Como Hacer Amigos En La Escuela Secundaria?

Como Hacer Amigos En La Escuela Secundaria
Qué puede hacer usted – Háblele. Comience por decirle que ha notado que pasa mucho tiempo solo, y pregúntele si esto le hace sentir triste. Asegúrele que muchos de sus compañeros tal vez también se sienten inseguros de sí mismos. A menudo, es bueno que comparta una historia suya, ya sea pasada o presente.

Los niños por lo general asumen que mamá y papá no tuvieron ningún problema cuando eran adolescentes. Este falso concepto incita a los adolescentes a repetir hasta más no poder la famosa frase, “¡Nadie me entiende”! Pero claro que les entendemos, más de lo que ellos se imaginan.

¿Quiere ser un héroe? Hágale saber cuánto lo entiende: “Sabes, cariño, cuando asisto a alguna convención de negocios, tengo que conversar con extraños. Algunas veces no me cuesta, pero otras se me dificulta y no se me ocurre ninguna cosa que decir, y me invaden los nervios y siento que me voy a desmayar”.

En secreto, es probable que su hijo adolescente se sienta aliviado de que usted haya notado su soledad. Por otro lado, puede sentir vergüenza y negar obstinadamente que existe un problema. No se dé por vencido.

Hable con los maestros de su hijo, y a otros adultos que pasan tiempo con él, sobre sus apreciaciones honestas de la manera en que su hijo se relaciona con los demás. ¿Cuáles son sus fortalezas y debilidades? ¿Es bastante tímido con sus compañeros, le da miedo hacer amistades? ¿Es agresivo o prepotente? ¿Hostil y a la defensiva? Agregue la información que estas personas le proporcionen a sus propias observaciones.

Represente escenarios distintos con su adolescente. Los niños pueden actuar de manera inapropiada en una situación social simplemente porque no saben cómo comportarse. Al representar un papel, se debe establecer una escena y modelar alternativas socialmente aceptables.

Concéntrese en las áreas en las que su hijo necesite más ayuda. ¿Prefiere hacerse a un lado y no participar en las actividades de grupo? ¿Tiene fama de ser un mal perdedor? Tal vez exagera en su reacción cuando le molestan, como sucede en el siguiente ejemplo: “Digamos que se te cae un pase en un juego de fútbol americano, y que Kevin, el chico al que siempre le gusta pasarse de listo y que siempre te está molestando y dice algo sarcástico como, ¡‘Oye, manos hábiles’! Entonces, podrías enojarte con él y gritarle o darle un puñetazo, pero eso no te hará hacer amigos ni lograr que los otros chicos quieran jugar contigo.

En lugar de eso, sería mejor que desarmaras a Kevin con buen humor, y que reaccionaras con algún comentario gracioso acerca de ti: ‘Sí, me las unto con lubricante antes de cada juego’. “O podrías regresar el insulto, pero con una sonrisa: ‘Muchas gracias por haberlo notado, Kev.

Yo también te quiero, amigo’. “O podrías ignorarlo. ¿Realmente quieres parecer relajado? Mantente concentrado en el juego y trata de agarrar el siguiente pase. Eso sería la venganza más dulce de todas. “Cuando dejas de reaccionar si te molestan, ya no es tan divertido hacerlo.

Después de un rato, probablemente ya no te molestarán tanto”. Practiquen algunas escenas más, pero esta vez represente usted el papel antagónico mientras su hijo se representa a sí mismo. Observe cómo reacciona; ofrezca comentarios positivos.

Motívele a probar estas nuevas respuestas la próxima vez que alguien lo moleste. Dele seguimiento una o dos semanas después para ver si hubo alguna diferencia. Ayude a su hijo adolescente a mejorar las destrezas para conversar. La mayoría de niños que no se llevan bien con sus compañeros son susceptibles cuando se trata de sus limitaciones sociales.

Están tan acostumbrados a editarse a sí mismos ( ¿Qué le digo? ¿Que sucederá si lo que digo suena tonto? ), que con frecuencia desarrollan el equivalente al miedo escénico y no pueden decir nada. Algunos de nosotros somos anecdotistas con talento natural, pero el arte de la comunicación puede aprenderse.

Las claves para convertirse en un buen conversador son la curiosidad y la generosidad; preguntar acerca de las vidas e intereses de otras personas, para luego prestarles atención de manera ininterrumpida. Existe un tema en el que todos están versados y del que hablarán hasta el cansancio: acerca de sí mismos.

Esto es particularmente cierto cuando se trata de adolescentes. Actividades planeadas y estructuradas libres de presión alguna. Para un joven que se siente socialmente inepto, tan solo estar en casa con un amigo puede ser algo muy tenso.

Para relajar su ansiedad y ayudar a todos a pasarla mejor, sus padres deberán supervisar estas reuniones casuales con más detalle de lo normal. Pregúntele a su hijo adolescente si le gustaría invitar a un amigo la tarde del sábado o domingo para realizar algunas actividades estructuradas.

  1. El Dr;
  2. Jellinek, padre de cuatro hijos, sugiere llevarles a ver una película, al ballet, al circo, al zoológico, a un museo, a un evento deportivo; es decir, “cualquier cosa que impida que el niño y su amigo pasen tiempo solos”;

Sentarse uno junto a otro como espectadores le da a los niños algo de qué hablar después, pero elimina la necesidad de una conversación constante. Si está buscando algo físico para que lo hagan juntos, seleccione un pasatiempo no competitivo que realce las fortalezas de su hijo y promueva la participación y la cooperación.

Evite actividades solitarias o aquellas que involucran grupos grandes. Algunos ejemplos incluyen ciclismo, patinaje sobre hielo, patinaje en línea, remo o canotaje, monopatín, tabla para deslizarse sobre la nieve, esquí, natación, golf y artes marciales.

Inclínese a alargar más la actividad en lugar de acortarla. Actualmente, la meta es ayudar a su hijo a relajarse y divertirse, y a establecer un patrón de relaciones exitosas. “Cuando su adolescente comience a sentirse más cómodo cada vez que tenga tiempo libre,” continúa el Dr.

Jellinek, “usted gradualmente retira la estructura. Por ejemplo, podría intentar darle dinero para que vaya al centro comercial una hora o dos, y no seis, con su amigo. Luego, puede sugerir que salgan juntos a comer algo.

También motíveles gradualmente a que pasen más tiempo juntos”. Solicite la cooperación de los maestros, entrenadores, consejeros de campamento y líderes de actividades en grupo, como los jefes de los scouts. Describa las dificultades de su adolescente al socializar, y pida que le presten más atención.

Si ha descubierto algunas estrategias que parecieran ayudar a su hijo cuando se encuentra en alguna situación de grupo, hágaselos saber y pida que le mantengan al tanto de su progreso. Motive a su adolescente a inscribirse a una actividad de grupo o un club que le llame la atención, ya sea por medio del sistema escolar o por medio de las organizaciones comunitarias o religiosas.

Ahí será muy probable que conozca chicos que comparten un interés o propósito común, que siempre es una base prometedora de nuevas amistades. No obligue a un niño a participar en una actividad en contra de su voluntad. La meta es prepararlo para el éxito.

  1. Busque la ayuda de un profesional;
  2. Varios psicólogos, psicoterapeutas y consejeros infantiles se especializan en el desarrollo de las destrezas sociales, por medio de sesiones individuales o de grupos pequeños;

Los enfoques pueden variar, pero la mayoría de programas utiliza muchas de las técnicas que se describen aquí, como lo es la representación de papeles. Un beneficio del entorno de grupo es que los jóvenes aprenden entre sí y se apoyan mutuamente. Con frecuencia, florecen varias amistades, que es algo muy terapéutico también.

Para algunos niños, el grupo de destrezas sociales brinda el apoyo y aceptación que hacen falta en sus vidas. El pediatra de su hijo puede remitirle con profesionales capacitados en esta área. O, llamar a los diferentes proveedores de salud mental locales, si ofrecen instrucción sobre destrezas sociales.

Idealmente, los niños y niñas en el grupo deben llevarse no más de dos años. La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales..

¿Cómo hacer para tener más amigos en la escuela?

¿Qué hago si no tengo amigos en la escuela?

¿Cómo hacer amigos el primer día de clases en la secundaria?

¿Cómo hacer amigos en el colegio si soy timido?

Descargar el PDF Descargar el PDF Para salir de tu “caparazón de timidez” debes ser muy valiente, pero las recompensas que te esperan (nuevos amigos) serán excelentes. Puedes aprender a conocer gente nueva si actúas de una forma amigable para lograr que los demás se sientan cómodos cuando se acerquen a ti. También podría ser de utilidad que aumentes tu seguridad cuando estés cerca de otras personas. Luego, sé positivo y amable para conservar a tus nuevos amigos.

  1. 1 Sonríe con la gente. Lo más importante que puedes hacer para lucir amigable y accesible es sonreír. Cuando atraigas la atención de una persona o alguien te hable, sonríe. De esta forma, demostrarás que estás dispuesto a interactuar, aunque no sepas qué decir. [1]
    • No es necesario que sonrías todo el tiempo porque parecería algo forzado. Simplemente, practica mantener una expresión agradable y abierta en el rostro la mayor parte del tiempo.
    • Tampoco debes esperar que los demás sonrían primero. No temas hacer un contacto visual breve con la gente para demostrar simpatía.
  2. 2 Saluda. Esfuérzate por saludar a las personas que te gustaría tener como amigas. Si no conoces a la persona, preséntate y pregúntale su nombre. Conversar con alguien a quien no conoces podría provocarte incomodidad si no tienes la costumbre de hacerlo, pero la mayoría de la gente se sentirá encantada de conversar contigo. [2]
    • Prepara algunos temas de conversación, como el clima, una clase que ambos tomen, algún deporte u otros temas “seguros”. De esta forma, podrás evaluar los intereses de la persona antes de profundizar más en la conversación.
    • Por ejemplo, puedes decir algo así como “Oye, ¿qué piensas de la tarea de anoche?” o “Este clima es maravilloso. Me encanta el otoño, ¿a ti no?”.
  3. 3 Haz halagos. Decir algo agradable siempre es una buena forma de romper el hielo con quien quieras entablar una amistad. Si no sabes qué decir, puedes halagar a la persona por sus contribuciones en los debates de la clase, su escritura o su atuendo. [3]
    • Por ejemplo, podrías decirle a tu vecino en el salón de clases “Me encanta tu estuche. ¿Dónde lo compraste?”.
  4. 4 Hazle preguntas a la gente sobre sí misma. Una de las formas más seguras de crear una amistad es interesarte en la gente. Demuestra interés con algunas preguntas genuinas (pero no indiscretas) sobre los pasatiempos, las familias y las materias favoritas de tus compañeros de clase. Una ventaja adicional es que no tendrás que hablar tanto si animas a los demás a hablar de sí mismos. [4]
    • Por ejemplo, puedes preguntarle a un compañero “¿Qué libros te gusta leer?” o “¿Tienes hermanos o hermanas?”.
  5. 5 Practica hablar con mucha gente. Por ahora, quizás sientas temor de conocer gente nueva, pero mientras más lo hagas, más fácil será. Establece la meta de conversar con una persona nueva cada semana o cada día. A medida que amplíes tu red social y tengas más interacciones positivas, te sentirás menos nervioso. [5]
    • Si realizas una actividad extracurricular, como unirte a un equipo deportivo o a un club de teatro, tendrás muchas oportunidades para practicar conversar.
    • Si te sientes cómodo, pídeles a tus familiares o amigos que practiquen contigo. Finge que son extraños, inicia una conversación e intenta mantenerla. Mientras más practiques, menos nervioso te sentirás para hablar.
  1. 1 Piensa en tus buenas características. Pregúntate cuáles de tus cualidades personales te hacen ser un buen amigo. Es posible que seas gracioso, que sepas escuchar con atención o que tengas la capacidad de decir algo bueno de todos. Haz una lista de estas características y léela cuando te sientas tímido o cohibido. [6]
    • Si tienes dificultades para identificar tus características, pregúntales a tus familiares, amigos o seres queridos. Quizás te sorprendas por su forma positiva de verte.
  2. 2 Practica lo que hagas bien. Esfuérzate por desarrollar tus destrezas e intereses en el tiempo que tengas libre. Si tienes un pasatiempo, ya sea que te interesen los deportes, el arte o los animales, tendrás temas de conversación, lo cual puede ayudarte a sentir menos timidez. Hacer bien una actividad también fortalecerá tu autoestima. [7]
    • Los pasatiempos también te darán un motivo para participar en algunos clubes o grupos, lo cual es una forma excelente de hacer nuevos amigos.
    • Otra forma de practicar algunos pasatiempos y conocer personas similares es crear grupos. Por ejemplo, si te gusta el ajedrez, pero no existe un lugar para practicarlo en la escuela, puedes crear un club de ajedrez para jugar durante el almuerzo.
  3. 3 Sé tú mismo. Aunque seas tímido, no es necesario que te conviertas en otra persona para tener amigos. Acepta tu verdadera personalidad, sin importar si eres reservado, gracioso o cariñoso. Si eres auténtico, encontrarás amigos que aprecien tu verdadera personalidad, tu timidez y lo que eso conlleva. [8]
    • Ser tú mismo no significa que te niegues a mejorar tus características negativas. Significa reconocer y valorar lo que te hace ser único.
    • También significa que no debes compararte con otras personas. Detente cuando veas que intentas imitar a los demás.
  4. 4 Ten un pensamiento positivo. La visualización positiva y el diálogo interno pueden hacerte sentir menos nervioso cuando salgas a conocer personas nuevas. Imagina que tus encuentros serán agradables y háblate de una forma alentadora, aunque te equivoques de vez en cuando. [9]
    • Por ejemplo, antes de presentarte, di “Apuesto a que esta persona es amigable” en lugar de decir “Todo el tiempo me siento incómodo cuando me presento con alguien nuevo”.
    • La visualización te permitirá practicar las distintas situaciones sociales antes de que sucedan.
  5. 5 Replantea tu forma de ver el rechazo. Todas las personas experimentan el rechazo de vez en cuando, sin importar la comodidad que sientan para hablar con los demás. Si una persona no quiere hablar contigo, no necesariamente significa que hayas hecho algo malo, así que no permitas que los encuentros desafortunados te quiten el ánimo de hacer amigos. [10]
    • Por ejemplo, si una persona no parece tener la disposición de hablar contigo, quizás simplemente esté ocupada o preocupada por su vida familiar. También es posible que sienta timidez.
    • Cuando te sientas preocupado por un rechazo, recuerda un encuentro positivo que hayas tenido.
  1. 1 Escucha con atención. Escucha de forma activa a tus nuevos amigos cuando te hablen para demostrarles que te interesas por ellos. Préstales toda tu atención, no los interrumpas cuando hablen, míralos de frente, mantén el contacto visual, y hazles preguntas sobre lo que piensen y sientan. [11]
    • Esfuérzate por animar a tus amigos cuando se sientan tristes. Sin embargo, no creas que debes darles consejos, a menos que los pidan. Algunas veces, la gente simplemente quiere que la escuchen.
    • Muchas personas tímidas son excelentes para escuchar. Si tienes esta habilidad, aprovéchala al máximo.
  2. 2 Ten una actitud positiva. A la gente le gusta pasar tiempo con otras personas positivas e inspiradoras. Acostúmbrate a buscarle el lado bueno a cada situación y a cada persona. Si tiendes a quejarte, reduce este hábito, sobre todo en las primeras etapas de la amistad. [12]
    • No es necesario que finjas estar contento todo el tiempo, pero si tienes una mentalidad positiva, podrás atraer y conservar más amistades.
    • ¡Anima también a los que te rodean! Ser positivo significa celebrar el esfuerzo, los sueños y los logros de los demás.
  3. 3 Toma las cosas con calma. Deja que las amistades se desarrollen de forma natural con el transcurso del tiempo. No trates de forzar la cercanía; recuerda que no es posible llegar a ser el mejor amigo de una persona en una semana. Disfruta del tiempo que pases con tus nuevos amigos sin ser dependiente ni demandante. [13]
    • Por ejemplo, no empieces a hablar de tus problemas personales más profundos si solo tienes una o dos semanas de haber conocido a la persona.
    • Si no sabes cuánto hablar con tus amigos, trata de imitar su grado de participación en la relación. Por ejemplo, si un amigo te envía mensajes de texto todos los días, quizás también puedas enviarle mensajes de texto a diario.
You might be interested:  Que Significa Escuela Bilingue?

¿Por qué no tengo amigos?

Por qué no tengo amigos : las causas más comunes Con el ritmo de vida actual, marcado por la prisa, es posible que una persona se distancie de sus amigos de siempre al centrarse en exceso en los asuntos de trabajo. Otras personas también tienden a dejar de lado sus amistades cuando están en pareja.

¿Cómo encajar en la secundaria?

¿Qué hago si me siento sola en el colegio?

¿Por qué mi hija no tiene amigos?

Falta de habilidades sociales – En tercer lugar, la falta de habilidades sociales también puede jugar una mala pasada a la hora de relacionarse con los demás para intentar establecer amistades. Algunas de estas habilidades sociales que lo dificultan son:

  • Timidez o vergüenza : es una sensación que provoca que el niño sea incapaz o tenga dificultades para entablar conversaciones, para encararse a situaciones nuevas y para relacionarse con los demás.
  • Falta de empatía y falta de sensibilidad : las personas con falta de empatía y sensibilidad, son personas incapaces de ponerse en la piel de los demás, es decir, son incapaces de sentir compasión y piedad por los demás. Por esta razón, los otros niños pueden rechazar la compañía de los niños con falta de estas habilidades sociales, ya que al no tener compasión por los demás, pueden dañar muy fácilmente los sentimientos de los otros niños. Aquí puedes ver cómo trabajar la empatía en adolescentes.
  • Inseguridad : en algunas ocasiones, los niños se muestran inseguros e incapaces de entablar nuevas amistades, ya sea por vergüenza, timidez o miedo. No se ven capaces de acercarse a otros niños para establecer una conversación ni relacionar-se con los demás y, por lo tanto, prefieren no intentarlo. Aquí puedes ver cómo mejorar las habilidades sociales en niños.

Las nuevas tecnologías En cuarto lugar, la aceleración de la sociedad y la historia, implica un gran crecimiento de las nuevas tecnologías, hecho que puede causar que los niños se encierren más en sí mismos y no tengan interés por relacionarse físicamente con los demás niños. Trastorno psicológico Finalmente, el hecho de padecer un trastorno psicológico también puede ser una de las causas por las que un niño no tiene amigos, ya sea debido a la estigmatización del trastorno, o porqué uno de los síntomas que caracteriza al trastorno esté vinculada con deficiencias persistentes en la comunicación social, como por ejemplo podría ser el caso del trastorno del espectro autista.

¿Cómo me quedé sin amigos?

¿Cómo hablar con gente en el colegio?

Descargar el PDF Descargar el PDF Una de las cosas más difíciles el primer día de escuela es hacer amigos nuevos. Es absolutamente normal sentir miedo o ansiedad. Afortunadamente, existen algunas cosas simples que puedes hacer para combatir los nervios de hacer amigos nuevos. Puedes elogiar a alguien o recurrir a un buen tema para iniciar una conversación. Unirte a un club o un equipo deportivo te ayudará a conocer más personas. Con un poco de esfuerzo, ¡harás amigos en poco tiempo!

  1. 1 Busca a alguien que esté solo. No te preocupes si estás nervioso el primer día. ¡No eres el único! Échale un vistazo al lugar para encontrar a alguien que esté solo. ¡Quizás también necesite hacer un amigo! [1]
    • Acércate y siéntate al lado de una persona que esté almorzando sola. Este método es más sencillo que acercarte a un grupo numeroso.
  2. 2 Encuentra a alguien con intereses similares. Presta atención para encontrar a alguien que lea un libro que te guste o use una camiseta con el personaje favorito de tu película o programa de televisión. Tendrás mucho que hablar con alguien que comparta tus intereses. [2]
    • Si observas que alguien parece compartir tus intereses, acércate e inicia una conversación. Comienza por elogiar su camiseta, mochila o lo que sea que te haya llamado la atención.
    • Luego, pregúntale por su película, episodio o personaje favoritos.
    • Si observas a alguien con una camiseta de Harry Potter, puedes decirle: “¡Qué linda camiseta! ¿También eres fanático de Harry Potter? ¿Cuál es tu libro favorito?”.
  3. 3 Pasa tiempo con las personas que ya conoces. Si tienes algún amigo en la escuela, pasa el rato con él y su grupo. Es más fácil hacer amigos nuevos si alguien te presenta. [3]
    • Pídele a tu amigo que te presente al menos una persona el primer día de escuela. [4]
    • No te desanimes si los demás no inician conversaciones contigo. Es posible que estén tan nerviosos como tú, ¡e incluso más! [5]
  4. 4 Únete a un club o equipo deportivo. Estas actividades proporcionan excelentes oportunidades para conocer personas que compartan tus mismos intereses. Si te gusta el fútbol, inscríbete en un equipo de fútbol. Si te gusta el animé, busca un club de animé. [6]
    • Pregúntales a tus profesores u otros estudiantes acerca de los clubes o equipos de tu escuela. [7]
    • Lee los tablones de anuncios de tu escuela para obtener información de los clubes.
    • Si tu escuela cuenta con una página web, revísala para ver si hay información de los clubes, deportes u otras actividades en las que quieras participar. [8]
    • No te preocupes si no logras hacer amigos el primer día. Dado que los clubes programan encuentros de manera regular, tendrás muchas oportunidades de conocer personas después del primer día. [9]
  1. 1 Adopta un lenguaje corporal que transmita que eres accesible. Procura sonreír para que tus compañeros de clase se sientan cómodos al hablar contigo. Haz contacto visual y saluda con la mano. Adopta una postura segura y una actitud animada. [10]
    • Evita usar auriculares durante el primer día de escuela. Si bien escuchar música, un audiolibro o una transmisión en vivo puede ayudarte a sentirte relajado, las personas podrían dudar en acercarse a ti porque no querrán molestarte.
    • Conserva tu teléfono y otros dispositivos en casa o en la mochila. Podrías perderte la oportunidad de hacer un amigo si te concentras en una pantalla.
  2. 2 Recurre a una frase cliché al iniciar una conversación con alguien nuevo. El primer paso para hacer amigos es iniciar un diálogo. Comienza a hablar al hacer una pregunta simple y básica para romper el hielo. Luego, haz más preguntas. Incluso puedes preparar y practicar las preguntas antes del primer día de escuela. [11]
    • Por ejemplo, después de la clase de ciencias, puedes preguntarle a la persona que se siente a tu lado: “¿Te ha gustado la primera clase?”.
    • Si ves que alguien está leyendo un libro, puedes decirle: “¿Qué libro estás leyendo?”.
    • Si no sabes dónde está la sala de clases o la cafetería, pídele indicaciones a alguien y luego agradécele y preséntate.
    • Si te sientes nervioso al hablar con las personas, practica frente al espejo este tipo de frases para iniciar conversaciones.
  3. 3 Hazles preguntas abiertas a otros estudiantes. Una vez que hayas entablado una conversación con un compañero de clase, haz preguntas que le permitan seguir hablando. Evita hacer preguntas simples que se puedan responder con “sí” o “no”, o con una palabra o frase breve. [12]
    • Por ejemplo, puedes preguntar “¿Qué has hecho en el verano?” en vez de decir “¿La has pasado bien en el verano?”.
    • Escucha sus respuestas con atención y haz preguntas según la información que te proporcione.
  4. 4 Elogia a las personas. Elogiar el peinado o atuendo de una persona es una excelente estrategia para romper el hielo e iniciar una conversación. Además, tu compañero de clase se sentirá menos nervioso el primer día de escuela y tendrá una primera impresión positiva de ti. [13]
    • Acompaña el elogio con una pregunta para que la conversación continúe. Por ejemplo, después de elogiar la mochila de un compañero, puedes preguntarle: “¿Dónde la has comprado?”.
    • Procura que los cumplidos sean genuinos. Si no te gustan los zapatos de un compañero, no le digas que te encantan. ¡No es una buena idea iniciar una amistad con una mentira!
  1. 1 Usa prendas cómodas. Al sentirte cómodo, podrás ser tú mismo, lo que se traduce en una mayor confianza personal que te brindará el valor necesario para hablar con los demás. [14]
    • No uses prendas modernas o zapatos a la moda si no te resultan cómodos. La incomodidad solo incrementará los nervios el primer día de escuela.
    • Escoge un atuendo que te guste y llame la atención de las personas a las que les guste el mismo estilo.
  2. 2 Actúa con confianza, por más que te sientas inseguro. Transmitir que tienes confianza en ti mismo puede hacerte sentir y lucir más tranquilo. Para actuar con seguridad, párate derecho, sonríe y haz contacto visual con las personas. También puedes tratar de actuar como alguien que está seguro de sí mismo. [15]
    • Enfócate en las cosas que suceden a tu alrededor, en vez de concentrarte en ti. Esta técnica también te ayudará a sentirte más seguro y confiado.
  3. 3 Haz cosas pequeñas por los demás. Tener gestos de amabilidad o ayudar a los demás puede ayudarte a sentirte mejor contigo mismo. Mostrar muchas acciones de bondad te ayudará a construir tu seguridad. [16]
    • Por ejemplo, prueba elogiar al menos a una persona el primer día de escuela.
    • Ayudar a alguien a recoger algo que se le ha caído también puede ser una oportunidad para hacer amigos. Sonríe y preséntate mientras le alcanzas lo que se le haya caído.
    • El contacto visual y la sonrisa también te permitirán transmitir optimismo.
  4. 4 No te desanimes si no conoces a nadie el primer día. ¡Todos sienten muchos nervios el primer día de escuela! Muchas personas estarán demasiado nerviosas como para hablar con los demás. Conserva la paciencia e intenta hacer amigos el segundo o tercer día. [17]
    • Si haces algo vergonzoso el primer día de escuela, haz un esfuerzo por no preocuparte. Ríete de ti mismo y sigue adelante. [18]
You might be interested:  Como Saber En Que Escuela Se Quedo Mi Hijo Primaria?

¿Cómo hacer amigos en el recreo?

Las habilidades sociales y el tener amigos no solamente les hacen sentir bien a nuestros niños, pero también son importantes para el éxito en la escuela. Es fácil imaginar que el tener amigos sucede naturalmente, y para algunos niños, es así. Pero la mayoría de los niños beneficiarían de un poco de ayuda y apoyo acerca de cómo hacer amigos, compartir con ellos y cooperar. Hoy vamos a empezar con algunas cosas simples que usted puede hacer para ayudarle a su pequeñito a empezar a hacerse amigos con otros niños.

Una buena manera para hacer esto es iniciar una conversación con su hijo acerca de lo lindo que es tener amigos y cómo el tener amigos nos hace sentir bien. Puede decirle a su niño que los amigos son niños que nos dicen cosas amables, juegan con nosotros, y se preocupen por nosotros.

Continúe está conversación, enfocándose en uno o más de los temas a continuación, según la disposición de su hijo, y también modelando o practicando estas habilidades.

  1. Sonreír y decir “Hola, me llamo ____. ¿Cómo te llamas? Pregúntele a su hija si sabe cómo hacer una nueva amiga. Puede sugerir cosas como, “Una manera para hacerse amigo de alguien es sonreír y decir “hola”. ¿Hay algunos niños en la escuela con quienes te gustaría ser amigos? Podrías acercarte durante el recreo y decir “Hola, me llamo Analía.
  2. Preguntarles a otros si puedes jugar con ellos. Otra manera para hacer amigos es preguntar si puedes unirte a su juego, o pedirle a un amigo nuevo que juegue contigo. Mientras juegue a la pelota con su niño en el parque, podría ayudarle a practicar haciendo amistades preguntándole si ve algunos niños a su alrededor que quizás quisieran jugar con él.
    • ¿Cómo te llamas?” Si a su hija no se le ocurre nadie con quien quisiera ser amigos, podría ayudarle a identificar niños que podrían ser amistosos la próxima vez que estén en el parque;
    • Algunas posibilidades podrían ser otros niños que están sonriendo o que parecen amistosos, están jugando un juego que a su hija le gusta jugar, o están jugando solos o con una sola persona;

    Sugiera, “Podrías acercarte a ellos y decirles, “Holo, mi nombre es Ben. ¿Quieren jugar a la pelota conmigo? Esto sería muy amable. ” O si ve un niño o un grupo de niños jugando un juego que a él le gustaría jugar, podría preguntarles, “¿Puedo jugar?”

Otra manera muy buena para sembrar la semilla de la amistad es preguntarle a su hijo si ha visto a alguien en el recreo que parece no tener con quién jugar. Podría decir, “¿Cómo se siente cuando los amigos te invitan a jugar? Te hace sentir bien, ¿verdad? A lo mejor le haría sentirse bien a ese niño también si tú le invitaras a jugar. ” ¿Qué hacer si los niños no quieren jugar contigo? Una parte importante de empezar a hacer amigos es el poder estar bien si otros niños dicen ‘no’ cuando piden jugar con ellos.

  1. Dígale a su hijo que a veces los niños no quieren jugar en ese momento y esto está bien también;
  2. A veces los niños quieren jugar solos;
  3. Es buenísimo cuando los padres pueden inculcar en sus hijos que esto es normal y no hay porque molestarse;

Los padres también pueden ayudarles a sus hijos a buscar una solución: “Cuando un amigo dice no, ¿está bien? Claro que sí; quizás quiere jugar más tardecito. ¿Qué puedes hacer cuando sucede esto? ¿Podrías invitarle a otro niño a jugar contigo, o buscar otra cosa que hacer?”

  1. Cumplidos. Dar cumplidos es una forma maravillosa de hacer amigos y puede ser una destreza para toda la vida. Con un poco de práctica y modelando de parte de sus papás, incluso los niños pequeños pueden entender el concepto de dar cumplidos y decir cosas lidas a nuestros amigos.

    Puede ayudarle a su niño a entender cumplidos como “… diciendo cosas sobre otras personas que les hacen sentir bien”. Los cumplidos pueden ser sobre algo que alguien hace, o sobre cómo le hacen sentir a uno, o sobre cómo se ven.

    Dé algunos ejemplos y modele: “Si yo dijera que me gustaba tu dibujo, ¿esto te haría sentir feliz? ¡Claro que sí! Esto sería un cumplido. Sí yo dijera, José, tu sonrisa es tan brillante y feliz que me hace sonreír y sentirme feliz también!, esto también sería un cumplido. ¡Eres muy bueno para dar cumplidos!

  2. Hacerles preguntas a sus amigos sobre sí mismos. Esta habilidad social es un poco más avanzado y podría ser difícil para niños más pequeños. Sin embargo, al platicar sobre estas habilidades con nuestros hijos, y ayudarles a practicar, formará una buena base para el futuro. Explique a sus hijos que hacerles preguntas a otros niños es una buena manera para hacer amigos.

    ¿Puedes pensar en algo lindo que podrías decirle a tu hermano? ¡Eso es! Podrías decirle que te gusta su camiseta verde. Eso es un cumplido muy simpático. Sí, también podrías decirle que te gusta mucho cuando comparte sus juguetes contigo; eso también sería un cumplido.

    Por ejemplo, puede hacer preguntas sobre cosas que tal vez tengan en común como hermanos, deportes, colores preferidos, juegos o comida: “Si ves a otro niño llevando tu color preferido podrías preguntarle cuál es su color preferido, algo como: me gusta tu camiseta. ”

Saber hacer amigos y ser amigable son habilidades sociales muy importantes para tener éxito en la escuela y también en la vida. Los adultos pueden hacer mucho para inculcar y desarrollar las buenas habilidades sociales en los niños. Involúcreles en conversaciones, ayúdeles con el lenguaje cuando se atoran, practique con ellos, anímeles a usar sus nuevas habilidades, y sobre todo: reconozca y motive los pasos pequeños durante todo el camino hacia la amistad (¡esto les ayuda a tener más confianza para seguir intentando y no desalentarse cuando escuchan ese “no”!).

  • Azul es mi color preferido;
  • ¿Cuál es el tuyo? El hacerles preguntas a otros niños sobre si mismos es una buena manera para hacer amigos y demostrarles a los demás que te interesan;
  • ¡Y no se olviden! Sea el modelo para que sus hijos aprendan;

Sé amistoso y modelo sus propias habilidades sociales positivas en sus interacciones con amigos y otros adultos. .

¿Cómo ser más sociable en la escuela secundaria?

¿Por qué soy tan tímido?

¿Por qué algunas personas son tímidas? – La timidez es, en parte, producto de los genes que una persona ha heredado. También depende de los comportamientos que hemos aprendido, la manera en que las personas reaccionan ante la timidez y las experiencias de vida.

  • Genética. Nuestros genes determinan nuestros rasgos físicos, como la altura, el color de los ojos y la piel, y el tipo de cuerpo que tenemos. Pero los genes también ejercen influencia sobre algunos rasgos de la personalidad, incluida la timidez. Aproximadamente el 20% de las personas tienen una tendencia genética natural a la timidez.
  • Experiencias de vida. Cuando una persona pasa por una situación que puede llegar a hacerla sentir tímida y la manera en que enfrenta esa situación pueden llegar a moldear su reacción en el futuro ante situaciones similares. Por ejemplo, si una persona tímida se acerca a nuevas cosas poco a poco, se sentirá más cómoda y con más confianza.
    • Pero no todas las personas que tienen una tendencia genética a la timidez desarrollan ese temperamento;
    • Las experiencias de vida también desempeñan un papel importante;
    • Pero si se siente forzada ante situaciones para las que no está preparada, o si es objeto de burlas o intimidaciones, es probable que se vuelva más tímida;

    El ejemplo de otras personas también puede desempeñar un papel importante y determinar si una persona aprende a ser tímida o no. Si los padres de un niño tímido son demasiado cuidadosos o sobreprotectores, tal vez le enseñen al niño a alejarse de situaciones que podrían resultar incómodas o desconocidas.

¿Cómo dejar de ser tímido?

¿Cómo dejar de ser tímido y callado?

¿Cómo ser el más popular de la escuela?

¿Cómo socializar en la escuela?

Descargar el PDF Descargar el PDF ¿Vas a matricularte en una escuela nueva? Ser un alumno nuevo puede ser bastante estresante al principio, pero no hay nada que temer. Puedes conectar con tus compañeros de clase de muchas formas distintas siempre y cuando estés dispuesto a hacer un salto de fe. Este artículo reúne algunos consejos y sugerencias para ayudarte en el camino.

  1. 1 A diferencia de las aplicaciones de citas, las aplicaciones de amistad se enfocan en hacer amigos platónicos. Descarga aplicaciones como Bumble BFF y Friender. Estas ayudan a “emparejarte” con posibles amigos. Si prefieres salir, dales un vistazo a las aplicaciones como Meetup o Nearify que te ayudan a enterarte de actividades y eventos en tu localidad. [1]
    • Bumble BFF y Friender utilizan la misma interfaz de “deslizar el dedo” y “hacer match ” que usan las aplicaciones populares de citas.
    • Si no te gustan las presentaciones en persona, esta podría ser una excelente opción para ti.

    Anuncio

  1. 1 Es posible que esa persona esté en tu misma situación. No te unas a una mesa abarrotada ni busques una zona vacía para ti sino, en cambio, busca a alguien que esté sentado por su cuenta. Esta constituye una forma fácil y no intimidante de entablar una conversación con alguien nuevo. [2]
    • En la cafetería, podrías preguntar “¿Esta silla está ocupada?” o “¿Puedo sentarme contigo?” antes de sentarte.
    • Asimismo, podrías buscar a alguien que se siente a solas en alguna de tus clases.
  1. 1 Las presentaciones constituyen una forma clásica pero eficaz de romper el hielo. Antes de entablar una conversación nueva, primero di “hola” y tu nombre. Una presentación básica es una excelente forma de exponerte a la vez que aprendes algunos nombres y rostros nuevos. [3]
    • Podrías decir “¡Hola, soy Tania! Acabo de cambiarme aquí. ¿Esta silla está ocupada?”.

    Anuncio

  1. 1 Los cumplidos son una excelente forma de romper el hielo en una conversación. No es necesario que sea un cumplido muy serio o profundo. Hacer un cumplido sobre la camiseta, la mochila u otra cosa simple de una persona es una excelente forma de empezar una conversación. Luego, puedes intentar que el cumplido haga una transición a una conversación aparte. [4]
    • Podrías decir: “¡Me encanta tu camiseta de Ciudad Costera! ¿Vas a la playa a menudo?”.
    • Asimismo, podrías decir: “Me fascinan tus uñas. ¿Dónde te las hiciste?”.
    • Los cumplidos constituyen una forma fácil y libre de estrés de entablar una conversación, sobre todo si te preocupa exponerte.
  1. 1 Las preguntas de respuesta afirmativa o negativa no harán que la conversación llegue muy lejos. Ahonda en algunos temas abiertos (por ejemplo, los programas de televisión y los pasatiempos). Hazle a tu compañero de clase una pregunta general y casual sobre este tema. Luego, hazle una pregunta de seguimiento cuando te responda. Quién sabe, tu pregunta podría conducir a una conversación amable y genuina con un posible amigo. [5]
    • Podrías preguntar: “¿Cuál es tu programa de televisión favorito?” y luego, como seguimiento, decir: “¡Nunca he oído hablar de ese programa! ¿De qué se trata?”.
    • Asimismo, podrías conversar sobre lo que hagan en su tiempo libre o su clase favorita en la escuela.

    Anuncio

  1. 1 Las risas constituyen una forma infalible de iniciar una amistad nueva. No nos referimos a los chistes de “toc toc”. Servirá cualquier ocurrencia cómica o chiste improvisado. El humor es una excelente forma de romper el hielo y establecer conexiones nuevas. [6]
    • Por ejemplo, podrías bromear: “Con toda esta tarea, creo que el único momento en el que podré dormir será en el autobús” o “La cafetería de la escuela debería pagarnos por comer esta comida”.
  1. 1 Presta atención a lo que tus compañeros de clase hagan en su tiempo libre. ¿Leen un buen libro o usan una camiseta de una banda popular? Todos estos detalles pequeños son excelentes puntos de partida, sobre todo si a ti te interesa lo mismo. Entabla una conversación valiéndote de esos intereses en común. [7]
    • Podrías comentar sobre la camiseta o sudadera de una persona si representa un equipo deportivo específico.

    Anuncio

  1. 1 Repite los detalles de una conversación anterior en una conversación futura. Podría ser algo mundano, como un viaje que la persona esté planificando para un fin de semana o un examen próximo. Luego, cuando vuelvas a hablar con ella, pregúntale cómo estuvo ese evento o actividad. Recordar detalles es una excelente forma de distinguirte como alguien solícito y genuino. [8]
  1. 1 Ayudar a un compañero de clase podría ser una excelente oportunidad de amistad. Podrías ayudar a alguien a recoger los libros de texto y cuadernos que se le hayan caído o prestarle un lápiz a un compañero de clase que lo necesite. Ser amable y considerado es una excelente forma de distinguirte del resto. [9]
    • Podrías ofrecerle una parte de tu almuerzo a alguien que haya olvidado traer dinero u ofrecerte a llevarle la tarea a un alumno que haya faltado a clase.

    Anuncio

  1. 1 Las actividades extracurriculares están llenas de amigos potenciales. Revisa en el registro de clubes de la escuela y fíjate si algún deporte, club u otra actividad se destaca mucho para ti. Unirte a una actividad grupal es una excelente forma de conocer a personas amistosas que piensen como tú. [10]
    • Si te gusta estar en actividad, podrías inscribirte en un equipo de disco volador o hockey sobre césped.
    • Si el área académica es importante para ti, podrías unirte a un club de debate o grupo de estudio.
  1. 1 Las clases de improvisación teatral te ayudan a conocer personas nuevas de una forma muy singular. La improvisación elimina el estrés y la incomodidad de un entorno escolar y los reemplaza por algo divertido y cómico. Crea e interpreta escenarios con muchos amigos potenciales nuevos a la vez que te diviertes. [11]
    • Busca en línea para ver el tipo de clases de improvisación teatral que haya en tu localidad.

    Anuncio

  1. 1 Los bailes escolares y eventos deportivos son excelentes formas de conocer a personas nuevas. Presta atención al calendario o los anuncios matutinos de la escuela y fíjate en el tipo de actividades que haya próximamente. Los eventos sociales son una excelente forma de sentir que eres parte del cuerpo estudiantil y te brindan una gran oportunidad para relacionarte con personas nuevas. [12]
    • Podrías asistir al partido de fútbol de la escuela el viernes por la noche o al siguiente baile escolar.
  1. 1 Redacta volantes con tu número telefónico y cuélgalos por la escuela. Incluye en ellos una leyenda como “Se busca amigo” y luego espera para ver si recibes algún mensaje de texto o llamada. Si bien es posible que colgar volantes parezca poco convencional, podría ser una excelente forma de conocer personas nuevas. [13]
    • Pídele permiso a la administración de tu escuela antes de colgar nada.

    Anuncio

¿Cómo caerles bien a tus compañeros de la escuela?

¿Qué tengo que hacer para tener amigos?