Oración Para Que Me Vaya Bien En La Escuela?

Agudiza bendito San José Cupertino, mi razón y capacidades, para entender y retener la sabiduría que en la escuela me imparten, además de método y facultad para aprender y crecer, sutileza para interpretar, y en el momento del examen, gracia y abundancia para hablar, pensar y escribir.

¿Cómo pedirle a Dios que me ayude en mis estudios?

Oración para el estudio y los exámenes – Angélico doctor Santo Tomás, gloria inmortal de la religión, columna firmísima de la iglesia , varón santísimo y sapientísimo que, por los admirables ejemplos de tu inocente y santa vida fuiste elevado a la cumbre de una perfección consumada, y con tus prodigiosos escritos, con tus sermones, eres martillo de los herejes, luz brillante de maestros, educadores y doctores, y milagro estupendo de sabiduría.

¡Oh! Quien acertara, Santo mío, a ser en virtud y letras verdadero discípulo tuyo, aprendiendo en el libro de tus virtudes y en las obras que con tanto acierto escribiste la ciencia de los santos y de los virtuosos, que es la verdadera y única sabiduría.

¡Quien supiera hermanar, como tú lo hiciste, la doctrina con la modestia , y la alta inteligencia con la profunda humildad! Hoy quiero rogarte que intercedas por mí ante el Señor, para que me dé lo necesario para avanzar en mis estudios, que me conceda concentración y aprendizaje, sabiduría, conocimiento y voluntad, y que al igual que tú, Santo Tomás, sepa aplicarlo tanto en las pruebas como en la vida cotidiana.

Santo Tomás de Aquino, ruega al padre que me dispense memoria y lucidez, calma y serenidad para que en las pruebas y exámenes pueda reflejar lo que con esfuerzo he aprendido en las largas horas de silencio, de concentración y estudio; pídele también que haga que los que me van a examinar sean justos, comprensivos, equitativos y razonables , que les conceda calma y compasión para que sepan ser pacientes con todos y no cometan injusticias con los examinados.

Te suplico con humildad y esperanza, me ayudes en las materias que tengo que aprender, que no se me resista ninguna, te pido seas mi guía a la hora de estudiar y mi inspiración en el momento de rendir examen, y sobre todo, santo mío, alcánzame del Señor esto que me es tan necesario para avanzar y salir con éxito en mi vida de estudiante: (en este espacio puedes hacer una petición especial).

  • Oh glorioso Santo Tomás, tú que tan solícito eres, obtenme del Señor lo que te solicito, para que realice con entusiasmo mis estudios y pueda tener un futuro brillante y lleno de satisfacciones, ara mí y mi familia; ruega al Señor por mí, no me olvides, consígueme lo que he solicitado por tu intercesión junto con el inestimable don de la caridad para con los que me rodean y los que lo necesiten, y haz que, practicando con entusiasmo tu doctrina y siguiendo tus enseñanzas y buenos ejemplos , consiga la eterna bienaventuranza que Jesús nos tiene prometida;

Amén. Debes hacer esta oración tres días seguidos, y al finalizarla en cada día rezar tres Padrenuestros, tres Avemarías y tres Glorias..

¿Cuál es la oración para los estudiantes?

Como sabemos de la dificultad de a probar los  exámenes finales , estudiar con buen tiempo,  prepararse para la selectividad. y a la vez tener una vida adolescente en condiciones, hemos querido preparar una oración para que tus hijos aprueben. Eso sí, no sirve de nada rezar si ha preferido jugar al Fortnite antes que estudiar.

Son  muchos los milagros que ha obrado Dios,  la  Virgen María  y los santos a lo largo de la historia, así que todavía no hay motivos para perder la esperanza. Pedir la intercesión a nuestros Padres del cielo es casi un deber si hacemos caso a Jesús: “Pedid y se os dará” (Mateo 7:7-11).

Y como es nuestro Padre, por supuesto que a Jesús le importan los exámenes y que todos podamos desarrollarnos y formarnos en la vida. Aquí te dejamos  una bonita oración para rezar por tus hijos , e incluso si lo consigues. que la recen ellos mismos (que seguro que alguno recurre a la desesperada): Querido Padre, te entrego de nuevo mi vida para que la lleves a donde Tú sabes que necesito.

  1. Tú eres mi Padre, me quieres y me acompañas en la vida;
  2. Por eso pongo en tus manos (;
  3. PETICIÓN) para que se haga tu voluntad;
  4. Amén Y como hay niños que igual necesitan más ayuda que otros, os proponemos también  una  oración a la confianza  de María;

Ella que tiene ‘enchufe’ puede echarnos una mano si tenemos fe: En tu poder y en tu bondad fundo mi vida, en ellos espero confiando como un niño. Madre admirable, en ti y en tu hijo, en toda circunstancia, creo y confío ciegamente. Amén Y si crees que aún así no es suficiente, siempre podemos acudir al  Espíritu Santo  -que ese se sabe todas las respuestas- o a algún santo para que interceda por nuestros hijos -o por nosotros-.

Como recomendación, Santo Tomás de Aquino es patrón de los estudiantes, aunque si no es tu caso o el de tu hijo, seguro que también te regala una ayudita. ¡Ánimo! ORACIÓN PARA UN ESTUDIANTE Oh inefable Creador nuestro, altísimo principio y fuente verdadera de luz y sabiduría, dígnate infundir el rayo de tu claridad sobre las tinieblas de mi inteligencia, removiendo la doble oscuridad con la que nací: la del pecado y la ignorancia.

¡Tú, que haces elocuentes las lenguas de los pequeños, instruye la mía, e infunde en mis labios la gracia de tu bendición! Dame agudeza para entender, capacidad para retener, método y facilidad para atender, sutileza para interpretar y gracia abundante para hablar.

¿Cuál es el santo que ayuda a los estudiantes?

SANTO TOMÁS DE AQUINO, PATRONO DE ESCUELAS Y UNIVERSIDADES.

¿Cómo orar a Dios en la escuela?

Señor de toda sabiduría, Al comenzar nuestro año escolar, oramos para que tu Espíritu siempre se encuentre en medio de nosotros. Que nuestra escuela sea un lugar seguro. Que nuestra escuela sea un lugar de igualdad.

You might be interested:  En Que Situaciones Se Aplican Las Libertades En La Escuela?

¿Qué puedo hacer para que mi hijo apruebe los exámenes?

¿Cuál es la Virgen de los estudiantes?

HORARIOS SAN JUAN DEL HOSPITAL:  –

Misas:
      De lunes a viernes:  7:15h,  10:00h,  19:00h
      Sábados:  10:00h,  12:00h (en inglés),  19:00h
      Domingos y festivos (no laborables):  12:00h (niños),  13:00h,  19:00h,  20:00h (jóvenes)
      EN INGLÉS :  sábados 12:00h
Horario de la Iglesia y atención al público (confesiones mientras esté abierta la iglesia):
     De Lunes a viernes:  de 6:45 a 7:45h,  de 9:30 a 13:30h,  y de 17:00 a 21:00h
     Sábados:  de 9:30 a 13:30h,  y de 17:00 a 21:00h
     Domingos y festivos (no laborables):  de 11:00 a 14:00h,  y de 17:00 a 21:00h

.

¿Cómo pedirle a Dios que me de sabiduría e inteligencia?

Padre Santo, vengo delante del trono celestial en el nombre de tu hijo Jesucristo, nuestro Salvador y Redentor. Padre, delante de tu Trono de Gracia cúbreme con la sangre de Jesucristo. Te puede interesar:  Día 8: Novena a Nuestra Señora del Perpetuo Socorro Yo confieso tu hermosa Palabra y la guardo en mi corazón, sabiendo que es la fuente de la sabiduría.

El principio de la sabiduría es el temor al Señor; Los necios desprecian la sabiduría y la enseñanza. Proverbios 1:7 RVC Yo, la sabiduría, convivo con la cordura; en mí se hallan el conocimiento y el consejo.

Proverbios 8:12 RVC. La soberbia es la madre de las contiendas, pero en los ingeniosos se halla la sabiduría. Proverbios 13:10 RVC. El necio da rienda suelta a su enojo, pero el sabio sabe cómo calmarlo. Proverbios 29:11 RVC. A cualquiera que me oye estas palabras, y las pone en práctica, lo compararé a un hombre prudente, que edificó su casa sobre la roca.

Mateo 7:24 RVC Si alguno de ustedes requiere de sabiduría, pídasela a Dios, y él se la dará, pues Dios se la da a todos en abundancia y sin hacer ningún reproche. Santiago 1:5 RVC Pero la sabiduría que viene de lo alto es, ante todo, pura, y además pacífica, amable, benigna, llena de compasión y de buenos frutos, ecuánime y genuina Santiago 3:17 RVC Para que su corazón se anime y para que permanezcan unidos en amor, hasta que alcancen todas las riquezas que provienen de la convicción y el entendimiento, para que conozcan el misterio de Dios el Padre y de Cristo, en quien se hallan escondidos todos los tesoros de la sabiduría y del conocimiento.

Colosenses 2:2-3 RVC Padre Santo, en el nombre de Jesús resisto la necedad, la obstinación, la insensatez, el desequilibrio mental, el doble ánimo, la tibieza espiritual. Líbrame de esas maldiciones y errores y lléname de tu sabiduría. Declaro en el nombre de Jesús que tengo un corazón sensible al toque del Espíritu Santo y que la sabiduría que descubro en la Santa Palabra de Dios me ilumina el entendimiento, el razonamiento, me agudiza los sentidos y me hace un arma eficiente dentro del reino de Dios al manejar mi vida con el beneficio de esa sabiduría de Dios, más preciada que todas las riquezas de la tierra.

  1. Padre, en el nombre de Jesús abre mis ojos espirituales;
  2. Padre, en el nombre de Jesús abre mis oídos espirituales;
  3. Padre, en el nombre de Jesús, activa todos los sentidos de mi espíritu para recibir las riquezas de tu sabiduría;

En el nombre poderoso de Jesús resisto y echo fuera el espíritu de confusión, de paralización mental, de estupor, de pereza y percibo el fuego del Espíritu Santo dentro de todo mi cuerpo, alma y espíritu trayendo a la luz y dispersando toda tiniebla que trate de oscurecer y torcer los pasos de mi vida.

Padre, con sinceridad delante de tu presencia inclino mi oído físico y el espiritual para escuchar tu Palabra y ponerla por obra y recibir a través de ella la inteligencia sobrenatural del Espíritu Santo, la sabiduría, el entendimiento, la ciencia, el conocimiento y toda buena dádiva que viene de ti a mi espíritu.

A través de tu sabiduría, enséñame Padre a escoger el camino correcto, a tomar las decisiones sabias de manera que tu nombre sea glorificado a través de mi vida. Gracias Padre Santo, por contestar mis oraciones. En el poderoso nombre de Jesús. Amén. Te puede interesar:.

¿Cómo empezar a orar?

🙏 Oración para ESTUDIANTES Y UNIVERSITARIOS al Arcángel Jofiel 🎓

Comienza tu oración Una buena manera de comenzar es dirigirte a Dios por su nombre. Puedes decir, ‘Querido Dios’, o ‘Querido Padre Celestial’, ‘Padre Nuestro que estás en los Cielos’, o simplemente ‘Dios’.

¿Cuál es la forma correcta de pedir a Dios?

User Admin Abril 05, 2015 – 12:00 a. 2015-04-05 Por: Lina Álvarez, especial para El País. La autora del libro ‘Por qué pido y no recibo’, Ana Mercedes Rueda, explica que los buenos deseos son puestos por Dios en el corazón del hombre. Pida con ardor y espere con fe.

  1. Cuando Ana Mercedes era niña, solía escribir en un cuaderno mensajes cifrados;
  2. Su madre no lo entendía, tan solo tenía cinco años;
  3. Entre sus letras y garabatos, se alcanzaba a leer claramente la palabra ‘Dios’;

El tiempo pasó y Ana comprendió que tenía un don. Aquella voz que le hablaba al oído y le entregaba mensajes de amor y paz, era su ángel. Aquél guía que le pediría, 25 años después, escribir un libro para brindar luz y mostrar el camino a aquellos que aunque buscan y rebuscan, no encuentran.

  • ¿Qué la motivó a escribir este libro? Este libro surgió porque empecé a escuchar que las personas dicen que le  piden a Dios y no los escucha;
  • No son capaces de comunicarse con sus ángeles y la respuesta siempre es un silencio prolongado que les genera mucha frustración;

Cuando empecé a percibir ese vacío en la gente, pensé que las palabras eran la manera indicada de orientarlos y explicarles el hecho de que no es que Dios no nos escuche a veces, sino que no le damos un mensaje claro. No es que no conteste, sino que él nos contesta de ciertas maneras que son especiales e interesantes.

  1. Yo siempre le pido a Dios que me vaya guiando y mostrando cuál es el camino por el cual debo ir y de esa manera este libro surgió;
  2. ¿De qué maneras particulares se comunica Dios con nosotros? Él se comunica de muchas formas, siempre se las ingenia para hacernos llegar el mensaje;
You might be interested:  Cual Es La Escuela Superior?

Ya todo depende de que alguien esté dispuesto o no a escuchar. Nos puede hablar a través de un sueño, de la lectura de un libro, de un amigo que nos da un consejo o a través de una canción. Hay que  estar con los ojos abiertos y los oídos despiertos para entender las señales que él nos pasa por enfrente.

Hay una herramienta que Dios utiliza muchísimo para comunicarse con nosotros y es ese “algo que te habla”. Es cuestión de que  te sintonices, a veces la voz de la intuición, es Dios que está tratando de darnos un mensaje.

“Orar es, como dicen los adolescentes,  ‘cool’ y hasta divertido. Si fortaleces tu comunicación con Dios y tus ángeles, nunca más te volverás a sentir solo”. Ana Mercedes rueda, angeóloga Utilice un método: Encuentre un lugar tranquilo en donde sienta que se puede concentrar sin tener interrupciones.

Ponga música suave o encienda una vela que ayude a la relajación. Tenga al lado lápiz y papel. Mantenga  la actitud de concentración y pregunte a Dios qué es lo que realmente quiere y desea ver manifestado en su vida.

No se presione, sea sincero consigo mismo. Escríbalo  y reflexione acerca de lo que pide y las implicaciones que esto tiene. No piense tanto al hacerlo, dé rienda suelta a sus deseos de corazón. Pregunte a Dios qué método de oración utilizar: el de la afirmación o el de la fe.

Afirmar lo que se quiere es repetirlo constantemente, y tener fe, es dejar en sus manos determinada  situación. Comprenda el aprendizaje que le deja aquello que está viviendo. Es el punto clave del proceso.

A veces las cosas no suceden porque aún no hemos aprendido la lección. Evalúe los aspectos que debe cambiar, en ocasiones, la mente pone muchas barreras para evitar la evolución. Trabaje en sí mismo, elimine las cosas negativas y tome una mejor actitud. Tome la decisión.

Inicie  un programa personal intensivo. Busque su equilibrio y tenga paciencia, los resultados no son inmediatos. Sea disciplinado, acérquese a Dios y asuma una rutina diaria de oración. ¿Qué hacer en la sala de espera? El que espera, desespera.

Tome nota y tenga paciencia mientras Dios le contesta. Cuando se está en espera de la respuesta es cuando realmente estamos probando nuestra fe. Aunque parezca que nada está sucediendo, en esos momentos es cuando Dios está actuando tras bambalinas para ordenar todo de manera perfecta y entregarle la respuesta a sus oraciones.

¡Déjese sorprender! Dios sabe el momento y la manera perfecta para responder a cada una de sus peticiones, solo confíe. Todo llega en su debido momento. Sea proactivo durante el tiempo de espera: medite, ore con agradecimiento por lo que ya tiene y haga ejercicio.

Cree una afirmación positiva que resuma lo que está pidiendo y repítala diariamente cuantas veces desee. .

¿Cómo dar las gracias a Dios?

Oración Para Que Me Vaya Bien En La Escuela Gracias a Dios por su inmensa bondad, que me acompaña y me da fuerzas todos los días. Oración Para Que Me Vaya Bien En La Escuela Doy gracias a Dios por guiar mis pasos y no abandonarme nunca. Oración Para Que Me Vaya Bien En La Escuela Gracias Dios por darme la tranquilidad necesaria para enfrentar las dificultades que me aparecen en la vida. Oración Para Que Me Vaya Bien En La Escuela Gracias Dios, pues mis pasos son más seguros sabiendo que te tengo a mi lado. Oración Para Que Me Vaya Bien En La Escuela Gracias, Dios, por obsequiarnos con salud a mi y a mi familia. Oración Para Que Me Vaya Bien En La Escuela Gracias a Dios, un día encontré la inspiración que necesitaba para ser feliz. Oración Para Que Me Vaya Bien En La Escuela Gracias, Dios, por no olvidarte nunca de mi. Oración Para Que Me Vaya Bien En La Escuela Gracias Dios por comprenderme tan bien y amarme tal y como soy. Oración Para Que Me Vaya Bien En La Escuela Gracias Dios por tu compasión por aquellos que sufren y porque estás siempre ahí para ofrecer tu ayuda. Oración Para Que Me Vaya Bien En La Escuela Hoy abrí mis ojos, entró aire a mis pulmones y mi corazón latió. ¿Cómo no agradecerte Dios? Oración Para Que Me Vaya Bien En La Escuela No importa donde estás o qué momento del día es, siempre es una buena ocasión para agradecer a Dios. Oración Para Que Me Vaya Bien En La Escuela Siento paz, serenidad y una fe inquebrantable. ¡Sé que todo esto es gracias a ti, Dios! Oración Para Que Me Vaya Bien En La Escuela Gracias, Dios, por hacer que cada mañana salga el sol. Oración Para Que Me Vaya Bien En La Escuela Los motivos por los que dar gracias a Dios son infinitos. Oración Para Que Me Vaya Bien En La Escuela Todos los días al levantarme te agradezco la vida porque a pesar de sus altas y bajas es hermosa. ¡Gracias Dios! Oración Para Que Me Vaya Bien En La Escuela  Gracias Dios, pues durante toda mi vida me has acompañado y he aprendido de tu generosidad. Oración Para Que Me Vaya Bien En La Escuela Cuando pienso en las bondades de Dios, todo se hace más fácil. ¡Gracias, Señor! Oración Para Que Me Vaya Bien En La Escuela Dios, saber que estas en nuestras vidas es una bendición. ¡Gracias! Oración Para Que Me Vaya Bien En La Escuela Si hay algo de lo que no me olvido cada día, es de agradece a Dios. Oración Para Que Me Vaya Bien En La Escuela Agradezco al Señor por cuidar de mi y de los míos a cada momento..

¿Cómo pedirle a Dios que me de sabiduría e inteligencia?

Padre Santo, vengo delante del trono celestial en el nombre de tu hijo Jesucristo, nuestro Salvador y Redentor. Padre, delante de tu Trono de Gracia cúbreme con la sangre de Jesucristo. Te puede interesar:  Día 8: Novena a Nuestra Señora del Perpetuo Socorro Yo confieso tu hermosa Palabra y la guardo en mi corazón, sabiendo que es la fuente de la sabiduría.

El principio de la sabiduría es el temor al Señor; Los necios desprecian la sabiduría y la enseñanza. Proverbios 1:7 RVC Yo, la sabiduría, convivo con la cordura; en mí se hallan el conocimiento y el consejo.

Proverbios 8:12 RVC. La soberbia es la madre de las contiendas, pero en los ingeniosos se halla la sabiduría. Proverbios 13:10 RVC. El necio da rienda suelta a su enojo, pero el sabio sabe cómo calmarlo. Proverbios 29:11 RVC. A cualquiera que me oye estas palabras, y las pone en práctica, lo compararé a un hombre prudente, que edificó su casa sobre la roca.

Mateo 7:24 RVC Si alguno de ustedes requiere de sabiduría, pídasela a Dios, y él se la dará, pues Dios se la da a todos en abundancia y sin hacer ningún reproche. Santiago 1:5 RVC Pero la sabiduría que viene de lo alto es, ante todo, pura, y además pacífica, amable, benigna, llena de compasión y de buenos frutos, ecuánime y genuina Santiago 3:17 RVC Para que su corazón se anime y para que permanezcan unidos en amor, hasta que alcancen todas las riquezas que provienen de la convicción y el entendimiento, para que conozcan el misterio de Dios el Padre y de Cristo, en quien se hallan escondidos todos los tesoros de la sabiduría y del conocimiento.

Colosenses 2:2-3 RVC Padre Santo, en el nombre de Jesús resisto la necedad, la obstinación, la insensatez, el desequilibrio mental, el doble ánimo, la tibieza espiritual. Líbrame de esas maldiciones y errores y lléname de tu sabiduría. Declaro en el nombre de Jesús que tengo un corazón sensible al toque del Espíritu Santo y que la sabiduría que descubro en la Santa Palabra de Dios me ilumina el entendimiento, el razonamiento, me agudiza los sentidos y me hace un arma eficiente dentro del reino de Dios al manejar mi vida con el beneficio de esa sabiduría de Dios, más preciada que todas las riquezas de la tierra.

You might be interested:  Cual Es La Mejor Escuela De Mecánica Automotriz En Guadalajara?

Padre, en el nombre de Jesús abre mis ojos espirituales. Padre, en el nombre de Jesús abre mis oídos espirituales. Padre, en el nombre de Jesús, activa todos los sentidos de mi espíritu para recibir las riquezas de tu sabiduría.

En el nombre poderoso de Jesús resisto y echo fuera el espíritu de confusión, de paralización mental, de estupor, de pereza y percibo el fuego del Espíritu Santo dentro de todo mi cuerpo, alma y espíritu trayendo a la luz y dispersando toda tiniebla que trate de oscurecer y torcer los pasos de mi vida.

  1. Padre, con sinceridad delante de tu presencia inclino mi oído físico y el espiritual para escuchar tu Palabra y ponerla por obra y recibir a través de ella la inteligencia sobrenatural del Espíritu Santo, la sabiduría, el entendimiento, la ciencia, el conocimiento y toda buena dádiva que viene de ti a mi espíritu;

A través de tu sabiduría, enséñame Padre a escoger el camino correcto, a tomar las decisiones sabias de manera que tu nombre sea glorificado a través de mi vida. Gracias Padre Santo, por contestar mis oraciones. En el poderoso nombre de Jesús. Amén. Te puede interesar:.

¿Cuál es la forma correcta de pedirle a Dios?

User Admin Abril 05, 2015 – 12:00 a. 2015-04-05 Por: Lina Álvarez, especial para El País. La autora del libro ‘Por qué pido y no recibo’, Ana Mercedes Rueda, explica que los buenos deseos son puestos por Dios en el corazón del hombre. Pida con ardor y espere con fe.

  • Cuando Ana Mercedes era niña, solía escribir en un cuaderno mensajes cifrados;
  • Su madre no lo entendía, tan solo tenía cinco años;
  • Entre sus letras y garabatos, se alcanzaba a leer claramente la palabra ‘Dios’;

El tiempo pasó y Ana comprendió que tenía un don. Aquella voz que le hablaba al oído y le entregaba mensajes de amor y paz, era su ángel. Aquél guía que le pediría, 25 años después, escribir un libro para brindar luz y mostrar el camino a aquellos que aunque buscan y rebuscan, no encuentran.

¿Qué la motivó a escribir este libro? Este libro surgió porque empecé a escuchar que las personas dicen que le  piden a Dios y no los escucha. No son capaces de comunicarse con sus ángeles y la respuesta siempre es un silencio prolongado que les genera mucha frustración.

Cuando empecé a percibir ese vacío en la gente, pensé que las palabras eran la manera indicada de orientarlos y explicarles el hecho de que no es que Dios no nos escuche a veces, sino que no le damos un mensaje claro. No es que no conteste, sino que él nos contesta de ciertas maneras que son especiales e interesantes.

  1. Yo siempre le pido a Dios que me vaya guiando y mostrando cuál es el camino por el cual debo ir y de esa manera este libro surgió;
  2. ¿De qué maneras particulares se comunica Dios con nosotros? Él se comunica de muchas formas, siempre se las ingenia para hacernos llegar el mensaje;

Ya todo depende de que alguien esté dispuesto o no a escuchar. Nos puede hablar a través de un sueño, de la lectura de un libro, de un amigo que nos da un consejo o a través de una canción. Hay que  estar con los ojos abiertos y los oídos despiertos para entender las señales que él nos pasa por enfrente.

  1. Hay una herramienta que Dios utiliza muchísimo para comunicarse con nosotros y es ese “algo que te habla”;
  2. Es cuestión de que  te sintonices, a veces la voz de la intuición, es Dios que está tratando de darnos un mensaje;

“Orar es, como dicen los adolescentes,  ‘cool’ y hasta divertido. Si fortaleces tu comunicación con Dios y tus ángeles, nunca más te volverás a sentir solo”. Ana Mercedes rueda, angeóloga Utilice un método: Encuentre un lugar tranquilo en donde sienta que se puede concentrar sin tener interrupciones.

Ponga música suave o encienda una vela que ayude a la relajación. Tenga al lado lápiz y papel. Mantenga  la actitud de concentración y pregunte a Dios qué es lo que realmente quiere y desea ver manifestado en su vida.

No se presione, sea sincero consigo mismo. Escríbalo  y reflexione acerca de lo que pide y las implicaciones que esto tiene. No piense tanto al hacerlo, dé rienda suelta a sus deseos de corazón. Pregunte a Dios qué método de oración utilizar: el de la afirmación o el de la fe.

Afirmar lo que se quiere es repetirlo constantemente, y tener fe, es dejar en sus manos determinada  situación. Comprenda el aprendizaje que le deja aquello que está viviendo. Es el punto clave del proceso.

A veces las cosas no suceden porque aún no hemos aprendido la lección. Evalúe los aspectos que debe cambiar, en ocasiones, la mente pone muchas barreras para evitar la evolución. Trabaje en sí mismo, elimine las cosas negativas y tome una mejor actitud. Tome la decisión.

Inicie  un programa personal intensivo. Busque su equilibrio y tenga paciencia, los resultados no son inmediatos. Sea disciplinado, acérquese a Dios y asuma una rutina diaria de oración. ¿Qué hacer en la sala de espera? El que espera, desespera.

Tome nota y tenga paciencia mientras Dios le contesta. Cuando se está en espera de la respuesta es cuando realmente estamos probando nuestra fe. Aunque parezca que nada está sucediendo, en esos momentos es cuando Dios está actuando tras bambalinas para ordenar todo de manera perfecta y entregarle la respuesta a sus oraciones.

  1. ¡Déjese sorprender! Dios sabe el momento y la manera perfecta para responder a cada una de sus peticiones, solo confíe;
  2. Todo llega en su debido momento;
  3. Sea proactivo durante el tiempo de espera: medite, ore con agradecimiento por lo que ya tiene y haga ejercicio;

Cree una afirmación positiva que resuma lo que está pidiendo y repítala diariamente cuantas veces desee. .