Que Pasa Si Un Niño No Asiste A La Escuela?

Que Pasa Si Un Niño No Asiste A La Escuela
será castigado con la pena de prisión de tres a seis meses o multa de seis a 12 meses ‘. Entre los mencionados deberes, contenidos en el artículo 154 del Código Civil, los progenitores han de ‘educar y procurar una formación integral a sus hijos’, lo que incluye garantizar su asistencia a clase.

¿Qué pasa si los niños no van ala escuela?

Baja valoración de la educación, y por tanto transmisión de analfabetismo intergeneracional. Baja autoestima, que puede llevar al aislamiento. Una mayor propensión a accidentes en el trabajo y desconocimiento del nivel de salud y los recursos para mejorarlo.

¿Cuánto tiempo se considera absentismo escolar?

INTRODUCCIÓN – El Absentismo Escolar, entendido como la falta injustificada de asistencia a clase por parte de algún/a alumno/a, no comporta necesariamente la existencia de un problema de tipo educativo, y menos aun de tipo social. Ya que las faltas de asistencia a clase, siempre que mantengan un carácter aislado y excepcional, al no interferir de forma sustancial en el ritmo formativo del/a alumno/a, difícilmente pueden llegar a suponer un problema educativo serio para el mismo.

Sin embargo, cuando estas faltas de asistencia se suceden de forma reiterada o se extienden por lapsos de tiempo prolongados, el ritmo de aprendizaje del/a alumno/a se resiente inevitablemente y comienzan a aparecer problemas de retraso escolar que, de no solucionarse rápidamente, pueden derivar en situaciones de fracaso y abandono escolar.

En estos supuestos el absentismo escolar pasa de ser una mera falta aislada a convertirse en un serio problema educativo. Pero además, el absentismo escolar reiterado, con sus inevitables secuelas de fracaso escolar y abandono prematuro de la enseñanza, constituye uno de los principales factores -aunque no el único- que contribuyen a la aparición en nuestra sociedad de situaciones de marginalidad, paro, delincuencia, incultura y analfabetismo.

  • De este modo, lo que inicialmente era un simple problema educativo, se convierte a medio o largo plazo en un grave problema social, para cuya atención la comunidad se ve obligada a destinar numerosos medios y recursos que podrían servir para atender otras necesidades sociales;

Por otro lado, la interrelación entre lo educativo y lo social en el fenómeno del absentismo se observa también al analizar los orígenes y las causas del problema. Así, el absentismo entendido como la falta reiterada de asistencia a clase puede venir motivada por muy diversos factores, entre los que destacan los de tipo social y los de carácter personal.

  • Cuando lo que predominan son los factores estrictamente personales del/a alumno/a, como puedan ser una personalidad excesivamente rebelde o un profundo desinterés por la educación, nos encontramos ante supuestos de absentismo que generalmente son solucionables con tratamientos de tipo pedagógico y/o psicológico;

Sin embargo, cuando el absentismo escolar reiterado obedece a factores de tipo social o familiar, como suele ocurrir en la mayoría de los casos, entonces la solución del problema se convierte en un asunto complejo. A modo de conclusión, podemos decir que el absentismo escolar se nos presenta como un problema en cuya aparición inciden factores educativos y, fundamentalmente, sociales, y cuya solución precisa de la adopción de diversas medidas, tanto de tipo educativo como, esencialmente, de carácter social.

Se trata además de un problema que, de no ser solucionado a tiempo, puede convertirse, a corto plazo, en un importante problema para el sistema educativo (abandono y fracaso escolar) y, a medio en un grave problema social (paro, delincuencia, marginación).

En este sentido, el Ayuntamiento de Aljaraque, desde las Concejalías de Educación y Servicios Sociales, han puesto en marcha para el presente curso escolar un Plan Municipal de Prevención, Control y Seguimiento del Absentismo Escolar, ajustándose al Plan Integral de Prevención, Control y Seguimiento del Absentismo Escolar, aprobado por el Acuerdo de 25 de Noviembre de 2003; todo ello a pesar de que la incidencia de Absentismo Escolar en nuestro municipio no es muy significativa.

CONCEPTO Se considera que se está dando una situación de Absentismo Escolar cuando el número de faltas mensuales es de cinco días lectivos en el nivel de Educación Primaria. En el nivel de Educación Secundaria Obligatoria, se considera que existe absentismo escolar cuando la falta de asistencia es de 25 horas de clase o supere el 25 % de días lectivos o de horas de clase.

COMISIÓN MUNICIPAL DE ABSENTISMO ESCOLAR A instancia de la Delegación Provincial De Educación de acuerdo con el Ayuntamiento de Aljaraque se ha constituido una Comisión Municipal de Absentismo Escolar en la que están representados los servicios y/o profesionales dependientes de las distintas administraciones públicas, los centros docentes, las asociaciones de padres y madres de alumnos y entidades colaboradoras. COMPOSICIÓN La composición de la Comisión Municipal de Absentismo Escolar es la siguiente:

  • El Alcalde de la localidad, o persona en quien delegue.
  • La Concejala Delegada o representante del Área de Educación del Ayuntamiento.
  • La Concejala Delegada o representante del Área de Servicios Sociales del Ayuntamiento.
  • Un representante de los Servicios sociales Comunitarios.
  • El Concejal Delegado o representante del Área de Seguridad Ciudadana.
  • El representante de la Delegación Provincial de Educación, nombrado por la titular de la misma, perteneciente al Departamento de Orientación de uno de los IES del municipio.
  • La Coordinadora de los Servicios Sociales de la localidad.
  • La Técnica Municipal de Educación.
  • La directora de Zona de Trabajo Social como representante de la Diputación Provincial.
  • Los/Las Directores/as de los centros de Educación Primaria y Secundaria.
  • Un representante de la Policía Local nombrado por el Concejal Delegado de Seguridad Ciudadana de la Corporación Local.
  • Un/a representante de las Asociaciones de Padres y Madres de centros de Educación Primaria y Secundaria.
  • Un/a representante, en su caso, de las asociaciones no gubernamentales que desarrollen actuaciones y/o programas encaminados a la eliminación del absentismo en el municipio.
You might be interested:  Como Entrar A Una Escuela En Estados Unidos?

El Alcalde o persona en quien delegue convocará y presidirá las reuniones de la Comisión Municipal de Absentismo Escolar, a iniciativa propia o a petición de cualquiera de las entidades que la integran. PERIODICIDAD DE LAS REUNIONES La Comisión Municipal de Absentismo se reunirá con carácter ordinario dos veces al año y enviará copia del Acta de cada una de las sesiones al responsable del Equipo Técnico Provincial de Absentismo Escolar. EQUIPO TÉCNICO DE ABSENTISMO ESCOLAR Composición Se constituirá un Equipo Técnico de Absentismo integrado por los profesionales que más directamente intervienen en esta problemática:

  • Orientadores/as de los Departamentos de Orientación de los I.
  • Directoras/es o persona en quien se delegue de los centros educativos de la localidad.
  • Las trabajadoras Sociales de la localidad.
  • La Técnica Municipal de Educación.
  • La representante de los Servicios Sociales Comunitarios.
  • El representante de la Policía Local.
  • La orientadora del IES Fuente Juncal del municipio, como coordinadora del Equipo Técnico Municipal de Absentismo.

Periodicidad Este Equipo, se reunirá cada dos meses en los distintos Centros Educativos. Así pues, estas instancias, Equipos de Orientación Educativa y Departamentos de Orientación, Servicios Educativos y Sociales Municipales, Servicios Sociales Comunitarios, y Cuerpo de la Policía Local, trabajarán de forma coordinada para poner en marcha medidas de control y traslado de la información,  así como  medidas de carácter psicosocial y educativas, para, en última instancia, acabar con la posible incidencia de absentismo escolar del municipio así como prevenir la aparición de nuevos casos..

¿Qué puedo hacer si mi hijo no quiere ir a la escuela?

¿Qué pasa si un niño no asiste a la escuela en Estados Unidos?

En los Estados Unidos el tema de los chicos que se ratean del colegio está generando protestas y debates. Por eso, en varios distritos escolares del país se están comenzando a aplicar medidas extremas para forzar la asistencia a clase de los alumnos más rebeldes: mandar a sus padres a la cárcel.

Las penas varían de estado a estado, pero pueden llegar a ser de hasta seis meses, mientras que las multas pueden ascender a mil dólares. Aunque las leyes que dictaminan prisión para los padres de los chicos que faltan a clase no son todas nuevas, ahora se las está aplicando vigorosamente en aquellos lugares donde la deserción escolar es endémica.

Por supuesto, esto afecta a las escuelas públicas, que en los Estados Unidos sufren de un gran deterioro, no sólo porque los edificios muchas veces están a punto de venirse abajo, sino también porque el nivel académico de los alumnos es tal vez el peor de todos los países industrializados.

Las autoridades escolares están buscando la manera de reformular los programas de estudio para elevar el grado de conocimiento de sus estudiantes tan mal instruidos. Pero, si éstos no van a clase, el esfuerzo queda en el vacío, argumentan los defensores de los duros castigos contra los padres de los desertores.

Por eso, en muchas partes del país creen que llegó la hora de aplicar mano ultradura. Es decir: cárcel en vez de libros. Ausencias injustificadasPor ejemplo, en Detroit, la capital de la industria automotriz de los Estados Unidos, 63. 000 de los 180. 000 estudiantes del sistema público faltaron el año pasado un promedio de un mes de clases, lo que impulsó a las autoridades a llevar a la Corte esta semana a los padres de los 67 chicos con mayor número de ausencias.

Cada uno de sus hijos perdió entre 100 y 180 días de asistencia escolar (el año académico tiene justamente esta última cantidad de días), por lo que ahora los padres pueden terminar durante tres meses tras las rejas.

A estos padres primero se les hará una advertencia formal. Pero si sus hijos siguen faltando a clase, se los condenará a prisión en suspenso. Y si a pesar de eso los chicos siguen sin aparecer por el colegio, tendrán que ir a la cárcel. Pero, si alguno de estos chicos comienza a tener una asistencia regular, aunque sea insuficiente, serán condenados a hacer trabajos comunitarios.

  • Estas leyes se están aplicando, entre otros, en Maryland, Florida, Pennsylvania, Michigan, Kentucky y California;
  • En mayo, en el condado de Escambia, Alabama, diez padres fueron procesados por las rateadas de sus hijos, pero sólo uno de ellos se declaró culpable, y tuvo que pasar 60 días en la cárcel;

El fiscal de ese distrito, Michael Godwin, opina sin embargo que contra la deserción escolar hay una herramienta más efectiva que mandar a los padres a prisión: sentarlos junto a los rateros en una misma aula. A esos chicos no les importa si los padres van a la cárcel, dijo Godwin al diario The New York Times, más les preocupa tener a sus padres en la misma aula; eso los llena de pánico.

En Virginia, el gobernador James Gilmore acaba de sancionar una ley que castiga con seis meses de prisión a los padres de hijos que faltan a clase, mientras que en varios condados de Florida se aprobaron leyes que dictaminan dos meses en la cárcel y multas de 500 dólares.

You might be interested:  Que Es Un Escuela?

En Ohio, se encuentra ante la legislatura una medida similar. Esto afecta a gente muy pobre, que no sólo no tiene plata para contratar un abogado defensor sino tampoco capacidad para entender qué hacer con sus hijos. En ese sentido, es ilustrativo el caso de Angela Hesse, de Springfield, Illinois, que fue sentenciada dos veces por las faltas a clases de sus rebeldes hijos adolescentes.

  1. Esto destruyó mi familia, dijo;
  2. No sólo le quitaron la custodia de sus hijos, sino que la despidieron del trabajo;
  3. Ahora se está divorciando de su marido, y tiene antecedentes en su prontuario policial, lo que le hará todavía más difícil conseguir un nuevo empleo;

Mi hijo era uno de esos adolescentes difíciles, que se metió con los chicos equivocados. No sólo no lo podía sacar de la casa, ni siquiera lo podía levantar de la cama, contó la señora. Hesse pertenece a un grupo de seis madres que fueron procesadas en febrero, en Illinois.

¿Qué pasa si no quiero que mi hijo regresé a clases 2022?

¿Pueden reprobar los alumnos por no regresar a clases presenciales en marzo 2022? – Según testimonios de algunos padres de familia, los maestros han estado avisando que sí habrá sanciones para los alumnos que no regresen a clases presenciales desde este mes de marzo 2022, una de ellas podría ser obtener una calificación reprobatoria.

  1. SIn embargo, el subsecretario de Educación Básica, Lorenzo Arturo Parga aclaró que esta medida no puede ser tomada: ” Nosotros no podemos generar consecuencias, pero obviamente nadie está más interesado en que su hijo esté mejor que los padres;

Nosotros apoyaremos la decisión que ellos tomen “. La última instucción oficial que dio la SEP para estudiantes de nivel preescolar, primaria y secundaria, es que los maestros no pueden reprobar a nadie y la calificación mínima que pueden obtener es de 6, según el oficio número DGAIR-DGDC/391/2021: ” en ningún caso podrá frenarse el tránsito educativo de grado o nivel de educación básica “.

  • Además de que el regreso a clases presenciales en el mes de marzo 2022 sigue siendo voluntario y aún no hay una indicación u ordenamiento de la SEP para que los alumnos acudan a las escuelas de manera obligatoria;

Sin embargo, en algunos estados como Durango, Guanajuato y Querétaro ya se anunció un retorno total..

¿Qué pasa si no envío a mi hijo al colegio 2022?

Desde principios de marzo de 2020 la realidad de la educación cambió, los profesores, apoderados y alumnos se debieron adaptar a las clases online, en un inicio y luego, desde este año, a la llamada modalidad híbrida. Todo en un contexto en el cual los estudiantes asistían a estas clases en línea, o voluntariamente de manera presencial, entendiendo que no todos los alumnos tenían las condiciones para conectarse eficientemente a través de Internet, sobre todo en las zonas rurales.

Pero la campaña de vacunación, que mantiene a la población desde los tres años con menos riesgo de enfermar gravemente con el virus, estableció un nuevo panorama, por lo cual desde el próximo año volverán las exigencias prepandémicas en materia educativa.

Anuncio que el ministro de educación, Raúl Figueroa, hizo a mediados de noviembre. Esto quiere decir que la asistencia a clases dejará de ser voluntaria y tampoco se continuará con las modalidades online o mixta, por lo que los alumnos que no lleguen a las aulas el próximo año podrían incluso repetir de curso si no cumplen con un mínimo de asistencia, a no ser que esta esté bien justificada.

Así lo recordó Claudio Oyarzún, seremi de Educación, quien aclaró que “la regla dice que se requiere de un 85% de asistencia, esa es la regla de un año normal que, por razones obvias, no se ha aplicado durante los últimos dos años, sin embargo, si un alumno acredita fundadamente cuál fue la causa que lo llevó a una inasistencia mayor, por supuesto que no incurre en una causal de repitencia.

Pero distinto es un alumno que no teniendo esa condición deje de ir a clases”. La vuelta a las aulas es importante para el proceso educativo indicó Oyarzún, “en unos años tan complejos de pandemia, retomar la presencialidad es clave para que los procesos continuos de aprendizaje no se vean afectados y no asistir a clases obstaculizará la recuperación de los contenidos”.

Pero, aparte de la repitencia para los alumnos ¿los padres se exponen a algún tipo de castigo si deciden no enviar a sus hijos a clases? De acuerdo a la ley 20. 370 “la educación es un derecho de todas las personas.

Corresponde preferentemente a los padres el derecho y el deber de educar a sus hijos; al Estado, el deber de otorgar especial protección al ejercicio de este derecho y, en general, a la comunidad, el deber de contribuir al desarrollo y perfeccionamiento de la educación”.

La misma norma establece también que “la educación básica y la educación media son obligatorias, debiendo el Estado financiar un sistema gratuito destinado a asegurar el acceso a ellas de toda la población, así como generar las condiciones para la permanencia en el mismo de conformidad a la ley”.

Julián González Mallea, director regional de la Superintendencia de Educación de Coquimbo, sostuvo que “la Superintendencia de Educación no tiene facultades para sancionar a los padres o apoderados que no quieran enviar a sus hijos o pupilos al colegio.

Sin embargo, los mismos establecimientos pueden solicitar medidas de protección a las Oficinas de Protección de Derechos (OPD) y ante los Tribunales de Familia por no resguardar el derecho a la educación de esos niños y niñas.

Asimismo, los estudiantes que no concurran a clases arriesgan repetir el año por inasistencia”. González Mallea reiteró que “con el avance del proceso de vacunación, implementado por el Minsal, de los funcionarios del sector de educación y de los niños y niñas, junto a la correcta aplicación de los protocolos de higiene, los establecimientos educacionales son lugares seguros, que resguardan la salud de toda la comunidad educativa frente a la pandemia por Covid-19”.

You might be interested:  Cuál Es La Desigualdad De Género En La Escuela?

¿Por qué se produce el absentismo escolar?

Escuela – Un ambiente escolar hostil también puede provocar absentismo. Los estudiantes que no tienen amigos o que están siendo acosados tienen mayor probabilidad de faltar a la escuela. Éste factor es especialmente aplicable para los estudiantes que se viste, actúan o lucen diferentes.

  • Además, algunos niños se pueden enfrentar a la presión de grupo para faltar a la escuela;
  • El absentismo escolar se ve más entre los estudiantes que tienen una falta de confianza en sus habilidades mentales o que tienen problemas de aprendizaje;

Las tasas altas de absentismo se ven en las escuelas que tienen relaciones antagonistas entre el profesorado y los estudiantes y una política de asistencia pobre.

¿Cuántas veces puedes faltar a la escuela?

Las escuelas buscan poner freno a las inasistencias, que fueron en aumento de la mano de la flexibilización del cursado. Esperan con ello un repunte en el rendimiento. – viernes 31 de julio de 2015 | 0:00hs. Las escuelas secundarias decidieron ponerse firmes y hacer cumplir desde ahora a rajatabla la reglamentación sobre las inasistencias de los alumnos. Así, para los casos  que excedan las 32 faltas sin justificativo, los estudiantes perderán la condición de regular y tendrán que rendir como libres todas las materias en diciembre. Esta decisión se comunicó a los jóvenes que volvieron a clases ayer, luego de las vacaciones y las mesas examinadoras.

  • “El límite de las 32 inasistencias no se corre, hay que venir a clases y trabajar en el aula y en los talleres de apoyo, en el último tramo del año vamos a hacer mucho hincapié en que se rindan las materias adeudadas”, explicó la rectora de la Normal Mixta, Mirta Vittar, a los estudiantes y a El Territorio   El cupo de inasistencias para los estudiantes está previsto por resolución del Ministerio de Educación 688/06, que establece que el alumno que asiste como regular puede tener hasta 15 inasistencias;

Si incurre en más faltas deberá reincorporarse y, con la reincorporación tendrá un margen de 10 inasistencias más. Además, por circular se prevé un número máximo de 25 faltas para los alumnos regulares y, que se puede extender a 32 sólo para casos excepcionales.

Sin embargo, al menos en los dos últimos años, los jóvenes fueron corriendo el límite de faltas permitidas hasta casi el techo del margen de  ausencias asignadas para causas justificadas, sin que los establecimientos puedan encontrar un freno para esta ola de faltazos.

“Tenemos muchos casos de alumnos que están al límite de quedar libres o que ya sobrepasaron las 25 faltas, pero vamos a ser muy rigurosos con las inasistencias, y el que pase el último límite de las 32 faltas queda libre, aunque igual tiene que asistir a estudiar”, sostuvo Vittar.

“Las inasistencias reiteradas son un problema que todo el tiempo estamos atendiendo, hay casos en que pese a convocar a los padres no se logra una respuesta”. El problema que observa la docente es que cada vez más alumnos sobrepasan el límite de las 25 faltas en los primeros meses “y llegan a las 32 porque ahora empiezan a faltar por la Estudiantina”, evidenció.

Y añadió que entonces “es importante hacer sensibilización sobre la vigencia del cupo de inasistencias y acerca del compromiso de estudiar que requiere la escuela, y en eso estamos en el regreso a las clases”, señaló la rectora Vittar. Por su parte, la directora del Martín de Moussy, Gladis Ledesma señaló que hubo ausentismo en la primera etapa del año, y que en los próximos encuentros de profesores y por departamentos se revisarán las planificaciones y los objetivos.

“Este es un trabajo que siempre se hace y que es ajustar el documento a la realidad de la escuela. También se atienden a los cursos que tienen muchos ausentes o indisciplina, es un abordaje con el gabinete psicopedagógico y es una medida para cuidar la matrícula”, consignó.

En el BOP 1 también se cuentan con preocupación los casos de estudiantes que están al borde de quedar libres y continúan faltando. La vicedirectora del BOP, Lidia Lohmann, explicó que hay varios casos de alumnos que están al borde de quedar libres. “Hacemos un trabajo con los preceptores de llamar a las casas, enterar a los padres”.

  • La profesora Lohmann analizó que las ausencias se pueden dar por muchos y variados motivos: “Nos encontramos con alumnos que tienen una oportunidad de trabajo y no vienen unos días, pero luego se reintegran, también hay una franja de estudiantes que tienen una situación económica muy frágil en sus casas y se quedan sin dinero para el pasaje”;

Concluyó que “es una población muy diversa y la idea es que la escuela pueda retenerlos y que no falten sino que asistan al aula y pasen de año”, dijo la profesora Lohmann. Te puede interesar Ultimas noticias.

¿Qué hacer si no quiero ir a la escuela?

¿Cómo se llama la fobia a ir a la escuela?

La fobia escolar es la incapacidad total o parcial del niño de acudir al colegio como consecuencia de un miedo irracional a algún aspecto de la situación escolar.

¿Qué pasa si los padres no mandan a sus hijos a la escuela?

Si los padres no los envían, la escuela les solicita firmar un acta donde se deslinda de la responsabilidad. Los estudiantes quedan en la categoría de ‘trayectorias escolares asistidas’ (TEA), una figura que aplica a la nueva normativa.