Que Pasa Si No Mandó A Mi Hijo Ala Escuela?

Que Pasa Si No Mandó A Mi Hijo Ala Escuela
La Secretaría de Educación Pública informó que el regreso a clases presenciales para niños y adolescentes se realizará con todas las medidas sanitarias. Sin embargo, los padres o tutores que decidan no mandar a los alumnos a las escuelas tendrán la opción de continuar con clases a distancia.

¿Qué pasa si decido no mandar a mi hijo a la escuela?

‘Quienes opten, de forma voluntaria, por no llevar a su hija, hijo o pupilo al servicio educativo presencial, deberán inscribirlo o reinscribirlo en el nivel educativo que corresponda y una vez que se incorpore a clases presenciales, se realizará una valoración diagnóstica’, de acuerdo con un comunicado de la SEP.

¿Qué pasa si no envío a mi hijo al colegio 2022?

Desde principios de marzo de 2020 la realidad de la educación cambió, los profesores, apoderados y alumnos se debieron adaptar a las clases online, en un inicio y luego, desde este año, a la llamada modalidad híbrida. Todo en un contexto en el cual los estudiantes asistían a estas clases en línea, o voluntariamente de manera presencial, entendiendo que no todos los alumnos tenían las condiciones para conectarse eficientemente a través de Internet, sobre todo en las zonas rurales.

  1. Pero la campaña de vacunación, que mantiene a la población desde los tres años con menos riesgo de enfermar gravemente con el virus, estableció un nuevo panorama, por lo cual desde el próximo año volverán las exigencias prepandémicas en materia educativa;

Anuncio que el ministro de educación, Raúl Figueroa, hizo a mediados de noviembre. Esto quiere decir que la asistencia a clases dejará de ser voluntaria y tampoco se continuará con las modalidades online o mixta, por lo que los alumnos que no lleguen a las aulas el próximo año podrían incluso repetir de curso si no cumplen con un mínimo de asistencia, a no ser que esta esté bien justificada.

Así lo recordó Claudio Oyarzún, seremi de Educación, quien aclaró que “la regla dice que se requiere de un 85% de asistencia, esa es la regla de un año normal que, por razones obvias, no se ha aplicado durante los últimos dos años, sin embargo, si un alumno acredita fundadamente cuál fue la causa que lo llevó a una inasistencia mayor, por supuesto que no incurre en una causal de repitencia.

You might be interested:  Como Hacer Una Carta Responsiva Para La Escuela?

Pero distinto es un alumno que no teniendo esa condición deje de ir a clases”. La vuelta a las aulas es importante para el proceso educativo indicó Oyarzún, “en unos años tan complejos de pandemia, retomar la presencialidad es clave para que los procesos continuos de aprendizaje no se vean afectados y no asistir a clases obstaculizará la recuperación de los contenidos”.

Pero, aparte de la repitencia para los alumnos ¿los padres se exponen a algún tipo de castigo si deciden no enviar a sus hijos a clases? De acuerdo a la ley 20. 370 “la educación es un derecho de todas las personas.

Corresponde preferentemente a los padres el derecho y el deber de educar a sus hijos; al Estado, el deber de otorgar especial protección al ejercicio de este derecho y, en general, a la comunidad, el deber de contribuir al desarrollo y perfeccionamiento de la educación”.

La misma norma establece también que “la educación básica y la educación media son obligatorias, debiendo el Estado financiar un sistema gratuito destinado a asegurar el acceso a ellas de toda la población, así como generar las condiciones para la permanencia en el mismo de conformidad a la ley”.

Julián González Mallea, director regional de la Superintendencia de Educación de Coquimbo, sostuvo que “la Superintendencia de Educación no tiene facultades para sancionar a los padres o apoderados que no quieran enviar a sus hijos o pupilos al colegio.

  1. Sin embargo, los mismos establecimientos pueden solicitar medidas de protección a las Oficinas de Protección de Derechos (OPD) y ante los Tribunales de Familia por no resguardar el derecho a la educación de esos niños y niñas;

Asimismo, los estudiantes que no concurran a clases arriesgan repetir el año por inasistencia”. González Mallea reiteró que “con el avance del proceso de vacunación, implementado por el Minsal, de los funcionarios del sector de educación y de los niños y niñas, junto a la correcta aplicación de los protocolos de higiene, los establecimientos educacionales son lugares seguros, que resguardan la salud de toda la comunidad educativa frente a la pandemia por Covid-19”.

¿Qué pasa si no mando a mi hijo?

Las y los estudiantes de México regresarán a clases presenciales el 30 de agosto. Pero, ¿qué pasa si decides no enviar a tu hijo o hija a la escuela? Ante ello, este viernes se publicó un acuerdo en el Diario Oficial de la Federación (DOF) que establece que los padres y madres de familia o tutores que de forma voluntaria opten por no llevar a su menor hija, hijo al servicio educativo presencial, deberán inscribirlos o reinscribirlos en el nivel y grado educativo que corresponda.

  1. Asimismo, una vez que se incorpore a clases presenciales se realizará una valoración diagnóstica con objeto de conocer su nivel de aprovechamiento escolar;
  2. Esto responde a las normas de control escolar de la Secretaría de Educación Pública (SEP);
You might be interested:  Que Libertades Si Se Respetan En La Escuela?

“Las autoridades reportarán a la Autoridad Educativa Federal el número de educandos registrados en esta modalidad, con objeto de revisar el grado de población escolar que se encuentra bajo este supuesto durante el ciclo escolar 2021-2022”, se lee en el documento.

Si es posible, las autoridades educativas podrán brindar seguimiento y atención a los menores que optaron por no retornar a las aulas, priorizando a aquellos que se ubican en zonas de alta y muy alta marginación.

Ante esto, se establecerá un plan de trabajo individualizado que incluye el otorgamiento de materiales, orientaciones, ejercicios, actividades y todo aquello que pueda apoyar e incentivar a las y los educandos en su progreso y tránsito en el Sistema Educativo Nacional.

  • “Se privilegiará el acompañamiento cercano de las escuelas indígenas, de educación especial, telesecundarias, telebachilleratos y centros educativos Conafe, así como aquellas escuelas ubicadas en zonas de alta y muy alta marginación”, señaló la SEP;

En la inscripción , la entrega de la totalidad de la documentación se realizará durante los tres primeros meses del ciclo. Sin embargo, los datos personales del educando, de la madre, padre de familia o tutor a efecto de establecer contacto inmediato en casos de emergencia.

¿Qué pasa si no quiero que mi hijo asista a clases presenciales?

Los alumnos que no se incorporen a clases presenciales deberán ser inscritos a un programa de renivelación, el cual funcionará conforme las normas de control escolar que emita la Dirección General de Acreditación, Incorporación y Revalidación de Estudios, y que tendrá por objeto valorar los conocimientos del educando.

¿Cómo puedo hacer para que mi hijo estudie en casa?

¿Cómo se puede estudiar en casa sin ir al colegio?

¿Qué hacer si me quieren obligar a ir a la escuela?

El regreso a clases presenciales se ha dado en 135 mil 230 centros educativos a lo largo de la República, sin embargo, las escuelas no pueden obligar a los menores a regresar a las actividades presenciales por lo que muchos alumnos optaron por seguir desde casa.

La Secretaría de Educación Pública (SEP) habilito el Sistema de Orientación e Información del Sector Educativo (TELSEP). Este sistema sirve para consultar todo lo relacionado con el regreso lo relacionado con el regreso a clases presenciales, al igual para hacer cualquier tipo de denuncia.

Las denuncias vía telefónica en Ciudad de México para escuelas de educación básica se podrán realizar al 55-36-01-87-99. Por otra parte las escuelas de educación media superior y superior pueden hacer la denuncia a través del Sistema Integral de Quejas y Denuncias mejor conocido como SIDEC.

¿Por qué no tengo paciencia con mi hijo?

Falta de paciencia con los hijos: las causas – En definitiva, la falta de paciencia con los hijos nos está hablando de un enfado latente frente a ellos o a lo que ellos representan. En otras palabras, la impaciencia  es una manifestación de algo más profundo y que genera un estado de inconformidad, frustración o malestar. Los motivos que pueden motivar la escasa paciencia con los hijos son los siguientes:

  • Falta de claridad en la distribución de roles a cumplir. Ocurre cuando se asume el rol de padre sin tener conciencia sobre lo que esto significa. Se piensa que es algo natural, sobre lo que no hay nada que aprender, cuando no es así.
  • La crianza se convierte en un obstáculo para la realización de deseos individuales. La madre, el padre o ambos quieren poner en marcha proyectos que necesitan tiempo y la crianza se ve como un lastre en este sentido.
  • La relación de pareja no es buena. A veces se percibe a los hijos como una fuente de conflictos en la pareja. En esa medida, terminan viéndose como un obstáculo para disfrutar de la convivencia.
  • Se repiten patrones. Quienes han sido criados con maltrato o desconsideración tienden a repetir esos patrones, si no han hecho un trabajo de elaboración sobre esto.
  • Hay problemas con el control de los impulsos. En ocasiones el problema está en que no hay comprensión y control sobre las propias emociones, no solo con los hijos, sino en la vida en general.
  • Se rechaza al hijo. Lo usual es que esto se produzca de forma inconsciente y no significa que los padres sean unos monstruos. Lo que sucede es que no han aceptado su maternidad o paternidad, por alguna razón, aunque amen a sus pequeños.
You might be interested:  Que Significa Soñar Con La Escuela Preparatoria?

¿Por qué no pegar a los hijos?

Unas palabras sobre pegar a los niños – Quizás no haya ninguna forma de disciplina que sea más polémica que pegar a los niños. Aquí tiene algunas razones de que los expertos desaconsejen abofetear, dar cachetes o pegar de otra forma a los niños.

  • Al pegar a un niño, se le enseña que está bien pegar cuando estamos enfadados.
  • Y, además, aparte de hacerle daño, se le pueden infligir lesiones corporales.
  • Si se pega a un hijo, en vez de enseñarle a modificar su comportamiento, solo se consigue que tema a sus padres, y lo único que se le enseña es a evitar que lo vuelvan a pillar “in fraganti”.
  • Si el niño se “porta mal” para llamar la atención, una bofetada o un cachete lo puede “recompensar”; una atención negativa es mejor que no recibir ningún tipo de atención.

Fecha de revisión: junio de 2018.

¿Cómo saber si soy muy dura con mi hijo?

¿Cómo controlar la ira y el enojo con mi hijo?