Actividades Que Se Realizan En La Escuela Para Divertirse?

Actividades Que Se Realizan En La Escuela Para Divertirse
¿Qué nos hace diferentes? Ofrecemos:  –

  • Seguridad interna y escuela a puerta cerrada
  • Servicio médico
  • Variedad de talleres vespertinos 
  • Salones y mobiliario en perfecto estado
  • Biblioteca y hemeroteca
  • Comedor
  • Aula de cómputo y música
  • Áreas verdes y ciclopista
  • Profesores experimentados
  • Convenios con otras instituciones
  • Excelente nivel de inglés
  • Planes de estudio avalados por la SEP y la UNAM 

Puedes encontrarnos en la calle Mier y Pesado de la Colonia del Valle; muy cerca de la Colonia Roma Sur, la Colonia Narvarte Oriente, el Parque México y las estaciones de metro Etiopía y Centro Médico. Si te gustó este artículo visita nuevamente nuestro blog, o bien, si buscas una escuela para tus hijos, envíanos un mensaje por medio de WhatsApp al: (55) 2708 2432 y te daremos toda la información necesaria..

¿Qué hace divertido ir a la escuela?

Descargar el PDF Descargar el PDF De vez en cuando, ir a la escuela todos los días puede volverse aburrido. No te preocupes; tal vez solo necesites algo de inspiración para que vuelva a ser divertido. Al conectarte con tu escuela a través de los clubs y las actividades, socializar con tus amigos y asegurarte de estar preparado todos los días, ¡podrás volver a divertirte en la escuela!

  1. 1 Únete a un club. Unirte a un club te ayudará a conectarte con otros estudiantes y tener algo que esperar con ansias al ir a la escuela. También será una buena oportunidad para adoptar roles de liderazgo e incrementar tu confianza. Habla con tus profesores para saber cuáles son los clubs disponibles a los que puedas unirte. [1]
  2. 2 Escoge un club enfocado en alguna actividad que te interese.
    • Averigua dónde se reúne el club para asegurarte de estar disponible para los encuentros.
  3. 3 Participa en las bellas artes. Esta es otra forma de conectarte con la escuela. Representarla en un programa de bellas artes te permitirá sentir orgullo y ganar un propósito para tu escuela. Por lo general, los programas aceptan a todas las personas, independientemente de su nivel de habilidades. Por lo general, las escuelas cuentan con distintos programas de los que puedes elegir: [2]
    • bandas de marcha y de concierto
    • orquesta
    • coros
    • teatro
    • arte
  4. 4 Juega en un equipo deportivo. Una excelente opción para hacer que la escuela sea divertida es ser parte de un equipo deportivo. Al jugar para un equipo deportivo de la escuela, podrás sentir orgullo por la misma y te emocionará poder representarla. Desarrollar el orgullo por tu escuela te ayudará a conectarte con ella y hacer que asistir a clases sea más divertido. [3]
    • Asiste a los juegos y eventos deportivos. Siempre que el equipo de tu escuela juegue un juego, asegúrate de asistir para animarlo. Muchos deportes ofrecen admisión gratuita para los estudiantes. Considera la posibilidad de ir con un grupo de amigos para que sea una salida divertida donde puedas conectarte con ellos.
    • No te limites únicamente a los juegos de baloncesto o el fútbol.
    • Apoya también a los deportes de chicas y asiste a los juegos de lacrosse y sóftbol.
  5. 5 Participa en actividades patrocinadas por tu escuela. Las escuelas cuentan con distintas actividades a lo largo del año, y todos los estudiantes pueden participar. Ingresa en el sitio web de tu escuela o lee el boletín informativo para saber cuáles son las actividades disponibles y cómo participar. Generalmente, las escuelas cuentan con distintas opciones para elegir:
    • bailes escolares
    • espectáculo de porristas
    • desfiles de bienvenida
    • festivales

    Anuncio

  1. 1 Escríbele notas a un amigo. Si bien podrías meterte en problemas por enviar un mensaje de texto durante la clase, puedes escribir una nota de la vieja escuela para dársela a un amigo entre las clases. El profesor seguramente no preste demasiada atención al hecho de que le pases una nota a un amigo en una hoja de cuaderno, dado que podría parecer que quieres completar una tarea de clases o tomar apuntes de la lección.
  2. 2 Dibuja. Una excelente actividad para pasar el tiempo en una clase aburrida es garabatear o dibujar. Podrás seguir participando y aprender al dibujar notas, en vez de escribirlas. Esto te ayudará a despertar el cerebro y a aprender el material en una clase con la que tienes problemas para concentrarte. [4]
    • Dibuja imágenes con tus apuntes. Convierte tus notas en una novela gráfica para aprender al mismo tiempo que dibujas.
  3. 3 Escribe una historia. Si tienes dificultades en una clase aburrida, puedes escribir tu propia historia corta. Si incluyes información acerca de la lección en tu historia corta, la clase será más divertida y podrás aprender la información al mismo tiempo.
  4. 4 Crea un juego. Cuando una clase sea aburrida o tengas que leer información que no te resulte entretenida, inventa un juego para divertirte. Un juego mental divertido te permitirá participar y volver a enfocarte. [5]
    • Cuenta la cantidad de veces que un profesor repita una palabra en particular. Si aprendes una lección de matemáticas, cuenta cuántas veces dice “sumar”. Diles a tus amigos que lleven un registro de las palabras y anota el puntaje a lo largo de varios días. Crea un premio para la persona que detecte las palabras que el profesor haya utilizado más en la semana.
    • Si te asignan leer un material muy aburrido, procura leer tan rápido como puedas y luego escribe todo lo que recuerdes. Tómate el tiempo e intenta batir tu propio récord.
  5. 5 Pide permiso para ir al baño. Tomarte una pausa para ponerte de pie y caminar un poco cuando tu mente no logra concentrarse es una forma ideal de combatir el aburrimiento. De hecho, las pausas ayudan al cerebro a retener más información y crear conexiones. Por lo tanto, tomarte una pausa para ir al baño puede ayudarte a aprender mejor la información. [6] Anuncio
  1. 1 Habla con tus amigos entre las clases. Seguramente tengas un breve momento entre las clases para cambiar los libros, pero también puedes aprovechar este tiempo para socializar con tus amigos. Memoriza dónde se encontrarán después de clases y encuentra un lugar donde puedan reunirse para ponerse al día antes de ir a la próxima clase.
    1. Participar en las bellas artes también te ayudará a ampliar tus habilidades de aprender y obtener mejores calificaciones;
    2. Pide permiso para ir al baño y luego tómate un tiempo para caminar o estira un poco antes de regresar a clases;

    Si no cuentas con el tiempo suficiente para encontrarte con tus amigos, envíales un mensaje de texto para hablar acerca de las últimas novedades.

  2. 2 Disfruta el almuerzo con tus amigos. Encuentra amigos con los que puedas almorzar durante la pausa. La hora del almuerzo será la pausa en el día en que podrás encontrarte con tus amigos y divertirte. Encuentra una mesa donde puedan sentarse a diario para que todos sepan dónde encontrarse.
    • En el caso de que puedas salir al aire libre durante el almuerzo, considera la posibilidad de comer rápido para tener más tiempo para jugar y socializar en un lugar abierto.
    • Juega a juegos de mesa como fútbol con una pelota de papel con las personas que estén en la mesa.
    • Asume el desafío de conocer personas nuevas durante la pausa para almorzar si tu grupo de amigos no tiene el mismo horario para las pausas que tú.
  3. 3 Reúnete con tus amigos después de clases para irse juntos. Tan pronto como la campana suene para indicar el final del día, comenzará tu tiempo libre. Encuéntrate con tus amigos cuando terminen las clases para caminar o regresar a casa para que puedan pasar un rato juntos. Si tienes actividades después de clases, encuéntrate con tus amigos después de la escuela para comer un bocadillo y pasar un rato juntos antes del inicio de la actividad. Anuncio
  1. 1 Anótate para tomar las clases que tus amigos tomen. Pregúntales a tus amigos cuáles son las clases que planean tomar el próximo semestre. Habla con tu consejero para poder anotarte en las mismas clases. De esta forma, tendrás personas conocidas con quien hablar.
  2. 2 Escoge cursos interesantes. Escoge las materias opcionales que te resulten emocionantes e interesantes. Haz que tu cronograma sea más divertido al tomar una clase que disfrutes cada semestre. [7]
  3. 3 Asiste a las clases con los profesores correctos. Cada profesor tiene un estilo distinto para dirigir la clase y enseñar el material. Pregúntales a los estudiantes más grandes cuáles son los profesores divertidos y cuáles son los más estrictos. Es posible que tengas opciones a la hora de registrarte para las clases y puedas asegurarte de estudiar con los profesores que hagan que las clases sean más divertidas.
  4. 4 Toma clases que requieran proyectos. Muchos cursos requieren llevar a cabo proyectos como parte de la calificación. Inscribirte en clases donde tengas una salida creativa para hacer un proyecto grupal o individual te ayudará a divertirte más y disfrutar las clases. Los proyectos con base en el aprendizaje pueden ser un cambio divertido, en vez de simplemente leer un libro.
    • Observa las clases que tomarás el año siguiente para planificar con tiempo.
    • Pregúntales a tus amigos más grandes o familiares cuáles son las clases que incluyen la realización de proyectos.

    Anuncio

  1. 1 Duerme lo suficiente. Es importante que descanses bien por la noche para poder tener un gran día en la escuela. El buen descanso permite que tu mente esté preparada para aprender, además de que podrás controlar tus emociones. Si asistes a clases cansado, te estresarás con facilidad. [8]
    • Algunos estudios sugieren que los adolescentes deben dormir entre ocho horas y media y nueve horas y media por noche.
  2. 2 Termina tus tareas a tiempo. Si te ocupas de hacer y entregar la tarea a tiempo, podrás disfrutar el día escolar sin estresarte. Si te demoras con la entrega de una tarea, comenzarás a estresarte con facilidad, lo que podría arruinarte todo el día. Para asegurarte de que la escuela siga siendo divertida, encuentra un momento para hacer todas tus tareas y entregarlas a tiempo.
    • Lleva un registro de las tareas en un calendario o una agenda para saber cuándo debes entregarlas.
    • Haz la tarea al viajar en el autobús desde y hacia la escuela para no tener que completar tanto en casa.
    • Haz la tarea con un grupo de amigos (sin copiarse las respuestas entre sí) para que los trabajos se conviertan en una actividad social.
  3. 3 Lleva una botella de agua a la escuela. Una buena hidratación es fundamental para tener un buen estado de salud. Si te deshidratas, no podrás enfocarte y te pondrás nervioso con facilidad. Por lo tanto, si quieres que la escuela sea divertida, ¡recuerda hidratarte! Lleva una botella reutilizable de agua a la escuela para mantenerte hidratado durante todo el día. [9] Anuncio

¿Qué actividades pueden realizar los estudiantes?

¿Cómo entretener a los niños en la escuela?

¿Qué hacer con tus amigos en la escuela?

¿Qué hacer en para disfrutar la secundaria?

¿Qué tipo de actividades educativas existen?

¿Cómo entretener a jóvenes de secundaria?

¿Qué actividades se pueden hacer?

¿Qué actividades realizan los niños de 6 a 12 años?

¿Qué tipos de actividades hay para niños?

¿Que jugar en la escuela?

¿Qué se debe hacer en el recreo?

¿Que hacer solo en el colegio?

Descargar el PDF Descargar el PDF Si no tienes amigos en la escuela secundaria, la preparatoria o la universidad, quizás te sientas desanimado y triste, sobre todo si estás rodeado de gente extrovertida con una vida social muy ocupada. Aunque algunas veces podría ser difícil vivir sin amigos, no necesitas tener un gran círculo social para ser feliz y productivo. Puedes pasar los años escolares sin amigos si desarrollas algunos pasatiempos satisfactorios, buscas otras formas de llenar tus necesidades sociales y cuidas de tu salud emocional.

  1. 1 Ten en cuenta los motivos por los que no tienes amigos. El hecho de no tener amigos puede deberse a muchos motivos distintos, así que tómate un tiempo para tenerlos en cuenta. Además, recuerda que puedes decidir cambiar la situación y buscar amigos si quieres. Algunas preguntas que puedes hacerte para identificar el motivo por el que no tienes amigos incluyen a las siguientes:
    • ¿Has tenido un cambio importante recientemente? Una parte del motivo por el que quizás aún no tengas amigos podría ser el hecho de que hayas ingresado a la universidad o te hayas mudado a una nueva ciudad. Asimismo, una pelea con tus amigos puede aislarte. ¿Has perdido recientemente a un amigo o a un grupo de amigos por algún motivo?
    • ¿Eres introvertido por naturaleza? Si prefieres pasar tiempo a solas en lugar de estar con otras personas, quizás seas una persona introvertida. En este caso, el hecho de no tener amigos puede deberse a tu preferencia por la soledad. Sin embargo, recuerda que puedes tener amigos y conservar tu soledad.
    • ¿Has luchado contra una confusión emocional últimamente? Si te has sentido deprimido por un tiempo y no has podido motivarte para salir y buscar amistades, esto también podría ser parte del motivo por el que no tienes amigos. De ser así, es importante que busques ayuda. Habla con el consejero de la escuela, con una persona del centro de consejería de la universidad o con un adulto de confianza, como uno de tus padres, un maestro o un líder religioso.
  2. 2 Acéptate como eres. Es fundamental que te aceptes como eres ahora mismo. Ten en cuenta que no está mal que seas tímido, diferente o que simplemente no seas muy social. Tu valor como persona no se define según la cantidad de amigos que tengas, así que no permitas que nadie te haga sentir mal. [1]
    • Si tus compañeros tratan de burlarse de ti, defiéndete. No te involucres en peleas físicas, pero hazles saber que no eres cobarde.
    • Si quieres tener más amigos en el futuro, el primer paso es aceptarte como eres en este momento.
  3. 3 Decide si quieres ser más sociable o no. Sin importar lo que digan la sociedad u otras personas, está bien que prefieras pasar tiempo a solas. No tiene nada malo que seas tranquilo, introvertido y reservado. Si decides que no quieres tener amigos cercanos, no dejes que nadie te diga que estás equivocado con tu preferencia. [2]
    • Sin embargo, recuerda que tampoco es saludable estar solo todo el tiempo. Quizás no quieras ser tan sociable como los demás, pero sí es saludable que tengas cierto nivel de socialización.
  4. 4 Analiza si sufres de ansiedad social o de otra afección. Si te sientes nervioso cuando estás cerca de otras personas, pregúntate si la ansiedad social es la que te impide tener amigos. Otros trastornos, como la esquizofrenia, el trastorno bipolar, el trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) y el autismo también pueden hacer que sea difícil crear amistades. [3]
    • Si piensas que podrías tener un trastorno mental, pídeles a tus padres que te lleven con un médico o un terapeuta.
  5. 5 Consulta con un consejero o un terapeuta. Si constantemente te sientes triste o sin esperanza, habla con el consejero de la escuela o con un terapeuta. Estas personas pueden ayudarte a llegar al fondo de tus sentimientos y a desarrollar algunas técnicas para enfrentarte a las situaciones sociales. [4]
  1. 1 Sé creativo. Aprovecha tu tiempo libre para desarrollar una destreza creativa, como dibujar, escribir, coser o esculpir. Si te inclinas más por la tecnología que por el arte, puedes editar imágenes en Photoshop o codificar tus propios videojuegos. La creatividad te permite canalizar tus emociones y estas habilidades incluso podrían ayudarte a encontrar un trabajo algún día. [5]
  2. 2 Haz un poco de ejercicio. El ejercicio es un pasatiempo excelente para hacer a solas; además, mejorará tu estado de ánimo, tu autoestima y tu salud. Si no quieres unirte a un equipo, puedes correr, andar en bicicleta o nadar. También puedes inscribirte en un gimnasio y levantar pesas o usar las máquinas de cardio. [6]
    • Si quieres ejercitarte junto a un amigo, puedes pedirle a un familiar que juegue contigo al fútbol o al tenis, o puedes sacar a pasear a tu perro.
    • Es posible que te parezca intimidante unirte a un equipo deportivo, pero quizás sea una forma excelente de conocer personas nuevas.
  3. 3 Explora la ciudad. No necesitas tener un grupo de amigos para poder salir y divertirte. Si en la ciudad hay un museo que nunca has visitado o un nuevo restaurante que quisieras probar, consiéntete con un día a solas. También puedes ir al cine, de compras a tu tienda favorita o simplemente caminar un poco en un parque si hace un buen día. [7]
    • Si puedes, toma un autobús o un tren a una ciudad distinta durante un día para cambiar de ambiente.
  4. 4 Aprende una habilidad nueva. Vuélvete experto en algo que siempre hayas querido aprender para mantenerte ocupado. Puedes estudiar un idioma, mejorar tus habilidades para cocinar o tomar un curso gratuito en internet sobre un tema de tu interés. Te sentirás bien contigo mismo cuando avances y esa habilidad podría ser de utilidad también en el futuro. [8]
  1. 1 Sé amable y considerado. No es necesario que tengas amigos íntimos, pero sí es importante tener buenas relaciones con tus compañeros y maestros. Ten buenos modales todos los días y trata a los demás como quieres que te traten. [9]
    • Cuando tratas bien a los demás, tus compañeros no tendrán nada en tu contra y será más fácil hacer amigos en el futuro si quieres.
  2. 2 Únete a un club o a grupo de algo que te interese. En la preparatoria y la universidad, tendrás muchísimas oportunidades para participar en actividades interesantes. Investiga sobre los programas que se ofrecen en tu escuela o centro comunitario. Involucrarte en un club o en un grupo es una buena forma de relacionarte con otras personas sin crear amistades íntimas con ellas.
    • Por ejemplo, podrías unirte a un club de ciencias, un grupo de discusión sobre literatura o a un equipo deportivo.
    • También puedes visitar el sitio web Meetup. com para encontrar otras personas con quienes compartas algunos intereses.
  3. 3 Dedícale tiempo a tu mascota. Los animales son compañeros estupendos, sobre todo los perros. Algunas personas piensan que los animales incluso son mejores amigos que las personas. Si no tienes una mascota, habla con tus padres sobre la posibilidad de adoptar una. [10]
    • Puedes adoptar un perro o un gato en un refugio. Con frecuencia, es difícil encontrar buenos hogares para estos animales, pero pueden ser mascotas muy fieles.
    • Un perro también puede ayudarte a romper el hielo cuando lo saques a caminar. Por ejemplo, si alguien lo elogia, quizás sea una buena oportunidad para empezar una conversación, diciendo algo como “¡Gracias! ¿Tú tienes un perro?”.
    • Si tienes un perro o un gato como mascota, también puedes hablar al respecto con tus vecinos o conocidos nuevos. Por ejemplo, si alguien menciona a su mascota, podrías decirle “Ah, acabo de adoptar a un gato (o un perro). Disfruto mucho de su compañía”. Luego, podrías mostrarle una foto de tu mascota y hablar con la persona sobre ella.
  4. 4 Trabaja u ofrécete como voluntario. Busca algunos empleos y visita los sitios de voluntariado en internet para encontrar algún puesto que te interese. Trabajar y ofrecerte como voluntario son algunas formas excelentes de involucrarte con la comunidad e interactuar frecuentemente con otras personas. [11]
    • Empieza poco a poco. Incluso con un trabajo en McDonald’s o en Starbucks, podrás ahorrar dinero para el futuro.
    • Si eses voluntario en una causa que te preocupe, te sentirás bien y la experiencia te dará una ventaja cuando busques trabajo o postules a la universidad.
  5. 5 Pon en práctica tus habilidades sociales. Si no sueles pasar tiempo con amigos, quizás hayas olvidado tus habilidades sociales. Busca algunas oportunidades para presentarte, mantener una conversación y hacer que las personas se sientan cómodas al estar cerca de ti. [12]
    • Si no sabes por qué no tienes amigos, pero sabes que tus habilidades sociales se han quedado un poco olvidadas, quizás esta podría ser la explicación. Sin embargo, debes tener en cuenta que las habilidades sociales olvidadas suelen reflejar un problema más profundo, como el miedo al rechazo. Habla con un adulto de confianza, como uno de tus padres o un maestro, sobre los motivos por los que podrías tener problemas en las interacciones sociales.
  1. 1 Demuestra interés. Si quieres hacer amigos, sigue algunos consejos para que tus posibilidades de éxito sean mayores. En general, a las personas les gusta hablar de sí mismas, así que, como regla general, puedes preguntarles sobre sus historias para crear una conexión.
    • Haz preguntas abiertas o comentarios que permitan que la persona comparta toda la información que quiera, en lugar de hacer preguntas que simplemente originen un “sí” o “no” como respuesta. En un evento, puedes preguntar “¿Dónde conociste al anfitrión?” o “¿Qué haces para divertirte?”. [13]
  2. 2 Escucha de forma activa. Además de empezar una conversación y hacer que los demás hablen, debes escuchar de forma activa. Haz contacto visual ocasional, asiente con la cabeza y usa sonidos para invitar a la persona a que siga hablando. [14]
    • Las personas que saben escuchar suelen ser muy buenos amigos porque muchos quieren desahogarse o compartir sus opiniones. Practica concentrarte mientras escuchas y prepárate para responder con un comentario que resuma lo que acabas de escuchar.
    • Después de que la persona haya terminado de hablar, podrías resumir diciendo algo como “Parece que tuviste un día muy difícil”.
  3. 3 Cuenta algo personal. La vulnerabilidad es un componente necesario y verdaderamente bello en una amistad. La confesión de cosas personales es uno de los factores que distinguen a los amigos de los conocidos. Puedes contarle a un amigo sobre el divorcio de tus padres, pero no puedes compartir esa información con cualquier persona. [15]
    • Piensa en algo pequeño sobre ti mismo que puedas compartir, como “Tuve muchas dificultades el año pasado en la escuela. Mis padres se divorciaron”. Luego, observa su reacción para saber si la amistad debe continuar.
  4. 4 Arriésgate a ser rechazado. Si estás listo para convertir en amistad tu relación con una persona, tendrás que arriesgarte. Si has estado saliendo en grupo con tu amigo potencial, invítalo a salir solo contigo. De esta forma, le demostrarás que quieres conocerlo más que al grupo.
    • Puedes decirle “Oye, pareces ser una persona genial. ¿Te gustaría ir a ver una película este sábado?”. [16]

¿Por qué es divertido aprender?

Muchas veces asociamos el aprendizaje con los métodos tradicionales y hacen que aprender lo veamos como un número que refleje una calificación aprobatoria. Se ha comprobado científicamente que una manera muy buena para retener nueva información, es cuando se libera la dopamina.

Este mensajero químico, puede ser nuestro mejor aliado como estudiantes. Estamos tan preocupados por hacer bien las tareas, estudiar para los exámenes, sacar buenas notas y lo más importante: aprender, precisamente aprender es lo que más se nos dificulta.

Queremos que nuestro cerebro retenga toda la información que es importante y le dejamos todo el trabajo pesado, estamos acostumbrados a un ritmo de vida apresurado y por eso es que vivimos cansados, desvelados, agotados y estresados; encima de todo, exigimos que nuestro cerebro retenga la información de una manera convencional, la cual, nos causa más estrés y como resultado, no aprendemos (o no tanto como quisiéramos). ¿Por qué la dopamina es clave para el aprendizaje y la memoria? Diversos estudios revelan que la dopamina, al encargarse de propagar las señales nerviosas entre las neuronas, y al estar conectadas entre sí, producen placer; este placer puede ser anticipado como la motivación, las recompensas o la toma de decisiones. (Beatriz G. López, 2019). Es por ello que la dopamina es un elemento esencial, clave para el aprendizaje y la memoria , y sobre todo porque los aprendizajes que contienen carga emocional duran más. Todo lo que nos emociona permanece más tiempo en nuestra memoria. Nos sorprende mucho la metodología educativa que se implementa en otros países, esta nos resulta poco convencional. Vemos videos, fotografías y documentales que reflejan la vida estudiantil y docente llena de costumbres diferentes a las nuestras. En algunos países con el mejor desempeño educativo como China o Finlandia, se les permite a los alumnos tomar una buena siesta, es muy importante la expresión corporal y artística, además, se promueve la buena alimentación.

  • Cuando aprendemos algo que nos produce satisfacción, también se crean procesos neuronales, ellos hacen que retengamos la información por más tiempo;
  • La motivación y la recompensa que recibimos, es el premio liberador que nos hace sentir que hicimos las cosas bien; somos más receptivos y más creativos;

(Ministerio de Comercio de la República Popular de China, s. Podemos tomar como referencia a estos países con su metodología educativa e irnos quitando prejuicios , podemos desarrollar nuestras propias técnicas de estudio, darnos tiempo para tomar un respiro y lo más importante; buscar nuestra motivación.

  • Ya que tengas definida tu motivación, no olvides que es muy importante dormir bien y alimentarse de una manera saludable, porque de nada servirá tener una gran motivación y esperar que la dopamina en nuestro cerebro haga la magia si desatendemos las necesidades primarias;

Ahora sabes que, para aprender, no es necesario sufrir; aprender puede ser de la manera más divertida y útil para tu vida , solo falta hacerlo y verás grandes cambios en ti, y en la sociedad se reflejará a gran escala. Bibliografía Beatriz G. López. (06 de 02 de 2019).

CogniFit Salud, Cerebro y Neurociencia. Obtenido de ¿Qué es la dopamina y para qué sirve? preguntas y respuestas: https://blog. cognifit. com/es/que-es-la-dopamina-y-para-que-sirve/ Ministerio de Comercio de la República Popular de China.

(s. Sistema educativo. Obtenido de http://spanish. mofcom. gov. cn/article/activity/201205/20120508149585. shtml#:~:text=China%20estipula%20nueve%20a%C3%B1os%20de,as%C3%AD%20como%20la%20ense%C3%B1anza%20superior..

¿Cómo hacer que el aprendizaje sea divertido?

¿Qué es el aprendizaje divertido?

Autor: Maria de los Angeles Del Castillo, Departamento Psicopedagógico Colegio Antares – CPAL – “Jugando se aprende mejor” es una frase que hemos escuchado con frecuencia en tanto el juego, como metodología de aprendizaje, logra captar y mantener la atención, motivación e interés de los alumnos, logrando que aprendan mientras se divierten.

Jugamos para conseguir habilidades básicas, integrarnos socialmente y para adaptarnos a diferentes contextos. Los tiempos han cambiado y actualmente los intereses lúdicos de los jóvenes están relacionados a las nuevas tecnologías.

El campo educativo no puede ser ajeno a estos nuevos contextos y, más bien, aprovecha su potencial para fomentar al máximo las habilidades de los alumnos a través de la experimentación y el juego en entornos digitales. Hablamos entonces de Gamificación, término que ha adquirido una enorme popularidad en los últimos años.

Esta técnica de aprendizaje que traslada la mecánica de los juegos al ámbito educativo, por su carácter lúdico, facilita la interiorización de conocimientos en los alumnos de una forma más divertida, generando una experiencia positiva en ellos.

A su vez, se considera que es una gran oportunidad para trabajar aspectos como la motivación, el esfuerzo, el trabajo cooperativo, toma de decisiones, solución de problemas, entre otros; de este modo, es más fácil alcanzar aprendizajes más significativos y funcionales.

  1. Así, la gamificación es una herramienta pedagógica que permite aprender y organizar el aula a través de las reglas de un juego con el objetivo de implicar a los alumnos y ofrecerles una forma nueva y diferente de aprendizaje;

Algunos beneficios de la gamificación son: 1. Aumenta la motivación por el aprendizaje: Estas herramientas innovadoras aumentan la predisposición del alumno para aprender y no generan rechazo por ser juegos. Fomenta adquirir conocimientos complejos: Si el interés es alto de los alumnos, su disposición para comprender conceptos complejos es mayor y, en consecuencia, el que puedan asimilarlos y apropiarse de los mismos.

Favorece la atención: Si los alumnos están motivados y perciben las tareas como retos que, además les gustan, entonces pondrán mayores esfuerzos para controlar su atención, focalizándose lo cual permite una mejor adquisición de conceptos, favoreciendo su propio aprendizaje.

Estimula el trabajo cooperativo: Las herramientas de gamificación requieren que se utilicen en grupo, por tanto, los alumnos deberán aprender a comunicarse y trabajar de forma conjunta, en equipo, para conseguir un mismo objetivo. Asimismo, le permite tener un rol dentro del grupo, asumirlo y tomar decisiones cuando sea conveniente.

Mejora el uso de estrategias para la resolución de problemas: Los juegos plantean retos que los alumnos deberán pensar para resolverlos. Puede ser desde una adivinanza, acertijo matemático o herramientas de física pero, en todos ellos, se requiere de un pensamiento lógico y deductivo así como el ensayo – error.

En la gamificación, aplicado en las aulas, el jugador va superando niveles y, en términos de aprendizaje, se va complejizando. Esto puede ser, por ejemplo, la asimilación de conceptos más abstractos o de problemas más difíciles de resolver. Los niveles no tienen límites y puede utilizarse desde el nivel inicial hasta el secundario, haciendo las asignaturas más entretenidas y novedosas.

¿Que hacer solo en el colegio?

Descargar el PDF Descargar el PDF Si no tienes amigos en la escuela secundaria, la preparatoria o la universidad, quizás te sientas desanimado y triste, sobre todo si estás rodeado de gente extrovertida con una vida social muy ocupada. Aunque algunas veces podría ser difícil vivir sin amigos, no necesitas tener un gran círculo social para ser feliz y productivo. Puedes pasar los años escolares sin amigos si desarrollas algunos pasatiempos satisfactorios, buscas otras formas de llenar tus necesidades sociales y cuidas de tu salud emocional.

  1. 1 Ten en cuenta los motivos por los que no tienes amigos. El hecho de no tener amigos puede deberse a muchos motivos distintos, así que tómate un tiempo para tenerlos en cuenta. Además, recuerda que puedes decidir cambiar la situación y buscar amigos si quieres. Algunas preguntas que puedes hacerte para identificar el motivo por el que no tienes amigos incluyen a las siguientes:
    • ¿Has tenido un cambio importante recientemente? Una parte del motivo por el que quizás aún no tengas amigos podría ser el hecho de que hayas ingresado a la universidad o te hayas mudado a una nueva ciudad. Asimismo, una pelea con tus amigos puede aislarte. ¿Has perdido recientemente a un amigo o a un grupo de amigos por algún motivo?
    • ¿Eres introvertido por naturaleza? Si prefieres pasar tiempo a solas en lugar de estar con otras personas, quizás seas una persona introvertida. En este caso, el hecho de no tener amigos puede deberse a tu preferencia por la soledad. Sin embargo, recuerda que puedes tener amigos y conservar tu soledad.
    • ¿Has luchado contra una confusión emocional últimamente? Si te has sentido deprimido por un tiempo y no has podido motivarte para salir y buscar amistades, esto también podría ser parte del motivo por el que no tienes amigos. De ser así, es importante que busques ayuda. Habla con el consejero de la escuela, con una persona del centro de consejería de la universidad o con un adulto de confianza, como uno de tus padres, un maestro o un líder religioso.
  2. 2 Acéptate como eres. Es fundamental que te aceptes como eres ahora mismo. Ten en cuenta que no está mal que seas tímido, diferente o que simplemente no seas muy social. Tu valor como persona no se define según la cantidad de amigos que tengas, así que no permitas que nadie te haga sentir mal. [1]
    • Si tus compañeros tratan de burlarse de ti, defiéndete. No te involucres en peleas físicas, pero hazles saber que no eres cobarde.
    • Si quieres tener más amigos en el futuro, el primer paso es aceptarte como eres en este momento.
  3. 3 Decide si quieres ser más sociable o no. Sin importar lo que digan la sociedad u otras personas, está bien que prefieras pasar tiempo a solas. No tiene nada malo que seas tranquilo, introvertido y reservado. Si decides que no quieres tener amigos cercanos, no dejes que nadie te diga que estás equivocado con tu preferencia. [2]
    • Sin embargo, recuerda que tampoco es saludable estar solo todo el tiempo. Quizás no quieras ser tan sociable como los demás, pero sí es saludable que tengas cierto nivel de socialización.
  4. 4 Analiza si sufres de ansiedad social o de otra afección. Si te sientes nervioso cuando estás cerca de otras personas, pregúntate si la ansiedad social es la que te impide tener amigos. Otros trastornos, como la esquizofrenia, el trastorno bipolar, el trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) y el autismo también pueden hacer que sea difícil crear amistades. [3]
    • Si piensas que podrías tener un trastorno mental, pídeles a tus padres que te lleven con un médico o un terapeuta.
  5. 5 Consulta con un consejero o un terapeuta. Si constantemente te sientes triste o sin esperanza, habla con el consejero de la escuela o con un terapeuta. Estas personas pueden ayudarte a llegar al fondo de tus sentimientos y a desarrollar algunas técnicas para enfrentarte a las situaciones sociales. [4]
  1. 1 Sé creativo. Aprovecha tu tiempo libre para desarrollar una destreza creativa, como dibujar, escribir, coser o esculpir. Si te inclinas más por la tecnología que por el arte, puedes editar imágenes en Photoshop o codificar tus propios videojuegos. La creatividad te permite canalizar tus emociones y estas habilidades incluso podrían ayudarte a encontrar un trabajo algún día. [5]
  2. 2 Haz un poco de ejercicio. El ejercicio es un pasatiempo excelente para hacer a solas; además, mejorará tu estado de ánimo, tu autoestima y tu salud. Si no quieres unirte a un equipo, puedes correr, andar en bicicleta o nadar. También puedes inscribirte en un gimnasio y levantar pesas o usar las máquinas de cardio. [6]
    • Si quieres ejercitarte junto a un amigo, puedes pedirle a un familiar que juegue contigo al fútbol o al tenis, o puedes sacar a pasear a tu perro.
    • Es posible que te parezca intimidante unirte a un equipo deportivo, pero quizás sea una forma excelente de conocer personas nuevas.
  3. 3 Explora la ciudad. No necesitas tener un grupo de amigos para poder salir y divertirte. Si en la ciudad hay un museo que nunca has visitado o un nuevo restaurante que quisieras probar, consiéntete con un día a solas. También puedes ir al cine, de compras a tu tienda favorita o simplemente caminar un poco en un parque si hace un buen día. [7]
    • Si puedes, toma un autobús o un tren a una ciudad distinta durante un día para cambiar de ambiente.
  4. 4 Aprende una habilidad nueva. Vuélvete experto en algo que siempre hayas querido aprender para mantenerte ocupado. Puedes estudiar un idioma, mejorar tus habilidades para cocinar o tomar un curso gratuito en internet sobre un tema de tu interés. Te sentirás bien contigo mismo cuando avances y esa habilidad podría ser de utilidad también en el futuro. [8]
  1. 1 Sé amable y considerado. No es necesario que tengas amigos íntimos, pero sí es importante tener buenas relaciones con tus compañeros y maestros. Ten buenos modales todos los días y trata a los demás como quieres que te traten. [9]
    • Cuando tratas bien a los demás, tus compañeros no tendrán nada en tu contra y será más fácil hacer amigos en el futuro si quieres.
  2. 2 Únete a un club o a grupo de algo que te interese. En la preparatoria y la universidad, tendrás muchísimas oportunidades para participar en actividades interesantes. Investiga sobre los programas que se ofrecen en tu escuela o centro comunitario. Involucrarte en un club o en un grupo es una buena forma de relacionarte con otras personas sin crear amistades íntimas con ellas.
    • Por ejemplo, podrías unirte a un club de ciencias, un grupo de discusión sobre literatura o a un equipo deportivo.
    • También puedes visitar el sitio web Meetup. com para encontrar otras personas con quienes compartas algunos intereses.
  3. 3 Dedícale tiempo a tu mascota. Los animales son compañeros estupendos, sobre todo los perros. Algunas personas piensan que los animales incluso son mejores amigos que las personas. Si no tienes una mascota, habla con tus padres sobre la posibilidad de adoptar una. [10]
    • Puedes adoptar un perro o un gato en un refugio. Con frecuencia, es difícil encontrar buenos hogares para estos animales, pero pueden ser mascotas muy fieles.
    • Un perro también puede ayudarte a romper el hielo cuando lo saques a caminar. Por ejemplo, si alguien lo elogia, quizás sea una buena oportunidad para empezar una conversación, diciendo algo como “¡Gracias! ¿Tú tienes un perro?”.
    • Si tienes un perro o un gato como mascota, también puedes hablar al respecto con tus vecinos o conocidos nuevos. Por ejemplo, si alguien menciona a su mascota, podrías decirle “Ah, acabo de adoptar a un gato (o un perro). Disfruto mucho de su compañía”. Luego, podrías mostrarle una foto de tu mascota y hablar con la persona sobre ella.
  4. 4 Trabaja u ofrécete como voluntario. Busca algunos empleos y visita los sitios de voluntariado en internet para encontrar algún puesto que te interese. Trabajar y ofrecerte como voluntario son algunas formas excelentes de involucrarte con la comunidad e interactuar frecuentemente con otras personas. [11]
    • Empieza poco a poco. Incluso con un trabajo en McDonald’s o en Starbucks, podrás ahorrar dinero para el futuro.
    • Si eses voluntario en una causa que te preocupe, te sentirás bien y la experiencia te dará una ventaja cuando busques trabajo o postules a la universidad.
  5. 5 Pon en práctica tus habilidades sociales. Si no sueles pasar tiempo con amigos, quizás hayas olvidado tus habilidades sociales. Busca algunas oportunidades para presentarte, mantener una conversación y hacer que las personas se sientan cómodas al estar cerca de ti. [12]
    • Si no sabes por qué no tienes amigos, pero sabes que tus habilidades sociales se han quedado un poco olvidadas, quizás esta podría ser la explicación. Sin embargo, debes tener en cuenta que las habilidades sociales olvidadas suelen reflejar un problema más profundo, como el miedo al rechazo. Habla con un adulto de confianza, como uno de tus padres o un maestro, sobre los motivos por los que podrías tener problemas en las interacciones sociales.
  1. 1 Demuestra interés. Si quieres hacer amigos, sigue algunos consejos para que tus posibilidades de éxito sean mayores. En general, a las personas les gusta hablar de sí mismas, así que, como regla general, puedes preguntarles sobre sus historias para crear una conexión.
    • Haz preguntas abiertas o comentarios que permitan que la persona comparta toda la información que quiera, en lugar de hacer preguntas que simplemente originen un “sí” o “no” como respuesta. En un evento, puedes preguntar “¿Dónde conociste al anfitrión?” o “¿Qué haces para divertirte?”. [13]
  2. 2 Escucha de forma activa. Además de empezar una conversación y hacer que los demás hablen, debes escuchar de forma activa. Haz contacto visual ocasional, asiente con la cabeza y usa sonidos para invitar a la persona a que siga hablando. [14]
    • Las personas que saben escuchar suelen ser muy buenos amigos porque muchos quieren desahogarse o compartir sus opiniones. Practica concentrarte mientras escuchas y prepárate para responder con un comentario que resuma lo que acabas de escuchar.
    • Después de que la persona haya terminado de hablar, podrías resumir diciendo algo como “Parece que tuviste un día muy difícil”.
  3. 3 Cuenta algo personal. La vulnerabilidad es un componente necesario y verdaderamente bello en una amistad. La confesión de cosas personales es uno de los factores que distinguen a los amigos de los conocidos. Puedes contarle a un amigo sobre el divorcio de tus padres, pero no puedes compartir esa información con cualquier persona. [15]
    • Piensa en algo pequeño sobre ti mismo que puedas compartir, como “Tuve muchas dificultades el año pasado en la escuela. Mis padres se divorciaron”. Luego, observa su reacción para saber si la amistad debe continuar.
  4. 4 Arriésgate a ser rechazado. Si estás listo para convertir en amistad tu relación con una persona, tendrás que arriesgarte. Si has estado saliendo en grupo con tu amigo potencial, invítalo a salir solo contigo. De esta forma, le demostrarás que quieres conocerlo más que al grupo.
    • Puedes decirle “Oye, pareces ser una persona genial. ¿Te gustaría ir a ver una película este sábado?”. [16]