Padres De Familia Sobre La Educacion Alejandro De Barbieri, en su libro Educar sin culpa, hace especial énfasis en los padres como primeros educadores. Los padres son los que deben educar, El hogar debería ser la primera escuela, la primera instancia de aprendizaje; los padres son los primeros maestros, la familia la primera instancia socializadora.

Entonces, siendo los padres los primeros educadores, los docentes están ante un gran desafío. Muchos papás parecieran no tener el tiempo suficiente para educar a sus hijos. Sus trabajos y actividades de adultos les insumen prácticamente todo el día y esto repercute en sus niños, ya que invierten cada vez menos tiempo en la educación de sus hijos y delegan esta responsabilidad en su ¨socio¨ inmediato: la escuela.

Y citando a Alejandro De Barbieri, aquí está el problema: considerando la crisis familiar que se observa, el hogar no está funcionando como primera escuela, delegándose en los docentes la responsabilidad de dar al niño su primera educación. Entendiendo erróneamente, que los desafíos que se les presenten a estos niños deben ser trabajados principalmente en la escuela, donde el padre ha depositado su confianza y a sus más preciados tesoros: sus hijos.

  1. Sin embargo, esta responsabilidad tercerizada trae consigo consecuencias y está pasando factura con altos costos sociales, morales, afectivos y emocionales.
  2. Son estos pequeños “huérfanos” con familias quienes carecen de límites claros, quienes pocas veces han recibido un “no” por respuesta, quienes tienen más juguetes que palabras de aliento y pasan más horas frente a dispositivos electrónicos que compartiendo comidas con sus padres.

Este es un gran desafío para el docente de hoy que intenta por todos los medios educar a sus alumnos en el amor, pero con límites claros, entendiendo que su rol termina cuando el niño vuelve a su hogar. Si bien los docentes no son quienes educan a nuestros niños en primera instancia, este rol se les viene delegando hace tiempo.
Ver respuesta completa

¿Qué piensan los padres de familia sobre las clases virtuales?

CAMBIO DE PERCEPCIONES – Pese a que la percepción de los padres de familia sobre la experiencia de la educación a distancia con respecto a la presencial está muy dividida, el estudio registró que en marzo del 2021 los padres consideraron más atractiva la educación a distancia con respecto a lo que creían de esta antes de la pandemia, Que Piensan Los Padres De Familia Sobre La Educacion Educación básica y media superior en el Perú, México y Colombia Antes del confinamiento, alrededor del 68% de los padres de Colombia, México y el Perú no había considerado a la educación a distancia como método de enseñanza y solo un 20% la consideraba atractiva, según el estudio.

  • En esa línea, Marco Orbezo, socio líder de EY-Parthenon en el Perú, señala que después de casi un ciclo escolar a distancia, los padres han aceptado los nuevos formatos de clase y el 53% de ellos tiene una mejor percepción de la educación online, pero la consideran atractiva solo si es temporal.
  • En comparación con el inicio de la pandemia, el porcentaje de personas que consideran atractiva la educación en línea en el Perú pasó del 15% al 19%, mientras que en Colombia se mantuvo alrededor del 20%.

En México, cayó del 24% al 14%.
Ver respuesta completa

¿Qué opina Freire sobre la educación?

La educación para Freire es praxis, reflexión y acción sobre el mundo para transformarlo. Según Freire la educación es un acto de amor, de coraje, de práctica de la libertad, dirigida hacia la realidad.
Ver respuesta completa

¿Qué papel cumplen los padres de familia en la educación inicial?

Roles cruciales en la educación de los hijos – 1. Los padres somos los actores principales en el proceso de educación y formación de nuestros hijos. Educamos a través del ejemplo y los niños aprenden por imitación, observación a los padres, conductas y actitudes. Además, inculcamos valores que son importantes para el desarrollo integral de nuestros pequeños.

  1. El rol del padre en la educación no es reemplazar a los profesores, sino guiar, acompañar y supervisar el avance de los hijos ahora en sus clases virtuales.2.
  2. Bienestar Emocional / Estar atentos a las emociones: Esta realidad en la que vivimos actualmente podría generar ansiedad en nuestros pequeños, por lo que es recomendable GESTIONAR EMOCIONES, IDENTIFICAR, VERBALIZAR, VALIDAR Y ACOMPAÑAR al niño.

¿Qué herramientas? Trabajar con los niños en emociones qué hago con la emoción y cómo la expreso, pensar en que la reacción es sólo la punta del iceberg pero que debajo hay algo más que tenemos que descubrir, siempre hay una razón para una reacción. Cuando hay una frustración primero debemos observarnos a nosotros, cómo estamos actuando: ¿Qué hago yo? ¿Cómo les hablamos? No solo que decimos, sino también mirar nuestros gestos, reconocer errores y mejorar. 3. Fomentar su autonomía: Desde pequeños es importante que se hagan responsables y hagan actividades por sí mismos, así también logramos que desarrollen su autonomía. Darles desde pequeñas tareas que desarrolle en ellos el sentido de pertenencia en casa.4.

Avisar al niño cuando tiene su clase virtual dejando su material organizado: dar autonomía, explicarles en el horario y la planificación que es lo que deben tener en la mesa, anticiparse, apelar a la responsabilidad desde pequeños. A nuestras edades no tienen los niños un control del tiempo y debemos recordarles, pero eso no quiere decir que debemos hacerlos todo.

Realización de las tareas escolares: no significa que debemos despreocuparnos, es importante que los niños sientan que estamos ahí, que estamos pendientes de que tienen lo que necesitan, que supervisamos el proceso etc., y ayudamos cuando sea necesario, pero no significa que debemos sentarnos y hacer los deberes con ellos. Aprovechar para que los niños aprendan el sentido de responsabilidad, la autonomía, la constancia 5. Y el último punto que os traemos en la educación de los hijos, es mantener una rutina y poner normas: Mantener una rutina clara, con horarios para levantarse, comenzar el día como si estuviéramos en clases presenciales, desayunar y vestirse para asistir a la clase.
Ver respuesta completa

¿Cómo influye la familia en el aprendizaje del niño según autores?

La interacción de niños y niñas con sus padres contribuye a los procesos de aprendizaje y al desarrollo de las habilidades sociales y emocionales. Mediante estas prácticas, los infantes fortalecerán su capacidad de independencia y seguridad (un papel activo en su propio desarrollo, según Piaget).
Ver respuesta completa

¿Qué temas les preocupan más a los padres respecto a la educación de sus hijos?

Los problemas emocionales y del aprendizaje en los niños: principales preocupaciones entre los padres

El aprendizaje, la autoestima y las emociones son los temas que más preocupan a las madres y padres con respecto a la educación y la salud de sus hijos e hijas. Esta es una de las conclusiones del “I estudio de salud y bienestar en la infancia”, llevado a cabo por el Instituto DKV de la Vida Saludable y el Hospital Sant Joan de Déu Barcelona, un estudio cuyo objetivo es el de ofrecer una información amplia y actual sobre los hábitos saludables y sobre el grado de bienestar infantil, con el fin de proponer estrategias y acciones de promoción de la salud desde edades tempranas. Para ello, se han obtenido datos a través de una encuesta online de un total de 2.013 madres y padres de todo el territorio nacional, referentes a los hábitos de alimentación, actividad física, comportamiento y relaciones familiares de niños y niñas de edades comprendidas entre 1 y 10 años,

/td>

/td> A continuación, recogemos las principales conclusiones extraídas del estudio:

  • Los autores del documento ponen de relieve la frecuencia con la que se consume la repostería industrial con respecto a otros alimentos menos saludables, siendo consumida todos los días por un 8% aproximadamente, y 3 días a la semana o más por el 36%.
  • El 45% manifiesta que su hijo actúa de forma sedentaria entre una y dos horas diariamente. El estudio señala como aspecto positivo, que el 39% dedica menos de 1 hora al día, y un 5%, nada en absoluto a actividades sedentarias (ver TV, jugar con la Tablet). El 74% manifiesta que “jugar con juguetes” es la actividad que más le gusta realizar a su hijo en su tiempo de ocio, mientras que el 72% apuesta por “jugar con sus amigos”. A razón de las cifras, mirar la televisión (57,86%), interactuar con el teléfono móvil (25,16%) o jugar con videoconsolas (24,24%), aún se mantienen por detrás de otras actividades más saludables entre los más pequeños
  • Los encuestados destacan que “casi siempre” o “a menudo”, su hijo es desobediente (23,5%), tarda mucho en realizar las actividades (24,7%) o interrumpe a los adultos (25,6%). El 30,3%, a veces o nunca observa las normas, mientras que el 16% tiene rabietas habitualmente y sólo el 4% miente.
  • Cerca del 60% de los padres y madres ha señalado que su hijo se distrae a menudo con otras cosas cuando está realizando algo, y más del 70% indica que “se distrae con facilidad” casi siempre o a menudo.
  • En el 41% de los casos, los niños muestran “a veces” dificultades para entretenerse solo, un porcentaje que se reduce al 10% en los casos en los que estas dificultades se dan “a menudo” o “casi siempre”.
  • El 98% de padres y madres cree que casi siempre y con frecuencia su hijo/a es feliz y está contento/a, También afirman (92%) que su hijo tiene amigos con los que se divierte. El 85% considera que tienen tiempo para hacer las cosas que les gustan, frente al 15% que solo a veces disponen de este tiempo.
  • El 34% de los encuestados percibe que no dedica suficiente tiempo a su hijo o hija, una percepción mayor entre los padres (41%) que entre las madres (27%).
  • Si bien el 82% de los participantes tiene un buen grado de satisfacción con la calidad del tiempo dedicada a su hijo o hija, tan solo el 23,8% la definirían como “muy buena”, y un 18% la consideran regular (16%) o mala/muy mala (3%). Las mujeres encuestadas valoran más positivamente la calidad del tiempo dedicado a sus hijos/as (85% muy buena o buena, 15% regular o mala). En el caso de los hombres: 79% muy buena o buena, 21% regular o mala.
  • El 40% de los padres y madres realiza actividades de ocio con sus hijos todos los días, y el 69% dedica solo los dos días del fin de semana a estas actividades. Del total de respuestas, se observa que 1/3 de los padres y madres dedica poco tiempo a sus hijos entre semana, lo que, a juicio de los autores del estudio, puede indicar dificultad de conciliación y falta de tiempo o de voluntad, entre otros.
    • Los temas que más preocupan a los encuestados en relación con a la salud y educación de sus hijos e hijas son el aprendizaje, la autoestima y las emociones.
    • Asimismo, consideran muy preocupantes las relaciones sociales, el maltrato en la escuela y la mala conducta, seguido de otros temas de relación familiar y social, tales como, la aceptación de las normas, el respeto a los mayores o la relación con los padres.
    • Tan solo un 8,13% manifiesta su preocupación por el exceso de peso de los niños, un hecho que, según los autores de este estudio, contrasta con los datos actuales de esta problemática y que, a razón del Estudio Aladino de 2015, afecta a un 41% de los niños y niñas entre 6 y 9 años.

En línea con este último punto, y tal y como ha señalado el Instituto DKV de la Vida Saludable en nota de prensa, es fundamental tener en consideración las repercusiones psicológicas y emocionales de la obesidad infantil, entre ellas, las siguientes: Baja autoestima Los niños con obesidad pueden desarrollar una pobre imagen de sí mismos y experimentar sensaciones de inferioridad y rechazo.

  • Por ejemplo, se ha observado que los niños de 5 años ya son muy conscientes de su propio sobrepeso y perciben de forma despectiva parámetros importantes como su propio aspecto, o su torpeza y bajas competencias físicas.
  • Por ende, existe una percepción social negativa en relación con la obesidad (asociada con comer en exceso y, consecuentemente, culpabilizar al niño o niña de su estado), y que supone un malestar emocional en las personas con exceso de peso, especialmente entre la población infantil.

Esto puede conllevar a que muchos niños con sobrepeso u obesidad padezcan angustia e inseguridad y desarrollen baja autoestima.

  1. Aislamiento y exclusión social
  2. Muy relacionado con la percepción social de esta condición, los niños y adolescentes con sobrepeso u obesidad tienen más posibilidad de ser víctimas de estigmatización social y ser rechazados con más facilidad tanto del círculo de amigos, como por sus profesores o educadores, e incluso a veces por los propios padres, por lo que tienen más dificultades para relacionarse y hacer amistades, y son más proclives a ser víctimas de bullying,
  3. Depresión
  4. La discriminación puede provocar daños emocionales importantes y a largo plazo, que perpetúan los problemas de aislamiento, pérdida de autoestima, insatisfacción corporal, bajo concepto de rendimiento escolar, y en algunos casos, hasta un estado de depresión.
  5. Bajo rendimiento escolar
  6. La obesidad, y el exceso de peso en general, pueden impactar en la adaptación social del niño y, consecuentemente, afectar de forma negativa en el aprendizaje y el rendimiento académico.
  7. Insuficiente percepción de gravedad
  8. El Instituto DKV destaca aquí, el papel que juega la insuficiente percepción que tiene la sociedad de la obesidad infantil, y que puede constituir una barrera importante a la hora de hacerle frente.
  9. En esta línea, destaca el hecho de que pese a que la obesidad infantil constituye uno de los mayores problemas de salud pública, no figure entre los temas de salud y educación que más preocupan a los padres encuestados.
  10. Trastornos de la alimentación
  11. Los sentimientos de ansiedad y tristeza, junto con el aislamiento, pueden provocar una mayor ingesta de alimentos como compensación, llegando a desarrollar, en algunos casos, trastornos de la alimentación en la adolescencia o pre adolescencia, como la anorexia nerviosa y la bulimia.
  12. El exceso de peso suele influir en el sedentarismo, que, a su vez, agrava la condición de exceso de peso, siendo la insuficiente actividad física uno de los factores de riesgo relacionados con la obesidad.

La guía se encuentra disponible en la página (nota de prensa) o bien directamente a través del siguiente enlace:

Los problemas emocionales y del aprendizaje en los niños: principales preocupaciones entre los padres
Ver respuesta completa

¿Qué papel tiene el padre de familia en educación del niño y niña en los primeros años de vida?

¿Qué papel juega la familia en el proceso educativo de los niños? ¿Es la familia un pilar importante en la educación de los hijos? La educación tiene un objetivo muy claro, este es el desarrollo integral del niño, y es en el núcleo familiar donde encontramos las raíces de ese desarrollo global.

  • La familia es vital tanto para la sociedad como para el desarrollo del ser humano.
  • La educación es tarea primordial de la familia, aunque compartida de una manera significativa con la escuela, con el entorno y con el contexto social.
  • Los tres anillos de formación de la persona son: la familia, la escuela y la sociedad.

Centrándome en la familia tengo que decir que es para el niño el primer transmisor de pautas culturales y su primer agente de socialización. Los primeros responsables de la educación de los niños son los padres, la familia es el primer contexto donde nos ponemos en contacto con el mundo, un mundo particular de cada grupo familiar, que va transmitiendo al niño sus hábitos, sus costumbres, sus pautas de transmisión cultural.

Dentro de la familia se dan las primeras interacciones, se establecen los primeros vínculos emocionales y vivencias con las personas cercanas. Es en este medio donde el niño realiza los aprendizajes sociales básicos que le ayudarán en su relación consigo mismo y con los otros. Poco a poco irá conociendo normas, pautas de actuación y comportamiento humano.

Para que la relación entre familia y escuela sea efectiva debe lograr integrar a la familia como parte esencial. Se trata, por así decirlo, de poner en práctica una escuela abierta. La escuela comparte con la familia la labor de educar, completando y ampliando sus experiencias formativas.

Conseguir que la educación sea eficaz depende totalmente de una unidad de criterios educativos en casa y en la escuela. Y para conseguir ese fin es necesario la comunicación y coordinación entre maestros y padres. Por ello los maestros necesitan no sólo la información que puedan aportar los padres relativa a sus hijos para conocerlos, sino que además va a ser muy importante su colaboración para hacerles partícipes de la educación escolar de sus hijos, esto repercutirá notablemente sobre su personalidad así como lo que aprendan en el seno familiar va a repercutir en sus comportamientos en la escuela.

Para finalizar mi aportación a la revista me gustaría destacar una cita de José Antonio Marina (filósofo, ensayista y pedagogo) relacionada con los tres pilares fundamentales de la educación: “Los padres solos no pueden educar a sus hijos, hagan lo que hagan, porque no pueden protegerlos de otras influencias muy poderosas.

  1. Los docentes solos no pueden educar a sus alumnos, por la misma razón.
  2. La sociedad tampoco puede educar a sus ciudadanos, sin la ayuda de los padres y del sistema educativo.
  3. La intervención de padres y maestros es imprescindible, pero todos debemos conocer sus limitaciones y reconocer que en la tupida red de influencias en que vivimos, todos ejercemos una influencia educativa, buena o mala por acción o por omisión Es imprescindible una movilización educativa de la sociedad, que retome el espíritu del viejo proverbio africano: para educar a un niño hace falta la tribu entera”.

Verónica Paule Núñez.2º Educación Infantil : ¿Qué papel juega la familia en el proceso educativo de los niños? ¿Es la familia un pilar importante en la educación de los hijos?
Ver respuesta completa