Por Qué Es Importante Estar Alegre En La Escuela?

Por Qué Es Importante Estar Alegre En La Escuela
La Felicidad en la Educación Vivimos en una sociedad en la que todos compiten de forma permanente para alcanzar eso a lo que muchos llaman éxito. Por ello, cada vez son más los padres que se esfuerzan por matricular a sus hijos en instituciones educativas que enseñen varios idiomas, e incluso materias preuniversitarias que aseguren un cupo en alguna universidad y garantice en el futuro un buen puesto de trabajo.

Sin embargo, son pocos los padres que inscriben a sus hijos en colegios donde les enseñen a ser felices, pues, pocos saben que la felicidad, como cualquier otra materia, se aprende y se construye desde la niñez.

Martin Seligman, intelectual estadounidense creador de la psicología positiva, estableció a partir de sus investigaciones que la felicidad depende de múltiples factores como hábitos y creencias que son modificables y, por lo tanto, se pueden enseñar. En pocas palabras, los niños pueden aprender a construir su felicidad, tal como aprenden a sumar o a dibujar.

  • Eventos: XI Congreso Latam de Talento Humano 2019 Se sabe que un niño es feliz en un colegio, no porque siempre esté sonriendo o porque no tenga ningún problema;
  • Un niño desarrolla su felicidad cuando aprende a sentirse bien consigo mismo, a establecer buenas relaciones sociales y a desarrollar la capacidad de enfrentar los desafíos cotidianos para sacar el mayor provecho de las situaciones, y así convertirlas en oportunidades para crecer;

” Afirma Ivonne Silva, Consejera de la Escuela Alta del Colegio Bilingüe Richmond. En un mundo que no para, se hace evidente la importancia de que los colegios orienten sus procesos educativos hacia el autoconocimiento de los estudiantes y la adquisición de habilidades que permitan una sana construcción personal e interpersonal.

  1. De esta forma, podrían evitarse problemas de autoestima, ánimo y comportamiento que padecen algunos niños al pasar sus días en un ambiente escolar que no logra un balance entre la enseñanza de competencias académicas y el desarrollo personal de los niños y jóvenes;

Cuando los niños se enfrentan a un ambiente académico que los obliga a sacrificar el desarrollo de talentos, hobbies, interesas o tiempo familiar, se generan en ellos un alto nivel de frustración, estrés y ansiedad que pueden conllevar conflictos para ellos y sus familias.

“Cuando un niño aprende a desarrollar su personalidad para ser feliz, se vuelve hábil para resolver las diferentes exigencias de su contexto escolar, y logra adquirir lo que todo niño, adolescente y adulto necesita para ser feliz: sentirse tranquilo, seguro consigo mismo y aceptado.

” Afirma Ivonne Silva. Es por eso que a la hora de escoger un colegio es clave tener en cuenta un proyecto educativo que contemple la felicidad como un eje transversal, pues esto permitirá no sólo que los estudiantes puedan darle un sentido a su proceso de formación académica y personal, sino que además podrán adquirir las herramientas necesarias para enfrentar los retos vitales de cada etapa.

¿Cómo vivir la alegría en la escuela?

La importancia de ir a la escuela

¿Cómo influye la felicidad en la educación?

Por Qué Es Importante Estar Alegre En La Escuela Publicidad Por Odette Ferrer Publicidad La felicidad puede cambiar la manera en la que vemos la vida y nos desenvolvemos en cada aspecto de ella, se sabe que nuestros sentimientos afectan el modo en que aprendemos. Las emociones positivas nos ayudan a mejorar el proceso de aprendizaje, es todo lo contrario a cuando uno busca aprender pero se encuentra bajo estrés o nervioso como consecuencia de una emoción negativa el cerebro rechaza el aprendizaje. Actualmente en las escuelas no se prioriza  enseñar sobre inteligencia emocional, debido a esta situación el psicólogo Tal Ben-Shahar expone la siguiente pregunta ¿Por qué no se enseña la ciencia de felicidad en las escuelas ?  Cuando se desarrolla una educación enfocada a ayudar a los estudiantes a cultivar relaciones sanas, gestionar mejor las dificultades o habilidades vitales no solo se logra que sean personas más felices, sino también más exitosas.

Tal Ben-Shahar considera igual de importante enseñar a las personas a ser resilientes para que sean capaces de gestionar mejor las dificultades. “La felicidad contribuye al pensamiento innovador, al trabajo en equipo, a la motivación y la productividad”, cuenta Tal Ben-Shahar.

Las personas pueden adaptarse mejor a los cambios cuando se desarrolla una educación basada en la felicidad, estas personas pueden ser más creativos e innovadores e incluso el trabajo en equipo se desenvuelvan positivamente. De igual manera la felicidad se debe llevar al área laboral, en el cual se pueda desarrollar un entorno positivo laboral, debido a que cuando uno se encuentra contento y motivado el trabajo resulta productivo y eficaz.

Para mejorar y crear relaciones sanas es importante establecer límites con la tecnología y aprender a desconectarnos de ella, ya que con ello podremos realizar relaciones reales y sanas con las personas en vez de crear vínculos virtuales, como menciona Tal Ben-Shahar “uno de los mejores indicadores de la felicidad es la calidad de las relaciones que tenemos con los demás”.

Por Odette Ferrer Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado Fuente: Con información del video « Necesitamos establecer límites con la tecnología y aprender a desconectar » de Fundación Telefónica Publicidad al cierre de artículo.

¿Que requiere una escuela para ser feliz?

Del HACER al SER en el aula. ¿Cómo se consiguen alumnos felices? – Cada vez tengo más y más claro que hay dos maneras de entender la educación actual. Una sería la educación del hacer y otra la educación del ser. ¿Qué diferencias existen para mí entre ambas?

  • La escuela de HACER: Esta escuela representa para mí todo lo relacionado con el contenido, con los resultados, con el éxito personal. Es la escuela que prima la selección por encima de la inclusión. Es la escuela de la individualidad y de la productividad.
  • La escuela del SER: Esta escuela representa para mí la escuela centrada en las emociones, la escuela centrada no en los contenidos, sino en las personas, donde lo importante no radica exclusivamente en lo que uno sabe, sino también en lo que uno es o puede llegar a ser. Es una escuela que se rige por valores, que prioriza los procesos por encima de los resultados, una escuela social donde ser feliz debe ser el punto de partida y de llegada de cualquier proceso de enseñanza-aprendizaje.
You might be interested:  Cual Es La Mascota De La Escuela Primaria De Springfield?

Sé que puede resultar una distinción demasiado simple, pero creo que ejemplifica en qué tipo de escuela quieres que aprendan y sean tus alumnos. A partir de aquí y hecha esta distinción entre el hacer y el ser en el aula, llega el momento de pensar de qué manera puedes influir en tus alumnos para que sean unos alumnos felices. Tal vez te preguntes: ¿qué necesidad tengo de hacer felices a mis alumnos? Para mí la respuesta a esta pregunta es muy sencilla.

¿Cuál es la importancia de la felicidad?

»La felicidad nos permite lograr un equilibrio entre la salud corporal, mental y social. »El cerebro trabaja mejor. »Mejora nuestro sistema inmune, al aumentar los linfocitos y ciertas inmunoglobulinas, lo que permite que nos enfermemos menos.

¿Cuál es el objetivo de la alegría?

¿Para qué sirve la alegría? – La alegría tiene múltiples beneficios para nuestra salud, a nivel hormonal cuando nos sentimos alegres generamos  un neurotransmisor llamado serotonina , que atenúa entre otras cosas nuestro estrés y nuestra ansiedad. Bajo estados emocionales alegres somos más creativos, más propensos a la interacción con los demás, más serviciales. Además la alegría aumenta nuestras defensas, se puede decir que una persona alegre es más saludable.

¿Qué es la alegría para los niños?

Trabajemos juntos en el valor de la alegría – Queridas familias, este mes estamos fortaleciendo el valor de la alegría en el jardín, dedica unos minutos durante esta semana para observar el vídeo y reflexionar sobre el mismo. La alegría es una emoción que puede ser expresada por los seres humanos, es una manera de socializar con los demás y de poder integrarse a un grupo. Con los niños podemos utilizar estrategias para promover este valor como:

  1. Lo más importante enseñar valores con el ejemplo, evitar mantener discusiones o estar de mal humor frente a los niños.
  2. Realizar actividades en familia como cocinar juntos, salir a caminar, a comer, visitar a los abuelos, etc; espacios en los que los niños sientan el calor de la familia y la alegría de compartir tiempo juntos.
  3. Sonreír cuando saludamos o nos despedimos, manteniendo pensamientos positivos y buena actitud en todas las actividades que emprendemos.
  4. Enseñarle al niño a disfrutar de todas las cosas que realice así no sean de su agrado, como por ejemplo colaborar con la organización de la casa, levantarse temprano, sentarse a comer, etc.

A continuación, encontrará un video con el cuento “La sonrisa que Lili descubrió” Reflexionemos con los niños acerca de la importancia de mantener buena actitud y alegría en las actividades cotidianas..

¿Qué significa educar para ser feliz?

Educar para la felicidad es preparar a los hijos para el futuro y ello no significa darles todo y hacer las cosas por ellos convirtiéndolos en personas caprichosas, engreídas, sobreprotegidas, mimadas y sin normas.

¿Por qué es fundamental asociar la educación al bienestar y felicidad?

Es fundamental asociar la educación al bienestar y felicidad Ayuda al sistema respiratorio, ya que mejora la oxigenación de la sangre y hace que nuestro cuerpo y, principalmente, cerebro funcionen de forma óptima.

¿Qué es la felicidad para un estudiante?

El British Council elabora una lista dirigida a padres y colegios – 30/11/2015 Actualizado 01/12/2015 a las 11:22h. «Es importante generar y analizar los entornos de aprendizaje en los que las generaciones futuras van a formarse. Entender a los niños, estimularles y trabajar mano a mano con ellos multiplica sus posibilidades de éxito personal y laboral en el futuro si desde el colegio les inculcamos valores como la lealtad, la igualdad o el respeto», advierte la directora del British Council School.

Con este objetivo la institución ha publicado la guía «Las 9 claves del estudiante feliz» , dirigida a padres y colegios con el objetivo de estimular el desarrollo de los niños en ambientes saludables y prevenir actitudes como el bullying infantil.

Escrita por la psicóloga infantil y profesora Claudia Jaime-Xibixell, la guía «pretende ser una referencia de los elementos que desde la familia, el colegio, y el instituto se deben trabajar cotidianamente para mostrar a los alumnos que la obtención de la felicidad es posible y erradicar y prevenir comportamientos peligrosos como el acoso o el bullying».

  • «Los centros escolares deben tener como máxima prioridad la generación de sistemas propios de prevención, detección y solución de conflictos ( acoso, bullying, agresiones de todo tipo y comportamientos insanos desde el punto de vista físico y emocional ) y las personas que se dedican a la enseñanza deben recibir una formación muy clara y eficaz en la prevención de situaciones que crean infelicidad en los niños»;

«La vida nos presenta retos a las personas —señala Jaime Xibixell—. Por eso es importante que les enseñemos a los niños y niñas a que aprendan a generar su propio bienestar. Debemos ser un ejemplo a seguir para ellos». Estas son sus recomendaciones: —Hacer del centro escolar un lugar seguro y amable basado en el respeto: El equipo directivo, el personal docente, el personal del comedor, el personal de limpieza, el personal administrativo, tienen que compartir unas pautas de actuación que transmitan a los alumnos que el respeto por las personas de cualquier edad y condición es lo más importante.

“La clave es funcionar “como una familia” donde el trabajo en equipo prevalezca y donde se compartan los éxitos y fracasos entre todos”. —Gestión de las emociones: Se debería trabajar en la gestión de las emociones y su canalización, trabajar estas áreas de la inteligencia emocional para que los niños aprendan a gestionar la frustración.

—Fomentar la práctica del Deporte, de las Artes y de la Música. Para ser un alumno feliz, un niño tiene que hacer deporte, música y arte. Proporcionar las oportunidades para trabajar en equipo, compartiendo metas, defendiendo los objetivos, liderando equipos, sabiendo encajar tanto la derrota como la victoria, es lo que reside tras estas actividades tan importantes.

La inteligencia artística, la inteligencia kinestésica y la inteligencia musical están consideradas por los expertos en educación como componentes imprescindibles dentro de las inteligencias múltiples.

—Fomentar el juego: Si queremos que un niño aprenda a organizarse en sus tareas escolares , a ser responsable de sus trabajos y deberes, a saber planificar un trabajo, entre otras muchas cosas, entonces, tenemos que fomentar la actividad lúdica. Y tiene que ser un tiempo y un juego de calidad.

Un niño feliz es aquel que puede imaginar un hecho y escenificarlo con sus juguetes compartiendo esta actividad con sus hermanos, amigos, etcétera o a solas. Un niño que juega, sabrá trabajar el día de mañana porque está adquiriendo en su presente todos los elementos necesarios para desempeñar un rol activo como profesional.

—Fomentar la lectura: La lectura es otra de las actividades que fomentan la salud emocional y psíquica y hacen que aquellos que han aprendido a disfrutar de ella tengan una capacidad para expresarse, entender a los demás, de establecer críticas coherentes y de ser creativos.

Ayudar a los adolescentes, por ejemplo, a acercarse a libros que hablen de sus experiencias más comunes, por ser típicas de su edad, o de leer libros que aconsejan a modo de manuales o guías, cómo enfrentar ciertas dificultades de la vida, funcionan como perfectos antídotos frente a conductas adictivas o nocivas.

—Compaginación del estudio y del tiempo de ocio. La felicidad depende también de la consecución del logro del equilibrio entre el estudio y el tiempo de esparcimiento y diversión. Cuando estudiar se transforma en una actividad integrada en una rutina donde después del esfuerzo viene la recompensa, se contribuye a un estado de ánimo alegre y entusiasta.

  1. —Defender la solidaridad y la conciencia social;
  2. Un estudiante feliz es aquel que sabe y a quien le consta que una acción solidaria hacia otros o de otros hacia él mismo, le convierte en mejor persona y más feliz;
You might be interested:  Que Se Necesita Para Inscribirse En Una Escuela?

Saber que las acciones más pequeñas tienen consecuencias vitales en otras personas, hace que los alumnos puedan sentirse doblemente orgullosos de ellas. —Promover un estado de ánimo tranquilo. Un elemento básico en el desarrollo emocional de los niños y adolescentes es poder experimentar la tranquilidad.

Un entorno escolar protegido de la inestabilidad y la desorientación fomenta un espíritu de trabajo fecundo, promueve la constancia del esfuerzo y el valor de la planificación de las tareas y estudios.

Un alumno feliz quiere ir al colegio y aprender, quiere hacer cosas nuevas porque siente confianza en sí mismo y en el entorno. La tranquilidad es el mejor antídoto contra los trastornos por déficit de atención, contra la hiperactividad y contra cualquier comportamiento agresivos.

  1. —Generar una relación de confianza entre las familias y el colegio;
  2. Ambas partes, padres y colegio, deben considerarse corresponsables de la generación de confianza en los alumnos;
  3. La comunicación entre ambas partes abarca todos los temas posibles en la educación académica, social, conductual y emocional de nuestros alumnos;

La felicidad de un alumno pasa por sentirse presente en las prioridades de casa y del colegio. —Eliminar el miedo al fracaso. Los fracasos y conflictos son aspectos de la vida que nos ayudan a madurar y a crecer. Aprender a ser, implica ser resistentes ante los envites de la vida escolar y familiar.

¿Cuál es la tarea principal de una escuela feliz?

en Aula , Destacada , Innovación 12 agosto, 2018 89,576 Visitas Por Qué Es Importante Estar Alegre En La Escuela El enfoque de educación integral se fortalece cada vez más como una tendencia en los modelos de las escuelas a nivel global, ya que no sólo involucra clases de alta calidad que se imparten a los alumnos, sino también al ambiente y a la cultura de la organización, con el objetivo de generar un entorno de bienestar para el óptimo desarrollo de los estudiantes. Por ello, ante la transformación que exige el mundo a las nuevas generaciones, es imprescindible que las instituciones educativas se adapten para brindar un aprendizaje de calidad a los niños y jóvenes que les permita cultivar y potenciar sus habilidades dentro de la sociedad del conocimiento.

  1. Se ocupa en desarrollar el talento de sus alumnos:  A través del acompañamiento continuo, apoya a los estudiantes para descubrir su pasión e impulsar su desarrollo profesional y personal. Una escuela que trasciende en sus alumnos es la que se involucra en sus sueños, emociones y decisiones, por ello es esencial que ofrezca una amplia variedad de actividades deportivas, culturales y sociales para que cada estudiante encuentre su inspiración y estimule su potencial.
  2. Involucra a los jóvenes en la gestión de la vida institucional:  Una parte fundamental en la formación estudiantil es el empoderamiento que la escuela brinde para definir el plan de acción con el que cada alumno alcanzará sus metas, así como el nivel de participación que tenga en el gobierno estudiantil, grupos de alumnos y en la creación de nuevos espacios que promuevan la convivencia.
  3. Trabaja para crear una comunidad incluyente:  Mantener un ambiente de respeto, equitativo y libre de discriminación es indispensable para promover la interculturalidad entre los estudiantes. Por lo tanto, la institución educativa que promueva una cultura de inclusión ofrecerá un entorno de confianza e integración. El generar las condiciones incluyentes para todos los alumnos dentro de la escuela facilitará la disminución y erradicación de situaciones de violencia entre los estudiantes, como es el caso del  bullying.
    • A continuación, te presentamos cinco características que debe tener una escuela con visión integral y que te ayudarán a tener una formación global;
    • De esta forma, encaminar el talento de los jóvenes conducirá a tener estudiantes satisfechos y exitosos, pues de acuerdo con la UNESCO generar sinergias entre las artes y la cultura fomenta una educación de calidad en la que los alumnos adquieren las competencias, los conocimientos y valores necesarios para ser ciudadanos responsables y agentes de cambio en el futuro;

    Aproximadamente el 32. 2% de los alumnos de entre 12 y 18 años reportó haber sufrido acoso escolar en 2014, de acuerdo con cifras de la Encuesta de Cohesión Social para la Prevención de la Violencia y la Delincuencia del INEGI.

  4. Estimula el desarrollo mental y emocional:  Es importante que el alumno ingrese a una escuela en la que se promuevan acciones que fortalezcan las habilidades básicas personales y sociales, a través de espacios de dialogo, meditación y autorreflexión que permitan encontrar un balance físico, intelectual y ambiental. La promoción del bienestar psico-emocional en los alumnos ayudará a continuar encabezando la lista de países de la OCDE con mayor satisfacción estudiantil, ya que en la prueba PISA 2015 el 84% de los estudiantes mostró que tenía el deseo de dedicar su mejor esfuerzo para alcanzar sus metas, por lo que las escuelas tienen la misión de encauzar esa motivación de forma equilibrada para no generar ansiedad en sus alumnos.
  5. Fomenta un ecosistema saludable:  Una de las principales labores de las instituciones educativas con enfoque integral es promover un ambiente en el que los alumnos tengan las herramientas para cuidar su salud física y emocional. El acceso a servicios médicos, asistencia nutricional, actividades físicas y consejería psicológica son algunas de las facilidades que pueden brindar las escuelas para generar estilos de vida saludables que contribuyan al aprendizaje y éxito de los estudiantes.

(Con información del programa LiFE -Liderazgo y Formación Estudiantil-, del TEC de Monterrey).

¿Cómo se puede ser más alegre?

¿Cuándo se siente la alegría?

Después de nuestro artículo del miedo , la siguiente emoción en la que vamos a profundizar es la alegría. Es muy común confundir alegría con felicidad. La alegría es una de las emociones básicas , y la sentimos en un momento concreto, durante un tiempo muy limitado.

Mientras que la felicidad es un sentimiento , un estado de ánimo, y suele ser más duradero en el tiempo. ¿Qué información aporta esta emoción?   La alegría es una emoción percibida como agradable , suele aparecer cuando te pasa algo que te parece bueno, satisfactorio.

Significa que lo que estás viviendo o experimentando implica una ganancia para ti. Por ejemplo, sientes alegría cuando consigues uno de tus objetivos, cuando ganas un premio, cuando asciendes en el trabajo, cuando una persona que te hace daño se aleja. Es decir, te pones alegre y contento porque lo que te está sucediendo tiene consecuencias positiva s para ti. Este aspecto de la alegría que parece simple encierra un conocimiento muy importante sobre ti [email protected], ya que indica que estás dando respuesta a una necesidad que para ti es algo trascendente.

Es una emoción que te empuja a compartir con los demás, te llena de energía, despierta la curiosidad, focaliza la atención, ¡y se contagia! Lo que resulta muy potente de esta emoción, es que te empuja a la acción, a empoderarte y sentir que eres capaz de hacer lo que te propongas.

¿Y qué sucede a nivel cerebral? Existe un grupo de hormonas que se activan cuando el cerebro siente que lo que está sucediendo es algo que nos produce alegría. Son, la endorfina , relacionada muy a menudo con la felicidad, la serotonina y la dopamina. Aquí os dejamos un enlace en el que viene más detallado  https://www.

  1. youtube;
  2. com/watch?v=yaasQKnvtDk ¿ Sabías que esta emoción tiene una relación muy estrecha con el aprendizaje?  Tanto en menores como en adultos, esta y otras emociones juegan un papel fundamental en la adquisición de nuevos conocimientos;

Expertos en educación y neuro-educacion como Cesar Bona y Francisco Mora, llevan tiempo defendiendo este argumento. Todo el mundo siente alegría en algún momento de su vida, sin embargo, el motivo por el que te pones contento o alegre no es igual para todos ni todas.

Incluso a medida que vas creciendo, las cosas, acciones o personas que te hacen sentir alegría, también se van modificando. Piensa por un momento en el tiempo que eliges pasar con tus padres a lo largo de tu crecimiento y desarrollo.

A los 5 años no se te ocurre otra compañía mejor, a los 15 años, son justo la compañía que quieres evitar, hasta el punto de sentirte avergonzado en algún momento si te ven con ellos. Mientras tanto, a los 25 es común que el vínculo haya evolucionado hacia una relación más madura. Existe la creencia de que si realizas acciones que te hacen sentir alegría, la repetición de esas acciones te llevarán a ser feliz. Desde Plumaria estamos convencidas que esto es así, y nos gustaría invitarte a prestarle la atención que requiere el encontrar acciones o compañías que nos hagan sentir alegría. Si quieres aumentar los momentos en los que sientes esa emoción, sería recomendable que fueras [email protected] contigo [email protected] puesto que nadie mejor que tú es capaz de saber lo que de verdad, para ti importa. Te proponemos contestar estos ejercicios y  preguntas poderosas, si pudieras plasmarlas en algún papel, sería fantástico:

  • Describe lo que es para ti la felicidad. “Para mí, la felicidad es…”
  • ¿Qué actividades realizas al día que te hagan sentir alegría?
  • ¿Con quién te sientes alegre? ¿Qué es lo que te aportan?
  • ¿Con que actividades/personas pierdes la noción del tiempo?

“La disposición alegre aumenta tu autoestima, te hace la vida más divertida y hace más felices a las personas que te rodean” Tony Robbins.

¿Cuáles son los beneficios de la felicidad?

¿Qué es la felicidad? Es difícil definirlo, pero sí parece evidente que todo el mundo desea alcanzarla. Y en los últimos años han surgido diversas iniciativas para valorarla todavía más: desde 2013, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) celebra -cada 20 de marzo- el Día Internacional de la Felicidad, como un “reconocimiento del importante papel que esta desempeña en la vida de las personas de todo el mundo”.

  • Parte de ese rol crucial de la felicidad en nuestra existencia tiene que ver con la salud;
  • Los efectos de la felicidad sobre el organismo son múltiples: mejora el humor, se potencian las funciones del sistema inmunitario, aumenta la tranquilidad y disminuyen la ansiedad y el estrés, se reduce el dolor, el ritmo cardiaco baja, e incluso se retrasa el envejecimiento y ayuda a prevenir enfermedades como el párkinson;

Es decir, la felicidad resulta clave tanto para la salud física como emocional. Estos dos aspectos (el físico y el emocional) constituyen, junto con la nutrición, los ejes en torno a los cuales gira la preocupación social sobre la salud. A esa conclusión llegó un estudio reciente, realizado por el  Instituto Tomás Pascual Sanz (ITPS) y basado en el análisis de medio millón de publicaciones en redes sociales de 155.

¿Cómo fortalecer el valor de la alegría?

¿Cómo trabajar la felicidad en los niños?

¿Qué hacer para recuperar la alegría de vivir?

¿Qué podemos hacer para educar las emociones?

10 Consejos para educar las emociones – Para finalizar te ofrecemos 10 tips para enseñar a educar las emociones y los sentimientos en niños y niñas

  1. Reconoce tus propias emociones y ayuda al niño/a a identificar las suyas. Para ello varias veces al día reflexiona y haz que reflexionen: ¿cómo me siento? ¿por qué me siento así?, ¿cómo estoy manifestando lo que estoy sintiendo? Esta emoción ¿me ayuda en la situación actual? ¿qué puedo hacer para mantenerla o bien cambiarla y sentirme mejor?
  2. Realiza con ellos actividades que les ayuden a fomentar su conciencia emocional.
    1. Niños/as pequeños: dibuja las expresiones faciales de las emociones, juega a imitar emociones, etc.
    2. Niños y niñas más mayores: diario emocional donde anoten lo expuesto en el punto anterior.
  3. Vive con ellos experiencias emocionales positivas. Puedes emplear el juego, la música, muestras de afectos, cantar, bailar, la risa, etc.
  4. Explícales tus emociones y las de los demás. Desarrollaran su inteligencia interpersonal. Debes explicarles que sientes, porque te sientes así y como manifiestas esa emoción.
  5. Acéptale tal y como es y desarrolla su inteligencia intrapersonal. Ayúdale a conocerse, y a valorar sus fortalezas.
  6. Enséñale que ante diferentes situaciones podemos tener diferentes pensamientos, muéstrale el valor de los pensamientos positivos sobre los estados emocionales.
  7. Anímale a que muestre sus emociones , tanto las positivas como negativas. Reprimir o suprimir los estados emocionales es negativo, se trata de expresar los diferentes estados emocionales, de conocerlos y de ser capaz de modificarlos, pero deben dejarlos salir.
  8. Crea un clima de seguridad y confianza donde el niño/a no sienta temor o vergüenza por expresar las emociones.
  9. Llama a cada emoción por su nombre, es importante que diferencien el enfado de la tristeza, la vergüenza, la alegría, la sorpresa, etc.
  10. Emplea libros, películas, series de televisión y pídeles a los niños y niñas que te expliquen cómo se sienten los diversos personajes.

10 tips para enseñar a educar las emociones y los sentimientos #educacion #InteligenciaEmocional Clic para tuitear .