Como Puedo Enfermarme Para No Ir A La Escuela?

Como Puedo Enfermarme Para No Ir A La Escuela
¿Qué puedo hacer para enfermarme y no ir al colegio? – Finge tener un dolor de garganta.

  1. Cuando estés caminando, mantén tu boca abierta y seca tu garganta.
  2. Evita comer y beber.
  3. Toma gotas para la tos de color rojo para que tu garganta luzca roja.
  4. Haz muecas cuando comas.
  5. Di que sientes algo de picazón en tu garganta o como si estuvieras comiendo vidrio.

¿Cómo enfermarse para no ir al escuela?

¿Cómo puedo fingir que estoy enferma?

La fiebre es un síntoma que se manifiesta cuando la temperatura normal del cuerpo, la cual oscila normalmente entre los 36,5 y 37,5ºC, supera estos parámetros generando escalofríos, malestar generalizado y otros males como dolor de cabeza o dolencias musculares. Si en alguna ocasión, ya sea por el motivo que sea, has intentado subir tu temperatura corporal o has querido fingir un cuadro febril para saltarte un día complicado o evitar una situación incómoda y no lo has conseguido, presta atención a las siguientes líneas de este artículo de unComo en el que te damos algunos trucos efectivos para tener fiebre rápido.

Pasos a seguir: 1 En primer lugar, si lo que quieres además de tener fiebre rápido es provocar que tu temperatura corporal se eleve para poder fingir ante otra persona, lo mejor es que coloques un paño bajo el grifo de agua caliente y lo pongas de forma apresurada sobre tu frente durante unos segundos.

De esta manera, la piel se calentará y si alguien apoya su mano sobre tu frente para comprobar tu temperatura, verá que desprendes calor y que estás ligeramente enrojecido. 2 Asimismo, prácticas como ponerse muchas capas de ropa, abrigarse con todo tipo de prendas térmicas o con forro, tomar comidas y líquidos muy calientes, ya sean caldos, infusiones, caldos, cremas, guisos, etc. , también ayudarán a aumentar la temperatura del cuerpo en ese preciso instante y, por consiguiente, será mucho más fácil lograr tener fiebre rápido. Se ha demostrado que los alimentos ricos en vitamina B son los que más elevan la temperatura corporal, por lo que también puedes aprovecharte de ellos e incorporarlos en tu dieta. 3 El termómetro es la herramienta que usamos habitualmente para saber a qué temperatura media se encuentra el cuerpo con total fiabilidad. Y si en alguna ocasión, te has preguntado qué puedes hacer para subir la temperatura del termómetro y presentar fiebre rápida , toma nota de los siguientes trucos:

  • Una manera sencilla de hacer que el termómetro marque unos grados más es frotar la punta de este con los dedos todo lo rápido que sea posible. Así, se calentará rápidamente y llegará hasta la temperatura que deseas. Además de los dedos, esta técnica también puedes hacerla frotando la punta del termométro con algún tipo de tela.
  • Si tienes una fuente de calor cerca, nada más efectivo que aproximar el termómetro a ella durante un segundo. Deberás vigilar que la temperatura no se dispare y alcance cifras muy elevadas, ya que entonces será poco creíble y el método no te servirá de nada.
  • Y el truco clásico para elevar la temperatura del termómetro de forma inmediata, es aprovechar el calor que genera una bombilla. Acerca el termómetro al foco de luz y espera unos segundos hasta que alcance una temperatura de 38º o 39º, aproximadamente.
  • En el caso de que tu termómetro sea de mercurio, entonces también puedes subir la temperatura mojándolo con agua muy caliente. Sitúalo bajo el chorro del grifo durante unos segundos hasta que llegue a la temperatura que quieres que marque.

4 La fiebre se manifiesta mediante algunos síntomas como escalofríos, sensación de frío, dolores de cabeza, molestias musculares y malestar generalizado. Por lo que también deberás tener esto en cuenta si, además de incrementar tu temperatura corporal, quieres que parezca que sufres un cuadro febril real. A continuación, te detallamos qué tipo de síntomas puedes fingir para simular que estás enfermo y que te encuentras mal:

  • Pon cara de cansancio y de malestar.
  • Humedécete la piel del rostro o de la espalda con un poco de agua caliente para que parezca que estás sudando.
  • Di que tienes frío y simula escalofríos.
  • Di que tienes dolores de cabeza o de barriga, ve al baño y tarda bastante rato en salir.

Ten en cuenta, además, que si empiezas a presentar las molestias o a quejarte bastante antes, la situación será mucho más creíble y podrás fingir que estás enfermo a la perfección sin ningún contratiempo que te desmonte lo que tenías previsto. Este artículo es meramente informativo, en unCOMO no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar. Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo tener fiebre rápido , te recomendamos que entres en nuestra categoría de Salud de la Familia ..

¿Cómo me puedo enfermar a proposito?

¿Qué excusa poner para no ir a clase?

¿Cómo fingir que te duele la barriga?

¿Cómo enfermarse del estómago y vomitar?

Colocar el dedo en la garganta – Al inicio de la garganta existe un punto que puede ser apretado para producir las ganas de vomitar. Para eso, se debe colocar el dedo dentro de la boca y después hacer una ligera presión en la parte de atrás de la lengua, en la región donde comienza la garganta.

¿Cómo hacer una tos falsa?

¿Cómo resfriarse de un día para otro?

El resfriado común en la mayoría de los casos causa rinorrea o secreción nasal, congestión nasal y estornudo. Asimismo, es posible que se presente dolor de garganta, tos, dolor de cabeza u otros síntomas. Se denomina resfriado común por una buena razón. Hay más de mil millones de resfriados en los Estados Unidos al año.

  • Probablemente usted y sus hijos tendrán más resfriados que cualquier otro tipo de enfermedad;
  • Los resfriados son la razón más común por la cual los niños faltan a la escuela y los padres a su trabajo;
  • Los padres usualmente contraen resfriados de sus hijos;

Los niños pueden contraer muchos resfriados cada año. Por lo regular los adquieren de otros niños. Un resfriado se puede propagar rápidamente en escuelas o guarderías. Los resfriados pueden ocurrir en cualquier momento del año, pero son más comunes en invierno o en temporadas de lluvias. Usted puede contraer un resfriado si:

  • Una persona con un resfriado estornuda, tose o se suena la nariz cerca de usted
  • Usted se toca la nariz, los ojos o la boca después de haber tocado algo contaminado por el virus, como un juguete o el pestillo de una puerta

Las personas son más contagiosas durante los primeros 2 a 3 días del resfriado. Un resfriado en la mayoría de los casos no es contagioso después de la primera semana. Los síntomas del resfriado por lo regular comienzan aproximadamente de 2 a 3 días después de que usted entró en contacto con el virus, aunque podrían demorar hasta una semana. Los síntomas más frecuentes del resfriado son:

  • Congestión nasal
  • Rinorrea
  • Carraspera
  • Estornudo
You might be interested:  Como Puedo Hacer Cambio De Escuela?

Los adultos y los niños mayores con resfriados generalmente tienen una fiebre baja o no tienen fiebre. Los niños pequeños a menudo tienen fiebre de alrededor 100°F a 102°F (37. 7°C a 38. 8°C). Según cuál sea el virus que causó el resfriado, usted también podrá tener:

  • Tos
  • Disminución del apetito
  • Dolor de cabeza
  • Dolores musculares
  • Goteo retronasal
  • Dolor de garganta

Como Puedo Enfermarme Para No Ir A La Escuela La mayoría de los resfriados desaparece en unos pocos días. Algunas medidas que usted puede tomar para cuidarse con un resfriado incluyen:

  • Descansar mucho y beber líquidos en abundancia.
  • Los medicamentos para los resfriados y la tos de venta libre pueden ayudar a aliviar los síntomas en adultos y niños mayores. No hacen desaparecer el resfriado con más rapidez, pero pueden ayudarle a sentirse mejor. Estos medicamentos de venta libre no se recomiendan para niños menores de 4 años de edad.
  • Los antibióticos no deben utilizarse para tratar un resfriado común.
  • Se han probado muchos tratamientos alternativos para los resfriados, como la vitamina C, los suplementos de zinc y la equinácea. Hable con su proveedor de atención médica antes de probar con cualquier tipo de hierbas o suplementos.

El líquido a raíz de la rinorrea se pondrá más espeso. Puede tornarse de color amarillo o verde al cabo de unos días. Esto es normal y no es una razón para usar antibióticos. La mayoría de los síntomas del resfriado desaparece al cabo de una semana en la mayor parte de los casos. Si todavía se siente enfermo después de 7 días, visite a su proveedor.

Un virus del resfriado se propaga a través de diminutas gotitas aéreas que se liberan cuando una persona enferma estornuda, tose o se suena la nariz. Los síntomas afectan principalmente la nariz. Él puede examinarlo para descartar una infección sinusal, alergias u otro problema de salud.

Primero intente tratar el resfriado en casa. Comuníquese con su proveedor si:

  • Se presenta dificultad respiratoria.
  • Los síntomas empeoran o no mejoran después de 7 a 10 días.

Para ayudar a reducir las probabilidades de resultar enfermo:

  • Lávese siempre las manos. Los niños y adultos deben lavarse las manos después de sonarse la nariz, después de cambiar pañales o ir al baño y antes de comer y preparar alimentos.
  • Desinfecte el ambiente. Limpie las superficies de contacto común (como manijas de los lavamanos, pestillos de las puertas y esteras para dormir) con un desinfectante aprobado por la EPA.
  • Escoja clases de guarderías más pequeñas para sus hijos.
  • Use desinfectantes de manos instantáneos para detener la propagación de microbios.
  • Utilice toallas de papel en lugar de compartir toallas de tela.

El sistema inmunitario ayuda al cuerpo a combatir infecciones. A continuación se presentan formas de reforzar el sistema inmunitario:

  • Evite el tabaquismo pasivo. Este es el responsable de muchos problemas de salud, incluso los resfriados.
  • NO use antibióticos si no se necesitan.
  • Amamante a los bebés en lo posible. Se sabe que la leche materna protege contra infecciones de las vías respiratorias en los niños, incluso años después haber dejado de amamantarlos.
  • Tome muchos líquidos para ayudar a que el sistema inmunitario funcione apropiadamente.
  • Tome yogur que contenga “cultivos activos”. Estos pueden ayudar a prevenir los resfriados. Los probióticos pueden ayudar a prevenir los resfriados en los niños.
  • Duerma bien.

Infección viral de las vías respiratorias altas; Resfriado (catarro) Allan GM, Arroll B. Prevention and treatment of the common cold: making sense of the evidence. CMAJ. 2014;186(3):190-199. PMID: 24468694 www. ncbi. nlm. nih. gov/pubmed/24468694/. Barrett B, Turner RB. The common cold. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman-Cecil Medicine. 26th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2020:chap 337.

Centers for Disease Control and Prevention. Common colds: protect yourself and others. www. cdc. gov/Features/Rhinoviruses/index. html. Updated October 7, 2020. Accessed April 12, 2021. Lopez SMC, Williams JV. The common cold.

In: Kliegman RM, St Geme JW, Blum NJ, Shah SS, Tasker RC, Wilson KM, eds. Nelson Textbook of Pediatrics. 21st ed. Philadelphia, PA: Elsevier;2020:chap 407. Versión en inglés revisada por: Linda J. Vorvick, MD, Clinical Associate Professor, Department of Family Medicine, UW Medicine, School of Medicine, University of Washington, Seattle, WA.

¿Cómo saber si una persona finge una enfermedad?

¿Cómo se le llama a las personas que se inventan enfermedades?

Hipocondría
Especialidad psiquiatría psicología
Sinónimos
  • Hipocondriasis
  Aviso médico  
[ editar datos en Wikidata ]

La hipocondría o hipocondriasis es una condición en la cual el paciente presenta una preocupación excesiva con respecto a padecer alguna enfermedad grave. El origen del término hace referencia a una región anatómica, el hipocondrio , situada bajo las costillas y el apófisis xifoides del esternón , donde, según la escuela médica humoral , se creía que se acumulaban los vapores causantes de este mal. [ 1 ] ​ La hipocondría es, en esencia, una actitud que el individuo adopta ante la enfermedad.

  1. La persona hipocondríaca se somete, constantemente, a un autoanálisis minucioso y preocupado, incluso obsesivo, de las funciones fisiológicas básicas, y piensa en ellas como una fuente de segura enfermedad biológica;

[ 2 ] ​ La característica esencial de la hipocondría es la preocupación y el miedo o la convicción de padecer una enfermedad grave, a partir de la interpretación personal de alguna sensación corporal o de casi cualquier otro signo que aparezca en el cuerpo.

Puede ocurrir, por ejemplo, con lunares , con pequeñas heridas , con la tos , incluso con los latidos mismos del corazón , con movimientos involuntarios o con sensaciones físicas no muy claras. Aunque el médico le asegure que no presenta enfermedad alguna, el hipocondríaco solamente se queda tranquilo durante un momento, pero su preocupación por lo general vuelve de nuevo.

La interpretación catastrófica, por parte del individuo, de los signos corporales más ínfimos es el mecanismo que desencadena la hipocondría. Se sabe que este trastorno afecta a menudo a ambientes familiares, es decir, que muchos miembros de una familia tienden a estar afectados.

Hay familias que son especialmente sensibles y están muy inclinadas hacia la interpretación de los signos de enfermedad en todos los ámbitos de la vida. De esta forma, los miembros de la misma familia aprenden a interpretar negativamente cualquier signo corporal y lo asocian con angustia , miedo o ansiedad.

No debe descartarse la posibilidad de que una persona hipocondríaca esté realmente enferma. En muchas ocasiones lo que hace es centrar su atención en síntomas leves o imaginarios ( mareos , dolor de cabeza , etcétera), y no en los verdaderamente importantes.

Asimismo, el hipocondríaco, al centrar su atención emocional en una determinada función biológica, puede terminar por formar síntomas orgánicos reales ( fenómeno psicosomático ). El enfermo expresa así el efecto nocebo , es decir, la aparición de un síntoma somático causado por un proceso psíquico.

[ 3 ] ​.

¿Qué hacer si odias la escuela?

Buscar ayuda – Sería bueno que hablaras con alguien sobre tus problemas con la escuela. Tu mamá o tu papá, un familiar, un maestro o un consejero escolar podrán ayudarte. Sobre todo es importante que hables con un adulto si el problema es que eres víctima de acoso o si alguien te agrede físicamente.

Sería bueno también que escribieras en un diario tus sentimientos sobre la escuela. Puedes llevar un diario o realizar anotaciones en un cuaderno común. Se trata de una excelente manera de dejar salir las emociones que puedas tener retenidas en tu interior.

You might be interested:  Situaciones Que Puede Provocar Un Accidente En La Escuela?

No tienes por qué compartir lo que escribes con los demás. Si te sientes desorganizado o como si no pudieras ponerte al día con la tarea escolar, puedes pedir ayuda a tus maestros y consejeros escolares. Los maestros desean y esperan que pidas ayuda si tienes problemas para aprender.

Si todas las asignaturas te resultan muy difíciles, un consejero escolar puede ayudarte a poner las cosas en orden. Puedes recibir ayuda especial con la tarea escolar si la necesitas. Procura que los problemas no se dilaten demasiado.

Es más fácil ponerse al día con un capítulo que con todo un libro.

¿Cómo irse de clases?

Descargar el PDF Descargar el PDF Algunas veces, en un día soleado, simplemente tienes mejores cosas que hacer que estar encerrado en la escuela. Si quieres salir de clase porque olvidaste hacer algo importante o simplemente no puedes soportar la idea de estar encerrado en el calabozo de física del maestro durante otra hora, puedes aprender a escaparte. Aprende algunas formas rápidas y fáciles de escaparte, así como algunas excusas legítimas para faltar a la clase y los métodos más extremos y complicados si todo lo demás falla.

  1. 1 Simplemente falta a esa clase. La forma de salirte de la clase con la mayor probabilidad de que haya consecuencias, pero la menor cantidad de esfuerzo y planificación de tu parte es simplemente faltar a esa clase. Durante el período transitorio, simplemente vete de la escuela si quieres faltar el resto del día, ve al baño para esconderte o simplemente deambula por los pasillos durante el resto del período de clase hasta que se haya terminado y luego ve a la clase siguiente ¡como si nada hubiera ocurrido! ¡Ocúltate de los maestros que andan merodeando!
    • Si estás en la escuela primaria y nunca tienes un período transitorio, tendrás que planificar un poco más, ya que es probable que necesites que uno de tus padres vaya a recogerte y no podrás simplemente faltar. Lee el siguiente paso para ver otros consejos.
  2. 2 Finge que estás enfermo. Está comprobado y es verdadero que una enfermedad es la forma más confiable de salir de clase. Un buen actor puede fingir una enfermedad convincente que ningún maestro ni administrador tratará de cuestionar. Por lo general, les conviene más aceptarlo y dejar que te vayas, siempre y cuando lo hagas bien.
    • Cuando entres en la clase, exagera. Coloca el rostro con el ceño profundamente fruncido y muévete de forma lenta, con la cabeza hacia abajo, como si te doliera. Sostente la cabeza con las manos y espera unos minutos para acercarte al maestro.
    • Pide permiso para ir a la enfermería. Puedes ir en verdad a la enfermería y simplemente tomar una siesta durante el resto de la hora, tratar de que te envíen a casa o simplemente no ir a la enfermería y deambular hasta que la clase haya terminado.
    • Es importante que seas buen actor. Si entras en la clase sonriendo y bromeando con tus amigos, el maestro no te creería si treinta segundos después estás sufriendo de la peste negra.
  3. 3 Finge una lesión. Aunque puede ser más común o eficaz en la clase de gimnasia u alguna similar, si puedes fingir un esguince u otro tipo de lesión no grave, incluso un amigo podría salir de la clase para ayudarte a caminar hasta la enfermería. Es una forma bastante decente de salir de la clase, de nuevo, si eres buen actor.
    • Por lo general, la mejor forma de hacerlo no es tratando de fingir una lesión, cayéndote o haciendo algo más ridículo en la clase, sino aparentando que ya tienes la lesión. Camina renqueando o sostente la cabeza con las manos para fingir que tienes una lesión en la cabeza.
    • Dile al maestro que te lastimaste en el recreo o durante la clase de gimnasia o que te caíste en el pasillo y quieres ir a la enfermería. De nuevo, puedes salir de clase y quedarte durante el tiempo suficiente en la enfermería “reposando” o simplemente puedes deambular y regresar a la clase después.
  4. 4 Ve al baño y no regreses. Otra forma que tiene bastantes probabilidades de meterte en problemas, pero requiere poca planificación de tu parte es ir al baño y luego desaparecer o irte de la escuela por completo.
    • Solo funcionará si no eres un alborotador consistente y si te has estado comportando relativamente bien durante el resto de la clase. Si te has metido en problemas todo el día o le has hecho la vida imposible al maestro y luego quieres ir al baño, es muy probable que no te deje ir.
    • Finge que tienes una “emergencia” y haz una mirada de preocupación. Ningún maestro quiere ser el responsable de que haya un desastre en la clase y lo más seguro es que te deje ir.
    • Pídele a un amigo que recoja tus cosas por ti, para que no tengas que volver a la escena del crimen después.
  5. 5 Mantente donde no puedan verte. Si decides deambular por los pasillos durante el resto del período de clase, es importante evitar que te descubran o que alguien que sabe que deberías estar en clase te pida el permiso escrito para estar afuera. Lo que sea que elijas hacer con tu libertad, tienes que pasar inadvertido y mantenerte donde no puedan verte.
    • Ocúltate en el baño. Tal vez la forma más fácil de pasar inadvertido es ocultándote en el baño. También es la forma más maloliente, por lo que también podrías regresar a la clase, pero por lo general es seguro. Si es posible, trata de terminar la tarea de la clase a la que estés faltando mientras te ocultas.
    • Deambula por las secciones más tranquilas de la escuela. Evita el área del gimnasio, las secciones de la banda y del coro, y otras áreas concurridas. Tal vez puedes ir a algún lugar donde los maestros no te conozcan en absoluto, como al nivel de otro grado.
    • Si eres mayor y tienes un medio de transporte, simplemente puedes salir de la escuela e ir a hacer algo más divertido con tu tiempo.
  6. 6 Espera siempre hasta después de que el maestro pase lista. Si faltas a la clase por completo, seguramente te marcarán que estuviste ausente. Pero si te vas de la clase y nunca regresas, es casi probable que tu maestro, que está ocupado y probablemente con exceso de trabajo, se olvide de regresar a la lista y marcar que estuviste ausente después de la clase.
  7. 7 Intercepta las comunicaciones. Si faltas a una o más clases en un día, el personal de la escuela casi siempre llamará a tu casa al final del día. La mejor forma de evitarlo es estando atento al teléfono al llegar a casa o confesarte con tus padres antes de tiempo e inventar una buena excusa para salirte con la tuya.
    • “El maestro metió la pata con la asistencia hoy y nos dijo que les dijéramos a nuestros padres que todos recibirían esas llamadas automatizadas, pero que yo sí estuve en clase”.
    • En algunas escuelas, pueden enviar correos electrónicos o contactar a los padres de otras formas, así que trata de averiguar el procedimiento antes de hacer esto.
  1. 1 Programa una cita para la hora de esa clase. Las mejores formas de salir de clase son siempre las formas más legítimas. La próxima vez que tengas que ir al médico, dentista o hacer algún otro tipo de cita, asegúrate de programarla para el día y la hora de la clase que más odias, para que puedas faltar.
    • Si por lo general, tus padres programan las citas por ti, hazlo tú mismo antes de que te dejen regresar a la sala de espera. Luego, actúa como si te hubieras encargado de que todo estuviera bajo control.
  2. 2 Consigue un permiso escrito de otro maestro. En la escuela secundaria, algunos profesores redactan permisos escritos para que los estudiantes trabajen en proyectos de grupo en el aula, sobre todo en el período de estudio o en otros períodos de descanso, si el proyecto es especialmente importante.

    Es fácil olvidar ese tipo de cosas y podrías salirte con la tuya, aunque el maestro se dé cuenta, por lo que es bueno que esperes unos minutos antes de tratar de escapar. No tendrás que escabullirte si es verdad.

    En algunos casos, podrías convencer al maestro de que tu período de descanso en realidad es a otra hora y lograr que te haga un permiso escrito para salir de la clase que no te gusta. Luego, simplemente vete.

    • Esto puede ser peligroso si tienes maestros que se comunican mucho. Intenta encontrar maestros de diferentes departamentos, como un maestro de taller y uno de matemáticas, que no sea probable que se comuniquen.
  3. 3 Pide permiso para ir a la biblioteca. Dependiendo de la clase de la que trates de salir, es posible que tengas una razón más legítima para salir de lo que pensabas en un principio. Si te molesta estar en una clase en particular, dile al maestro que haces un mejor trabajo cuando estás en la biblioteca y pregúntale si puedes ir a estudiar allí algún día, en lugar de estar en el aula.
  4. 4 Pide permiso para visitar al consejero académico. Si estás molesto por algo o si sientes que necesitas faltar a la clase por una razón más importante, pide permiso para ir a hablar con el consejero académico. No tiene que ser algo grande; tal vez solo te sientes estresado por la escuela y por tu capacidad de manejar la presión.
    • Dile al maestro que en verdad estás molesto, pero no seas preciso. Habla en voz baja y en serio, y justo antes de la clase, pregúntale si te deja ir a hablar con el consejero académico en lugar de asistir a la clase hoy.
    • Si tienes que inventar una excusa, trata de pensar en algo que no pueda verificar. No inventes que se murió tu abuela. En lugar de eso, trata de decir algo así como: “Creo que podría tener un ataque de pánico”.
  5. 5 Pídeles a tus padres que te llamen. Tal vez tienes unos padres estrictos, pero nunca sabrás si no lo intentas. Si se acerca un período de clase que es un verdadero problema para ti, pregúntale a uno de tus padres (el que sea menos severo), si te llamaría en algún momento para ayudarte a salir de un período de clase.
    • En algún momento, trata de investigar un poco preguntándole a uno de tus padres o a ambos, si alguna vez faltaron a una clase cuando eran más jóvenes. Pídeles que te cuenten algunas buenas historias y luego, aprovéchalas más tarde.
    • Si te enteras de que tu papá solía faltar todo el tiempo porque su profesor de matemática era muy aburrido, empieza contándole sobre lo aburrido que es tu profesor de matemática y lo mucho que desearías poder volver a casa y hacer la limpieza en lugar de ir a la clase. ¡Perfecto! Conseguirás fácilmente que te llamen para salir de la clase.
  1. 1 Llama tú mismo para pedir un permiso para salir. La mañana antes de ir a la escuela, crea una buena voz falsa, llama a la oficina de la escuela y pide un permiso para salir de la escuela ese día para alguna cita de algún tipo. Hazte pasar por tu madre o tu padre y usa la fecha y la hora específicas que necesitas estar ausente.

    Es probable que los maestros se sorprendan por esto y podrías ganarte una hora libre en la biblioteca, sin tener que andarte con rodeos al respecto. Para eso están los consejeros. Podrías tener suerte una o dos veces.

    Al llegar a la escuela, recoge el permiso escrito y vete a esa hora, sin penalizaciones.

    • Mejor aún, pídele a alguien más que haga la llamada por ti. Los hermanos, primos o amigos mayores son buenas opciones.
    • Asegúrate de que los empleados de la oficina no conozcan muy bien a tus padres porque es probable que reconozcan tu voz y se den cuenta de que no son ellos.
  2. 2 Usa una boleta o permiso falso. La próxima vez que recibas un permiso real, llévalo a casa y saca una fotocopia. Usa un poco de corrector para cambiar la fecha de la información y luego vuelve a fotocopiar el permiso en blanco para tener una provisión de falsificaciones que puedas usar y compartir con otros niños.
    • Asegúrate de usar el mismo color y estilo de bolígrafo o lápiz, del color original de la nota.
    • Si tienes un amigo que tu maestro no conozca, dile que pida permiso para ir al “baño” y que entregue en algún momento el permiso escrito proveniente de la “oficina”, para que sea más convincente.
  3. 3 Finge que tienes un ataque. Si te has metido en conflictos importantes contra la clase, puedes mantener algunos trucos importantes bajo la manga. Solo debes fingir un ataque si surgen momentos graves, como si olvidaste por completo estudiar para una prueba u olvidaste un proyecto que vale muchos puntos o algo así. Para fingir un ataque, trata de hacer lo siguiente, bajo tu propio riesgo:
    • Quéjate de forma sutil de que te sientes “débil” o “raro” justo antes de la clase. Respira profundamente y ve al baño antes de que empiece la clase, para mojarte un poco la cabeza y que parezca que estás sudando mucho.
    • Espera un rato y luego crea un aspecto ido, si vas a desmayarte. Poco a poco, quédate sin fuerzas y luego déjate caer al suelo de la forma más realista posible.
    • Si vas a fingir una convulsión, simplemente déjate caer al suelo y empieza a convulsionar, haciendo movimientos incontrolados al azar. Babéate a ti mismo.
    • La mayoría de convulsiones no duran mucho tiempo, solo un minuto o dos, pero aun así es importante no exagerarlo para no reírte ni dejar que te descubran.
    • Cuando hayas terminado, gruñe y abre bien los ojos como si tuvieras dolor. Cuando todos te miren asustados, pregunta: “¿Qué pasó?”. Puede ser que te lleven al médico, pero lo más probable es que llamen a tus padres primero y puede ser que te lleven a casa.
  4. 4 Nunca rompas las reglas o leyes importantes para salir de clase. Comúnmente, se cree que tirar de las alarmas de incendio o hacer amenazas anónimas a la administración son buenas formas para salir de la escuela. Estos métodos no solo son peligrosos en la escuela (pueden ocasionar una expulsión o suspensión), sino también suelen ser ilegales. [1]
    • Habla con un consejero si en verdad te cuesta la escuela y sientes que necesitas ausentarte por una razón importante. Habla del asunto y pide ayuda.