Como Ejercer Mi Libertad En La Escuela?

Como Ejercer Mi Libertad En La Escuela
¿Qué hacemos? – Realizarás la siguiente actividad. Escribe en una oración o texto: ¿qué significa para ti el derecho a la libertad en la escuela? Tu respuesta no debe ser muy elaborada, ya que irás trabajando con esta idea a lo largo de la sesión. Ahora, observa en el siguiente video si tú respuesta coincide con algunas de las ideas que tienen las y los jóvenes que también contestaron esta pregunta,  identifica cómo se relacionan estas ideas con las libertades fundamentales.

  • Evaluemos nuestra libertad;
  • Los adolescentes del video anterior se centraron en aspectos diversos, pero todos ellos se relacionan con la libertad y desde luego con el ejercicio de las libertades fundamentales a las que todas y todos tienen derecho;

En el contexto escolar esto tiene relevancia porque los faculta para participar en forma activa. A continuación, realizar la siguiente actividad de reflexión. Escribe en tu cuaderno o en una hoja, respuestas sencillas a la siguiente pregunta: ¿En qué acciones de tu escuela has participado o colaborado? Ahora, en función de lo anterior, reflexiona sobre lo siguiente: Los ejemplos que anotaste de participación en la escuela, ¿tienen relación con el ejercicio de las libertades fundamentales? ¿Por qué? La Convención sobre los Derechos del Niño, que es un tratado ratificado en el mundo, destaca que: “… todo niño y niña y adolescente es persona sujeta de derecho …” y refiere que tienen derecho a:

  • la libertad de expresión en los artículos 12 y 13;

Estas libertades están también establecidas en la Ley General de Niñas, Niños y Adolescentes, en el artículo 13. De acuerdo con lo que respondiste, seguramente te percataste que has ejercido algunas libertades fundamentales en tu escuela, o bien, tienes diversas ideas acerca de cómo podrías ejercerlas. Pero ¿qué significa ejercer la libertad, en este caso, en la escuela? ¿La libertad es hacer lo que cada uno quiera? Para ello, reflexiona al respecto a partir de la información del siguiente vídeo. Para el ejercicio de la libertad con respecto a otras personas, existen los siguientes criterios:

  • La dignidad humana
  • El respeto a los derechos humanos
  • El bien común

Por lo tanto, la libertad en el ámbito escolar debe incluir la libertad de pensamiento, la libertad de opinar o expresar, la libertad de asociarse y la libertad de decisión y de actuación. Como Ejercer Mi Libertad En La Escuela De este modo, lo que expresaron las y los estudiantes en el primer video, es válido; pero, para ello, las ideas que se manifiesten, el manejo de las reglas y las formas de participación en la escuela, deben tomar como punto de partida los criterios que se mencionaron antes. Así, el ejercicio de las libertades fundamentales en la escuela se traduce en una amplia gama de posibilidades, en las que puedes participar. Para conocer en qué aspectos o ámbitos de tu escuela puedes participar a partir de los criterios mencionados, o cómo podrías aplicar dichos criterios en las formas de participación en tu escuela, retoma el primer video.

El derecho a la libertad en la escuela. Evaluemos nuestra libertad. Seguramente, tienes otras inquietudes en relación con el ejercicio de las libertades en la escuela. Posiblemente, porque te sientes limitada o limitado en algunas decisiones o acciones que ahí se toman y que repercuten en ustedes.

Esto es muy importante, porque justamente, a partir de esas inquietudes, surgen ideas respecto a las acciones que se pueden emprender o sobre actividades en las cuales participar. A continuación, observa un ejemplo, a partir del cual puedes analizar cómo puedes ejercer la libertad y participar: Mara tiene 13 años y acaba de entrar a otra secundaria.

Desde preescolar se acostumbró a asistir a la escuela con el huipil que utilizan las mujeres y las niñas de su comunidad. En la nueva escuela, desde que llegó, todos la miraron raro y comenzaron a hacer bromas.

Un grupo de adolescentes la abordó en el baño y la agredió por usar esa vestimenta. Cuando pudo salir del baño, le avisó a una maestra y mandaron a llamar a su mamá. El director aclaró que se aplicaría la sanción correspondiente a las alumnas que la agredieron, conforme al reglamento escolar, pero también indicó que Mara debía atender lo referente al uso del uniforme.

  1. Con base en el caso que se expuso, anota en tu cuaderno respuestas breves o ideas principales respecto a las siguientes preguntas: ¿Qué situaciones relacionadas con el ejercicio de las libertades identificaste en la escuela a la que asiste Mara? ¿Todas esas situaciones toman en consideración los criterios que deben prevalecer para el ejercicio de las libertades? Por ejemplo, Mara optó por la libertad de conciencia al tener la convicción de que podía ir con la vestimenta de su comunidad de origen a la escuela;

El director la orientó para que, en la medida de lo posible, se apegue a lo que establece el reglamento escolar. En relación con esto último, hay que recordar que en algunas escuelas hay un reglamento y, además, cada grupo también consensa uno propio. La razón es que, el ejercicio de la libertad, además de apegarse a la dignidad humana y el respeto a los derechos humanos, debe hacerse de manera responsable. Como Ejercer Mi Libertad En La Escuela En el caso de Mara, reflexiona en lo siguiente: ¿Sus compañeras y compañeros respetaron su derecho a portar la vestimenta que forma parte de su identidad? Ella, ¿atendió las indicaciones establecidas en el reglamento escolar, respecto al uso del uniforme? La idea de estas preguntas es resaltar la importancia que tiene el ejercicio responsable de las libertades, mediante la participación en la escuela. Esta participación puede darse de muy diversas maneras, precisamente para dar respuesta a las situaciones que les inquietan o que son de su interés. Por ejemplo, una de estas formas de participación consiste en que te involucres en la elaboración del reglamento escolar, para que, junto con los docentes, directivos, madres y padres de familia, dialoguen y definan, si debe ser o no obligatorio el uso del uniforme escolar; cuáles serán las sanciones, por decirlo así, para aquellos estudiantes que incumplan los acuerdos establecidos en el reglamento, entre otras situaciones más.

Esto deriva en que existan ciertos límites, de modo que, la libertad permite tomar decisiones y actuar, es decir, hacer lo que cada persona decida o quiera. Esto no significa que esté permitido ir en contra de la dignidad de las personas y transgredir sus derechos.

Tomando el caso de Mara, en los acuerdos podría contemplarse si todos los días se debe portar el uniforme, o bien, que un día puedan llevar la vestimenta con la que se sientan más cómodos, de modo que Mara tendría la opción de portar la vestimenta que es parte de su identidad. Por lo tanto, en el ejercicio de la libertad en el ámbito escolar, debes:

  • Considerar que el ejercicio de las libertades debe basarse en la dignidad de las personas y el respeto a los derechos.
  • Asumir las reglas y los acuerdos como propias y comprometerte a cumplirlas. Se establecen, en el grupo o en la comunidad escolar, para saber qué es lo que se necesita para mejorar y convivir mejor.
  • Asumir las consecuencias que tiene el incumplimiento de las reglas o normas, que conlleva también a la reparación del daño.
  • Corregir el error. Cuando se infringen los acuerdos, además de reparar el daño, debe corregirse y evitar que vuelva a suceder, para honrar los acuerdos a los que se comprometieron, previamente los involucrados.

Cabe mencionar que para lograr lo anterior, es necesario analizar las situaciones que se viven en la escuela, así como las inquietudes que tienen los estudiantes. Es importante hacer una autoevaluación de cómo se ejerce la libertad en la escuela, mediante la comunicación. Esto permite identificar la situación que existe en el contexto escolar, los logros y aspectos a mejorar, y así coordinar la participación de los integrantes, entre ellos, tú como estudiante.

La finalidad del reglamento escolar no debe ser la de limitar sus libertades como estudiantes, por el contrario, debe dar cabida a su participación, donde puedan aportar sus puntos de vista, inquietudes y llegar a consensos entre los integrantes de la comunidad escolar.

Existen otras formas de participación en las que puedes ejercer las libertades fundamentales y que permite la comunicación e involucramiento de estudiantes, docentes, madres y padres de familia, así como de otras personas de la localidad donde viven, como autoridades, organizaciones y otros actores más.

Entre estas formas de participación resaltan: Comités escolares, proyectos culturales, científicos y productivos. Campañas escolares sobre temas de interés o situaciones que afecten. Programas que promuevan la no violencia y la resolución de conflictos.

Asambleas escolares. Organizaciones estudiantiles. Integración de la sociedad de alumnos… De manera más específica, puedes expresar tus puntos de vista por medio de obras de teatro y otras expresiones artísticas, debates y foros de discusión, exposiciones, certámenes juveniles, consultas.

Para conocer otras estrategias en las que puedes participar en tu entorno escolar, observa el siguiente video. Cuidado del medio ambiente: reduce, recicla, reutiliza. Las posibilidades para ejercer las libertades en el entorno escolar son muchas.

En el caso observaste en el vídeo, además de la dignidad humana y el respeto de los derechos, se considera el bien común, como otro de los criterios para el ejercicio de las libertades en el entorno escolar. Recapitulando lo que se trató en esta sesión, se puede destacar la importancia del ejercicio de las libertades en la escuela, mismas que te permiten participar decididamente en actividades que persigan el beneficio de todas las personas del entorno escolar.

  1. También se mencionaron los criterios para el ejercicio de las libertades en el ámbito escolar que son: la dignidad humana, el respeto a los derechos humanos y el bien común;
  2. Hay muchas maneras en las que puedes participar en tu entorno escolar, por ejemplo: en la revisión del reglamento escolar, en campañas de concientización de la igualdad o de respeto al medio ambiente, en proyectos de diversa índole, como consultas, asambleas y otras opciones más;
You might be interested:  Significado De Soñar Que Vas A La Escuela?

La libertad es un derecho que nadie puede quitarte, pero está sujeto a una serie de acuerdos que te obligan a tomar en cuenta a las demás personas con las que convives. Hay un límite para la libertad y éste aparece cuando se entienden los derechos y la libertad de quienes integran las comunidades de las que eres parte.

¿Qué es la libertad en la educación?

VI. Conclusión – Nuestra tarea de educadores consiste en ayudar a formar personas libres, capaces de asumir las exigencias de la fe y conscientes de su responsabilidad de desarrollar al máximo sus propias posibilidades. Jóvenes con autonomía y capacidad de iniciativa en su vida individual, en sus relaciones sociales y en su vida de trabajo.

Mujeres y hombres que sean capaces de decidir su propio proyecto personal de vida, de adherirse libremente a unos valores, de cumplir sus compromisos y de aceptar la responsabilidad de sus decisiones. S er libre  significa tener las riendas de la propia vida.

El hombre nace dotado de una libertad radical, originaria y, a la vez, ha de construirla con el ejercicio de las virtudes para ser dueños de nuestras propias vidas. Educar en libertad supone ayudar a formular y desarrollar un proyecto personal de vida, de modo que los más jóvenes aprendan a llevar el timón de sus vidas en la dirección correcta: hacia la felicidad de una vida plena.

¿Cuáles son las libertades que se limitan en la escuela?

Entiende mejor lo que dice la ley. Los tribunales que interpretan la Primera Enmienda han identificado algunas categorías limitadas que tu escuela podría restringir en cuanto a tu derecho a la libertad de expresión, incluyendo:

  • expresiones o lenguaje verbalmente abusivos (hostigamiento).
  • expresiones o lenguaje que promueven el uso de sustancias ilegales, o que son indecentes y vulgares.
  • expresiones o lenguaje donde el personal de la escuela pueda llegar a la conclusión que se podrían generar interrupciones reales y sustanciales en las actividades escolares, a partir de hechos concretos.

Las escuelas no pueden suponer que ciertas expresiones crearan interrupciones sustanciales. Ni tampoco pueden catalogar alguna expresión o lenguaje como “sustancialmente” perturbadores simplemente porque podrían crear controversia, inconveniencia o incomodidad, o porque la respuesta de otras personas a las expresiones  de los estudiantes podría generar interrupciones.

  1. Si un grupo de estudiantes hostiga a un compañero porque está usando una camiseta con mensajes que apoyan la igualdad LGBTT, la escuela debe tomar medidas disciplinarias inmediatas en contra de los hostigadores;

Presionar al estudiante a que use otra camiseta no es una solución al problema. Tal y como lo ha explicado un tribunal federal en el contexto de expresiones de apoyo a las personas gay, la Primera Enmienda “no tolera que reine una multitud de estudiantes descontrolados”.

¿Qué significa para ti el derecho a la libertad de la escuela?

10 cosas que debes saber sobre tu derecho a la libertad de expresión en la escuela:

  1. Exprésate.
  2. Si vas a una escuela pública, tu derecho a la libertad de expresión está protegido por la Primera Enmienda de la Constitución. Si eres estudiante de una escuela privada, consulta  nuestra sección  en español.
  3. Tu derecho a la libertad de expresión incluye el derecho de decir (o no decir) palabras que tengan que ver con tu identidad y género.
  4. Tu derecho a la libertad de expresión incluye el derecho de compartir textos con otras personas y de usar ropa, botones o prendas de vestir con mensajes e imágenes de apoyo a la igualdad LGBTT sin censura ni discrimen.
  5. Tu derecho a la libertad de expresión incluye el derecho de los estudiantes de salir del clóset o de identificarse como LGBTT o sus aliados. En la mayoría de los casos, la Ley de Acceso Igualitario ( Equal Access Act , EAA por sus siglas en inglés) y la Primera Enmienda también protegen el derecho de los estudiantes a formar grupos como las  alianzas de estudiantes gay y heterosexuales , y de participar en eventos como el  día de silencio de GLSEN   (información disponible  en español ).
  6. Tu derecho a la libertad de expresión incluye que tu escuela no pueda discriminar a partir de ideas en particular, ya sea por medio de restricciones adicionales en contra de una ideología específica.
  7. Tu escuela pública estaría violando la Primera Enmienda  si por lo general permite que los estudiantes usen camisetas con mensajes escritos, pero en el caso del uso de camisetas de apoyo a la igualdad LGBTT, requiera que los estudiantes reciban permiso por adelantado.
  8. Otra cosa para recordar es tu derecho a la libertad de expresión: un debate sobre la inclusión y el respeto no tiene nada de “sexual”, como tampoco tiene nada de “sexual” el oponerse al hostigamiento, el discrimen y la violencia. En 2008 y 2009, tres tribunales federales rechazaron rotundamente las afirmaciones que la expresión estudiantil en apoyo a la igualdad LGBTT podría ser restringida porque era “inapropiada sexualmente” o interfería con un currículo basado en la abstinencia solamente.
  9. En cuanto  a los límites a las muestras públicas de cariño o afecto,  dichos límites se deben aplicar a todos los estudiantes en la escuela, no solo a los estudiantes LGBTT. Por lo general, las expresiones de orientación sexual e identidad de género están protegidas por la Primera Enmienda.
  10. Consulta el resto de nuestro recurso en español, Conoce tus derechos: Adolescentes y jóvenes LGBTT. Ahí también encontrarás más información en español para la familia, los amigos y los maestros.

​ Para más información sobre una jurisdicción o lugar en particular,  contacta a Lambda Legal al 866-542-8336 o visita  www. lambdalegal. org/linea-de-ayuda ..

¿Cómo se practica la libertad en la casa?

| Escuela primaria | hace un año

  • La libertad es la posibilidad que tenemos las personas para tomar nuestras propias decisiones y expresar nuestras ideas y sentimientos. En la vida cotidiana se manifiesta de distintas maneras, por ejemplo:
    1. Elegir la vestimenta que nos pondremos.
    2. Andar por los lugares públicos y realizar distintos recorridos.
    3. Formar una familia.
    4. Seleccionar la escuela donde estudiarán nuestros hijos.
    5. Comunicarnos con las personas con quienes queramos hacerlo.
    6. Elegir la comida que prepararemos.
    7. Elegir los libros que vamos a leer, la música que vamos a escuchar y las películas que vamos a ver.
    8. Expresar nuestra opinión, nuestros acuerdos y nuestros desacuerdos con los demás de manera respetuosa.
    9. Acceder a la información a través de los medios que elijamos (diarios, televisión, radio, internet).
    10. Elegir el trabajo que mejor satisfaga nuestras expectativas.

¿Cómo se vive la libertad en la escuela ejemplos?

– La libertad de redistribuir los conocimientos a sus colegas, con lo que puede ayudar a otros ( libertad 2). – La libertad de buscar mejorar la educación escolar, y compartir sus ideas con sus colegas, de modo que toda la comunidad escolar se beneficie ( libertad 3).

¿Cómo defender la libertad en la escuela?

  • El sistema educativo debe promover la libertad educativa estableciendo un contexto educativo adecuado y con recursos suficientes para todo el alumnado, eliminando las barreras económicas y sociales en el acceso a los centros, y garantizando la libertad de pensamiento.

El Diario de la Educación   está editado por una Fundación y hacemos un periodismo libre, independiente y con voluntad de servicio a la comunidad educativa. Para fortalecer nuestro compromiso necesitamos tu colaboración. Tenemos tres propuestas:  Hazte suscriptor  /  Compra nuestra revista  /  Haz una donación. Este artículo ha sido posible gracias a vuestra implicación. Suscríbete Somos la única entidad sin ánimo de lucro del país que nos dedicamos al periodismo.

Nosotros no pondremos muros de pago, pero necesitamos ser 1000 suscriptores para seguir creciendo. Pulsa aquí y ayúdanos En las últimas semanas, determinados sectores de la sociedad española han redoblado sus esfuerzos para reivindicar lo que denominan “libertad educativa”.

Para ellos, la libertad educativa equivale a que los padres puedan elegir (o ser elegidos por) colegios e institutos de titularidad privada sufragados con dinero público (centros concertados), proceso al que llaman “libertad de elección de centro”. Aseguran que así se garantiza el derecho a que los padres elijan la formación religiosa y moral acorde con sus convicciones (Constitución Española, 27.

3), a pesar de que la evidencia jurídica contradice su argumento (Tribunal Constitucional, sentencia 86/1985). Sostienen que la educación pública adoctrina a sus hijos en valores contrarios a los suyos. Su propuesta para evitarlo es ceder directamente la gestión de los centros a quienes defienden, en la mayoría de los casos y con escaso disimulo, intereses particulares (económicos, políticos y/o religiosos).

Dicho de otro modo, quieren tener las manos libres para adoctrinar a sus hijos en valores que no respetan la diversidad ideológica, religiosa o sexual, y en un contexto que excluye a parte del alumnado. Y lo grave es que lo hacen y quieren seguir haciéndolo con dinero público.

En su férrea defensa, los supuestos adalides de la libertad educativa omiten, en primer lugar, que los titulares del derecho fundamental a la educación -que incluye la libertad educativa- son los niños y las niñas, y no sus padres.

En segundo lugar, no mencionan que hay enormes obstáculos para que la libertad educativa se desarrolle de forma efectiva: no dicen que lo que realmente compromete esa libertad es que un niño asista a un centro con más del 80% de población vulnerable, porque ese contexto impide un aprendizaje adecuado para todos; que una niña de 3 años esté en una clase con otros 24 alumnos sin más apoyos que la tutora, porque esa situación limitará su aprendizaje en un momento clave de su desarrollo; que un niño sea invitado a marcharse de su colegio bilingüe por no seguir el ritmo, porque un centro debe atender a toda la diversidad y no lo hace; que una niña, por tener síndrome de Down, se vea obligada a irse a un centro de educación especial por carecer de los apoyos necesarios, porque se conculca su derecho a la inclusión; que un niño se eduque solo con varones, porque se le priva de entender y relacionarse de forma adecuada con otros géneros, o que a una niña se le obligue a realizar actividades religiosas en horario escolar, porque se compromete su libertad de conciencia.

You might be interested:  Series Televisivas Que Se Sitúan En Una Escuela?

En estos y otros muchos casos se restringe gravemente la libertad educativa de la persona para acceder a una vida plena, respetuosa y con igualdad de derechos y oportunidades. De esta forma, las propuestas de quienes hoy se proclaman sus defensores nada tienen que ver con la libertad educativa en términos sustantivos.

La verdadera libertad educativa reside en que el origen y el contexto social de la niña y el niño no restrinjan sus opciones vitales. En un Estado democrático, el encargado de poner las bases materiales y sociales para garantizar ese principio es el sistema educativo, cuya finalidad es que todas las personas puedan elegir qué quieren ser en todos los ámbitos de su vida: en su trabajo remunerado, sus relaciones sentimentales, su identidad religiosa o sus ideas políticas.

  • Para garantizar la libertad educativa, el sistema educativo debe asegurarse de que en su seno se respete la libertad de conciencia del alumnado, siempre bajo los principios democráticos de convivencia y los derechos y libertades fundamentales (CE, 27);

Esta idea es incompatible con la imposición de formas de ser y de pensar por parte de grupos con intereses particulares de carácter económico, político o religioso. En definitiva, el sistema educativo no puede soslayar su obligación y debe promover la libertad educativa estableciendo un contexto educativo adecuado y con recursos suficientes para todo el alumnado, eliminando las barreras económicas y sociales en el acceso a los centros, y garantizando la libertad de pensamiento.

  • Ello solo es posible desde la ampliación y mejora de la escuela de titularidad pública, y a la ciudadanía corresponde defender y perfeccionar ambas, la libertad y la escuela pública, porque son lo mismo;

Somos la única entidad sin ánimo de lucro del país que nos dedicamos al periodismo. Nosotros no pondremos muros de pago, pero necesitamos ser 1000 suscriptores para seguir creciendo. Pulsa aquí y ayúdanos.

¿Cómo ejercer la libertad como adolescente?

¿Qué es la libertad para niños ejemplos?

La libertad se define como la capacidad que poseen las personas de poder obrar según su propia voluntad a lo largo de su vida. Por tanto, la persona será responsable de sus propios actos. Los niños cuando son pequeños dependen de los adultos. Estos últimos serán los responsables de proteger, alimentar y educar a los pequeños.

Sin embargo, a medida que los niños crecen esta dependencia hacia los adultos se va reduciendo gradualmente. Los padres deben educar a sus hijos para que sepan resolver sus problemas y sean autónomos , es decir, para que sean libres.

Sin embargo, enseñar libertad a los niños, no es lo mismo que dejar hacer. Como Ejercer Mi Libertad En La Escuela En la sociedad actual existe confusión entre el concepto de libertad y dejar hacer. Se confunde el verdadero significado de ser libre. Hoy en día existe la falsa creencia generalizada de que libertad es hacer lo que queramos y cuando queramos porque tenemos derecho a hacerlo. En realidad, ser libre implica compromiso y reflexión. El niño irá aprendiendo día a día lo que significa realmente ser libre en la manera que aprenda a tomar decisiones y haga buen o mal uso de su libertad.

Para ello, debe reflexionar, utilizar su entendimiento para tomar decisiones responsables en el uso de las libertades de las que goza. Por tanto, educar en libertad a los niños significa que los adultos enseñen a los pequeños a desarrollarse para que sean capaces de dar razones inteligentes para explicar el por qué, cómo y dónde eligen lo que quieren y asumir sus consecuencias de sus decisiones.

El ambiente idóneo para educar en libertad será la familia. Es en ese espacio donde los niños aprenderán mejor y obtendrán las herramientas necesarias para invitarles a pensar, usar su inteligencia, ser responsables y autónomos para, así, asumir su propia libertad. Así:

  • De los 0 a los 6 años. Los niños apenas tiene uso de razón, es decir, no distinguen entre lo que está bien o lo que está mal. Por eso, los padres deben ser guías. Para educar en la libertad en esta etapa se debe utilizar el juego como herramienta. Los adultos deben explicar qué es la libertad a los niños de una manera en la que puedan atraer su atención y es esa.
  • De los 6 a los 12 años. Los adultos siguen siendo los guías de los pequeños. Es ahora cuando hay que ser persistentes e invitar a los niños a ser reflexivos. Es en esta etapa donde los padres deben motivar a los hijos a que sean ellos los que elijan y asuman las consecuencias. Así aprenderán de primera mano el uso de la libertad.
  • De los 12 a los 18 años. En esta etapa es importante explicar lo que es justo y no excederse en sus libertades. Los elementos principales de la libertad serán la inteligencia, la voluntad y la prudencia.

Puedes leer más artículos similares a Enseñar libertad a los niños no es ‘dejar hacer’ , en la categoría de Valores en Guiainfantil. com..

¿Cuáles son los 11 tipos de libertad?

¿Qué necesito para ejercer mi libertad?

¿Cómo se definiría libertad?

Qué es la Libertad: – Libertad es la facultad o capacidad del ser humano de actuar según sus valores, criterios, razón y voluntad, sin más limitaciones que el respeto a la libertad de los demás. Hay libertad cuando las personas pueden obrar sin coacción y opresión por parte de otros sujetos.

  • Por ello, se dice que un individuo está en libertad o actúa en libertad cuando no está en condición de prisionero, sometido a las órdenes de otros o bajo coacción;
  • La libertad conlleva un sentido de responsabilidad individual y social;

Por lo tanto, existe una relación entre la libertad y la ética, ya que actuar en libertad no es dejarse llevar por los impulsos, sino obrar con conciencia en pro del bien propio y común. La libertad es un concepto construido por la sociedad para alcanzar una convivencia plena y constructiva.

En este sentido, se encuentra consagrada en la Declaración Universal de los Derechos Humanos. También se utiliza la palabra libertad para referirse a la facultad que tienen los ciudadanos para actuar según su voluntad e intereses propios en el marco de la ley.

La palabra deriva del latín libertas y libertātis , que significa ‘el que jurídica y políticamente es libre’. Antiguamente, el término aludía al que había nacido libre o al que había obtenido la libertad, tras haber nacido bajo esclavitud o vasallaje.

¿Cómo influye la educación en la libertad del ser humano?

La forma de integrar los términos libertad y educación condicionará la existencia de los derechos fundamentales en una sociedad. La educación se puede convertir en un instrumento de control ideológico cuando se aísla del valor de la libertad. Es tan amplia la variedad de definiciones sobre el concepto de libertad que en algunas ocasiones dificulta la reflexión y esconde un interés material dejando de lado la naturaleza y humanidad de su origen.

  • La persona humana es un ser que vive en comunidad compartiendo tiempo y espacio con otros;
  • Desde esta perspectiva se hace necesario establecer unas normas de convivencia que permitan el respeto de los derechos de los miembros como también el conocimiento de sus obligaciones;

García Hoz (1975), desde la educación personalizada del alumno, afirma que el “concepto de libertad se apoya fundamentalmente en considerarla como base de la actividad humana, en la elección, la aceptación y la iniciativa” (p. 37). En este sentido señala que la elección puede referirse a la vida misma de la institución educativa y deben existir posibilidades de elección por parte de los padres.

You might be interested:  Cuantos Maestros Hay En Una Escuela?

La reflexión y la deliberación se convierten en elementos imprescindibles a integrar en los sistemas educativos. Este mismo autor afirma que la libertad tiene un doble sentido al indicar ausencia de coacción o independencia, es decir, libertad de o capacidad de elegir el modo de actuar o acción, también llamada libertad para.

Por su parte, Barrio (2004) establece que la “libertad y educación vienen a estar, en definitiva, esencialmente vinculadas, principalmente por dos razones. Primero porque el fin de la educación es la humanización del hombre y esta humanización hace referencia a la capacidad humana de diseñar y ejecutar un proyecto vital dentro de los parámetros propios de su especie.

Y segundo, porque el fin de la educación no está impuesto a una naturaleza de modo necesario, sino propuesto a una libertad” (Barrio, 2004, p. 181). La educación responsable prepara a la persona para vivir en comunidad, para adaptarse al medio, para que desarrolle valores y actitudes ajustadas a un modelo o patrón que garantice la libertad y la dignidad de todas las personas integrantes.

En este proceso de crecimiento y madurez personal la familia y la escuela se convierten en instituciones educativas clave para una educación integral del alumno. Una educación donde la libertad se convierta en un valor que debe aprenderse y desarrollarse desde los primeros años de vida.

  • Cuando tratamos la libertad debemos asumirla desde el marco de la responsabilidad y el bien común;
  • Rawls (1996) establecería que esta misma libertad es indispensable para la protección de un amplio abanico de concepciones del bien dentro de los límites de la justicia;

Constituye un conjunto de pautas y oportunidades jurídicamente protegidas. En el documento sobre la educación, Gravissimum Educationis , derivado del Concilio Vaticano II, se da especial importancia a la escuela como agente educativo para la formación humana y moral de las personas.

  1. Esta consideración implica una gran responsabilidad por parte del Estado que debe velar por este cumplimiento respetando la elección de los padres sobre el tipo de educación que quieren para sus hijos, es decir, que “puedan escoger con libertad absoluta, según su propia conciencia, las escuelas para sus hijos” (Gravissimum Educationis, p;

6). Reyero (2003) afirmaba que “para educar en la libertad debemos conocer cómo se realiza esa elección, cómo se relaciona esa elección con la ejecución, y cómo se puede catalogar de correcta, liberadora y humanizadora, una elección” (p. 473). Ofrecer una visión única de escuela puede poner en peligro los cimientos de una libertad humana que fundamenta la existencia de las sociedades democráticas.

La libertad y la educación en la Constitución Española y otros Tratados Internacionales En España, gracias a la Constitución Española de 1978, se establece en el artículo 27. 3 “el derecho que asiste a los padres para que sus hijos reciban la formación religiosa y moral que esté de acuerdo con sus convicciones”.

Un derecho que forma parte de tratados internacionales reconocidos por España como el Pacto Internacional de Derechos Económicos Sociales y Culturales en su artículo 13. 3 y la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea , artículo 14. 3, entre otros, recogido en el Boletín Oficial del Estado del 24 de febrero del 2015.

  • Este derecho se contempla en nuestro actual sistema educativo que es la Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE) aprobada en el año 2013;
  • Ante estos supuestos cualquier injerencia en la libertad del ciudadano a elegir la escuela y la formación religiosa y moral que deseen para sus hijos podría suponer un caso de inconstitucionalidad;

Respecto a la educación, el mismo artículo 27 en su punto 2 determina que “la educación tendrá por objeto el pleno desarrollo de la personalidad humana en el respeto a los principios democráticos de convivencia y a los derechos y libertades fundamentales”.

  • No solamente debe redactarse como un derecho fundamental o libertad pública sino que debe desarrollarse plenamente en la sociedad a través de los poderes públicos;
  • Un Estado, por tanto, debe garantizar el conjunto de libertades a las que Rawls (1996) llama básicas entre las que se encuentra la libertad de conciencia y de pensamiento que integra, a su vez, las concepciones religiosas, filosóficas y morales;

En nuestro país, la libertad de enseñanza se ha convertido habitualmente en uno de los motivos políticos para no alcanzar un necesario pacto educativo. Entre partidos políticos sigue habiendo una distancia considerable, por ejemplo, sobre la existencia de colegios concertados como medida de apoyo para poder cubrir la demanda de plazas de las familias y respetar, así, el derecho constitucional a la educación (artículo 27) y a elegir el tipo de educación para sus hijos.

  • La LODE (1985), aprobada siendo presidente del Gobierno Felipe González y como Ministro de Educación José María Maravall, del PSOE, inició esta posibilidad que fue ratificada por las posteriores leyes educativas aprobadas por gobiernos del PSOE y del Partido Popular;

Podemos entender que este ha sido uno de los acuerdos más importantes alcanzados en materia educativa que se ha mantenido y respetado entre los partidos políticos más votados en el periodo democrático español (PSOE y PP). Con la LOMLOE se pone en peligro no solamente la pervivencia de este gran logro de pacto sino el derecho a la educación y a elegir su tipo por parte de los ciudadanos.

  1. La libertad y la educación en la LOMLOE La nueva ley educativa (LOMLOE) ha superado las distintas fases de tramitación parlamentaria hasta llegar actualmente al Senado para su aprobación definitiva;
  2. Esta situación ha generado en la comunidad educativa un malestar profundo tanto por algunos aspectos de su contenido como también por la forma en la que se ha tramitado, obviando la situación sanitaria de emergencia que ha suprimido prácticamente su debate social previo;

Si anteriormente estábamos planteando la necesidad de aplicar con rigurosidad el artículo 27 de la Constitución Española y de mantener los acuerdos mínimos alcanzados en educación por los partidos políticos, con la nueva ley educativa se pone en riesgo otro elemento como es el binomio libertad y educación.

  1. Este binomio podemos asociarlo a la libertad de enseñanza que ha sido una de las fuentes principales de debate en las leyes educativas españolas;
  2. No obstante, si se ha conseguido un acuerdo de mínimos con lo que respecta, por ejemplo, a la enseñanza concertada desde la LODE en 1985, cabría preguntarnos ¿qué necesidad hay ahora de eliminar este pacto que tanto ha costado alcanzar?, ¿hay interés por un pacto educativo que es lo que reclama la sociedad española desde hace décadas? o ¿este interés se centra más bien por la supervivencia de una ideología política que hace tambalear la libertad de enseñanza en favor de una escuela única?   En las enmiendas parciales presentadas a la LOMLOE se aceptó una, entre otras, que planteaba la eliminación del criterio demanda social para la planificación de las plazas escolares;

En concreto se ha eliminado del artículo 109 Programación de la red de Centros que sí se explicita en la vigente ley educativa LOMCE (2013), ausente en la LOE (2006) y, previsiblemente, también en la LOMLOE (2021). En la LOGSE de 1990 el término demanda social aparecía en varios de sus artículos.

Esta eliminación supone anular a las familias en la oferta de plazas para dejar esta decisión únicamente bajo criterios de la Administración. A esto se suma la incorporación del derecho a la educación pública cuando el artículo 27 habla del derecho a la educación, no únicamente pública.

Deja a la religión sin ser asignatura evaluada sin proponer alternativa imponiendo una como en la LOE fue educación para la ciudadanía. Vuelve a reactivar la falta de autonomía (libertad) de los centros, pone en tela de juicio la pervivencia de los centros de educación especial y no garantiza la educación en el idioma español.

  1. Además, cuestiona la elección por parte de las familias de la educación diferenciada y restringe la oferta de escuela concertada al eliminar el criterio de demanda social;
  2. Son numerosas las restricciones y ataques disfrazados en la LOMLOE no solamente a la libertad sino a la libertad de educación que es un derecho fundamental del ser humano;

El pacto social es tan necesario como el pacto político pero si alguno de ellos no se da, la ley estará avocada a las fauces de la ideología política de turno, es decir, a un sistema educativo nómada que confundirá y desestabilizará a generaciones futuras de españoles.

  1. El pacto educativo es sinónimo de una riqueza resultante de la integración de la libertad del ser humano y de su educación en un mismo fin, preparar el futuro de una sociedad;
  2. REFERENCIAS Barrio, J;
  3. (2004);

Elementos de la antropología pedagógica. Madrid: Ediciones Rialp. García Hoz, V. (1975). Educación personalizada. Valladolid: Miñón Rawls, J. (1996). El liberalismo político. Barcelona: Crítica. Reyero, D. (2003). La libertad y su incidencia en la educación. Revista Española de Pedagogía, 226, 461-488..