Que Pasaria Si No Hubiera Autoridad En La Escuela?

Que Pasaria Si No Hubiera Autoridad En La Escuela

Las reglas son aquellas pautas que deben cumplirse por estar convenidas por las personas en un ámbito determinado. Así, son fundamentales para poder desarrollar las actividades compartidas de una manera ordenada y correcta. Los ámbitos que se manejan a través de reglas son de lo más diversos: una escuela, una casa de familia, una empresa, un órgano del estado, incluso la sociedad misma en su conjunto.

Si no existieran las reglas, las personas tenderían a hacer lo que les resulta mejor o más beneficioso para sus propios intereses, y eso no siempre coincide con los intereses comunitarios. De esta manera, los ámbitos que deberían estar regidos por reglas se volverían un caos, y probablemente no podrían funcionar con normalidad.

Sin reglas, no tendríamos justicia, no tendríamos normas para movernos en sociedad, no sabríamos de qué manera conducirnos por la calle, no podríamos asistir a la escuela, convivir con nuestras familias, etc. Por ejemplo, supongamos que una institución educativa que no tuviera reglas: los alumnos llegarían en el horario que les resultara más conveniente, saldrían a la hora que quisieran, asistirían solo a los cursos que les interesaran, no escucharían al docente, no rendirían exámenes si no lo desearan, entre muchas otras cosas. Más información:

  • ¿Por qué son importantes las reglas en los juegos y en la vida diaria?
  • ¿Por qué es importante respetar y cumplir las reglas y normas?
  • ¿Por qué una sociedad necesita reglas para convivir en armonía?

¿Cómo ejercer la autoridad en la Escuela?

Ejercer la autoridad en la escuela no es mandar, es organizar, disciplinar, respetar a los alumnos y hacerse respetar. En los últimos años las escuelas primarias y los colegios secundarios se han convertido en el centro de atención pública. La violencia de los alumnos entre ellos mismos y contra los maestros es cosa de todos los días. La prevención en una sociedad siempre ha sido la mejor manera de preservar el bienestar y la integridad física de sus habitantes y de mejorar la convivencia en todos los ámbitos.

El cambio de actitudes y comportamiento tanto de los padres como de los maestros y profesores se hace indispensable para terminar con este flagelo que nos avergüenza a todos. Los niños y los adolescentes en la actualidad no tienen referentes para identificarse, desconocen las jerarquías y la necesidad del cumplimiento de reglas para la convivencia.

Los hogares han perdido la comunicación; los padres no tienen tiempo para escuchar a los hijos y están demasiado cansados para mantener la organización de su casa y para cumplir y hacer cumplir los roles. Los líderes tienen naturalmente el don de la autoridad, pero no todos los que tienen capacidad de liderazgo tienen éxito con sus subalternos, sólo algunos de ellos son los que se destacan y son verdaderamente respetados, porque son los que logran trascender el deseo de aprovecharse de su rango para someter y humillar.

  1. La autoridad no es otra cosa que un rol que hay que aprender a ejercer, no sólo para obtener resultados con los subordinados sino también para poder desempeñar con éxito cualquier tarea;
  2. Los padres no necesitan tiempo extra para hacer respetar las jerarquías en el hogar; porque sólo se trata de cambiar actitudes;
You might be interested:  Que Se Necesita Para Inscribirse En Una Escuela?

Una casa es como un barco, tiene que tener un timón firme para no ir a la deriva y además una organización que permita cumplir a cada uno su tarea con disciplina y entusiasmo. El padre y la madre son los encargados de poner las reglas y todos en la familia deberán respetar esas reglas, en primer lugar ellos mismos.

Los hijos desconocen las normas que no son respetadas por sus padres, incluso las que rigen en la sociedad en que viven y que sus progenitores no respetan. Ejercer la autoridad no habilita a gritar o a insultar ni a faltar el respeto a los hijos, sino sólo a imponer penitencias que no sean demasiado difíciles de cumplir, ni para los padres ni para los hijos.

Las reglas no deben diferir demasiado de las que rigen en su comunidad, porque esas diferencias son las que provocan las contradicciones más difíciles de resolver por los menores. Las normas del hogar se establecen para ser cumplidas y no pueden ser cambiadas en forma arbitraria según intereses eventuales de los dueños de casa, ya que los cambios atentan contra su cumplimiento.

  • Los gritos, los insultos y el castigo corporal producen una consecuencia; habilitan a los hijos a hacer lo mismo; y si no pueden expresar sus emociones negativas en el hogar, trasladarán a la escuela la agresividad reprimida para descargarla contra sus compañeros y principalmente con la maestra o los profesores que son los que representan a sus padres;

La dirección de la escuela tiene el rol de dirigir a los docentes, enseñarles el rol, comprometerse con su tarea y estar dispuesta a imponer disciplina según las normas de la institución y con su criterio, sin dejarse manipular por los padres de los alumnos.

Para un director de una institución educacional el costo de las decisiones es más grande y es allí cuando cuesta más jugarse por las propias convicciones, resultando más fácil doblarse que mantenerse. Para que maestros y profesores puedan mantener la disciplina en clase, deberán identificar a los cabecillas que lideran los grupos molestos, y ubicarlos en los primeros asientos, para mantener el control y al mismo tiempo tener la oportunidad de hacerlos participar en clase incentivando su interés y su motivación.

You might be interested:  Acciones Que Fomenten La Igualdad De Genero En La Escuela?

Desde el primer día los maestros y profesores deberán fijar las normas de comportamiento, que deberán ser cumplidas tanto por los alumnos como por ellos mismos; como por ejemplo: dejar todos los celulares sobre el escritorio del docente, incluyendo el de él mismo El maestro o profesor siempre debe dar el ejemplo, porque los niños y adolescentes se identifican con ellos..

¿Qué pasaría si no existiera la Escuela?

– Brainly. lat ¿que pasaría si no existiera la escuela? si no existiera la escuela no estaria escribiendo esto, un motivo esque no sabria leer ni escribir, si por lo menos no existiera el colegio uno diria que buena seria la vida, pero la escuela e fundamental.

¿Qué es la crisis de autoridad en la escuela secundaria?

‘Las constantes alusiones a la indiferencia de los alumnos, la falta de disciplina y, en su versión más extrema, a los fenómenos de violencia en la escuela secundaria, remiten de manera máás o menos directa, a la llamada ‘crisis de autoridad’ en las instituciones educativas a las que asisten adolescentes y jóvenes’.

¿Por qué es importante aprender a ejercer la autoridad?

Ejercer la autoridad en la escuela no es mandar, es organizar, disciplinar, respetar a los alumnos y hacerse respetar. En los últimos años las escuelas primarias y los colegios secundarios se han convertido en el centro de atención pública. La violencia de los alumnos entre ellos mismos y contra los maestros es cosa de todos los días. La prevención en una sociedad siempre ha sido la mejor manera de preservar el bienestar y la integridad física de sus habitantes y de mejorar la convivencia en todos los ámbitos.

El cambio de actitudes y comportamiento tanto de los padres como de los maestros y profesores se hace indispensable para terminar con este flagelo que nos avergüenza a todos. Los niños y los adolescentes en la actualidad no tienen referentes para identificarse, desconocen las jerarquías y la necesidad del cumplimiento de reglas para la convivencia.

Los hogares han perdido la comunicación; los padres no tienen tiempo para escuchar a los hijos y están demasiado cansados para mantener la organización de su casa y para cumplir y hacer cumplir los roles. Los líderes tienen naturalmente el don de la autoridad, pero no todos los que tienen capacidad de liderazgo tienen éxito con sus subalternos, sólo algunos de ellos son los que se destacan y son verdaderamente respetados, porque son los que logran trascender el deseo de aprovecharse de su rango para someter y humillar.

La autoridad no es otra cosa que un rol que hay que aprender a ejercer, no sólo para obtener resultados con los subordinados sino también para poder desempeñar con éxito cualquier tarea. Los padres no necesitan tiempo extra para hacer respetar las jerarquías en el hogar; porque sólo se trata de cambiar actitudes.

Una casa es como un barco, tiene que tener un timón firme para no ir a la deriva y además una organización que permita cumplir a cada uno su tarea con disciplina y entusiasmo. El padre y la madre son los encargados de poner las reglas y todos en la familia deberán respetar esas reglas, en primer lugar ellos mismos.

You might be interested:  En Que Escuela Quedo Mi Hijo Coahuila?

Los hijos desconocen las normas que no son respetadas por sus padres, incluso las que rigen en la sociedad en que viven y que sus progenitores no respetan. Ejercer la autoridad no habilita a gritar o a insultar ni a faltar el respeto a los hijos, sino sólo a imponer penitencias que no sean demasiado difíciles de cumplir, ni para los padres ni para los hijos.

Las reglas no deben diferir demasiado de las que rigen en su comunidad, porque esas diferencias son las que provocan las contradicciones más difíciles de resolver por los menores. Las normas del hogar se establecen para ser cumplidas y no pueden ser cambiadas en forma arbitraria según intereses eventuales de los dueños de casa, ya que los cambios atentan contra su cumplimiento.

Los gritos, los insultos y el castigo corporal producen una consecuencia; habilitan a los hijos a hacer lo mismo; y si no pueden expresar sus emociones negativas en el hogar, trasladarán a la escuela la agresividad reprimida para descargarla contra sus compañeros y principalmente con la maestra o los profesores que son los que representan a sus padres.

La dirección de la escuela tiene el rol de dirigir a los docentes, enseñarles el rol, comprometerse con su tarea y estar dispuesta a imponer disciplina según las normas de la institución y con su criterio, sin dejarse manipular por los padres de los alumnos.

  • Para un director de una institución educacional el costo de las decisiones es más grande y es allí cuando cuesta más jugarse por las propias convicciones, resultando más fácil doblarse que mantenerse;
  • Para que maestros y profesores puedan mantener la disciplina en clase, deberán identificar a los cabecillas que lideran los grupos molestos, y ubicarlos en los primeros asientos, para mantener el control y al mismo tiempo tener la oportunidad de hacerlos participar en clase incentivando su interés y su motivación;

Desde el primer día los maestros y profesores deberán fijar las normas de comportamiento, que deberán ser cumplidas tanto por los alumnos como por ellos mismos; como por ejemplo: dejar todos los celulares sobre el escritorio del docente, incluyendo el de él mismo El maestro o profesor siempre debe dar el ejemplo, porque los niños y adolescentes se identifican con ellos..