Que Espero De Mi Hijo En La Escuela?

Que Espero De Mi Hijo En La Escuela

¿Qué espera que su hijo aprenda en la escuela? – El 36,7 por ciento de los encuestados respondió que esperan que, al egresar, sus hijos sean capaces de trabajar en equipo, entablar relaciones positivas, colaborar y compartir. … El 18,5 por ciento respondió que espera que su hijo aprenda.

¿Qué es lo que esperas de tu escuela?

¿Qué expectativas tienes de tu hijo?

Todos tenemos expectativas en general a lo largo de la vida. Pero, me pregunto, ¿está bueno tener expectativas para con nuestros hijos? Ante esta disyuntiva realicé una encuesta vía facebook. Hice 3 preguntas puntuales y obtuve respuestas muy jugosas. ¿Qué entiendes por expectativa?  -Algo que deseo que ellos hagan o no hagan.

  1. -A la espera de efectivización de una idea propia -Por expectativa entiendo lo que yo deseo a futuro -La expectativa es lo que “espero” del otro hacia una situación o hacia mi, es la proyección en el afuera con exigencia…;

-Asombro, esperar alguna cosa o algo de alguien pensando que te va a sorprender -Lo que espero respecto de algo o de alguien. -Esperar algo de otro o de alguna cosa. Tener un pre concepto de lo que voy a recibir, obtener o ver en otro o en alguna cosa. Tener cierta esperanza también.

-Esperar algo de alguien como yo lo veo. ¿Reconoces tener expectativas para con tus hijos?  50% respondió que sí, y el otro 50%, no Si respondiste sí, ¿cuáles? | si respondiste no, ¿por qué? -Tengo la expectativa que den buenos frutos.

Porque he sembrado en ellos con amor. -“Tus hijos no son tus hijos; son hijos de la vida…” Yo apenas soy su guía -Respondí no, porque ellos van a decidir su futuro, no me gustaría que tengan el peso de lo que yo deseo para ellos -No tengo expectativas sobre ellos, ya que en la esencia individual que son, tienen la total capacidad de ser y hacer de manera justa lo que a ellos realmente les interese, sorprendiéndome gratamente de cada creación y crecimiento en ellos…abrazos!!!! -Mi expectativa de mis hijos es esperar que lo que sean de grandes me va asombrar y maravillar, ya sea como seres humanos y en las profesiones u oficios que se desempeñen -Principalmente que sea una persona segura y feliz, que sepa desenvolverse en la vida.

-Que sean ellos mismos. Que sigan su corazón. Que intenten cosas nuevas. Que sean empáticos y solidarios. Que tomen mi historia como una experiencia y no como un camino a seguir. Que se quieran. Que se rían siempre.

-Porque son seres independientes que toman mis propuestas y las elaboran a su manera.

¿Que se espera de un niño de primaria?

Cada estudiante tiene su propio ritmo de aprendizaje, y muchos factores influyen en su evolución. A continuación te platicamos qué puedes esperar del aprendizaje que tu hijo va adquirir durante la etapa de educación primaria. Claro, el éxito de este proceso requiere del compromiso y trabajo conjunto entre el profesor, el niño y todos en casa. Entre las tareas primordiales en esta etapa están el desarrollo socio-emocional, cognitivo y el físico. Los pequeños comienzan a tener ideas propias, su autonomía va en aumento y tienen una comprensión más clara acerca de las normas y valores de la sociedad. Su independencia se incrementa, tanto en la escuela como en casa, y se reconoce un notable aumento de fuerza y afinación de habilidades motoras.

  1. Se espera que los niños al ingresar a la primaria ya tengan conocimientos básicos sobre lectura, escritura y matemáticas;
  2. En esta primera parte de la educación primaria afinan la competencia sociolingüística, la cual es necesaria para poder entender bien lo que leen;

Los libros se construyen en la realidad, por medio del contexto; los libros son apropiados en la medida que hace referencia al contexto inmediato del lector, es por eso que mientras más lectura y más vivencias tenga el niño mayor será su comprensión lectora.

¿Qué es lo que esperan los padres de sus hijos?

En esto de querer lo mejor para los hijos parece que todos los padres y madres nos ponemos de acuerdo. Los deseos de los padres para sus hijos se repiten : queremos todas las cosas buenas para ellos y nada que les haga sufrir, por supuesto. Entonces podemos afirmar en voz alta que lo que más queremos para los niños es que sean felices y que logren sus metas en la vida. Que Espero De Mi Hijo En La Escuela ¿Qué es lo que quieren todos los padres del mundo para sus hijos? ¿Qué deseo yo misma para mi hijo y para mi hija? Si lo pienso casi sin pensarlo, o si le pregunto a una madre o un padre y le pido que diga lo primero que se le pase por la cabeza, quizás salgan cosas como que tengan éxito de mayores, que logren un buen trabajo y una excelente carrera profesional, que sepan cinco idiomas y tocar tres instrumentos, que viajen y conozcan lugares recónditos pero que no se olviden nunca de dónde vienen y quién es su familia. Claro que sí, no tiene nada de malo, todas son cosas maravillosas pero, ¿y si analizamos lo que más queremos para nuestros hijos ahora? Pues entonces seguro que coincidirás conmigo, que sean felices. ¿Qué es para un niño la felicidad? Tal vez deberíamos pensar qué queremos los padres para nuestros hijos que les haga felices ahora. Que Espero De Mi Hijo En La Escuela Si me preguntas a mí cuáles son mis mayores deseos hacia mis hijos, los tengo claro: 1. Que jueguen en la calle a diario El otro día leí que la mejor extraescolar que hay es el parque. ¡Cuánta razón en una frase tan sencilla! Vale que queremos que se apunten a esta u otra actividad para que aprendan cosas y para que podamos llegar a recogerles a tiempo después del trabajo.

Así que, como reflexión para todas aquellas familias que persiguen a diario sus sueños y por lo tanto los de sus hijos, os dejamos estas líneas con las que seguro te sientes muy identificado. Yo lo veo así, ¿será también tu visión? Por cierto, prueba a preguntar a tu hijo qué es para él la felicidad , su respuesta te sorprenderá.

Pero también queremos que jueguen, corran, griten y dejen volar su imaginación a la par que se divierten con sus amigos. El mejor lugar para ello es el parque de toda la vida. Queremos que coman sano y equilibrado Por supuesto, qué padre o madre no quiere esto para sus hijos.

  • El otro día hablaba con una mamá sobre la información nutricional que se escucha ahora por todas partes, y las dos coincidíamos en afirmar que hubiéramos llevado una dieta más saludable durante el embarazo si lo hubiéramos pensado un poco;

Quizás sea por eso que cada vez apuesto más por que mis hijos sigan una correcta alimentación. Los caprichos están permitidos, pero no a diario. Deseamos que les vaya bien en el colegio Desde que entran en la guardería hasta que se gradúan en la universidad.

Queremos con toda nuestra alma que les vaya bien, que estudien, que saquen sus asignaturas con buena nota y que hagan un montón de amigos; a la par que intentamos por todos los medios que vayan por el buen camino: que respeten a los demás, que sean honestos, que no se metan en problemas.

Y muchos más valores  que les inculcamos a diario. Que Espero De Mi Hijo En La Escuela 4. Queremos que rían cada día con ilusión No podemos hacer un listado para hablar de lo que más quieren los padres para sus hijos sin mencionar  la risa. ¿Recuerdas cuándo fue la primera carcajada de tu hijo? Un detalle entrañable que deseas que no se borre nunca de tu memoria.

  1. Y es que la risa, esa que nace del corazón y que llena la casa de alegría, es la mejor que hay, sobre todo si viene de tu hijo y va acompañada también de tu sonrisa;
  2. Adoramos que pasen ratos con nosotros Los niños pasan de decir ‘mamáááá’ cada cinco minutos a estar en su habitación con sus cosas y sin hacerte el más mínimo caso;

La semana pasada me dijo un papá del barrio que le gustaría que sus hijas se hicieran mayores ya, supongo que para tener más espacio y menos cosas que hacer durante el día: llevarlas al colegio, hacer la comida y la cena, la hora del baño y el cuento, pensar cosas el fin de semana para ellas, terminar esa manualidad que traen de la escuela.

Y yo, que soy muy sentimental, me dio por pensar, ‘si ya están creciendo a pasos agigantados y eso me da pánico’. Así que, que levante la mano quien esté de acuerdo conmigo, otra de las cosas que en verdad queremos los padres para los hijos es que pasen todo el tiempo del mundo con nosotros.

Que sean buenas personas y se conviertan en adultos responsables Creo que esa es una de las metas principales que tenemos todos los padres, conseguir que nuestros hijos sean  buenas personas y que, una vez lleguen a su vida adulta, sepan desenvolverse y actuar bien.

  • Será entonces cuando veamos una pequeña recompensa;
  • Pero para que esto sea así se tiene que regar la planta desde que nace;
  • De poco servirá querer buenos resultados si no hay un excelente ejemplo en casa;
  • Y ya lo dejo, que es hablar de todo lo bueno que cada uno quiere para sus niños y la cosa parece no tener fin;

En definitiva y como te decía al principio, yo creo que la felicidad es esa condición irremplazable que buscamos todos para nuestros niños desde el primer instante en el que sabemos que van a formar parte de nuestra vida. ¡Nuestro mayor deseo! Puedes leer más artículos similares a Los mayores deseos de los padres para sus hijos (que todos compartimos) , en la categoría de Ser madres y padres en Guiainfantil.

¿Qué esperan los padres del jardín de infantes?

Que Espero De Mi Hijo En La Escuela Qué esperar del jardín de infantes El inicio del jardín de infancia es un momento muy importante en la vida de los niños, sin embargo, también lo es en el de los padres. Sus hijos dejan, por primera vez, el ámbito familiar para sumergirse en uno más social , en donde encontrarán a otros chicos y, por supuesto, docentes a los que tendrán que obedecer. Enfocándonos en el momento especial en el que viven los padres, ese también es un instante en el que aparecen muchas preguntas: ¿Cómo se adaptará mi hijo? ¿Cómo se llevará con sus nuevos compañeros? , entre tantas otras.

Sin embargo, hay una que siempre suele preocupar a los padres, ¿Qué esperará de mi hijo su maestro en el jardín? Está claro que las expectativas que cada maestro pueda tener de sus alumnos son particulares a cada docente, sin embargo, hay algunas conductas sociales que sí pueden aparecer en el común de los maestros.

Y es en ellas en las que los padres y la familia deben centrarse. La idea es que los niños puedan seguir reglas, saber escuchar y seguir indicaciones, mostrar dominio en sí mismos y saber compartir. Por otra parte, los niños deben poder hacer todo lo que puedan por cuenta propia: cuidar de sus cosas, ir al baño, lavarse las manos, etc.

  1. Luego llegará el momento en el que cada uno de los jardines de infantes buscará que los niños desarrollen distintas aptitudes y conocimientos, que, por otra parte, estos generalmente pueden variar y depender del plan de estudio vigente en cada institución;

Mayormente, previo al inicio de las clases, se realizan reuniones en las que los docentes comentan a los padres y familiares de los niños, cuáles son los objetivos que se esperan lograr antes del fin de curso. Algunas de estas aptitudes son:  Saber reconocer y nombrar las letras del abecedario; reconocer letras de imprenta que ven con frecuencia tales como las de su propio nombre, varios logotipos y señales; saber que las palabras se leen de la izquierda a la derecha y de arriba para abajo; expresar sus pensamientos e ideas; contar una historia sobre una experiencia y aprender sobre sí mismos y sobre su entorno; producir círculos, líneas, garabatos y letras como parte de su primera escritura; reconocer los números y comprender que los números nos dicen la cantidad, el orden y la medida de las cosas. Foto: Jardín por woodleywonderworks en Flickr  Loading.

¿Que esperar de la escuela de preescolar?

–> El preescolar ofrece muchas ventajas. Puede ser un gran lugar para que los niños interactúen con sus pares y aprendan lecciones de vida valiosas, como compartir, esperar su turno y respetar reglas. También puede prepararlos a nivel académico para el kindergarten y las etapas posteriores.

Pero ir al preescolar provoca algunos sentimientos, tanto en los padres como en los niños. En el niño, la entrada a un nuevo ambiente de preescolar, lleno de maestros y niños desconocidos, puede causar tanto ansiedad como emoción.

Los padres tal vez tengan sentimientos encontrados acerca de si su hijo está preparado para el preescolar. Sentirse cómodo con la decisión y el ambiente del preescolar puede ayudarlos tanto a usted como a su hijo a sentirse preparados.

¿Qué es una expectativa en educación?

Las expectativas educativas de los estudiantes remiten al nivel educativo máximo que creen que lograrán en el futuro. Estas expectativas no solo se ven influenciadas por un análisis de las habilidades e intereses personales, sino que también por el entorno familiar y escolar en el que los estudiantes se desenvuelven.

You might be interested:  Que Significa Cte En La Escuela?

¿Qué esperan los padres de los alumnos de los profesores?

‘Hay que encontrar la llave de cada niño, darle confianza y hacerle partícipe de tu proyecto’. Eso es uno de los consejos que Julia Resina,  en su libro Querida maestra , ofrece a los profesores de educación infantil que están empezando a dar sus primeros pasitos en esta importante profesión. Que Espero De Mi Hijo En La Escuela La relación alumno y profesor ha cambiado mucho en los últimos tiempos. ¿Qué es lo que ha cambiado en la educación infantil?   Los alumnos ahora son más sinceros, más decididos y expresan más y mejor sus dudas y sus problemas, con más confianza hacia sus maestros que hace unos años. Sin embargo, como reflejo de la sociedad que son, quizá sea la falta de  respeto  y valoración hacia la figura del maestro, lo que a veces lleva a la desmotivación del maestro.

  1. En este libro, Julia Resina ha querido reflejar sus vivencias como maestra a lo largo de 39 años dedicados a la enseñanza, los cambios que ha vivido en la enseñanza, en las escuelas, en las relaciones con los niños y sus padres, con anécdotas y revelando las dificultades y los placeres que ha experimentado durante todos estos años en la educación infantil;

En cuanto a los padres de los alumnos ¿son más aliados o enemigos de los profesores? Por mi experiencia creo que, en general y dependiendo de zonas, son más aliados; aunque también se dan casos en los que los padres no quieren ver el problema de sus hijos, les dan la razón en todo y culpan por ello al maestro, sin preocuparse de tener una información previa, manteniendo un  diálogo  con el maestro.

¿Cuál debe ser el papel del maestro en la formación de los niños?   Desde mi punto de vista el papel del maestro debe ser doble: por un lado, ganarse la confianza de los padres dialogando con ellos sobre sus hijos y, por otro lado, ayudando a los niños a pensar, a razonar y sembrando en ellos la curiosidad y las ganas de aprender, ofreciéndoles siempre su apoyo.

¿Hasta qué punto los profesores están preparados para tratar con niños autistas, hiperactivos y superdotados? Los maestros cuando detectan que en su clase hay un  niño “especial” , lo ponen en conocimiento de los padres y en manos de los especialistas para su estudio y diagnóstico.

  1. Normalmente, tras el tratamiento y de acuerdo con el especialista y la familia, el maestro vuelve a integrar al niño en la clase con sus compañeros, si eso forma parte del tratamiento;
  2. Esta labor de integración que hace el maestro, es fundamental para que el niño siga su desarrollo sin traumas;

¿Qué esperan los maestros de los padres y qué esperan los padres de los maestros?   Los maestros esperan de los padres que cumplan con su tarea de primeros educadores y confíen y colaboren con ellos por el bien de su hijo. Los padres esperan de los maestros ayuda y orientación para poder cumplir esa importante tarea y, por supuesto, confianza para solucionar cualquier problema que surja.

¿Que diría a los padres de un niño que se niega a estudiar?   Mi consejo es que, con todo el cariño y la paciencia de que sean capaces, hablen con el niño y escuchen lo que él tenga que decir. Suele dar mejor resultado ofrecerle ayuda para superar el problema, que  castigar  sin más.

Si el problema continua, los padres después de escuchar lo que el maestro les aconseje, no descarto llevar al niño a un especialista para detectar si hubiera algún problema; aunque a veces suele ser una forma de llamar la atención por parte del niño y con diálogo se suele solucionar.

  1. Qué es la enseñanza: ¿una vocación o un aprendizaje? Para mí la enseñanza es una vocación en la que continuamente estás aprendiendo, de los alumnos, de los compañeros y de la formación complementaria que el maestro debe recibir de la Administración;

¿Cuál es el perfil de un buen y un mal maestro?   Un buen maestro que hace educación infantil es aquel que con su cariño y esfuerzo es capaz de “conectar” con los alumnos, animarles en su  autoestima  y convencerles de que, con esfuerzo, pueden conseguir lo que se propongan.

No creo que haya malos maestros, pero sí existen aquellos que creen que su labor fundamental es darle conocimientos al niño. ¿Qué consejos daría a los profesores de educación infantil que están empezando?   Mi consejo es que quieran y respeten a los niños y así les hagan sentir, a cada uno, importante, contando siempre con su ayuda y apoyo cuando lo necesite.

¿Qué consejos daría a los padres para que estimulen a sus hijos en los estudios? Que realmente se conciencien de que son los principales responsables de la  educación de sus hijos ; que hablen mucho con ellos y por supuesto, que colaboren con sus maestros y tutores porque una labor a tres bandas en educación infantil (padres, alumnos y maestros) es mucho más responsable y fructífera.

¿Qué debe saber un niño de 6 años en la escuela?

¿Qué aprenden los niños de 5 a 6 años?

Desarrollo físico y motriz del niño entre los 5 y 6 años –

  • Muestra mayor coordinación y control en sus movimientos corporales.
  • Conserva el equilibrio sobre las puntas de los pies varios minutos.
  • Salta a la pata coja,alternando uno y otro pie (en la etapa anterior aún no era posible), manteniendo el equilibrio.
  • Su coordinación mejora hasta tal punto que es el momento de aprender a nadar, patinar e ir en bicicleta (a pesar que muchos ya lo han aprendido antes).
  • Salta y brincan con soltura, sus movimientos dejan de ser en bloque y baila con armonía.
  • Tienen mayor habilidad en la motricidad fina de sus dedos, pueden atarse los cordones de su zapatos sin tanta dificultad.
  • Puede recortar con tijeras con facilidad.
  • Son capaces de vestirse y desvestirse sin ayuda. Lavarse los dientes, la cara y las manos. Los padres debemos fomentar estos hábitos de autonomía.
  • El conocimiento de su esquema corporal aumenta, el niño de esta etapa conoce perfectamente todas las partes externas de su cuerpo y muestra interés por algunas internas (corazón, estómago, cerebro,…).
  • Esto le permite dibujar la figura humana detalladamente.
  • Sus trazos son más precisos y finos.

¿Que se puede aprender en la escuela?

¿Qué desea para su hija?

Estos son mis mejores deseos para mi hija y quiero compartirlos con todos ustedes: – Hija: Deseo que tengas sueños, no importa si de grande quieres ser bailarina, doctora o astronauta, sueña para que llegues lejos. Deseo que tus momentos tristes sean cortos y tus alegrías sean largas, pero que aprendas de todos los momentos, siempre nos enseñan algo.

Deseo que ames la vida en todas sus formas, acaricia animales, admira flores,  baila bajo la lluvia y baila sin vergüenza. Deseo que llegues con los zapatos mojados  por haber saltado en un charco, que vengas con la ropa sucia por haber trepado un árbol.

Deseo que seas fuerte, pero también sensible, llora con una película,  abraza a quien lo necesite, lucha por lo crees. Deseo que ames tu cuerpo, eres hermosa tal y como eres, acéptate  siempre con tus defectos y tus virtudes, porque eso te hace única. y el mejor de mis mejores deseos para ti mi hija es que cuando crezcas y quieras partir, sepas que tienes un hogar al que siempre podrás regresar, porque para mamá y papá, siempre serás esa niñita que soñaba con ser bailarina, doctora o astronauta.

¿Qué es lo que nuestros padres esperan de nosotros?

Ya han terminado las vacaciones para muchos y nos enfrentamos a la vuelta al cole, al trabajo, a la vuelta a la rutina. Hemos pasado mucho tiempo con nuestros hijos disfrutado en familia, pero en algún momento habremos tenido enfrentamientos por tener diferentes formas de ver las cosas, puntos de vista distintos e incluso maneras de comportarse muy en desacuerdo a lo que esperamos de ellos, en especial de nuestros hijos.

– En la educación de los hijos, los padres y madres suelen crease expectativas sobre los hijos que en muchas ocasiones difieren de la realidad y por tanto surgen los conflictos. Por ello, es muy importante que esas expectativas sean claras.

Por un lado, aunque pueden darse otras opiniones respecto a ello, los niños necesitan y merecen que sus padres y sus madres puedan esperar grandes cosas de ellos. El no esperar nada en particular puede que haga que no se esfuercen por cumplir normas básicas de convivencia que van a serles de gran ayuda a lo largo de su vida.

  1. Podemos observar las expectativas de los padres sobre sus hijos en un patio de colegio lejos de sus familiares o en la piscina de la escuela de verano  en la que tienen que realizar diferentes actividades;

Por un lado habrá niños obedientes y tranquilos que siguen instrucciones sin problemas, y por otro, nos podemos encontrar con niños que no sigan ningún tipo de reglas ni instrucciones e incluso puedan llegar a burlarse del adulto a cargo o de sus iguales. Desde Red Cenit , queremos dar unos pequeños consejos para que puedas orientar a tus hijos a comportarse y a adaptarse a actividades fuera de casa teniendo las siguientes expectativas para ellos:

  • Enséñales a ser pacientes.

La paciencia es una virtud para ayudarles a no frustrarse por algo que no consiguen de inmediato. Los niños no pueden crecer creyendo que pueden recibir una respuesta inmediata cuando quieran alguna cosa. Es muy importante que sepan esperar el turno, tanto de palabra como de acción. No hay que acostumbrarse a prestarle la atención cada vez que los oigamos y hacerles creer que las cosas se pueden conseguir al instante.

  • Enséñales a que sean ordenados.

Ser ordenado es una aptitud que se enseña desde la edad más temprana. El esfuerzo de un padre y una madre de tener la casa ordenada para tener un hogar limpio y recogido puede ser cosa de todos los miembros de la familia. Desde pequeños pueden colaborar con los quehaceres de la casa y mantener su espacio o el espacio en común limpio.

Así entonces, podemos ver reflejados los hábitos formados diariamente desde sus casas, la educación que se les ofrece desde el hogar. Seguramente los niños tranquilos y obedientes tendrán límites en sus hogares y los otros no conocerán lo que es una norma, por lo que sus comportamientos son inadecuados.

Por ello es muy importante hacerles saber a los hijos que tu expectativa es que la casa se mantenga ordenada con el esfuerzo de todos.

  • Enséñales a saber prestar atención.

Es importante mantener la atención en muchas situaciones de nuestra vida. Si prestas atención sobre lo que haces, eres más consciente a la hora de prestar atención sobre los demás. Cuando estás en casa, y hablas con tus hijos, la expectativa de un padre o una madre es que puedan aparcar lo que estén haciendo en ese momento y atiendan a lo que dices.

Es muy importante dar ejemplo, por lo que si tus hijos quieren habar contigo debes dejar de lado por un momento lo que estés haciendo. En numerosas ocasiones se pueden guardar los turnos conversacionales en la vida diaria y realizar una escucha activa, es decir, prestar atención sobre lo que nos dicen y guardar el turno de palabra.

No debemos permitirles que ignoren a alguien que está hablando, ni que interrumpan y si lo hacen, hay que enseñarles a pedir disculpas. Debemos enseñarles que todos merecemos ser escuchados.

  • Enséñales a que respeten la estructura familiar.

Los valores que se construyen en una familia son actitudes y hábitos que son aceptados por todos miembros del hogar e identifican a una familia. Las expectativas familiares definen el ambiente de tu hogar. Tenemos que tener en cuenta que el contar con una estructura en casa hace que los niños puedan adaptarse sin problemas a las expectativas de convivencia en otros grupos fuera de casa. Si bien están enseñados a seguir instrucciones y cumplir sus funciones dentro de un equipo, están respetando a los demás, es decir, pueden respetar estructuras familiares de otros miembros y sus valores.

  • Enséñales a que sean educados.

La educación es el pilar fundamental que se construye desde el hogar desde los primeros años de vida, por ello desde edades tempranas los hijos deben saber que se espera una respuesta educada a las peticiones que se le hagan: “gracias”, “por favor”, “buenos días”, “buenas noches”, etc. , son palabras que se deberían utilizar en todos los hogares diariamente y por costumbre cuando nos comunicamos. No sirve el uso de malas formas como patalear, gritar o respuestas groseras por parte de ningún miembro de la familia.

  • Enséñales a que hagan su mejor esfuerzo.

Las expectativas de los padres sobre los hijos no tratan en que sean los mejores en clase, o en un deporte o que destaquen siempre. Sin embargo, deben saber que los padres esperan que siempre se esfuercen al máximo y den lo mejor de ellos en cualquiera de sus situaciones diarias. Para dar ejemplo, los hijos deben ver que en los trabajos de los padres o en las responsabilidades de los hogares dan lo mejor de sí mismos y se esfuerzan al máximo.

  1. Así entonces, podrán construir amistades positivas basadas en la tolerancia, respeto y comunicación;
  2. Así ellos verán que es importante esforzarse para conseguir lo mejor de sí mismos, favorecerá su autoestima y su confianza;

Todos los miembros de la familia deben poner todo de su parte en desempeñar el mejor papel dentro de sus roles tanto en la escuela, como en el trabajo, como en el hogar, en todos los contextos donde se desenvuelven. Para concluir, debemos tener en cuenta que en el camino, el proceso es lo más importante y no la llegada o el resultado.

Además, debemos saber de la importancia de la motivación en el proceso de aprendizaje donde la labor de los padres y madres es crucial para los hijos. Dales a tus hijos las herramientas para la superación y hazles saber que siempre esperas lo mejor de ellos, pero no dejes de apoyarlos cuando las cosas no salen como ellos esperaban o como nosotros querríamos.

“El camino es la meta y la meta es el camino” Vanessa Civera , pedagoga y terapeuta en  RED CENIT.

¿Qué es lo mejor para sus hijos?

Lo mejor eres tú – Que Espero De Mi Hijo En La Escuela Este texto conectó con miles de personas porque invita a no juzgar ni a aleccionar a los padres sobre qué es o no lo mejor que deben hacer para sus hijos, anima a reflexionar sobre las posturas tajantes sobre si lo más adecuado es un método de crianza u otro, si es mejor coger al niño en brazos o dejar de cogerle, si la madre se debe sentir de esta u otra forma por dar el pecho o el biberón. El escrito invita a pensar que lo mejor es lo que el instinto nos dice, lo mejor es lo que nos hace también sentirnos bien, en resumidas cuentas, lo mejor somos cada uno de nosotros, es decir, lo mejor para tus hijos eres TÚ. Ante el alcance que consiguió este necesario mensaje y el impacto que produjo en los padres que acudían en la consulta, la autora del texto original, Joiane, decidió pedirle ayuda a una amiga diseñadora para que creara con el mensaje una lámina más bonita y poner en su blog una versión descargable de la misma, animando a todo el que quiera a guardársela, imprimirla y compartirla.

  • La importancia de este texto va más allá de tranquilizar a los padres, trata de inspirar confianza, de animar a los progenitores a confiar en ellos mismos ante una faceta de la vida que despierta todas las inseguridades del mundo, como es ser padre o madre, criar un hijo;
You might be interested:  Quién Es El Representante De La Escuela De Los Annales?

Pero también habla de respeto, de sororidad, de empatía , de apoyo y de evitar los juicios de valor que tantas veces hacemos y que puede hacer tanto daño. Cada uno buscamos lo mejor para nuestros hijos y la respuesta a qué es lo mejor está en nosotros mismos.

  • Aquí puedes ver el texto completo:  Lo mejor no es el pecho;
  • Lo mejor tampoco es el biberón;
  • Lo mejor no es que lo cojas;
  • Lo mejor tampoco es que lo dejes de coger;
  • Lo mejor no es que lo tumbes así;
  • Lo mejor tampoco es que lo tumbes del otro modo;

Lo mejor no es que lo tapes de una forma. Lo mejor tampoco es que lo tapes de la otra forma. Lo mejor no es que lo abrigues con esto. Lo mejor tampoco es que lo abrigues con aquello. Lo mejor no es que le des purés. Lo mejor tampoco es que le des trozos. Lo mejor no es lo que te dice tu madre.

Lo mejor tampoco es lo que te dice tu amiga. Lo mejor no es que esté con una niñera. Lo mejor tampoco es que vaya a la guardería o esté con abuelos. Lo mejor no es que siga ese tipo de crianza. Lo mejor tampoco es que siga ese otro estilo de crianza.

¿Sabes lo que realmente es lo mejor? LO MEJOR ERES TÚ. Lo mejor es lo que a ti te hace sentir mejor. Lo mejor es lo que tu instinto te dice que es mejor. Lo mejor es lo que a ti te ayuda a estar bien también. Lo mejor es lo que te permite a ti ser feliz con tu familia.

  • Porque si tú estás bien, ellos reciben lo mejor;
  • Porque lo mejor eres tú;
  • Porque si tú te sientes segura, ellos también se sienten seguros;
  • Porque si tú crees que lo estás haciendo bien, tu tranquilidad y felicidad les llega a ellos;

PORQUE LO MEJOR ERES TÚ. Dejemos de intentar decir a cada madre / padre qué es lo mejor. PORQUE LO MEJOR REALMENTE PARA TUS HIJOS ERES TÚ. También te puede interesar: La gran aventura de Ser Padres, también en tu email. Déjanos acompañarte en la gran aventura de tu vida.

¿Qué es una buena escuela?

Una buena escuela es una escuela de calidad, inclusiva y que mejora constantemente. contexto real en que está inserta. Se trata de entender a la escuela como un lugar vivo, hecho por personas para personas, un espacio perfectible, cambiante, en constante mejora.

¿Cómo es la escuela de hoy en día?

PLAN GENERAL  1. INTRODUCCIÓN. UNA ESCUELA DE HOY 2. 1     La vocación del maestro. 2     Los jóvenes a los que llaman alumnos. TRABAJANDO PARA LOS JÓVENES. LA ESCUELA DE HOY 4. 1     En proyecto 4. 2     Una pedagogía preventiva 5. LOS JÓVENES, PRIORIDAD Y CENTRO DE LA ESCUELA DE HOY 5.

  • 1     Afecto por los jóvenes 5;
  • 2     Prioridad a los mas pobres 5;
  • 3     Exigencias para los educadores 6;
  • CONCLUSIÓN 6;
  • 1     La necesaria formación permanente de los maestros 6;
  • 2     Hacia una formación integral 7;

PARA LA REFLEXIÓN Y EL DIÁLOGO OBJETIVOS: 1. Definir los elementos que caracterizaran a la Escuela de Hoy. Demostrar la importancia de centrar la labor del colegio hacia los jóvenes. Proponer formas de trabajo para una reorganización del sistema educativo en la escuela.

INTRODUCCI Ó N. La educación de los niños y jóvenes es un tema de vital importancia para toda época, y país, pues para nadie es un secreto que según se eduquen los mas jóvenes así será el futuro de ellos, en lo personal y de la Nación a la que ellos pertenezcan, en lo general.

Con esta idea en las mentes y un inmenso amor en nuestros corazones por el futuro de los jóvenes de nuestro país, hemos realizado este Proyecto, conscientes de que este no es mas que un pequeño aporte a la magna obra de reconstrucción de la sociedad en nuestra Cuba.

Es evidente que el sistema y la metodología aplicados actualmente en la escuela cubana no han dado los resultados esperados. Si bien es cierto que existe un elevado número de egresados universitarios, también se aprecian importantes fallas en el comportamiento individual y social de las nuevas generaciones de cubanos.

Lamentablemente, el sistema educacional ha limitado la influencia de la familia en la formación de los niños y jóvenes, centrándose más en la instrucción que en la educación. Son estas razones las que nos han motivado a presentar este Proyecto, con el cual aspiramos a colaborar, modestamente, en la modernización del actual sistema de enseñanza.

  • Este no será un extenso tratado pedagógico, sino todo lo contrario, un seminario sencillo que con palabras claras ofrezca a los maestros que tienen en sus manos esta labor, recomendaciones que lo ayuden a lograr de sus clases el máximo de desarrollo de sus educandos, de manera que los preparen para que logren la mejor y más completa formación;

Dejen sembrada en ellos la semilla de la investigación, que los motive a lo largo de toda la vida a buscar las respuestas a sus preguntas y saber saciar las ansias de conocer, propias de todo hombre y mujer plenamente desarrollados y no quedarse en el ser consumista de las ideas y respuestas que otros les ofrezcan.

Desarrollando la capacidad de pensamiento independiente, de valoración y de una correcta   expresión oral, son los objetivos finales de una completa formación. Para lograrlo el maestro necesita de una serie de premisas: Tener la vocación para educar, un amor profundo y un respeto sin límites hacia su labor y hacia sus alumnos.

Dominar a profundidad la materia que imparte y sentirse día a día motivado a investigar y profundizar en el conocimiento. Y no menos importante, dominar los métodos y técnicas de la enseñanza que le ayuden a llegar a todos y cada uno de sus alumnos teniendo en cuenta las diferencias individuales.

De este modo la escuela debe convertirse en una institución que atesore las principales fuentes del conocimiento, las teorías de enseñanza más avanzadas, los espacios de debate más abiertos; la disciplina y el respeto que garanticen el total desarrollo de todos.

En fin el crecimiento humano de alumnos y maestros. UNA ESCUELA DE HOY 2. 1     La vocación del maestro. Cuando nos referimos a una escuela de hoy no nos estamos refiriendo a la escuela al campo ni en el campo, estamos muy lejos de ello. Así llamaremos a lo que queremos convertir las escuelas actuales, escuela de hoy, lugar de encuentro de educadores y educandos para de la mano adentrarse en el mundo del conocimiento y la cultura, de la ética y los principios que rigen el mundo de hoy.

  1. La vocación a la enseñanza es la base sobre la que se construirá este proceso y cuando nos referimos a la vocación no podemos dejar de mencionar el amor, el maestro de vocación ama su profesión, vive para ella y para los que son objeto de su labor: los alumnos;

A las aulas no deben ir a enseñar nadie que no sienta este amor, porque el amor será el único que garantizara que esta labor sea exitosa. La vocación de servicio del maestro lo llevara cada día a su aula a dar lo mejor de sí para alcanzar su meta final: contribuir a formar hombres y mujeres del mañana, pensantes y capaces de asumir el roll protagónico de sus vidas.

  1. El respeto es otro componente esencial, el maestro debe sentir un respeto enorme por si mismo, que lo motive a ser ejemplo para sus alumnos por sus conocimientos y su ética, debe al mismo tiempo ser conciente de lo que él representa dentro de este proceso de enseñanza y para la sociedad en general;

La imagen del maestro necesita una pronta recuperación, si se quiere cambiar la escuela. 2     Los jóvenes a los que llaman alumnos. Los alumnos, objetos de nuestra labor transformadora no pueden seguir viéndose como un número componente de una masa amorfa a la que debemos hacer entrar por el carril.

Tenemos que ser capaces de reconocer cada rostro, cada nombre y cada vida en particular, pues de eso se trata, cada uno de ellos es un ser individual y único al que debemos tratar y ver como un ser humano particular, con sus propias características y dones y saber ayudar a cada uno a alcanzar los objetivos de nuestra enseñanza de manera que nadie quede rezagado en este proceso.

En la escuela de hoy debe encontrar un espacio la fraternidad, esa que propicia el compartir lo que se tiene con el otro desde los conocimientos hasta los medios de enseñanza, sobre todo con aquel con menos recursos que no puede acceder a todos los instrumentos; como el libro, la computadora, etc.

; el ayudar al condiscípulo a realizar la tarea o entender un tema que no ha sido totalmente asimilado, a realizar el proyecto de curso con que sé podrá fin a una materia. Pero con mucho cuidado que esta ayuda fraternal no se convierta en paternalismo que mate todo esfuerzo de superación personal o que por el contrario genere en el que ayuda un espíritu de superioridad.

Por el contrario esta ayuda fraternal debe estar complementada de la sencillez, la modestia y sobre todo la compasión. La labor formadora del maestro es extremadamente delicada pues no se puede perder de vista que el objeto de su labor son seres humanos a los que si él sabe hacer bien su obra los ayudara a superarse y ser cada vez mejores persona, pero si por el contrario su labor falla, estará creando seres deformes que nunca alcanzaran su pleno desarrollo y sus mentes quedaran incapacitadas para ejercer ese derecho natural del ser humano: pensar.

  • Por consiguiente su papel en la sociedad dejara de ser protagónico e individual para convertirse en la masa, esa que se mueve según corran los vientos y que impulsa la voz de aquel que sé auto denomina representante de ella;

Esos no son los hombres y mujeres que pueden cambiar los destinos de ninguna nación, que pueden trabajar por el bien común, ni que puedan asumir con responsabilidad las funciones públicas para el bienestar de una nación en su conjunto. Trabajemos juntos de modo que nuestra labor educativa contribuya a la creación de ese Homagno generoso al que se refirió nuestro apóstol José Martí en su poema “Yugo y Estrella”.

  • Ese hombre capaz de llevar luz en la frente, capaz de crear y crecer;
  • Yugo y Estrella;
  • Cuando nací, sin sol, mi madre dijo: Flor de mi seno, Homagno generoso De mí y del mundo copia suma, Pez que en ave y corcel y hombre se torna, Mira estas dos, que con dolor te brindo, Insignias de la vida: ve y escoge;

Éste, es un yugo: quien lo acepta, goza: Hace de manso buey, y como presta Servicio a los señores, duerme en paja Caliente, y tiene rica y ancha avena. Ésta, oh misterio que de mí naciste Cual la cumbre nació de la montaña Ésta, que alumbra y mata, es una estrella: Como que riega luz, los pecadores Huyen de quien la lleva, y en la vida, Cual un monstruo de crímenes cargado, Todo el que lleva luz se queda solo.

  1. Pero el hombre que al buey sin pena imita, Buey vuelve a ser, y en apagado bruto La escala universal de nuevo empieza;
  2. El que la estrella sin temor se ciñe, ¡Como que crea, crece! Cuando al mundo De su copa el licor vació ya el vivo: Cuando, para manjar de la sangrienta Fiesta humana, sacó contento y grave Su propio corazón: cuando a los vientos De Norte y Sur virtió su voz sagrada,? La estrella como un manto, en luz lo envuelve, Se enciende, como a fiesta, el aire claro, Y el vivo que a vivir no tuvo miedo, ¡Se oye que un paso más sube en la sombra! Dame el yugo, oh mi madre, de manera Que puesto en él de pie, luzca en mi frente Mejor la estrella que ilumina y mata;

TRABAJANDO PARA LOS J Ó VENES. Los jóvenes son el centro de nuestra labor educativa hacia ellos va dirigido el trabajo de cada uno de los maestros, por ello es de suma importancia trabajar en equipo, de manera que toda la acción sea conjugada, coordinada y organizada hacia un fin común.

El trabajo en equipo se basa: Ø       en la formación de comunidades educativas, Ø       en la disponibilidad, Ø       en la movilidad de sus miembros, Ø       en el funcionamiento del conjunto dentro de estructura determinada.

Además, el trabajo realizado de esta forma propicia un dinamismo activo con el fin de: o        percibir las necesidades de los jóvenes dentro de su realidad concreta, o        proporciona respuestas apropiadas a sus necesidades y aspiraciones, o        diversificar la formas de dichas respuestas, o        enriquecer a los adultos, gracias al intercambio de ideas, realizaciones y resultados.

  1. Es recomendable que estos equipos se conciban a nivel de grupo, grado, año, sesión y en última instancia de escuela, cada uno de ellos debe tener sus propios objetivos y tareas específicas atendiendo a las peculiaridades de cada nivel;
You might be interested:  Como Trabajar El Impresionismo En La Escuela?

Es importante constatar en la vida y funcionamiento de la comunidad educativa determinados elementos como: §          las relaciones personales, las vivencias individuales y de grupo, §          estructuras de concertación y las formas de compartir, §          las posibilidades de ofertas, iniciativas e innovaciones, §          de que modo se toman las decisiones y se hace frente a los problemas, §          forma de ejercer la dirección y la manera en que se aceptan las responsabilidades, §          formas de relacionarse con el exterior de la comunidad, los ambientes, la sociedad.

La razón de ser del equipo de educadores es servir a los jóvenes en el plano educativo, profesional; con vistas a su crecimiento y realización personal y su felicidad y también para su inserción social y profesional.

En ningún caso debe permitirse que exigencias administrativas o políticas impidan que la educación se   centre en los alumnos imponiendo normas de organización a los centros, contenidos en la enseñanza, reglas de funcionamiento interno, con frecuencia apremiantes, definiciones demasiado rígidas sobre el servicio de educadores, controles, exámenes y calificaciones, no siempre adecuadas.

La escuela debe conocer las necesidades de los jóvenes y organizarse para responder con eficacia y calidad y esto involucra a todos los miembros de la comunidad escolar: padres, maestros, bibliotecarios, etc.

, todos están al servicio de los jóvenes, esta es una prioridad que implica: Que los centros sean lugares donde se acoja realmente a las personas. En primer lugar, a los jóvenes, sin discriminar a nadie. Una escuela para todos. Pero esta acogida debe ampliarse a los adultos que forman la comunidad escolar, en particular, a los padres y a los maestros.

Que no excluya a nadie: haciendo que la organización sea flexible y que la formación que se ofrece y los métodos empleados sean los adecuados para: –         integrar a todas las personas en la comunidad escolar, –         invitar a cada uno a participar en el proyecto educativo del centro, –         asociar concretamente a todos los participantes en la marcha del centro, –         evitar los riesgos que acarrea la marginación, la exclusión.

Que promueva a las personas, adultos y jóvenes, valorándolas, aceptándolas, ayudándolas y acompañándolas en su evolución personal: q        empleando relaciones fraternas con ellas, q        aquilatando las posibilidades personales de cada uno de ellos, q        sobre todo, posibilitándose el acceso a una formación enriquecedora y valiosa que acreciente su competencia y su calificación profesional.

LA ESCUELA DE HOY 4. 1     EN PROYECTO Atenta   a las realidades concretas, a los cambios diversos, La Escuela es un constante proyecto. Mira hacia adelante y observa el movimiento de la vida, se adapta a las condiciones concretas del medio donde se halla.

La elaboración de un proyecto educativo exige unión de fuerzas y acercamiento de posiciones. El proyecto es necesario como referente para el conjunto de la comunidad educativa, pero no puede convertirse en una estructura rígida, para mantener el dinamismo para ello son importantes algunos aspectos: q        atención a los jóvenes, condición esencial, q        trabajo en común de la comunidad educativa para llegar a un consenso suficiente, q        proporcionar los medios necesarios para el logro de objetivos, q        evaluación concreta de los resultados, q        el desafío constante con vistas a la mejora y a la renovación, q        la comparación con otros centros para constatar y compartir los eventuales resultados.

2     UNA PEDAGOGíA PREVENTIVA Nace espontáneamente de esa inicial preocupación por los jóvenes. El análisis de las necesidades juveniles y de su evolución lleva a la comunidad de educadores a organizarse para hacerles frente.

a) Desde el comienzo debe hacerle frente a esas necesidades: económicas, culturales, profe­sionales, afectivas, sociales y espirituales de los alumnos. Para cada una de estas diversas formas de necesidad, el equipo de Maestros debe estar capacitado para ofrecer soluciones, gracias a una organización, a unos contenidos, a unos métodos de trabajo y a unas relaciones interpersonales establecidas.

  1. Si, por casualidad, aquello no funciona, se invitara a los maestros a examinarse dete­nidamente para ver si con sus actitudes, sus comportamientos o sus métodos, no son ellos la causa del fracaso;
  2. b) Todavía hoy en día es posible pensar en una escuela para jóvenes, donde se pueden prever las estructuras, definir las ocupaciones y responsabilidades teniendo en cuenta, primero, el provecho de los educandos;

c) La prevención puede, también, tener el sentido de prospección de futuro: estar vigilantes para anticiparse a las necesidades, a las nuevas condiciones. En lugar de proseguir con una cierta enseñanza, dentro de un estilo prisionero de la continuidad y del conservadurismo escolar, esforzarse por anticiparse a las evo­luciones sociales, tecnológicas, científicas, religiosas.

Hallar medios prácticos para liberar las fuerzas imaginativas y la creatividad. La comunidad educativa debe ser «proactiva»: evitando problemas y fracasos, adelantándose a los acon­tecimientos, estando presente en los momentos críticos de los alumnos.

y no esperar a «reaccionar» ante hechos consumados. LOS JÓVENES, PRIORIDAD Y CENTRO DE LA ESCUELA DE HOY 5. 1     AFECTO POR LOS J Ó VENES La dedicación a los jóvenes es, esencialmente, una obra de amor. No se trata, sin embargo, de un amor sentimental o emocional, sino de manifestar un interés tan marcado por los jóvenes y por su crecimiento moral e intelectual que el educa­dor sienta el compromiso hacia ellos, se sienta involucrado, responsable de su crecimiento, se muestre creativo, con el fin de garantizarles la mejor educación posible.

Para conseguir todo esto, los educadores se esfuerzan por: a) Establecer relaciones cordiales y afectuosas con los alumnos. b) Ganar su aprecio, consideración que permita el encuentro y el trabajo en la confianza mutua y la sinceridad de las personas.

c) No buscar satisfacción personal en el fondo de esos sentimientos recíprocos, puesto que se trata ante todo, del desinterés del educador, algo gratuito, interior e indispensable. Ese amor por los alumnos no significa, ni mucho menos, falta de firmeza y exigencia frente a ellos.

Es, más bien, un amor exigente. La debilidad y la permisividad no educan, más bien impiden que la personalidad del joven pueda madurar a partir de puntos de referencia claros. Amar a los alumnos es respetarlos y reconocer que cada persona es única.

Un respeto que debe ser mutuo: cada uno dentro del papel que desempeña y de los estatutos de la escuela, sin marcar distancias ni caer tampoco en el conformismo artificial. Una relación humana que se establece en la sinceridad aporta siempre algo educativo para la persona.

El clima de fraternidad se refiere al sentido de cercanía, de la acogida afable, del interés sincero y manifiesto por el otro. Entablar esa relación concreta. Dar tiempo para conocerse, dedicar o perder ratos con los jóvenes.

En otras palabras, estar inte­riormente disponibles para mejor comprender lo que los jóvenes quieren que captemos sobre sus esperanzas y sus necesidades. Se trata, en definitiva, de una cuestión de convicción interior y no de una especie de regulación mecáni­ca donde impera el reloj.

2     PRIORIDAD A LOS MÁS POBRES La Escuela debe especial atención a los más pobres no sólo en el aspecto económico, sino también: el afectivo, el social, el inte­lectual, el cultural, el moral. El amor preferente por los pobres se deriva de la compasión, la solidaridad y la justicia.

Puesto que la pobreza no es sólo referencia a lo económico, no basta contentarse con ofrecer la gratuidad material –cuando esa gratuidad es posible o diversas formas de ayuda a los pobres, aunque se reco­nozca que éstas son útiles. La escuela debe esforzarse por trabajar, luchar y comprometerse: ·          para que los derechos de las personas se respeten, ·          para que se tenga en cuenta la dignidad humana, ·          para que se promueva la justicia, ·          para que se extienda la solidaridad y ·          para que la fraternidad, la concordia y la paz reine en el mundo.

­ 5. 3     EXIGENCIAS PARA LOS EDUCADORES Para poder influir en los ámbitos más profundos de la persona, el educa­dor debe cuidar cierto tipo de relaciones con los jóvenes: a) Preocuparse y tomar los medios necesarios para conocerlos personal­mente de manera realista y profunda.

No faltan técnicas para ello, pero más importa el interés, la cercanía, la solicitud por conocerlos. b) El conocimiento personalizado no puede convertirse en rutina psico­lógica, más bien debe tener como objetivo comprender al otro, conocer sus capacidades, aspiraciones, proyectos y dificultades, para, con respeto, poderle ayudar.

c) Eso se consigue demostrando interés afectuoso y obrando con paciencia. Vivir con los jóvenes, compartir su vivencia escolar y extra-escolar, captar sus intereses, sus valores, sus ambiciones y sus riquezas, promoviendo en ellos todo aquello que crea positivo.

d) La Escuela se preocupará por encarnarse en el ambiente de forma lúcida, realista y eficaz. Encarnarse en la escuela, en el ambiente y en las personas que trabajan en dicho ambiente, es lo que debe caracterizar y definir de forma peculiar a cada escuela.

CONCLUSIÓN 6. 1     LA NECESARIA FORMACIÓN PERMANENTE DE LOS MAESTROS Los Educadores/Maestros deben estar al día constantemente. Es una obligación que tienen con los jóvenes, y con los padres. Este trabajo de formación puede realizarse de diferentes maneras: –         dando conferencias,   –         organizando reuniones de tipo metodológicas, –         convocando a eventos donde se expongan nuevas experiencias docentes, –         estimulando la investigación de temas científicos y del campo de la didáctica.

2     HACIA UNA FORMACI Ó N INTEGRAL Se constata que la Escuela no se conforma estrictamente con impartir conocimientos, con transmitir ideas y técnicas, sino que presta aten­ción a todos aquellos aspectos que contribuyen al desarrollo armónico de las personas: acogida, educación moral, formar en valores, despertar el amor a la verdad, el sentido de la responsabilidad y la solidaridad.

  1. Además, la escuela tiene, también, otras funciones, inseparables de las seña­ladas anteriormente;
  2. Para asegurar el desarrollo equilibrado de los jóvenes, les propone también saber vivir, saber ser y saber creer;

Se debe asegurar a toda persona el pleno crecimiento humano y espiritual, y conseguir que lleguen a recibir una formación integral. Adivinamos lo complejo y delicado que es alcanzar estos objetivos en una escuela que quiere vivir hoy el pluralismo bajo todas sus formas.

La propuesta de la formación integral debe ir a la par con el respeto a las libertades indivi­duales, a los itinerarios personales y a las creencias. Eso se traduce en crear un clima de respeto, tolerancia y esfuerzo integrador.

La escuela debe estar pensada en términos de diferenciación, de personalización y, en relación a los adultos y a los jóvenes, sin perder de vista la coherencia entre los diferentes niveles y sectores de activida­des. En la actualidad, especialmente en el contexto de la rápida evolución actual, de las reformas y de los cambios en los sistemas educativos de numerosos paí­ses, es algo indispensable conservar esa inquietud por la formación inicial y permanente.

No es sólo una preocupación individual, sino prioridad para los responsa­bles de los centros y para los equipos de educación. Porque la formación permanente, si bien concierne a cada persona en par­ticular, es una obligación para quienes quieren mejorar la manera de trabajar unidos y en asociación.

Esta formación nace de un proyecto común, que tiene como objetivo el bien común. Exige un plan de formación, medios suficientes, coherencia final entre las diversas ofertas, la preferencia por la formación básica común frente a intereses particulares. Es condición necesaria para que todo lo dicho anteriormente sea posible y no se quede en discurso optimista y generoso.

  1. Se entiende también que la formación no pueda quedarse y limitarse a la sola competencia didáctica;
  2. Debe aunar la formación en las relaciones, para el trabajo en equipo, en lo psicope­dagógico, en una palabra, formación en todo aquello que permita la realización de la persona, en el desempeño del trabajo educativo;

PARA LA REFLEXIÓN Y EL DIÁLOGO 1. Recuerda algunos elementos que mejor pueden definir la identidad de tu Centro: ¿Qué destacarías desde el punto de vista del educador respecto a otros educadores –relación entre iguales? ¿Y desde tu ser educador con relación a tus alumnos –relación educativa–? 2.

  • ¿Existe en ti y entre tus compañeros de Centro la conciencia de compartir y de sentiros solidarios con el mismo Proyecto Educativo? ¿Cómo se puede avanzar en este tema? 3;
  • ¿Existe en tu entorno clara conciencia de formar una comunidad educativa? ¿Qué medios existen para mantener la calidad de vida en el equipo, para reforzar su cohesión, para facilitar el dinamismo y la creatividad? 4;

¿Qué tipo de relaciones se dan entre adultos y jóvenes en el Centro y qué rasgos crees que caracterizan esas relaciones? 5. ¿Qué directrices rigen en tu Centro en relación con los alumnos más pobres? ¿Pueden incorporarse al Centro? ¿Encuentran clima favorable? 6.

  • ¿Cuáles son las diferentes actividades que se ofrecen a los alumnos que aseguren su formación completa? 7;
  • ¿La formación permanente de los Maestros y del resto del personal es, verdaderamente, una prioridad en el Centro? ¿En qué medidas concretas se traduce? 8;

Se habla de aprender a conocer, a hacer, a convivir y a ser. ¿Crees que lo estamos logrando desde el Centro? ¿Hay entre todos los compañeros una actitud abierta para compartir y asumir las res­ponsabilidades que esto implica? ¿En qué se nota? Email: [email protected]

¿Qué esperas de una materia nueva?

Realmente lo que espero de la materia en general es aprendizaje, poder contar con las herramientas necesarias para poder establecer un curso a distancia, que ahora puedo decir que en realidad lo que se espera es crear un Ambiente de aprendizaje. Considero que en el área en el que me especializo estos entornos podrían funcionar, ya que existen herramientas que hemos ido aprendiendo a lo largo de la maestría van aportando  a la creación del mismo, si revisáramos la historia del arte de cursos a distancia sobre temas de danza o educación física, existen pocos trabajos que tengan estas características, las cuales como docente pueden ser de gran utilidad dentro del proceso formativo de alumnos y profesores que quieran seguir actualizándose en estas áreas; razón por la cual espero lograr de esta materia la creación de ambientes idóneos para facilitar el proceso de enseñanza-aprendizaje..

¿Qué debemos hacer para mejorar la calidad de la educación?