Principios Que Fundamentan La Nueva Escuela Mexicana?

Principios Que Fundamentan La Nueva Escuela Mexicana

Bajo esta idea, las y los estudiantes formados en la NEM respetan los valores cívicos esenciales de nuestro tiempo: honestidad, respeto, justicia, solidaridad, reciprocidad, lealtad, libertad, equidad y gratitud, entre otros.

¿Cuántos son los principios de la NEM?

El nombre que ha recibido el sistema educativo mexicano reformado por el presidente en turno, Andrés Manuel López Obrador, es La Nueva Escuela Mexicana. Ahora que ya casi termina el ciclo escolar en turno, el próximo, que comienza en agosto, tendrá como modelo educativo y pedagógico este proyecto, por lo cual te invitamos a conocer un poco más de él.

Durante el gobierno de Enrique Peña Nieto, en el año 2013, se implementó la Reforma Educativa, sin embargo, dicha reforma dejó de ser válida cuando se proclamó otra por parte del Gobierno de López Obrador.

Fue anunciada que se implementaría a partir del ciclo 2021-2022, el cual inicia en agosto. También te puede interesar : Vacantes de empleo de la SEP: puedes ganar hasta 72 mil pesos La Nueva Escuela Mexicana funcionará tanto en el sistema de Educación Básica –que comprende los niveles de Educación Inicial, Preescolar, Primaria, Secundaria- y también a nivel Medio Superior.

Esta nueva reforma educativa muestra una transformación en la educación mexicana que engloba tanto el ámbito legislativo y administrativo, como el laboral y el pedagógico y ha sido ocasión de confusiones entre las personas que conforman el sector.

En las páginas oficiales de gobierno, se explica que la NEM buscará enfocarse en la excelencia de los docentes, ya que tiene como objetivo cerrar la brecha de calidad educativa que suele existir entre las escuelas privadas y las públicas. Tiene la intención de ofrecer una educación integral en todas las áreas del conocimiento, tanto de las ciencias sociales y artísticas como de las ciencias exactas. También te puede interesar : ¿En qué puedo trabajar si estudio Pedagogía?: 5 puestos increíbles Compartimos los 8 principios en los que se fundamenta el modelo educativo de la Nueva Escuela Mexicana (NEM):

  • Fomento de la identidad de México.
  • Responsabilidad ciudadana.
  • Honestidad como comportamiento fundamental para el cumplimiento de la responsabilidad social.
  • Participación en la transformación de la sociedad.
  • Respeto de la dignidad humana.
  • Promoción de la interculturalidad.
  • Promoción de una cultura de la paz.
  • Respeto por la naturaleza y el cuidado del medio ambiente.

Asimismo, según la documentación oficial compartida en las páginas de gobierno, la NEM buscaría caracterizarse por ser accesible y flexible al contexto, tendrá como objetivo las temáticas de formación del ser humano y estará también enfocada en lo técnico y lo social. Promoverá, además, las convicciones sobre justicia, libertad, dignidad y otros valores. Se buscará un progreso continuo mediante el Programa de Mejora Escolar Continua. Click para cargar encuesta.

¿Cuántos principios pedagógicos de la Nueva Escuela Mexicana?

Los principios pedagógicos son condiciones esenciales para la implementación del currículo, la transformación de la práctica docente, el logro de los aprendizajes y la mejora de la calidad educativa. Imágenes Educativas comparte estas imágenes con fines educativos y didácticos.

Intentamos respetar el trabajo realizado por los demás maestros y maestras. Si encuentras un material tuyo y no está referenciado, por favor, no dudes en escribirnos a imageneseducativas2. [email protected] com para referenciarlo o retirarlo muchas veces es complicado encontrar al autor original.

indica la url del post y el material requerido será retirado con total predisposición. Principios Que Fundamentan La Nueva Escuela Mexicana Principios Que Fundamentan La Nueva Escuela Mexicana SELECCIONA UNA OPCIÓN:

  1. PONER AL ALUMNO Y SU APRENDIZAJE EN EL CENTRO DEL PROCESO EDUCATIVO
  2. TENER EN CUENTA LOS SABERES PREVIOS DEL ESTUDIANTE
  3. OFRECER ACOMPAÑAMIENTO AL APRENDIZAJE
  4. MOSTRAR INTERÉS POR LOS INTERESES DE SUS ESTUDIANTES
  5. DAR UN FUERTE PESO A LA MOTIVACIÓN INTRÍNSECA DEL ESTUDIANTE
  6. RECONOCER LA NATURALEZA SOCIAL DEL CONOCIMIENTO
  7. DISEÑAR SITUACIONES DIDÁCTICAS QUE PROPICIEN EL APRENDIZAJE SITUADO
  8. ENTENDER LA EVALUACIÓN COMO UN PROCESO RELACIONADO CON LA PLANEACIÓN Y EL APRENDIZAJE
  9. MODELAR EL APRENDIZAJE
  10. RECONOCER LA EXISTENCIA Y EL VALOR DEL APRENDIZAJE INFORMAL
  11. PROMOVER LA RELACIÓN INTERDICIPLINARIA
  12. FAVORECER LA CULTURA
  13. RECONOCER LA DIVERSIDAD EN AULA COMO FUENTE DE RIQUEZA PARA EL APRENDIZAJE Y LA ENSEÑANZA
  14. SUPERAR LA VISIÓN DE LA DISCIPLINA COMO UN MERO CUMPLIMIENTO DE NORMAS

Fuente: S. (2017). Modelo Educativo para la Educación Obligatoria  (Primera). Ciudad de México: S. Principios Que Fundamentan La Nueva Escuela Mexicana Principios Que Fundamentan La Nueva Escuela Mexicana Principios Que Fundamentan La Nueva Escuela Mexicana Principios Que Fundamentan La Nueva Escuela Mexicana Principios Que Fundamentan La Nueva Escuela Mexicana Principios Que Fundamentan La Nueva Escuela Mexicana Principios Que Fundamentan La Nueva Escuela Mexicana Principios Que Fundamentan La Nueva Escuela Mexicana Principios Que Fundamentan La Nueva Escuela Mexicana Principios Que Fundamentan La Nueva Escuela Mexicana Principios Que Fundamentan La Nueva Escuela Mexicana Principios Que Fundamentan La Nueva Escuela Mexicana Principios Que Fundamentan La Nueva Escuela Mexicana Principios Que Fundamentan La Nueva Escuela Mexicana Principios Que Fundamentan La Nueva Escuela Mexicana FUENTE Y CRÉDITOS: https://www. facebook. com/RED-Digital-Docente Tags: infografía Para maestros y profesores PRINCIPIOS PEDAGÓGICOS.

¿Cuáles son los 5 pilares de la NEM?

¿Cuáles son los 8 principios de la Nueva Escuela Mexicana?

Bajo esta idea, las y los estudiantes formados en la NEM respetan los valores cívicos esenciales de nuestro tiempo: honestidad, respeto, justicia, solidaridad, reciprocidad, lealtad, libertad, equidad y gratitud, entre otros.

¿Cuáles son los 14 principios pedagógicos?

¿Cuáles son las 4 A de la Nueva Escuela Mexicana?

Identificar, documentar y difundir buenas prácticas – también llamadas ‘exitosas’, ‘efectivas’, ‘ejemplares’, ‘destacadas’, ‘inspiradoras’, etc. – es un pedido generalizado en el campo de la educación. Educadores, tomadores de decisiones, agencias internacionales, coinciden a menudo en la ilusión de ‘modelos’ capaces de dar pistas para el buen hacer en diferentes contextos. A esa demanda vienen respondiendo los organismos internacionales vinculados al campo educativo.

  • Existen numerosos inventarios de buenas prácticas recopiladas en publicaciones impresas y en internet, organizadas por temas y por países o regiones;
  • Algunas experiencias se repiten en todos lados; son también las que suelen ocupar los boxes (recuadros insertos) en informes nacionales e internacionales;

Al inicio eran sobre todo experiencias vinculadas a la educación formal; cada vez más, los bancos de buenas prácticas se amplían a la educación no-formal y a la de jóvenes y adultos. No obstante, persiste una grave limitación: en la mayoría de casos no se explica cómo y con qué criterios se han definido como ‘buenas’ las prácticas elegidas.

En general, dicha elección se basa en las categorías convencionales (matrícula, cobertura, número de participantes, culminación del curso o programa, acreditación, etc. ) y en aspectos subjetivos que no son fácilmente verificables.

No siempre las ‘buenas prácticas’ aparecen sustentadas en alguna evaluación, cuantitativa o cualitativa. Frente a este vacío y a esta necesidad, podemos usar las 4 As propuestas para verificar el cumplimiento del derecho a la educación – asequibilidad (disponibilidad), accesibilidad , adaptabilidad y aceptabilidad – como criterios que ayuden a identificar si estamos frente a una buena práctica educativa.

  1. (Los términos originales en inglés son availability , accessibility , adaptability , acceptability;
  2. Traducimos availability como disponibilidad, un término más corriente y comprensible que asequibilidad , que es el que se viene usando en muchas traducciones al español a fin de mantener las ‘4 A’);

Las ‘4 A’ fueron adoptadas en 1966 en el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales como categorías universales para establecer el cumplimiento del derecho a la educación; posteriormente fueron adoptadas y desarrolladas por Katarina Tomasevski , Relatora Especial de Naciones Unidas para el Derecho a la Educación 1998-2004, quien contribuyó a darles amplia difusión.

  1. Las 4 A se han centrado en la educación de niños/niñas y en sistema escolar;
  2. No obstante, la Aplicación del Pacto expresamente establecía que “la educación en todas sus formas y en todos los niveles debe tener estas cuatro características interrelacionadas” (Naciones Unidas, 1999);

Así pues, l as 4 A pueden ser criterios útiles para identificar y desarrollar buenas prácticas educativas tanto en el ámbito escolar como fuera de éste, con niños, jóvenes y adultos. Permiten ir más allá de la información usual centrada en la oferta – presupuesto, costos, matrícula, retención, infraestructura, distribución de materiales y equipos, introducción de innovaciones, uso de tecnologías, aplicación de pruebas, etc.

– y tener en cuenta el indispensable punto de vista de la demanda : los educandos, sus expectativas, sus condiciones, sus contextos. En definitiva: frente a una práctica educativa, y antes de sacar conclusiones sobre sus bondades o eficacia, es necesario preguntarse acerca de su disponibilidad, accesibilidad, adaptabilidad y aceptabilidad.

Las mismas preguntas cabe hacerse respecto de las políticas. (Asequibilidad) Disponibilidad La disponibilidad es el nivel básico, con el que a menudo se dan por satisfechos los responsables gubernamentales y la propia ciudadanía. Se refiere a la existencia efectiva del programa, el centro o el servicio, y a las condiciones mínimas para que éste pueda operar.

Muchas veces está la necesidad y la demanda pero no está la oferta educativa que corresponda a dicha necesidad. No existe la guardería, el centro infantil, la escuela, el colegio, el centro comunitario, el taller, la biblioteca, etc.

para satisfacer la demanda de la población. Muchos programas tienen coberturas pequeñas, atienden sólo ciertas áreas, edades o grupos, dejando afuera a las poblaciones más vulnerables y peor servidas, en el campo y en la ciudad. A menudo, asimismo, la oferta educativa se piensa únicamente para niños y jóvenes, ignorando las necesidades educativas de la primera infancia y de las personas adultas.

  1. Es preciso recordar que el derecho a la educación aplica a todas las personas y a todas las edades, y a lo largo de la vida;
  2. Accesibilidad No todo lo que está disponible es accesible;
  3. Por eso la importancia de asegurar y demandar la accesibilidad: (a) accesibilidad económica : el derecho a la educación implica gratuidad;

(b) accesibilidad física : horarios adecuados así como la posibilidad de acceder al lugar donde se realiza la actividad (distancia del hogar o del lugar de trabajo, caminos transitables, condiciones de seguridad, previsiones para personas con movilidad restringida, etc.

) y a los medios necesarios cuando se trata de una oferta de educación a distancia o de aprendizaje informal (radio, televisión, internet, etc. ) (c) accesibilidad curricular y pedagógica : los participantes deben comprender y manejar los contenidos y métodos propuestos, los instrumentos de evaluación, las tecnologías utilizadas en la enseñanza, etc.

Muchas ofertas educativas no pueden aprovecharse porque sus condiciones de acceso no lo permiten. El pago de cuotas o el uso obligatorio de uniformes excluye a quienes no pueden financiarlos. La distancia puede ser un obstáculo insalvable para niños, personas mayores o personas con problemas de movilidad.

Ejemplos modernos de ofertas educativas disponibles pero no accesibles son a menudo las modernas tecnologías. Muchos no tienen internet ni dispositivos digitales. Equipos informáticos se compran y distribuyen pero quedan sin uso o son desaprovechados porque nadie sabe operarlos o repararlos, no se ha sensibilizado ni capacitado a los docentes, e incluso no existen condiciones de funcionamiento como energía eléctrica o conexión a internet.

Por eso, antes de definirlas como ‘buenas prácticas’, es indispensable cerciorarse de que las innovaciones tecnológicas son realmente tales. Adaptabilidad No todo lo que está disponible y es accesible es relevante o pertinente para quienes está destinado.

  1. La oferta educativa (currículo, metodologías, horarios, sistemas de evaluación, infraestructura, mobiliario, etc;
  2. ) debe adaptarse a las realidades, expectativas, intereses y posibilidades de los educandos en cada caso;

La mayoría de personas y familias se contenta con que la educación esté disponible y sea accesible, sin asumir que el derecho a la educación incluye derecho a una buena educación, pertinente, relevante, de calidad. Lenguas, culturas, horarios, contenidos, medios, tecnologías, metodologías, instrumentos y procedimientos de evaluación, deben adaptarse a cada contexto específico: zona geográfica, estación o período del año, clima, edad, género, trayectoria y nivel educativo de los educandos, disponibilidad de tiempo, motivaciones, ritmos y estilos de aprendizaje, necesidades especiales, etc.

Esto supone empatía con la gente, conocimiento de las realidades locales, capacidad para anticipar y rectificar oportunamente, consulta y participación de los directamente involucrados. La adaptabilidad tiene que ver tanto con la diferencia como con la desigualdad.

Responder a la diversidad implica una oferta flexible y diversificada que responde a las diferencias individuales y colectivas, lo que es condición para la eficacia de cualquier intervención educativa. Responder a la desigualdad implica adicionalmente el desafío de la equidad , dando más y mejor a quienes menos tienen a fin de compensar las desventajas de su situación de partida.

Políticas, programas, estrategias y metas homogéneas, iguales para todos, refuerzan la inequidad en lugar de reducirla. Los desafíos más grandes de adaptabilidad suelen darse en las zonas rurales (dispersión de la población, distancias, pobreza, precariedad, trabajo extenuante, a menudo falta de servicios básicos como agua potable o energía eléctrica, etc.

), los grupos indígenas (lenguas y culturas no-hegemónicas, fuerte subordinación de la mujer en muchas comunidades y culturas, etc. ), poblaciones móviles (trabajadores migrantes, sin tierra, sin casa; población desplazada por conflictos armados o desastres naturales, etc.

  1. ), grupos altamente heterogéneos (en términos de edad, nivel educativo, lenguas, culturas, etc;
  2. ) y grupos con necesidades especiales, quienes requieren condiciones, estrategias y materiales específicos;
You might be interested:  Como Es La Estructura De Una Escuela?

La combinación de varias de estas características hace tanto más complicada la atención diferenciada. Aceptabilidad La aceptabilidad se ubica del lado de las personas y grupos a quienes está dirigida la oferta educativa y tiene que ver fundamentalmente con su satisfacción.

Aquí radica la prueba de fuego de políticas y programas. Tanto la relevancia (‘para qué’) como la pertinencia (‘para quién’) de la oferta educativa constituyen aspectos centrales de la calidad de la educación y de su potencial transformador.

La satisfacción tiene que ver con muchas dimensiones y factores tales como la autoestima, la dignidad, el respeto, la superación de la soledad y el aislamiento, la socialización y la interacción con pares, el sentimiento de pertenencia, el llano disfrute.

  1. La mejor indicación de que un centro o un programa educativo funciona y es adecuado a las necesidades de los educandos es que estos asisten, participan y se sienten contentos;
  2. Niños y niñas dan muestras claras de lo que les gusta y de lo que les disgusta; no obstante, en el campo de la educación este hecho a menudo ni siquiera se tiene en cuenta como aspecto central de la “calidad” educativa;

Si los niños no se sienten cómodos, si en el lugar se respira miedo, desconfianza, autoritarismo, maltrato. no estamos frente a una buena práctica educativa, aunque otras señales (por ejemplo, infraestructura moderna o buenos puntajes en pruebas) puedan indicar lo contrario.

Para muchas mujeres el tiempo de la clase significa la posibilidad de escapar por un rato del hogar y de la rutina cotidiana. Para muchos jóvenes el centro educativo puede constituir una experiencia rehabilitadora después de haber pasado por una experiencia escolar maltratante y traumática.

Para muchos participantes, especialmente hombres, ir a una escuela a estudiar es algo que les incomoda, pues se sienten tratados como niños y expuestos públicamente, por lo que prefieren a menudo aprender en sus propias casas o en lugares menos visibles.

Idealmente, todo programa debería incorporar mecanismos confiables para evaluar la satisfacción de los/las participantes , más allá de indicadores clásicos como retención, la aplicación de una prueba o la aprobación del programa o del nivel.

La alta deserción que prevalece en muchos sistemas escolares y en muchos programas de educación de jóvenes y adultos puede ser indicativo de problemas combinados de disponibilidad, accesibilidad, adaptabilidad y aceptabilidad. Una clave tanto de la adaptabilidad como de la aceptabilidad de la oferta educativa radica en la profundidad y la calidad de la participación de los potenciales ‘beneficiarios’ , sólo de este modo convertidos en ‘participantes’ del proceso, desde el diseño de políticas y programas, hasta su ejecución, seguimiento y evaluación.

Antes que políticas y programas para , se trata de construir políticas y programas desde y con la gente: niños, jóvenes, adultos, familias, comunidades, organizaciones sociales. * Algunos inventarios de ‘buenas prácticas’ en el campo de la educación de jóvenes y adultos: Convenio Andrés Bello (CAB): Portafolio de Alfabetización Fundación Santillana: Registre su experiencia OEI/SEGIB: Premios para la Alfabetización Iberoamericana (Experiencias en Alfabetización y Educación de Jóvenes y Adultos) UNESCO-UIL: Effective Literacy Practice UNESCO-OREALC: Red Innovemos – Criterios para la selección de buenas prácticas y políticas de alfabetización * Texto desarrollado a partir de: Rosa María Torres, “De la alfabetización al aprendizaje a lo largo de toda la vida.

Tendencias, temas y desafíos de la educación de personas jóvenes y adultas en América Latina y el Caribe”. Informe Regional preparado para la VI Conferencia Internacional sobre Educación de Adultos (Belém-Pará, Brasil, 1-4 diciembre 2009). Una contribución del CREFAL a CONFINTEA VI.

¿Cuáles son los 7 ejes articuladores de la Nueva Escuela Mexicana?

Síntesis de la propuesta PE 2022 – En primer lugar, la propuesta PE 2022 parte de un planteamiento fuertemente crítico de las bases filosóficas y políticas que han sustentado a la educación nacional al menos desde la Revolución Mexicana. Parece haber un intento por borrar en gran medida los principios de la educación nacional como la hemos conocido.

Este extracto ilustra el alcance de esta crítica: Pese a las distintas reformas que se han aplicado en la educación básica en los últimos treinta años, ha prevalecido el referente identitario surgido en el periodo posrevolucionario en tanto programa de la modernidad, centrado en al menos cuatro elementos: nacionalismo, mestizaje, positivismo y patriarcado.

Lo anterior reproduce la desigualdad, el racismo y el clasismo como mecanismos estructurales […]. Llama la atención que el documento conceptual que orienta la propuesta PE 2022 haga una crítica de tal severidad a las bases que han guiado a la educación nacional desde la Revolución Mexicana sin detenerse en matices ni en explicaciones.

  • En segundo lugar, como parte de la crítica del pasado que debe ser demolido, la propuesta PE 2022 dice que los planes de estudio estructurados en asignaturas han promovido una visión fragmentada de la realidad;

Añade que esta fragmentación: “…propicia que el docente pierda la visión de conjunto en los procesos de enseñanza y aprendizaje dentro de las disciplinas de un mismo grado. También, se promueve el individualismo en el nivel que cursan las y los estudiantes”.

A partir de la premisa de que la comunidad sea el eje articulador de la enseñanza, la propuesta de PE 2022 introduce la tesis de organizar la educación por campos formativos: “Esto implica el desplazamiento de una educación basada en asignaturas, que propicia una fragmentación de la enseñanza y el aprendizaje de los conocimientos, y la didáctica”.

De este planteamiento se desprende que la solución a la fragmentación es la sustitución de una educación disciplinar por una educación por campos formativos. Sin embargo, la propuesta no especifica de qué manera sucede esta fragmentación y no considera los esfuerzos de integración disciplinar del enfoque multidisciplinario y de la perspectiva de las áreas de conocimiento que existe en el plan de estudios vigente.

  1. El riesgo de este punto de partida es que reduce el debate a la promesa de que una sustitución solucionará los males que aquejan al sistema disciplinar, sin primero situarse en la rica y variada discusión sobre un tema tan complejo;

En tercer lugar, para superar la fragmentación del conocimiento que las disciplinas producen, la propuesta PE 2022 “coloca a la comunidad como el espacio social, cultural, político, productivo y simbólico, en el que se inscribe la escuela, como el principal elemento articulador de las relaciones pedagógicas, así como de los procesos de enseñanza y aprendizaje”.

  • La comunidad-territorio se convierte en el centro de los procesos educativos; el principio pedagógico que se plantea se basa en: “…la elaboración de proyectos dirigidos a la justicia social y la solidaridad con el entorno, y ya no una educación individualista basada en competencias para formar capital humano;

Estos ejes cruzan el mapa curricular de la educación inicial, preescolar, básica, primaria y secundaria”. La propuesta PE 2022 ignora otras formas de aprendizaje que se pueden construir a partir de prácticas escolares que siempre han estado presentes en la educación.

Según la propuesta, la expectativa es que los alumnos de todos los grados salgan del aula para ir a la comunidad para así observar y recoger información que les servirá como base para sus proyectos educativos.

Es importante señalar que la propuesta no señala que, si bien la escuela se enriquece con la comunidad, también tiene un ámbito propio que permite explorar y lograr aprendizajes valiosos por otras vías. Los proyectos educativos como método de aprendizaje adquieren la mayor preeminencia en la propuesta PE 2022.

  • Los alumnos salen a las comunidades, regresan a las aulas y con la orientación de los maestros, en la tradición del positivismo básico, discuten el significado de lo observado, según los campos del conocimiento determinados y —de manera prominente— según las relaciones de poder que interpreten que existen en la comunidad;

Otro aspecto que llama la atención es que no se explica qué es una comunidad-territorio. Quizás en los pueblos que están bien delimitados eso no sea un problema, pero ¿qué sucede en las ciudades o en las rancherías? ¿Cómo se delimita o define la comunidad-territorio? En cuarto lugar, la propuesta de PE 2022 introduce cuatro campos del conocimiento: i) lenguajes; ii) saberes y pensamiento científico; ii) ética, naturaleza y sociedad y; iv) de lo humano y lo comunitario.

Asimismo, señala siete ejes articuladores que son transversales a los campos del conocimiento: a) inclusión; b) pensamiento crítico; c) interculturalidad crítica; d) igualdad de género; v) fomento a la lectura y la escritura; vi) educación estética y; vii) vida saludable.

Para dar concreción curricular a estos campos y ejes, la propuesta PE 2022 plantea un programa analítico y sus componentes, para cada una de las —que denomina— fases del aprendizaje: educación inicial, preescolar, 1. º y 2. º de primaria, 3. º y 4. º de primaria, 5.

  • º y 6;
  • º de primaria y secundaria;
  • En cada una de estas fases introduce la descripción/naturaleza del campo, contenidos, diálogos y progresiones del aprendizaje y orientaciones didácticas;
  • En este programa analítico, del que se presenta un prototipo para la fase de 1;

º y 2. º de primaria, se entreveran las disciplinas y los campos del conocimiento. Cabe señalar que dicho prototipo es un documento de 269 páginas, sumamente complejo y alejado del lenguaje y del método con el que está acostumbrado a trabajar el personal docente de educación básica. Ilustración: Víctor Solís.

¿Qué es la nueva escuela mexicana resumen?

La Nueva Escuela Mexicana es el proyecto educativo y pedagógico mediante el cual el gobierno de Andrés Manuel López Obrador ha reformado el sistema educativo mexicano. Conocer este modelo educativo es necesario para un buen resultado en el Concurso de Carrera para Maestras y Maestros.

La Reforma Educativa implementada en el año 2013 fue reformada por el Gobierno de López Obrador y el resultado fue un Acuerdo Educativo Nacional que se implementará desde el ciclo escolar 2021-2022 y se ha conocido como Nueva Escuela Mexicana.

Por eso conocer qué es y las características principales del nuevo modelo educativo es crucial.

¿Cuáles son los principios pedagógicos?

Los principios pedagógicos son condiciones esenciales para la implementación del currículo, la transformación de la práctica docente, el logro de los aprendizajes y la mejora de la calidad educativa.

¿Cuáles son los 7 ejes articuladores de la nueva escuela mexicana?

Síntesis de la propuesta PE 2022 – En primer lugar, la propuesta PE 2022 parte de un planteamiento fuertemente crítico de las bases filosóficas y políticas que han sustentado a la educación nacional al menos desde la Revolución Mexicana. Parece haber un intento por borrar en gran medida los principios de la educación nacional como la hemos conocido.

Este extracto ilustra el alcance de esta crítica: Pese a las distintas reformas que se han aplicado en la educación básica en los últimos treinta años, ha prevalecido el referente identitario surgido en el periodo posrevolucionario en tanto programa de la modernidad, centrado en al menos cuatro elementos: nacionalismo, mestizaje, positivismo y patriarcado.

Lo anterior reproduce la desigualdad, el racismo y el clasismo como mecanismos estructurales […]. Llama la atención que el documento conceptual que orienta la propuesta PE 2022 haga una crítica de tal severidad a las bases que han guiado a la educación nacional desde la Revolución Mexicana sin detenerse en matices ni en explicaciones.

En segundo lugar, como parte de la crítica del pasado que debe ser demolido, la propuesta PE 2022 dice que los planes de estudio estructurados en asignaturas han promovido una visión fragmentada de la realidad.

Añade que esta fragmentación: “…propicia que el docente pierda la visión de conjunto en los procesos de enseñanza y aprendizaje dentro de las disciplinas de un mismo grado. También, se promueve el individualismo en el nivel que cursan las y los estudiantes”.

  1. A partir de la premisa de que la comunidad sea el eje articulador de la enseñanza, la propuesta de PE 2022 introduce la tesis de organizar la educación por campos formativos: “Esto implica el desplazamiento de una educación basada en asignaturas, que propicia una fragmentación de la enseñanza y el aprendizaje de los conocimientos, y la didáctica”;

De este planteamiento se desprende que la solución a la fragmentación es la sustitución de una educación disciplinar por una educación por campos formativos. Sin embargo, la propuesta no especifica de qué manera sucede esta fragmentación y no considera los esfuerzos de integración disciplinar del enfoque multidisciplinario y de la perspectiva de las áreas de conocimiento que existe en el plan de estudios vigente.

You might be interested:  Cuando Se Hacen Los Cambios De Escuela 2022?

El riesgo de este punto de partida es que reduce el debate a la promesa de que una sustitución solucionará los males que aquejan al sistema disciplinar, sin primero situarse en la rica y variada discusión sobre un tema tan complejo.

En tercer lugar, para superar la fragmentación del conocimiento que las disciplinas producen, la propuesta PE 2022 “coloca a la comunidad como el espacio social, cultural, político, productivo y simbólico, en el que se inscribe la escuela, como el principal elemento articulador de las relaciones pedagógicas, así como de los procesos de enseñanza y aprendizaje”.

La comunidad-territorio se convierte en el centro de los procesos educativos; el principio pedagógico que se plantea se basa en: “…la elaboración de proyectos dirigidos a la justicia social y la solidaridad con el entorno, y ya no una educación individualista basada en competencias para formar capital humano.

Estos ejes cruzan el mapa curricular de la educación inicial, preescolar, básica, primaria y secundaria”. La propuesta PE 2022 ignora otras formas de aprendizaje que se pueden construir a partir de prácticas escolares que siempre han estado presentes en la educación.

  1. Según la propuesta, la expectativa es que los alumnos de todos los grados salgan del aula para ir a la comunidad para así observar y recoger información que les servirá como base para sus proyectos educativos;

Es importante señalar que la propuesta no señala que, si bien la escuela se enriquece con la comunidad, también tiene un ámbito propio que permite explorar y lograr aprendizajes valiosos por otras vías. Los proyectos educativos como método de aprendizaje adquieren la mayor preeminencia en la propuesta PE 2022.

  • Los alumnos salen a las comunidades, regresan a las aulas y con la orientación de los maestros, en la tradición del positivismo básico, discuten el significado de lo observado, según los campos del conocimiento determinados y —de manera prominente— según las relaciones de poder que interpreten que existen en la comunidad;

Otro aspecto que llama la atención es que no se explica qué es una comunidad-territorio. Quizás en los pueblos que están bien delimitados eso no sea un problema, pero ¿qué sucede en las ciudades o en las rancherías? ¿Cómo se delimita o define la comunidad-territorio? En cuarto lugar, la propuesta de PE 2022 introduce cuatro campos del conocimiento: i) lenguajes; ii) saberes y pensamiento científico; ii) ética, naturaleza y sociedad y; iv) de lo humano y lo comunitario.

Asimismo, señala siete ejes articuladores que son transversales a los campos del conocimiento: a) inclusión; b) pensamiento crítico; c) interculturalidad crítica; d) igualdad de género; v) fomento a la lectura y la escritura; vi) educación estética y; vii) vida saludable.

Para dar concreción curricular a estos campos y ejes, la propuesta PE 2022 plantea un programa analítico y sus componentes, para cada una de las —que denomina— fases del aprendizaje: educación inicial, preescolar, 1. º y 2. º de primaria, 3. º y 4. º de primaria, 5.

  • º y 6;
  • º de primaria y secundaria;
  • En cada una de estas fases introduce la descripción/naturaleza del campo, contenidos, diálogos y progresiones del aprendizaje y orientaciones didácticas;
  • En este programa analítico, del que se presenta un prototipo para la fase de 1;

º y 2. º de primaria, se entreveran las disciplinas y los campos del conocimiento. Cabe señalar que dicho prototipo es un documento de 269 páginas, sumamente complejo y alejado del lenguaje y del método con el que está acostumbrado a trabajar el personal docente de educación básica. Ilustración: Víctor Solís.

¿Cuáles son las 4 A de la nueva escuela mexicana?

Identificar, documentar y difundir buenas prácticas – también llamadas ‘exitosas’, ‘efectivas’, ‘ejemplares’, ‘destacadas’, ‘inspiradoras’, etc. – es un pedido generalizado en el campo de la educación. Educadores, tomadores de decisiones, agencias internacionales, coinciden a menudo en la ilusión de ‘modelos’ capaces de dar pistas para el buen hacer en diferentes contextos. A esa demanda vienen respondiendo los organismos internacionales vinculados al campo educativo.

Existen numerosos inventarios de buenas prácticas recopiladas en publicaciones impresas y en internet, organizadas por temas y por países o regiones. Algunas experiencias se repiten en todos lados; son también las que suelen ocupar los boxes (recuadros insertos) en informes nacionales e internacionales.

Al inicio eran sobre todo experiencias vinculadas a la educación formal; cada vez más, los bancos de buenas prácticas se amplían a la educación no-formal y a la de jóvenes y adultos. No obstante, persiste una grave limitación: en la mayoría de casos no se explica cómo y con qué criterios se han definido como ‘buenas’ las prácticas elegidas.

  • En general, dicha elección se basa en las categorías convencionales (matrícula, cobertura, número de participantes, culminación del curso o programa, acreditación, etc;
  • ) y en aspectos subjetivos que no son fácilmente verificables;

No siempre las ‘buenas prácticas’ aparecen sustentadas en alguna evaluación, cuantitativa o cualitativa. Frente a este vacío y a esta necesidad, podemos usar las 4 As propuestas para verificar el cumplimiento del derecho a la educación – asequibilidad (disponibilidad), accesibilidad , adaptabilidad y aceptabilidad – como criterios que ayuden a identificar si estamos frente a una buena práctica educativa.

(Los términos originales en inglés son availability , accessibility , adaptability , acceptability. Traducimos availability como disponibilidad, un término más corriente y comprensible que asequibilidad , que es el que se viene usando en muchas traducciones al español a fin de mantener las ‘4 A’).

Las ‘4 A’ fueron adoptadas en 1966 en el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales como categorías universales para establecer el cumplimiento del derecho a la educación; posteriormente fueron adoptadas y desarrolladas por Katarina Tomasevski , Relatora Especial de Naciones Unidas para el Derecho a la Educación 1998-2004, quien contribuyó a darles amplia difusión.

Las 4 A se han centrado en la educación de niños/niñas y en sistema escolar. No obstante, la Aplicación del Pacto expresamente establecía que “la educación en todas sus formas y en todos los niveles debe tener estas cuatro características interrelacionadas” (Naciones Unidas, 1999).

Así pues, l as 4 A pueden ser criterios útiles para identificar y desarrollar buenas prácticas educativas tanto en el ámbito escolar como fuera de éste, con niños, jóvenes y adultos. Permiten ir más allá de la información usual centrada en la oferta – presupuesto, costos, matrícula, retención, infraestructura, distribución de materiales y equipos, introducción de innovaciones, uso de tecnologías, aplicación de pruebas, etc.

  1. – y tener en cuenta el indispensable punto de vista de la demanda : los educandos, sus expectativas, sus condiciones, sus contextos;
  2. En definitiva: frente a una práctica educativa, y antes de sacar conclusiones sobre sus bondades o eficacia, es necesario preguntarse acerca de su disponibilidad, accesibilidad, adaptabilidad y aceptabilidad;

Las mismas preguntas cabe hacerse respecto de las políticas. (Asequibilidad) Disponibilidad La disponibilidad es el nivel básico, con el que a menudo se dan por satisfechos los responsables gubernamentales y la propia ciudadanía. Se refiere a la existencia efectiva del programa, el centro o el servicio, y a las condiciones mínimas para que éste pueda operar.

Muchas veces está la necesidad y la demanda pero no está la oferta educativa que corresponda a dicha necesidad. No existe la guardería, el centro infantil, la escuela, el colegio, el centro comunitario, el taller, la biblioteca, etc.

para satisfacer la demanda de la población. Muchos programas tienen coberturas pequeñas, atienden sólo ciertas áreas, edades o grupos, dejando afuera a las poblaciones más vulnerables y peor servidas, en el campo y en la ciudad. A menudo, asimismo, la oferta educativa se piensa únicamente para niños y jóvenes, ignorando las necesidades educativas de la primera infancia y de las personas adultas.

  • Es preciso recordar que el derecho a la educación aplica a todas las personas y a todas las edades, y a lo largo de la vida;
  • Accesibilidad No todo lo que está disponible es accesible;
  • Por eso la importancia de asegurar y demandar la accesibilidad: (a) accesibilidad económica : el derecho a la educación implica gratuidad;

(b) accesibilidad física : horarios adecuados así como la posibilidad de acceder al lugar donde se realiza la actividad (distancia del hogar o del lugar de trabajo, caminos transitables, condiciones de seguridad, previsiones para personas con movilidad restringida, etc.

) y a los medios necesarios cuando se trata de una oferta de educación a distancia o de aprendizaje informal (radio, televisión, internet, etc. ) (c) accesibilidad curricular y pedagógica : los participantes deben comprender y manejar los contenidos y métodos propuestos, los instrumentos de evaluación, las tecnologías utilizadas en la enseñanza, etc.

Muchas ofertas educativas no pueden aprovecharse porque sus condiciones de acceso no lo permiten. El pago de cuotas o el uso obligatorio de uniformes excluye a quienes no pueden financiarlos. La distancia puede ser un obstáculo insalvable para niños, personas mayores o personas con problemas de movilidad.

Ejemplos modernos de ofertas educativas disponibles pero no accesibles son a menudo las modernas tecnologías. Muchos no tienen internet ni dispositivos digitales. Equipos informáticos se compran y distribuyen pero quedan sin uso o son desaprovechados porque nadie sabe operarlos o repararlos, no se ha sensibilizado ni capacitado a los docentes, e incluso no existen condiciones de funcionamiento como energía eléctrica o conexión a internet.

Por eso, antes de definirlas como ‘buenas prácticas’, es indispensable cerciorarse de que las innovaciones tecnológicas son realmente tales. Adaptabilidad No todo lo que está disponible y es accesible es relevante o pertinente para quienes está destinado.

La oferta educativa (currículo, metodologías, horarios, sistemas de evaluación, infraestructura, mobiliario, etc. ) debe adaptarse a las realidades, expectativas, intereses y posibilidades de los educandos en cada caso.

La mayoría de personas y familias se contenta con que la educación esté disponible y sea accesible, sin asumir que el derecho a la educación incluye derecho a una buena educación, pertinente, relevante, de calidad. Lenguas, culturas, horarios, contenidos, medios, tecnologías, metodologías, instrumentos y procedimientos de evaluación, deben adaptarse a cada contexto específico: zona geográfica, estación o período del año, clima, edad, género, trayectoria y nivel educativo de los educandos, disponibilidad de tiempo, motivaciones, ritmos y estilos de aprendizaje, necesidades especiales, etc.

Esto supone empatía con la gente, conocimiento de las realidades locales, capacidad para anticipar y rectificar oportunamente, consulta y participación de los directamente involucrados. La adaptabilidad tiene que ver tanto con la diferencia como con la desigualdad.

Responder a la diversidad implica una oferta flexible y diversificada que responde a las diferencias individuales y colectivas, lo que es condición para la eficacia de cualquier intervención educativa. Responder a la desigualdad implica adicionalmente el desafío de la equidad , dando más y mejor a quienes menos tienen a fin de compensar las desventajas de su situación de partida.

Políticas, programas, estrategias y metas homogéneas, iguales para todos, refuerzan la inequidad en lugar de reducirla. Los desafíos más grandes de adaptabilidad suelen darse en las zonas rurales (dispersión de la población, distancias, pobreza, precariedad, trabajo extenuante, a menudo falta de servicios básicos como agua potable o energía eléctrica, etc.

), los grupos indígenas (lenguas y culturas no-hegemónicas, fuerte subordinación de la mujer en muchas comunidades y culturas, etc. ), poblaciones móviles (trabajadores migrantes, sin tierra, sin casa; población desplazada por conflictos armados o desastres naturales, etc.

), grupos altamente heterogéneos (en términos de edad, nivel educativo, lenguas, culturas, etc. ) y grupos con necesidades especiales, quienes requieren condiciones, estrategias y materiales específicos.

La combinación de varias de estas características hace tanto más complicada la atención diferenciada. Aceptabilidad La aceptabilidad se ubica del lado de las personas y grupos a quienes está dirigida la oferta educativa y tiene que ver fundamentalmente con su satisfacción.

  • Aquí radica la prueba de fuego de políticas y programas;
  • Tanto la relevancia (‘para qué’) como la pertinencia (‘para quién’) de la oferta educativa constituyen aspectos centrales de la calidad de la educación y de su potencial transformador;

La satisfacción tiene que ver con muchas dimensiones y factores tales como la autoestima, la dignidad, el respeto, la superación de la soledad y el aislamiento, la socialización y la interacción con pares, el sentimiento de pertenencia, el llano disfrute.

La mejor indicación de que un centro o un programa educativo funciona y es adecuado a las necesidades de los educandos es que estos asisten, participan y se sienten contentos. Niños y niñas dan muestras claras de lo que les gusta y de lo que les disgusta; no obstante, en el campo de la educación este hecho a menudo ni siquiera se tiene en cuenta como aspecto central de la “calidad” educativa.

Si los niños no se sienten cómodos, si en el lugar se respira miedo, desconfianza, autoritarismo, maltrato. no estamos frente a una buena práctica educativa, aunque otras señales (por ejemplo, infraestructura moderna o buenos puntajes en pruebas) puedan indicar lo contrario.

  • Para muchas mujeres el tiempo de la clase significa la posibilidad de escapar por un rato del hogar y de la rutina cotidiana;
  • Para muchos jóvenes el centro educativo puede constituir una experiencia rehabilitadora después de haber pasado por una experiencia escolar maltratante y traumática;
You might be interested:  Como Ser Más Inteligente En La Escuela?

Para muchos participantes, especialmente hombres, ir a una escuela a estudiar es algo que les incomoda, pues se sienten tratados como niños y expuestos públicamente, por lo que prefieren a menudo aprender en sus propias casas o en lugares menos visibles.

Idealmente, todo programa debería incorporar mecanismos confiables para evaluar la satisfacción de los/las participantes , más allá de indicadores clásicos como retención, la aplicación de una prueba o la aprobación del programa o del nivel.

La alta deserción que prevalece en muchos sistemas escolares y en muchos programas de educación de jóvenes y adultos puede ser indicativo de problemas combinados de disponibilidad, accesibilidad, adaptabilidad y aceptabilidad. Una clave tanto de la adaptabilidad como de la aceptabilidad de la oferta educativa radica en la profundidad y la calidad de la participación de los potenciales ‘beneficiarios’ , sólo de este modo convertidos en ‘participantes’ del proceso, desde el diseño de políticas y programas, hasta su ejecución, seguimiento y evaluación.

Antes que políticas y programas para , se trata de construir políticas y programas desde y con la gente: niños, jóvenes, adultos, familias, comunidades, organizaciones sociales. * Algunos inventarios de ‘buenas prácticas’ en el campo de la educación de jóvenes y adultos: Convenio Andrés Bello (CAB): Portafolio de Alfabetización Fundación Santillana: Registre su experiencia OEI/SEGIB: Premios para la Alfabetización Iberoamericana (Experiencias en Alfabetización y Educación de Jóvenes y Adultos) UNESCO-UIL: Effective Literacy Practice UNESCO-OREALC: Red Innovemos – Criterios para la selección de buenas prácticas y políticas de alfabetización * Texto desarrollado a partir de: Rosa María Torres, “De la alfabetización al aprendizaje a lo largo de toda la vida.

Tendencias, temas y desafíos de la educación de personas jóvenes y adultas en América Latina y el Caribe”. Informe Regional preparado para la VI Conferencia Internacional sobre Educación de Adultos (Belém-Pará, Brasil, 1-4 diciembre 2009). Una contribución del CREFAL a CONFINTEA VI.

¿Cuáles son los principios pedagógicos 2017?

¿Cuáles son los objetivos de la NEM?

¿QUÉ ES LA NUEVA ESCUELA MEXICANA? Somos Andrea Vizcarra García de Quevedo, Brenda Alcántara Flores, Diego Rodríguez Rodríguez, Humberto López Peralta y Raúl Figueroa Díaz, estudiantes de la Clínica en Derecho y Política Pública del Instituto Autónomo Tecnológico de México (” ITAM “).

En la Clínica, de la mano con distintas organizaciones de la sociedad civil, instituciones y universidades, trabajamos en la construcción de recomendaciones de política pública que tengan un impacto positivo en la consolidación del Estado de Derecho y la vida de las personas.

Esta publicación forma parte de un proyecto colaborativo que comenzó en 2018 entre Proeducación, I. (” PROED “) y la Clínica en Derecho y Política Pública del ITAM. Agradecemos la guía por parte de Mercedes del Valle, Directora de Investigación y Desarrollo Educativo de PROED, y Ana María Zorrilla, Coordinadora General de la Clínica.

  • Asimismo, agradecemos la indispensable asesoría de las personas especialistas en materia educativa que nos han orientado: Itzel Cabrero, Sonia del Valle , Daniela Rocha y Metzeri Jiménez;
  • Este texto revela la opinión de los autores y no debe interpretarse como un posicionamiento oficial o particular de institución alguna;

El objetivo de este artículo es ayudar a responder las siguientes preguntas: ¿qué es la Nueva Escuela Mexicana (” NEM “)? ¿Dónde se encuentra regulada? Y ¿cuáles son sus alcances para la realidad de la educación en México? I. Concepto de la Nueva Escuela Mexicana [1] ¿Qué es la Nueva Escuela Mexicana? La NEM se define como un modelo educativo, un conjunto de reglas y procesos que guían los procesos de enseñanza y aprendizaje.

  1. Un modelo educativo está conformado por normas que establecen cómo deben ejercer la enseñanza los profesores y qué herramientas deben utilizar para enseñar;
  2. De acuerdo con el documento ” La Nueva Escuela Mexicana: principios y orientaciones pedagógicas ” emitido por la Secretaría de Educación Pública ( ” SEP ” ), la NEM es “la institución del Estado mexicano responsable de la realización del derecho a la educación en todo el trayecto de los 0 a los 23 años de edad de las y los mexicanos”;

Ese derecho a la educación se refiere a la definición que está plasmada en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. ¿Cuáles son los objetivos de la NEM? La NEM tiene como objetivo la formación integral de niñas, niños, adolescentes y jóvenes.

  • Busca promover el aprendizaje de excelencia, inclusivo, pluricultural, colaborativo y equitativo a lo largo del trayecto de su formación, desde el nacimiento hasta la conclusión de los estudios;
  • Para lograr este objetivo, la NEM plantea adaptarse a cada una de las regiones del país , para que los cambios que buscan implementarse sean compatibles con las costumbres y las necesidades de cada lugar;

Con la NEM se busca enseñar desde la perspectiva de los derechos humanos y, sobre todo, del derecho a la igualdad en la educación. El derecho a la igualdad en la educación se refiere a que todas las personas deben tener el acceso a la misma cantidad y calidad de oportunidades para aprender.

Algunos objetivos adicionales de la NEM son: –        La inclusión de la perspectiva de género. –        La formación ciudadana. –        La creación de una cultura de la paz. –        Mejorar la actividad física.

–        Impulsar el arte, la música y la tecnología. II. Regulación de la Nueva Escuela Mexicana ¿En dónde se regula la NEM? El principal fundamento legal de la NEM se encuentra en el artículo 3 de la Constitución , que fue reformado en 2019. El artículo 3 establece que toda persona tiene derecho a la educación, y que el Estado debe proporcionar esa educación con base en los principios de la NEM.

Además de la Constitución, algunas de las leyes que regulan la NEM son: –        Ley General de Educación, que regula la educación impartida por el Estado y particulares; –        Ley General del Sistema para la Carrera de las Maestras y los Maestros , que establece los procesos de selección, admisión, promoción y reconocimiento del personal docente, y; –        Ley en Materia de Mejora Continua de la Educación , que regula la mejora de la educación a través de procesos de evaluación y retroalimentación.

¿Qué cambió en la reforma del artículo 3 de la Constitución en relación con el modelo educativo?   El artículo 3 de la Constitución se reformó en 2019. Dentro de los cambios más importantes está la inclusión de los principios de la NEM, que son : –        El fomento de la identidad mexicana.

La NEM fomenta el amor a la Patria, el aprecio por su cultura, el conocimiento de su historia y el compromiso con la Constitución. –    Responsabilidad ciudadana. El fomento de los valores cívicos como honestidad, respeto, justicia, solidaridad, reciprocidad, lealtad, libertad, equidad y gratitud, entre otros.

–        El compromiso con la honestidad. Se requiere para desarrollar al país con base en la confianza y en el sustento de la verdad de todas las acciones. –        Participación en la transformación de la sociedad. Se busca que el alumnado luche por transformar su entorno mediante su involucramiento en actividades de la comunidad escolar.

–        Respeto de la dignidad humana. Tiene como meta poner a la persona como el eje central del modelo educativo y respetar sus derechos humanos. –        Promoción de la interculturalidad. La NEM fomenta la comprensión y el aprecio por la diversidad cultural y lingüística, así como el diálogo y el intercambio intercultural.

–      Promoción de la cultura de la paz. La NEM forma una cultura de paz que favorece el diálogo constructivo, la solidaridad y la búsqueda de acuerdos. –    Respeto por la naturaleza y cuidado del medio ambiente. La NEM promueve una sólida conciencia ambiental que favorece la protección y conservación del entorno, la prevención del cambio climático y el desarrollo sostenible.

III. Alcances de la Nueva Escuela Mexicana ¿Qué alcance podría tener la NEM? Algunos de los cambios prácticos que la NEM propone son los siguientes: Revalorización del magisterio. Cambios en la organización del magisterio (la profesión docente) que incluyen mejoras en salarios, cambios en los programas de formación de maestros, y acompañamiento durante el proceso de retiro.

Planes y programas de estudio. Cambios a los programas educativos de las escuelas para incluir los propósitos plasmados en el artículo 3 de la Constitución. Esto quiere decir que los programas educativos buscarán garantizar la igualdad entre los estudiantes y proteger sus derechos humanos.

Corresponsabilidad escuela-familia. Las escuelas deben crear programas de participación de padres de familia con docentes y estudiantes. Es decir, busca crear espacios en los que padres de familia y estudiantes puedan formar parte en las decisiones administrativas y académicas de las escuelas.

En síntesis, la NEM propone que se mejoren los procesos del magisterio, que se cambien los programas de estudio, y    que se extienda a familias y estudiantes la posibilidad de participar en la toma de decisiones en las escuelas. [2] ¿Cu áles son algunas acciones que se han tomado para implementar los cambios prácticos de la NEM? Más allá de las tres nuevas leyes que ya mencionamos, la SEP ha desarrollado diversos materiales prácticos y manuales para difundir la NEM.

Algunos de ellos son: –    La Nueva Escuela Mexicana: Principios y Orientaciones Pedagógicas. Este documento aborda los principios y ejes más importantes de la NEM. –         Hacia una Nueva Escuela Mexicana.

Taller de Capacitación. Este documento desarrolla una agenda de trabajo para los docentes que incluye una guía de actividades, contenidos para revisar y videos de apoyo. ¿Cómo se busca implementar la NEM? Para implementar la NEM la SEP ha creado varias estrategias y políticas públicas.

  • La principal es el programa ” La Escuela es Nuestra “;
  • Éste otorga de manera directa a las escuelas (familias, estudiantes y docentes) los recursos necesarios para operar las escuelas, para que ellos puedan, en conjunto, realizar el diagnóstico y elaborar su plan de trabajo y el de gastos;

Cada escuela conformará un Comité Escolar de Administración Participativa, encabezado por una madre de familia, el cual decidirá cómo utilizarán sus recursos. Además, hay otros programas sociales que buscan complementar los impactos de la NEM. Algunos de ellos son: –        Sistema de Becas para el Bienestar.

  • Busca dar a estudiantes un ingreso adicional para cursar sus estudios de inicio a fin;
  • –        Universidades para el Bienestar Benito Juárez García;
  • Es un programa universitario que crea licenciaturas de fácil acceso para que las personas que habitan en comunidades rurales puedan acceder a estudios universitarios de calidad;

¿Cuáles serán las implicaciones de la NEM para los y las docentes? En caso de reglamentarse y ejecutarse de manera exitosa, la NEM cambiará algunos de los procesos magisteriales para los y las docentes, con la “Revalorización del Magisterio”. Cambiarán las condiciones de ingreso, promoción, reconocimiento y retiro de las maestras y los maestros.

También se mejorarán las condiciones laborales; habrá aumentos salariales y nuevas capacitaciones para que los docentes puedan implementar los cambios en los programas educativos. De igual forma, el personal docente tendrá mayor contacto con los estudiantes y padres de familia para tomar las decisiones sobre sus comunidades escolares.

¿Cuáles serán las implicaciones de la NEM para los estudiantes y sus familias? Uno de los ejes principales de la NEM es crear “culturas educativas” dentro de las escuelas. Esto quiere decir que se deberá impulsar la convivencia entre estudiantes, docentes y padres de familia para lograr el desarrollo comunitario.

En este contexto, los estudiantes y sus padres tendrán mayor participación en la toma de decisiones. La NEM buscará estrechar las relaciones que los estudiantes tienen con los integrantes de la comunidad educativa.

En otras palabras, las escuelas buscarán mayor participación de los estudiantes en actividades que puedan mejorar sus lazos con profesores, padres de familia y otros compañeros. IV. Conclusión   A partir de un estudio preliminar de la NEM, ésta consiste, hasta el momento, en cuestiones ideológicas, morales o teóricas que resultan complejas o poco aterrizadas para llevarlas a la realidad, o para provocar un cambio de rumbo en la política educativa del país.