Como Trabajar La Identidad En La Escuela?

Como Trabajar La Identidad En La Escuela
La escuela, además de ser un centro de formación académica, constituye también un espacio afectivo desde el cual los niños/as y jóvenes se forman como personas. En los primeros años de escolaridad y la etapa adolescente el sentirse parte de un todo, el percibir apoyo de los docentes y de sus padres, el comprobar que se es valorado, involucra tanto a los alumnos como a los propios docentes, dado que profundiza y fortalece el espíritu de pertenencia propiciando un ambiente apto para el desarrollo de ideas, acciones y actitudes. Como Trabajar La Identidad En La EscuelaLa identidad no surge de forma “espontánea”. Por el contrario, se trata de una construcción que los miembros de la comunidad realizan a partir de la cultura que poseen, en un contexto social determinado y a partir de una participación comprometida. Dicha  participación es un vehículo para el desarrollo de sentimientos de pertenencia.

  1. Si bien no hay fórmulas únicas para lograr una adecuada creación de vínculos entre los miembros de una institución educativa, habida cuenta de las diferencias personales, sí hay criterios basados en idearios que se consideran básicos;

Lo emocional como punto de partida motivacional El factor emocional en este proceso de identificación y, dado el carácter de importancia en la construcción del espíritu de pertenencia, se encuentra condicionado por múltiples variables. Algunas de ellas son la etapa escolar en la que se encuentran los alumnos/as, el contexto familiar-social, el bagaje cultural… Los primeros años de escolaridad se hallan atravesados por una gran carga emocional, mientras que durante la adolescencia más que emocional es racional, pues se encuentra atravesada por intereses, motivaciones, integración en grupos heterogéneos, etc.

  1. propios de la etapa;
  2. La posibilidad de crear vínculos en la escuela desde la dimensión afectiva-emocional genera reconocimiento propio y de los otros;
  3. Esto implica apego y adhesión al grupo de pertenencia, una variable indispensable que incide exponencialmente en el proceso educativo;

Al identificarse con otros, compartir roles, reconocer actitudes, el estudiante se vuelve capaz de identificarse él mismo, de adquirir una identidad subjetivamente coherente y plausible. Resulta pertinente reconocer que la autopercepción en los niños/as o jóvenes, que en su contexto educativo vivencia son signos y rasgos que brindan identidad cultural a sus integrantes y constituye un punto de partida en la adhesión a su comunidad.

  • Ellos son parte de esa comunidad y, si se les brinda la posibilidad de participar e interactuar, pueden no solo pertenecer, sino también “ser referentes” en ese contexto;
  • Componentes y variables que influyen en la “valorización de sí mismo” y, en consecuencia, en la calidad de su proceso de aprendizaje;

La creación de un clima institucional favorable resulta central, pues incide en el comportamiento y en los resultados de los alumnos en su proceso de formación. Desde esta perspectiva un auténtico desafío docente apunta al logro de una convivencia sustentada a través del diálogo, el debate, el respeto, la reflexión… Aún en las diferencias y sin imponer mecánicamente, sino generando una opción válida al internalizar vínculos de pertenencia e identidad.

  • Los siguientes cuadros dan cuenta, sintéticamente, de algunos componentes básicos esenciales en la construcción de la cultura organizacional de la escuela y de su clima institucional;
  • El proponer estrategias pedagógico-didácticas que otorguen los elementos indispensables para construir categorías nocionales que promuevan la convivencia cotidiana en la comunidad escolar respalda la posibilidad de alcanzar estas intenciones educativas;

Si bien no existen fórmulas únicas, pues cada institución en su contexto temporo-espacial-social es una unidad en la diversidad, hay enfoques, criterios y requisitos que se consideran básicos para fomentar un clima institucional que permitan vivenciar una percepción positiva de la comunidad. ¿Qué valores fomentar para que los miembros de la comunidad educativa se consideren parte de ella?

  1. Respeto por las iniciativas individuales.
  2. Participación respetando las diferencias.
  3. Autonomía personal.
  4. Libertad con responsabilidad.
  5. Práctica del trabajo común como eje enriquecedor en las relaciones interpersonales.
  6. Sensibilidad respecto del contexto interno.
  7. Fomento de prácticas colectivas de trabajo.
  8. Actitud de servicio frente a la problemática del entorno de la comunidad local.

El implementar un Proyecto Educativo Integral resulta una valiosa estrategia de trabajo cooperativo e implica conocer las metas de la comunidad educativa desde dos vertientes.

  • En primera instancia respetar su construcción cultural, hábitos, acciones, relación con el contexto local…
  • En segunda instancia participar, involucrarse individual y grupalmente proponiendo y compartiendo soluciones.

A modo  de síntesis Lo explicitado, tal como se planteó, no agota el abanico de posibilidades que cada institución posee en esta construcción en su propio contexto. El reflexionar para mejorar la convivencia entre los adultos de la institución escolar cumple un rol central pues, nuestros alumnos/as son perceptivos de la red de relaciones que los integrantes de la comunidad educativa tejen. El clima institucional influye en la forma en que se percibe el ambiente que  rodea a sus miembros constituyendo el reflejo de los valores éticos, espirituales, académicos, culturales , sociales…básicos de la institución, sea pública o privada, e incide en la construcción del espíritu de pertenencia e identidad..

¿Cómo trabajar la identidad?

Como trabajar la identidad en los niños. 8 pautas para favorecerla –

  1. Favorece una autoestima positiva. Los estudios demuestran que una sana autoestima tiene una influencia determinante en el proceso de desarrollo de la identidad.
  2. Ayuda al desarrollo del autoconcepto, ya que el desarrollo de la identidad se apoya en éste. Existen relaciones probadas entre la identidad y el autoconcepto del niño.
  3. Muéstrale una imagen adecuada de sí mismo. Ya que la primera opinión de sí mismo se apoya en la imagen que le ofrecen sus figuras más cercanas.
  4. Fomenta el desarrollo de sus habilidades sociales. Las figuras de apoyo social tienen un gran peso en el desarrollo de la identidad.
  5. El desarrollo de su autonomía es también muy importante para el proceso de formación de la identidad. Deja que haga cosas por sí mismo y déjale ser.
  6. Pregúntale que es lo que quiere y que es lo que le gusta en lugar de decidir por él.
  7. Deja que sean ellos mismos y proporciona un clima donde puedan expresar su yo con confianza y sin miedo o vergüenza.
  8. No coartes su identidad. En algunas ocasiones dictamos el camino que deben seguir nuestros niños y no les dejamos trazar su propio camino.
You might be interested:  La Escuela Como Institucion Cultural?

Como trabajar la identidad en los niños. 8 pautas para favorecerla Clic para tuitear.

¿Qué es la identidad en la escuela?

Programa de Integración e Identidad Escolar – El ser humano es un ser social por naturaleza; dentro de las necesidades que  suelen motivar sus acciones se encuentra el sentido de pertenencia a un grupo social. Durante las etapas de la infancia, esta necesidad presenta características importantes para el desarrollo de las habilidades sociales que adquieren los niños, y que les serán básicas para su desenvolvimiento en sus etapas posteriores. En el ámbito escolar, el sentido de pertenencia para con el grupo e institución educativa en la que se encuentra el alumno, es un factor en muchas ocasiones determinante tanto en su rendimiento escolar, como en su permanencia en la misma.

Con base en lo anterior, el departamento de educación básica y la coordinación de  orientación educativa presentan el Programa de Integración e Identidad Escolar , cuyo propósito primordial es el fomentar el sentido de pertenencia e integración de los alumnos para con su institución; teniendo como estrategias el desarrollo de talleres y eventos de integración grupal.

Dentro de estas actividades, se sugiere la participación no solo del alumnado, sino también de todos los demás miembros de la comunidad escolar (docentes, personal administrativo, padres de familia), con el propósito de fortalecer la integración y cohesión como miembros de una misma institución.

Actividades del Programa
Objetivo Específico   Actividades
  • Fortalecer el sentido de pertenencia e identidad escolar a través del desarrollo continuo de actividades que involucren la formación transversal de valores y habilidades de convivencia e interacción.
 
  • Programar y coordinar actividades (talleres, eventos, dinámicas) que fomenten la integración grupal.

.

¿Cuál es el papel de la escuela en la construcción de la identidad?

identidad Xóchitl González Muñoz Después de casa, la escuela suele ser el espacio que más influye en la formación de un niño. Por eso es tan importante, no solo que hagas una buena elección al definir dónde vas a inscribir a tu peque, sino que mantengas siempre una muy buena comunicación con sus maestros.

  1. De ahí, que éste sea uno de los 11 puntos clave incluidos en el libro digital ¿Cómo formar hijos emocionalmente sanos? , de Xóchitl González, directora de Psicología para Niños;
  2. identidad Descarga el libro ¿Cómo formar hijos emocionalmente sanos?, una herramienta de gran ayuda en la crianza;

Para un niño la escuela representa una gran oportunidad de empezar a relacionarse con personas de edad y características similares a las suyas, lo cual es fundamental para que vaya desarrollando su identidad. Al verse exigido, por la misma dinámica del colegio, a participar en diversas actividades sociales (juegos, trabajos en equipo, actividades extraescolares, etcétera), tendrá que poner en práctica sus habilidades sociales y ampliar al máximo sus recursos de comunicación.

¿Cómo trabajar el tema de la identidad con adolescentes?

¿Cómo construir identidad en los niños?

¿Como un niño construye su identidad?

Esta identidad se va desarrollando desde muy temprana edad. Cuando un bebé cuenta con pocos días de vida, los padres ya pueden hacer afirmaciones sobre cómo es la pequeña personita. Pueden decir: “Es muy calmado”, “es muy bueno”, o “es muy lloroncete”, estas características hacen que se vaya identificando al niño con unos rasgos más que con otros.

  • Hasta los seis meses de vida, el bebé no tiene conciencia de los límites físicos de su cuerpo;
  • Es decir, aún se siente unido físicamente a su madre;
  • Y, aunque hacia los dos meses de vida es capaz de fijar la mirada, distinguir entre diferentes estímulos, emitir la sonrisa social, y comenzar a canturrear, el pequeñín aún no sabe que su madre y él son dos personas diferentes;

Compartiendo estados afectivos Es a partir de los seis o siete meses cuando el bebé empieza a desarrollar el sentido de sí mismo como entidad física separado de su madre. A partir de este momento empieza a tener capacidad para darse cuenta de que él tiene una mente y los demás, otra.

  1. A partir de este momento evolutivo, es capaz de compartir el foco de atención;
  2. Esto es, cuando el adulto le señala un objeto, el bebé mira la mano del adulto y seguidamente mira al objeto;
  3. Y después vuelve a mirar al adulto;

Con esta capacidad el bebé puede empezar a atribuir una intención al otro. Puede querer el objeto que señala el adulto, y el bebé empieza a darse cuenta de que el adulto tiene capacidad para darle ese objeto y además puede tener intención de dárselo o no.

Tanto niños como adultos necesitan mantener un estado de bienestar y estabilidad respecto a la imagen de sí mismo En este punto de la relación con el adulto, el bebé también comparte estados afectivos con su figura de apego.

El pequeño puede reconocerlos en el rostro de su madre. Tiene la motivación de explorar, pero todavía necesita la protección de su figura de apego. Entonces, cuando el bebé va explorando objetos, viviendo situaciones nuevas, mirará el rostro de su madre, y entenderá si esta situación a la que se enfrenta es amenazante o segura en función de lo que lea en ella.

  • Así, gran parte de cómo ve el mundo el bebé (y más adelante el niño) viene determinado por cómo sus figuras de apego le transmiten que es;
  • La construcción de la identidad En esta construcción de significados que hacen los adultos del mundo del bebé, también le hablan sobre él;
You might be interested:  Como Entrar A Una Escuela Militar?

Es decir, le dicen cómo es él, si es un niño valiente, si es un niño bueno, si es un niño listo, etc. , y esto contribuirá a que el pequeño vaya creando su identidad. En este proceso se están constituyendo dos partes muy importantes : por un lado su identidad (quién es) y por otro lado su auto-imagen (quién cree que es).

La imagen de uno mismo es muy importante. Tanto niños como adultos necesitan mantener un estado de bienestar y estabilidad respecto a la imagen de sí mismo. Gran parte de la identidad de la persona se constituye en función de la imagen que las personas significativas le hayan devuelto La identidad de la persona, quién es, se va constituyendo poco a poco a lo largo de todo el desarrollo vital.

Esta identidad se crea en el seno de una relación intersubjetiva. Es decir, el niño crea su identidad a partir de la relación con las personas que le cuidan y seguidamente con el resto de personas que le rodean y que son importantes para él. Es decir, familiares, cuidadores, profesores, amigos, etc.

Ni por exceso ni por defecto De igual manera que el ser humano se relaciona con las demás personas, establece una relación consigo mismo, que sigue las mismas normas y particularidades que la relación con los demás.

Un niño puede encontrarse cómodo o satisfecho con otras personas. De igual manera, el niño puede sentirse cómodo consigo mismo o no. Esto es la autoestima: cuánto y cómo se valora y se quiere el niño a sí mismo. Gran parte de la identidad de la persona se constituye en función de la imagen que las personas significativas hayan devuelto a esa personita.

  1. Es decir, el niño se ve a sí mismo como sus padres le ven;
  2. A veces no nos extraña que determinadas personas tengan una imagen de sí mismos que no se corresponde con la realidad, tanto por exceso como por defecto;

Para que el niño pueda tener una buena autoestima necesita que le hayan estimado antes Hay niños que cuentan con determinadas cualidades que, como no han sido vistas por los adultos, el pequeño no ha podido interiorizar que cuenta con esa virtud. Y puede ocurrir al revés.

Hay niños a los que se les ha dicho que sí pueden realizar determinada destreza y el peque realmente no tiene capacidades para ello. Por lo tanto, ni por exceso, ni por defecto, todo en su justa medida.

Lo que el niño piensa sobre sí mismo (la autoimagen), siempre está sujeto a un proceso de valoración. Cada niño, al observar su propia imagen puede sentirse desde orgulloso hasta profundamente decepcionado. El adulto y la especularización En función de la valoración que haga la persona sobre sí misma, podrá sentirse satisfecha-insatisfecha, neutra, con placer, angustiada, etc.

Esto se aplica en cualquier área. En este balance entran en juego varios elementos. Por un lado el auto-concepto: cómo se ve a sí mismo, por otro lado, las aspiraciones e ideales, y por otro lado la conciencia crítica.

La autoestima alta o baja dependerá de lo cerca o lejos que se encuentre el desempeño real del ideal. Y siempre hay un estado afectivo que lo acompaña. Y para que el niño pueda tener una buena autoestima, antes necesita que le hayan estimado, es decir, el niño puede quererse a sí mismo si a él le han querido, el niño puede verse guapo si alguien importante y significativo para él le ha visto guapo y puede considerarse listo si alguien lo ha hecho previamente.

En este sentido, el adulto cumple una función muy importante, la especularización: reconocimiento y admiración del niño. El niño puede construir una buena autoestima si el adulto le devuelve una imagen positiva de él.

Pero también es necesario que el adulto pueda desplegar sensación de bienestar en el vínculo con él. Es decir, placer en la crianza del hijo. Es necesario transmitir al hijo el sentimiento de que cuenta para el adulto y que es importante para él. www. psicoarganzuela.

¿Por qué es importante la identidad en la educación?

El ser humano, y específicamente cada hombre, mantiene sus características específicas que permiten diferenciarlo, individualizarlo e identificarlo de los demás. Y la legislación universal reconoce el derecho a la identidad, para no ser un ser anónimo ni marginado.

Las escuelas tienen que ser los espacios sociales en los cuales los niños ingresen con una identidad y esa identidad sea respeta. “Formación y educación en derechos humanos son esenciales en el mundo de hoy.

Para reclamar sus derechos, las personas deben conocerlos. La máxima “conoce- tus- derechos” se aplica a cada ciudadano de este mundo global. Además, exige que los educadores estén informados y vigilantes, siempre dispuestos y capaces de comunicar e instruir a la gente sobre los derechos y libertades diseñadas para defender la dignidad humana de todos los pueblos.

Pensar cómo se puede usar la Declaración Universal de Derechos Humanos en proyectos y escuelas” (Cecile Meijer, rscj). – Cuando un ser humano reconoce y es reconocido en una sociedad con una identidad propia, se le abre la posibilidad de insertarse y ser copartícipe y corresponsable del desarrollo de su sociedad.

You might be interested:  Como Debe Ser La Escuela Del Futuro?

Y es por medio de la educación por la que el hombre llega a ser lo que debe de ser (cf Immanuel Kant). El Papa Francisco les dice a los jóvenes que “Nuestra identidad no es un dato que viene dado, no es un número de fábrica, no es una información que puedo buscar en internet para saber quién soy.

  1. No somos algo totalmente definido, establecido;
  2. Estamos en camino, estamos en crecimiento, y ese núcleo de identidad va creciendo, creciendo, y vamos caminando; estamos creciendo con un estilo propio, con una historia propia, con ese núcleo de identidad propio”;

Compartimos, por motivos educativos, el videomensaje del Papa Francisco al III al encuentro mundial de jóvenes organizado por Scholas Occurrentes y ORT mundial, y que invitamos a visualizar.

¿Cuáles son los elementos que conforman la identidad escolar?

Los estudiantes, por lo general, se identifican y crean sentido de afinidad con la escuela, básicamente, a través de tres elementos : los símbolos institucionales: escudo, bandera, himno, uniforme, entre otros; los componentes del horizonte institucional: misión, visión, valores, principios, filosofía, etc.

¿Por que enseñar identidad?

La identidad es el conjunto de características, actitudes, competencias y capacidades que definen a una persona. Se va construyendo en los primeros años de vida. Empieza cuando el niño toma conciencia de sí mismo como una persona diferente a quienes lo rodean, e intenta definirse a sí mismo.

Su entorno familiar, las interacciones y el contexto en el que se desarrolla influyen, en gran medida, en la formación de su identidad personal. Cuando la construcción de identidad se da de manera positiva, esta fortalece su autoestima y viceversa.

La autoestima es el resultado de un proceso de asimilación y reflexión de las opiniones de personas socialmente significativas en nuestras vidas. Es decir, padres, hermanos o maestros. Por el contrario, una baja autoestima desde la niñez o adolescencia repercute en las relaciones que se establecerán a futuro y hasta en nuestro rendimiento intelectual.

Esta se manifiesta cuando la persona busca la aprobación y el reconocimiento de los demás. Tampoco asume responsabilidades, está desmotivado y con poca energía, se frustra con facilidad y le cuesta asumir.

Presenta ansiedad, no se siente capaz de lograr lo que se propone y tiene un bajo nivel de inteligencia emocional, entre otros síntomas. Por ello, la formación positiva de la identidad de un niño es vital. Celia Rodríguez, psicóloga y pedagoga de la web Educa y Aprende , recomienda que los padres muestren a sus hijos una imagen adecuada de sí mismos.

  • La opinión que construya de sí mismos se apoya en la imagen que le ofrecen sus figuras más cercanas;
  • Se debe fomentar además el desarrollo de sus habilidades sociales y su autonomía;
  • Es importante dejar que los hijos hagan cosas por sí mismos;

Hay que preguntarles qué es lo que quieren y qué es lo que les gusta en lugar de decidir por ellos. Hay que motivar a los niños a que sean ellos mismos y proporcionarles un clima donde puedan expresar su yo con confianza y sin miedo o vergüenza. De este modo pasarán la etapa de la adolescencia mostrando una sana rebeldía que refuerza su identidad.

¿Quién soy yo mi identidad?

Identidad propia e identidad social – La identidad propia se refiere a cómo nos definimos. La identidad propia es la base de nuestra autoestima. En la adolescencia, la forma en que nos vemos a nosotros mismos cambia en respuesta a los compañeros, la familia y la escuela, entre otros ambientes sociales.

Nuestra autoidentidad da forma a nuestras percepciones del mundo. Sin embargo, la identidad social es construida por otros, y puede diferir de la propia identidad. Normalmente, las personas categorizan a los individuos de acuerdo con amplias etiquetas, definidas socialmente.

La identidad propia guarda una estrecha relación con la autoestima positiva. Pero todas las identidades no son igualmente valoradas por la sociedad, por lo que algunos adolescentes pueden necesitar un refuerzo especial para ayudarles a construir un sentido positivo de sí mismos.

¿Qué es y cómo se construye la identidad?

La identidad es considerada como un fenómeno subjetivo, de elaboración personal, que se construye simbólicamente en interacción con otros. La identidad personal también va ligada a un sentido de pertenencia a distintos grupos socio- cultura- les con los que consideramos que compartimos características en común.

¿Qué es la identidad y qué tipos hay?

Qué es Identidad: – La identidad es un conjunto de características propias de una persona o un grupo y que permiten distinguirlos del resto. Identidad es la cualidad de idéntico. La identidad se puede entender también como la concepción que tiene una persona o un colectivo sobre sí mismo en relación a otros.

También hace referencia a la información o los datos que identifican y distinguen oficialmente a una persona de otra. En Matemáticas, identidad es una igualdad entre dos expresiones que se verifica independientemente del valor de las variables.

Esta palabra procede del latín identĭtas, -ātis.

¿Cuál es mi identidad ejemplo?

Los factores que se llevan a cabo por elección – Se refiere a las creencias, los gustos, estudios, tus acciones y costumbres, etc. Por ejemplo, una persona puede definirse a sí misma como católica, con pasión por la biología o la química, vegetariana y amante de los animales.

¿Cuál es la importancia de la identidad?

La función de la identidad es mantener nuestro equilibrio psíquico mediante dos acciones: 1) darnos una valoración positiva de nosotros mismos, y 2) adaptarnos al entorno en el que vivimos. La primera función busca llegar a sentirnos una persona valiosa con capacidad para actuar ante los diferentes sucesos y elementos.