Cuando Se Hizo Obligatoria La Educacion Primaria En Mexico?

Cuando Se Hizo Obligatoria La Educacion Primaria En Mexico
En 1867, bajo la presidencia de Benito Juárez, se promulgó la Ley Orgánica de Instrucción Pública donde se establecía la educación primaria gratuita para los pobres y obligatoria, se proponía la unificación educativa, se excluía del plan de estudios toda enseñanza religiosa y se incorporaba la enseñanza de moral.
Ver respuesta completa

¿Cuándo se hace obligatoria la educación primaria en México?

La Secretaría de Educación Pública (SEP) Secretaría de Educación Pública | Gobierno | gob.mx (www.gob.mx) es la encargada de la regulación de la educación básica y normal de México, en cuanto a definir lineamientos, diseñar planes y programas, planificar el calendario escolar, planeación y ejecución del sistema de evaluación nacional, además de la producción de libros de textos.

Preescolar, Obligatoria. Alumnado de 3 hasta los 5 años. Modalidades: general, indígena y cursos comunitarios. Primaria. Obligatoria. Alumnado entre los 6 y 12 años. Seis grados. Secundaria. Obligatoria. Alumnado de 12 a 16 años. Modalidades: general, para trabajadores, telesecundaria, técnica y de adultos. Quienes sobrepasan edad de modalidad general, pueden terminar en cualquier otra de las modalidades diseñadas para la educación de adultos.

Enlaces útiles: https//:educacionbasica.sep.gob.mx https://www.gob.mx/sep/acciones-y-programas/directorio-de-escuelas-4280 Media superior: En el caso de las escuelas privadas, es necesario contactar al centro educativo.

Bachillerato y equivalentes : Alumnado desde 17 años. Tres grados. Educación profesional técnica : No requiere bachillerato.

Enlaces útiles: http://educacionmediasuperior.sep.gob.mx/ https://www.sep.gob.mx/es/sep1/media_superior https://www.gob.mx/sep/acciones-y-programas/directorio-de-escuelas-4280 Técnico superior universitario: Preparación técnica especializada, duración de formación 2 años y forma profesionales en diversas áreas.

  • Licenciatura: Equivalentes a los Grados en España.
  • Diferentes áreas del conocimiento con planes de estudio programados para cuatro años o más.
  • Las carreras de Técnico Superior Universitario y de Licenciaturas son impartidas en Universidades o Tecnológicos y tienen como prerrequisito el certificado de bachillerato.

Postgrado: Estudios a nivel de especialización, maestría y doctorado. Tiene como prerrequisito haber obtenido una licenciatura. Normal: Centros educativos dedicados exclusivamente a la formación de profesores. El término de “normal” se relaciona con la idea de que estos establecimientos deberían servir de “norma o modelo para los demás de su clase”.

Enlaces útiles: https://www.educacionsuperior.sep.gob.mx/ https://www.gob.mx/sep/acciones-y-programas/oferta-educativa-en-educacion-superior 🥇 Sistema Educativo en México 【 2021 】 (plataformadeinformacion.com) Ley General de Educación Superior: DOF – Diario Oficial de la Federación (19/04/2021) Formación Profesional: La educación tecnológica se imparte tanto a nivel medio superior como superior y con ella se busca dotar a los estudiantes de habilidades, competencias y capacidades técnicas y tecnológicas propias de algún oficio o profesión.

El sistema maneja cinco niveles (capacitación, medio básico, medio superior, superior y posgrado). Otra opción educativa para los estudiantes de bachillerato tecnológico, profesional técnico y profesional técnico bachiller es el Sistema de Educación Dual con Formación en Escuela y Empresa, modalidad mixta que tiene por objetivo central incrementar el bienestar de los estudiantes y su desarrollo integral.

Las actividades de aprendizaje previstas en el plan de estudios se desarrollan tanto en la escuela que lo ofrece, como en las empresas que forman parte del Sistema de Educación Dual (SED). En el año 2014 se creó la institución de educación superior tecnológica más grande de México, el Tecnológico Nacional de México (TecNM), órgano desconcentrado de la Secretaría de Educación Pública.

El Tecnológico Nacional de México tiene adscritos a los institutos tecnológicos federales y descentralizados, unidades y centros de investigación, docencia y desarrollo de educación superior tecnológica, que imparten educación superior y la investigación científica y tecnológica.

Enlaces útiles: TecNM | Tecnológico Nacional de México Sistema Nacional de Institutos Tecnológicos (dgest.gob.mx) Institutos Tecnológicos, universidades tecnológicas y universidades politécnicas: Subsecretaría de Educación Superior (sep.gob.mx) Colegio Nacional de Educación Profesional Técnica: Institución educativa pública del nivel secundario superior que forma parte del Sistema Nacional de Educación Tecnológica.

Su principal objetivo esta orientado a la formación de profesionales técnicos, egresados de secundaria. ​​Reconocido como centro de capacitación, evaluación y certificación de competencias laborales y servicios tecnológicos. Mayor información: https://www.conalep.edu.mx/ La Embajada no se hace responsable de la información contenida en páginas de internet de terceros.
Ver respuesta completa

¿Cuándo se hizo obligatoria la escuela en México?

Desde 1993 la educación secundaria adquirió el carácter de obligatoria; más tarde, en 2004 y 2012 se decretó la incorporación de los niveles de educación preescolar y EMS a la educación obligatoria, en ese orden.
Ver respuesta completa

¿Quién establecio la educación primaria obligatoria?

INEE | La Educación Obligatoria en México – Informe 2019 Las evaluaciones al Sistema Educativo Nacional (SEN) que realiza el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE), sirven para responder una pregunta fundamental de interés tanto para el tEstado como para el resto de la sociedad: ¿qué tanto se garantiza en México el derecho humano a la educación de calidad para todos? —mandato que constituye una obligación del Estado gracias a lo que está consagrado en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos (CPEUM)—.

Los principios básicos de la “calidad en la educación”, de acuerdo con la literatura nacional y la internacional, están integrados de manera clara en el párrafo segundo del artículo 3º de la CPEUM, donde se establece que la educación “tenderá a desarrollar armónicamente todas las facultades del ser humano y fomentará en él, a la vez, el amor a la Patria, el respeto a los derechos humanos y la conciencia de la solidaridad internacional, en la independencia y en la justicia”.

En el mismo artículo se enuncian, asimismo, los principios fundamentales del derecho a la educación: Universalidad : “Toda persona tiene derecho a recibir educación, La educación preescolar, primaria y secundaria conforman la educación básica; ésta y la media superior serán obligatorias” (párrafo primero).

  • Logro (aprendizaje efectivo) : “Será de calidad el máximo logro académico de los educandos” (fracción ii, inciso d).
  • Suficiencia y calidad de la oferta : “El Estado garantizará la calidad en la educación obligatoria de manera que los materiales y métodos educativos, la organización escolar, la infraestructura educativa y la idoneidad de los docentes y los directivos garanticen el máximo logro de aprendizaje de los educandos” (párrafo tercero).
  • Mejora constante : “Será de calidad, con base en el mejoramiento constante” (fracción ii, inciso d).
  • Este último principio obliga al Estado a garantizar una educación progresivamente amplia y orientada a la búsqueda de mayor igualdad; y además, permite entender a la educación de calidad como aquella que, con arraigo en el propio momento histórico, se adapta para impulsar la mejora de cada ciudadano y de la sociedad en su conjunto.

Las niñas, niños y adolescentes (NNA) son los titulares del derecho a la educación, lo cual implica que el cumplimiento de este derecho como un deber de las instituciones del Estado mexicano —en sus tres órdenes de gobierno— debe asegurárseles. El enfoque de la educación basada en derechos humanos parte de la premisa de que es necesario que los individuos tengan la capacidad de goce y ejercicio de sus derechos, mientras que el Estado está obligado a promover, respetar, proteger y garantizar la realización de estos derechos.

  • Es decir, este enfoque hace hincapié en el desarrollo de capacidades (aptitudes, recursos, habilidades, responsabilidades y autoridad) con el fin de que las personas puedan consultar la información, reclamar, participar, proponer y obtener reparación ante el incumplimiento del derecho.
  • Subraya, además, que las facultades del Estado para cumplir con estos derechos deben fortalecerse en todos los niveles (federal y local).

Los componentes que, de acuerdo con nuestra Carta Magna, deben mejorar de manera constante para que la educación pueda ser considerada de calidad, son los siguientes: la infraestructura; la organización escolar; los materiales y métodos educativos; y los docentes y directivos escolares.

Asimismo, es necesario que éstos se articulen, coordinen y adecuen a las necesidades de las escuelas. Todo ello deberá reflejarse en los resultados del logro académico de los educandos, con base en la mejora constante como principio rector de la calidad de la educación en México. En suma, este derecho sólo puede considerarse garantizado cuando la educación que se imparte es de calidad.

Por otro lado, reconociendo la existencia de dimensiones y componentes diversos, la evaluación del logro académico expresado en capacidades, competencias o habilidades es un buen indicador de la calidad de la educación impartida. A pesar de los importantes esfuerzos del Estado mexicano para definir los principios y bases normativas orientados a garantizar el derecho a una educación de calidad para todos, la realidad demuestra que todavía hay un largo trecho por recorrer.

  1. De acuerdo con las evaluaciones realizadas por el INEE, es necesario enfrentar aún grandes desafíos, no sólo por las insuficiencias observadas en cobertura y permanencia escolares, sino también por los bajos niveles de logro de aprendizaje de los estudiantes.
  2. Por ejemplo, en primaria casi la mitad de éstos tiene resultados insuficientes en Lenguaje y Comunicación, mientras que en secundaria y media superior casi una tercera parte tiene similares resultados.

Esta proporción se incrementa en Matemáticas, pues en primaria los estudiantes con nivel insuficiente representan 60% de la matrícula total, en tanto que en secundaria y media superior aumentan a dos terceras partes. En ambos campos formativos, los alumnos de las zonas rurales, de escuelas indígenas y de las áreas con mayor marginación social del país obtienen los resultados educativos más bajos.

Aunado a los desafíos de cobertura, permanencia y logro se encuentra el de la inequidad entre los distintos tipos de servicios educativos. Las diversas evaluaciones realizadas por el Instituto sobre infraestructura, organización escolar, docentes, directivos, currículo, materiales y métodos, así como de políticas y programas educativos, señalan claramente los vacíos e insuficiencias existentes en el SEN, que afectan sobre todo a los grupos más vulnerables del país.

El derecho a la educación impone al Estado una obligación de monitoreo constante, a fin de reconocer con veracidad los resultados y avances en su cumplimiento. A partir de esta obligación, el INEE ha identificado una serie de compromisos que pueden sintetizarse de la siguiente manera:

  • Una educación de calidad para todos implica garantizar al menos tres condiciones: acceso a la educación, permanencia en la escuela y logros óptimos de aprendizajes, es decir, relevantes, útiles y significativos para la vida de la población en general.
  • El derecho de acceso a la educación significa que todas las NNA del país tengan posibilidades reales de disponer de una oferta educativa de calidad, especialmente quienes enfrentan condiciones desfavorables. El derecho a la permanencia en la escuela implica que, además, éstos tengan una trayectoria escolar sin rezago y un egreso oportuno acorde con la edad típica de terminación de la educación básica y la media superior en condiciones flexibles, y que respondan a las necesidades de los estudiantes en contextos culturales y sociales diversos.
  • El derecho al logro de aprendizajes relevantes guarda relación con que las NNA puedan recibir una educación pertinente, aceptable y culturalmente adecuada.

El desarrollo de un sistema de mediciones y evaluaciones que incorpore los cinco principios definidos por el INEE para orientar su actuación —justicia, equidad, participación, respeto de la diversidad y mejora constante— resulta clave y estratégico para retroalimentar e informar al sistema educativo.

Por lo tanto, la información independiente que aporta el INEE, gracias a que goza de autonomía para ejercer su función, aspira a constituirse en una herramienta inteligente que movilice a las instituciones del Estado para desarrollar intervenciones públicas, pertinentes y eficaces, y al resto de la sociedad, para que ejerza su derecho a la contraloría social, con el fin de garantizar de manera progresiva el cumplimiento del derecho a una educación de calidad para todos.

Desde su origen como organismo descentralizado en 2002, el INEE ha trabajado por el derecho al logro de aprendizajes. Desde 2013, como órgano constitucional autónomo y en el marco del Sistema Nacional de Evaluación Educativa (SNEE), ha avanzado en la coordinación de metas y métodos comúnmente aceptados por todos, para contar con evaluaciones integrales que permitan conocer de mejor manera el cumplimiento del derecho a la educación en el país.

Con base en las diversas evaluaciones realizadas, así como en la información sistematizada a partir de indicadores clave sobre el desempeño del SEN, en este informe se da cuenta del estado que guarda el cumplimiento del derecho a una educación de calidad para todos. Con ese propósito, está dividido en cuatro capítulos.

El primero presenta datos sobre el derecho de acceso, permanencia y conclusión de la educación obligatoria. Asimismo, destaca información relevante sobre los avances y áreas críticas del SEN.

  1. El segundo capítulo da cuenta del derecho a la educación en función de la pertinencia, la equidad y la calidad de la oferta de los servicios educativos, y presenta información sobre las condiciones de la infraestructura y la organización escolar; los materiales y métodos educativos, así como del personal docente y directivo.
  2. En el tercero se abordan los niveles de logro educativo que alcanzan los estudiantes de la educación obligatoria, como un indicador fundamental del derecho a adquirir aprendizajes relevantes.
  3. El cuarto capítulo hace hincapié en el derecho a la equidad y coloca como tema ejemplar el caso de las escuelas multigrado, que constituyen un referente central de los retos de equidad educativa en el país.
  4. Por último, el epílogo presenta un conjunto de temas que se consideran fundamentales para construir una agenda de política educativa orientada a cumplir con el derecho a una educación de calidad para todos.
  5. Asimismo, se ofrece el desarrollo de esa agenda posible, a partir del análisis de tres series de documentos clave: las Directrices de política educativa, los Documentos ejecutivos de política educativa y las Recomendaciones para el sistema educativo.

: INEE | La Educación Obligatoria en México – Informe 2019
Ver respuesta completa

¿Cuándo se extendió la educación primaria obligatoria?

La Ley de Ordenación General del Sistema Educativo de 1990 – La extensión de la educación obligatoria y gratuita hasta los 16 años.
Ver respuesta completa

¿Qué pasó el 5 de marzo de 1993?

Diario Oficial de la Federación 1993 DECRETO que declara reformados los artículos 3o. y 31 fracción I, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. Al margen un sello con el Escudo Nacional, que dice: Estados Unidos Mexicanos.- Presidencia de la República.

CARLOS SALINAS DE GORTARI, Presidente Constitucional de los Estados Unidos Mexicanos, a sus habitantes, sabed: Que la Comisión Permanente del H. Congreso de la Unión, se ha servido dirigirme el siguiente DECRETO “LA COMISION PERMANENTE DEL HONORABLE CONGRESO GENERAL DE LOS ESTADOS UNIDOS MEXICANOS, EN USO DE LA FACULTAD QUE LE CONFIERE EL ARTICULO 135 CONSTITUCIONAL Y PREVIA LA APROBACION DE LAS CAMARAS DE DIPUTADOS Y DE SENADORES DEL CONGRESO DE LA UNION, ASI COMO DE LAS HONORABLES LEGISLATURAS DE LOS ESTADOS, DECLARA REFORMADOS LOS ARTICULOS TERCERO Y 31 FRACCION I, DE LA CONSTITUCION POLITICA DE LOS ESTADOS UNIDOS MEXICANOS.

ARTICULO PRIMERO.- Se reforma el artículo 3o. de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, para quedar de la manera siguiente: “Artículo 3o.- Todo individuo tiene derecho a recibir educación. El Estado -Federación, Estados y Municipios impartirá educación preescolar, primaria y secundaria.

La educación primaria y la secundaria son obligatorias. La educación que imparta el Estado tenderá a desarrollar armónicamente todas las facultades del ser humano y fomentará en él, a la vez, el amor a la Patria y la conciencia de la solidaridad internacional, en la independencia y en la justicia.I. Garantizada por el artículo 24 la libertad de creencias, dicha educación será laica y, por tanto, se mantendrá por completo ajena a cualquier doctrina religiosa; II.

El criterio que orientará a esa educación se basará en los resultados del progreso científico, luchará contra la ignorancia y sus efectos, las servidumbres, los fanatismos y los prejuicios. Además: a) Será democrático, considerando a la democracia no solamente como una estructura jurídica y un régimen político, sino como un sistema de vida fundado en el constante mejoramiento económico, social y cultural del pueblo; b) Será nacional, en cuanto -sin hostilidades ni exclusivismos- atenderá a la comprensión de nuestros problemas, al aprovechamiento de nuestros recursos, a la defensa de nuestra independencia política, al aseguramiento de nuestra independencia económica y a la continuidad y acrecentamiento de nuestra cultura, y c) Contribuirá a la mejor convivencia humana, tanto por los elementos que aporte a fin de robustecer en el educando, junto con el aprecio para la dignidad de la persona y la integridad de la familia, la convicción del interés general de la sociedad, cuanto por el cuidado que ponga en sustentar los ideales de fraternidad e igualdad de derechos de todos los hombres, evitando los privilegios de razas, de religión, de grupos, de sexos o de individuos; III.

  • Para dar pleno cumplimiento a lo dispuesto en el segundo párrafo y en la fracción II, el Ejecutivo Federal determinará los planes y programas de estudio de la educación primaria, secundaria y normal para toda la República.
  • Para tales efectos, el Ejecutivo Federal considerará la opinión de los gobiernos de las entidades federativas y de los diversos sectores sociales involucrados en la educación, en los términos que la ley señale; IV.

Toda la educación que el Estado imparta será gratuita; V. Además de impartir la educación preescolar, primaria y secundaria, señaladas en el primer párrafo, el Estado promoverá y atenderá todos los tipos y modalidades educativos -incluyendo la educación superior- necesarios para el desarrollo de la Nación, apoyará la investigación científica y tecnológica, y alentará el fortalecimiento y difusión de nuestra cultura; VI.

Los particulares podrán impartir educación en todos sus tipos y modalidades. En los términos que establezca la ley, el Estado otorgará y retirará el reconocimiento de validez oficial a los estudios que se realicen en planteles particulares. En el caso de la educación primaria, secundaria y normal, los particulares deberán: a) Impartir la educación con apego a los mismos fines y criterios que establecen el segundo párrafo y la fracción II, así como cumplir los planes y programas a que se refiere la fracción III, y b) Obtener previamente, en cada caso, la autorización expresa del poder público, en los términos que establezca la ley; VII.

Las universidades y las demás instituciones de educación superior a las que la ley otorgue autonomía, tendrán la facultad y la responsabilidad de gobernarse a sí mismas; realizarán sus fines de educar, investigar y difundir la cultura de acuerdo con los principios de este artículo, respetando la libertad de cátedra e investigación y de libre examen y discusión de las ideas; determinarán sus planes y programas; fijarán los términos de ingreso, promoción y permanencia de su personal académico; y administrarán su patrimonio.

Las relaciones laborales, tanto del personal académico como del administrativo, se normarán por el apartado A del artículo 123 de esta Constitución, en los términos y con las modalidades que establezca la Ley Federal del Trabajo conforme a las características propias de un trabajo especial, de manera que concuerden con la autonomía, la libertad de cátedra e investigación y los fines de las instituciones a que esta fracción se refiere, y VIII.

El Congreso de la Unión, con el fin de unificar y coordinar la educación en toda la República, expedirá las leyes necesarias, destinadas a distribuir la función social educativa entre la Federación, los Estados y los Municipios, a fijar las aportaciones económicas correspondientes a ese servicio público y a señalar las sanciones aplicables a los funcionarios que no cumplan o no hagan cumplir las disposiciones relativas, lo mismo que a todos aquellos que las infrinjan”.

ARTICULO SEGUNDO.- Se reforma el artículo 31, fracción I, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, para quedar de la manera siguiente: “Artículo 31.- Son obligaciones de los mexicanos: I. Hacer que sus hijos o pupilos concurran a las escuelas públicas o privadas, para obtener la educación primaria y secundaria, y reciban la militar, en los términos que establezca la ley; II a IV,” TRANSITORIO UNICO.- El presente decreto entrará en vigor al día siguiente de su publicación en el Diario Oficial de la Federación.

SALON DE SESIONES DE LA COMISION PERMANENTE DEL H. CONGRESO DE LA UNION.- México, D.F., a 3 de marzo de 1993.- Dip. Fernando Ortiz Arana, Presidente.- Sen. María Elena Chapa Hernández, Secretaria.- Dip. Juan Luis Calderón Hinojosa, Secretario.- Rúbricas.

En cumplimiento de lo dispuesto por la fracción I del artículo 89 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, y para su debida publicación y observancia, expido el presente Decreto, en la residencia del Poder Ejecutivo Federal, en la Ciudad de México, Distrito Federal, a los cuatro días del mes de marzo de mil novecientos noventa y tres.- El Presidente Constitucional de los Estados Unidos Mexicanos, Carlos Salinas de Gortari.- Rúbrica.- El Secretario de Gobernación, Patrocinio González Garrido.- Rúbrica.

En el documento que usted está visualizando puede haber texto, caracteres u objetos que no se muestren correctamente debido a la conversión a formato HTML, por lo que le recomendamos tomar siempre como referencia la imagen digitalizada del DOF o el archivo PDF de la edición.
Ver respuesta completa

¿Qué cambios en la educación tuvo México en el año de 1993?

No fue sino hasta el 5 de marzo de 1993 que se elevó a rango constitucional la obligación del Estado de impartir educación preescolar, primaria y secundaria de manera gratuita.
Ver respuesta completa

¿Quién hizo obligatoria la secundaria en México?

Una consecuencia del ANMEB fue el establecimiento, en julio de 1993, de la obligatoriedad de la educación secundaria incrementándose a 9 años la escolaridad básica obligatoria; es decir, seis de primaria y tres de secundaria.
Ver respuesta completa

¿Cuándo se hizo obligatoria la secundaria?

Se afirma que en la actualidad, la educación primaria se considera obligatoria en prácticamente todos los países, el primer ciclo de educación secundaria es (en el 2009) obligatorio en aproximadamente el 80% de los países, mientras que el segundo ciclo es obligatorio en aproximadamente el 22% de los países.
Ver respuesta completa

¿Qué presidente hizo obligatoria la secundaria en México?

Con el decreto se eleva a rango Constitucional la obligatoriedad de la educación media superior y fija el año 2022 para llegar a la cobertura total en ese nivel educativo. El presidente Felipe Calderón firmó un decreto de reforma a través del cual se hace obligatoria la educación media superior.

La puesta en marcha de esta modificación a la Constitución será a partir del próximo ciclo escolar. Tras la firma del decreto que se llevó a cabo en la residencia oficial de Los Pinos, el Presidente destacó que la reforma pone como límite el 2022 para que el Estado garantice este nivel de escolaridad a los mexicanos.

Se prevé un periodo de transición para poderle dar cumplimiento a este mandato de manera sensata y viable en términos financieros y operativos, dijo en la ceremonia en la que estuvo presente su esposa, Margarita Zavala, y la exdiputada del PRD Ruth Zavaleta.

  1. Rodolfo Tuirán, secretario de Educación Pública en funciones, comentó que en el 2016 se alcanzará 85% en la cobertura de bachillerato para que a principios de la próxima década se garantice la cobertura universal.
  2. Explicó que las remuneraciones salariales de quienes concluyeron la educación media superior son 27% más elevadas que las personas que terminaron hasta la secundaria.

Calderón refirió que se modificaron los artículos 3 y 31 de la Constitución, pues -detalló- hoy más que nunca se necesita apretar el paso para la universalización del bachillerato. Esta medida nos pone en el camino correcto para lograr en el mediano plazo un proyecto nacional de escolaridad de 15 años de estudio, como la que tienen muchos de los países con los que competimos, explicó.

  • Asimismo, comentó que en este sexenio se ha impulsado el sistema de becas para los jóvenes y se espera que se concluya el ejercicio fiscal con casi 8 millones de becarios.
  • Nos parece injusto que gran parte de la deserción escolar que padece el país se deba a que los jóvenes ven frustrados sus sueños de concluir una carrera por falta de dinero (.).

Estamos convencidos de que no podemos darnos el lujo de desperdiciar así el potencial de nuestra juventud, agregó. El Primer Mandatario destacó al Congreso por la aprobación de la reforma, sobre todo la gestión de Margarita Zavala y de la experredista Ruth Zavaleta, quien fue invitada por el Presidente debido a su intervención para que se modificaran los artículos de la Constitución.
Ver respuesta completa

¿Quién cuándo y dónde se estableció la educación pública primaria gratuita laica y obligatoria?

Fecha de Publicación en el Diario de los Debates: 26 de Septiembre de 1934. Correspondió a la Revolución de Ayutla el mérito innegable de haber dado a la educación en el país una fisonomía de grandes alcances para su época, al establecer la gratuidad, la obligatoriedad y el laicismo en la escuela primaria oficial.
Ver respuesta completa

¿Cómo surge la educación obligatoria?

La primera ley que decretó la enseñanza obligatoria tuvo lugar en 1888, siendo Justo Sierra ministro de Instrucción Pública, y aunque sólo tenía vigor en el Distrito Federal y los territorios, fue ejemplo a seguir en otros estados.
Ver respuesta completa

¿Cuál es la educación obligatoria en México?

Última actualización: 20/12/2022 Uno de los aspectos más importantes en el desarrollo de las niñas, niños y adolescentes, además de las personas adultas, porque nunca es tarde para aprender, es la educación formal, y nos referimos a la educación que se recibe en instituciones educativas en diversos niveles, como primaria, secundaria, superior, entre otras; pero ¿Yo o mis hijos, como personas migrantes, solicitantes de asilo o refugiadas, tenemos derecho a la educación en México? En México, de acuerdo con nuestra Constitución en su artículo 3ro., todas las personas tienen derechos a la educación y el Estado tiene la obligación de impartirla y garantizarla, además también nos dice que debe d e ser obligatoria, universal, inclusiva, pública, gratuita y laica.

Reforzando el derecho a la educación, el artículo 8° de la Ley de Migración establece que: Los migrantes podrán acceder a los servicios educativos provistos por los sectores público y privado, independientemente de su situación migratoria y conforme a las disposiciones legales y reglamentarias aplicables Cuando se dice que la educación será laica se refiere a que no tendrá un contenido religioso, se mantiene al margen de cualquier creencia.

Así mismo, el término inclusivo se refiere a que tendrá en cuenta las diversas capacidades, circunstancias y necesidades de los alumnos; además es importante mencionar que debe de ser intercultural, esto quiere decir que promoverá la convivencia armónica para el respeto y reconocimiento de las diferencias entre personas y comunidades, así como sus derechos.

  • Los niveles educativos se dividen en e ducación inicial, preescolar, primaria, secundaria, media superior (Bachillerato) y superior (universidad y posgrados).
  • Las primeras cinco (educación inicial, preescolar, primaria, secundaria y media superior) conforman la educación básica, la cual es obligatoria, dividiendo a la educación media superior en tres tipos: el bachillerato general, bachillerato técnico y profesional técnico.

La educación superior en México, así como la media superior, no tiene n un límite de edad establecido, se puede cursar una vez que se haya concluido el nivel medio superior, además es secuencial ya que, una vez concluida la licenciatura se puede estudiar una especialidad o maestría, y después de concluir la maestría, puede cursarse el doctorado.

Además, en algunas universidades pueden cursarse en un sistema abierto o a distancia que permite a las personas, que trabajan o no tienen el tiempo de acudir a clases todos los días, hacerlo en un horario abierto. La Secretaria de Educación Pública (SEP) es la institución de gobierno que lleva todo aquello que tiene que ver con la educación en México, los planes de estudio, la emisión de los certificados de estudios, la plantilla docente, entre otros, además tiene el propósito de crear las condiciones que permitan el acceso a una educación de excelencia.

E s importante tener en cuenta que existe el Instituto Nacional para la Educación de los Adultos ( INEA ) quienes desarrollan modelos educativos para que las personas mayores de 15 años puedan acreditar y certificar sus estudios de nivel básico en los casos en que las personas no tuvieron la oportunidad de cursar la educación básica en instituciones educativas en su niñez.

A pesar de que la educación es un derecho humano, que debe ser de calidad y debe de ser para todos y todas, también es importante señalar que, para acceder a ella, con la posibilidad de obtener un documento que certifique que se cumplió con algún nivel educativo, es necesario contar con ciertos documentos como acta de nacimiento, Clave Única de Registro de Población (CURP), identificación, etc., para poder ser inscritos de manera formal, sin embargo, no deben de ser un obstáculo para recibirla, en algunos casos se puede buscar un método para acudir a clases mientras se consiguen dichos requisitos.

Además, se debe tener en cuenta que el sistema educativo mexicano tiene sus limitaciones y aspectos a mejorar, como el numero de lugares en instituciones educativas públicas, la calidad de los contenidos, las instalaciones y materiales en las escuelas, el numero de alumnos en cada grupo, entre otros.
Ver respuesta completa

¿Cuándo entró la Primaria?

Sistema educativo de España
Historia de la educación en España
Niveles
Educación infantil Educación primaria Educación Secundaria Obligatoria Bachillerato Formación profesional Educación universitaria
Enseñanzas complementarias
Enseñanzas de régimen especial
Leyes reguladoras
Constitución española Ley Orgánica de Educación (LOE) Ley Orgánica por la que se modifica la LOE de 2006 (LOMLOE) Ley Orgánica de Universidades

El sistema educativo de España se compone de cinco niveles de educación:

  • La educación primaria (entre los 6 y los 12 años) tiene carácter obligatorio.Es sufragada completamente mediante impuestos en instituciones públicas y concertadas, incluidos los libros en algunas comunidades autónomas,
  • La educación secundaria (separada en una parte obligatoria y otra posobligatoria). La Educación Secundaria Obligatoria (ESO) consta de cuatro cursos, entre los 12 y los 16 años. Igualmente, es sufragada mediante impuestos en instituciones públicas y concertadas. La educación secundaria posobligatoria alude a cuatro enseñanzas independientes entre ellas y que exigen para ser cursadas la posesión del título de la ESO: el bachillerato (dos cursos), la formación profesional de Grado Medio, las enseñanzas profesionales de artes plásticas y diseño de Grado Medio, y las enseñanzas deportivas de Grado Medio.
  • La educación superior (con distintos criterios para acceder, dependiendo de la enseñanza elegida) comprende, de forma independiente entre ellas, la enseñanza universitaria, las enseñanzas artísticas superiores, la formación profesional de Grado Superior, las enseñanzas profesionales de artes plásticas y diseño de Grado Superior, y las enseñanzas deportivas de Grado Superior.
  • Las Enseñanzas de régimen especial son la de idiomas, las artísticas y las deportivas. ​
You might be interested:  Comparacion De Como Era La Educacion Antes Y Ahora?

La educación y la enseñanza son derechos constitucionales de todos los españoles. La Constitución española reconoce además el derecho de los padres para elegir libremente la educación de sus hijos y el derecho a que estos reciban una educación moral y religiosa de acuerdo a las creencias y convicciones de sus padres.
Ver respuesta completa

¿Cuándo entraron a la Primaria?

Educación Primaria – Es el segundo nivel de la Educación Básica, donde los niños y niñas aprenden a leer y escribir para comunicarse, desarrollan sus habilidades matemáticas, aprenden a convivir, a explorar el mundo, comprenderlo y desarrollarse como personas.

  • Se atienden niños de 6 a 14 años de edad, a población de 9 a 14 años en situación de riesgo y a jóvenes y adultos de más de 15 años que no han iniciado o concluido su Educación Primaria.
  • El servicio se ofrece en escuelas públicas y privadas, por medio de: Escuela Primaria General Se cursa en 6 años en planteles que brindan conocimientos básicos de español, matemáticas y científicos, en horarios matutino (8:00 a 12:30 horas) y vespertino (14:00 a 18:30 horas).

Escuela Primaria de Tiempo Completo Escuela Primaria de Tiempo Completo con o sin servicio de alimentación. Se atiende a alumnos que requieren una estancia escolar prolongada (dos horarios de funcionamiento: de 8:00 a 14:30 y de 8:00 a 16:00 horas); los conocimientos básicos, se complementan con actividades relacionadas con la lectura y la escritura, desafíos matemáticos, el arte y la cultura, el idioma inglés y el uso de las tecnologías de la información y la comunicación.

Internado y Escuela de Participación Social Atienden a población infantil en situación de desventaja (debido a factores como la desintegración familiar, la marginalidad, la escasez de recursos, entre otros). En los Internados, los alumnos permanecen todo el día, de lunes a viernes; en las Escuelas de Participación Social asisten en un horario de 6:45 a 17:00 horas.

En ambos espacios reciben además del servicio educativo, el servicio asistencial que incluye alimentación, uniformes y útiles escolares. Programa SEAP 9-14 Este Servicio Escolarizado Acelerado de Educación Primaria que se imparte en las primarias generales, está dirigido a la población de 9 a 14 años, en situación vulnerable, y que presenta un rezago escolar en edad y grado.

  • Se cursa en 3 ciclos escolares.
  • Para ingresar a Primaria hay que cubrir los siguientes requisitos: tener 6 años cumplidos al 31 de diciembre del año en que inicia el ciclo escolar y haber cursado 3er.
  • Grado de Preescolar; la preinscripción se hace en febrero, en la escuela de preferencia y las asignaciones se dan a conocer en junio.

Para conocer la escuela más cercana a tu domicilio, consulta en esta página el “Directorio de Escuelas”, y si deseas mayor información, acude a:

  • Dirección General de Operación de Servicios Educativos- Avenida José María Izazaga número 74, Colonia Centro, Delegación Cuauhtémoc, C.P.06070, Ciudad de México.
  • Coordinación Sectorial de Educación Primaria- Avenida José María Izazaga número 99, Piso 9, Colonia Centro, Delegación Cuauhtémoc, C.P.06070, Ciudad de México.

O consulta en Buzón Escolar : Tel.3601-8700; [email protected]
Ver respuesta completa

¿Cuándo surgió la educación Primaria?

Una invención del siglo XIX. La escuela primaria (1780-1890) Mara Esther Aguirre Lora Centro de Estudios sobre la Universidad. UNAM. Balance Historiográfico. El mbito de la escuela primaria del siglo XIX ha sido abordado principalmente por historiadores, socilogos, abogados y pedagogos, desde diversas dimensiones. Ha sido uno de los objetos de estudio ms frecuentados por su carcter emblemtico en relacin con la constitucin de la Nacin mexicana y la definicin de los rasgos de nuestra educacin pblica.

Muchos de los estudios que existen al respecto se han orientado a explicar la existencia de esta institucin tanto desde la perspectiva de la poltica y la legislacin educativa, como de las reformas y las instituciones que de ello se desprenden; as, tenemos diversas historias polticas e institucionales, que tratan las transformaciones de la educacin elemental como parte del desarrollo general del sistema educativo nacional, tales como las de Isidro Castillo, Francisco Larroyo, Fernando Solana.

En el curso de los ltimos veinticinco aos, el tratamiento de este campo se ha visto influido por las aportaciones de la historia regional y de la historia social y cultural, cuyo impacto se manifiesta en las investigaciones centradas en perodos especficos de los procesos histricos y en la particularidad de los desarrollos en las distintas regiones del pas que hace algunos aos vienen realizando las comunidades acadmicas de los Estados.

Resulta novedoso, en algunos de los textos que se elaboran desde estas nuevas perspectivas y a partir de la indagacin en fuentes primarias poco trabajadas, el propsito de incursionar en el mundo cotidiano de la escuela y no limitarse a los aspectos exteriores y normativos que propician su concrecin.

En este contexto se da el fecundo trabajo del Seminario de historia de la educacin del Colegio de Mxico, coordinado por Josefina Vzquez, entre cuyas aportaciones para el campo de estudio que nos ocupa, se encuentran las obras de Dorothy Tanck, de Anne Staples, de Mlada Bazant y de la propia Josefina Vzquez, que abordan directa e indirectamente el estudio de la escuela primaria durante el siglo XIX.

Este repertorio constituye uno de los trnsitos obligados para los estudiosos del tema. Abordada en relacin con los proyectos y la normatividad que ha de regular en Mxico los propsitos y las funciones de la escuela pblica en general, fruto tambin de un Seminario sobre Filosofa de la Educacin en Mxico coordinado por Ernesto Meneses Morales desde 1981 con sede en la Universidad Iberoamericana, tenemos un volumen rico en informacin: Tendencias educativas oficiales en Mxico, 1821-1911 ; Daz Zermeo, por su parte, aborda el estudio de la escuela primaria incursionando en leyes y reglamentos que contrasta con la realidad educativa de la Ciudad de Mxico.

Desde la perspectiva de la sociologa histrica, Tenti, apoyado en la teora de los campos y la lucha de los actores por el capital cultural del socilogo de la cultura Pierre Bourdieu, nos explica la configuracin del Estado Educador y el tejido social que subyace en la institucionalizacin de la educacin bsica de los siglos XIX y XX, las luchas por la profesionalizacin del magisterio y la gnesis de la pedagoga mexicana.

Entre los libros ms recientes que trabajan el tema, reconstruyndolo a partir del Porfiriato, puede mencionarse el de Martnez Jimnez, que, adems de una apreciacin crtica sobre el desarrollo de la escuela primaria, ofrece al lector un valioso material estadstico. Las fuentes sobre el campo se enriquecen con el rubro de las memorias de instruccin pblica, cuyo propsito es sistematizar la informacin sobre el estado de la educacin pblica, analizando logros y tareas pendientes, como la de JOS DAZ COVARRUBIAS, Por otra parte, tambin el mbito de la literatura costumbrista y los relatos autobiogrficos resulta una fuente rica de informacin que nos comunica algunos cuadros sobre la vida escolar del siglo XIX; al respecto podemos mencionar a Fernndez de Lizardi, a Prieto, a Garca Cubas. Entre otros textos que aportan elementos para comprender las atmsferas del siglo XIX, sus contextos, sus preocupaciones, sus proyectos, sus polmicas, en medio de las cuales toma forma la educacin primaria de esos siglos, tenemos los de Zea, O’Gorman, y otros muchos.

Habituados como estamos a pensar la escuela primaria en los trminos en que hoy la conocemos, es decir, en un espacio especfico, con una distribucin de tiempo apropiado, con grupos de alumnos de edades similares, con uno o ms profesores preparados para ejercer esa actividad, con planes y programas de estudio cclicos, se suele olvidar que esta institucin no ha existido como tal desde siempre y que han sido las sociedades en un momento histrico dado las que han ido construyendo su identidad.

La educacin elemental es una de las instituciones ms preciadas a las sociedades occidentales en la que convergen tanto el movimiento intelectual que conocemos como Ilustracin o Iluminismo, que cifra en la Razn el mejoramiento de la vida de los seres humanos, como la Modernidad, es decir, el amplio despliegue de un nuevo orden social del que emergen nuevas formas de relacin social reguladas por las instituciones del Estado Moderno.

Las sociedades occidentales en general, y la sociedad mexicana en particular influida por aqullas, se desplazan de la cosmovisin teocntrica a la cosmovisin secularizada, transicin con implicaciones diversas y complejas en la trama de la vida social, econmica, cultural y educativa.

En este contexto, la escuela primaria deviene el resultado de las formas particulares de racionalidad y regulacin social, de sistemas especficos de ideas que se empiezan a perfilar en Europa desde el temprano siglo XVI y se definen con mayor nitidez en el curso del siglo XIX. La configuracin de la escuela bsica mexicana a lo largo del siglo XIX nos aproxima a los modos en que a las sociedades ilustradas, primero novohispanas, despus mexicanas, les es dable pensar y pensarse, a los nuevos idearios y parmetros que establecen en torno a su ser social y a los sentidos de su actuacin en el mundo, a la apertura de sus posibilidades y tambin a sus lmites, a la luminosidad de sus proyectos pero tambin a las zonas oscuras de lo que queda fuera de ellos.

Es necesario subrayar que Ilustracin y Modernidad no se expresaron como un solo proyecto, como un ideario unitario, sin fracturas, sino que ms bien se trata de una pluralidad de expresiones que comparten algunas creencias, que plantean algunas consignas semejantes, que difieren en sus orientaciones y en sus modos de realizacin.

En el caso mexicano tenemos, adems de la diversidad de origen de estos movimientos, la apropiacin que de ellos hacen los crculos de letrados criollos, mestizos y peninsulares, la pugnas entre liberales y conservadores, entre centralistas y federalistas, entre monrquicos y republicanos. Todo esto se refracta en la nocin de escuela bsica que se quiere impulsar y en sus sucesivas transformaciones.

Ahora bien, sin desconocer que hace ya algunas dcadas se han integrado al campo de la educacin las aportaciones de la historia regional, que abunda en el desarrollo de cada regin del pas, en la particularidad de sus ritmos y procesos, el propsito central de este texto es ofrecer al lector un panorama general de la constitucin de la escuela primaria mexicana a lo largo del siglo XIX sealando, de manera general, las tendencias, las vicisitudes y los ncleos de problemas que confronta.

Para ello, en el arco de tiempo que abordo fijo el punto de partida en la sociedad novohispana de 1780, en tanto que el punto de llegada lo marco alrededor de 1890; el primer momento resulta particularmente significativo para nuestro objeto de estudio ya que hacia esa fecha la Corona de Espaa da curso a una serie de reformas ilustradas en Mxico, en tanto que la segunda fecha marca la realizacin de los Congresos Nacionales de Instruccin donde se consolida el planteamiento de lo que ser la escuela pblica en nuestro pas en las sucesivas dcadas del siglo XX.

Entre una fecha y otra transitamos del proyecto ilustrado impulsado desde Espaa por las Reformas Borbnicas (1750-1780), que impactaran a la sociedad novohispana hacia el ltimo cuarto del siglo XVIII abriendo el horizonte de la cultura y la educacin, al proyecto alentado por los positivistas mexicanos.

  • El siglo XIX mexicano, como sabemos es un perodo sumamente accidentado; la primera mitad est poblada de levantamientos, de invasiones, de prdidas territoriales, de inestabilidad poltica.
  • De escasez, de saqueos, de desastres naturales, de enfermedades y de epidemias.
  • A la complejidad de la poblacin y de la diversidad de sus culturas, se ana la extensin del pas y las dificultades de comunicacin, los vaivenes de su economa.

En el ltimo tercio del XIX, se logra una relativa estabilidad -la paz porfiriana-, un mejoramiento relativo de las condiciones de vida impulsado por el industrialismo incipiente y un ambiente favorable para el desarrollo de crculos intelectuales y las aportaciones culturales de sectores medios altos, que marcan la condicin de la escuela bsica como una institucin fundamentalmente urbana.

Entre el punto de partida y el de llegada del arco histrico que seal, en diversos aspectos de la educacin bsica se suceden infinitas transformaciones, casi imperceptibles, en el orden de las ideas y de las prcticas escolares, indicios de la manera en que diversas esferas sociales encaran el problema de la formacin popular; se formulan problemas y se da curso a elaboraciones tericas desde el anonimato de la vida diaria en las escuelas, fermento que cristaliza en momentos particulares, en realizaciones concretas que por momentos resultan sorprendentemente espectaculares.

Ambas fechas, en la que inicia y en la que concluye este texto, estn atravesadas por un movimiento en espiral que ofrece la sensacin de avance en el orden de las ideas educativas, por las paradojas y las aporas en las realizaciones educativas concretas.

  • En medio de todo ello la sociedad mexicana aprendi a darle nombre a su escuela primaria, a conceptualizar cada una de sus facetas y de sus procesos, a reconocer a cada uno de los actores que participan en ella.
  • A continuacin explicar algunos de los aspectos ms relevantes de este proceso.1.
  • La Escuela primaria, un espacio acotado.

La nocin de escuela, del latn schola que heredamos por va del Virreinato de la Nueva Espaa, como institucin es muy antigua. Ya en los textos latinos, de Cicern, aparece como el tiempo de descanso que se destina al estudio o bien a alguna otra ocupacin literaria y artstica; en el siglo VIII Alcuino la refiere al espacio relativamente libre que integraba a un grupo de intelectuales con fines de enseanza o bien de realizacin de otras tareas culturales vinculadas con el artesanado; ya en el siglo XIII la encontramos definida por Alfonso X, como “ayuntamiento de maestros et de escolares que es fecho en algunt logar con voluntad et con entendimiento de aprender los saberes”.

Sin embargo, a pesar de las sucesivas transformaciones de esta nocin, en ella persisten sus componentes ineludibles: personas reunidas en un lugar determinado que se vinculan entre s mediante un determinado saber.1.1 Diversos tipos de escuelas de primeras letras. En el caso de Mxico las instituciones inician un paulatino proceso de modernizacin hacia el ltimo cuarto del siglo XVIII, impulsado tanto por la voluntad de la Corona Espaola como proyeccin de las Reformas Borbnicas, como por las condiciones locales, que poco a poco definirn el contorno de la escuela primaria como una de las instituciones privilegiadas en el mbito del Estado Moderno que, resulta interesante hacerlo notar, surge principalmente de la solucin que se le dara a las escuelas de primeras letras de los nios pobres en contraposicin con otras ofertas educativas que procedan de iniciativas particulares.

El siglo XVII haba presenciado otros modelos educativos que recogieron las experiencias y las vivencias de la vida de la comunidad inmediata al nio, integrada no slo por sus padres sino tambin por otros parientes, por vecinos, por amigos, donde el nio y la nia aprendan a ser uno ms de ellos y a sobrevivir asimilando respectivamente las ocupaciones del padre y de la madre, la de los adultos del propio gnero.

La educacin del pueblo se llevaba a cabo en espacios abiertos, en el terreno de lo que hoy llamaramos educacin no formal. A ella se integraba la intervencin de la Iglesia que, fiel a su misin pastoral fortalecida por el Concilio de Trento, se ocupaba de impartir a nios y jvenes la doctrina cristiana en espacios ms delimitados, ms cercanos a los de la educacin formal.

Como una opcin ms para los nios cuyos padres podan hacerlo, estaban las escuelas particulares de los preceptores del gremio, donde se aprenda algo de lectura y de escritura. Como un dato curioso me parece interesante sealar que una de las expresiones ms frecuentes en nuestro vocabulario cotidiano tiene su origen en una de las prcticas que ah existan, ya muy consolidada para 1786: los maestros agremiados estaban habituados, cuando los alumnos no tenan con qu pagar sus enseanzas -algunos de ellos subsistan realizando tareas sencillas por las que obtenan alguna remuneracin-, aceptaban gratuitamente a los nios de balde.

Hacia las dos ltimas dcadas del siglo XVIII, 1782 para ser ms precisos, el Ayuntamiento se muestra interesado por la “fundacin de escuelas gratuitas de primeras letras que seran sostenidas por el municipio y ubicadas en las partes pobres de la ciudad” y as se irn perfilando las escuelas de primeras letras, orientadas al aprendizaje de la doctrina, de la lectura, la escritura y el clculo.

Para entonces podemos apreciar diversos tipos de escuelas en las que contina siendo determinante la participacin de la Iglesia, situacin que, por lo dems, no era vista con malos ojos por el Ayuntamiento y los poderes locales quienes, incluso, instaban a los religiosos a que cumplieran con sus deberes y las establecieran en diversas zonas.

  • Finaliza ese siglo con las siguientes modalidades: 1.
  • Escuelas gratuitas, dependientes de conventos y parroquias; estas ltimas se conoceran como escuelas pas y haran las veces de escuelas de caridad atendiendo gratuitamente a los vagos, a los hijos de las viudas y otros; 2.
  • Escuelas gratuitas, financiadas con recursos procedentes de sociedades de beneficencia; 3.

Escuelas gratuitas, para nios y para nias por separado, financiadas por Ayuntamiento y municipios; 4. Escuelas particulares, a cargo de maestros autorizados por el gremio; 5. Amigas pblicas gratuitas, para nias de escasos recursos, a cargo de laicos organizados en cofradas; 6.

Amigas particulares, donde una mujer proporcionaba algunos rudimentos de religin, a veces de lectura, y cuidaba a nios muy pequeos y a las nias; 7. Escuelas de castellano, establecidas en las parcialidades o pueblos de indios y financiadas por el gobierno civil. Y si a finales del siglo XVIII proliferaban las escuelas particulares en comparacin con las gratuitas, en el curso del siglo XIX, en la medida en que se va definiendo y consolidando la oferta de escuela pblica la balanza se inclinar hacia el otro lado.

Si en 1844, JOAQUN BARANDA reconoce: 1. Escuelas conventuales, a cargo de los franciscanos, dominicos, agustinos y mercedarios; 2. Escuelas dependientes de los Colegios Mayores; 3. Escuelas pblicas, sostenidas por fondos pblicos de diferentes fuentes de la sociedad, al aproximarse el fin del siglo, los tipos de escuelas eran: 1.

  • Escuelas pblicas, establecidas en ciudades o bien en zonas rurales; 2.
  • Escuelas particulares, fueran laicas o bien religiosas, pero que, evidentemente, quedaron opacadas por lo compacto del proyecto de la educacin primaria nacional.
  • Qu es lo que aconteci en el curso de ese siglo para que la sociedad definiera la escuela en la que quera y poda formar a sus ciudadanos, una escuela a la altura de su destino como Nacin? Indudablemente, en el largo camino hacia la modernidad, los mexicanos -ya no criollos, mestizos, ni indios- se fueron percibiendo desde nuevos lugares, con otras exigencias y otros proyectos; ste fue el impulso que se proyect a la renovacin de sus instituciones; en l se funda la lgica propia de la escuela primaria como institucin moderna, consecuente con el moderno Estado mexicano.

Desde ah recrear sus atributos y con ello, sus exigencias y su lugar en la sociedad; ganar en complejidad y tambin en la especializacin de sus discursos y de sus prcticas. Y esto lo podemos seguir en sus transformaciones, a partir de diversos indicios; uno de ellos es el espacio fsico que la alberga.1.2 El espacio escolar.

  1. La escuela, como institucin, no es un espacio abierto; procede a partir de sucesivas acotaciones.
  2. Una de las ms evidentes es la del lugar en que lleva a cabo sus funciones.
  3. Los aos que se suceden entre 1780 y 1836, diversos documentos que ataen a la Instruccin Pblica revelan que la construccin de edificios escolares no se manifest como una necesidad.

Para tal efecto se adaptaron todo tipo de locales: iglesias, conventos, habitaciones de las viviendas, cuartos de las vecindades, hospitales abandonados. Muchas veces sin las mnimas condiciones de luz y ventilacin y, ni por asomo, servicios sanitarios.

En este contexto representaron un avance primero las Escuelas Pas, que disponan de dos locales pensados ex profeso, uno para la lectura, equipado con gradera, y otro para la escritura, amueblado con mesabancos, donde los alumnos pasaban de una habitacin a otra en la medida en que dominaban las habilidades que ah les enseaban, tardranse los meses o los aos que se tardaran para ello.

En realidad cada habitacin constitua una escuela en s misma o una clase, pues ya planteaba un incipiente principio de distribucin del espacio relacionado con el aprendizaje a realizar que rompa con el modelo de enseanza individual. El otro avance lo representan las Escuelas Lancasterianas, que haca 1820 introducen un nuevo sistema de enseanza cuya aplicacin requera de una sala espaciosa capaz de albergar a doscientos o ms escolares distribuidos en largas mesas y bancos de diez en diez.

  • En el local, adems del mobiliario, a lo largo de la sala quedaban espaciosos corredores donde los mismos grupos de diez alumnos con su monitor se reunan en semicrculos para llevar a cabo diversos ejercicios de lectura o clculo.
  • Este modelo de escuela se impuso casi durante todo el siglo XIX, si tomamos en cuenta que la Compaa Lancasteriana impact de manera decisiva la educacin elemental del pas de 1822 a 1890, primero como asociacin privada que ofreca instruccin bsica gratuitamente; despus, a partir de 1842, colaborando directamente con el gobierno, pues se le deleg la Direccin de Instruccin Primaria en la Ciudad de Mxico, con una amplia red de subdirectores en los Estados para ponerla en prctica.

La sociedad mexicana se mostr cada vez ms sensible al problema de las condiciones fsicas de la escuela; diversos informes de maestros y visitas de inspeccin manifiestan esta preocupacin en diversos trminos que ataen a las condiciones higinicas, a la salud social del ambiente, a las condiciones de seguridad, a las necesidades propias del desarrollo infantil, a las quejas que se acumulan al respecto en diversos sectores de la poblacin a lo largo del perodo que abordamos en este texto.

Por otra parte, si en nuestros das vemos con naturalidad que las escuelas primarias pblicas, y la gran mayora de las privadas, tengan un edificio propio, la situacin del siglo XIX, aun en los momentos de mayores realizaciones tericas y de mayor consolidacin legislativa, fue muy diferente, pues un alto porcentaje de locales, ya al finalizar el siglo, se alquilaban y no reunan las mnimas condiciones para la instruccin; algunos se encontraban en tales condiciones de descuido que eran causa de no pocos accidentes.

Esto lleg a representar una fuerte erogacin que signific un problema ms en cuanto al financiamiento de la instruccin pblica. Sin lugar a dudas, hacia la ltima parte del siglo XIX, las agendas de los Congresos de Instruccin Pblica manifiestan preocupaciones ya muy definidas en torno al edificio y al mobiliario escolar, debidamente fundamentadas en el conocimiento de la psicologa infantil, de la higiene y de otras disciplinas emergentes.

El Congreso Higinico-Pedaggico de 1882, planteaba la necesidad de un local construido a propsito, independiente de las viviendas o de la casa del maestro como era costumbre, y bien ubicado. Algunos de estos problemas relacionados con las condiciones de los locales que ocupan las escuelas primarias, se vuelven a tratar particularmente en el Primer Congreso Nacional de Instruccin Pblica (1889-1990), siempre desde la perspectiva de los avances tericos y la abstraccin de la normatividad, y no desde la perspectiva de lo que realmente suceda en las escuelas del pas.

Particularmente ilustrativo en este sentido, resulta uno de los informes del Ayuntamiento de la Ciudad de Mxico, donde el regidor Manuel Domnguez da cuenta de la situacin que continuaba vigente an en 1898: En brevsimas palabras describir esos humildes templos de la ciencia: son de ordinario casa de 50 a 60 pesos de renta, es decir, viviendas de pocas y reducidas piezas, de las que algunas toma para habitacin el director o directora, quedando las otras, las peores muchas veces, para amontonar en el reducido espacio que comprenden, un centenar o ms de educandos,

Ah respiran, ah estudian, ah casi agonizan esas infelices creaturas, entre el fastidio que a todo nio ocasiona la quietud requerida por el estudio y una atmsfera pesada y deficiente. al salir tropiezan con otro mal: como en el mismo edificio en que se encuentra la escuela, hay otras habitaciones, y en stas diversas familias cuya educacin no es siempre correcta, resulta que los nios escuchan palabras o pueden presenciar escenas que la moral repugna.

Todava habra mucho por hacer para superar esta situacin. En fin, si la manera en que el espacio fsico de la escuela se va delineando y definiendo en el curso del tiempo nos comunica el significado que la escuela adquiere para la sociedad ilustrada del Mxico del siglo XIX, tambin recrea los sentidos del espacio de relaciones que ah ocurren: se definen los papeles y atribuciones que han de jugar sus actores principales, los juegos especulares de sus imgenes sociales.1.3 Los actores escolares.

  • El siglo XIX representa uno de los momentos cruciales de transformacin y modernizacin de la sociedad mexicana en diferentes esferas y niveles de profundas resonancias en diversas facetas de la vida cotidiana.
  • Sabemos que a la complejidad creciente de los grupos sociales, corresponde una mayor complejidad de sus funciones, tambin una especializacin creciente de sus instituciones y la recreacin de los papeles atribuidos a los actores.

Las transformaciones y definiciones que vive la educacin elemental, particularmente a lo largo de ese siglo, son una muestra fehaciente de la modernizacin de esas sociedades. Las imgenes y representaciones sociales en relacin con sus principales protagonistas constituyen uno de los indicios ms valiosos al respecto. En el caso del maestro de instruccin elemental, durante ese perodo, transita del oficio a la profesin; es decir, el punto de partidaradica en los servicios contratados por las familias que tenan los recursos para hacerlo como la forma posible de este tipo de instruccin a finales del siglo XVIII.

Oferta que, sin embargo, estaba mediada por el control corporativo, pues eran los gremios de la antigua sociedad novohispana, particularmente el Gremio de Maestros del Nobilsimo Arte de Primeras Letras, que databa de 1601, el que otorgaba las autorizaciones o licencias para ensear por cuenta propia o bien para establecer una escuela y que, asimismo, vigilaba esta actividad.

La crisis de los gremios, sigue al inicio de la vida independiente del pas, pues las iniciativas ilustradas ponan en tela de juicio el espritu de las corporaciones. As, en la medida en que avanza el siglo XIX, es el poder pblico, primero a travs de los Ayuntamientos; despus a travs de los Municipios y el Estado el que cada vez asume con mayor amplitud y peso esta funcin.

Es decir, la instruccin pas de la tutela del gremio al ejercicio libre de la profesin (1821-1866); despus, con el triunfo de los liberales, a una profesin controlada por los Municipios (1867-1884) y, finalmente, a una profesin regulada por el Estado. Y si bien en un principio las exigencias y pruebas para el preceptor estaban puestas exclusivamente en un comportamiento intachable y la preparacin rudimentaria que tenan los interesados en obtener la licencia, el inters que fueron adquiriendo la escuelas de primeras letras traslad esas mismas exigencias a la certificacin de los estudios dada por una institucin especializada: los maestros empricos fueron desplazados por los maestros que seguan una trayectoria de entrenamiento ad hoc primero en las Academias de Maestros y despus en las Escuelas Normales, que se fueron consolidando hacia la segunda mitad del XIX.

Este proceso tambin nos comunica las imgenes y representaciones que tena la sociedad mexicana del maestro. En un principio se trataba de una ocupacin como cualquier otra que no las tena todas consigo: no gozaba de la simpata popular ni a menudo constitua una opcin para quienes se dedicaban a ella, que por lo dems escasamente saban leer y escribir y no tenan otras posibilidades de ingresos, pero se le toleraba.

  • Muchos relatos autobiogrficos y otras fuentes nos dan a conocer esta situacin: Slo la maldita pobreza me puede haber metido de escuelero; ya no tengo vida con tanto muchacho condenado; qu traviesos que son y qu tontos! Por ms que hago no puedo ver a uno aprovechado.
  • Ah, fucha en el oficio tan maldito! Sobre que ser maestro de escuela es la ltima droga que nos puede hacer el diablo!.

Esta situacin se prolong hasta muy avanzada la vida independiente; sin embargo, cada vez fue objeto de crticas ms severas, como lo muestran algunas de las participaciones en el Segundo Congreso Pedaggico (1891) que cuestionan la ocupacin del maestro, ‘tierra de nadie’: Entonces el estudiante destripado, el abogado sin negocios, el ingeniero sin ingenio, la viuda desolada, la anciana achacosa y la beata pauprrima, crean que lo ms fcil y adecuado para acabar burstiles penurias era abrir una escuela y hacer deletrear a los nios el Silabario de San Miguel y hacerlos pintar palote y trazar malos garrapatos,

Un aspecto significativo de los juegos de imgenes y representaciones sociales en torno a la figura del maestro de primeras letras, lo constituyen los modales y la presentacin personal que ellos se exigan a s mismos y que los dems le exigan. As, el preceptor de las escuelas de principios del siglo XIX tena particular cuidado de estos aspectos: “Caracterizaba su traje un frac, no negro, sino tenebroso, con faldones de movimiento espontneo”, nos dice don Guillermo Prieto.

La falta de reconocimiento social, ms bien de un franco desprestigio, fue una de las marcas del oficio que prevaleci muchas dcadas despus de la Independencia; la compensacin de tal situacin, aunada a las exigencias de conducta intachable, explica “la costumbre de los maestros de tratarse en pblico con gran cortesa y de creerse situados en la cumbre de la cultura y de los buenos modales.

Los que haban abrazado la profesin por gusto siempre hablaban de lo sublime de su labor, comparada no pocas veces con el magisterio de Cristo”. A horcajadas de los siglos XIX y XX, encontramos nuevamente imgenes del maestro porfiriano preocupado por su presentacin, quejndose por la “absoluta falta de ropa; adems -decan- la gente es demasiado exigente juzgando por apariencias”.

La paulatina modernizacin de la escuela rudimentaria y la expansin de las redes escolares, a la vez que incidi en la preocupacin por la preparacin de los preceptores, en sus procesos identitarios y en su dignificacin social, en la medida en que fueron vistos como una de las piezas clave de los ambientes ilustrados, pues la familia y los poderes civiles depositarn en ellos las posibilidades de la transformacin de la sociedad.

You might be interested:  Como Se Llama El Secretario De Educacion En Tamaulipas?

De este modo, se fue configurando un modo de ser particular, un modo de hacer y de vivir plenamente identificados con la tarea docente: para la enseanza y por la enseanza, no solamente de la enseanza, plenamente conscientes de su responsabilidad con los dems, que se seala en todos los tonos: “los daos causados por una mala educacin son por lo general irreparables, de mayor trascendencia social y no de tan fcil conocimiento como los ocasionados por la impericia de un mdico, de un abogado, de un ingeniero”.

Las nuevas exigencias de su desempeo delimitan la especializacin de sus funciones; su identidad quedara definida frente a otras ocupaciones y profesiones. Sin embargo, el lugar de reconocimiento que el maestro haba ganado ante s mismo y ante los dems, no necesariamente fue acompaado de una remuneracin digna, de mejores condiciones de vida, de una comprensin ms profunda de su trabajo.

Los polos de tensin entre su valoracin y devaluacin, entre la idealizacin de su trabajo y su estigmatizacin, ya estaban presentes desde esos siglos y se escuchan directamente por boca de los maestros, que oscilan entre sus deberes con la sociedad y la exaltacin del oficio y el rechazo ms absoluto: “los discpulos son “un fardo insoportable, un peso que nos agobia, una carga que nos abruma”.

Slo que en la escuela, como institucin moderna, converge otra institucin, tambin moderna, a saber: la familia conyugal, con nuevos atributos y deslindes, descubre el sentimiento de la maternidad y el sentido de proteccin a la infancia. De tal modo, asume como una de sus tareas primordiales la de cuidar a sus hijos y la de proporcionarles instruccin, recurriendo para ello a personas e instituciones especialmente preparadas con ese fin.

Todo esto acontece en el mbito de los procesos de urbanizacin creciente y de aspiraciones ms prximas a las de las sociedades letradas. Estas nuevas imgenes sociales nos remiten a las familias urbanas medianamente acomodadas que cobran conciencia del papel que tienen en relacin con la crianza de los hijos; una de sus principales preocupaciones es la de proporcionarles instruccin para lo cual recurran a preceptores, o bien a los maestros y escuelas de la poca -a horcajadas de los siglos XVIII y XIX, sobre todo particulares; conforme avanza el XIX, las que abundan son las gratuitas-.

La expansin cada vez mayor de las redes escolares impulsadas por la consolidacin del proyecto ilustrado favorece, tambin la emergencia de los padres de familia como actores en la trama de relaciones de la vida escolar, interviniendo en ella de diferentes formas: defendiendo a sus hijos, exigindole a los maestros, solicitando a las autoridades el establecimiento de ms escuelas, etc.

Pero la situacin de las familias urbanas, muchas veces letradas propiamente dichas, difera de otros modelos familiares que son propios del aislamiento de los ncleos de poblacin indgena y de los poblados rurales, as como de los sectores urbanos pauperizados: las escuelas gratuitas, de la Iglesia y del Ayuntamiento, en principio, desde finales del XVIII, atienden a nios pobres donde la situacin familiar es otra, pues colaboran en las tareas domsticas y en la economa familiar, de modo que la necesidad de instruccin se percibe de otra manera; inclusive suele considerarse como una prdida de tiempo: ” los ayudan desde chiquillos en sus trabajos segn la edad, ya en la milpa, en traer lea,

y las hembras, en cargar a sus hermanitos, moler, tortear, demotar algodn, hilar”, como lo informan algunos reportes de Yucatn hacia 1789, que son frecuentes en todas las regiones del pas. Esta situacin, como sabemos, es uno de los campos donde se libra la batalla por la obligatoriedad de la escuela elemental durante el siglo XIX, fortalecida por las prescripciones que tratan de establecerla ya desde 1820 pero que ni aun a fuerza de propuestas y de leyes de instruccin pblica (1842; 1867; 1888) se llevara a la prctica cabalmente por falta de condiciones. Otra de las acotaciones de la modernidad en la que convergen la escuela y la familia, son las nociones tempranas de escolar y de pupilo, desplazadas hacia finales del XIX por la de educando, como una etapa de la vida moldeable, maleable, susceptible de ser corregida y canalizada hacia comportamientos aceptados socialmente, perodo de la vida determinante por sus procesos de adquisicin.

  1. Las edades en las cuales el escolar puede acceder a la instruccin rudimentaria, en principio estn marcadas a partir de la propia dinmica de la vida social y su integracin de lleno a la vida de los adultos.
  2. As, por ejemplo, hacia finales del siglo XVIII, en que la edad para casarse, entre las capas ms amplias de la poblacin, se daba alrededor de los catorce aos para los hombrecitos y hacia los doce para las mujercitas, la edad para ir a la escuela rudimentaria se estableci de cinco a doce aos para los primeros, y de cinco a diez para las segundas.

Ms adelante, hacia 1842, con otra de las iniciativas de ley para hacer obligatoria la escuela bsica, se establece otro rango para cursarla: de siete a quince aos, en tanto que hacia 1869 se sealan los cinco aos de edad para iniciarla sin precisar lmite de edad.

Ya en torno al ltimo cuarto del XIX iniciativas de diverso tipo, tales como la Ley sobre Instruccin Primaria en el Distrito y Territorios Federales (1888) y los acuerdos del Primer Congreso Pedaggico (1889-1890), establecen la edad escolar obligatoria que nos es familiar: de seis a doce aos para ambos sexos.

En esta ltima delimitacin de edades influy de manera significativa la percepcin de la relacin entre la edad de los escolares, su comportamiento y el tipo de aprendizajes que podan realizar, datos que serviran de base para clasificarlos en grupos que facilitarn el trabajo de los maestros.

Las aportaciones de la psicologa evolutiva, fruto de la difusin del evolucionismo y de la consolidacin de la psicologa como disciplina autnoma de la filosofa, fueron decisivas al respecto, ya que propiciaron el desarrollo de una nueva nocin para orientar la actividad de los nios en edad escolar: la de edades o etapas formativas, que permitiran ir afinando el concepto inicial e ir precisando, a partir de este fundamento, otros conceptos referidos a la vida escolar: adems del de clase y grupo, el de la enseanza cclica o concntrica, como medida frente a la saturacin de los contenidos y la fatiga escolar que de ello derivaba.

Esta organizacin cclica de los contenidos de estudio qued claramente establecida en el Reglamento para las escuelas nacionales primarias de nios de 1879 -antecedido en 1878 por el de primarias y secundarias de nias-. Los pedagogos de la poca, por su parte, recuperaron el principio de integracin cclica, como uno de los fundamentos del mtodo activo, precisando la necesidad de que: desde que el nio comience a ejercitarse en una enseanza, se le d idea de toda ella, de modo que el programa de cada grado o seccin de la escuela o clase presente un todo completo, en el sentido que contenga todas las partes en que dicha enseanza se divida.

En tal concepto, los nios de cada seccin debern dar, no una parte de la asignatura como es comn que suceda, sino el conjunto de ellas desde un principio, de modo que todas las secciones estudien la asignatura completa, variando en cada una slo por la mayor intensidad y extensin. Otra acotacin interesante respecto a la poblacin que asista a las escuelas elementales, es la distincin de gnero.

Las soluciones que dieron las sociedades de esos tiempos fueron diversas y las oportunidades que se abrieron dependieron de la mentalidad y recursos de las diferentes capas sociales. Como tendencia general se aprecia a lo largo del XIX una importante diferenciacin en la educacin de nios y nias; quiz la necesidad de la instruccin femenina se fue generando no por s misma, sino por el papel que los sectores ms o menos acomodados le atribuan a la mujer en la familia moderna. Al finalizar el siglo XVIII, las nias que procedan de familias de escasos recursos reciban la enseanza de los rudimentos en las Amigas particulares y Amigas pblicas gratuitas -como la anexa al Colegio de las Vizcanas, primera institucin educativa laica de Mxico, que atenda a las nias criollas acomodadas- que, a pesar de que sus maestras tambin fueran autorizadas por el Gremio, no estaban consideradas en el reglamento respectivo.

No fue sino en el curso de las dos primeras dcadas del siglo XIX cuando la educacin femenina empez a percibirse como un problema y a ensayarse diversas alternativas que superaran las carencias de las Amigas.1823 result ser una fecha decisiva para proyectar la educacin mexicana, cuyo marco sera el de la Constitucin Poltica del pas; ah se decretaba la creacin de escuelas de instruccin elemental para las nias y para los adultos.

Sin embargo, los planes de estudio para este nivel a lo largo del siglo muestran una tendencia a diferenciar los contenidos de los nios y de las nias, en detrimento de temas constitucionales (1832), de clculo y cientficos (1865) segn la mentalidad en juego en los diferentes momentos de la poca.

Se puede decir que no es sino hasta los acuerdos del Primer Congreso Pedaggico (1889) que se plantean los mismos contenidos para ambos. Algunas estadsticas durante el Porfiriato, sin embargo, muestran un nmero de escuelas de nios y de nias equilibrado entre s. Respecto a la poblacin infantil que asiste a las escuelas de primeras letras gratuitamente, sean stas gratuitas propiamente dichas o particulares que aceptan escolares que no pagan, no debemos perder de vista que es el ncleo que ya a horcajadas de los siglos XVIII y XIX constituye el germen de los que ser la escuela pblica plantea muchas de las dificultades, problemas y carencias que se han debido atender de diversas formas.

Los generalizados ausentismo y desercin escolar, que desde muy temprano constatan los maestros, nos remiten a la elemental falta de alimentacin, de ropa, de vivienda; a condiciones de salud y a enfermedades endmicas y epidmicas; al trabajo infantil como parte sustancial de la economa familiar que los poderes locales, religiosos y civiles, fueron enfrentando de distinta manera en el curso de esos siglos.

Liberales y conservadores asumiran, desde distintos lugares y con varias soluciones, la necesidad de ofrecer educacin a los pobres, obligacin que cada vez asumir con ms energa el Estado. Una solucin interesante a fines del Porfiriato, es la inclusin de mdicos escolares como parte del Cuerpo de Inspectores.1.4 El tiempo escolar.

Ahora bien la escuela elemental como institucin moderna est acotada no slo por el espacio, sino tambin por el tiempo, que a su vez es una construccin especfica de cada sociedad y de cada cultura. Y si bien los tiempos de la escuela estn en consonancia con el ritmo de la vida social que los marca y los explica, tambin presentan su propia especificidad.

En trminos generales, podemos decir que los tiempos de la escuela transitan del ‘tiempo que no cuenta’ al tiempo que se transforma en un factor de considerable importancia para organizar la vida social y econmica del pas; de la laxitud a la precisin; de la casi inexistencia de marcos de temporalidad a la exigencia de mayor prontitud y eficiencia, de mayor rendimiento y mejores resultados, acordes con los valores y comportamientos que privilegia la vida moderna.

La creciente racionalizacin del tiempo y del espacio escolar marchar de la mano con los procesos de modernizacin de las distintas esferas de la vida social y del incipiente industrialismo de nuestro pas. En los siglos anteriores al XIX no se percibe una delimitacin precisa de los tiempos escolares; las nociones de jornada escolar, de semana escolar, de ao escolar y de duracin de las lecciones, sin las cuales en nuestros das sera impensable la escuela, en ese entonces no existan.

  1. Los tiempos dedicados primero a la doctrina y despus a los rudimentos de la instruccin en general, eran connaturales a la vida social en la que jugaban un papel prioritario las necesidades de las familias y de la comunidad.
  2. Sin embargo, en el transcurso del siglo XIX vemos sucederse ante nosotros el movimiento propio del tiempo de la escuela bsica: pasan ante nuestros ojos las escuelas pas con dos clases donde no haba lmite de tiempo para pasar de una a otra, a la disposicin propia de las Escuelas Lancasterianas que promovan a los alumnos de una seccin a otra segn el dominio que de un contenido dado realizaba el alumno y, adems, con un puntual elenco de actividades variadas administradas en tiempos precisos, consecuentes con los principios pedaggicos del sistema.

Sin embargo, como tendencia general, se puede sealar un hecho que en s mismo es una evidencia: en el proyecto del Reglamento General de Instruccin Pblica de 1823 el tiempo en que se ha de cursar la primaria no constituye una preocupacin; sta la vemos aparecer hasta el plan de 1853, que establece: “Tales enseanzas debern impartirse por dos aos y medio y nunca menos de un ao a nios de extraordinaria capacidad”.

Tendremos que esperar hasta 1891 para que la enseanza primaria se organice en enseanza primaria elemental, que se cursara en cuatro aos, y en enseanza primaria superior, en dos aos. Asistimos tambin a la paulatina precisin de las jornadas escolares donde, hacia finales del siglo XVIII y varias dcadas del XIX, los nios asistan a la escuela de las 8 9 horas a las 17 horas, con un receso a medioda para comer.

En realidad se daba aproximadamente una hora de margen a la entrada, ya que los nios se entretenan por el camino, bien porque no tenan recursos para desayunar y deban esperar a que sus padres les consiguieran algo, porque no tenan ropa para presentarse, o simplemente porque se entretenan jugueteando por el camino.

Las Escuelas Lancasterianas (1822-1890) por su parte, casi a lo largo del siglo XIX, impusieron un horario similar, pues en la maana trabajaban de las 8.30 a las 12 horas, con un receso de 12 a 15 horas para comer, y otras tres horas de clases por la tarde. El sbado por la tarde se enseaba educacin civil.

Un horario similar estableci el Reglamento interior para las Escuelas Nacionales Primarias (1884), con jornadas de 8 a 12 horas y de 14 a 17 horas, combinando dificultad de las materias con las horas ms apropiadas para su estudio. Mayor precisin se logr tres aos despus (1887), cuando se establecieron los horarios, siempre discontinuos, de acuerdo con las edades de los nios: los de primer ao, de 9.30 a 11.30 horas; los de segundo, de 9 a 12 horas; los de tercero, de 8.30 a 12 horas y los de cuarto ao, de 8 a 12 horas; la sesin vespertina era de 15 a las 17 horas.

La primaria superior asista de 8 a 11.45 y de 14.45 a 17. En este contexto, destaca el refinamiento que implicaron los acuerdos del Primer Congreso Pedaggico respecto a la moderna distribucin del tiempo escolar, fundamentada en las ms avanzadas teoras pedaggicas del momento: “Duracin de las clases (primer ao veinte minutos, segundo veinticinco, tercero treinta, cuarto cuarenta, con media hora de descanso a discrecin); semana de cinco das, ao escolar de 10 meses”.

La gestin de los tiempos escolares configurara uno de los ndices del rendimiento de las instituciones, acorde con la mentalidad propia de la modernidad. En fin, nadie dudara de los avances y redefinicin que la educacin popular logr durante el siglo XIX en el orden de las ideas, de las teoras, de las leyes y de los reglamentos y disposiciones; las limitaciones y carencias de la vida escolar real y concreta en los ambientes conflictuados poltica, cultural y econmicamente, diferan de los planteamientos tericos y normativos.

A raz de los Congresos Pedaggicos y lo que ah se plante, un articulista de un famoso diario capitalino, El Siglo XIX, contrastaba: Desde nuestras altas montaas se ven siempre sobresalir campanarios dominando la escuela donde maestros con ms hambre que ciencia ensean a medio leer a nios medio desnudos, mal nutridos y ya empeados por las palabras antipatriticas del cura,

Hay en toda la nacin algo como un cortante color gris, la constante mezcla de lo grande y lo pequeo.2. La escuela primaria, cristalización de las utopías ilustradas. Las tradiciones europeas que convergen en el movimiento de la Ilustracin, desde diversas tendencias y antagonistas, son el fermento intelectual de la vida cultural del siglo XIX; el centro desde el cual se instituyen y regulan otras formas de vida social, se avizoran otros valores a partir de los cuales hombres y mujeres percibiran el mundo desde lugares renovados, recrearan el sentido de su existencia construyendo nuevos modelos de relacin social y nuevos modelos educativos acordes con sus aspiraciones y su visin del mundo.

  1. Es decir, se recrea la utopa como apuesta de futuro, como proyecto de recreacin de la vida social y personal.
  2. Ciertamente los siglos de las Reformas Religiosas que emprendiera el Occidente, bajo el signo de la disidencia respecto a la Iglesia instituida y de la contrarreforma catlica, haban quedado atrs, pero no su intencin de fondo: operar una restauracin en la vida de los hombres y de las sociedades, en sus instituciones y en sus saberes.

Y si el gran recurso de los reformadores religiosos para redimir a los seres humanos de sus males y del deterioro en el que haban cado, era la educacin, ahora para la Ilustracin decimonnica, con otras banderas y desde otras consignas, atravesada por un proceso de creciente secularizacin, apuesta, asimismo, al carcter redentor de la educacin.

  • Comparte el anhelo de los reformadores: la transformacin de la vida social, la construccin de un nuevo orden a partir de la formacin de hombres nuevos.2.1 Escuela, valores y modelos formativos.
  • As, el Mxico del siglo XIX inaugura su independencia de la Corona Espaola y, partcipe de las utopas sociales, econmicas y culturales europeas, proyecta su futuro en la imagen que poco a poco dibuja del Estado Moderno que se concreta en la Repblica, capaz de preservar la paz mediante la justicia y la igualdad de oportunidades entre los individuos.

Los intelectuales ilustrados vean en l la posibilidad de que la sociedad mexicana superara todos sus males, que procedan de la ignorancia y el oscurantismo que se haban enseoreado de amplios sectores de la poblacin durante los tres siglos de la Colonia; para dar el gran paso, la medida necesaria era la instruccin de los ciudadanos para hacerlos conscientes de sus obligaciones y conocedores de sus derechos, sustento de toda forma de igualdad y libertad; trabajadores, leales y comprometidos con el proceso de modernizacin que requera la nueva Nacin mexicana.

La construccin de un nuevo orden en lo poltico, lo econmico y lo social slo sera posible a partir de la formacin de otra mentalidad, de otro ser moral en esa masa ignorante y pobre; del desarrollo de un vasto programa civilizador cuya bandera favorita sera la de proporcionar los rudimentos de la lectura, de la moral cvica y de la religin a todo el pueblo.

Filsofos, legisladores, maestros de escuela, se daran a la tarea de pensar la formacin del ciudadano virtuoso, de regularla, de plantear mtodos, programas y contenidos, as como las alternativas ms concretas para renovar las prcticas escolares. Lucas Alamn estaba absolutamente convencido de que: Los males de la poblacin: suciedad, despilfarro, embriaguez, hbito de trabajar slo para lo indispensable, pueden corregirse de golpe con el nico remedio de mejor educacin civil y religiosa.

  • La “Ilustracin” es uno de los ms poderosos modelos de prosperidad de una nacin.
  • Pero los sueos de transformacin social y las utopas educativas de los pensadores mexicanos del siglo XIX, se toparan con la compleja realidad del pas, con los problemas de financiamiento de las escuelas en una atmsfera de inestabilidad poltica y social, as como de altibajos econmicos.

Los programas educativos del siglo XIX se vieron atravesados por las disputas permanentes entre liberales y conservadores, entre monarquistas y republicanos, entre federalistas y centralistas que asumiran, cada cual a su manera, la contienda por la instruccin popular.

  • En medio de todo ello se construy la escuela bsica que nosotros heredamos.
  • Las autoridades eclesisticas y civiles que, en la medida en que avanza el siglo XIX se irn redefiniendo e intercambiando funciones, haban asumido como consigna instaurar el orden entre la poblacin, combatiendo toda expresin de desorden y de peligro social; para ello, uno de los ms poderosos aliados era la escuela, pues sta sera una de las instituciones abocadas a dar una ocupacin a nios y jvenes hambrientos, descuidados, sometidos a ambientes violentos, corruptos y viciosos.

Hacia el ltimo cuarto del siglo XVIII, momento del que partimos en el desarrollo de este texto, la escuela se planteaba como la medida idnea para preservar a la poblacin joven de los peligros y los males del mundo, como una de las tareas moralizadoras que haba asumido fundamentalmente la Iglesia desde los orgenes de la evangelizacin y que despus har suya el Ayuntamiento: “se limpiaran las calles de chiquillos y ladronzuelos y se enseara el debido respeto a las nuevas autoridades”.

La tarea ordenadora que emprendieran esos siglos implic privilegiar algunos valores sobre otros para dar juego al programa de regeneracin social; stos normaran la accin de la escuela, por lo menos como aspiracin. A horcajadas de los siglos XVIII y XIX la moralizacin de la sociedad se planteaba desde la perspectiva de la religin en trminos de obediencia y respeto planteados en los siguientes trminos: “Respetar y temer a Dios, a los santos de su particular devocin, al sacerdote, al padre, al cacique o al jefe poltico pareca ser la clave para entender la aculturacin infantil”, seala Staples.

Don Guillermo Prieto nos comunica muy bien los modelos de educacin infantil que prevalecan a principios del XIX: El ideal de un nio consista en que se estuviese quietecito horas enteras, en saber un buen trozo del Catecismo, de memoria, en oficiar el rosario en las horas tremendas, comer con tenedor y cuchillo, dar las gracias a tiempo, besar la mano a los padres y decir que quera ser emperador, santo sacerdote o, cuando menos, mrtir del Japn.

  • En cuanto a la nia, le era permitido dar sus ojitos y sus piernitas a los amigos, hacer comida con sus muecas, ir a la iglesia con los ojos bajos, comer poco.
  • Rezar mucho y no querer jugar al merolico con sus primos, sino ser monja.
  • La persistencia del modelo catequstico que domin la vida colonial persisti muchas dcadas despus; la formulacin de preguntas y respuestas preelaboradas repetidas por los nios mecnicamente, denotaba una forma de pensar y de sentir mediada por la autoridad en cuestin, que nos remite a una interpretacin del mundo y del sentido de la vida humana en l, prximo a la cosmovisin teocntrica.

Ah el nio y el adulto aprendan lo que se esperaba de ellos. Los catecismos religiosos han servido, a partir de la Colonia hasta nuestros das, para instruir a la poblacin en las verdades que deban saber los cristianos, para introducirlos a la doctrina religiosa; resulta interesante que en plena vida independiente, a mediados del siglo XIX (1853), se decretara a los nios media hora de religin por la maana y por la tarde empleando an el famossimo Catecismo del Padre Ripalda,

En realidad el catecismo constituy un gnero literario y un modelo educativo que se aplic a otros campos; as, unos cuantos aos despus del inicio de la vida independendiente, bajo la influencia de los republicanos franceses y espaoles, Gmez Faras introduce en la escuela bsica el empleo de los catecismos polticos para instruir -introducir en la doctrina cvica-, con los mismos parmetros del modelo catequstico, al ciudadano virtuoso, en relacin con el cdigo de deberes y derechos, a veces ostensiblemente cargado a favor de las obligaciones y la obediencia, para con la Nacin, que tambin fomentaba el sentido respeto a las jerarquas y de obediencia a las autoridades y superiores, la obediencia y la docilidad -en este contexto se publica Cartilla social o breve instruccin sobre los derechos y obligaciones de la sociedad civil (1833), de Jos Gmez de la Cortina-.

La prctica de escribir catecismos polticos, que no necesariamente desplazaron a los religiosos ya que coexistieron con ellos, se prolonga a lo largo del XIX adecuando sus contenidos a la educacin civil en turno. El comportamiento virtuoso, sea desde la perspectiva de la religin o bien de la sociedad civil, sera el paradigma educativo favorecido por el Mxico liberal.

  1. Uno de los valores articuladores de la vida social, que cobra mayor fuerza en la medida en que nos adentramos en el siglo XIX, es el del trabajo, estrechamente vinculado con la modernidad.
  2. El sentido del nec-otio, de la ocupacin, de la industriosidad, de cierta utilidad de los conocimientos, se apodera cada vez ms de la vida social; el ser humano se esfuerza por dejar su huella en el mundo recrendolo y modelndolo con su trabajo.

Esto se proyecta en la produccin de modelos educativos orientados por la actividad y el orden, donde nios y jvenes encuentran el sentido de la actividad y del trabajo; se dara “mayor inters en promover hbitos de industria y habilidades tcnicas entre los educandos.

No slo se esperaba producir un hombre religioso y moral sino un trabajador ordenado y capaz”, pues la inactividad, la desocupacin, la vagancia eran la fuente de muchos de los vicios que haba que impugnar, perseguir e, incluso, castigar. De este modo la poblacin decimonnica se preparaba para apropiarse del ideario de Gabino Barreda que marcara al Porfiriato: “Orden y progreso”; en la educacin se delega el avance de la Nacin.2.2 Contenidos de estudio y aspiraciones sociales.

Por lo dems, los contenidos escolares, razn de ser de la enseanza bsica, constituyen un importante indicio de la manera en que la sociedad mexicana daba sentido a su vida. Si durante los tres siglos que dur la Colonia, el mundo se interpretaba a travs de las verdades religiosas y la lgica de la salvacin, correspondientes a la enseanza de primeras letras que se realizaba a fines del XVIII, paulatinamente se introducen un sentido de utilidad en el aprendizaje integrando rudimentos de lectura, de escritura y de clculo, as como aquello que tuviera que ver con el comportamiento moral y civil (1826, 1827), con la costura y el bordado para las nias y el dibujo para los nios.1857, con el triunfo de los liberales, marca un parteaguas en el que la historia sagrada y el catecismo religioso desaparecen como contenidos escolares.

La percepcin del mundo a travs de la ciencia y de las verdades positivas que poco a poco se iran imponiendo, as como el desarrollo de una conciencia cvica y nacional, que tenda al amor a la patria y a sus instituciones, y una concepcin integral del desarrollo humano, ampli el espectro de materias de estudio entre las que se introducirn la instruccin moral y cvica, lengua nacional (escritura y lectura), lecciones de cosas, aritmtica, ciencias fsicas y naturales, geometra, geografa, historia, dibujo, canto, gimnasia, labores manuales, como qued establecido para el plan de estudios de la escuela bsica primaria en el Primer Congreso Pedaggico de fines del Porfiriato.

Este espectro de contenidos se vena bosquejando desde dcadas atrs, como lo seala DAZ COVARRUBIAS en su informe de instruccin pblica: La tendencia a ampliar las materias de enseanza en las escuelas primarias, que no merece sin duda alguna una sola palabra de censura, es moderna y aconsejada por el rpido progreso de las ciencias, muchos de cuyos principios pueden y aun deben estar ya en el dominio universal.

La idea antigua de la instruccin primaria tena que limitarse a lo que era indispensable para constituir al hombre en ser verdaderamente social y prcticamente racional, despertando sus facultades intelectuales y cultivando sus inclinaciones afectivas. Tambin resulta significativo, en cuanto a concepcin del mundo y de la vida, el hecho de que las familias acomodadas desde finales del XVIII y durante todo el siglo XIX, a travs del recurso de maestros particulares en calidad de institutores y preceptores, tuvieran particular inters en introducir, sobre todo a sus hijas, en los comportamientos ms refinados que comprendan desde normas de urbanidad hasta “idiomas, pintura, dibujo, baile y msica caligrafa”.

Ahora bien, el hecho de que la modernidad se orientara a establecer un nuevo orden social implicaba, a la vez, una cuidadosa geografa del control para fomentarlo o, en su caso, para conservarlo. En lo que se refiere a la escuela rudimentaria, cules fueron las tecnologas del orden que se pusieron en marcha? 2.3 Tecnologas del orden.

La disciplina resulta ser una de las prcticas de tal manera inherentes a la vida escolar, que es difcil pensarla fuera de este contexto que le da un sentido educativo; sin embargo, sta nace en el espacio de las rdenes religiosas y las prcticas de los conventos, como un instrumento para dominar las pasiones y los pensamientos.

You might be interested:  Donde Checar En Que Escuela Secundaria Quedo Mi Hijo?

En sus inicios es un instrumento hecho de cuerdas y a veces con alambres, se empleaba para azotarse, como penitencia. La disciplina escolar tambin nos remite al sometimiento del comportamiento de los escolares a las normas establecidas, a la sancin de todo lo que se considerara una falta, al estmulo de lo que se tena por conducta valiosa y deseable.

En su significado de origen, tambin se emple en las escuelas de finales del XVIII y principios del XIX, segn consta en algunos relatos autobiogrficos que describen los implementos de castigo en uso: “Ac hay disciplinas, y de alambre, que arrancan los pedazos; hay palmetas, orejas de burro, cormas, grillos y mil cosas feas “.

El recurso al castigo fsico era una de las prcticas ms favorecidas; la experiencia que nos relata el Periquillo Sarniento era de lo ms comn: Tal era mi nuevo preceptor, de cuya boca se haba desterrado la risa para siempre, Era de aquellos que llevan como infalible el cruel y vulgar axioma de que la letra con sangre entra, y bajo este sistema era muy raro el da que no me atormentaba.

  1. La disciplina, la palmeta, las orejas de burro y todos los instrumentos punitorios estaban en continuo movimiento sobre nosotros; y yo, que iba lleno de vicios, sufra ms que ninguno de mis condiscpulos los rigores del castigo.
  2. Cuando iba o me llevaban a la escuela, ya entraba ocupado de un temor imponderable; con esto mi mano trmula y mi lengua balbuciente ni podan formar un rengln bueno ni articular una palabra en su lugar.

Todo lo erraba, no por falta de aplicacin, sino por sobra de miedo. A mis yerros seguan los azotes, a los azotes ms miedo, y a ms miedo ms torpeza en mi mano y en mi lengua, la que me granjeaba ms castigo”. Y si bien las Cortes de Cdiz prohiben los castigos fsicos en 1813, su uso se prolong hasta entrada la segunda mitad del siglo XIX; la propia Compaa Lancasteriana los estableca en su reglamento, aunque tambin es cierto que tena otros dispositivos para conservar el orden en la escuela, tales como la cuidadosa organizacin de las actividades y los tiempos de los alumnos, ya sealada por Lancaster -“Cuidar de que todos los discpulos en la escuela tengan algo til qu hacer y un motivo para hacerlo”-.

En estas escuelas se aplicara tambin un sistema de premios y castigos para fomentar el aprovechamiento y el comportamiento de los escolares que era de esperarse; de este modo, se empleaban tarjetas conocidas ‘divisa de mrito’, que destacaban lo que se consideraban cualidades: aplicacin, aprovechamiento y dems; que se complementaban con las de castigo, que sealaban los dficit: desaplicacin, desaseo, descuido, traducidos a calificativos peyorativos.

Uno de los mayores estmulos para los escolares constitua en llegar a ser monitores. Las prcticas disciplinarias en la escuela, para el ltimo cuarto del siglo XIX, no haban cambiado sustancialmente; se seguan empleando los azotes, el encierro en los calabozos o cuartos aislados, el retrasar el horario de los alimentos, etc.

  • PROTASIO TAGLE plante algunas medidas menos lesionantes, tales como “amonestacin en pblico o en privado, expulsin de clases por un da; en asuntos graves el maestro deba consultar al director,
  • Los directores quedaban facultados para expulsar en forma temporal o definitiva segn lo requiriera el asunto”.

Una de las disposiciones ms avanzadas al respecto, es el Reglamento de las Escuelas Nacionales Primarias de Diciembre de 1896, que estableci: “En ningn caso se aplicarn en las escuelas oficiales o particulares, castigos que degraden o envilezcan a los nios”.

Las correcciones deseables, sin embargo, siguieron centradas en el sistema de premios y castigos, sancionando las faltas y estimulando el aprovechamiento, la puntualidad, la limpieza, la buena conducta. Esto dio origen, adems, a la demostracin de conocimientos a travs de los exmenes cuyos resultados eran registrados en calificaciones y premiados de diversa manera: con regalos, con monedas, con diplomas.

Para 1889 los alumnos que concluan bien la escuela primaria, reciban una boleta. Es importante sealar que las medidas de orden y correccin que formaban parte de la realidad cotidiana de las escuelas no distaban del trato, muy generalizado por cierto en amplios sectores de la poblacin, de que eran objeto los nios mexicanos y de otras latitudes.

Un indicador de esta situacin, lo constituye el concurso sobre testimonios de maltrato infantil, abierto por la Facultad Poltica de la Universidad de Zurich, Suiza, en los siguientes trminos: Se ofrecen premios de 2’000 francos a la mejor memoria sobre los malos tratos a los nios por las personas encargadas de su custodia, y otra cantidad igual para premiar los trabajos relativos al trabajo excesivo de los nios impuestos por personas responsables de su cuidado o extraos a quienes hayan sido confiados.

Sern preferidos los informes de los maestros de escuela y pueden presentarse escritos en Ingls, Francs, Alemn o Italiano.2.4 Mtodo y sistema. Los otros grandes dispositivos que sirvieron para organizar la vida escolar en sus diversos aspectos son el mtodo y el sistema, cuyos deslizamientos semnticos durante el perodo que abordamos en este texto, resultan particularmente significativos no slo de la construccin de la escuela bsica mexicana, sino de la misma disposicin del sistema educativo nacional, sumum de los procesos de escolarizacin que la modernizacin de la sociedad mexicana construa da con da.

Una de las observaciones tempranas y recurrentes -al final de la Colonia- con la que autoridades y padres de familia valoraban la eficacia-ineficacia de los maestros, es precisamente la de su falta de sistema o mtodo. Las quejas y las crticas de autoridades y padres de familia al respecto son constantes por la carencia de los criterios mnimos para la organizacin de los alumnos, para la seleccin de actividades y su distribucin, para ensear unos contenidos dados, para establecer orden en la vida escolar, la presencia o ausencia de mtodo.

Las imgenes por las que transita la vida de las escuelas, aunada a la preparacin de los maestros, establecen un parteaguas entre los maestros supuestamente preparados para su funcin y los maestros que carecen de elementos para hacerlo; unos desconocen cmo dirigir a los nios y jvenes y mantener las mnimas condiciones para ensearles algo, en tanto que los otros saben cmo hacerlo, pues manejan el mtodo o sistema para organizar a los escolares y disponer lo que hay que aprender.

De tal modo, el parmetro para ponderar el curso de la vida escolar es, pues, el orden o bien el desorden. En este sentido, uno de los criterios tempranos de organizacin de los alumnos es el de su clasificacin en secciones o grupos con fines de enseanza, que dar lugar a diversos sistemas que se van imponiendo y combinando en el curso de las dcadas.

Uno de ellos, vinculado con el Virreinato de la Nueva Espaa, era el individual, de uso comn en las Amigas, donde la maestra atenda a un nio por vez -y se desentenda de todos los dems-; empleaba la Cartilla o Silabario para uso de las escuelas – sistema de lectura utilizado desde la Colonia hasta mediados del XIX- con la cual, a la vez, le enseaba letra por letra, slaba por slaba, hasta formar palabras, y el Catecismo del Padre Ripalda para instruir en las verdades religiosas.

Otro sistema que supera algunas deficiencias del individual, es el sistema simultneo, siguiendo el modelo de los Escolapios, cuyo desarrollo se basa en la organizacin de dos secciones o grupos de nios, unos dedicados a la lectura y otros a la escritura sucesivamente, pues hasta que no dominaban los contenidos de una seccin, no pasaban a la otra.

Un avance importante en este sentido lo represent el sistema de enseanza mutua o Sistema Lancasteriano, atribuido principalmente a Bell y Lancaster, como una solucin a las necesidades de enseanza y la carencia de maestros para atender a una poblacin que iba en aumento.

En l encontramos importantes principios de organizacin de la escuela que, si bien recogen experiencias anteriores dispersas, aportan otros elementos de orden: el maestro trabaja con instructores o monitores que selecciona, y entrena, de entre los alumnos ms aventajados quienes, a su vez, se hacen cargo de grupos de diez escolares, que se llamaban decuriones; asimismo, los contenidos de enseanza -lectura, escritura, aritmtica y doctrina cristiana- se abordan de manera simultnea en el tiempo dedicado a la escuela, y no sucesiva como antes, con una novedad ms: los alumnos formaban parte de diferentes grupos o secciones de acuerdo al aprovechamiento que fueran logrando en cada uno de los contenidos.

El sistema lancasteriano es capaz de atender a numerosos alumnos en perfecto orden y silencio, lo cual se obtiene con una constante actividad de modo que no se distraigan ni se aburran, con rdenes constantes y muy precisas para efectuar los desplazamientos en el local y con una distribucin de actividades y tiempos muy meticulosa, que constituira, de hecho, la primera tabla de horarios escolares.

Si tenemos presente que la Compaa Lancasteriana organiz la instruccin pblica del pas casi durante todo el siglo XIX, podemos comprender que muchas de las crticas que tuvo este sistema proceden de fin de siglo de los pedagogos reconocidos tales como ABRAHAM CASTELLANOS y ENRIQUE RBSAMEN entre otros. El sistema simultneo o colectivo, ms avanzado que el que arriba mencion, prevea que el maestro tena la capacidad de atender a todos los escolares que aprendan todos los contenidos juntos.

En la medida en que avanz el siglo XIX y los maestros se prepararon ms, se impuso este sistema pero partiendo del la base de que los escolares se clasificaban en grupos homogneos en relacin con la edad y los contenidos que manejaban. El maestro distribua su atencin entre cada grupo mientras que los dems realizaban otras actividades.

  1. Este sistema fue aprobado por el Primer Congreso Pedaggico.
  2. En este mismo sentido de sistema, pues, se va haciendo cada vez ms necesaria la clasificacin de los escolares y su disposicin de grupos o clases articuladas en un todo, que ser la arquitectura de lo que conocemos como sistema educativo nacional, acorde con las concepciones positivistas que se fueron imponiendo hacia la segunda mitad del XIX, cuyo bosquejo temprano ya lo encontramos en el proyecto de 1827 para organizar la enseanza en “tres partes” referidas a lo que hoy llamaramos niveles.

La labor de la Compaa Lancasteriana, a lo largo de las dcadas que colabor con la educacin pblica, contribuy a regular y a uniformar las prcticas escolares. Por su parte el uso temprano del mtodo aparece vinculado con los exmenes practicados por el Gremio de Maestros para otorgar licencias para ensear.

Ya desde entonces, uno de sus principales significados se refiere a la disposicin de las condiciones necesarias para la buena marcha de la instruccin y se transforma en uno de los principales parmetros para valorar la enseanza. Por lo general, el mtodo se define en relacin con particulares contenidos o materias de aprendizaje.

As, se transita por diversos momentos que amplan el espectro de posibilidades en relacin con el enriquecimiento de los contenidos de enseanza y van particularizando y sistematizando las experiencias en determinados campos. Me explico: a lo largo del perodo que abordamos en este texto, podemos distinguir dos grandes tendencias en relacin con este campo de problemas: podemos afirmar que desde finales del siglo XVIII hasta el inicio del Porfiriato (1876) domina lo que pudiramos llamar mtodo antiguo, que se caracteriza por prcticas repetitivas, contenidos memorsticos e imitacin de modelos, que fomentaban el sentido de autoridad, la obediencia, la docilidad.

  • Sin embargo, el marcar ciertos principios de organizacin en la marcha de la enseanza, no nos debe hacer perder de vista las particularidades y avances en cada campo de contenidos que se van sucediendo a lo largo del siglo.
  • Por ejemplo, en relacin con los mtodos de lectura, en 1820 se da un cambio importante en la medida en que los maestros van optando por el silabeo en vez del deletreo.

Respecto a esta tendencia que domin el escenario de la vida escolar durante tantas dcadas, resulta sugerente escuchar a Porfirio Daz, hacia 1896, refirindose a los cambios recientes segn los cuales “los mtodos anticuados y rutinarios que hace an ocho aos se practicaban en la inmensa mayora de las escuelas pblicas, se han substituido con una sola tendencia uniforme y dominadora y un mtodo superior y racional”.

La otra gran tendencia que florece durante el Porfiriato, cristaliza en el mtodo de enseanza objetiva y en las lecciones de cosas, antdoto contra el verbalismo de las lecciones orales. Para ello, diversas aportaciones se conjugan, entre las que se cuenta la influencia positivista de Barreda, que recoge los avances cientficos de la poca, como lo expresa Daz Covarrubias: A esta necesidad que hoy siente el mundo moderno, el mundo del trabajo, de la industria y de la influencia definitiva de las ciencias positivas, corresponde la nueva faz que est tomando la instruccin primaria con el sistema conocido bajo el nombre de Lecciones sobre las cosas”.

Asimismo, los desarrollos de la psicologa evolutiva, de la higiene escolar, de la psicopedagoga y las innovaciones de los afamados pedagogos del tercer tercio del XIX radicados en Veracruz, entre los que se cuentan ENRIQUE LAUBSCHER, Enrique Rbsamen y CARLOS A.

CARRILLO, slo por mencionar algunos, que introducen al pas las teoras de Comenio, Froebel, Pestalozzi, Rousseau, Herbart, Spencer, entre otros, reconocen como principio de toda enseanza la manera en que se realiza el aprendizaje: “El conocimiento del mundo material lo adquirimos por medio de nuestros sentidos.

Los objetos y diversos fenmenos del mundo exterior, son la materia sobre la que primeramente se ejercitan nuestras facultades”. A partir de ello, se pondrn en juego muchos otros principios relacionados con la buena marcha de la enseanza: La marcha natural de la educacin es de lo simple a lo complejo; de lo conocido a lo correspondiente desconocido; de los hechos a las causas; cosas antes que nombres, ideas antes que palabras; elementos antes que reglas”.

Por otra parte, los problemas del mtodo tambin se expresan en los textos escolares favorecidos por diversos motivos, puesto que muchas veces su difusin dependa de la influencia de los usos europeos en boga y las concesiones locales para su publicacin, en tanto que otras estaban directamente prohibidos por las autoridades religiosas o civiles, tambin constituyeron otra de las expresiones y opciones en relacin con el mtodo, pues el autor verta ah una determinada forma de transmitir conocimientos.

Sin ir ms lejos, los catecismos y las cartillas, si bien su uso temprano procede de la Colonia en relacin con los contenidos mnimos de doctrina religiosa y rudimentos de lectura, como ya lo sealbamos, tambin es cierto que, avanzando los siglos constituyeron un recurso para poner a disposicin de grandes sectores de poblacin diversos contenidos presentados en sus aspectos ms elementales.

  • El mtodo que ah se sigue indudablemente es repetitivo, memorstico y basado en la autoridad, acorde con los valores que se fomentaban.
  • Otro ejemplo, lo tenemos en los diversos mtodos de lectura, no exentos de polmicas, que se concentraron en los textos de autores tales como Enrique Rbsamen, Luis G.
  • Mantilla, GREGORIO TORRES QUINTERO, etc., o bien en relacin con el caso de la enseanza de la historia, tambin motivo de debate, a travs de los textos del propio Rbsamen, de Guillermo Prieto, de Justo Sierra.

Finalmente, puede decirse que en las nociones de mtodo y sistema se inscriben las aspiraciones, inicialmente de los ilustrados liberales y posteriormente de los cientficos positivistas, para darle uniformidad a la enseanza a travs de los contenidos y su organizacin, de los procesos seguidos en su desarrollo, de los implementos y tiles -entre los que se incluyeron los libros de texto desde finales del XIX-, de la distribucin de tiempos y actividades, de la valoracin de resultados, del sistema de estmulos y castigos.

A la legislacin y los reglamentos respectivos correspondera normarla y dar juego a las particularidades de cada regin, siempre en medio de los vaivenes y polmicas del centralismo y el federalismo. Todos los debates, reflexiones y medidas que se dieron en torno a la uniformidad de la enseanza a lo largo del XIX, implicaran la gestin de las autoridades en turno -Iglesia, Cabildo, Ayuntamiento, Municipio, Estado- para asumir las riendas de lo que se enseaba, de cmo se enseaba y de quin lo enseaba para decidir sobre ello.2.5 Inspectores.

Estas disposiciones, orientadas a regular y a darle organicidad a las prcticas educativas, eran acordes por lo dems con la vocacin universalista del espritu ilustrado y se erigieron en la mxima aspiracin de la Repblica: la unidad nacional se podra lograr a partir de la uniformidad de la enseanza que permitira superar las diferencias y desigualdades.

  • Estos propsitos desde muy temprano requirieron de un sistema de vigilancia no slo de los maestros sobre los educandos, expresin de las tecnologas del orden, que se implement a partir de la figura del Cuerpo Inspector de las escuelas (1827).
  • La vigilancia y control se ejercera no slo por parte del maestro hacia los instructores, ni de los instructores hacia los escolares, sino de las autoridades escolares hacia los maestros para reconocer las condiciones en que trabajaban, su desempeo, los mtodos que empleaban, la disciplina que administraban, las dificultades y carencias que constataban.

Todo esto a partir de un sistema de visitas e intercambio de informes razonados que se van tornando ms complejos y ms fundamentados cada vez. La figura del inspector fue recreada a partir de la Ley reglamentaria de instruccin obligatoria (1891), que prevea la creacin de un Consejo Superior de Instruccin Primaria que vigilara la marcha tcnica y administrativa de las escuelas a travs de un cuerpo de inspectores.

Las diversas tecnologas del orden aportaron experiencias y reflexiones que dieron lugar a la construccin de saberes especializados en relacin con la escuela como bien pblico, con sus actores, con sus prcticas cotidianas, que se conocern genricamente como pedagoga moderna, uno de los frutos ms preciados del siglo XIX que al Porfiriato le correspondi el mrito de cosechar.

No por casualidad la profesin de maestro de escuela elemental fue una de las ms estimuladas y valoradas durante el Porfiriato de manera directamente proporcional al auge de la llamada poca de oro de la escuela elemental; del mismo modo, la vocacin educadora que madur en esta poca dio lugar a una plyade de educadores de diversas profesiones y ocupaciones: periodistas, literatos, mdicos, abogados, hombres de Estado.

A modo de Conclusión: Los primeros pasos en la educacin popular mexicana se dieron desde la perspectiva de la enseanza religiosa; sobre el esfuerzo desplegado por los evangelizadores de estas latitudes, se yuxtapondra despus el de la civilizacin ilustrada de los amplios sectores de la poblacin mexicana, que es el ambiente en el que la escuela bsica construye los rasgos que la definen como tal y en el que adquiere un lugar privilegiado en la vida de la sociedad.

Puede decirse que en el transcurso del siglo XIX la escuela de primeras letras transita, grosso modo, de las imgenes desordenadas, caticas, irregulares y ruidosas de la vida escolar, a las de una escuela dominada por el trabajo, el silencio y el orden, que quiere tener cada cosa en su lugar y un lugar para cada cosa.

  1. Los cambios se sucedieron de manera lenta, casi imperceptible, no exentos de fracturas, de resistencias, de contradicciones y de consecuencias.
  2. Sin embargo, la escuela bsica del Porfiriato finalmente logr asumir que su tarea, ms que instruir, era educar,
  3. Laubscher y Rbsamen, Ildefonso Estrada, primero; ms adelante Justo Sierra y Ezequiel A.

Chvez, coincidiran en que la tarea ms importante de la escuela era incidir en el desarrollo integral y armnico del nio; esto es, en el desenvolvimiento de sus aspectos fsico, intelectual, moral y esttico. ste ser el legado del siglo XIX a la escuela primaria de la Revolucin Mexicana, pero tambin le hereda los dficit que, a pesar de grandes esfuerzos, no haba logrado superar del todo, tales como la insuficiente atencin a la vasta y compleja tarea de la educacin indgena y de la escuela rural, que los maestros revolucionarios asumirn como bandera.

Una invención del siglo XIX. La escuela primaria (1780-1890)
Ver respuesta completa

¿Qué pasó el 14 de marzo de 1993?

1993: Andorra aprueba su Constitución en referéndum popular.
Ver respuesta completa

¿Qué pasó el 12 de marzo de 1993?

Acontecimientos –

  • 538 : Witiges, rey de los ostrogodos, finaliza su sitio de Roma y se retira a Rávena, dejando la ciudad en manos del victorioso general romano, Belisario ​
  • 1354 : Pedro IV de Aragón funda la Universidad Sertoriana de Huesca,
  • 1376 : en la localidad de Vicenza, a 70 km al oeste de Venecia (en la actual Italia ) se siente un violentísimo terremoto. ​
  • 1535 : el capitán Francisco Pacheco funda la ciudad de Puerto Viejo, la primera que se erigió en la costa de Ecuador
  • 1550 : ocurre la Batalla de Penco, contienda librada en la Guerra de Arauco
  • 1595 : en Tolima ( Colombia ) entra en erupción el volcán Nevado del Ruiz, dejando un saldo de 636 víctimas.
  • 1622 : Ignacio de Loyola, fundador de los jesuitas, y Teresa de Jesús, fundadora de los carmelitas descalzos, son convertidos en santos por la Iglesia Católica,
  • 1664 : Nueva Jersey se convierte en una colonia de Reino Unido,
  • 1732 : Se expide Real Orden expedida en Sevilla donde se autorizó el establecimiento del Gobierno de Sonora y Sinaloa a cargo de un Gobernador y capitán general.
  • 1806 : En Venezuela, el prócer Francisco de Miranda enarbola por primera vez la bandera que se convertiría en la enseña de ese país.
  • 1813 : en Argentina, la Asamblea General Constituyente aprobó oficialmente el escudo nacional del país.
  • 1833 : Guerras carlistas : combate de Larremiar (Navarra), en el que se enfrentan Espoz y Mina y Zumalacárregui,
  • 1854 : Argentina : Se instala la Municipalidad en San Nicolás de los Arroyos,
  • 1868 : en la ciudad de Sídney ( Australia ), un tal Henry James O’Farrell intenta asesinar al príncipe Alfredo de Edimburgo, (Será ahorcado un mes después).
  • 1871 : Alemania : el astrónomo Karl Theodor Robert Luther descubre Amaltea (el quinto satélite de Júpiter ).
  • 1881 : en Escocia (Reino Unido), Andrew Watson se convierte en el primer capitán escocés negro de la selección de fútbol de su país.
  • 1888 : en Nueva Jersey, Nueva York, Massachusetts y Connecticut continúa desde ayer la Gran Tormenta de Nieve de 1888, con vientos de 72 km/h. En los próximos dos días caerán más de 120 cm, haciendo que la gente queda encerrada en sus casas durante una semana.
  • 1894 : en Vicksburg (Misisipi) se venden las primeras botellas de Coca-Cola,
  • 1896 : en Chile se funda la comuna de Río Negro,
  • 1908 : el grupo panmacedonio se forma en Atenas para apoyar la minoría macedonia griega.
  • 1913 : Canberra se convierte en la capital de Australia,
  • 1918 : Moscú se convierte en la capital de Rusia quitando de ese privilegio que duraba 215 años a San Petersburgo, Lenin se instala en el Kremlin,
  • 1919 : estalla en Egipto un movimiento nacionalista contra los británicos, que alcanzaría grandes proporciones.
  • 1924 : el máximo órgano del poder de Turquía abole el califato y el sultanato,
  • 1925 : Chiang Kai Shek asume el mando del Kuomintang,
  • 1928 : en California (Estados Unidos) se rompe la presa de San Francisco ; mueren unas 400 personas.
  • 1930 : en la India, Mahatma Gandhi conduce la Marcha de la Sal, El líder pacifista y su séquito recorren 300 km hacia el mar para desafiar el monopolio que el Imperio británico realizaba sobre la sal.
  • 1933 : Gran Depresión : Franklin D. Roosevelt se dirige a la nación estadounidense por primera vez como presidente.
  • 1938 : Alemania se anexiona Austria, el llamado Anschluss planificado por los nazis,
  • 1939 : Finlandia capitula ante la Unión Soviética,
  • 1939: coronación del papa Pío XII,
  • 1940 : en Moscú (Unión Soviética) ―en el marco de la Segunda Guerra Mundial ― Finlandia firma el Tratado de Paz de Moscú con la Unión Soviética, cediendo casi toda la zona de Karelia, Las tropas finesas desalojan la población residente.
  • 1943 : En el ámbito de la Segunda Guerra Mundial, la ciudad alemana de Essen es bombardeada siendo destruidas buena parte de las fábricas Krupp. ​
  • 1945 : En el marco de la Segunda Guerra Mundial, la ciudad alemana de Dortmund es bombardeada por 1108 aviones que lanzaron 4158 bombas, produciéndose 1148 víctimas mortales y 2451 gravemente heridos. ​
  • 1945 : En el ámbito de la Segunda Guerra Mundial, la ciudad alemana de Swinemünde, en la actualidad ciudad polaca llamada Swinoujscie en la voivodia de Pomerania Occidental, es bombardeada por 671 bombarderos y 412 cazas que arrojaron 1609 toneladas de bombas, causando 23.000 víctimas, la mayoría civiles, pero nadie se ocupó de contarlas, ni las de los 13 buques hundidos. ​
  • 1947 : la Doctrina Truman se proclama para erradicar el comunismo,
  • 1948 : en Costa Rica estalla la guerra civil, provocada por las anulación de las elecciones presidenciales en las que había sido elegido Otilio Ulate Blanco,
  • 1950 : los belgas aprueban en referéndum el retorno del rey Leopoldo,
  • 1955: en el Sitio de pruebas de Nevada, Estados Unidos detona su bomba atómica Hornet (‘avispón’), de 4 kilotones, Es la bomba n.º 56 de las 1132 que Estados Unidos detonó entre 1945 y 1992,
  • 1958 : concluyen los ataques de bandas armadas marroquíes del partido Istiqlal contra las guarniciones españolas de Ifni,
  • 1967 : Suharto releva en el poder a Sukarno y se convierte en presidente de Indonesia,
  • 1967: en Reino Unido se lanza el álbum The Velvet Underground and Nico, el primero de la banda Velvet Underground,
  • 1968 : la isla Mauricio se independiza del Imperio británico,
  • 1971 : Hafez al-Assad es elegido jefe del Estado de Siria,
  • 1977 : asesinan en El Salvador a Rutilio Grande, considerado el primer mártir jesuita en la Guerra Civil de El Salvador,
  • 1986 : los españoles votan sí en referéndum a la permanencia del país en la OTAN,
  • 1986 : la sonda europea Giotto se encuentra con el cometa Halley,
  • 1989 : Tim Berners-Lee redacta el primer borrador que definió la web y el hipertexto, propuesta que sentará las bases de la red global de conocimiento colectivo. ​
  • 1993 : Corea del Norte anuncia que se retira del Tratado de No Proliferación Nuclear y rechaza permitir que inspectores entren en las instalaciones nucleares,
  • 1994 : la Iglesia anglicana ordena a su primera mujer sacerdote, ​
  • 1995 : en la ciudad estadounidense de Salt Lake City (Utah), Gordon B. Hinckley es ordenado presidente de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días,
  • 1996 : En Washington, el Gobierno estadounidense aprueba la Ley Helms-Burton, que recrudece las medidas económicas y financieras contra Cuba,
  • 1999 : la República Checa, Hungría y Polonia ingresan en la OTAN,
  • 2003 : en Belgrado, el primer ministro serbio Zoran Djindic es asesinado.
  • 2006 : en Colombia se realizan las elecciones legislativas,
  • 2006: en El Salvador se realizan las elecciones legislativas y municipales,
  • 2013 : en la Ciudad del Vaticano se da inicio al cónclave del que saldrá elegido el sucesor de Benedicto XVI,
  • 2014 : en el barrio latino de Harlem, en la ciudad de Nueva York (Estados Unidos) se derrumban dos edificios.
  • 2015 : Termina en Estados Unidos la primera temporada de la serie animada Steven Universe, con el episodio >

Ver respuesta completa

¿Qué pasó el 8 de marzo de 1993?

El 8 de marzo de 1993 en Francia, Tacones lejanos, de Pedro Almodóvar gana el premio César a la mejor película extranjera.
Ver respuesta completa

¿Qué pasó en 1970 México sobre el sistema educativo?

Durante 1970 el Sistema Educativo atendía a 738 mil estudiantes, y 20 años después la matrícula se incrementó en cerca de un millón, al atender a 1 716 mil alumnos. Aquí también se observa una diferencia en los ritmos de expansión entre las décadas.
Ver respuesta completa

¿Cómo ha evolucionado la educación obligatoria 2001 2002 a 2016 2017?

La educación primaria fue la que más cambios tuvo: 8 de cada 10 escuelas en el ciclo escolar 2001-2002 eran de turno matutino y prácticamente no existían las escuelas de turno continuo; después, en el ciclo 2016-2017 hubo una reducción: 7 de cada 10 escuelas tenían el turno matutino, y las escuelas de turno continuo
Ver respuesta completa

¿Cómo era la educación en México en el año 1980?

Reformas principales en la década de los 80 El currículum de los 9 años de educación básica se organizaría, de acuerdo a la Ley de 1980, en 3 ciclos de 4, 3 y 2 años. El primer ciclo (instrumental) consistiría en unidades altamente inter-relacionadas, enfatizando el lenguaje y matemática, y a cargo de la misma maestra.
Ver respuesta completa

¿Cuál debe ser el periodo de educación obligatoria?

La educación obligatoria es la escolaridad exigida por ley; la edad hasta la cual lo/as niño/as están legalmente obligados a asistir a la escuela, p. ej., al cumplir los 15 años. Por lo tanto, la edad límite de la escolarización obligatoria es diferente al límite de edad de un programa educativo.
Ver respuesta completa

¿Cuáles son los niveles de educación obligatoria en México?

Conoce el Sistema Educativo Nacional Secretaría de Educación Pública | 19 de marzo de 2015

El Sistema Educativo Nacional está compuesto por los tipos: Básico, Medio Superior y Superior, en las modalidades escolar, no escolarizada y mixta.La educación de tipo básico está compuesta por los niveles Preescolar, Primaria y Secundaria. El tipo Medio-Superior comprende el nivel de bachillerato, así como los demás niveles equivalentes a éste, y la educación profesional que no requiere bachillerato o sus equivalentes.

El tipo superior es el que se imparte después del bachillerato o de sus equivalentes. Está compuesto por la licenciatura, la especialidad, la maestría y el doctorado, así como por opciones terminales previas a la conclusión de la licenciatura, como los estudios de Técnico Superior Universitario.
Ver respuesta completa