Retirar denuncia puede quitar denuncia

Retirar denuncia puede quitar denuncia

En este artículo te explico lo que ocurre cuando se inicia un procedimiento penal por un delito de violencia de género o malos tratos y, después, la presunta víctima quiere retirar la denuncia.

Contents

No se puede retirar la denuncia

Una vez iniciado el procedimiento penal por un delito de violencia de género o malos tratos, a veces ocurre que la denunciante quiere retirar la denuncia, por diversas razones. ¿Es eso posible? No, y te cuento a continuación el por qué.

La presunta víctima puede optar por personarse con abogado en el procedimiento, con el objetivo de acusar; o puede optar por quedarse simplemente como testigo – víctima, sin la representación de un abogado. La decisión de personarse no es definitiva, pues puede retirarla en cualquier momento del procedimiento, incluso durante el juicio.

¿Qué ocurre si la víctima quiere retirar la denuncia?

En el caso de que la víctima de un delito de violencia de género o de malos tratos quiera retirar la denuncia, no puede hacerlo.

Únicamente, si se ha personado antes, puede retirarse como acusación particular en el procedimiento.

Pero, ¿qué ocurre en ese caso? El Fiscal podrá continuar con la acusación, por lo que el procedimiento penal seguirá hacia delante en el caso de que haya indicios de delito.

En el caso de retirar la acusación, la víctima no queda desprotegida

Como ya hemos adelantado, en el caso de que en un procedimiento de violencia de género o de malos tratos la presunta víctima decida retirar, por cualquier motivo, la acusación particular, no quedará desamparada en el procedimiento.

El Ministerio Fiscal podrá seguir adelante con la acusación y defenderá, en el caso de la existencia de indicios de delito, todos los intereses de la víctima, pudiendo incluso solicitar en su nombre, si la presunta víctima otorga su autorización, una indemnización.

Una vez retirada la acusación, ¿tiene la víctima derecho a declarar en el juicio? Retirar denuncia puede quitar denuncia

Una vez que ha sido retirada la acusación particular, la presunta víctima queda en el procedimiento como testigo – víctima, declarando igualmente en el juicio.

La presunta victima deberá declarar, como siempre ocurre, bajo juramento, lo cual hace que esté obligada a decir la verdad. En el caso contrario podría enfrentarse a una acusación por un delito de falso testimonio.

¿Tiene la víctima Derecho a no declarar en el juicio?

La Ley de Enjuiciamiento Criminal recoge en el artículo 416 cuales son las personas que no están obligadas a declarar en un juicio.

Esas personas son los parientes cercanos del acusado y su cónyuge o pareja.

Por otro lado, el Tribunal Supremo establece una excepción a dicha exención: si los hechos sucedieron después de la separación o divorcio y si el testigo está personado como acusación.

Debemos preguntarnos si aquella víctima que está personada como acusación y posteriormente la retira: ¿tiene derecho a no declarar? Te lo explico:

El Tribunal Supremo ha cambiado de postura en varias ocasiones. En la actualidad, aquella víctima que retira la acusación particular, según establece la Sentencia 389/2020, está obligada a declarar y a decir la verdad.

¿Cuál es la razón de que, en caso de retirar la acusación, la víctima esté obligada a declarar?

Cuando nos encontramos ante delitos relacionados con la violencia doméstica, podemos apreciar que muchas veces la única prueba que existe es la declaración de la víctima. Esto es así porque son delitos que suelen cometerse en la intimidad del domicilio.

El Tribunal Supremo opta por esa postura para evitar que una presunta víctima, bajo amenaza o intimidación, opte por retirar la acusación y no declarar, provocando la absolución del acusado.

El Alto Tribunal adopta esta postura en aras de una adecuada protección de la víctima, reduciendo así el riesgo de que sufra coacciones o amenazas.

Durante el año 2019 se presentaron 160.000 denuncias por violencia de género. De entre ellas, el 10% de las mujeres optó por no declarar. Se trata de un porcentaje bastante importante.

¿Es correcta esa postura del Tribunal Supremo?

En mi opinión, sí. No tiene sentido que una persona interponga una denuncia, se persone en el procedimiento como acusación particular y, posteriormente, opte por beneficiar al presunto delincuente.

  • El absoluto respeto que siempre exijo a la presunción de inocencia, motivo principal por el que soy tan crítico con la Ley de Violencia de Género, no está reñido con estar de acuerdo con aquellas decisiones que protejan a las víctimas.
  • Desde el Departamento de Violencia de Género de Expert Abogados podemos ayudarte en tu asunto y defender tus derechos en los tribunales.
  • Mi nombre es Álvaro Escudero y soy abogado especializado en Derecho Penal y experto en violencia de Género.
  • Contactar con Álvaro ahora aquí:

Retirar Cargos | ¿Puede Una Presunta Victima Retirar La Denuncia?

  • POR FAVOR LEER: Solo podemos atender casos dentro del estado de Texas! Retirar denuncia puede quitar denuncia
  • Usualmente, las personas desconocen las consecuencias penales inmediantas que conlleva una denuncia o demanda de un delito o acción ilegal, sobretodo en el caso de violencia doméstica, por ello nos encontramos situaciones donde la víctima contacta a nuestros abogados para retirar cargos.
  • ¿Por Qué Una Presunta Víctima Querría Retirar La Denuncia?

Es posible que la víctima no quiera enfrentarse al sistema jurídico o que tenga miedo de las consecuencias de una detención. Esto podría ir desde el miedo a las represalias hasta las pérdidas económicas por estar en la cárcel unos días.

Por otro lado, la «estrategia de la bala de plata» utilizada por algunos abogados de divorcios incluye alegar violencia doméstica para echar al cónyuge, detener los desalojos y conseguir más dinero.

Esto puede sonar como una buena jugada hasta darte cuenta de que la otra persona tiene evidencia de que tú instigaste la violencia o has dado testimonios falsos de los hechos. Si los tribunales están de acuerdo, pierdes la custodia de los niños.

Puede ocurrir también, que la presunta víctima mintió a la policía porque usted estaba enojado, lo que llevó al arresto. Estas cosas suceden, y es por eso que nos referimos a las presuntas víctimas en lugar de creer siempre a la víctima en los casos de violencia doméstica.

Pero, ¿puede una presunta víctima retirar la denuncia por violencia doméstica y negarse a presentar cargos?

El Rol De La Policía

La policía generalmente arresta a alguien si considera que ocurrió un incidente de violencia doméstica para la seguridad de la presunta víctima. Se supone que deben actuar de manera que garanticen la seguridad pública. Si la pareja tuvo un enfrentamiento igualmente ruidoso y violento, la separación garantiza la seguridad sin herir a nadie.

El Rol De La Fiscalía

Supongamos que la víctima ha denunciado la violencia doméstica. La policía hizo un arresto y presentó un informe policial con su comprensión de los eventos que llevaron al arresto. El fiscal revisa el informe policial. El fiscal decide si presenta o no una denuncia penal. El fiscal llevará el caso al gran jurado para determinar si se presentan cargos penales o no.

El deseo de la víctima de presentar cargos o no, es secundario a la decisión del fiscal. Sin embargo, la declaración de la víctima como testigo y la cooperación con la policía ayudan al fiscal a construir un caso más sólido.

Después de todo, la declaración del testigo es sólo una prueba que puede ser utilizada. El fiscal podría presentar cargos penales contra los acusados sin la declaración de los testigos y sin importar el deseo declarado de retirar los cargos.

El Estado puede presentar cargos con y sin la cooperación de la víctima.

Por otra parte, alguien que quiera presentar cargos aunque no posea suficientes evidencias no puede ser rechazado por el fiscal.

You might be interested:  Venta de un garaje como anejo inseparable de la vivienda

Una vez más, no depende de la víctima decidir si un caso penal procede o no.

Así que en respuesta a la pregunta «¿puede una presunta víctima retirar la denuncia y negarse a presentar cargos?», la respuesta es que sólo puede solicitar que la fiscalía retire los cargos.

¿Cómo Solicitar Que La Fiscalía Retire Los Cargos?

Si quiere que la fiscalía retire los cargos, puede llenar una ANP o Affidavit of Non-Prosecution (Declaración Jurada de No Enjuiciamiento). Firmas una ANP bajo juramento, enumerando las razones por las que no quieres que el caso de violencia doméstica sea procesado.

Sin embargo, esto abre al acusador a una variedad de cargos en sí mismos. Si hace declaraciones que contradicen el informe policial original, podría ser acusado de realizar un informe policial falso. Es un delito menor de Clase B.

Por eso debe consultar con un abogado antes de presentar una denuncia policial o pedir a la fiscalía que retire los cargos.

Vea también: ¿Cuáles Actos Se Consideran Como Violencia Doméstica?

           

Retirar una denuncia ¿Se puede quitar una denuncia? ¿Cómo?

Retirar una denuncia no es posible debido a que cuando llega al juzgado son el juez y el fiscal los encargados de decidir. Porque con la denuncia lo único que se hace es poner a las autoridades en conocimiento de unos hechos que pueden constituir un delito. 

El juez y el Ministerio Fiscal son los encargados de investigar para determinar si los hechos son constitutivos de un delito. En caso de que sea así continuarán con el proceso esté de acuerdo o no el denunciante.

Retirar una denuncia ¿Se puede quitar una denuncia? ¿Cómo?

¿Se puede quitar una denuncia?

La denuncia no se puede quitar, lo que se puede hacer es renunciar a realizar las acciones penales a título privado. Pero el Juzgado seguirá con la instrucción de la causa y el Ministerio Fiscal continuará con la acusación. 

Esto se debe a que cuando se interpone una denuncia se informa al Estado que se han realizado hechos que pueden ser un delito. Lo cual decide un juez, pero el Estado no puede dejar de hacer nada porque afecta a la sociedad y a la vida pública. 

¿Buscas abogado especialista en Derecho Penal?

Te ayudamos a encontrar abogado especialista en Penal. Contamos con una amplia red de abogados colaboradores en toda España.

Por esta razón se encomienda la acusación y persecución de los delitos al Ministerio Fiscal. En los casos que son considerados perseguibles de oficio o públicos, los cuales son casi todos los establecidos en el Código Penal.

Cuando se renuncia a ejercer acciones penales y se manifiesta la intención de no seguir con el proceso el decide es el Ministerio Fiscal. Éste en caso de que no existan más pruebas que el testimonio de la víctima y no ve cómo puede seguir el proceso y decide archivarlo. 

¿Cómo quitar la denuncia?

La denuncia no se puede quitar sólo que sea algún tipo de delito de persecución privada, como es la calumnia y la injuria. Pero existen otras acciones que tienen el mismo efecto que quitar la denuncia, como es renunciar a la acción penal y solicitar el archivo del procedimiento penal. 

Lo otro que se puede hacer es desistir de la acción penal, que consiste en que el denunciante y el acusado no comparezcan al juicio. Esto se hace por un acuerdo extrajudicial o por desistimiento. 

Cuando esto ocurre el juez lo que puede hacer es dictar una sentencia absolutoria debido a falta de pruebas o el proceso es archivado. Pero como consecuencia no se podrá interponer una nueva denuncia por los mismos hechos. 

¿Cómo retirar una denuncia por violencia de género?

Las mujeres muchas veces después de interpuesta una denuncia por violencia de género, deciden retirar la denuncia. Esto debido a que se arrepienten de haber denunciado o por miedo, pero la denuncia no se puede retirar. Lo único que puede hacer es acogerse al derecho de no declarar.

Las denuncias sirven para hacer conocer a la policía y al juez la existencia de unos hechos de carácter delictivo. Por lo que después de presentada la denuncia aunque renuncies a la acción penal el Ministerio Fiscal continuará con el procedimiento. Pero esto será sólo en los casos de que existan indicios de la presencia de un delito.

El juzgado por su parte va a seguir con la acusación mientras haya la presunción de que se ha podido cometer un hecho delictivo. Este organismo va a continuar investigando de oficio la posibilidad de la comisión del delito.

Pero aunque la mujer haya decidido no continuar con la denuncia, por ser la esposa o pareja del acusado tendrá que declarar. Esto de acuerdo con el artículo 416 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal. 

Para estos juicios se hace necesaria la declaración de la víctima para continuar con el proceso de investigación en contra del acusado. Pero si al momento de la instrucción judicial o del juicio oral la víctima decide ampararse en el derecho de no declarar ante quien fue su pareja o cónyuge se dificulta la investigación.

Cuando esto ocurre lo más probable es que el Juez acuerde el sobreseimiento provisional y el archivo del proceso debido a falta de prueba. 

Procedimiento para quitar la denuncia por violencia de género

Cuando se ha denunciado por violencia de género el procedimiento a seguir para quitar la denuncia es el siguiente: 

 La denunciante debe acudir al juzgado de violencia de la mujer que lleva su causa y solicitar una comparecencia. Para ello requiere el número de procedimiento y allí declarar claramente que renuncia a todas las acciones civiles y penales que había emprendido hacia su pareja o cónyuge.

Al igual que si existe una orden de alejamiento debe pedir dejar sin efectos la medida establecida por el tribunal. Para iniciar un proceso de este tipo lo mejor es contar con el asesoramiento de un abogado penalista experto en el área. 

Este procedimiento es una notificación de la decisión tomada por parte de la denunciante. Pero el proceso puede continuar en caso de que el Ministerio Fiscal o el juez consideren la existencia de un delito.

Cuando se realiza una acción de este tipo hay que esperar la decisión del Juez y el Ministerio Fiscal. Esto debido a que son los únicos autorizados por la ley a decidir no continuar con el proceso judicial. 

¿Cuál es el plazo para retirar una denuncia?

No existe plazo para retirar una denuncia sólo para los casos de delitos de persecución privada o delitos leves. Este proceso tampoco es sencillo y es casi imposible de realizar porque al ponerse la denuncia se activa el proceso judicial. 

Para los casos de delitos leves el juzgado competente envía al denunciante una notificación la cual tiene como objetivo la rectificación. El tiempo de espera es de aproximadamente dos meses, en caso de no que no exista la rectificación el proceso se detiene.

Cómo retirar una denuncia – Denunciazo

Puede darse el caso de que hace unos días o incluso semanas hayas puesto una denuncia a otra persona y que, al arrepentirte, te preguntes cómo retirar una denuncia y si es posible hacerlo. Por este motivo, y para resolver cualquier posible duda que tengas al respecto, te vamos a explicar todo aquello que debes saber al respecto.

¿Es posible retirar una denuncia?

Una duda muy frecuente es la de saber si es posible retirar una denuncia. Ante esta cuestión, es importante tener claro que no es posible. Aunque en muchos lugares hayas podido escuchar que se va a retirar una denuncia, es algo que no se puede realizar salvo en casos muy excepcionales.

Estos últimos tienen que ver en lo relativo a delitos de persecución privada como las calumnias e injurias. Sin embargo, en el resto de casos no es posible hacerlo. Lo que sí se puede hacer es proceder a renunciar el efectuar acciones penales a título privado, aunque la acusación continuará adelante por parte del Ministerio Fiscal.

¿Qué ocurre tras poner una denuncia?

La razón de que no sea posible quitar una denuncia tiene que ver por lo que sucede una vez que es interpuesta la misma. En el momento que una persona realiza una denuncia está informado al Estado de que se ha llevado a cabo una acción que puede ser constituyente de delito.

La Administración Judicial no puede mirar hacia otro lado aunque la víctima haya decidido cambiar su pensamiento inicial y haya decidido que no quiere ya poner ese conocimiento en manos de las autoridades. De hecho, la mayor parte de las acciones delictivas que figuran en el Código Penal son públicas y se pueden perseguir de oficio.

Una vez que se realiza una denuncia, se pone en funcionamiento la maquinaria judicial, siendo lo más probable que acabe derivando en la celebración de un juicio.

Caso aparte es que ante una incomparecencia de denunciante y acusado, por desistimiento o acuerdo extrajudicial, el juez pueda verse obligado a dictar una sentencia absolutoria por falta de pruebas.

Pese a todo, no se produce en ningún momento la detención del procedimiento iniciado a raíz de la denuncia inicial.

Cómo retirar una denuncia

Una vez que ya hemos recalcado que no se puede retirar una denuncia una vez interpuesta salvo que sea un tipo de delito muy específico, debes saber que lo que puedes realizar es renunciar a llevar a cabo acciones penales privadas, así como a mostrar tu intención de no continuar.

You might be interested:  Regulacion del procedimiento divorcio contencioso

Habitualmente, este tipo de acción hace que el Ministerio Fiscal opte por archivarlo, salvo que vea claro cómo seguir con el proceso. Esto es habitual en aquellos casos en los que las únicas pruebas radican en el propio testimonio de la víctima.

Además, hay que tener claro que, independientemente de si se trata de un delito leve o grave, la situación es la misma; y una vez que se interpone la denuncia y da comienzo el proceso judicial, el Estado debe llegar hasta el final del procedimiento.

Consecuencias de retirar una denuncia

Aunque no se puede retirar una denuncia, hay que tener en cuenta que sí es posible desistir de la acción penal privada, aunque esto tiene varias consecuencias.

Para empezar, al desistir de la acción penal se está indicando que, una vez que el proceso sea archivado o se emita una sentencia absolutoria por falta de pruebas, no cabe recurso; y no solo eso, sino que no existe la posibilidad de interponer otra denuncia por los mismos hechos.

Esto, por lo tanto, puede llegar a ser muy perjudicial para una persona que ha sido víctima. Si tiene algún tipo de problema con otra persona y lo denuncia, pero luego decide echarse atrás por medio a represalias o problemas; si esa persona decide interponer una contra ti por los mismos hechos, solo podrás defenderte, pero no hacer lo propio.

Además, hay diferentes situaciones en las que el denunciante tiene la obligación de declarar como testigo por no tener la posibilidad de acogerse a una excepción como contempla la ley para descendientes, ascendientes, cónyuges… El no realizarlo, así como negarse a declarar o bien optar por hacer una declaración contraria a la realizada en un primer momento se puede considerar que es un delito de desobediencia o un falso testimonio. Por ello, se está obligado a decir la verdad legalmente aunque el deseo sea el de retirar la denuncia.

De esta manera, antes de interponer una denuncia es necesario valorar si realmente se desea llevar a cabo.

En caso de que una persona atente contra ti o lleve a cabo cualquier acción que sea contraria a la ley se debe denunciar para que las autoridades tomen medidas contra ese individuo.

Ten en cuenta que una vez interpuesta, el Estado llegará hasta el final del procedimiento, como hemos mencionado.

¿Se pueden retirar una denuncia, o eso solo pasa en las películas?

Todos hemos oído en multitud de ocasiones frases típicas como “pues retiro la denuncia”, pero lo cierto es que, salvo para unos pocos delitos de persecución privada (injurias, calumnias, etc), la denuncias no se pueden retirar; es decir, se puede renunciar a ejercer acciones penales a título privado, pero el Ministerio Fiscal seguirá adelante con la acusación y el juzgado con la instrucción de la causa si entienden que existe la posible comisión de un delito, por lo que a pesar de haberse escuchado esa frase infinidad de veces en las películas y series de televisión, la misma no guarda relación con la realidad y no deja ser pura ficción.

¿Por qué ocurre esto?

La respuesta se debe a que la persecución de los delitos no puede quedar a espaldas del Estado, y ello por afectar a la vida pública y a la sociedad, por lo que se encomienda al Ministerio Fiscal la persecución y acusación de los delitos que son considerados públicos o perseguibles de oficio, que son la mayoría de los contemplados en el Código Penal.

¿Pero… si puedo renunciar a la acción penal, también podré renunciar a no seguir con la denuncia?

Pues depende, ya que si la persona que puso la denuncia tiene la obligación de declarar como testigo, por no poder acogerse a ninguna de las excepciones que contempla la Ley (marido/mujer o similares, ascendientes, descendientes, etc.

del investigado), cuando sea llamado a declarar estará obligado a declarar sobre los hechos que dieron lugar a la apertura de las diligencias judiciales, por lo que si fue víctima de un delito o fue testigo del mismo deberá declarar la verdad sobre lo que supiese del mismo.

En cambio, si la denuncia la puso por ejemplo el padre del investigado, éste en el juzgado podrá acogerse a su derecho a no declarar contra su hijo, por lo que para el caso de no existir otras pruebas la causa se acabará archivando. Estas excepciones de los testigos a no declarar están contempladas en el artículo 416 de Ley de Enjuiciamiento Criminal.

¿Y si me niego a declarar o declaro otra cosa diferente a lo que se relató en la denuncia?

En ese caso se podría abrir una causa al testigo por desobediencia a la autoridad judicial o por falso testimonio, y ello con independencia de la imposición de sanciones económicas, ya que los testigos están obligados tanto a declarar como a decir la verdad sobre lo que supiesen sobre los hechos objeto de un procedimiento.

¿Entonces, si no quiero seguir con la denuncia, qué hago?

Esta pregunta no tiene una respuesta concreta, ya que si una persona es llamada a declarar como testigo, salvo las excepciones mencionadas, tiene la obligación de hacerlo así como de decir la verdad.

Además, si bien en la práctica algunos procedimientos se acaban archivando por la incomparecencia reiterada de la persona denunciante o por la reconciliación de las personas implicadas, esa incomparecencia puede ser salvada incluso por la conducción del testigo por parte de la policía ante la Autoridad Judicial, y ello sin perjuicio la imputación de un delito por desobediencia.

Así pues, debe saber que, salvo en delitos de persecución privada, como por ejemplo las injurias y calumnias, las denuncias no pueden ser retiradas, es decir, la persecución del delito no depende exclusivamente de la persona que interpuso la denuncia, ya que el Ministerio Fiscal perseguirá de oficio la comisión de un delito, así como igualmente el juzgado de instrucción realizará todas las diligencias necesarias para el esclarecimiento de los hechos denunciados. Lo anterior se debe al principio de oficialidad que impera en el Derecho Penal.

Si tiene alguna duda, y desea ampliar esta información o cualquier otra consulta, puede ponerse en contacto con nosotros llamando al 918312118 o envíenos un mail a [email protected]

 Puede también consultar nuestra web pinchando aquí

DENUNCIA EQUIVOCADA

A veces ocurren situaciones, por ejemplo, de enfrentamientos entre vecinos o conocidos, incluso puede llegar el caso de que se produzcan lesiones, por lo que nos encontraríamos ante un hecho delictivo sobre el que la víctima pensará denunciar (o no) a su agresor.

Lleno de indignación, la víctima decide finalmente denunciar a ese vecino o conocido para clamar justicia. Pero pasado un tiempo, la situación se relaja y el propio denunciante se pregunta si es realmente necesario continuar el procedimiento.

En muchas ocasiones, los denunciantes, más que arrepentirse, se cansan, quizá por la lentitud de la justicia, quizá porque incluso hacen las paces con el denunciado.

¿Se puede retirar la denuncia? O si el procedimiento está más avanzado, ¿se puede desistir y pedir el archivo de las actuaciones?

A PESAR DE QUE LA VÍCTIMA NO QUIERA CONTINUAR, EL ESTADO PUEDE CONTINUAR EL PROCEDIMIENTO CONTRA EL DENUNCIADO Y EL DENUNCIANTE ESTÁ OBLIGADO A COLABORAR CON LA JUSTICIA

Al amparo de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, el denunciante puede renunciar a las acciones penales y civiles, no obstante lo cual el procedimiento continuaría, en su caso, con el Ministerio Fiscal, si se trata de delito público.

Esto es así porque el poder judicial y el Estado a través del Ministerio Fiscal no pueden mirar para otro lado cuando saben que ha ocurrido un delito público. Y será entonces el Ministerio Fiscal quien actúe por la víctima.

  • Claro está, a veces, y dependiendo de la gravedad del delito, el propio Ministerio Fiscal propondrá el archivo de las actuaciones, pero como su cometido es vigilar que cuando se cometan delitos, se castigue al delincuente, habrá veces que decidirá seguir adelante con el procedimiento.
  • En este último caso, el denunciante, aunque haya querido renunciar al procedimiento, está obligado a colaborar con la justicia.
  • Finalmente, una advertencia: hay que estar muy seguro de denunciar, pero también de retirar la denuncia porque una vez retirada, no se podrá denunciar por los mismos hechos a tu vecino o conocido.
  • Maria Dolores Garcia Santos

Puedo retirar la denuncia que interpuse en contra de mi pareja?

Queremos poner en valor el hecho de que reconozcas la violencia y que hayas tomado medidas al respecto ya que se trata de situaciones y decisiones muy difíciles, también entendemos que tengas miedo de la reacción que pueda tener él ante todo esto.

Las mujeres han estado acostumbradas por muchos años a callar sobre las agresiones que son ejercidas sobre ellas, pero poco a poco esto está cambiando.

Así como tú has interpuesto la denuncia, cada vez mas mujeres lo están haciendo y esto se está dando porque existe mayor visibilidad sobre el tema y cada vez más organizaciones ofrecen servicios de atención y asesoramiento jurídico.

También es importante tener en cuenta que se han creado Juzgados Especializados en Violencia de Género, con profesionales expertos en el asunto.

Respondiendo a tu pregunta, no se puede ‘retirar’ una denuncia.

Sin embargo, llegado al momento del sostenimiento de la denuncia en el procedimiento judicial, ya sea en fase de instrucción como en el propio juicio oral, la víctima puede optar por NO declarar, de acuerdo con el artículo 416 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal.

You might be interested:  Parejas hecho derechos tienen

En todo caso, siempre puedes cambiar tu decisión y volver a denunciar si se repiten los hechos. Te explicamos que, a pesar de que decidas no declarar, si hay otra prueba contundente periférica (como testigos, partes médicos, etc.

) la Fiscalía puede solicitar la continuación del procedimiento, mismo sin tu declaración. Esto porque el Fiscal puede entender que hay pruebas suficientes para seguir con la acusación. En este último caso, tú NO formarás parte de la acusación. Esto depende de cada caso, hay que valorarlo con tu abogada/o.

Es importante que antes que decidas no declarar, tengas toda la información necesaria sobre las herramientas que tienes disponibles en estas situaciones y como ya te comentamos anteriormente, hay servicios que te pueden dar soporte para seguir adelante con el proceso judicial, sintiéndote más segura y acompañada. El hecho de que tu interpongas una denuncia por violencia hace que puedas solicitar una orden de protección, la cual provee el Juez y que ampara la protección física de la persona que ha sido agredida. Pero es importante tener en claro que para poder gozar de las medidas de protección, tanto del orden civil como del penal, es imprescindible presentar la denuncia, que será la que active todo el recorrido judicial.  Puedes ver aquí como funcionan las órdenes de protección civiles y penales.

Por otro lado, actualmente existen servicios paralelos al judicial especializados para mujeres que se encuentran en situaciones de violencia que pueden proporcionarte un soporte a muchos niveles, como puede ser: el acompañamiento psicológico, la opción de proporcionarte una casa de urgencia protegida o un soporte legal especializado para que puedas sentirte más segura y acompañada en todo este proceso.

En Barcelona tienes el Servicio de Atención, Recuperación y Acogida – SARA, (link a página web) el cual es un servicio ambulatorio que ofrece un espacio de atención integral y multidisciplinar –social, pedagógico, educativo, jurídico y de inserción laboral cuando sea necesario a las personas de la ciudad de Barcelona que viven, o han vivido, situaciones de violencia machista. Este Servicio ofrece trabajar en sus procesos de recuperación, también ofrecen un lugar de protección y seguridad a aquellas mujeres que hayan sufrido algún episodio de violencia y se encuentren en situación de riesgo, facilitando el acceso a los recursos residenciales específico y por último, informan sobre los recursos, servicios y circuitos en este ámbito.

  • Además, puedes encontrar aquí más información sobre las denuncias y aquí sobre los derechos generales de las victimas de violencia de género.
  • También te animamos a mirar otros artículos donde hablamos sobre lo que pasa después de la denuncia y sobre la culpa.
  • – EQUIPO SIEMPREVIVAS

???? Se puede Quitar una Denuncia de Violencia de Género

Son muchas las mujeres que una vez interpuesta la denuncia por violencia de género, ya sea por un mal entendido, por influencias de su entorno o por miedo, se arrepienten de haber denunciado y quieren “retirar la denuncia”.

Pero ¿es posible retirar la denuncia por violencia de género? Y en tal caso, ¿ello pone fin al procedimiento judicial?

Jurídicamente

Pues bien, jurídicamente la respuesta correcta es que NO se puede retirar una denuncia. Lo cierto es que, salvo excepciones, como son los delitos privados (injurias, calumnias, etc.) tratándose de delitos públicos, las denuncias no se pueden retirar.

El Ministerio Fiscal va a seguir con la acusación

Las denuncias actúan como «notitia criminis«, es decir, sirven para poner en conocimiento del juez o la policía unos hechos que revisten carácter delictivo.

De modo que, una vez presentada la denuncia aunque tú renuncies a ejercer la acción penal a título privado, si al margen de la declaración de la víctima, existen otros indicios delictivos que puedan hacer pensar que ha existido delito, el Ministerio Fiscal va a seguir con la acusación y el Juzgado siempre que entienda que se ha podido cometer el hecho delictivo, va a seguir investigando de oficio la posible comisión del mismo.

Sin embargo, eso no significa que el hecho de que la mujer no quiera seguir adelante con la denuncia, no tenga ningún efecto en el procedimiento.

Pues recordemos que la víctima, al tratarse de la esposa o pareja del acusado quedaría comprendida entre las personas que gozan de la exención a declarar prevista en el artículo 416 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal.

Declaración de la víctima

En los delitos de violencia de género la declaración de la víctima se erige como un elemento esencial para continuar con el procedimiento de investigación del acusado, que en todo caso, queda amparado por el principio de presunción de inocencia.

Por eso, si llegado el momento de declarar, ya sea en instrucción judicial o en el propio acto del juicio oral, la víctima decide acogerse a su derecho a no declarar frente al que ha sido su cónyuge o pareja, dificultaría la investigación frente al denunciado y lo más probable es que el Juez acabe acordando el sobreseimiento provisional y archivo del procedimiento por falta de prueba.

Conclusión

En conclusión, aunque técnicamente no se puede decir que se puede “retirar la denuncia” es posible que la mujer que no quiera continuar el procedimiento y se acoja a su derecho de no declarar, y salvo que existan otras pruebas como lesiones, testigos, etc. lo más probable es que el Ministerio Fiscal solicite el archivo del procedimiento o aunque decida mantener la acusación, el Juez acabe acordando el sobreseimiento provisional y archivo de las actuaciones.

Si necesitas los servicios de un despacho de abogados, en ABOGA2 estamos a tu disposición.

Quiero retirar la denuncia

  • En ocasiones, tenemos un “encontronazo” con alguien y, en caliente, decidimos denunciar, pero después, cuando se piensa fríamente, te das cuenta de que lo mejor habría sido dejarlo pasar. 
  • ¿Se puede retirar la denuncia?
  • Pues lo cierto es que, pese a que lo hayas escuchado en muchas ocasiones, salvo supuestos de delitos privados (injurias y calumnias), no se puede, se trata de una leyenda urbana. 
  • Es decir, no cabe la posibilidad de “quitar” físicamente la denuncia ante la Comisaría o el Juzgado y hacer como si no hubiera pasado nada para que automáticamente el procedimiento desaparezca o finalice. 

El motivo es muy sencillo, cuando tu presentas una denuncia, lo único que estás haciendo es poner en conocimiento unos hechos que muy probablemente revistan carácter de delito, por lo tanto, cuando la denuncia llega al Juzgado, el Juez y el Fiscal pasan a ser los que investigan y deciden si efectivamente estos hechos pueden ser constitutivos de delito. Si así fuera, salvo excepciones, el procedimiento seguirá adelante con independencia de la voluntad del denunciante. 

La razón de ello es que el propio Estado no puede quedar indiferente ante la comisión de un delito, teniendo para ello la capacidad de perseguirlo de oficio. 

Al denunciante siempre se le va a realizar el ofrecimiento de acciones, que no es más que preguntarle si quiere ser acusación particular, o coloquialmente, ser parte del procedimiento.

Si decides personarte en el procedimiento, podrás acusar y solicitar pena, debiendo ir el día de la vista con abogado; si prefieres no ser parte, el procedimiento seguirá de todas formas, incluso el Ministerio Fiscal podrá formular la acusación por ti y llamarte a declarar como testigo, por lo que no serás parte en el procedimiento, pero sí tendrás la obligación de participar sin asistencia de abogado.

  1. En definitiva, si tu intención era apartarte del procedimiento no podrás, ya que con la “retirada de la denuncia” vas a ver que finalmente tendrás la obligación de asistir al juicio y ver a esa persona en el juzgado. 
  2. ¿Existen alternativas?
  3. Pues, pese a que son pocas y no sencillas, sí existen alternativas cuya aplicación dependerá del caso concreto y del momento procesal en el que nos encontremos, por ello debes contactar con un abogado penalista lo antes posible, ya que en los procedimientos penales prima el tiempo desde el principio. 

Para empezar, no podemos negar que a veces, cuando el denunciante manifiesta su intención de no continuar adelante con el procedimiento, que no es lo mismo que “retirar la denuncia”, hay Fiscales que solicitan el archivo del procedimiento. Estos casos suelen darse cuando el Ministerio Fiscal no termina de ver claro el tema, sobre todo por la especial prueba que se requiere. 

Otra alternativa sería llegar a un acuerdo extrajudicial con la parte contraria que por lo general suele ser no seguir con el procedimiento, por lo tanto, si tras acordarlo previamente, ninguna de las partes acude a la vista, el Juez no tiene más remedio que dictar una Sentencia absolutoria por falta de prueba. Este supuesto acostumbra a darse cuando existen denuncias cruzadas y con escasa relevancia, por lo que, antes de optar por esta vía, debe consultarse con un abogado su viabilidad pues, el denunciante puede incurrir en una multa si no asiste al juicio. 

Por último, encontramos “el perdón del ofendido”, el cual únicamente se aplica para supuestos muy específicos, por lo que de la misma forma debe consultarse con un letrado para su adopción. 

En definitiva, una vez has puesto la denuncia, se activa el procedimiento judicial y a partir de ese momento ya es indiferente si te arrepientes o no, pues el procedimiento se ha iniciado.

Leave a Reply

Your email address will not be published.