Como Cuidar Los Libros De La Escuela?

Como Cuidar Los Libros De La Escuela

Inicio Blog escolar ¿Cómo cuidar los libros de texto del colegio? Cada año con cada curso los padres y madres tenemos que hacer un desembolso económico muy elevado con la vuelta al cole. De los gastos más exigentes encontramos el de los libros de texto, por eso es importante que nuestros hijos hagan el esfuerzo de valorar los libros durante el curso para que tal vez puedan servirle a algún otro niño o a los hermanos. Debemos enseñarles con consejos como los que os damos a continuación. Consejos para mantener los libros de texto en buen estado:

  1. No escribir en las hojas del libro. Si por alguna razón hubiera que hacerlo, se debe utilizar un lápiz de tipo blando HB o B
  2. No subrayar los libros. Es una forma útil de remarcar lo más importante, incluso muchos profesores obligan a los alumnos a hacer pero hay que pensar
  3. Para marcar la página en la que has dejado el estudio evita hacer el típico doblamiento en la esquina superior de la hoja, utiliza un bonito marcador de papel u otro material y recuerda quitarlo del libro una vez que lo termines. Lo que no sabemos es que los papeles o flores que dejamos a veces dentro de los libros porque nos parece un bonito gesto llegan a contener más ácido que las páginas del libro, provocando que estos dejen marcas.
  4. No enrollar el libro en forma de tubo, ni juntar las tapas una junto a la otra por detrás en forma de acordeón
  5. Meter y sacar los libros con cuidado de la mochila
  6. No comer ni beber encima de los libros
  7. Cuando termine el curso lo mejor es guardar los libros en un estante en posición horizontal
  8. En el caso de tener que reparar libros rotos es recomendable utilizar adhesivos como pegamentos naturales, engrudos o PVA, por su carácter reversible.

.

¿Cómo podemos cuidar la biblioteca escolar?

Enero 29, 2015 El blog Notas de Arte, de Javiera Barrientos, publicó un artículo sobre cómo cuidar los libros de nuestras bibliotecas caseras. Revísalos aquí. Como Cuidar Los Libros De La Escuela El  blog Notas de Arte , de Javiera Barrientos, publicó un artículo sobre cómo cuidar los libros de nuestras bibliotecas caseras. Estos son los 10 consejos, que cuentan con la ayuda de los especialistas del libro  María José Illanes , encuadernadora, restauradora de libros y artista; y  Eduardo Tarrico , encuadernador artístico de libros raros y valiosos. Comodidad. Ubicar el libro de forma cómoda dentro de la estantería.

Es decir, que no esté ni muy apretado ni muy suelto. A diferencia de lo que nos dicta la costumbre, los libros conviene agruparlos por tamaño y no por orden alfabético, género literario, tema o autor. Los volúmenes muy pesados debiesen ir horizontales y no verticales.

Ubicación. Situar las bibliotecas en lugares ventilados, libres de humedad, con la menor incidencia de polvo posible y sin luz solar directa. El sol daña y desgasta cualquier material (cuero, tela, papel) sobre el que caiga directamente por un periodo prolongado de tiempo, y un libro en tapa rústica será su primera víctima fatal.

  1. Limpieza;
  2. Mantener los libros limpios;
  3. Al menos una vez cada dos meses se debiesen mover, sacudir, limpiar y revisar para asegurarse de que todo siga en orden;
  4. Eduardo es enfático en señalar que si se detecta a tiempo la acción de un agente externo (bichos, por ejemplo) se puede salvar una biblioteca;
You might be interested:  La Escuela Como Institucion Lidia Fernandez?

Selección. Al agregar un libro nuevo a nuestra colección es imprescindible que nos fijemos si está en buen estado (libre de hongos y bichos, por ejemplo). Un libro contaminado puede contaminar una biblioteca entera. Agentes nocivos. Como indica Eduardo, tanto los hongos como los bichos pueden ser eliminados de forma casera si se nos llegasen a aparecer.

  1. Para los primeros, será necesario dar al libro afectado un baño de sol y limpiarlo al aire libre hasta sacar bien las esporas;
  2. Para los segundos, se debe meter el libro a una bolsa ziploc e introducirlo al freezer (¡debe ser no frost!) durante la noche;

Luego se deja un día descongelando (como el frezeer es no frost no acumulará agua) y se repite el tratamiento para matar huevos en caso de que los hubiere. Estabilidad. Por la maleabilidad del papel (se contrae y dilata con gran facilidad) los cambios de temperatura es lo que más afecta la estructura del libro.

  1. Es importante mantenerlos en un ambiente estable en términos de humedad y calor;
  2. Entorno;
  3. Muchos usamos nuestras bibliotecas como estanterías de adornos y memorabilia;
  4. Sin embargo, es importante que los objetos que rodeen a los libros sean amigables con su preservación;

Plantas, por ejemplo ¡prohibidas! Encendedores, chisperos, velas o cualquier objeto que pueda generar un incendio, mejor mantenerlo alejado. Marcadores. Para marcar la página en la que detienes tu lectura evita doblar el borde de la hoja, en lo posible utiliza un marcador de papel u otro material y recuerda retirarlo del libro una vez que lo termines.

En general solemos dejar papeles dentro de nuestros libros, lamentablemente el 99,9% del tiempo estos (boletas, recortes de revistas, pedazos de cartulina, cartas, fotos, recuerdos, etc. ) contienen más ácido que las páginas que los resguardan, dejando marcas y desgastándolas.

A pesar de lo bello que puede llegar a ser, no hay que prensar flores o plantas entre las hojas de un libro. ¡Les hace un daño irreparable! Como Cuidar Los Libros De La Escuela 9. Subrayado. En este punto soy plenamente consciente de mi hipocresía, porque amo subrayar mis libros en las partes que me parecen conmovedoras, interesantes, ingeniosas o simplemente bellas. Me encanta, además, comprar libros usados y encontrarme con marcas de su dueño anterior, ya sea un nombre, una fecha o una nota al margen.

  1. Sin embargo, hay que evitar a toda costa subrayar o anotar en libros prestados y, sobre todo, en libros de bibliotecas públicas o universitarias;
  2. 10;
  3. Adhesivos;
  4. ¡No al scotch! La cinta adhesiva corriente es un objeto repudiado por conservadores y restauradores de papeles y libros ya que no solo es compleja de retirar, sino que además (al no ser libre de ácido) degrada el papel donde se pega;

Para reparar libros rotos es recomendable utilizar otro tipo de adhesivo (pegamentos naturales, engrudos, PVA, etc. ) preferentemente reversibles. Como dice María José, más vale guardarlos en una caja para parar el deterioro y manipularlos lo menos posible hasta que un encuadernador pueda restaurarlos.

You might be interested:  Que Hacer Si Te Discriminan En La Escuela?

¿Qué debemos hacer para cuidar los libros?

¿Cómo proteger los libros de los niños?

¿Cuál es la importancia de cuidar los libros?

Los libros son una inversión y, por ello, debemos preocuparnos por darles todo el buen trato posible para que tengan una duración libre de polillas o páginas amarillas. Si tu eres de esas personas que compra muchas obras durante el año, pero no sabe cómo almacenarlas o cuidarlas, ¡no te preocupes!.

¿Cómo mantener limpia una biblioteca?

POR ANTONIA LOUTA Lo ideal es seguir el mantenimiento básico: buena conservación, buena localización y una limpieza constante. Tanto los libros como tu salud lo agradecerán, ya que evitarás la proliferación de ácaros y evitarás la llegada de insectos capaces de comerse poco a poco las páginas.

El polvo, el primer enemigo. Si tenemos una biblioteca con puertas de vidrio cerradas, pues nada que temer, salvo la ocasional plumereada. Pero la mayoría tenemos estanterías abiertas así que contemplemos lo siguiente: al menos una vez por semana quitar el polvo de las estanterías con un trapo seco.

Si tenemos animales en casa, dos veces, mejor, por la acumulación de pelos. Si vemos que un libro ha acumulado demasiada suciedad, lo mejor es que le pases un paño húmedo, retirando con cuidado la capa de polvo. Prestar particular atención también a los huecos entre libros o detrás de ellos, que acumulan más polvo de lo que parece.

Se deben limpiar con un plumero o con una aspiradora. Los libros también deben respirar, así que tenemos que ventilar el ambiente para renovar el aire. Cada tanto (¿cuánto es tanto? ¿Quizá un mes? ¿Dos?) limpiar los libros uno por pasando un paño seco o una brocha por sus tapas, cubiertas y cantos.

Hay quien recomienda incluso hacer una hojeada rápida del libro para evitar el polvo depositado en los cantos. Enemigo número dos, la humedad. La biblioteca se instala en el los lugares más secos de casa. No estamos hablando de que reciban luz directa del sol, que tampoco es bueno, pero piensa en los libros como plantas de interior: ambiente luminoso. Y lo mismo que para el polvo: puertas. Los libros deben estar en una habitación que cuente con un ambiente ameno con un equilibrio entre la humedad y la temperatura.

Un exceso de humedad provocará que se ondulen las páginas y se deformen; mientras que por el contrario, la sequedad del ambiente provocará que se quiebre el papel. No expongas los libros a la luz directa del sol.

También habría que tener en cuenta no tener plantas cerca de los libros. La humedad de las plantas, además del riesgo a la hora de regalar y salpicar sobre los libros, sumado a la atracción que ejercen sobre los insectos no son buenos compañeros para el cuidado de nuestros libros.

Si hay muchos insectos alrededor de las plantas, se pueden ahuyentar poniendo hierbas aromáticas secas, nunca frescas, dentro de una bolsita de tela en los estantes; las hierbas pueden ser de eucalipto, albahaca, menta, laurel o lavanda.

Nunca rociarlos con aerosoles. A todos nos gusta el olor de los libros viejos, que no es otra cosa que la propia descomposición de los componentes químicos del papel y la tinta, pero lo cierto es que, en ocasiones, los libros de segunda mano vienen acompañados de otro tipo de olores más desagradables. Uno de ellos, de los más comunes, suele ser el del tabaco y no resulta fácil deshacerse de él. Un método efectivo es meter el libro en una bolsa de plástico con un poco de bicarbonato. En el caso de que tengamos libros con páginas sucias, la cosa se complica. Podemos aplicar un algodón apenas humedecido con agua y frotar con cuidado, teniendo en cuenta el estado del papel. Si está quebradizo, es mejor no insistir. Si todavía está flexible, podemos apretar un poco más. Si ocurre ¡el espanto! de que el libro se haya mojado , hay que secar bien las páginas con un secador de mano o un ventilador.

  1. También se puede poner un papel secante entre páginas si es que están demasiado mojadas;
  2. Por otro lado, los cambios constantes de temperatura también son perjudiciales para nuestra colección de libros por la dilatación y contracción de sus hojas;
You might be interested:  Ver En Que Escuela Esta Mi Hijo?

Evitar, entonces, que las estanterías con nuestros libros estén cerca de las ventanas ya que son los lugares de la casa con mayor contacto con el exterior. Tampoco exponerlos cerca de radiadores, estufas, chimeneas o aires acondicionados. Los libros deben descansar lo más cómodamente según sus dimensiones.

Lo más recomendable es colocar los libros de forma vertical y por el mismo tamaño. Esto ayudará que formen un conjunto y queden bien acomodados, favoreciendo así el buen alineamiento de las páginas y el mantenimiento del encolado en la encuadernación.

Si los apilamos uno sobre otro, pueden quedar muy bien a la vista pero se arruinan los lomos por el peso. No comas o bebas mientras estás leyendo un libro. Las manchas de grasa sobre las páginas del libro son difícilmente reparables. No guardes cosas dentro de los libros, como flores o recuerdos, ya que producen manchas. Si alguno de tus libros tiene mal olor, hongos, humedad o insectos; lo primero que hay que hacer es aislarlo para que no infecte a los demás.

  1. Luego ponemos el libro dentro de una bolsa tipo ziploc, cerrarla, y poner el libro embolsado dentro del congelador (el congelador debe ser no frozt, de los que no hacen escarcha);
  2. Dejarlo la noche ahí; al otro día lo sacamos del congelador pero dentro de la bolsa todo el día; finalmente al siguiente día lo puedes sacar de la bolsa;

Estas son algunas ideas que tenemos sobre la conservación en buen estado de los libros en nuestras estanterías en casa. Son nuestros objetos favoritos..

¿Cómo se cuida un cuaderno?

¿Cómo cuidar y ordenar los materiales de la biblioteca?

¿Cómo acomodo los libros? – Ordena los libros en sus estantes en posición vertical. Utiliza sujetalibros o colócalos levemente inclinados para evitar que se caigan. Deja unos centímetros de espacio entre cada volumen, de modo que al moverlos no se deteriore la encuadernación.

¿Cómo podemos ayudar a la biblioteca?

¿Cómo cuidar y ordenar los materiales de la biblioteca?

¿Cómo acomodo los libros? – Ordena los libros en sus estantes en posición vertical. Utiliza sujetalibros o colócalos levemente inclinados para evitar que se caigan. Deja unos centímetros de espacio entre cada volumen, de modo que al moverlos no se deteriore la encuadernación.