Cuantos Niños No Van Ala Escuela En Mexico?

Cuantos Niños No Van Ala Escuela En Mexico

En México, más 4 millones de niños, niñas y adolescentes no asisten a la escuela 1, mientras que 600 mil más están en riesgo de dejarla por diversos factores como la falta de recursos, la lejanía de las escuelas y la violencia.

¿Cuántos niños no estudian en México 2021?

Todas las niñas, niños y adolescentes tienen derecho a ir a la escuela y a terminar sus estudios. – Más de 4 millones de niñas, niños y adolescentes en México no van a la escuela * y unos 600 mil están en riesgo de abandonarla. Las consecuencias de dejar la escuela impactan a las personas durante el resto de su vida ya que les impiden desarrollarse plenamente, limitan sus oportunidades laborales y dificultan que ejerzan plenamente sus otros derechos.

  • Conforme aumenta la edad, este problema también se hace más común: 3 de cada 10 adolescentes de 15 a 17 años de edad se encuentran fuera de la escuela;
  • Dependiendo de la edad y del grado escolar de las y los estudiantes, las causas del abandono escolar son diferentes, aunque en general pertenecer a un hogar de bajos recursos aumenta el riesgo;

Sólo 4 de cada 10 adolescentes en pobreza extrema continúan estudiando después de la secundaria. Las causas específicas a cada grupo de edad incluyen las siguientes:

  • Para niños y niñas de entre 3 y 5 años que deberían cursar la educación preescolar, es más probable que no atiendan si son indígenas.
  • Entre los 6 y los 12 años, correspondientes a la escuela primaria, las niñas y niños con más probabilidad de no ir o abandonar la escuela son aquellos que tienen alguna discapacidad.
  • En la educación secundaria, la causa principal de abandono escolar es el trabajo infantil producto de los bajos recursos y la necesidad de aportar económicamente a su hogar.
  • Para adolescentes de entre 15 y 17 años (en edad de cursar el nivel medio superior) trabajar para ayudar a sus familias es la principal causa por la que dejan sus estudios.

Además, en todos los grados escolares, el bajo desempeño en la escuela puede llevar a niñas, niños y adolescentes a perder el interés y la motivación, lo que contribuye a que tomen la decisión de dejar de asistir. Al mismo tiempo, sus madres y padres pueden carecer de motivación para impulsarlos a ir a la escuela si no ven que los estudiantes estén desarrollando sus capacidades o aprendiendo. En UNICEF apoyamos proyectos y políticas públicas orientadas a la identificación de estudiantes en riesgo de dejar la escuela, a la prevención del abandono escolar y a la reintegración de niños, niñas y adolescentes al sistema educativo.

En colaboración con la Secretaría de Educación Pública (SEP), en 2017, capacitamos a 220 autoridades escolares para identificar niños y niñas en riesgo de abandonar sus estudios con el uso de sistemas de alerta temprana.

También capacitamos a docentes y autoridades en Jalisco, Sonora y Tabasco en temas como perspectiva de género, prevención del embarazo adolescente, interculturalidad y prevención de violencia aprovechando el modelo de Escuelas Amigas de Niños, Niñas y Adolescentes, para fomentar que adolescentes vulnerables en estos estados permanezcan en la escuela.

  1. También hemos trabajado para adaptar y aplicar este modelo en beneficio de adolescentes en conflicto con la ley, para que más de 300 adolescentes en centros de internamiento aprendan y se consideren sus condiciones y particularidades;

* SEP (2017). Principales Cifras del Sistema Educativo Nacional 2016-2017..

¿Cuántas personas no van a la escuela en México?

La ECOVID-ED arroja que 2. 3 millones de personas entre 3 y 29 años no están inscritas en el ciclo escolar vigente (2020-2021) por motivos asociados directamente a la pandemia por la COVID-19 y 2. 9 millones, por falta de dinero o recursos.

¿Cuántos niños no van a la escuela?

NUEVA YORK, 19 de septiembre de 2018 – Según un nuevo informe de UNICEF, 1 de cada 3 niños y jóvenes de entre 5 y 17 años que viven en países afectados por conflictos o desastres –104 millones– no asisten a la escuela, una cifra que representa más de un tercio de la población mundial sin escolarizar.

En total, 303 millones de niños de 5 a 17 años no asisten a la escuela en todo el mundo. El informe señala que 1 de cada 5 jóvenes de 15 a 17 años que viven en países afectados por conflictos o desastres nunca han ido a la escuela, y 2 de cada 5 nunca han terminado la escuela primaria.

Stolen Futures: Young and out-of-school (Futuros robados: jóvenes y sin escolarizar) analiza la situación educativa de los niños y jóvenes desde la edad preescolar hasta la secundaria superior en todos los países, incluidos los afectados por emergencias humanitarias.

  1. “Cuando un país se ve afectado por un conflicto o un desastre, sus niños y sus jóvenes son víctimas por partida doble”, dijo Henrietta Fore, Directora Ejecutiva de UNICEF;
  2. “A corto plazo, sus escuelas sufren daños, son destruidas, ocupadas por fuerzas militares o incluso atacadas deliberadamente; debido a ello, se suman a los millones de jóvenes que no asisten a la escuela y que, a medida que pasan los años, rara vez regresan;

A largo plazo, ellos, y los países donde viven, seguirán enfrentándose a ciclos perpetuos de pobreza”. Debido a que menos del 4% de los llamamientos humanitarios mundiales están dedicados a la educación, el informe pide que se invierta más en una educación de calidad que permita a los niños y los jóvenes de los países afectados por emergencias humanitarias complejas y crisis prolongadas aprender en un entorno seguro, desde la enseñanza preescolar hasta la enseñanza secundaria superior. El informe, presentado con motivo del 73º período de sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas, examina la situación mundial de los niños y los jóvenes que no asisten a la escuela y pone de relieve la situación en todo el mundo:

  • Cerca de 303 millones de niños y jóvenes de entre 5 y 17 años de edad –alrededor de 1 de cada 5– no asisten a la escuela en todo el mundo.
  • Más de la mitad de los niños sin escolarizar en edad de asistir a la escuela primaria viven en países afectados por situaciones de emergencia.
  • La pobreza sigue siendo el obstáculo más importante para la educación en todo el mundo, ya que los niños más pobres en edad de asistir a la escuela primaria tienen cuatro veces más probabilidades de no asistir a la escuela que sus compañeros de las familias más ricas.

Según las tendencias actuales, el número de jóvenes de 10 a 19 años aumentará a más de 1. 300 millones para 2030, lo que representa un aumento del 8%, según el informe. Proporcionar a esta futura mano de obra una educación de calidad y mejores perspectivas de empleo producirá mayores dividendos económicos y sociales. “Este es un momento crítico en la historia.

Si actuamos con prudencia y urgencia, podemos empoderar y capacitar a los jóvenes a fin de que estén preparados para crear sociedades pacíficas y prósperas”, dijo Fore. “La alternativa es demasiado sombría.

No podemos permitirnos el lujo de fracasar. ” # # # Notas para los medios: Para descargar contenido multimedia, hacer clic  aquí. UNICEF utilizó datos del Instituto de Estadística de la UNESCO y encuestas de hogares para realizar los análisis que se detallan en el informe.

¿Cuántos niños van a la escuela en México?

Asistencia escolar

Asistir a la escuela te ayuda a desarrollarte en los ámbitos personal, familiar y social. El Censo de Población y Vivienda 2020 registra que en México  94 % de las niñas y los niños de 6 a 14 años asisten a la escuela.
En 2020, las entidades con mayor porcentaje de población de 6 a 14 años de edad que asiste a la escuela son:  Hidalgo (96. 2 %), Yucatán (95. 7 %) y Baja California Sur (95. 6 %). En caso contrario, las entidades con menor porcentaje son Chiapas (89. 4 %), Michoacán de Ocampo (91. 9 %) y Guanajuato (92. 9 %)

En los últimos 50 años, el porcentaje de personas de 6 a 14 años que asisten a la escuela ha ido en aumento. En 1970 era mayor el porcentaje de niños que de niñas en esta condición y, a partir de 2010 esta tendencia se invierte y se mantiene en 2020 con 94. 1 % de niñas y 93. 5 % de niños que acuden a una institución educativa.

Fuente: INEGI. Censos de Población y Vivienda, 1970, 1990, 2000, 2010 y 2020.

En 2000, casi 33 % de los jóvenes de entre 15 y 24 años asistían a la escuela, en 2020, 45 % de personas en estas edades acude a algún centro educativo. Observa en la siguiente gráfica cómo ha cambiado esta cifra para mujeres y hombres.

Fuente: INEGI. Censos de Población y Vivienda, 2000, 2010 y 2020.
¿Cuál es el porcentaje de jóvenes que asiste a la escuela en tu entidad? Descúbrelo
You might be interested:  Como Saber El Cct De Una Escuela Cdmx?
Porcentaje de población de 15 a 24 años de edad que asiste a la escuela por entidad federativa 2020
Entidad federativa Porcentaje que asiste a la escuela 2020
Estados Unidos Mexicanos 45
Aguascalientes 45
Baja California 46
Baja California Sur 47
Campeche 47
Chiapas 35
Chihuahua 47
Ciudad de México 55
Coahuila de Zaragoza 45
Colima 49
Durango 44
Guanajuato 39
Guerrero 42
Hidalgo 49
Jalisco 44
Estado de México 48
Michoacán de Ocampo 39
Morelos 46
Nayarit 47
Nuevo León 44
Oaxaca 40
Puebla 45
Querétaro 44
Quintana Roo 40
San Luis Potosí 44
Sinaloa 53
Sonora 49
Tabasco 49
Tamaulipas 47
Tlaxcala 46
Veracruz de Ignacio de la Llave 45
Yucatán 48
Zacatecas 44
Fuente: INEGI. Censo de Población y Vivienda 2020.

.

¿Cuántos niños no estudian en México 2022?

Más de 563,000 jóvenes de nivel medio superior abandonaron sus estudios en el ciclo escolar 2021- 2022, de acuerdo con las estadísticas e indicadores educativos de la Secretaría de Educación Pública (SEP).

¿Por qué la gente no estudia?

La deserción escolar es el abandono de estudios académicos de forma temporal o definitiva. Durante muchos años, esta situación fue desestimada y normalizada en México, se ignoraba el impacto que tendría en los sectores económico, cultural y hasta de salud.

  1. En cifras, en la educación secundaria resalta la diferencia entre los ciclos escolares 2013-2014 y 2015-2016 porque se registró un aumento en el abandono escolar del 4;
  2. 1 % a 4;
  3. 4 %;
  4. En nivel bachillerato en el ciclo 2015-2016 el abandono fue de 25;

9% solo en el primer grado; pero en general, en este nivel, aproximadamente 700 mil estudiantes dejan la escuela cada año. El promedio en México de los estudiantes que terminan el nivel medio superior es de 68 %, y los que abandonan 32%. En comparación internacional, a partir de un estudio realizado entre 20 países pertenecientes a la OCDE (entre ellos México), nuestro país con 52% de eficiencia terminal se coloca por debajo del promedio estimado del 62 % para estos países.

Fuente: INEE, Estudio sobre las intervenciones para abatir el abandono escolar en Educación Media Superior. Las principales causas que propician la dimisión de los estudios, son económicas (falta de recursos materiales o la necesidad de dejar las clases por un trabajo de tiempo completo) y personales (problemas de aprendizaje, desinterés y desmotivación); además, en un mínimo, causas familiares (embarazo a edad temprana, unión libre, problemas entre la familia que afectan psicológica y emocionalmente al alumno) y sociales (desigualdad social y económica, lejanía del centro educativo y ubicación en una zona insegura).

Entre las consecuencias sociales por deserción escolar, se pueden suscitar: menor probabilidad de participar en actividades cívicas, vivir en gran medida de la beneficencia y asistencia pública, ganar menor sueldo y contribuir menos a la economía del país, baja productividad laboral y vulnerabilidad social (desempleo, delincuencia, consumo de sustancias tóxicas, problemas de salud como depresión y ansiedad).

¿Cuántos jóvenes no estudian en México?

75 millones de jóvenes de entre 15 y 29 años que no estudian ni tienen empleo formal.

¿Qué pasa si un niño no va a la escuela en México?

‘Quienes opten, de forma voluntaria, por no llevar a su hija, hijo o pupilo al servicio educativo presencial, deberán inscribirlo o reinscribirlo en el nivel educativo que corresponda y una vez que se incorpore a clases presenciales, se realizará una valoración diagnóstica’, de acuerdo con un comunicado de la SEP.

¿Cuántos jóvenes sin educación existen en México?

En 2015, según datos de la Encuesta Intercensal, poco menos de 4. 8 millones de habitantes con edades de entre 3 y 17 años no asistía a la escuela; por grupos de edad las tasas más altas de inasistencia correspondieron a las poblaciones de 3 a 5 años y de 15 a 17 años, con 2.

¿Por qué no todos los niños asistian ala escuela?

En México los menores de seis a 17 años abandonan la escuela o no asisten a ella por motivos diversos, como falta de interés, necesidad de trabajar o embarazos adolescentes, lo que los coloca en una situación de posible analfabetismo funcional, les quita la posibilidad de tener un trabajo decente y mejores condiciones.

¿Cuáles son las principales causas de la desercion escolar en México?

Somos Ricardo Santos Guerrero, Juan Carlos Córdova Moreno y Andrés Fernández Vargas, integrantes de la Clínica en Derecho y Política Pública y estudiantes de Derecho del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM). Esta publicación forma parte de un proyecto colaborativo entre Proeducación (PROED) y la mencionada Clínica.

Queremos dar un especial agradecimiento por su guía a Mercedes del Valle y Ana María Zorrilla, pues gracias a ellas esta publicación es posible. Asimismo, agradecemos la indispensable asesoría de las personas especialistas que nos han orientado: Itzel Cabrero, Sonia del Valle Lavín, Anaid Reyes y Alejandro Ordóñez.

Este texto revela la opinión de los autores y no debe interpretarse como un posicionamiento oficial o particular de institución alguna. El objetivo de este artículo es concientizarnos sobre las implicaciones del abandono escolar en la educación primaria, tanto en la persona que lo vive como para nuestro país.

Debemos aclarar que para efectos de este artículo se abordará esta problemática únicamente sobre la educación primaria en México, ya que cada nivel educativo merecería por sí mismo su propio artículo y un análisis particular debido a las necesidades que cada nivel tiene.

Las causas y consecuencias del abandono escolar a nivel primaria pueden ser muy distintas a las de secundaria o preparatoria. – ¿Qué implica el abandono escolar? La educación no es un privilegio, es un derecho. En la actualidad es casi imposible negar la gran importancia que tiene la educación en la vida de una persona y en el desarrollo de un país.

A nivel individual es necesaria para propiciar la movilidad social, el acceso a mejores oportunidades laborales, y el desarrollo de capacidades y la autonomía. En el contexto nacional, un país que cuenta con instituciones educativas fuertes y que garantiza que sus ciudadanos tengan acceso a la educación da pie a mejores niveles de bienestar social y crecimiento económico; además de nivelar desigualdades económicas y sociales.

El sector educativo tiene que lidiar con muchísimos problemas, como la falta de oportunidades de acceso a la educación, la falta de servicios básicos en las escuelas, el rezago escolar, y –el tema de este artículo– el abandono escolar. Cuando hablamos de abandono escolar, nos referimos al alejamiento de un niño o niña de una institución educativa antes de finalizar el grado o nivel escolar que estaba cursando, así como al caso de que no se inscribe o no ingresa al año siguiente que le corresponde.

Dicho de otro modo: se presenta cuando un estudiante deja de asistir a la escuela, sin completar su formación. Para tener un mejor panorama de nuestro país y nuestro inmenso sector educativo, tan solo durante el ciclo escolar 20-21, los alumnos inscritos en algún grado de educación básica ascendían a más de 24 millones; dentro de los que 13 millones acuden a la educación primaria.

[1] Si comparamos la cantidad de niños y niñas inscritos en cualquier grado de educación básica, con la población total de nuestro país –128,9 millones según el último censo del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI)–, aproximadamente el 10.

  1. 5% de la población mexicana se encuentra estudiando algún grado de educación primaria;
  2. Es momento de preguntarnos, ¿cómo va nuestro país frente al abandono escolar? Existen algunos estados en los que se ha atendido esta problemática de tal forma que se han logrado reducir las tasas de abandono escolar considerablemente;

Mientras que hay otros estados donde el abandono escolar ha aumentado durante los últimos años. Disminuir (no erradicar) las tasas de abandono escolar toma muchos años (incluso décadas), lo que nos indica que afrontar esta situación no es algo que se resuelve de la noche a la mañana , sino que requiere un esfuerzo constante.

II. – Probables causas, consecuencias e implicaciones del abandono escolar La educación primaria forma parte de lo que se conoce como “educación básica”. El propio nombre indica la importancia de que las personas concluyan este nivel de estudios, ya que en esta etapa de la vida se trabajan áreas vitales como la comprensión oral, la expresión, la lectura, la escritura, el cálculo, las habilidades sociales, el sentido artístico, la creatividad o la afectividad.

Cuando hablamos de abandono escolar durante la primaria, hacemos referencia a un abandono muy temprano en la vida escolar de una persona considerando que un niño debería cursar la primaria de los 6 a los 12 años. El abandono escolar es un problema multifactorial, lo que quiere decir que existen distintas causas que pueden llevar a una familia a sacar a un hijo o hija de la escuela primaria. Estas causas pueden depender de los factores que se presentan a continuación con algunos ejemplos:

  • Factores socioeconómicos: bajos ingresos familiares, falta de apoyo familiar, despido del tutor o, en general, cualquier problema económico que genere la necesidad de que los estudiantes trabajen.
  • Factores personales o psicológicos: falta de interés o motivación en la escuela, o problemas de mala conducta.
  • Factores institucionales: falta de medios de transporte para llegar a la escuela o la falta de insumos básicos en las escuelas, como agua, pizarrones o butacas.
  • Factores familiares: familias desmotivadas respecto a la formación académica y escolar, familias muy permisivas y poco comprometidas con el logro académico y la autonomía de sus hijos o fallecimiento de familiares y divorcio de padres.
  • Factores sociales: discriminación en los centros escolares, principalmente en aspectos religiosos, de orientación sexual o discapacidad, frecuentemente en forma de « bullying » o acoso. [2]

Cuando una persona abandona la escuela primaria reduce sus posibilidades de desarrollar de forma adecuada estas capacidades, lo que a mediano y largo plazo implica tener menores oportunidades de empleo, mayor vulnerabilidad frente a los demás, discriminación o barreras de superación personal. III. – Impacto de la pandemia del COVID-19 en el abandono escolar Como mencionamos antes, existen diversos factores tanto familiares, personales, psicológicos, institucionales, económicos o sociales que conducen al abandono escolar. Sin embargo, el 2020 fue marcado por un suceso histórico a nivel mundial, la pandemia de COVID-19.

Ésta vino a multiplicar las situaciones que propician el abandono escolar en nuestro país. Es muy importante destacar que la pandemia vino a agravar un problema que ya aquejaba a nuestro país desde hace mucho tiempo atrás.

Resulta vital que tanto el gobierno como la sociedad civil ayuden a regresar al aula a todos los niños y niñas por igual, sin importar los motivos que los llevaron a abandonar la escuela. Respecto al impacto de la pandemia de COVID-19 en el abandono escolar de nuestro país, el INEGI ha encontrado que entre los motivos asociados con el COVID-19 para no inscribirse en el ciclo escolar 2020-2021 destacaron:

  • que se consideraba que las clases a distancia eran poco funcionales para el aprendizaje;
  • que algunos de los padres o tutores se quedaron sin trabajo;
  • que se carecía de aparatos electrónicos para tomar clases a distancia, o
  • que no se contaba con una conexión de internet. [3]

IV. – Estrategias para mitigar el abandono escolar Todo problema requiere una solución, y en caso de un problema con muchas causas como lo es el abandono escolar, se necesita de múltiples medidas. En el sector educativo participan muchos actores, el gobierno, docentes, directores, padres de familia, etc.

Y todos ellos pueden ayudar a solucionar el problema que representa el abandono escolar. A continuación, presentaremos algunos ejemplos de cómo se ha trabajado en nuestro país para mitigar este problema.

Un gran ejemplo de respuesta para evitar que los niños y niñas abandonaran la escuela debido a la pandemia es la estrategia “Me quedo en mi escuela”, implementada por la autoridad educativa del estado de Sinaloa. Ésta estuvo diseñada especialmente para evitar el abandono escolar.

[4] Según estimaciones del INEGI, se tenía contemplado que el 22% de los niños de educación básica abandonaran la escuela. Sin embargo, se calcula que Sinaloa logró contener su tasa de abandono escolar en 9.

2% gracias a esta estrategia. [5] Pero, como ya se ha mencionado anteriormente, el abandono escolar no es un problema creado por la pandemia, sino que ya era un problema que requiere nuestra atención desde antes. Por lo que importa también revisar ejemplos de estrategias para mitigar este problema que son previas a esta crisis sanitaria.

Un gran ejemplo de política es “Quédate”, que fue implementada en Guanajuato en el 2007 y logró reducir la tasa de abandono escolar gracias a la implementación de diversas medidas. Entre ellas destacan la distribución de cuadernillos a padres para fomentar el apoyo desde el hogar, la designación de un amigo tutor para niños con logro educativo bajo; [6] la detección de alumnos en riesgo durante el ciclo escolar; la recuperación de matrícula mediante la readmisión de niños y niñas que se arrepintieron de su decisión al mismo salón de clases; y la canalización adecuada de becas.

(7) También se ha llevado a cabo el desarrollo de estrategias como el Sistema de Alerta Temprana (SisAT), el cual consiste en un conjunto de indicadores, herramientas y procedimientos que permite a los maestros, supervisores y autoridades educativas locales contar con información sistemática y oportuna acerca del alumnado que está en riesgo de no alcanzar los aprendizajes clave o incluso de abandonar sus estudios.

[8] Los principales indicadores del SisAT dan cuenta del avance de los estudiantes en componentes básicos de lectura, escritura y cálculo mental. Integra además algunos datos básicos de los estudiantes que la escuela registra cotidianamente como la inasistencia a clases, bajas calificaciones o asignaturas sin aprobar y el registro de alerta en el reporte de evaluación.

Esto permite que, una vez identificados los alumnos que se encuentren en riesgo de abandono escolar, las autoridades escolares puedan definir las acciones de intervención educativa necesarias y personalizadas para que el riesgo sea superado a la brevedad posible.

[9] Lo que vemos en común de las medidas anteriores es que buscan atacar los múltiples factores que pueden ocasionar el abandono escolar. Se persiguen soluciones de carácter económico, psicológico, social y/o institucional para que cualquier persona que lo necesite pueda acceder a este tipo de programas.

Si bien es cierto que en nuestro país se ha presentado un importante avance en materia de abandono escolar a nivel primaria, aún queda un largo recorrido para garantizar que cada niña o niño de nuestro país no abandone sus estudios. [1] Instituto Nacional de Estadística y Geografía, “Matrícula escolar por entidad federativa según nivel educativo, ciclos escolares seleccionados de 2000/2001 a 2020/2021”.

  • Recuperado de https://www;
  • inegi;
  • org;
  • mx/app/tabulados/interactivos/?pxq=ac13059d-e874-4962-93bb-74f2c58a3cb9 [2] Corzo Salazar, Ciro;
  • “Deserción Escolar “;
  • Universidad Autónoma del Estado De Hidalgo;
  • Recuperado de: https://www;

uaeh. edu. mx/scige/boletin/prepa3/n8/p1. html [3]   Instituto Nacional de Estadística y Geografía. (2021) “Comunicado de Prensa Núm. 185/21 23 De marzo de 2021”, Recuperado de: https://www. inegi. org. mx/contenidos/saladeprensa/boletines/2021/OtrTemEcon/ECOVID-ED_2021_03.

  • pdf [4] Diálogo sostenido con Alejandro Ordoñez G;
  • en el marco del curso de la Clínica de Derecho y Política Pública en el ITAM el dia 10 de noviembre del 2021;
  • [5] Concheiro Borquez, L;
  • (08 de Agosto de 2020);

Conferencia de Prensa sobre Educación. (I. Velazquez, Entrevistador); INEGI. (2021). Encuesta para la Medición del Impacto COVID-19 en la Educación. Ciudad de México: INEGI; y Sistema Integral Educativo Estatal (SIEE). [6] Logro educativo es aquel conjunto de conocimientos, habilidades y valores que debe asimilar un estudiante durante un ciclo escolar o proceso pedagógico.

  • [7] SEG;
  • (2008);
  • “PROEDUCA;
  • Formación integral;
  • Programa sectorial de educación, visión 2012″;
  • Guanajuato: Secretaría de Educación de Guanajuato;
  • [8] Secretaria de Educación Pública, “Orientaciones para el establecimiento del Sistema de Alerta Temprana SisAT” Recuperado de:  https://siase2;

edomex. gob. mx/documents/MANUALES/Manual%20SisAT. pdf [9] Heidi Karina Correa Carrera, Julio César Ponce Martínez. (2020). “El Sistema de Alerta Temprana (SISAT) para disminuir el abandono escolar en las Escuelas Primaria Rurales de Tabasco”. Recuperado de: file:///C:/Users/CMLL/Downloads/4177-Texto%20del%20art%C3%ADculo-23485-1-10-20210216.

¿Por qué los jóvenes dejan de estudiar en México?

La investigación llevada a cabo en los últimos años para averiguar las causas del abandono escolar temprano, confirma que éste es un proceso complejo y multidimensional, influido por circunstancias de la escuela y del entorno escolar con importantes implicaciones sociales y culturales.

  1. La investigación también confirma que buena parte de los alumnos que abandonan la escuela lo hacen a pesar de que son conscientes de que la educación y la formación pueden aumentar sus oportunidades de conseguir un mejor empleo y mayores salarios en el futuro;

Los distintos factores que influyen en el abandono escolar temprano se pueden agrupar del siguiente modo:   – Características individuales. Dificultades de aprendizaje, problemas de salud, escaso conocimiento de la lengua de instrucción, baja autoestima, etc.

  • , pueden propiciar el abandono escolar temprano;
  • – Razones relacionadas con la educación;
  • La mayoría de los que abandonan encuentran insatisfactorio el entorno de aprendizaje por diversas razones;
  • Tienen bajos resultados y una interacción negativa con los profesores;

También hay evidencia de que el abandono escolar temprano puede estar relacionado con determinadas características de las escuelas, como el tamaño, los recursos disponibles y apoyo que reciben los alumnos con problemas educativos o de conducta. Los centros pequeños tienden a tener menor tasa de abandono.

– Razones relacionadas con el empleo. Un problema emergente en algunos países es la disponibilidad de trabajo a tiempo parcial para los jóvenes que cursan secundaria superior que podría suponer el abandono para aquellos que están en una situación de riesgo.

Pero, por otro lado, se ha comprobado que un empleo a tiempo parcial, si este es moderado (10/15 horas semanales), podría reducir el abandono escolar. –  Razones relacionas con la familia. Algunas familias con dificultades económicas o las que no reconocen el valor de la educación pueden animar a sus hijos al abandono escolar temprano.

  1. Sin embargo, en algunas culturas, las familias con bajo nivel socio-económico son más ambiciosas en el nivel educativo de sus hijos que las de nivel socio-económico más elevado;
  2. – Efectos de los compañeros;

Para los jóvenes en riesgo de abandono escolar temprano, los amigos, en algunos casos, o ser rechazado por los amigos, en otros, pueden influir en la decisión de abandonar los estudios. – Experiencias y circunstancias ocurridas desde los primeros años de escolarización , como la agresividad sufrida o unas pobres expectativas de los padres sobre la educación de sus hijos, por ejemplo, pueden tener efectos negativos posteriores en su rendimiento y favorecer el abandono escolar temprano.

  1. – Discriminación en los centros escolares;
  2. La discriminación que algunos alumnos sufren en determinados centros escolares, principalmente en aspectos religiosos, de orientación sexual o discapacidad, frecuentemente en forma de “bullying” o acoso, conducen al abandono escolar;

– Efectos de la comunidad. Comunidades y entornos vecinales con problemas sociales pueden propiciar el abandono escolar..

¿Cuántos alumnos han dejado de estudiar por la pandemia?

  • Hay 667,366 estudiantes matriculados en el 2021 cuya matrícula está pendiente de registrarse.

Debido a la pandemia del COVID-19 y sus graves consecuencias sanitarias y sociales, en el año 2021, un total de 124,533 estudiantes interrumpieron sus estudios en el sistema educativo a nivel nacional por una serie de factores, como la falta de conectividad, problemas familiares o económicos. Esta cifra, que representa al 1. 5 % del total de alumnos que habiéndose matriculado en el 2020 no se matricularon al año siguiente, es menor a la de 2020, año en el que un total de 245,152 niños y adolescentes de Educación Básica Regular (EBR) y Educación Básica Especial (EBE), es decir, el 3 %, interrumpieron sus estudios.

De los estudiantes que interrumpieron sus estudios el 2021, 77,847 (62. 5 %) proceden de servicios educativos de gestión pública, mientras que 46,686 estudiantes (37. 5 %) corresponden a servicios educativos de gestión privada.

Entre las regiones con mayor número de estudiantes que interrumpieron sus estudios en el 2021 están Lima Metropolitana, Callao, Cajamarca, Junín, Áncash, Lambayeque, Loreto y Piura. De otro lado, aunque la matrícula escolar continúa abierta, al 7 de mayo de 2022, hay 667,366 estudiantes que estuvieron matriculados en el año 2021 y cuya matrícula está pendiente de registrarse para este 2022.

  • Esta cantidad representa el 8;
  • 1 % del total de matriculados en el año 2021;
  • De estos estudiantes con matrícula pendiente, 394,235 (59;
  • 1 %) pertenecen a servicios públicos, mientras que 273,131 estudiantes (40;

9 %) provienen de servicios educativos privados. Se han identificado 347,368 estudiantes de EBR primaria y secundaria (4. 2 % del total) que tienen un mayor riesgo de interrumpir sus estudios en el 2022. Las regiones con mayor número de matrículas pendientes son Lima Metropolitana, Piura, Lambayeque, La Libertad, Callao y Arequipa.

Como parte de la Estrategia Nacional de Reinserción y Continuidad Educativa, el Ministerio de Educación (Minedu) viene enfrentando el reto de propiciar el retorno a la escuela de los 124,533 estudiantes que vieron interrumpidos sus estudios entre el 2020 y 2021 y promover la continuidad de los 347,368 estudiantes que estuvieron matriculados pero están en riesgo de abandonar sus estudios en el 2022.

A partir de un monitoreo continuo a la reinserción y  continuidad educativa, hacia diciembre de 2021, el 39 % de los estudiantes de gestión pública que interrumpieron sus estudios entre 2019 y 2020 han retornado al servicio educativo en el 2021, y el 89 % de los estudiantes de gestión pública que estuvieron matriculados en 2020 pero estuvieron en riesgo de interrumpir sus estudios continuaron en el servicio educativo en el 2021.

¿Por qué no todos los niños asistian a la escuela?

En México los menores de seis a 17 años abandonan la escuela o no asisten a ella por motivos diversos, como falta de interés, necesidad de trabajar o embarazos adolescentes, lo que los coloca en una situación de posible analfabetismo funcional, les quita la posibilidad de tener un trabajo decente y mejores condiciones.

¿Cuántos niños dejaron de estudiar por la pandemia en el mundo?

NUEVA YORK, 3 de marzo de 2021  – Las escuelas de más de 168 millones de niños del mundo llevan casi un año cerradas por completo debido a los confinamientos impuestos por la COVID-19, según los nuevos datos que ha publicado hoy UNICEF. Además, en torno a 214 millones de niños del mundo (uno de cada siete) han perdido más de tres cuartas partes de la educación presencial.

  1. El informe Análisis del cierre de las escuelas pone de relieve que 14 países del mundo permanecieron cerrados en gran medida desde marzo de 2020 hasta febrero de 2021;
  2. Dos terceras partes de esos países se encuentran en América Latina y el Caribe, y casi 98 millones de niños en edad de asistir a la escuela resultaron afectados;

De los 14 países, las escuelas de Panamá son las que más días permanecieron cerradas, seguidas de las de El Salvador, Bangladesh y Bolivia. “Conforme se acerca el primer aniversario del comienzo de la pandemia de COVID-19, la realidad vuelve a recordarnos la catastrófica emergencia educativa que se originó como consecuencia de los confinamientos mundiales.

  • Cada día que pasa, los niños que no pueden acceder a la educación presencial se van quedando cada vez más rezagados, y los más marginados sufren las peores consecuencias”, sostuvo Henrietta Fore, Directora Ejecutiva de UNICEF;

“No podemos permitir que, por segundo año consecutivo, estos niños sigan sin poder asistir a la escuela de forma presencial o que la presencialidad siga siendo limitada. No debemos escatimar esfuerzos para mantener las escuelas abiertas o darles prioridad en los planes de apertura”. Tabla 1: Número de países/niños afectados por el cierre de las escuelas desde marzo de 2020*

  Escuelas que llevan casi un año cerradas (número de países) Niños en edad escolar afectados Número (en millones) Niños en edad escolar afectados Porcentaje
Asia Oriental y el Pacífico 1 25 15%
Oriente Medio y Norte de África 3 9 5%
África Oriental y Meridional No disponible No disponible
África Occidental  y Central No disponible No disponible
Europa y Asia Central No disponible No disponible
América Latina y el Caribe 9 98 58%
Asia Meridional 1 37 22%
TOTAL 14 168 100%

El cierre de las escuelas tiene consecuencias desastrosas para la educación y el bienestar de los niños. Los niños más vulnerables y los que no pueden acceder a la educación a distancia tienen más probabilidades de no regresar nunca a la escuela, e incluso de ser víctimas del matrimonio infantil o el trabajo infantil. Según los últimos datos publicados por la UNESCO, más de 888 millones de niños de todo el mundo siguen sufriendo interrupciones en su educación debido al cierre total o parcial de las escuelas.

  • Para la mayoría de niños en edad escolar del mundo, las escuelas son el único lugar en el que pueden relacionarse con sus compañeros, encontrar apoyo, acceder a servicios de salud e inmunización y obtener comidas nutritivas;

Cuanto más se prolonga el cierre de las escuelas, más tiempo pasan los niños sin acceder a estos elementos fundamentales de la infancia. Con el fin de centrar la atención en la emergencia educativa y concienciar acerca de la necesidad de que los gobiernos mantengan las escuelas abiertas o les den prioridad en sus planes de reapertura, UNICEF ha presentado hoy “La clase de la pandemia”, una maqueta de una clase formada por 168 pupitres vacíos, cada uno de ellos en representación de cada millón de niños que viven en los países donde las escuelas han permanecido cerradas casi por completo.

  • Se trata de un solemne recordatorio de las clases que siguen vacías en cada rincón del mundo;
  • “Esta clase representa a millones de centros educativos que se han quedado vacíos, muchos de ellos durante casi todo el año;

Detrás de cada silla vacía cuelga también una mochila vacía: un símbolo de la postergación del potencial de los niños”, afirmó Fore. “No queremos que las puertas cerradas de las escuelas escondan el hecho de que el futuro de nuestros niños sigue suspendido de manera indefinida.

  • Esta maqueta es un mensaje para los gobiernos: debemos dar prioridad a la reapertura de las escuelas y hacer todo lo posible para que, cuando vuelvan a abrir, sean más seguras que antes”;
  • A medida que los estudiantes regresan a las clases, necesitarán ayuda para volver a adaptarse y ponerse al día con su educación;

Los planes de reapertura de las escuelas deben incluir iniciativas para que los niños recuperen la educación perdida. UNICEF exige a los gobiernos que den prioridad a las necesidades específicas de cada estudiante ofreciendo actividades de recuperación, servicios de salud y nutrición y medidas relacionadas con la salud mental y la protección en las escuelas, con objeto de fomentar el desarrollo y el bienestar de los niños y los adolescentes.

El Marco para la reapertura de las escuelas de UNICEF, publicado conjuntamente con la UNESCO, ACNUR, el Programa Mundial de Alimentos y el Banco Mundial, ofrece asesoramiento práctico para las autoridades nacionales y locales.

##### Notas para los editores *Nota: Los países se han determinado calculando el número de días lectivos desde el 11 de marzo de 2020, fecha de referencia en la que las escuelas cerraron por completo, hasta febrero de 2021. Los datos reflejan la situación del cierre de las escuelas a lo largo de los últimos 11 meses.

En los casos en los que las escuelas de algunos países permanecieron abiertas menos de 10 días o se abrieron parcialmente durante menos de 12 días, se ha considerado que se mantuvieron cerradas durante casi un año lectivo.

El análisis abarca desde la educación preescolar hasta el segundo ciclo de secundaria..

¿Cuántos estudiantes hay en México 2022?

La secretaria de Educación Pública, Delfina Gómez Álvarez, informó que, a seis semanas del inicio del Ciclo Escolar 2021- 2022, han regresado a las escuelas 16 millones 414 mil 404 alumnas y alumnos del Sistema Educativo Nacional en todo el país.