Que Es La Transversalidad En La Educacion Media Superior?

Que Es La Transversalidad En La Educacion Media Superior
¿Qué es la transversalidad y por qué es importante? La transversalidad conecta y articula los saberes. Se integra al Nuevo Currículo de la Educación Media Superior con un sentido didáctico, orientándose hacia el logro de los aprendizajes esperados y el desarrollo de las competencias.
Ver respuesta completa

¿Qué es la transversalidad ejemplos?

Un tema es transversal si es importante para el desarrollo y necesita, para su éxito, que muchos actores se involucren en él. Bajo esta definición, temas transversales son el medio ambiente (con sus múltiples subtemas, como el cambio climático, biodiversidad, agua, suelos, bosques, etc.), el desarrollo de la niñez, la igualdad de género, así como también la educación, la salud, entre otros.

Por su parte, la transversalidad es uno de los conceptos más mencionados pero menos comprendidos y abordados en los procesos de gestión social y ambiental. En primer lugar, se lo confunde frecuentemente con la interdisciplinariedad pese a que son dos conceptos diferentes. Por un lado, la transversalidad consiste en introducir un tema en la vida diaria para abordarlo posteriormente de forma permanente.

Mientras tanto, la interdisciplinariedad o interinstitucionalidad consiste en asumir un tema en forma eventual para resolver algún problema de manera puntual. Resulta errado señalar que la participación en un proceso de concertación o en una mesa de diálogo puede ser asumida de forma transversal por una institución. Desde la perspectiva de la institución encargada del tema transversal (tomemos como ejemplo a los ministerios) es necesario que tenga en claro qué quiere lograr. También, se requiere que identifique a los socios que necesita para conseguir las metas planteadas.

  1. Estos socios deben transversalizar el tema y para ello se debe aplicar el Marketing Social,
  2. Asimismo, la organización debe generar propuestas, conocer las limitaciones de los socios, desarrollar en ellos las capacidades para que asuman el tema y darles el soporte comunicacional, no solo para que se conozca el objeto de trabajo sino, desde la perspectiva de la comunicación para el desarrollo, que generen cambios en los actores que deben intervenir.

Justamente, esta es la utilidad del enfoque de Marketing Social, que como se muestra una vez más, es importante para el desarrollo del país. ¿En qué casos se puede aplicar la transversalidad dentro de una organización? Esta entrada contiene un artículo de: David Solano
Ver respuesta completa

¿Qué es la transversalidad de las asignaturas?

¿Cuáles son los criterios para establecer los ejes transversales de tu institución? – Que Es La Transversalidad En La Educacion Media Superior Si estás por adoptar el enfoque transversal, lo ideal es comenzar poco a poco, priorizando aquellas habilidades de mayor relevancia para tus alumnos y trabajando en un modelo de adaptación paulatina pero constante. Existen algunos ejes transversales que sin duda son relevantes en cualquier escuela y para todos los alumnos de educación básica alrededor del mundo, por ejemplo:

Educación para la paz Consciencia medioambiental Equidad de género Inclusividad Aprender a aprender Tecnologías de la información Ética

Sin embargo, no hay que perder de vista que cada institución educativa está inmersa en una comunidad y en un contexto determinado, con problemas y desafíos particulares. Por ello, también es de suma importancia encontrar qué ejes transversales “personalizados” pueden ayudar más a nuestros alumnos a preparar el equilibrio entre el éxito personal y la contribución social. Por ejemplo:

Hábitos conscientes de consumo Uso responsable del tiempo libre Gestión de la información digital Derechos humanos Bioética Desarrollo personal Interculturalidad

Siendo así, las realidades sociales determinan los temas transversales y la creatividad de los docentes y diseñadores curriculares permite conectar estos ejes a lo largo de las distintas áreas académicas. Es importante advertir que es fácil comenzar a abordar los ejes transversales como si fueran, a su vez, materias aisladas y este es uno de los primeros errores que debemos evitar, ya que de otro modo solo generaremos una sobrecarga de trabajo y contenidos para los docentes y el alumnado.
Ver respuesta completa

¿Cómo entender la transversalidad?

De esta manera, la transversalidad es entendida como un enfoque pedagógico que toma todos elementos comprendidos en el currículo para articularlos y buscar el aprendizaje de contenidos significativos y la aprehensión de valores humanos para la formación integral del individuo.
Ver respuesta completa

¿Qué es un tema transversal en educación?

Los temas transversales: “Son temas planteados por las situaciones problemáticas que afectan a nuestra sociedad en general y nuestra comunidad en particular. Estos son los problemas a los que los educadores intentamos dar una respuesta a partir del conocimiento, la reflexión y el compromiso de nosotros y de nuestros y alumnos, abordándolos desde todas las áreas de desarrollo” ( Valle s.f.).

  • Estos temas responden a los problemas que afectan a la sociedad peruana en la actualidad, por lo que el sistema educativo debe darles atención en cada institución educativa del país.
  • En el DCN se menciona lo siguiente respecto a estos temas: “Tienen como finalidad promover el análisis y la reflexión de los problemas sociales, ecológicos o ambientales y de relación personal con la realidad local, regional, nacional y mundial, para que los y las estudiantes identifiquen las causas; así como los obstáculos que impiden la solución justa de estos problemas.

Los temas transversales se plasman fundamentalmente en valores y actitudes” ( MINEDU 2009a: 35 ). En este sentido, los temas transversales deben ser considerados y trabajados en todas las áreas curriculares así como orientar la práctica educativa en cada institución educativa.

Educación para la convivencia, la paz y la ciudadanía Educación en y para los derechos humanos Educación en valores o formación ética Educación para la gestión de riesgos y la conciencia ambiental Educación para la equidad de género ( MINEDU 2009a: 35 ).

Ver respuesta completa

¿Qué debe hacer el docente ante los temas transversales?

Esta competencia transversal del docente debe llevar a la reflexión sobre su papel y a repensarlo y transformarlo permanentemente mediante el cambio en sus concepciones de enseñar y aprender, en la renovación de recursos y en diversificación de su práctica en el aula.
Ver respuesta completa

¿Cuáles son las características de la transversalidad?

Las características de los temas transversales para su análisis y compresión pedagógica según Guzmán (1998), son los siguientes: Reflejan una preocupación por los problemas sociales. Conectan la escuela con el entorno. Fomentan la práctica de valores coherentes. Adoptan una perspectiva social crítica.
Ver respuesta completa

¿Cuáles son los 4 ejes transversales de la educación?

La aplicación de los ejes requiere de una serie de pasos metodológicos a seguir que se pueden sintetizar así: 1) Orientaciones, 2) Perfil del egresado, 3) El sistema de valores articula- do con el perfil, y 4) Acciones administrativas de dirección.
Ver respuesta completa

¿Qué es un enfoque transversal y en qué momentos se desarrolla con el estudiante?

¿Cómo se abordan los enfoques transversales en la vida escolar? – Los enfoques transversales se abordan desde situaciones no planificadas o emergentes, planificadas o previstas y desde la organización de los espacios educativos. En estas situaciones, se movilizan algunas competencias y valores de los niños y las niñas para atender problemas, necesidades o intereses.
Ver respuesta completa

¿Qué son los ejes transversales y cómo se desarrollan en la clase?

Los ejes transversales son conceptos e instrumentos de carácter global e interdisciplina- rio que están insertos en todo el currículum académico, pertinentes para todas las áreas del conocimiento, disciplinas y carreras, permiten formar a la población estudiantil en valores éticos y morales así como en principios
Ver respuesta completa

¿Cuáles son los 7 ejes transversales de la educación?

La sensibilidad social que caracteriza los ejes transversales ha motivado que se establezcan las siguientes prioridades: Educación moral y cívica, Educación para la salud, Educación sexual, Educación ambiental, Educación para la paz, Educación del consumidor, Educación vial y Educación para la igualdad de oportunidades
Ver respuesta completa

¿Cuáles son los contenidos transversales?

Los contenidos transversales, como su nombre indica, son contenidos de enseñanza y de aprendizaje que no hacen referencia, directa o exclusiva, a ningún área curricular concreta, ni a ninguna edad o etapa educativa en particular, sino que afectan a todas las áreas y que deben ser desarrollados a lo largo de toda la
Ver respuesta completa

¿Cuáles son los ámbitos de la transversalidad?

¿Cuáles son los ámbitos de transversalidad educativa? | Innovación educativa En este trabajo se analizan las características de la transversalidad educativa en una serie de ámbitos como la organización de contenidos de enseñanza, la planificación administrativa, el trabajo en los centros escolares y en las aulas, los recursos o medios educativos y los modelos de innovación.

Se hace uso de una metodología basada en la reflexión sobre la realidad educativa actual en los niveles de educación infantil, primaria y secundaria y en el análisis de obras relevantes en el campo, así como de documentos y programas de carácter internacional y la legislación en un sentido histórico y administrativo, con estudio específico del tratamiento de los temas transversales en las leyes orgánicas correspondientes a las últimas décadas en nuestro país: LODE (1985), LOGSE (1990), LOE (2006) y LOMCE (2013).

En la organización de contenidos se pone de relieve la necesidad de potenciar el trabajo interdisciplinar y en equipo, capaz de superar los límites de la organización disciplinar convencional. Respecto a la planificación administrativa, se subraya su carácter ambiguo y poco orientador, con mayor incidencia a nivel de fines, principios y objetivos, pero no tanto de contenidos, con notables desequilibrios en el tratamiento de diversos temas.

  1. Se considera que el centro escolar puede plasmar en su proyecto educativo una planificación adaptada de los temas transversales.
  2. Y que el profesor, como profesional capacitado para conducir los procesos de enseñanza y aprendizaje, puede hacer realidad el desarrollo de los mismos en las tareas cotidianas del aula.

Se propone que la innovación educativa en la enseñanza de los temas transversales combine el modelo descendente, promovido por la administración educativa, con el ascendente, constituido por iniciativas valiosas de profesores y centros y el horizontal, cuando instituciones y centros se coordinan y cooperan en proyectos que parten de necesidades comunes y asumen aspiraciones semejantes. Austin, R. (2009). Deja que el mundo exterior entre en el aula. Madrid: Morata. Ávila, Mª (2016). La educación para la ciudadanía en la formación inicial de maestros. Foro de Educación, 14(20) 153-175. DOI: Calvo, B. (1999). animación a la lectura. Educación y biblioteca., 11(100), 5-7.

  1. Recuperado de Cavallo, G.
  2. Y Chartier, R. (2001).
  3. Historia de la lectura.
  4. Madrid: Taurus.
  5. Clemente, Mª. (2004).
  6. Literatura y cultura escrita.
  7. Madrid: Morata.
  8. Decreto 105/2014 de 4 de septiembre por el que se establece el Currículo de la Educación primaria en la Comunidad autónoma de Galicia.
  9. DOG n.171 de 9 de septiembre.

LODE (1985). Ley Orgánica 8/1985 de 3 de julio reguladora del Derecho a la Educación. BOE n.159 de 4 de julio. LOE (2006). Ley Orgánica 2/2006 de 3 de mayo de Educación. BOE n.106 de 4 de mayo. LOGSE (1990). Ley Orgánica 1/1990 de 3 de octubre de Ordenación General del Sistema Educativo.

BOE n.238 de 4 de octubre. LOMCE (2013). Ley Orgánica 8/2013 de 9 de diciembre para la mejora de la calidad de la enseñanza. BOE n.295 de 10 de diciembre. Lluch, G. y zayas, F. (2015). Leer en el centro escolar. Barcelona: Octaedro. Martín García, X. (2015). Proyectos con alma. Trabajo por proyectos con servicio a la comunidad.

Barcelona: Graó. Orden ECI/3857/2007 de 27 de diciembre por la que se establecen los requisitos para la verificación de los títulos universitarios oficiales que habilitan para el ejercicio de la profesión de Maestro de Educación primaria. BOE n.312, de 29 de diciembre.

  • PISA (2018).
  • Informe de evaluación.
  • Recuperado de,
  • Pujolás, J.
  • 2008).9 Ideas clave.
  • El aprendizaje cooperativo.
  • Barcelona: Graó.
  • Real Decreto 1393/2007 de 29 de octubre por el que se establece la ordenación de las enseñanzas universitarias oficiales.
  • BOE n.260 de 3 de octubre.
  • Real Decreto 1791/2010 de 30 de diciembre por el que se aprueba el Estatuto del Estudiante Universitario.

BOE n.318 de 31 de octubre. Rosales, C. (2011). Tiempo escolar, tiempo de vida. Educación y futuro digital, 1, 46-59. Rosales, C. (2015). Los temas transversales en el aula. Santiago: Andavira. Rosales, C. (2017). Alumnos, maestros, colegios e incidentes. Santiago: Andavira.

Stenhouse, L. (1984). Investigación y desarrollo del currículum. Madrid: Morata. Tutor, a. (2007). La Red de Escuelas asociadas a la UNESCO en aragón. Naturaleza aragonesa, 19, julio-diciembre, 72-77. UNESCO (1986). Didáctica sobre cuestiones universales de hoy. Barcelona: Teide. Zeichner, K.M. (2010). La formación del profesorado y la lucha por la justicia social.

Madrid: Morata.

Carlos Rosales López,, Carlos Rosales López,, Carlos Rosales López,, Carlos Rosales López,, Carlos Rosales López,, Carlos Rosales López,, Carlos Rosales López,, Carlos Rosales López,, Carlos Rosales López,, Carlos Rosales López,,

: ¿Cuáles son los ámbitos de transversalidad educativa? | Innovación educativa
Ver respuesta completa

¿Qué es la transversalidad y cuáles son sus objetivos?

Descripción: – La Transversalidad Educativa enriquece la labor formativa de manera tal que conecta y articula los saberes de los distintos sectores de aprendizaje y dota de sentido a los aprendizajes disciplinares, estableciéndose conexiones entre lo instructivo y lo formativo.

La transversalidad busca mirar toda la experiencia escolar como una oportunidad para que los aprendizajes integren sus dimensiones cognitivas y formativas, por lo que impacta no sólo en el currículum establecido, sino que también interpela a la cultura escolar y a todos los actores que forman parte de ella.

En el marco curricular, la transversalidad se expresa en los Objetivos Fundamentales Transversales (OFT), y en las nuevas bases curriculares está presente a través de los Objetivos de Aprendizaje Transversales (OAT). Por su carácter transversal, el logro de los OFT – OAT radica en que sean trabajados en todos los sectores de aprendizaje y en todos los espacios de desarrollo curricular que componen la institucionalidad y la cultura escolar: las asignaturas, las prácticas de enseñanza y de aprendizaje en el aula, el clima organizacional y de relaciones humanas, las actividades recreativas, de libre elección, el Consejo de Curso, y las actividades definidas por los jóvenes, las actividades especiales periódicas, el sistema de la disciplina escolar, el ejemplo cotidiano, entre otros.
Ver respuesta completa

¿Que se pretende lograr con los temas transversales en la educación?

Educación en valores y transversalidad en el área de Educación Física

Educación en valores y transversalidad en el área de Educación Física
Licenciado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte. UCAM. Murcia Maestro Especialista en Educación Física. Universidad de Cádiz (España) Antonio Rafael Corrales Salguero
Resumen La educación en valores dentro del currículo son un conjunto de contenidos de enseñanza esencialmente actitudinales que deben entrar a formar parte en las actividades planteadas en todas las Áreas. Siguiendo a Lucini (1994) su incorporación supone formalizar una educación en valores y actitudes no de forma esporádica sino constante a lo largo de cada curso. Es importante ser conscientes que los valores no se pueden imponer de forma autoritaria, sino que son un cúmulo de actitudes autoimpuestas por la propia voluntad. Coincidimos con Contreras (1998) en que la Educación Física es un área idónea para fomentar y conseguir estos valores y actitudes. Este autor considera que el clima de las sesiones, las interacciones profesor-alumno, las situaciones afectivas que se dan en los juegos, el contacto con el medio natural, etc. van a favorecer la socialización y el asentamiento del sistema de valores. Palabras clave: Valores. Temas transversales. Educación Física
Revista Digital – Buenos Aires – Año 14 – Nº 142 – Marzo de 2010

1 / 1 Introducción La importancia de la Educación en Valores o también denominados Temas Transversales exige un compromiso por parte de los docentes para trabajar, programar y desarrollar un verdadero proceso de enseñanza-aprendizaje de dichos contenidos transversales, de ahí la gran importancia de conocer las principales características de éstos.

Los temas transversales constituyen un aspecto clave de las intenciones educativas, que se recogen en el currículum de educación infantil, primaria y secundaria. Se refiere a determinadas necesidades sociales, consideradas de gran trascendencia, reclaman una atención prioritaria. La enseñanza de estos temas, se quiere desarrollar en los alumnos, una dimensión ético-moral, una formación integral, fundamentalmente, a través de la educación de valores.

No existe un catálogo cerrado de estos temas, por definición, están abiertos a incorporar nuevos aprendizajes. Con el tratamiento de los temas transversales se pretende que el alumnado sea capaz de elaborar de forma racional y autónoma los principios de valor, tales como la paz, la verdad, la justicia, el respeto y la cooperación.

Dichos principios les permitirán el desarrollo de conductas y hábitos socialmente admitidos. De forma general, entendemos por Temas Trasversales, al término que otorgamos a unos contenidos surgidos a partir de la reforma educativa de la LOGSE, en 1990. Se trata de unas materias dispuestas a lo largo del itinerario educativo, vertebrándose sin límites en las diferentes, áreas, asignaturas del recorrido escolar.

Muestran caracteres conceptuales y procedimentales, como todas las materias pero su rasgo distintivo es que están ligadas inequívocamente a una dimensión ética y por tanto relacionadas con valores y actitudes, que la escuela debe fomentar para el desarrollo autónomo-moral del alumnado.

  • Estos contenidos no se encuentran insertos en una sola materia, asignatura, curso o ciclo, carecen de límites espacio-temporales, desarrollándose durante todo el currículo educativo.
  • Justificación de su importancia dentro del marco educativo Según Pedro Sáenz-López Buñuel, profesor de la Universidad de Huelva, la educación escolar tiene como finalidad básica la de contribuir a desarrollar personas con capacidad para desenvolverse en la sociedad.

Camps (1993), citada por Contreras (1998, p.111), define la educación como ” formar el carácter para que se cumpla un proceso de socialización imprescindible y formarlo para promover un mundo más civilizado, crítico con los defectos del presente y comprometido con el proceso moral de las estructuras y actitudes sociales “.

  • Para tal fin, además de los conocimientos de diversas disciplinas hay ciertas cuestiones en la época actual que reclaman una atención prioritaria.
  • Los grandes conflictos contemporáneos del mundo como la violencia, las desigualdades, la escasez de valores éticos, el despilfarro, la degradación del medio ambiente o hábitos que atentan contra la salud, no pueden pasar desapercibidas para el sistema educativo (MEC, 1993).

Para centrar el marco legal de la Educación en Valores y comenzando en su punto más general con la Declaración Universal de los Derechos Humanos (1948), en su artículo 26, apartado 2 declara: ” La educación tendrá por objeto el pleno desarrollo de la personalidad humana y el fortalecimiento del respeto de los derechos humanos y las libertades fundamentales; favorecerá la comprensión, tolerancia y la amistad entre las naciones y todos los grupos étnicos o religiosos, y promoverá el desarrollo de las actividades de las Naciones Unidas para el mantenimiento de la paz “.

Pasando ya a un marco legal nacional encontramos dentro de la Constitución Española (1978) en el artículo 27.2 que: ” La educación tendrá por objeto el pleno desarrollo de la personalidad humana en el respeto a los principios democráticos de convivencia y a los derechos y libertades fundamentales “.

Relativo a la normativa educativa los Temas Transversales no han estado incluidos hasta la entrada en vigor de la LOGSE (1990). Anteriormente a dicha ley la Educación en Valores formaba parte del currículum oculto, aquel que era transmitido de forma inconsciente y no programada y siempre era dejada a la iniciativa del profesorado.

A partir del desarrollo de la LOGSE se normaliza la importancia y la necesidad de trabajar estos aspectos al igual que se impartían los otros tipos de contenidos propios de cada área y que ya estaban legislados en las anteriores leyes educativas. Ya en la actualidad y haciendo mención a la LOE (2006), los Temas Transversales no aparecen de forma explícita, sino que aparecen como Educación en Valores, tal es el caso en su Artículo 1 donde ya se informa que ” También ocupa un lugar relevante, en la relación de principios de la educación, la transmisión de aquellos valores que favorecen la libertad personal, la responsabilidad, la ciudadanía democrática, la solidaridad, la tolerancia, la igualdad, el respeto y la justicia, que constituyen la base de la vida en común “, en su artículo Artículo 24.7.

Organización de los cursos primero, segundo y tercero, ” Sin perjuicio de su tratamiento específico en algunas de las materias de la etapa, la comprensión lectora, la expresión oral y escrita, la comunicación audiovisual, las tecnologías de la información y la comunicación y la educación en valores se trabajarán en todas las áreas,”.

  • Así como en su Artículo 121, ” El proyecto educativo del centro recogerá los valores, los objetivos y las prioridades de actuación.
  • Asimismo, incorporará la concreción de los currículos establecidos por la Administración educativa que corresponde fijar y aprobar al Claustro, así como el tratamiento transversal en las áreas, materias o módulos de la educación en valores y otras enseñanzas “.

Aparte de legislativamente, la inclusión de los temas transversales en el currículum se justifica por otros factores. Tal y como indica Orsini (2004), ” la crisis generalizada de valores que se percibe en nuestras sociedades, reflejada en los problemas, necesidades y carencias.

  1. Han llevado a incluir en las nuevas reformas educativas los temas transversales “.
  2. Díaz (2005) nos indica que la transmisión tradicional de valores de la generación adulta a la joven, experimenta una ruptura, similar a la que han padecido las economías locales por los procesos de globalización.
  3. Esa ruptura es el resultado de la invasión de las tecnologías de la comunicación y de las nuevas tecnologías de la información, los programas de televisión, los nuevos centros de reunión en particular de los jóvenes, que pregonan un pragmatismo exacerbado, un estado de “placer” o “satisfacción” inmediato y una visión de lo útil.

Por tanto, se necesita recuperar esta transmisión tradicional mediante una actuación conjunta entre la escuela y sociedad para la resolución de los problemas existentes. Siempre partiendo de que la escuela se encuentra en un entorno social que no le favorece y que la complejidad de la situación requiere de una atención minuciosa y considerada.

  • Otro de los factores que justifican la inclusión en el currículum de los Temas Transversales o Educación en Valores es el histórico.
  • Díaz (2005) establece que desde los orígenes de la escuela tal y como la conocemos, ya estaba presente una educación en valores de una manera u otra.
  • Concretamente se planteaban un conjunto de recomendaciones explícitas sobre el tema de los valores.

Por lo que podemos decir que siempre han estado presentes y que son parte de la educación. Por otra parte, se debe considerar a los docentes como un intelectual comprometido en la mejora social, que habrá de ser capaz de fomentar y promover aprendizajes relevantes en las aulas, necesarios en una sociedad como la nuestra, en constante proceso de avance y cambio (Alcalá del Olmo, 2005) Conceptualización: Temas Transversales y Educación en Valores

  • Como dice Gavidia (1996), la evolución del concepto “transversalidad” ha sido una evolución rápida, llegando a simbolizar lo novedoso del sistema educativo actual.
  • Destacando de la transversalidad su consideración curricular de la noción de complejidad, encontramos a Pujol y Sanmartí (1995), los cuales afirman que ” educar en la transversalidad implica un cambio de perspectivas mucho más amplio, que afecta a la misma visión del mundo y de la ciencia y, en consecuencia, a la selección de contenidos y su jerarquización y estructuración “.
  • Por otro lado también hemos visto como de la concepción de Temas Transversales con la LOGSE se ha pasado al concepto de Educación en Valores con la nueva ley educativa LOE.
You might be interested:  Como Saber Donde Esta Inscrito Mi Hijo En La Escuela?

El término transversal hace referencia a la educación moral y cívica, para la salud, para la paz y la convivencia, para la igualdad de oportunidades entre los sexos, del consumidor, ambiental y vial. Sin embargo, la concepción de su término ha pasado por diferentes momentos con distintos significados, hasta llegar a lo que representa en estos momentos.

Transversal” ha pasado de significar ciertos contenidos que deben considerarse en las diversas disciplinas escolares (higiene), a representar un conjunto de valores y actitudes que deben ser educados. Es símbolo de innovación, e incluso en ocasiones se utiliza como paradigma de la actual reforma educativa.

(Gavidia, 1996). Los temas transversales dentro del currículo son un conjunto de contenidos de enseñanza esencialmente actitudinales que deben entrar a formar parte en las actividades planteadas en todas las áreas. En cuanto a la conceptualización de este elemento curricular, hay diversos autores que entienden los temas o ejes transversales de diferentes maneras.

Uno de ellos es Yus Ramos (1998), entendiéndolos como ” un conjunto de contenidos educativos y ejes conductores de la actividad escolar que, no estando ligados a ninguna materia en particular, se puede considerar que son comunes a todas, de forma que, más que crear disciplinas nuevas, se ve conveniente que su tratamiento sea transversal en el currículum global del centro “.

Siguiendo a Lucini (1994) su incorporación supone formalizar una educación en valores y actitudes no de forma esporádica sino constante a lo largo de cada curso. Es importante ser conscientes que los valores no se pueden imponer de forma autoritaria, sino que son un cúmulo de actitudes auto-impuestas por la propia voluntad.

  1. Los Temas Transversales son un contenido educativo valioso que responde a un proyecto válido de sociedad de educación (Contreras, 1998).
  2. Están relacionados con la transmisión de valores y de conocimientos menos científicos.
  3. Blanco y Escamilla (1996) los definen como ” Conjunto de contenidos referidos a sectores de conocimiento caracterizados por su alta relevancia social (están vinculados a la fuente sociológica del currículo) y por su relación con la educación en valores.

Son los siguientes: educación moral y cívica, educación para la salud y educación sexual, educación del consumidor, educación para la igualdad de oportunidades de ambos sexos, educación ambiental, educación para la paz y educación vial. La idea de transversalidad sintetiza la forma en que están recogidos en los programas actuales: atravesando y recorriendo el currículo de las diferentes áreas y materias.

  1. Esta forma de abordarlos y tratarlos se considera renovadora en tanto que los planteamientos tradicionales parecían encomendar la responsabilidad de su tratamiento a las Ciencias Sociales, la Religión, la Ética, etc.”.
  2. Baena y cols.
  3. 2008) caracterizan a los contenidos transversales entendiéndolos como ” un conjunto de contenidos que interactúan en todas las áreas del currículum, y que surgen para dar respuesta a las demandas sociales “.

Principales características de los Temas Transversales A continuación veremos según varios autores, las principales características que poseen los Temas Transversales y que son atribuibles hoy día a la Educación en Valores. Las características comunes según Celorio (1992), son:

  1. Ponen el acento sobre cuestiones problemáticas de nuestras sociedades y de nuestros modelos de desarrollo: violación de derechos humanos, deterioro ecológico físicosocial, sexismo, racismo, discriminación, violencia estructural, subdesarrollo, etc.
  2. Impugnan un modelo global que se rechaza por ser insolidario y reproductor de injusticias sociales.
  3. Destacan la importancia de introducir toda esta problemática en la escuela no como materia curricular, sino como enfoque orientador crítico y dinámico.
  4. Propugnan una profunda renovación de los sistemas de enseñanza-aprendizaje que, desde la reflexión crítica, sea capaz de transformar las visiones tradicionales que se ofrecen del mundo y de sus interacciones, con una decidida voluntad de comprensión-acción.
  5. Se enmarcan en la educación en valores, en los que los planteamientos de problemas desempeñan un papel fundamental, como medio para reconocer el conflicto y educar desde él.
  6. Intentan promover visiones interdisciplinares, globales y complejas, pero que faciliten la comprensión de fenómenos difícilmente explicables desde la óptica parcial de una disciplina o ciencia concreta.
  7. Pretenden romper con las visiones dominantes que son las que acaban por justificar el etnocentrismo, el androcentrismo y la reproducción de injusticias y desigualdades.
  8. Expresan la necesidad de conseguir aulas plenamente cooperativas, en las que el alumnado se sienta implicado en su proceso de aprendizaje y donde el profesorado sea un agente creador de currículum, intelectual y crítico.
  9. Reconocen la importancia de conectar con elementos de la vida cotidiana, provocar empatía, recoger las preocupaciones socio-afectivas de nuestros alumnos.

Por otro lado, Gavidia (1996), nos dice que los temas transversales son contenidos curriculares que responden a las siguientes características:

  • Reflejan una preocupación por los problemas sociales, representan situaciones problemáticas vividas actualmente en nuestras sociedades y que conectan fácilmente con las informaciones, las inquietudes y las vivencias de los propios alumnos.
  • Conectan la escuela con la vida, con la realidad cotidiana. La educación escolar debe promover el cruce entre la cultura pública y la cultura experiencial de los alumnos. En la escuela, además, la de ser posible la síntesis entre las capacidades intelectuales de los alumnos y sus capacidades afectivas, sociales y éticas.
  • Son una apuesta por la educación en valores, como uno de los ejes fundamentales de la educación integral. La importancia de la educación moral se ha convertido últimamente en un clamor frente al relativismo moral postmoderno, a la inhibición de los agentes tradicionales de socialización y a la emergencia de los agentes educativos informales.
  • Permiten adoptar una perspectiva social crítica frente a los currículos tradicionales que dificultan las visiones globales e interrelacionadas de los problemas de la humanidad.

Existen unas características que son atribuidas a los temas transversales y que sirven para facilitar su comprensión y aplicación en el currículum de las diferentes materias (Ureña, 1996). A continuación quedan explícitas algunas de ellas, como pueden ser:

  • Contenidos no configurados como áreas o disciplinas y por tal motivo deben desarrollarse dentro de los contextos de las diferentes áreas.
  • Presencia en las distintas etapas educativas.
  • Conllevar un cambio de orientación en el tratamiento y objetivos que se pretenden con dichos temas.
  • Incidencia directa de su enseñanza sobre la vida cotidiana.

Alcalá del Olmo (2005) propone una serie de características definitorias de los Temas Transversales:

  • Se trata de una educación en valores puesto que éstos junto con las actitudes, se convierten en instrumentos que dotan de coherencia y fundamento a los factores que intervienen en procesos de enseñanza, propiciando, además, la vida en sociedad
  • La Transversalidad, por otra parte, apunta a una educación global, en la que, además de confluir en plano de igualdad la vertiente afectiva e intelectual (Yus en 1997, citado por Alcalá del Olmo,2005), se otorga un tratamiento interdisciplinar a los contenidos de enseñanza.
  • Con la aplicación de los temas transversales, el rol del profesorado se modifica considerablemente debido a que, es considerado un profesional reflexivo, centrado en la revisión de tareas emprendidas y metodología seguida. Además debe ser capaz de crear situaciones estimulantes de aprendizaje, que inciten al alumnado a investigar, indagar y aprender, y en las que éste pueda manifestar rasgos de afectividad, sensibilidad e interés hacia las dimensiones tratadas.
  • Con la Transversalidad, finalmente, asistirnos a una concepción constructivista del aprendizaje, no sólo ante la implicación de los discentes en procesos de enseñanza, sino al propiciarse el desarrollo de un aprendizaje significativo

Para finalizar, para incluir los temas transversales en la enseñanza, debemos tener en cuenta una serie de principios y características, los propuestos por Orsini Puente (2004), son:

  • La formación en valores éticos, que lleven a solucionar los problemas o necesidades detectados, está muy ligada a los temas transversales.
  • Han de ser trabajados desde la interdisciplinariedad, utilizando estrategias para la consecución tanto conceptual, procedimental y actitudinal.
  • Llevan a una educación integral, debido a que están dirigidos al área cognoscitiva, afectiva y biológica.
  • Facilitan que el currículum escolar se aproxime a la vida y a las problemáticas actuales.
  • Deben de llevar al cambio de conducta, a la transformación del entorno y al compromiso con el cambio social.
  • En el trabajo de los temas transversales no sólo deben estar implicados todos los profesores y alumnos, sino también los padres y madres de familia para que realmente se dé un cambio cualitativo de la persona y la sociedad.
  • Para el correcto trabajo de los temas transversales, se debe vivenciar el problema, reconocerlo y sentirse comprometido con el cambio.
  • Es muy importante tener en cuenta el currículum oculto transmitido por los docentes.

El trabajo de la Educación en Valores y los Temas Transversales en el área de Educación Física En relación al currículum establecido desde el Real Decreto 1513/2006, se percibe que el área de Educación Física va más allá de la adquisición y el perfeccionamiento de las conductas motrices, mostrándose sensible a los acelerados cambios que experimenta la sociedad y pretende dar respuesta, a través de sus intenciones educativas, a aquellas necesidades, individuales y colectivas, que conduzcan al bienestar personal y a promover una vida saludable, lejos de estereotipos y discriminaciones de cualquier tipo.

(Baena, 2009). De la gran variedad de formas culturales en las que ha derivado la motricidad, el deporte es una de las más aceptadas y difundidas en nuestro entorno social, aun cuando las actividades expresivas, los juegos y los bailes tradicionales siguen gozando de un importante reconocimiento. Con ello, la complejidad del fenómeno deportivo exige en el currículo una selección de aquellos aspectos que motiven y contribuyan a la formación del alumnado, tanto desde la perspectiva del espectador como desde la de quienes los practican.

Asimismo el área contribuye de forma esencial al desarrollo de la competencia social y ciudadana Las características de la Educación física, sobre todo las relativas al entorno en el que se desarrolla y a la dinámica de las clases, la hacen propicia para la educación de habilidades sociales, cuando la intervención educativa incide en este aspecto.

Las actividades físicas y en especial las que se realizan colectivamente son un medio eficaz para facilitar la relación, la integración y el respeto, a la vez que contribuyen al desarrollo de la cooperación y la solidaridad (Real Decreto 1537/2006). En el ámbito de la Educación Física, Contreras (1998) destaca lo adecuado que es esta área para conseguir los valores y actitudes que se aporta cada uno, considerando que el clima de las sesiones, las interacciones profesor-alumno o las situaciones afectivas que se den en los juegos entre otros favorecerán la socialización y el asentamiento del sistema de valores que fundamenta la transversalidad.

Así, en lo que respecta al área de Educación Física, tenemos que destacar la importancia que tiene educar al alumno no solo desde el punto de vista motriz o cognitivo, sino también fomentar y desarrollar toda una serie de actitudes positivas en torno a las prácticas, de ahí que se destaque la necesidad de asumir actitudes, valores y normas en torno al cuerpo, el movimiento y la salud, practicar ejercicio físico y deporte sin que su participación se someta a las características del sexo, habilidad u otros rasgos discriminatorios. Que Es La Transversalidad En La Educacion Media Superior Temas transversales y su relación con la Educación Física A continuación veremos su tratamiento, aplicación y posibilidades dentro de éste área; haciendo referencia a autores como Busquets (1993), Lucini (1994), Contreras (1998), Baena (2005) y Sáenz-López (2009), tenemos: Educación Ambiental Los alumnos tienen que comprender las relaciones que se dan en el medio en el que estamos inmersos y conocer los problemas ambientales y las soluciones individuales y colectivas que pueden ayudar a mejorar nuestro entorno.

Hay que fomentar la participación solidaria personal hacia los problemas ambientales que están degradando nuestro planeta a un ritmo preocupante. En las clases de Educación Física las relaciones con el entorno son muy ricas. En primer lugar, el ambiente es todo lo que nos rodea: el patio, la pista o el gimnasio; y todos los materiales (balones, cuerdas, aros, colchonetas, porterías).

La valoración de lo que tenemos y su cuidado han de ser objetivos prioritarios de nuestra actuación. La correcta utilización y la limpieza de los vestuarios y duchas favorecerán actitudes participativas que no atenten contra el medio ambiente. Las actividades en la naturaleza suponen una oportunidad inigualable de desarrollar la Educación Ambiental.

  • Desde un senderismo hasta una acampada, ofrecen la posibilidad de conocer, valorar y respetar los espacios que nos rodean.
  • Otro recurso para fomentar la educación ambiental es llevar a clase materiales de desecho que puedan ser utilizados en lugar de convertirse en basura.
  • Educación para la Paz En la escuela conviven muchas personas con intereses no siempre similares por lo que es un lugar idóneo para aprender actitudes básicas de convivencia: solidaridad, tolerancia, respeto a la diversidad y capacidad de diálogo y de participación social.

La Educación Física vuelve a ser un área privilegiada para promover actitudes de respeto, diálogo y participación en situaciones sociales bastante complejas. A modo de ejemplo, a través de los juegos de cooperación-oposición en los que se plantean y relucen situaciones de enfrentamiento que hay que aprender a resolver con el diálogo.

  1. Como se observa estos están íntimamente relacionados con este tema transversal.
  2. Educación Moral y Cívica Es el eje referencial en torno al cual se articulan el resto de los temas transversales ya que sus dos dimensiones engloban el conjunto de los rasgos básicos del modelo de persona que participa activamente para solucionar los problemas sociales.

La dimensión moral promueve el juicio ético acorde con unos valores democráticos, solidarios y participativos, y la cívica incide sobre estos mismo valores en el ámbito de la vida cotidiana (MEC, 1993). En Educación Física la gran mayoría de contenidos a trabajar, aportan su granito de arena en lo referente a la asimilación y desarrollo por parte del alumno de este principio actitudinal.

Por ejemplo, en los contenidos relacionados con la iniciación deportiva, los juegos en general, el conocimiento del cuerpo, etc., ponen de manifiesto valores como aprender a ganar, aprender a perder, respetar reglas y adversarios, respetar su cuerpo y el de los compañeros, comportarse correctamente, etc.

Educación Sexual Se trata, no sólo de conocer los aspectos biológicos de la sexualidad, sino informar, orientar y educar sus aspectos afectivos, emocionales y sociales, entendiéndola como una actividad plena de comunicación entre las personas. Educación para la Igualdad de Oportunidades La Constitución Española comienza con el derecho a la igualdad sin distinción de sexos, razas o creencias.

  1. Sin embargo, una parte de la sociedad sigue siendo machista, racista e intolerante, por lo que se hace imprescindible transmitir al alumnado este derecho de la humanidad.
  2. Las discriminaciones derivadas de la pertenencia a un determinado sexo son de tal envergadura social que justifica plenamente su entidad como tema propio.

Las mujeres dejarán de estar marginadas en la medida en que todas las personas sean educadas para ello. Concretamente en esta temática transversal, la actuación del docente es de vital importancia para no transmitir valores discriminativos. En el área de Educación Física, podemos potenciar estos valores positivos a través de organizaciones de grupos y equipos mixtos, utilización de materiales que históricamente han sido etiquetados como de “niños” o de “niñas”, es decir, eliminar actitudes estereotipadas.

  • Educación para la Salud La salud forma parte del desarrollo de la personalidad (autonomía y autoestima) y es objeto de la educación, orientando al alumnado a crear hábitos que sean saludables en su vida cotidiana y escolar.
  • Su relación con el área de Educación Física es muy directa, puesto que como sabemos, uno de los bloque de contenidos de esta área se denomina Actividad física y salud.

Aspectos como los hábitos de higiene corporal, de alimentación, posturales, etc.; las normas de seguridad, el conocimiento de contenidos teóricos propios del área como conocer las partes de una sesión y su importancia de respetarlas, etc., son los que contribuyen a trabajar esta temática de manera eficaz y positiva.

  1. Educación del Consumidor Contreras (1998) apunta que lo más importante es valorar a las personas y al “ser” más que a las cosas y al “tener”.
  2. Hay que dotar a nuestros alumnos y alumnas hacia una actitud crítica sobre consumo desproporcionado, que nos hace adquirir muchos objetos innecesarios y de precios desorbitados.

Desde el área de Educación Física, podemos combatir contra esta “tormenta consumista” haciendo hincapié en aspectos tales como la fiebre por utilizar material deportivo (zapatillas, ropa deportiva.) de marcas, que están explotadas publicitariamente, donde deportistas de élite y personajes públicos son su imagen; a través de la utilización de material alternativo, los cuales en la mayoría de los casos suelen ser igual de útiles que aquellos que pueden adquirirse en cualquier local comercial; resumiendo, debemos dotar al alumnado con los instrumentos necesarios de análisis que le permitan adoptar una actitud personal y crítica ante el continuo acoso a que están sometidos en estas edades por las ofertas del mercado.

Educación Vial Este tema transversal hay que tratarlo en la escuela desde dos puntos de vista: en primer lugar, para enseñar los comportamientos y reglas básicas de los conductores y peatones y, en segundo lugar, fomentar una educación para la convivencia, solidaridad en el entorno urbano (Contreras, 1998).

La puesta en práctica de juegos expresión corporal relacionados con el entorno urbano, donde los niños asuman roles (peatón, conductor, etc.) será un medio ideal para trabajar esta temática. Las posibilidades para trabajar la Educación en Valores dentro del área de Educación Física son muy amplias, y ya el MEC (1993) nos planteaba ejemplos para desarrollar unidades didácticas relacionadas con temas transversales:

  • Unidades didácticas articuladas en torno a un tema de carácter general en el que se puedan desarrollar varios aspectos transversales. Por ejemplo, “Jugaban, jugamos, jugaremos.”
  • Unidades didácticas que se articulan en torno a un tema transversal. Por ejemplo: “Cuídate” (Educación para la Salud).
  • Programar un área tomando como eje organizador un tema transversal. Por ejemplo, “Educación para la Paz”.

En todas las áreas de conocimiento se pueden desarrollar los temas transversales, coincidimos con Contreras (1998) en que la Educación Física es un área idónea para conseguir los valores y actitudes que se aporta cada uno. A modo de conclusión, afirmar que para la puesta en funcionamiento de estos temas transversales y desarrollar una educación en valores, es fundamental el papel y el comportamiento del docente, puesto que éste será en un gran número de ocasiones el punto de referencia del alumnado.

  • Ser capaz de pedir disculpas y subsanar errores.
  • Potenciar el diálogo y escuchar a sus alumnos.
  • Valorar los esfuerzos de los alumnos, empleados en la realización de una tarea.
  • Una vez establecida una norma de manera democrática, exigir cumplirla.

Bibliografía

  • Alcalá del Olmo, Mª.J. (2005). Hacia una definición de la educación en valores: los temas transversales del currículum. Docencia e Investigación: revista de la Escuela Universitaria de Magisterio de Toledo, Año 30, Nº.15: 7-40.
  • Baena, A. (2005). Bases teóricas y didácticas de la Educación Física escolar. Gioconda. Granada.
  • Baena, A. y cols. (2008). Teoría y currículum del área de Educación Física para secundaria. Sepha. Málaga.
  • Baena, A. (Coord.) (2009). Los temas transversales y su relación con el sistema educativo: Reflexiones y propuestas para docentes. AdaBook. Granada.
  • Blanco A. y Escamilla, A. (1996). Glosario de términos educativos de la LOGSE, Profes.net.
  • Busquets, Mª.D. y otros (1993). Los temas transversales. Claves de la formación integral. Santillana. Madrid.
  • Celorio, G. (1992). Reflexión sobre los valores, en: Hacia una escuela coeducadora. I Posgrado de Coeducación. Emaxunde.E.U. Formación del Profesorado. Álava.
  • Constitución Española de 27 de diciembre de 1978 (1978).
  • Contreras, O.R. (1998). Didáctica de la Educación Física. Un enfoque constructivista, INDE. Barcelona.
  • Declaración Universal de Derechos Humanos (1948).
  • Díaz, A. (2005). La Educación en Valores: avatares del Currículum formal, oculto y los temas transversales. Revista electrónica de Investigación Educativa. Vol.8, Nº 1.
  • Gavidia, V. (1996). La construcción del concepto de transversalidad. Aula de Innovación Educativa. Volumen 5, Nº 55: 71.
  • Ley Orgánica 2/2006 de 3 de Mayo, de Educación (LOE).
  • Ley Orgánica General del Sistema Educativo 1/1990, de 3 de octubre de 1990 (LOGSE).
  • Lucini, F.G. (1994). Temas transversales y educación en valores, Anaya. Madrid.
  • Lucini, F.G. (1994). Temas transversales y áreas curriculares, Alanda. Madrid.
  • MEC (1993). Temas transversales y desarrollo curricular, Ministerio de Educación y Ciencia.
  • Orsini Puente, M. (2005). Temas transversales: una experiencia de Aula desde la educomunicación. Revista Científica de Comunicación y Educación, Nº 24: 94-114.
  • Sáenz-López, P. (2009). Apuntes de la asignatura Educación Física y su didáctica. Universidad de Huelva. Huelva. http://www.uhu.es/65111/temas transversales.htm.
  • Ureña Villanueva, F. (Coord.) (1996). El currículum de Educación Física en Bachillerato, Inde. Barcelona.
  • VV.AA. (1995). Temas transversales. En Materiales curriculares. Educación Secundaria Obligatoria. Junta de Andalucía. Consejería de Educación. Sevilla.
  • Yus, R. (1996). Temas transversales: hacia una nueva escuela, Grao. Barcelona.

: Educación en valores y transversalidad en el área de Educación Física
Ver respuesta completa

¿Que buscan los enfoques transversales en los estudiantes?

Los enfoques transversales se traducen en formas específicas de actuar que buscan generar una buena convivencia, por lo tanto, son deseables para todos. Son valores y actitudes, que tanto estudiantes como docentes y autoridades deben esforzarse por demostrar en la dinámica diaria de la escuela.
Ver respuesta completa

¿Qué son las competencias transversales y cómo se promueven en los estudiantes?

Las competencias transversales se caracterizan porque su desarrollo está presente a lo largo de todo el proceso educativo, su fin es desarrollar la capacidad a nivel individual, para lograr éxito en la vida, influyen tanto en el ámbito académico y profesional como en el personal e interpersonal.
Ver respuesta completa

¿Qué es transversalidad en un proyecto escolar?

La transversalidad es una estrategia de diseño curricular que se utiliza para lograr una formación integral y pertinente del estudiante, la cual considera los contenidos científicos, culturales, éticos y estéticos; relevantes, valiosos y necesarios para la vida y la convivencia, así como los que potencian las
Ver respuesta completa

¿Cómo favorece el trabajo del docente los ejes articuladores transversales?

Conclusiones – Los ejes transversales son una excelente herramienta para ser utilizada por las instituciones de educación superior y así fortalecer la educación en formación de valores de sus estudiantes. Esto es posible, gracias a las funciones que cumplen los ejes, los cuales recorren en su totalidad el currículo y articulan en forma sistémica y holística las disciplinas y asignaturas.

La aplicación de los ejes tansversales ha sido promovida por la UNESCO con base en el “Informe de la Comisión internacional sobre educación para el siglo XXI”, presidida por J Delors desde el año 1996. Desde entonces muchas instituciones de educación superior vienen adoptando este tipo de instrumento.

En Suramérica existen tres paradigmas al respecto. El Ministerio de educación Venezolano lo ha introducido en sus reformas curriculares educativas. La Comisión Nacional de Modernización de la educación y la Ley orgánica constitucional de la Enseñanza, ( L.O.C.E) del Ministerio de Educación Chileno lo ha adoptado en su plan educativo.

Existe un ejemplo específico como el caso de la Universidad Diego Portales y la Escuela de Sicología de Chile, a través del denominado proyecto Tuning inspirado en la Unión Económica Europea. Otra de las ventajas de los ejes transversales es la posibilidad de interactuar interdisciplinariamente y multidisciplinariamente.

No solo posibilita la formación de los valores dentro de la carrera, sino que, vincula otros campos del saber tanto en las ciencias sociales como en las áreas técnicas. La aplicación de los ejes requiere de una serie de pasos metodológicos a seguir que se pueden sintetizar así: 1) Orientaciones, 2) Perfil del egresado, 3) El sistema de valores articulado con el perfil, y 4) Acciones administrativas de dirección.

  • No obstante, cada institución de educación superior deberá tener cuidado que al aplicar esta metodología debe analizar detenidamente el contexto social donde esta ubicada, el encargo social y los perfiles y modos de actuación del profesional o técnico al formar profesionales.
  • Los ejes transversales están diseñados para contribuir a través de la educación con la resolución de problemas que son latentes en la sociedad; tales como, Irrespeto a la naturaleza, tala indiscriminada de bosques, explotación irracional de los recursos naturales, agresión familiar, intolerancia ciudadana, violencia urbana, baja educación sexual, inadecuados hábitos de nutrición, drogadicción.

En general estas temáticas que son las que más aplicación tienen, han dado lugar a clasificar lo ejes transversales en tres; ambientales, sociales y salud. Este artículo enfatiza sobre uno de los temas los ejes transversales sociales, el cual corresponde a la formación en valores.
Ver respuesta completa

You might be interested:  Como Hacer Una Base De Datos De Una Escuela?

¿Qué estrategia podrías utilizar para hacer la actividad transversalmente?

Estrategias para el desarrollo de temas transversales en el aula (Primera parte) En los últimos años, la tarea educativa en nuestro país ha dado paso a una herramienta curricular interesante para viabilizar las necesidades y demandas del contexto a los distintos espacios educativos de nuestra labor profesional.

Esta herramienta convertida en una idea fuerza orientadora se llama: “Tema transversal”. La finalidad de esta herramienta radica en promover el análisis y reflexión de los problemas sociales, ambientales y de relación personal para que los estudiantes identifiquen las causas así como los obstáculos que impiden la solución justa de las mismas.

En otras palabras ” los temas transversales hacen referencia a problemas y conflictos que afectan actualmente a la naturaleza, a la humanidad y al propio individuo” (Yus Ramos, 1995). Además podemos señalar que son contenidos con un importante componente moral, de actitudes, valores, normas.

que pretenden ofrecer una formación integral a los estudiantes. Tienen un carácter transversal, tanto en el espacio como en el tiempo; se desarrollan desde las áreas curriculares, pero también impregnan todo el currículum (el ambiente, la vida y las relaciones sociales de la institución).El presente artículo tiene como propósito fundamental analizar los diversos enfoques, concepciones y características de los temas transversales.

Pero además presentar una opción metodológica de cómo convertir a los temas transversales en una estrategia para el desarrollo de los mismos en el aula. Y finalmente establecer la relación existente entre su transversalidad y el currículum. Se consideran como referentes los temas transversales planteados en el actual DCN (Diseño Curricular Nacional) y los típicos temas transversales que responden a las demandas y necesidades del contexto local y regional como por ejemplo: Educación ambiental, Educación para el amor, la familia y la sexualidad, Cultura investigativa, Cultura del ahorro, etc.I.

Referencias y antecedentes La transversalidad tiene una larga historia en la experimentación educativa no muy lejana. Se inició al percibirse que muchos contenidos de la vida diaria no penetraban en la escuela o eran tratados aislada y superficialmente, como la educación sexual, la educación ambiental, los derechos humanos y otros.

Lo que se buscaba era de alguna forma una educación que partiera de la vida y que llevara a actuar positivamente en ella. Un análisis de la vida en la institución escolar llevó a concluir que reproducía el modelo social vigente, autoritario, machista, muy jerarquizado, discriminante, y de control de la comunicación.

Ello constituía el principal obstáculo a la educación que se estaba buscando: democrática, dialogal, igual para todos, no discriminante, con calidad y equidad, profundamente humana y humanizante. Se concluyó que la organización escolar debía ser globalmente modificada para hacerla coherente con los temas transversales que se quería introducir.

Cualquier planteamiento de transversalidad que se hiciera para mejorar la educación debería afectar por igual los currículos y la gestión en las instituciones. Pero sobretodo hacer vivenciar los valores y actitudes buscados que finalmente se aprenden en la práctica de la vida diaria y no con discursos.

  • De allí la relación estrecha de los temas transversales con los valores y actitudes.
  • Se afirma que el éxito de los temas transversales se mide por medio del cambio de actitud del sujeto frente a los problemas y necesidades del entorno.
  • Por ejemplo el hecho de tener una relación desequilibrada con la naturaleza (botar la basura fuera del tacho) y convertirla en una relación equilibrada consciente y consecuente (botar la basura en el tacho adecuado) supone un cambio de actitud crítica.

Más aún, habría que reforzar estos aprendizajes para evitar que fueran desaprendidos en la vida fuera de la escuela. La Transversalidad contiene la intencionalidad fundamental del currículo. Debe penetrar y permear la vida institucional, la gestión y el contenido de todas las áreas.

Estas últimas deben viabilizar dicha intencionalidad en todos los aprendizajes. II. Importancia y finalidad Los temas transversales constituyen una respuesta a los problemas coyunturales de trascendencia que afectan a la sociedad y la naturaleza y que demandan a la educación una atención prioritaria y permanente.

Se plasman fundamentalmente en valores y actitudes. Mediante el desarrollo de actitudes y valores se espera que los estudiantes reflexionen y elaboren sus propios juicios ante dichos problemas y sean capaces de adoptar frente a ellos, comportamientos basados en valores, racional y libremente asumidos.

De esta manera, el trabajo con los temas transversales, contribuirá a la formación de personas autónomas, capaces de enjuiciar críticamente la realidad y participar en su mejoramiento y transformación. Los temas transversales deben ser previstos y desarrollados al interior de todas las áreas curriculares, deben impregnar e iluminar la práctica educativa y todas las actividades que se realizan en la escuela; por lo tanto están presentes como lineamientos de orientación para la diversificación y programación curricular.

Es por ello que no puede haber una programación curricular que desconsidere como referente primordial a los temas transversales. De ser así, se convierten en programaciones ajenas a las necesidades y demandas del contexto, es decir ajenas a la realidad.Se sugiere que en el Proyecto Educativo Institucional (PEI) y en el Proyecto Curricular Institucional (PCI) se especifiquen y prioricen los temas transversales que respondan mejor a la realidad en la que está inserta la Institución Educativa.En el Diseño Curricular Nacional de Educación Básica Regular se proponen temas transversales que intentan responder a los problemas nacionales y de alcance mundial.Los temas transversales propuestos por el DCN (1) son: Educación para la convivencia, la paz y la ciudadanía. Educación en y para los derechos humanos. Educación en valores o formación ética. Educación para la gestión de riesgos y la conciencia ambiental. Educación para la equidad de género III.

  • Enfoque y concepción de temas transversales Hablar de educación en temas transversales no significa reducirla a una asignatura o área curricular ni una mera cuestión de aprendizaje de técnicas o habilidades.
  • Se trata de una transformación profunda de las personas que, aunque puede demostrar sus máximas posibilidades en la infancia, por estar en una etapa de formación de su personalidad, es igualmente imprescindible en las personas adultas (2).Los temas, líneas, áreas o ejes transversales son enfoques educativos que responden a problemáticas relevantes interrelacionadas que han constituido el núcleo de preocupación tradicional de los movimientos sociales y que han sido recogidos por colectivos de renovación pedagógica para su definición curricular.áreas, de orientación mayoritariamente actitudinales y en las que los valores son contenidos fundamentales, reclaman el trabajo en grupo.

Este término pese a haberse acuñado y consolidado en los últimos años, sigue conservando muchos elementos de controversia. Ha suscitado una serie de debates, reflejo de la diversidad de concepciones que subyacen bajo este término y de las cuales se derivan propuestas pedagógicas de distinto carácter.En cualquier caso este debate no es nuevo y ya se ha dado con motivo de la inclusión en el sistema educativo (DCN) de otros temas, tales como la educación ambiental, educación en valores, educación para la ciudadanía, educación para la convivencia, educación para el amor, educación para la equidad de género, educación en y para los derechos humanos, educación para la paz, entre otros.

  • Los temas transversales
  • La escuela y los temas transversales
  • Currículo escolar y temas transversales
  • De lo anterior se deriva que los temas transversales no deben presentarse como enfoques aislados, inconexos entre sí; sino con contenidos y propuestas metodológicas propias de cada uno de ellos. Sin embargo, se sugiere tener presentes varias contradicciones que merecen ser tomadas en cuenta:
  • Ámbitos de actuación en transversalidad
  • a) Educación formal: La educación básica
  • b) Educación no formal
  • Los movimientos sociales

Todo este abanico de interpretaciones de la transversalidad serán útiles como líneas de sensibilización, y como estrategias introductorias entre el profesorado tienen valor si los resultados se evalúan y se comunican. Pueden considerarse un camino en los procesos de innovación curricular.La transversalidad hace un cuestionamiento al conjunto de la tradición y de la actividad educativa y su discusión y puesta en marcha requiere otros presupuestos.

Sin embargo, existen posibilidades reales de iniciar procesos de reflexión crítica que nos permitan transformar nuestra práctica docente. Así la transversalidad significa un cambio de orientación, de mirada, de presupuestos metodológicos y de finalidades educativas. (Woods, et al, 1995).La escuela conforma unas fórmulas de interacción cultural que tienen consecuencias para las relaciones entre culturas dominantes-culturas marginadas, para la reproducción de sistemas sexistas, para el aprendizaje de la gestión del conflicto, entre otros.

Por estos motivos, numerosas investigaciones se han ocupado de desenmascarar las estructuras por medio de las cuales en la escuela se reproduce el modelo dominante androcéntrico, etnocéntrico y euro céntrico. (Argibay, et al, 1991).El que se haga explícita una perspectiva transversal no significa que en la escuela no estén presentes las cuestiones claves de los enfoques transversales.

Es cierto que debemos incorporar “nuevos temas”, sin embargo, la transversalidad siempre ha estado presente en los currícula escolares: el conocimiento académico, las prácticas educativas, el currículum oculto, las formas de organización, la distribución de poder en el seno de la institución educativa, las propuestas didácticas, los materiales, la evaluación, constituyen determinadas visiones culturales e ideológicas. Suponen una parcelación de la realidad al enfocar su análisis desde un único punto de vista que se considera preferente ante otros y por tanto con mayor capacidad transversalizadora. Al aportar contenidos propios se genera una lectura al margen de los currículo regulares, que no se ven afectados por el enfoque transversal. Los temas transversales destacan su importancia e incorporan propuestas más o menos definidas, en ningún caso pueden presentarse como elementos abstractos desvinculados de la interpretación de la realidad y de la crítica a las culturas dominantes.

Por el contrario, las propuestas deben derivarse de esos análisis, de la definición de problemas y de las estrategias de transformación educativa y social.En las primeras etapas del desarrollo infantil, el principal agente educativo y socializador es la familia.

En esas edades han existido experiencias en educación preescolar y en otros espacios de juego y aprendizaje, en estos ámbitos el agente educativo es habitualmente el/la docente.En la escuela primaria es donde el mayor número de experiencias se han realizado y donde más analizadas y evolucionadas están las diferentes estrategias de incorporación de la transversalidad al sistema educativo.

Permanece la polémica de si es conveniente crear temas transversales o si por el contrario es mejor integrarlos de una forma globalizadora y holística en el currículo escolar.La opción de una u otra alternativa, sin duda condicionaría el tipo de docente que es necesario y por tanto, la formación que debe tener ese/a educador/a.

En un caso se trataría de una formación más integral que explorara las posibilidades de desarrollar actividades de transversalidad en distintas áreas: Ciencias sociales, Ciencia y ambiente, Comunicación. La formación de docentes para esta propuesta implica un trabajo personal que consiste en conocerse, comprenderse y aceptarse, transformando nuestra personalidad para poder conocer y aceptar al alumnado creando una forma de vida y relación que es la base de su vivencia de la transversalidad.La potencialidad de la educación no formal en la formación de valores y actitudes de niñas y niños y adolescentes, así como su papel en la transformación de conductas de las personas adultas con el efecto multiplicador que esto tiene, ha sido sugerido y demostrado desde hace tiempo.

La mayor cercanía del agente educador al educando, la facilidad para crear un clima de empatía, el aprendizaje entre grupos de iguales, se han propuesto como ventajas de esa educación. Pero el campo de lo no formal es tan amplio y caben en él tantas cosas diferentes e inclusos contradictorias, que es difícil hacer generalizaciones.

En un rápido repaso de distintos ámbitos de educación no formal donde se realiza o es posible realizar enseñanza con temas transversales tenemos: Tienen especial importancia las aportaciones realizadas por los movimientos y grupos de educación ambiental, para la paz, y en derechos humanos, que desde hace varios años son pioneros en métodos pedagógicos y técnicas participativas en estos temas.Otros movimientos sociales como el ecologismo o el feminismo han participado en campañas educativas, y han contribuido a ampliar los contenidos que hoy se engloban como temas transversales.El movimiento vecinal, aunque de una forma más puntual también ha desempeñado un papel considerable en estos temas.Por el contrario, los sindicatos, no han desempeñado un papel relevante en la sensibilización y educación en dichas temáticas (Han estado muy ajenos a estos temas).Una reflexión similar podría hacerse sobre el papel jugado por los partidos políticos en lo que se refiere a la explicación a la opinión pública de sus posiciones sobre los temas transversales.

(Ley del medio ambiente, ley del agua, etc.)

  1. Las organizaciones no gubernamentales o civiles (ONG’s), (OC’s)
  2. Las organizaciones religiosas
  3. Los municipios
  4. Los medios de comunicación
  5. Una educación global, crítica y transformadora

Vivimos un evidente crecimiento del número y de la incidencia social de las ONG’s u OC’s. Estas organizaciones formadas en su mayor parte por personas voluntarias, han venido poniendo en práctica experiencias de educación con diferentes temas transversales.

Las vías de intervención en el mundo educativo de estas organizaciones son muy variadas y van desde la sensibilización (Derechos del niño, salud ambiental etc.) de la sociedad en general hasta la actuación directa en el medio escolar (Educación en Derechos Humanos, Educación Ambiental, Educación en Salud.

Educación Ciudadana, etc.) colaborando con el profesorado. La labor de estas organizaciones en la formación del personal docente, mediante cursos, seminarios, talleres. es asimismo importante.La influencia religiosa a través de sus pastorales y congregaciones puede desempeñar un papel importante en la educación de los temas transversales.Como instancia más cercana a los ciudadanos y ciudadanas, los ayuntamientos pueden emprender numerosas tareas de sensibilización, información, canalización, con los temas transversales, mediante actividades culturales, oficinas, edición de folletos y materiales, subvenciones a proyectos.

son algunas de las propuestas. (“Feria de Platos Típicos”, “Lima te quiero verde”, “Cuidando los Humedales de Ventanilla”, etc.).Por último, habría que profundizar en el papel de los medios de comunicación y por tanto del desempeño de los y las periodistas, como agentes fundamentales en la transmisión de la información.

Los temas transversales conllevan un compromiso crítico e innovador. Sin embargo, la transversalidad no debe ser una propuesta transitoria. El día que no necesitemos hablar de educación en valores, de educación ambiental, etc., significará que la escuela desarrolla una propuesta educativa en la que los fundamentos, propuestas metodológicas, estructuras organizativas, sistemas de validación del conocimiento, papel de la comunidad educativa, responden a una perspectiva como la que la transversalidad propone.

  • Enfoque final
  • Bibliografía
  • Páginas WEB:
  • Notas

Una vez hecho este recorrido por los diversos ámbitos donde se realiza o se ha realizado educación con temas transversales y para no dar una visión tal vez idílica, habría que reconocer que la situación de la educación con estos ejes en nuestro país no se ha trabajado lo suficiente.

No se ha avanzado todo lo deseable para su inclusión en el currículo escolar; falta por desarrollar la sensibilidad de las personas responsables, ya que continúa siendo asumida por docentes que de un modo independiente y en muchos casos militantes de ONG’s, realizan experiencias de educación con estos temas.Se han impartido cursos sobre algunos temas de transversalidad y ha aumentado la oferta de formación de docentes en diferentes niveles, pero no ha aumentado la actividad en este sentido.La transversalidad puede considerarse como estrategia metodológica, ya que a través de ella se logrará la incorporación de los ejes integradores, es decir, de una perspectiva integrada de los conocimientos.

Estos ejes permiten al alumnado reconocer las formas de construcción del conocimiento, el desarrollo de estrategias para la búsqueda de soluciones innovadoras y la formación en el alumnado de valores personales, humanos y sociales.La educación con temas transversales va dirigida a la totalidad de ciudadanas y ciudadanos, y su meta debe ser el crear nuevas formas de convivencia, nuevas actitudes.

Es un proceso de transformación personal, social y natural.Algunas concepciones sobre temas transversales: “Los temas transversales hacen referencia a problemas y conflictos que afectan actualmente a la naturaleza, a la humanidad y al propio individuo” (Yus Ramos, 1995). Los Temas Transversales tienen la intención de fortalecer los valores con contenidos culturales válidos y pertinentes a las necesidades a las que se debe responder. Son transversales porque involucran a todas las áreas y espacios de la comunidad educativa, y están presentes como marco orientador; así, convierte a los actores de la educación en verdaderos promotores sociales, asumiendo responsabilidades individualmente o en pequeños grupos. Pueden ser propuestos por las organizaciones representativas de la región, la localidad y la Institución Educativa; y son seleccionados y determinados por la comunidad educativa, en función de la pertinencia con las necesidades de formación de sus integrantes luego de un diagnóstico, como por ejemplo: trabajar por la paz, tener actitudes democráticas, promover la interculturalidad, evitar la evasión tributaria, preservar el medio ambiente y otros. Los temas transversales contribuyen a la formación integral de los estudiantes, ayudándoles a construir racional y autónomamente su propio sistema de valores y a enjuiciar críticamente la realidad que les corresponde vivir, intervenir en ella para transformarla y mejorarla con responsabilidad. Los temas transversales deben impregnar la actividad docente y, por tanto, deben estar presentes en el aula de forma permanente, ya que se refieren a problemas y preocupaciones fundamentales de la sociedad. “Los temas transversales constituyen una respuesta a los problemas coyunturales de trascendencia que afectan a la sociedad y que demandan a la educación una atención prioritaria y permanente” (DCN – MED 2005). “Los temas transversales constituyen una respuesta a los problemas coyunturales de trascendencia que afectan la sociedad.

Contribuyen a la formación integral de los estudiantes, les ayudan a construir racional y autónomamente su propio sistema de valores, así como a enjuiciar críticamente la realidad que les corresponde vivir, para intervenir en ella, transformarla y mejorarla con responsabilidad” (3). TRELLES SOLIS, Eloisa y QUIROZ PERALTA, César.

Formación ambiental participativa. Una propuesta para América Latina. CALEIDOS/OEA.1995. REATEGUI LOZANO, Rolando y TOVAR TORRES, María. Fundamentos y modelos de Educación Ambiental. Lima.2004. VARGAS CONTRERAS, Felipe. Currículo y Educación Ambiental. Universidad Peruana Unión. Lima.2004. BRACK EGG, Antonio.

Diversidad biológica y mercados. En Perú: Problema Agrario en Debate. SEPIA, Lambayeque 1999. Ministerio de Educación. Guía de Educación Ambiental. Lima 2005. Ministerio de Educación. Guía de Transversalidad y Currículo. Para Educación Secundaria. Lima 2004. Ministerio de Educación.

  • Guía para el Desarrollo de Capacidades.
  • Lima 2004. Ministerio de Educación.
  • Diseño Curricular Nacional de Educación Básica Regular.
  • Proceso de Articulación.
  • Lima 2005. TEJEDA NAVARRETE, Jaime y CHIROQUE, Sigfredo.
  • Trabajo curricular.
  • Instituto de Pedagogía Popular.
  • Lima 2004. Unión Mundial para la Naturaleza UICN.

La Ciudadanía Ambiental Global. Folletos Nacionales Perú.2005. TEJEDA NAVARRETE, Jaime y ESTEBAN ALVINO, Lincoln. Las innovaciones pedagógicas como estrategia para un currículo de calidad. Consorcio de Centros Educativos Católicos del Perú / Universidad Marcelino Champagnat.

  • Lima 2006. Ministerio de Educación.
  • Innovaciones Educativas en el Perú.
  • Unidad de Desarrollo Curricular y Recursos Educativos de Educación Secundaria.
  • Lima 2002. DELGADO SANTA GADEA, Kenneth.
  • La educación ambiental.
  • Derrama Magistral.
  • En: Forum Internacional de Educación Encinas 2004.
  • Lima 2004. Fe y Alegría del Perú.

Una propuesta para el tratamiento integral de los contenidos transversales. Departamento de Pedagogía. Lima 2001. LÓPEZ DE CASTILLA, Martha y CHIROQUE, Sigfredo. Innovaciones educativas para el cambio. Instituto de Pedagogía Popular. Lima 2004. Instituto Nacional de Estadístico E Informática: Http://Www.Inei.Gob.Pe Ministerio de Educación: Http://Www.Minedu.Gob.Pe Ministerio de La Producción: Http://Www.Produce.Gob.Pe(1) Diseño Curricular Nacional de Educación Básica Regular (DCN).
Ver respuesta completa

¿Qué es transversalidad en un proyecto escolar?

La transversalidad es una estrategia de diseño curricular que se utiliza para lograr una formación integral y pertinente del estudiante, la cual considera los contenidos científicos, culturales, éticos y estéticos; relevantes, valiosos y necesarios para la vida y la convivencia, así como los que potencian las
Ver respuesta completa

¿Cuáles son los valores transversales?

Eje transversal. “Valores” en la educación básica: Teoría y praxis Osmaria Fernández*; Petra Lúquez**; Jenny Ocando Medina*** y Zoleida Liendo**** Universidad del Zulia. Universidad Nacional Experimental “Rafael María Baralt” Edo. Zulia – Venezuela [email protected] / [email protected] / [email protected] / [email protected] * Licenciada en Educación, mención Preescolar y Mención Educación Especial.

Magíster en Orientación Educativa. Profesora titular de la Facultad de Humanidades y Educación de la Universidad del Zulia. ** Licenciada en Educación, mención Ciencias Pedagógicas. Magister en Planificación y Administración Educativa. Especialista en Metodología de la investigación. Doctora en Ciencias Humanas.

Profesora titular de la Facultad de Humanidades y Educación de la Universidad del Zulia. *** Licenciada en Educación, mención Ciencias Pedagógicas. Magister en Planificación y Administración Educativa. Profesora asociada de la Facultad de Humanidades y Educación de la Universidad del Zulia.

  • Licenciada en Educación, mención Ciencias Pedagógicas.
  • Magíster en Orientación Educativa.
  • Doctora en Ciencias Humanas.
  • Profesora titular de la Facultad de Humanidades y Educación de la Universidad Nacional Experimental “Rafael María Baralt”.
  • Resumen Este estudio resume los resultados de una investigación cuyo objetivo medular consistió en identificar los procesos de construcción cognitiva y las dimensiones del eje transversal Valores expresados en su operacionalización pedagógica en la segunda etapa de la Educación Básica.

La plataforma teórica se enmarca en la propuesta de reforma curricular de ejes transversales propuesta por el Ministerio de Educación (1998) y los planteamientos sobre valores de teóricos como Cortina (1996), Sacristán y Gómez (1994) y Lucini (1994).

El diseño investigativo se enmarca en procedimientos cualitativos, en los que la recolección de la información se realizó mediante la técnica de observación no participante a través de un protocolo guía de observación. Se incluyeron como informantes a los docentes en ejercicio de dichas escuelas y a los alumnos cursantes de la segunda etapa de Educación Básica.

Entre las conclusiones más importantes destaca que el eje transversal valores debe integrarse e impregnar toda la actividad escolar, así como también todas las áreas académicas. Palabras clave: Currículo Básico Nacional, procesos de construcción cognitiva dimensiones del eje transversal Valores, Educación Básica, valores Transversal axis values in primary education: Theory and praxis Abstract This study synthesizes the results of a research which main goal consisted on identifying the processes of cognitive construction and the dimensions of the transversal axis Values expressed in its pedagogical operationalization on the second stage of Primary Education.

The theoretical platform is marked in the proposal of curricular reform of transversal axis made by the Ministry of Education (1998) and the approaches to theoretical values such as Cortina (1996), Sacristán and Gómez (1994) and Lucini (1994). The research design is marked in qualitative procedures, in which information gathering was done using a non-participant observation technique through an observation guideline protocol.

Actual teachers from the schools and students involved in the second stage of Primary Education were included as informants. Among the most important conclusions we highlight that the transversal axis Values must be integrated and impregnate the entire school activity, as well as all academic areas.

  • Ey words: National Primary Curriculum, cognitive construction processes, dimensions of the transversal axis Values, Primary Education, values Fecha de recepción: 04-10-07 • Fecha de aceptación: 12-11-07 1.
  • Consideraciones iniciales En la búsqueda de una mayor eficiencia y calidad de la práctica educativa, el Ministerio de Educación (ME) propuso un plan de acción en el cual se privilegia la palabra “reestructuración” con un significado de transformación total desde las bases operativas hasta la cima gerencial del sector educativo.

Esta transformación implica repensar la concepción, las metas y propósitos de la educación venezolana, así mismo como actualizar las estrategias y modernizar los recursos que sustentan el proceso de enseñanza y de aprendizaje. (Ministerio de Educación.1998a, p.7) Como respuesta a esto, se ha formulado el Modelo Curricular, documento de carácter normativo o referente teórico que sustenta la reforma educativa propuesta por el Ministerio de Educación, la cual se ha iniciado en el nivel de Educación Básica por concentrarse en este nivel la gran mayoría de la población en edad escolar.

Dicha reforma educativa incluye cambios curriculares, como son la incorporación de los ejes transversales, la globalización del aprendizaje, la organización del currículo con base en el desarrollo integrado de los cuatro aprendizajes fundamentales, en la búsqueda de una educación para la vida y de una formación general básica que contribuya a dignificar al ser humano.

(Ministerio de Educación.1998a, p.12) 2. La reforma educativa y los ejes transversales Los ejes transversales constituyen temas recurrentes que emergen de la realidad social y que aparecen entretejidos en cada una de las áreas curriculares, convirtiéndose en fundamentos para la práctica pedagógica al integrar los campos del ser, saber, hacer y vivir juntos a través de los conceptos, procesos, valores y actitudes que orientan la enseñanza y el aprendizaje.

  1. En consecuencia, no pueden considerarse como contenidos paralelos a las áreas, sino como medios que conducen a un aprendizaje que propicie la formación científico-humanística y ético-moral de un ser humano cónsono con los cambios sociales.
  2. Dentro de estos ejes destaca el eje transversal valores.
  3. Este eje supone el fomento de experiencias vinculadas con la realidad social y cultural, en las cuales el educando afectivamente se identifica con el otro y asume roles de ayuda, cooperación, aliento, desprendimiento, necesidad de compartir y de aplazar beneficios inmediatos en pro del bienestar del otro, asignar responsabilidades y permitir la toma de decisiones que tengan que ver con lo justo e injusto, lo correcto e incorrecto en relación con los otros.
You might be interested:  Cual Es El Régimen Fiscal De Una Escuela?

De esta manera, se contribuye al desarrollo del razonamiento moral y la conducta prosocial. Propósito de la investigación En tal sentido, este artículo resume los resultados de una investigación cuyo objetivo medular consistió en identificar los procesos de construcción cognitiva y las dimensiones del eje transversal valores expresados en su operacionalización pedagógica, en la segunda etapa de la Educación Básica.

Los valores se deben ir “interiorizando” en el proceso de enseñanza a medida que el niño los “experimenta en su propia vida”. No se puede hablar de valores de una forma teórica sin un contexto, sino a partir de vivencias y situaciones de vida. La “concienciación” de los valores debe partir de la consideración del “yo” para llegar al “nosotros,” en la medida que el desarrollo evolutivo de la persona lo exija. El aprecio por sí mismo debe educarse como un valor, a partir del autorrespeto. El que aprende a respetarse a sí mismo e interioriza este valor, crea las bases para su éxito en la vida. Para propiciar la interiorización de los valores es necesario lograr una paulatina identificación del “yo” con el mundo exterior, como manera de entenderlos y asimilarlos, en la medida que las experiencias de los alumnos vayan planteando interrogantes Es necesario sensibilizar al educando para que diferencie los valores positivos en contraposición a los antivalores y para que manifieste en su comportamiento la interiorización y el poder creativo de los primeros, frente al poder destructivo de los segundos. Los alumnos y alumnas deben desarrollar el hábito de la reflexión sobre la importancia de los valores en la propia existencia, al condicionar, estimular o entorpecer los propósitos planteados como realizaciones futuras.

Específicamente el eje transversal valores en el currículo contempla las dimensiones o valores básicos para la vida y la convivencia: respeto por la vida, libertad, solidaridad, convivencia, honestidad, identidad nacional y perseverancia; los cuales, de hecho, deben cultivarse y reforzarse diariamente en los procesos de enseñanza y aprendizaje, de manera interdisciplinaria y contextualizada.

Dicho de otro modo, el eje transversal valores, en el marco de la planificación escolar implica un compromiso de docentes y de toda la comunidad educativa para convertir la enseñanza y el aprendizaje en un proceso global, sistemático y profundamente humanizador; es decir, un proceso que favorezca el despertar de un nuevo tipo de persona, cada vez más libre, consciente, sensitiva, crítica, creadora e innovadora, como requerimiento para la formación integral de la personalidad (Ministerio de Educación, 1998b) Como puede observarse, tomando como punto de partida la necesidad de integrar los valores básicos para la vida y la convivencia en la globalidad del currículo y de la planificación escolar, se plantea la necesidad de integrar y desarrollar dichos valores para la intervención pedagógica, dentro de las programaciones de las áreas académicas e integración de contenidos en la perspectiva de exteriorización de las actitudes y, educación moral, en coherencia con los valores a educar; potenciando con el aprender a conocer y a hacer, la inteligencia analítica y con el aprender a convivir y ser, la inteligencia emocional, empleando como puente las diferentes áreas académicas permeadas por el eje transversal valores.4.2.

Valores específicos propuestos en el Currículo Básico Nacional y sus dimensiones Los valores que se van a educar, en el marco de la reforma curricular venezolana dentro de una sociedad democrática, han de ser indiscutiblemente aquellos explicitados en la Declaración de los Derechos Humanos; valores que se sintetizan en: libertad, igualdad y fraternidad.

De manera análoga, la historia de la ética, paralela con la historia de la humanidad, ha logrado justificar racionalmente seis valores morales fundamentales presentados en el currículo como dimensiones del eje valores; siendo ellos: respeto por la vida, libertad, solidaridad, convivencia, honestidad, identidad nacional y perseverancia, la unión de todos ellos constituiría, a su vez, la justicia.

Estos valores son la base de la educación del siglo XXI y a través de ellos el currículo básico nacional sienta las bases del eje transversal valores, expresándolos como dimensiones a desarrollar en los alumnos los mismos; a continuación se describen dichas dimensiones Respeto por la vida: en las democracias liberales se entiende que uno de los valores sin los que no es posible la convivencia es la tolerancia.

Ciertamente, es mejor que la intolerancia de quienes se empeñan en imponer su voluntad; pero la sola tolerancia implica una relación de superioridad hacia la persona “tolerada”, por lo que puede convertirse fácilmente en indiferencia, en desinterés por los demás, dejando “que cada cual piense como quiera con tal de que no moleste”.

El respeto en cambio, es el interés por comprender a los otros y por ayudar a llevar adelante sus planes de vida. Sus indicadores se configuran en la autoestima, sensibilidad, respeto hacia el medio ambiente biofísico y social, valoración de la salud y desarrollo de hábitos de vida saludable y el espíritu comunitario, entre otros ya mencionados.

Ciudadanía: lleva a los alumnos a ser protagonistas de su propia historia, al conocimiento de sus deberes y derechos, así como de las normas que rigen el funcionamiento institucional escolar, participación en procesos de democratización; a enfrentar positivamente problemáticas conflictivas y sobre todo a desarrollar competencias comunicativas importantes para el diálogo y toma de decisiones en cualquier nivel de vida (Marco, 2002) Libertad: es el primer valor a tener en cuenta, porque es el presupuesto para la existencia de todos los demás.

Cuando la ética plantea que se debe hacer conciencia, se refiere a la libertad para escoger entre varias posibilidades. La libertad es, pues, la condición referencial de cualquier enunciado acerca de lo que debemos hacer. Es, a través de la libertad que se permite disfrutar de la vida privada: la vida familiar, el círculo de amigos, las asociaciones en las que participamos voluntariamente, nuestros bienes económicos, garantizados por la propiedad privada.

  • Solidaridad: la solidaridad implica sentirse ligado al resto de la humanidad.
  • La verdadera solidaridad toma en consideración a todos los afectados por la acción de una persona o de un grupo, y solicita que actuemos por una idea de justicia.
  • Pues bien, la solidaridad tiene que ver con el esfuerzo por llevar la libertad, la igualdad y el resto de valores morales a aquellos que no pueden disfrutar de esos valores.

Además la solidaridad debe extenderse tanto al ámbito público como al privado. La solidaridad trasciende todas las fronteras: políticas, religiosas, territoriales, culturales, etc. para instalarse en el hombre, ya que nunca como ahora se tiene conciencia de formar parte de la aldea global.

  • Por ello se parte de la base de que la solidaridad se aprende, desde y en la experiencia de personas que manifiestan conductas solidarias.
  • Convivencia: la convivencia es el valor que nos impulsa a buscar y cultivar las relaciones con las personas, compaginando los mutuos intereses e ideas para encaminarlos hacia un fin común, independientemente de las circunstancias personales que a cada uno rodean.

Al tener contacto con personas diferentes, tenemos la posibilidad de aprender de su experiencia y obtener otra perspectiva de la vida para el mejoramiento personal y poder contribuir a su desarrollo personal. Así comenzar una espiral sin fin de la cual todos estemos beneficiados.

En el ámbito escolar, los profesores que demuestran interés por cada uno de sus alumnos pueden convertirse en los mejores guías positivos para la vida, pues los impulsan no sólo a mejorar como alumnos, sino a contribuir en la mejora del grupo y a participar en actividades de beneficio común para su centro educativo y la sociedad entera.

Honestidad: la honestidad garantiza confianza, seguridad, respaldo, confidencia, en una palabra integridad. Es una forma de vivir congruente entre lo que se piensa y la conducta que se observa hacia el prójimo, que junto a la justicia, exige dar a cada quien lo que le es debido.

  • Para ser honestos hace falta ser sinceros en todo lo que decimos; fieles a las promesas hechas en el matrimonio, en la empresa o negocio en el que trabajamos y con las personas que participan de la misma labor; actuando justamente en el comercio y cuando opinamos respecto a los demás.
  • Todos esperan de nosotros un comportamiento serio, correcto, justo, desinteresado, con espíritu de servicio, pues saben que siempre damos un poco más de lo esperado.

Identidad nacional: l a identidad nacional hace referencia a las experiencias, creencias, patrones aprendidos de comportamiento y valores compartidos por ciudadanos de un país; es decir, expresando lazos de unión tipificados como aquellos elementos o contenidos culturales comunes para todos los habitantes del mismo.

Esos rasgos representan la identidad nacional y son los que dan la categoría de nación; algunos de ellos tocan fibras claramente psicológicas, como valores de “amor a la patria” o los relacionados con la cultura religiosa. Las manifestaciones de cultura venezolana también pueden expresarse en la gastronomía de cada región; el valor de la solidaridad, en las tradiciones expresadas en bailes y danzas folklóricas; los símbolos patrios; el lenguaje y cultura material artesanal, arquitectónica, de vestimentas, alimentos; incluyendo el arte nacional en todas sus formas.

En ese orden, según Sacristán y Gómez (1994), la identidad se puede desplegar en torno a tres ejes: uno, universal; otro, individual, y un tercero, grupal, ahí reside el reto: la compatibilidad entre la singularidad, la autonomía y libertad personal, la referencia y la búsqueda de cierta universalidad y la pertenencia a culturas de tipo más local.

No obstante, el ciudadano tiene otras posibilidades y la educación otros caminos para fortalecer una identidad alternativa en torno a otros proyectos e ideas. En ese orden, la identidad nacional significa distinguirse como alguien y a eso contribuyen las identidades culturales. Perseverancia: la perseverancia es un esfuerzo continuado.

Es un valor fundamental en la vida para obtener un resultado concreto. Con la perseverancia tenemos la fortaleza de no dejarnos llevar por lo fácil o cómodo, a cambio de obtener algo más grande y mejor en el futuro. Ver la vida con superficialidad supone dejarse llevar por cosas inmediatas.

  • Cuando hablamos de perseverancia es necesario preguntarnos el “qué y el cómo” para llegar a la meta planteada.
  • La perseverancia requiere sentido común, para eso es necesario conocer potencialidades y limitaciones en los alumnos para poder establecer objetivos que realmente se puedan alcanzar y luchar por lo deseado.

La perseverancia brinda estabilidad, confianza y es un signo de madurez.5. Metódica de investigación Producto de la naturaleza de la temática de esta investigación, el diseño investigativo se enmarca en procedimientos cualitativos y en lo que respecta a recolección de información relacionada con la operacionalización del eje transversal valores en el proceso de enseñanza-aprendizaje, mediante la técnica de observación no participante y su registro en un protocolo guía de observación, a fin de evaluar las categorías procesos de construcción de valores y dimensiones del eje transversal valores, a través de nueve (9) subcategorías.

  • En el proceso de validación de los instrumentos se aplicó la técnica del panel de expertos profesionales quienes colaboraron en la corrección de la primera versión del instrumento de observación.
  • Para garantizar la consistencia de los datos se empleó la Técnica del Análisis Frecuencial-Porcentual de la estadística descriptiva, calculando las frecuencias de las observaciones obtenidas, a través del Programa Estadístico SPSS versión 8.0.5.1.

Planta de informantes El escenario de estudio estuvo constituido por tres (3) escuelas básicas del municipio Maracaibo, una (1) de dependencia pública y dos (2) privadas. Se incluyeron como informantes a los docentes en ejercicio de dichas escuelas y a los alumnos cursantes de la segunda etapa de Educación Básica.6. Por ello se hace necesario, según Lucini (1994) la incorporación en el currículo de temas transversales, específicamente de unos contenidos de enseñanza, esencialmente actitudinales, que deben entrar a formar parte dinámica e integrada en la organización y en el desarrollo de toda la actividad escolar y, en concreto, de los contenidos de todas las áreas que, por lo general, responden a una estructura de carácter mucho más vertical.

Ahora bien, para la categoría Procesos de construcción la subcategoría concienciación se desarrolla bajo la alternativa algunas veces, con un 58,33% reforzado con el 16,67% reflejado en la alternativa nunca; lo cual demuestra que en la práctica pedagógica impartida en esas escuelas, sólo se instruye y transmite conocimientos, en lugar de integrar una cultura bajo diferentes dimensiones como son las tradiciones, creencias, actitudes, formas de vida.

Todo esto no puede transcurrir al margen de los valores, por estar implícitos en una cultura humana y universal. En este sentido la concienciación de los valores en los alumnos se reduce a la enseñanza de una asignatura, como la tradición filosófica o religiosa, sobre los derechos humanos, las constituciones políticas, mediante temas reflejados en los textos; formas estas inadecuadas en la formación de valores; porque según Cortina (1996), los valores se transmiten a través de la práctica, del ejemplo, precisamente de situaciones que estén reclamando la presencia de valores alternativos.

De lo anterior es importante acotar que la concienciación de los valores conduce por sí misma a un saber práctico, no sólo teórico, que debe responder siempre a la dinámica y a las características del aprendizaje significativo. Así pues, en el proceso de construcción de los valores desempeña un papel determinante el docente y su práctica pedagógica.

Esta situación se desvirtúa en estas instituciones, en contradicción con lo establecido en el Currículo Básico Nacional (1998a) al señalar que los valores se conciencian a partir de la consideración del “yo” para llegar al “nosotros”, en la medida en que el desarrollo evolutivo de la persona lo exija.

El aprecio por sí mismo, natural en todo ser humano, debe educarse como un valor a partir del auto-respeto. El que aprende a respetarse a sí mismo e interioriza este valor, crea las bases para su éxito en la vida. Con referencia a la subcategoría expresión clara de ideas, aspecto relevante en el proceso de construcción de valores, al igual que la concienciación, obtuvo en la alternativa ‘algunas veces’ una puntuación alta (52,78%); que sumado al 15, 28% de la alternativa ‘nunca’, reporta alta incidencia de debilidad en su práctica; lo cual destaca que en el momento de operacionalizar y de enfatizar los valores, la práctica pedagógica no los hace implícitos, originando como consecuencia poca responsabilidad de los estudiantes para adquirirlos e interiorizarlos y esto va en detrimento del desarrollo biopsicosocial, tanto para él como para los otros.

Bajo esta perspectiva, en la práctica se obvia la construcción de los valores, pues se atiende con rigurosidad a la rutina, restando importancia al trabajo reflexivo de los alumnos,Por otra parte, no se vinculan los valores con las situaciones de vida personal y comunitaria, se expresan frecuentemente antivalores en el comportamiento, se observa inseguridad para expresar ideas y énfasis por la realización eficiente de las actividades escolares; en lugar de matizar con valores la práctica pedagógica y enriquecer las intenciones particulares o contextuales, dentro de la coherencia del ideal educativo.

Como se aprecia, los resultados que califican la categoría procesos de construcción de valores en la práctica pedagógica, se contraponen con los requerimientos del Currículo Básico Nacional, puesto que desde este eje transversal, se contribuye al desarrollo del reforzamiento moral y la conducta prosocial (Ministerio de Educación, 1998a).

Los resultados referentes a la categoría dimensiones del eje transversal valores, y las subcategorías identificadas con los valores: respeto por la vida, ciudadanía, libertad, solidaridad, convivencia, honestidad e identidad nacional se manifiestan todos en la alternativa ‘algunas veces’, apreciándose su tendencia crítica, mayoritariamente reflejada en los valores ciudadanía e identidad nacional.

Se infiere entonces un comportamiento estudiantil a espaldas de su propia historia, indiferentes ante sus deberes y derechos; reflejo esto de una educación pasiva que se aleja de la formación de personas con alto sentido crítico, de participación social y de valoración a manifestaciones locales, regionales y nacionales, así como de costumbres personales y familiares.

Al juzgar por la frecuencia con que se presentaron el resto de los valores en los alumnos, puede afirmarse que dicha práctica pedagógica adolece de los requerimientos curriculares establecidos a través de la integración transversal en cada área académica y sus contenidos conceptuales, procedimentales y actitudinales hacia la redimensión y trascendencia humana.

  1. Ministerio de Educación, 1998a); para ello se amerita la práctica del aprendizaje socioafectivo y un empeño educativo basado en la experiencia y dirigido a la acción, en un intento por mejorar la convivencia colectiva.
  2. La formación de los valores básicos para la vida y para la convivencia, ameritan de su operacionalización en todas las áreas, no sólo como un añadido artificial y forzado, sino como parte consustancial de los contenidos de áreas académicas y de los procesos de enseñanza-aprendizaje que de ellos se desprenden.

Solo así, se hará posible la acción educativa como una acción profundamente humanizadora. Para que esta síntesis resulte efectiva es fundamental que los llamados alcances e indicadores del eje transversal valores del Currículo Básico Nacional impregnen y se hagan presentes en todas las programaciones de las áreas académicas, en la selección, secuenciación y organización de contenidos, elección de actividades, su evaluación y actitudes.

  1. Para ello, se hace necesaria la implementación de herramientas metodológicas adecuadas para conseguir tales propósitos, con la conjugación teoría-práctica.
  2. Lo importante es hacer de la práctica educativa un espacio fundamentalmente axiológico, del cual se generen espacios de comprensión en torno al desarrollo humano.

Se hace perentorio trabajar entonces, en este sentido, en conceptos como: la construcción de la identidad en el amor, en la tolerancia y la cooperación, con el fin de que los sujetos implicados en dichos procesos se conviertan en individuos críticos, autónomos, libres, singulares, en los cuales se acepte la contradicción y la diferencia.

  • También se deben desarrollar otros aspectos relacionados con los valores como son: el respeto, el autocontrol, la creatividad, la iniciativa, la sinceridad, la crítica, el análisis, la lúdica, el afecto, la justicia, la bondad, entre otros, en los niños y niñas cursantes de la Educación Básica.7.
  • A manera de conclusión En la presente investigación se propuso como objetivo identificar los procesos de construcción cognitiva y las dimensiones del eje transversal valores expresados en su operacionalización pedagógica.

Al respecto se evidencia una práctica pedagógica relegada a la repetición de contenidos sin desarrollar en los alumnos el objetivo principal de la educación básica, que articula la apreciación, experimentación de los valores críticamente, para elegir e integrarlos a su personalidad en un sistema de valores básicos para la vida y convivencia.

Estas escuelas actúan a espaldas de las necesidades transformacionales de los alumnos, sin hacerlos capaces de producir, generar, construir conocimientos, admitir sus propios errores y prácticas necesarias para la concienciación de los valores; situación alarmante, desde el punto de vista académico, debido a que estos docentes tienen formación profesional universitaria, deben asumir el compromiso de la comunidad educativa para convertir la globalidad del proceso enseñanza-aprendizaje en un proceso humanizador que favorezca el despertar de un nuevo tipo de persona, libre, consciente, sensitiva, crítica, creadora e innovadora.

En cuanto al proceso expresión clara de ideas se observa que los alumnos muy poco diferencian entre valores y antivalores, están limitados para desarrollar actitudes coherentes con la responsabilidad en su aprendizaje. En esta situación el docente demostró desinterés por la integración y facilitación de procesos tendientes al desarrollo de los valores propuestos en el currículo básico nacional dentro de las programaciones en las áreas académicas, en la doble perspectiva de la concienciación e interiorización de las actitudes y el tratamiento globalizado de los ejes transversales que han de trabajarse, dentro de los contenidos conceptuales, procedimentales y actitudinales, los cuales derivarían en comportamientos proactivos y constructivos.

Con referencia a las dimensiones del eje transversal valores, se encontró que en el valor respeto por la vida, los alumnos tienen poco interés por comprender a sus compañeros, cuidar su apariencia personal, mantener limpio su espacio de trabajo y apreciar los trabajos presentados por él y su grupo; situación que está implícita en la responsabilidad didáctica del docente; entre ellas está recrear un clima educativo donde imperen relaciones interpersonales coherentes con los valores que han de desarrollarse.

Los valores medianamente reforzados, según los datos obtenidos, son: convivencia, solidaridad y ciudadanía, exclusivamente mediante la aplicación del trabajo grupal, sin embargo, esta estrategia durante las observaciones realizadas constituyó fuente para el fomento de desavenencias estudiantiles, al dejar de contar con el acompañamiento pedagógico del docente en la canalización de actitudes comunes de esa dinámica.

Con notable preocupación se aprecia entonces la disposición casi nula de docentes para desarrollar procesos cognitivos de concienciación y expresión de ideas tendientes a la interiorización de las dimensiones constitutivas del eje transversal valores, especialmente, las de identidad nacional y honestidad son manifestación de esta inoperancia teórica y práctica, lo cual constituye un reto en la formación humana del momento histórico.8.

Recomendaciones El eje transversal valores debe integrarse e impregnar toda la actividad escolar, todos los procesos de aprendizaje, así como también todas las áreas académicas, es decir una educación convertida en un ejercicio de responsabilidad compartida que deben asumir los docentes.

  • De ahí su carácter transversal y como tal debe estar presente en todos los ciclos de la educación, desde la etapa inicial hasta la educación superior.
  • El eje transversal valores viene a convertirse en un macro eje dentro del currículo, va a posibilitar que en desarrollo no haya exclusión en ninguno de los ejes transversales respecto a otros, sino que todos puedan vertebrarse en un eje común.

Constituir el eje transversal valores en un proyecto global que redimensiona las áreas y a su vez, a todo el proyecto educativo de la institución. De esa manera, va a responder al plan de acción educativo que demanda hoy la globalidad del proyecto educativo.

En coherencia con los valores y actitudes, la organización escolar y las relaciones de comunicación en el aula han de diseñarse de forma democrática, contando con la participación de todos los sectores en todas las fases del proceso y creando un ambiente acorde con los valores que se pretenden transmitir.

Llevar al docente a reflexionar sobre su propia formación integral, sobre sus actitudes, comportamientos y prácticas que afectan directamente la labor educativa, participando de ese modo en el mismo proceso de formación moral de los alumnos y convirtiéndose de esa forma en un modelo digno de imitar.

Bibliografía 1. Lucini, F. (1994). Temas transversales y educación en valores. Madrid: Alauda Anaya.2. Marco, B. (2002). Educación para la ciudadanía. Madrid: Narcea 3. Ministerio de Educación (1998a). Currículo Básico Nacional. Dirección General Sectorial de Educación Básica. Caracas 4. Ministerio de Educación (1998b).

Cuadernos para la reforma educativa venezolana. La educación en los valores. Un reto compartido. Caracas: Alauda Anaya.5. Sacristán, G. y Gómez, A.I. (1994). Comprender y transformar la enseñanza. (4ta. ed.). Madrid: Ediciones Morata,
Ver respuesta completa

¿Cuáles son los contenidos transversales?

Los contenidos transversales, como su nombre indica, son contenidos de enseñanza y de aprendizaje que no hacen referencia, directa o exclusiva, a ningún área curricular concreta, ni a ninguna edad o etapa educativa en particular, sino que afectan a todas las áreas y que deben ser desarrollados a lo largo de toda la
Ver respuesta completa

¿Cómo poner la transversalidad en una planeacion?

Es lograr un cruce entre contenidos con el objetivo de ubicar la correlación entre asignaturas. La Transversalidad aboga por un modelo en el que los contenidos se constituyen en el eje estructurador de objetivos y actividades.
Ver respuesta completa