Que Es La Escuela Sofista?

Que Es La Escuela Sofista
Sofistas – (del griego σοφιστής: maestro, artista). Así se denominaba, en la antigua Grecia, a los filósofos que actuaban como maestros profesionales de “sabiduría” y de “elocuencia” (siglo V a. Los sofistas no constituían una escuela única. Sus concepciones tenían de común la renuncia a la religión, la explicación racionalista de los fenómenos de la naturaleza, el relativismo ético y social.

  • El grupo más importante de sofistas (los sofistas “viejos”) se situaban al lado de la democracia esclavista;
  • En general su concepción de la naturaleza era materialista;
  • Los representantes de este grupo – Protágoras, Hipias, Pródico) Antifón– fueron los primeros enciclopedistas de la Antigüedad clásica;

Investigaron sobre todos los problemas del conocimiento. Algunos sofistas llegaban a establecer conclusiones escépticas respecto al ser y a su cognición ( Gorgias ). Los sofistas pertenecientes al campo aristocrático –Critias, Hipodamo– tendían al idealismo filosófico.

  1. En la discusión, los sofistas recurrían a procedimientos que, más tarde, recibieron el nombre de sofística;
  2. Esta tendencia adquirió singular relieve entre los sofistas tardíos (siglo IV a;
  3. ), que se convirtieron en maestros de “pseudo sabiduría” (Aristóteles);

Diccionario filosófico · 1965:436.

¿Qué enseñaba la escuela sofista?

Hasta el siglo V no hubo en Atenas una enseñanza superior, fuera de la que impartían gramatistas, citaristas y pedotribas. A partir de mediados del siglo V aparecen importantes innovaciones en este campo gracias a los sofistas. desde el siglo VI había en la isla de Cos escuelas de medicina. Los pitagóricos fueron los primeros en crear una escuela de enseñanza superior, precursora de nuestras universidades en las colonias de la Magna Grecia.

Enseñaban sobre todo filosofía y matemáticas. Los sofistas se van a encargar de sistematizar y difundir los nuevos conocimientos. No enseñan en un sitio fijo, sino que son maestros ambulantes, conferenciantes en gira permanente.

Enseñan bajo el nombre de filosofía todos los conocimientos existentes en aquella época: geometría, física, astronomía, medicina, leyes, y sobre todo retórica y filosofía propiamente dicha. Pretendían formar hombres sabios, fundamentalmente hombres de estado.

Pretendían que la virtud, areté , podía enseñarse. Cuando un sofista hacía su aparición en Atenas todos los jóvenes pertenecientes a las familias más acomodadas, que podían permitirse el gasto de sus enseñanzas, acudían a su encuentro.

Las enseñanzas impartidas por los sofistas se basaban sobre todo en el dominio de la retórica. Ya desde la antigüedad se confundió a Sócrates con los sofistas. Aristófanes nos lo presenta recluido en su pensadero , como un sofista, capaz de enseñar a hacer el discurso débil fuerte y al contrario.

Platón nos muestra a través de sus diálogos cómo era la actividad de Sócrates, indagando a través de la palabra sobre el sentido de la virtud, de la belleza, la ley etc. Platón fundó la Academia , una escuela que no era solamente un lugar de enseñanza intelectual sino también una especie de comunidad religiosa, a imagen de la secta pitagórica, en la que los discípulos se dedicaban a llevar una vida de contemplación y estudio preparando al alma para encontrarse con Dios después de la muerte.

You might be interested:  Que Significa Cct De La Escuela De Procedencia?

En el siglo IV Isócrates funda una escuela que va a rivalizar con la Academia platónica, pero que se va a ocupar sobre todo de los estudios de retórica. La importancia de estas escuelas hizo que se descuidara la gimnasia y la música. Aparece en cambio el estudio del dibujo.

.

¿Qué son los sofistas resumen?

Los sofistas (del griego σοφία, y σοφός, «sabio») eran estudiantes y maestros de retórica, que desarrollaron su actividad en la Atenas democrática del siglo V y IV a.

¿Cuál es el objetivo de los sofistas?

Se atribuye a los sofistas el hecho de poner el foco de atención en los problemas humanos y en lo político; se afirma también que la influencia de Sócrates fue fundamental para dirigir la reflexión hacia lo humano, la moral y la política; pero los presocráticos lo hicieron antes.

¿Qué creian los sofistas?

Obras – En gran medida, la mala prensa que ha tenido la Retórica se debe a los prejuicios y a la incorrecta interpretación de la aportación de los sofistas quienes, a mediados del s. V a. , sirven de cauce y de adaptadores de las ideas y de los preceptos retóricos, tanto de Córax y Tisias, como de las doctrinas pitagóricas y de los procedimientos psicagógicos.

  1. Debemos advertir que, entre los atenienses del siglo V antes de Cristo, la denominación «sofista» no estaba cargada de connotaciones peyorativas ni de exageraciones caricaturescas: en sentido estricto, «sofista» significa «portador de la verdad»;

Era un término bastante neutro aplicado a los profesores que enseñaban el «nuevo saber»: la literatura, la ciencia, la filosofía y, especialmente, la oratoria. Se preocuparon más de los caracteres formales de la poesía, que por sus contenidos extraliterarios.

  1. Los sofistas, afirma Alfonso Reyes (1961: 55), fueron los primeros humanistas, y surgen de la necesidad de superar la limitada educación del gimnasio, y de extenderla a todas las artes liberales;
  2. El sofista, creador de la ciencia del espíritu, defiende que la palabra, no es sólo la expresión de las ideas, sino también el instrumento inevitable del pensamiento;

Su interés por la demostración mediante la palabra le lleva al estudio de las figuras del discurso ‑la Retórica‑ y a la investigación científica del lenguaje ‑la Gramática‑. El desarrollo de la Retórica sofista tiene su fundamento teórico, por lo tanto, en la relación que establecen entre el funcionamiento interno del pensamiento y la organización externa del discurso.

  • La palabra, según ellos, no sólo es la manifestación de las ideas sino también la herramienta indispensable del razonamiento;
  • El hombre se configura a través de sus relaciones con las cosas y de sus comunicaciones con las personas;

Según los sofistas, el hombre se define a sí mismo y se diferencia de los animales por el lenguaje, expresión de su naturaleza psicofísica: es la condición y el efecto de su carácter social. Gracias a él, puede perfeccionarse personalmente e integrarse socialmente.

En este hecho se fundamenta la dignidad social que adquiere la elocuencia y, consecuentemente, la importancia académica que alcanza la Retórica. La interpretación fisiológica y teológica del hombre y de sus comportamientos cede su puesto a la consideración política y filosófica.

Los sofistas, con su revalorización del lenguaje, tienden a un relativismo nominalista: palabras y cosas se identifican. Por eso la sofistica enseña a «establecer el pro y el contra de la cuestiones, a hacer triunfar una causa, a hacer creíble lo probable, puesto que lo necesario compete a la filosofía» (A.

Reyes, Ibidem : 57). El desarrollo, por lo tanto, de la Retórica es paralelo al crecimiento del interés por el hombre, por la sociedad, por la libertad, por la ética y por la lengua. El hecho de que algunos sofistas establecieran escuelas de Retórica que, en ocasiones, se constituyeron en verdaderos negocios, hizo posible que algunos «charlatanes» se aprovecharan.

Se puede aceptar que, de alguna manera, tras los excesos cometidos por algunos maestros de la oratoria, como Protágoras y Gorgias, el término «sofista» adquiriera un significado peyorativo. El éxito de los rétores‑sofistas fue enorme; el mismo Sócrates fue considerado uno de ellos, hasta el punto de que Las Nubes de Aristófanes lo caricaturiza como maestro de sofística.

  • También debemos a los sofistas importantes logros en el ámbito de la teoría y de la creación literarias;
  • Además de su insistencia en el valor de la palabra (y, como consecuencia, en la importancia del lenguaje literario), defienden la doble finalidad de la literatura, como fuente de placer -por su condición estética- y como medio de conocimiento: en este sentido, fueron grandes impulsores del comentario y la crítica de los poetas (C;
You might be interested:  Para Qué Se Utiliza La Credencial De La Escuela?

Bobes, 1995, I: 49). Y, como indica A. López Eire, hicieron especial hincapié en la capacidad de la poesía para «hechizar» a los oyentes (2002: 75)..

¿Quién creó a los sofistas?

Prodico: filósofo griego miembro de la primera generación de sofistas. Hipias: su mayor y mejor fuente de conocimiento se inspiró en Platón.

¿Cuáles son las principales características de los sofistas?

Los sofistas eran filósofos centrados en la enseñanza del arte de la oratoria y de la persuasión en el contexto de la Antigua Grecia. Consideraban importante la participación de los ciudadanos, que estaban formados, en la política, a través de la democracia parlamentaria.

Muestran distintas características que los distinguen de corrientes anteriores, presentándose contrarios al pensamiento de otros reconocidos filósofos como Sócrates. Proponen el subjetivismo, entendido como una postura filosófica que otorga especial importancia al sujeto.

En este artículo hablaremos de los sofistas y de sus características , explicando quién eran, en qué época surgieron, quiénes fueron los más reconocidos y qué forma de pensar sostenían.

  • Artículo relacionado: “Los 15 filósofos griegos más importantes y famosos”

¿Cuál era la función de los sofistas y que ocasionó su aparición?

LOS SOFISTAS EN 4 MINUTOS

Los sofistas eran los sabios primitivos que a partir de Sócrates y Platón perdieron su prestigio, siendo designados con este nombre en sentido peyorativo. Eran pensadores que en el siglo quinto antes de Cristo se dedicaban a enseñar principalmente retórica, o sea el arte de hablar bien y de la erística, o arte de persuadir y convencer. El objetivo de los sofistas era darle la formación a los jóvenes, que ellos consideraban necesaria, para dedicarse a la política.

El sofismo representa el fin del período llamado cosmológico, en que la inquietud del saber se centraba en la naturaleza, y el inicio del período antropológico, centrado en el hombre. La inestable situación política de Grecia obligaba al ciudadano libre a intervenir más en los asuntos del Estado en virtud de la disparidad de las doctrinas filosóficas existentes.

You might be interested:  Quien Crea Las Normas En La Escuela?

Los sofistas no creían en el ideal de la verdad absoluta y priorizaban el concepto de utilidad, enseñando la virtud como la capacidad de ser eficaz en política. Para el sofismo toda moral y cultura proviene del hombre y este concepto los llevó a romper con el pensamiento tradicional que los llevó a un escepticismo y relativismo subjetivo.

Creían en el carácter funcional del lenguaje y en que no existe un conocimiento válido y necesario, y esta forma de pensar los convirtió en los primeros en incursionar en una teoría del conocimiento. Las doctrinas de Parménides y Heráclito llevaron a una actitud escéptica sobre la validez de la percepción de los sentidos, ya que si según Parménides el Ser es estático, inmóvil, eterno y el movimiento ilusorio; la percepción nos engaña; o si según Heráclito todo está cambiando sin cesar y lo único seguro es el cambio, también es imposible darle crédito a lo que percibimos.

La opinión de filósofos prominentes antes de Sócrates y Platón, aún se contradecían unos a otros porque todavía no habían surgido pensadores capaces de hacer una síntesis superior, con lo verdadero de ambas posturas. Por lo tanto, existía desconfianza en las cosmologías de los filósofos presocráticos, que provocó volver la mirada del hombre hacia si mismo.

Platón fue el que brindó la posibilidad de tener en cuenta la mutabilidad y la estabilidad de las cosas y también la reflexión sobre las civilizaciones y las culturas. Estas diferencias hacían que se cuestionaran sobre si las distintas formas de vivir y los diferentes códigos religiosos y éticos eran producto del hombre y en consecuencia mutables o bien impuestos por ley, o tal vez dependían de la naturaleza, o podían ser verdades reveladas en forma sagrada o divina.

Protágoras, el más notable de los sofistas, se ocupaba del microcosmos más que del macrocosmos, o sea del hombre, como el misterio más grande, su civilización y sus costumbres. El sofismo también se diferenció de la filosofía griega por su método, ya que aunque la vieja filosofía no excluía la observación empírica era típicamente deductiva, o sea que una vez que el sabio tenía un principio constitutivo general del mundo debía explicar a partir de él los fenómenos concretos.

En tanto que los sofistas trataban de reunir una gran cantidad de observaciones de hechos particulares para sacar conclusiones, tanto teóricas como prácticas, siendo su método por lo tanto, empírico inductivo.

Estas conclusiones no pretendían establecer normas basadas en una verdad absoluta; a diferencia de la filosofía griega antigua que buscaba la verdad objetiva, ya que los cosmólogos querían descubrir esa verdad objetiva del mundo en forma desinteresada.

El método sofista más cuestionado era la enseñanza de la erística o el arte de persuadir y ganar las controversias, principalmente en lo concerniente a ganar los litigios judiciales. Obviamente en la práctica, esta habilidad podía equivaler a que la causa injusta pareciera justa, cuestión contraria al afán de llegar a la verdad de los antiguos filósofos.

Los jóvenes recibían con entusiasmo las enseñanzas sofistas pero los mayores tradicionalistas temían por la formación de sus descendientes. El sofismo sirvió de transición a la fase de la filosofía de Platón y Aristóteles que siempre los consideraron en forma peyorativa.