Como Evitar La Discriminación En La Escuela Yahoo?

Como Evitar La Discriminación En La Escuela Yahoo
¿Cómo prevenir la discriminación escolar? – A pesar de que el miedo y el odio hacia lo diferente parecen tener cierto componente innato, la realidad es que la discriminación escolar está provocada sobre todo por los aprendizajes que realizan los niños a partir de lo que ven a su alrededor.

  1. Por eso, la prevención de estas situaciones está relacionada precisamente con la educación;
  2. Por una parte, los padres tienen que mostrar con su ejemplo que no es necesario tenerle miedo al que es diferente;

Muchas veces, los adultos actuamos de formas no muy constructivas sin darnos cuenta; pero los niños absorben toda la información de su entorno, y crean su visión del mundo en base a ella. Por eso, la mejor manera de prevenir la discriminación escolar es que los padres de cada niño sean muy conscientes de la manera en que actúan cuando están delante de alguien que es diferente.

Los pequeños absorberán esta información, y tenderán a actuar de la misma manera en el ámbito educativo. Además de esto, ya dentro del propio centro escolar es posible fomentar la apertura mental y la inclusividad de los niños.

Para ello, una manera muy efectiva es exponerles directamente a compañeros con características diferentes, tratando de ayudarles a ponerse en su lugar. Si se realiza correctamente este trabajo, los niños podrán desarrollar su empatía y comenzarán a darse cuenta de que las diferencias que los separan de los demás son tan solo superficiales.

¿Cómo evitar la discriminación escolar?

25 acciones para evitar la discriminación en la escuela: –

  • 1- Implementar dispositivos que permitan crear un alerta de la situación.
  • 2- Crear medios digitales institucionales que permitan vincular denuncias anónimas.
  • 3- Establecer alianzas con los diferentes organismos de seguridad del niño, niña y adolescente.
  • 4- Crear las redes sociales para difundir contenido informativo y educativo sobre la discriminación en las escuelas.
  • 5- Impartir charlas para los padres y representantes donde se les oriente a fomentar la equidad de género dentro de la familia.
  • 6- Propiciar encuentros con los padres de familia e hijos para generar comunicación asertiva y efectiva.
  • 7- Formar a los Padres mediante talleres en referencia a la Tolerancia, donde ellos aprendan a reconocer que sus exigencias no son las expectativas de sus hijos.
  • 8- Los docentes deben utilizar un lenguaje positivo, directo y especifico de que deben hacer los alumnos 
  • 9- Introducir en la matriz curricular de la institución temas alusivos a la discriminación.
  • 10- Desarrollar actividades deportivas que ayuden a los niños a descubrir el amor propio.
  • 11- Fomentar la autoestima a través de la lectura.
  • 12- Promover un lenguaje inclusivo mediante obras de teatro.
  • 13 Realizar debates donde los alumnos puedan intercambiar sus apreciaciones e impresiones acerca de las “bromas” y lo perjudicial que pueden ser para el entorno.
  • 14- Inculcar en los estudiantes de la institución valores humano-cristianos para que aprendan a manejar sus emociones y dignifiquen su integridad.
  • 15- A través de la herramienta del Psicodrama ayudar a los alumnos a reconocer su propio conflicto y ofrecerle estrategias que los oriente a buscar un tren de nuevas oportunidades.
  • 16- Dictar foros al personal de la institución sobre la discriminación escolar.
  • 17- Promover la difusión de carteles alusivos a los derechos humanos.
  • 18- Reforzar los valores del respeto, la tolerancia y la responsabilidad mediante actividades para realizar en casa con la familia.
  • 19- Incorporar en la escuela un departamento con profesionales que ofrezcan herramientas para tratar la violencia doméstica y orientar a la familia a la inclusión, la paz y la tolerancia.
  • 20- Intercambiar saberes sobre la discriminación con otras instituciones para que entre los alumnos se fomente la confianza en sí mismo.
  • 21- Difundir a través de los diferentes medios de comunicación regional campañas de concientización con miras a evitar la discriminación escolar.
  • 22- Tener consejeros en cada aula de clase que ejerzan prácticas de perdón entre los alumnos que propician la discriminación, ayudándolos a reconocer, que se deben aceptar y respetar unos con otros.
  • 23- Disponer de una personal de seguridad calificado en los merenderos, canchas, pasillos y áreas comunes de la escuela para velar por la integridad y seguridad del estudiantado.
  • 24- Reconocer y recompensar a los estudiantes que se esmeren por fomentar el respeto con sus demás compañeros.
  • 25- Los casos de discriminación que han sido resuelto gracias a todas las acciones implementadas, es necesario llevar un registro que perdure en los archivos de la institución, para hacerle seguimiento a los estudiantes involucrados.

¿Cómo evitar la discriminación?

Descargar el PDF Descargar el PDF Se define discriminación al hecho de tratar a alguien de manera distinta en función a la raza, la religión, el género, la sexualidad, la edad o la discapacidad. Es importante adoptar una atmósfera inclusiva y acogedora para evitar la discriminación. En el trabajo y en la escuela, implementa políticas de igualdad de oportunidades. Si alquilas o vendes casas, ten cuidado de no incluir accidentalmente lenguaje exclusivo o barreras al promocionar una propiedad.

  1. 1 Crea una política antidiscriminatoria para el entorno laboral. Asegúrate de que los empleados entiendan qué tipos de conductas son aceptables y cuáles no. Publica estas reglas en lugares públicos como el comedor, el espacio de trabajo comunal o el dispensador de agua. Además, envía un correo electrónico a todos los empleados. [1]
    • Haz énfasis en que los chistes basados en el género, la sexualidad, la raza o la religión no son aceptables en el entorno laboral.
    • Prohíbe el lenguaje despectivo, como insultos raciales o basados en la edad, la discapacidad, el género, la religión o la sexualidad.
    • Aclara que los ascensos, los aumentos de sueldo y otras oportunidades se decidirán en función de la experiencia y las aptitudes, y no de la raza, el género, la sexualidad, la edad o la religión.
  2. 2 Haz cumplir las consecuencias de infringir la política antidiscriminatoria. Escribe el protocolo para reportar incidentes de acoso o discriminación en el entorno laboral y colócalo junto a las reglas. Esta medida ayudará a los empleados a entender qué deben hacer para reportar un incidente, así como cuáles son las consecuencias de una infracción. [2]
    • Las consecuencias pueden incluir una capacitación antidiscriminatoria, un taller en el departamento de Recursos Humanos o (dependiendo de la industria) una suspensión temporal.
    • Asegúrate de que los empleados entiendan que lo incidentes de discriminación se tendrán en cuenta en las evaluaciones de desempeño.
  3. 3 Escribe anuncios de trabajo que atraigan a una amplia variedad de personas. Es importante que los anuncios del empleo no hagan que algunas personas se desanimen de solicitarlo. Enfócate en las habilidades necesarias para este. Evita especificar una edad, un género o un estilo de vida en particular para el candidato deseado. [3]
    • Enfócate en las habilidades, como años de experiencia, capacidad técnica o requisitos de titulación. No digas que el trabajo ideal es para jóvenes, jubilados, hombres, ciudadanos estadounidenses u otros grupos, pues todo esto se puede considerar una forma de discriminación.
    • Incluye una política de diversidad e inclusión en el anuncio de trabajo. Indica que se trata de un lugar de trabajo con igualdad de oportunidades y que no discrimina por motivos de género, raza, religión, etnia o discapacidad.
  4. 4 Solicita los mismos documentos a todos los postulantes. No pidas documentos adicionales relacionados con los antecedentes laborales solo porque alguien parezca extranjero o “étnico”. Siempre que el empleado pueda proporcionar el formulario I-9 y otros documentos requeridos para el trabajo, no investigues sus antecedentes laborales. [4]
  5. 5 Maneja las acusaciones de discriminación seriamente. Si alguien alega que se le ha discriminado, derívalo al responsable de Recursos Humanos. Entrevista a la persona que haya causado la discriminación y anota todo lo que diga. Guarda este registro en caso de que ocurra otro incidente. [5]
    • No le digas a la persona que es “demasiado sensible” o que “imagina cosas”.
    • Dependiendo de la gravedad de la acusación, es posible que debas aplicar medidas disciplinarias, como una capacitación en sensibilidad o un período de prueba en el trabajo.
    • Si la empresa es demasiado pequeña para un cargo de RR. HH. exclusivo, designa a alguien para que sea el “agente de contacto”, el cual se encargará de manejar los asuntos de discriminación además de sus deberes normales.
  6. 6 Ofrécele al personal una formación anual sobre la discriminación o el acoso. La capacitación podría incluir talleres de sensibilización, educación intercultural o un seminario de inclusión. Recuérdales siempre a los empleados las políticas antidiscriminatorias de la oficina en estas reuniones. [6]
    • La capacitación debe incluir temas de género, raza, estatus LGBTQ+, tamaño, discapacidad, religión y edad.
  7. 7 Haz que la oficina o el entorno laboral sea accesible. Accesibilidad significa que todos los empleados pueden buscar y acceder a los recursos, los lugares y las herramientas necesarios para completar su función. Las personas con discapacidades físicas o mentales pueden requerir herramientas o recursos distintos. [7]
    • Instalar una rampa en una tienda minorista, instalar un escritorio para estar de pie o sentado para un empleado con algún problema crónico de la espalda o tomar medidas para proteger a una persona autista que esté inquieta en las reuniones de la junta directiva ayudan a las personas con problemas de movilidad, discapacidades físicas o problemas mentales.
    • Si un empleado solicita salir temprano para una cita con el médico o para trabajar desde su casa por cuestiones médicas, es mejor darle la flexibilidad que necesita. Si las solicitudes se vuelven extensas o constantes, puede ser el momento de hablar con el empleado sobre lo que sucede.
  1. 1 Usa materiales educativos que representen a un grupo diverso de personas. Los libros, los afiches, los videos y otros materiales que se usen en las clases deben mostrar a personas de diferentes razas, religiones y estilos de vida. Estos materiales crearán una atmósfera segura y fomentarán la participación de niños de distintos trasfondos. [8]
  2. 2 Llama a los estudiantes al azar para no favorecer a un grupo por encima de otro. Para que no parezca que favoreces o que molestas a ciertos estudiantes, llámalos al azar escogiendo nombres de un tazón o escribiendo sus nombres en palos. No llames nuevamente a un estudiante hasta que no hayas llamado a todos. [9]
  3. 3 Ofréceles ajustes a los estudiantes con discapacidades u otras necesidades. Si un estudiante tiene un documento llamado Plan de Educación Individualizado (PEI), debes proporcionarle ajustes razonables con respecto a su situación. [10]
    • Los ajustes razonables incluyen permitirles usar dispositivos especiales en clase, usar un dispositivo para tomar notas, darles tiempo adicional en los exámenes o darles más tiempo para ir de una clase a otra.
    • Asegúrate de que la escuela tenga rampas, ascensores y otras estructuras para mejorar la accesibilidad.
    • Aunque el niño no tenga aún un PEI, trabaja con él y sus padres para crear un plan de ajuste que le ayude a tener éxito. Esta medida te ayudará a evitar cualquier reclamo de discriminación por discapacidad.
  4. 4 Evita pedirles a los estudiantes que sean representantes de su raza, religión o estilo de vida. Aunque puede parecer cordial pedirles a los estudiantes que hablen de su experiencia, singularizarlos puede hacer que se sientan aislados o distintos. Deja que un estudiante hable de estos temas por su cuenta. [11]
  5. 5 Maneja los reportes de bullying (acoso) y discriminación rápidamente. No ignores la queja ni le digas al estudiante que es demasiado sensible. Investiga el problema hablando con los estudiantes que puedan haber sido testigos del incidente. Toma medidas disciplinarias contra los bullies (acosadores) si es posible. [12]
    • Puedes poner a los bullies en detención o cambiarlos a una clase distinta. También puedes ofrecerles a los infractores reincidentes asesoramiento después de la escuela y capacitación en sensibilidad.
  1. 1 Toma en cuenta a todos los solicitantes a la hora de vender o alquilar una casa. De acuerdo con la Ley de Vivienda Justa de los Estados Unidos, no se puede discriminar a una persona al vender o alquilar una propiedad por raza, color, nacionalidad, religión, sexo, estado familiar o discapacidad. Al promocionar una casa, recuerda que debes tratar a todos los solicitantes por igual. [13]
  2. 2 Escribe un anuncio que se enfoque en la propiedad y no en el arrendatario. El anuncio debe contener el tamaño, las instalaciones y el costo de la casa. Enfócate en las cualidades positivas de la propiedad. No hagas una lista de lo que buscas en un arrendatario, pues podría interpretarse como una exclusión de otros tipos de personas. [14]
    • Por ejemplo, no digas que prefieres que mujeres jóvenes vivan en tu casa o que no la alquilas a estudiantes.
    • Incluso palabras como “ideal para familias” o “un apartamento perfecto para solteros” se pueden interpretar como discriminación, pues hacen que parezca que buscas un tipo determinado de solicitante.
  3. 3 Establece los mismos requisitos para cada solicitante. No le pidas a una persona un depósito, una calificación crediticia o referencias diferentes a los de otros solicitantes. Eso puede interpretarse como discriminación. Establece con anticipación los requisitos que debe cumplir un arrendatario. [15]
    • Por ejemplo, no le pidas a una persona más referencias solo porque es joven y soltera. Pide a cada arrendatario potencial la misma cantidad de referencias.
    • Si alguien llama y pregunta por la casa, asegúrate de darle la misma cantidad de información que le das a todo el mundo. No hagas suposiciones acerca de la persona en función de su nombre o acento.
  4. 4 Escoge a un arrendatario en función a los ingresos, el crédito y las referencias. La elección de un arrendatario se debe basar en factores comerciales. Si un postulante tiene el nivel adecuado de ingresos como para costear la casa, un buen crédito y referencias sólidas, alquílale o véndele la casa. [16]
  5. 5 No hagas excepciones con algunos arrendatarios. No hagas favores especiales ni ofrezcas beneficios a algunos arrendatarios y no a otros. Si le das a un arrendatario un mes de descuento en el alquiler o le rebajas el depósito, los otros arrendatarios pueden alegar que das preferencia a algunas personas. [17]
  1. 1 Usa un lenguaje inclusivo en vez de términos despectivos. Usar un lenguaje tolerante es el primer paso para ser inclusivo y abierto. Presta atención a los términos que uses. Nunca digas comentarios raciales, sexuales o religiosos. [18]
    • Escoge el lenguaje apropiado al hablar sobre la discapacidad, la raza, el género, la edad, etc. La mayoría de las comunidades minoritarias tienen preferencias lingüísticas específicas que son muy importantes para estas.
      • Si no sabes cuál es el lenguaje que una persona específica prefiere, no temas preguntárselo.
    • Si no estás seguro del género de una persona, usa términos neutrales como “pareja” en vez de “novio” o “novia”, “elle” en vez de “él” o “ella”, y “padre” en vez de “mamá” o “papá”. Usa el criterio para determinar cuándo es apropiado usar palabras más específicas para el género.
    • Es posible que creas que “no hay ningún problema” con usar un término despectivo porque un amigo de un grupo determinado lo diga. Sin embargo, toma en cuenta que eso no significa necesariamente que sea aceptable que tú uses ese término.
  2. 2 Escucha a los demás cuando expliquen sus ideas o experiencias. Si alguien habla, déjalo hablar. Evita interrumpirlo. Toma en cuenta sus ideas, valida sus experiencias y asegúrate de que sepa que valoras lo que dice. [19]
    • Es habitual que algunos grupos de personas sean silenciados, ignorados o rechazados por su género, raza, religión o identidad. Aunque no estés de acuerdo con una idea, agradécele a la persona por dártela.
    • Repite lo que dice la persona para que sepa que la escuchas. Puedes decir algo como “Lo que escucho es que te molesta que alguien ignore tus ideas”.
    • En un contexto grupal, asegúrate de que todos tengan la oportunidad de hablar. Si una persona monopoliza la conversación, di algo como “Gracias por tu tiempo. Ahora escuchemos a alguien más”.
  3. 3 No hagas suposiciones en cuanto al género, la sexualidad, la raza o la nacionalidad de alguien. La apariencia, la voz o la ropa de alguien no es un buen indicador de su identidad. Si conoces a una persona, no hagas comentarios sobre su trasfondo a menos que haya hablado contigo específicamente al respecto. [20]
    • No le preguntes a una persona de qué país es solo porque creas que luce o suena como un inmigrante.
    • Si una persona te pide que uses ciertos pronombres para referirte a ella, respeta sus deseos.
    • Si no estás seguro acerca de algo, pregunta educadamente. Por ejemplo, puedes preguntar algo como “¿Te molestaría si te pregunto qué terminología prefieres?”.
  4. 4 Cuenta chistes apropiados y no ofensivos. El humor puede alegrar el ambiente, pero a menudo tiene lugar a expensas de otra persona. Evita las bromas que se burlen de la etnia, la raza, el género o la sexualidad de una persona. [21]
    • El hecho de que algo sea una broma no significa que para los demás no sea ofensivo.
  5. 5 Socializa con una amplia variedad de personas. Salir con un grupo más diverso de personas puede ayudarte a reducir tus propios prejuicios. Sal a conocer personas probando experiencias nuevas. Puedes hacer las siguientes cosas: [22]
    • trabajar como voluntario en una beneficencia
    • unirte a un club de justicia social
    • tomar una clase para aprender una habilidad nueva
    • visitar una casa de culto
    • asistir a un festival cultural
    • escribir a un amigo por correspondencia de otro país
You might be interested:  Cinco Normas Que Pueden Ayudar A Cuidar La Escuela?

¿Qué es la discriminación en la Escuela?

Sí, sí existe. ¿Qué es la discriminación en la escuela? – Como Evitar La Discriminación En La Escuela Yahoo La discriminación tiene lugar cuando una persona no puede disfrutar de sus derechos humanos o de otros derechos legales en condiciones de igualdad con otras personas debido a una distinción injustificada que se establece en la política, la ley o el trato aplicados. Amnistía Internacional La discriminación , en términos generales, es entonces el trato desigual a otra persona o colectividad. Este se puede dar debido a motivos raciales, religiosos, políticos, entre otros. Es una situación que afecta a la sociedad en general y a los diferentes espacios que se crean dentro de ella.

  • Teniendo en cuenta lo anterior, se puede decir con toda certeza que la discriminación escolar es una realidad;
  • Esta se define como un tipo de violencia escolar que se centra en encontrar la “homogeneidad escolar”;

Dicha búsqueda conlleva a que se deje de lado la sola idea de diversidad y mucho más la práctica de la misma. Algunos ejemplos de discriminación en la escuela son las burlas sobre características físicas, el desprecio hacia alguna condición especial, el rechazo o mal servicio a alumnos en situaciones socioeconómicas complicadas, entre otros.

¿Cómo evitar la discriminación por discapacidad?

Descargar el PDF Descargar el PDF Se define discriminación al hecho de tratar a alguien de manera distinta en función a la raza, la religión, el género, la sexualidad, la edad o la discapacidad. Es importante adoptar una atmósfera inclusiva y acogedora para evitar la discriminación. En el trabajo y en la escuela, implementa políticas de igualdad de oportunidades. Si alquilas o vendes casas, ten cuidado de no incluir accidentalmente lenguaje exclusivo o barreras al promocionar una propiedad.

  1. 1 Crea una política antidiscriminatoria para el entorno laboral. Asegúrate de que los empleados entiendan qué tipos de conductas son aceptables y cuáles no. Publica estas reglas en lugares públicos como el comedor, el espacio de trabajo comunal o el dispensador de agua. Además, envía un correo electrónico a todos los empleados. [1]
    • Haz énfasis en que los chistes basados en el género, la sexualidad, la raza o la religión no son aceptables en el entorno laboral.
    • Prohíbe el lenguaje despectivo, como insultos raciales o basados en la edad, la discapacidad, el género, la religión o la sexualidad.
    • Aclara que los ascensos, los aumentos de sueldo y otras oportunidades se decidirán en función de la experiencia y las aptitudes, y no de la raza, el género, la sexualidad, la edad o la religión.
  2. 2 Haz cumplir las consecuencias de infringir la política antidiscriminatoria. Escribe el protocolo para reportar incidentes de acoso o discriminación en el entorno laboral y colócalo junto a las reglas. Esta medida ayudará a los empleados a entender qué deben hacer para reportar un incidente, así como cuáles son las consecuencias de una infracción. [2]
    • Las consecuencias pueden incluir una capacitación antidiscriminatoria, un taller en el departamento de Recursos Humanos o (dependiendo de la industria) una suspensión temporal.
    • Asegúrate de que los empleados entiendan que lo incidentes de discriminación se tendrán en cuenta en las evaluaciones de desempeño.
  3. 3 Escribe anuncios de trabajo que atraigan a una amplia variedad de personas. Es importante que los anuncios del empleo no hagan que algunas personas se desanimen de solicitarlo. Enfócate en las habilidades necesarias para este. Evita especificar una edad, un género o un estilo de vida en particular para el candidato deseado. [3]
    • Enfócate en las habilidades, como años de experiencia, capacidad técnica o requisitos de titulación. No digas que el trabajo ideal es para jóvenes, jubilados, hombres, ciudadanos estadounidenses u otros grupos, pues todo esto se puede considerar una forma de discriminación.
    • Incluye una política de diversidad e inclusión en el anuncio de trabajo. Indica que se trata de un lugar de trabajo con igualdad de oportunidades y que no discrimina por motivos de género, raza, religión, etnia o discapacidad.
  4. 4 Solicita los mismos documentos a todos los postulantes. No pidas documentos adicionales relacionados con los antecedentes laborales solo porque alguien parezca extranjero o “étnico”. Siempre que el empleado pueda proporcionar el formulario I-9 y otros documentos requeridos para el trabajo, no investigues sus antecedentes laborales. [4]
  5. 5 Maneja las acusaciones de discriminación seriamente. Si alguien alega que se le ha discriminado, derívalo al responsable de Recursos Humanos. Entrevista a la persona que haya causado la discriminación y anota todo lo que diga. Guarda este registro en caso de que ocurra otro incidente. [5]
    • No le digas a la persona que es “demasiado sensible” o que “imagina cosas”.
    • Dependiendo de la gravedad de la acusación, es posible que debas aplicar medidas disciplinarias, como una capacitación en sensibilidad o un período de prueba en el trabajo.
    • Si la empresa es demasiado pequeña para un cargo de RR. HH. exclusivo, designa a alguien para que sea el “agente de contacto”, el cual se encargará de manejar los asuntos de discriminación además de sus deberes normales.
  6. 6 Ofrécele al personal una formación anual sobre la discriminación o el acoso. La capacitación podría incluir talleres de sensibilización, educación intercultural o un seminario de inclusión. Recuérdales siempre a los empleados las políticas antidiscriminatorias de la oficina en estas reuniones. [6]
    • La capacitación debe incluir temas de género, raza, estatus LGBTQ+, tamaño, discapacidad, religión y edad.
  7. 7 Haz que la oficina o el entorno laboral sea accesible. Accesibilidad significa que todos los empleados pueden buscar y acceder a los recursos, los lugares y las herramientas necesarios para completar su función. Las personas con discapacidades físicas o mentales pueden requerir herramientas o recursos distintos. [7]
    • Instalar una rampa en una tienda minorista, instalar un escritorio para estar de pie o sentado para un empleado con algún problema crónico de la espalda o tomar medidas para proteger a una persona autista que esté inquieta en las reuniones de la junta directiva ayudan a las personas con problemas de movilidad, discapacidades físicas o problemas mentales.
    • Si un empleado solicita salir temprano para una cita con el médico o para trabajar desde su casa por cuestiones médicas, es mejor darle la flexibilidad que necesita. Si las solicitudes se vuelven extensas o constantes, puede ser el momento de hablar con el empleado sobre lo que sucede.
  1. 1 Usa materiales educativos que representen a un grupo diverso de personas. Los libros, los afiches, los videos y otros materiales que se usen en las clases deben mostrar a personas de diferentes razas, religiones y estilos de vida. Estos materiales crearán una atmósfera segura y fomentarán la participación de niños de distintos trasfondos. [8]
  2. 2 Llama a los estudiantes al azar para no favorecer a un grupo por encima de otro. Para que no parezca que favoreces o que molestas a ciertos estudiantes, llámalos al azar escogiendo nombres de un tazón o escribiendo sus nombres en palos. No llames nuevamente a un estudiante hasta que no hayas llamado a todos. [9]
  3. 3 Ofréceles ajustes a los estudiantes con discapacidades u otras necesidades. Si un estudiante tiene un documento llamado Plan de Educación Individualizado (PEI), debes proporcionarle ajustes razonables con respecto a su situación. [10]
    • Los ajustes razonables incluyen permitirles usar dispositivos especiales en clase, usar un dispositivo para tomar notas, darles tiempo adicional en los exámenes o darles más tiempo para ir de una clase a otra.
    • Asegúrate de que la escuela tenga rampas, ascensores y otras estructuras para mejorar la accesibilidad.
    • Aunque el niño no tenga aún un PEI, trabaja con él y sus padres para crear un plan de ajuste que le ayude a tener éxito. Esta medida te ayudará a evitar cualquier reclamo de discriminación por discapacidad.
  4. 4 Evita pedirles a los estudiantes que sean representantes de su raza, religión o estilo de vida. Aunque puede parecer cordial pedirles a los estudiantes que hablen de su experiencia, singularizarlos puede hacer que se sientan aislados o distintos. Deja que un estudiante hable de estos temas por su cuenta. [11]
  5. 5 Maneja los reportes de bullying (acoso) y discriminación rápidamente. No ignores la queja ni le digas al estudiante que es demasiado sensible. Investiga el problema hablando con los estudiantes que puedan haber sido testigos del incidente. Toma medidas disciplinarias contra los bullies (acosadores) si es posible. [12]
    • Puedes poner a los bullies en detención o cambiarlos a una clase distinta. También puedes ofrecerles a los infractores reincidentes asesoramiento después de la escuela y capacitación en sensibilidad.
  1. 1 Toma en cuenta a todos los solicitantes a la hora de vender o alquilar una casa. De acuerdo con la Ley de Vivienda Justa de los Estados Unidos, no se puede discriminar a una persona al vender o alquilar una propiedad por raza, color, nacionalidad, religión, sexo, estado familiar o discapacidad. Al promocionar una casa, recuerda que debes tratar a todos los solicitantes por igual. [13]
  2. 2 Escribe un anuncio que se enfoque en la propiedad y no en el arrendatario. El anuncio debe contener el tamaño, las instalaciones y el costo de la casa. Enfócate en las cualidades positivas de la propiedad. No hagas una lista de lo que buscas en un arrendatario, pues podría interpretarse como una exclusión de otros tipos de personas. [14]
    • Por ejemplo, no digas que prefieres que mujeres jóvenes vivan en tu casa o que no la alquilas a estudiantes.
    • Incluso palabras como “ideal para familias” o “un apartamento perfecto para solteros” se pueden interpretar como discriminación, pues hacen que parezca que buscas un tipo determinado de solicitante.
  3. 3 Establece los mismos requisitos para cada solicitante. No le pidas a una persona un depósito, una calificación crediticia o referencias diferentes a los de otros solicitantes. Eso puede interpretarse como discriminación. Establece con anticipación los requisitos que debe cumplir un arrendatario. [15]
    • Por ejemplo, no le pidas a una persona más referencias solo porque es joven y soltera. Pide a cada arrendatario potencial la misma cantidad de referencias.
    • Si alguien llama y pregunta por la casa, asegúrate de darle la misma cantidad de información que le das a todo el mundo. No hagas suposiciones acerca de la persona en función de su nombre o acento.
  4. 4 Escoge a un arrendatario en función a los ingresos, el crédito y las referencias. La elección de un arrendatario se debe basar en factores comerciales. Si un postulante tiene el nivel adecuado de ingresos como para costear la casa, un buen crédito y referencias sólidas, alquílale o véndele la casa. [16]
  5. 5 No hagas excepciones con algunos arrendatarios. No hagas favores especiales ni ofrezcas beneficios a algunos arrendatarios y no a otros. Si le das a un arrendatario un mes de descuento en el alquiler o le rebajas el depósito, los otros arrendatarios pueden alegar que das preferencia a algunas personas. [17]
  1. 1 Usa un lenguaje inclusivo en vez de términos despectivos. Usar un lenguaje tolerante es el primer paso para ser inclusivo y abierto. Presta atención a los términos que uses. Nunca digas comentarios raciales, sexuales o religiosos. [18]
    • Escoge el lenguaje apropiado al hablar sobre la discapacidad, la raza, el género, la edad, etc. La mayoría de las comunidades minoritarias tienen preferencias lingüísticas específicas que son muy importantes para estas.
      • Si no sabes cuál es el lenguaje que una persona específica prefiere, no temas preguntárselo.
    • Si no estás seguro del género de una persona, usa términos neutrales como “pareja” en vez de “novio” o “novia”, “elle” en vez de “él” o “ella”, y “padre” en vez de “mamá” o “papá”. Usa el criterio para determinar cuándo es apropiado usar palabras más específicas para el género.
    • Es posible que creas que “no hay ningún problema” con usar un término despectivo porque un amigo de un grupo determinado lo diga. Sin embargo, toma en cuenta que eso no significa necesariamente que sea aceptable que tú uses ese término.
  2. 2 Escucha a los demás cuando expliquen sus ideas o experiencias. Si alguien habla, déjalo hablar. Evita interrumpirlo. Toma en cuenta sus ideas, valida sus experiencias y asegúrate de que sepa que valoras lo que dice. [19]
    • Es habitual que algunos grupos de personas sean silenciados, ignorados o rechazados por su género, raza, religión o identidad. Aunque no estés de acuerdo con una idea, agradécele a la persona por dártela.
    • Repite lo que dice la persona para que sepa que la escuchas. Puedes decir algo como “Lo que escucho es que te molesta que alguien ignore tus ideas”.
    • En un contexto grupal, asegúrate de que todos tengan la oportunidad de hablar. Si una persona monopoliza la conversación, di algo como “Gracias por tu tiempo. Ahora escuchemos a alguien más”.
  3. 3 No hagas suposiciones en cuanto al género, la sexualidad, la raza o la nacionalidad de alguien. La apariencia, la voz o la ropa de alguien no es un buen indicador de su identidad. Si conoces a una persona, no hagas comentarios sobre su trasfondo a menos que haya hablado contigo específicamente al respecto. [20]
    • No le preguntes a una persona de qué país es solo porque creas que luce o suena como un inmigrante.
    • Si una persona te pide que uses ciertos pronombres para referirte a ella, respeta sus deseos.
    • Si no estás seguro acerca de algo, pregunta educadamente. Por ejemplo, puedes preguntar algo como “¿Te molestaría si te pregunto qué terminología prefieres?”.
  4. 4 Cuenta chistes apropiados y no ofensivos. El humor puede alegrar el ambiente, pero a menudo tiene lugar a expensas de otra persona. Evita las bromas que se burlen de la etnia, la raza, el género o la sexualidad de una persona. [21]
    • El hecho de que algo sea una broma no significa que para los demás no sea ofensivo.
  5. 5 Socializa con una amplia variedad de personas. Salir con un grupo más diverso de personas puede ayudarte a reducir tus propios prejuicios. Sal a conocer personas probando experiencias nuevas. Puedes hacer las siguientes cosas: [22]
    • trabajar como voluntario en una beneficencia
    • unirte a un club de justicia social
    • tomar una clase para aprender una habilidad nueva
    • visitar una casa de culto
    • asistir a un festival cultural
    • escribir a un amigo por correspondencia de otro país