Conducir un vehiculo sin seguro

Conducir un vehiculo sin seguro

Incumplir con el Seguro Obligatorio de Responsabilidad Civil puede tener distintas repercusiones dependiendo de las circunstancias en las que te encuentres. Sin embargo, debes saber que pueden sancionarte por no tener seguro, aún si el coche no se encuentra en circulación.

Muchas personas incumplen con esta obligación, sin conocer cuáles son las consecuencias de conducir sin seguro.

Sin embargo, las multas no deben ser la mayor de tus preocupaciones al conducir sin seguro, ya que si tienes un accidente de tráfico, no podrás cubrir el daño a terceros, pero aún tendrás la responsabilidad legal de hacerlo.

A continuación, se explica con más detalle qué puede ocurrir cuando circulas sin estar asegurado.

1) ¿Qué puede ocurrir al conducir sin seguro?

¿Qué puede ocurrir al conducir sin seguro?

En primer lugar, debes saber que este es un comportamiento sancionable que se verifica como parte de cualquier revisión rutinaria, utilizando simplemente el número de placa. Por ello, si un agente competente decide revisar su coche, lo más probable es que pronto se le haga llegar la multa correspondiente.

Otro importante asunto es el pago de la indemnización por accidente de tráfico cuando se daña a terceros. Si no tienes seguro, el Consorcio de Compensación de Seguros cubrirá ese derecho para las partes perjudicadas, pero posteriormente ejercerá acciones de repetición contra el conductor responsable.

¿De cuánto puede ser una multa por conducir sin seguro?

Las multas por circular sin seguro pueden alcanzar incluso los 3000 euros. Dicho monto varía dependiendo de ciertas circunstancias.

Se tiene en consideración si el vehículo se encuentra en circulación, su categoría y si presta algún servicio.

Así mismo, la reiteración de la infracción, el tiempo que lleva sin estar asegurado y la gravedad de cualquier perjuicio que pudiera haber causado.

Además de cualquier sanción pecuniaria que se aplique, el incumplimiento de esta obligación puede determinar también el precinto público o domiciliario del vehículo, mientras no sea concertado el pago del seguro.

Esta medida se declara por un mes y se extiende si no se realiza el pago correspondiente, el cual será un requisito para la devolución del vehículo. Además, los gastos generados por dicha medida, deberán ser pagados por su propietario.

¿Qué pasa si tiene un accidente al conducir sin seguro?

Conducir un vehiculo sin seguro

Cuando conduces sin seguro y te ves involucrado en un accidente de tráfico existen distintas posibilidades. Sin embargo, es importante resaltar que esta es una situación delicada por lo que será necesario contar con un abogado especialista que pueda asesorarte y defender tus derechos.

En primer lugar, debes saber que será necesario definir la culpabilidad de cada parte. Si no eres culpable, tienes derecho a indemnización. Este pago lo hará la aseguradora de la parte contraria y si no tiene seguro podrá ser cubierto por el Consorcio de compensación de Seguros.

Si eres el culpable del accidente, tendrás que pagar una multa por incumplir con el aseguramiento obligatorio, teniendo en consideración los daños causados, el tiempo que llevas sin seguro, entre otros datos que pueden elevar la sanción pecuniaria a más de 3000 euros. Además, el Consorcio de Compensación de Seguros, ejercerá acciones de repetición por los gastos correspondientes.

Preguntas Frecuentes

Incumplir con el Seguro Obligatorio de Responsabilidad Civil, puede ser un asunto delicado, más si tienes un accidente al conducir sin seguro. A continuación, se muestra una lista de preguntas frecuentes:

¿Tengo derecho a indemnización aunque no tenga seguro?

El que la víctima no tenga seguro, no exime de culpa al coche contrario, ni le priva de su derecho a indemnización. Consulta este tema con un abogado de confianza para una asesoría más detallada.

¿Qué debo hacer si tengo un accidente y no tengo seguro?

Cuando tienes un accidente de tráfico pero incumples con el aseguramiento obligatorio, también es importante respetar ciertas medidas preventivas para facilitar el proceso de reclamo de indemnización.

En primer lugar, asegúrate de tomar nota de la matrícula del contrario por si se da a la fuga.

Si por el contrario, se muestra colaborativa, será importante levantar un parte amistoso con las partes involucradas en donde se expongan claramente los hechos ocurridos.

De no ser posible firmar un parte, ponte en contacto con las autoridades para presentar tus declaraciones y obtener un atestado policial.

Por otro lado, no debes olvidar asistir a la sección de emergencias en un centro sanitario, lo más pronto posible. Es necesario acudir dentro de las primeras 72 horas desde que ocurrió el accidente para poder hacer un reclamo de indemnización.

¿Debo contratar a un abogado si tuve un accidente al conducir sin seguro?

Es sumamente importante proceder con precaución y contar con el apoyo de un abogado especialista que pueda defender tu caso. De ser declarado culpable, tendrás la responsabilidad civil por el daño a terceros en circulación, sin importar que no tengas seguro.

Además, siempre es recomendable contar con el apoyo de un profesional con experiencia en accidentes, para orientarte en los debidos procedimientos a realizar. Si no eres culpable, podrás presentar la correspondiente reclamación de indemnización por accidente de tráfico.

¿Qué pasa por conducir sin seguro?

Así, conducir sin seguro puede conllevar no solo sanciones económicas como las mencionadas, sino también otros problemas como que te inmovilicen el vehículo, que debas asumir una cuantiosa indemnización en caso de daños a terceros, el coste del procedimiento judicial (en caso de haberlo), etcétera. Pero vayamos punto por punto.

Sanciones económicas por circular sin seguro

Aunque no esté tipificado como delito, conducir sin seguro de coche lleva aparejada una cuantiosa sanción administrativa, que va desde los 601 euros hasta los 3.005 euros, según el tipo de vehículo y el tipo de permiso que el usuario no tiene. En el caso de los coches, la sanción, según informa la DGT, es de 1.500 euros

Conducir un vehiculo sin seguro

También aclara que “las autoridades competentes en materia sancionadora tienen la obligación de entregar al Consorcio de Compensación de Seguros el 50% del importe de las sanciones recaudadas por este precepto, para hacer frente a las indemnizaciones a las víctimas de accidentes en el caso de que el vehículo implicado en el accidente no tenga la póliza suscrita.”

Conducir sin seguro es hacerlo sin nadie que te ayude

Y asumir que todos los posibles gastos, correrán de tu cuenta. Imagina lo que eso puede suponer si provocas un grave accidente de coche. Incluso si no eres el responsable. Porque al conducir sin seguro, te conviertes en culpable del siniestro, aunque no seas el responsable.

En un primer momento, los daños causados a terceros correrán a cuenta del Consorcio de Compensación del Seguro, que indemnizará a esos terceros. Pero esa cantidad te la reclamará el Consorcio a ti, después.

Cabe recordar, además, que el resto de conductores “pagan” también por ello: la prima del seguro obligatorio tiene un recargo de 3,5 euros que se destinan al Consorcio de Compensación de Seguros, para que este afronte los gastos que generan los vehículos sin seguro.

Circular sin seguro, además de temerario, es insolidario.

Coche inmovilizado por conducir sin seguro

Si te obligan a detenertetras cometer una infracción (o, simplemente, en un control rutinario) y comprueban que el coche no cuenta con una póliza, además de imponerte esta sanción, los agentes de la autoridad procederán a inmovilizar tu vehículo.

Ni siquiera es necesario que te encuentres con la Guardia Civil. La DGT puso en marcha en 2016 nuevos medios automatizados (radares) con el objetivo de detectar a esos (entonces) dos millones de vehículos que aún circulaban sin seguro.

You might be interested:  Venta de un garaje como anejo inseparable de la vivienda

 

Funcionan gracias al sistema de reconocimiento de la matrícula, por lo que pueden saber tanto si circulas sin seguro como si no has pasado la ITV. La medida se implementó después de que sancionaran, solo en 2015, a 50.000 conductores por cometer esta infracción, es decir, por conducir sin seguro. 

No tendrás defensa jurídica

Contemplemos otras posibles consecuencias, a medio-largo plazo. Porque un accidente puede terminar en un proceso judicial. Otra cosa de la que deberás hacerte cargo.

Con un seguro, tendrías defensa jurídica incluida, mientras que sin seguro, tendrás que pagar tú los honorarios de abogados y procuradores, a no ser que se te designe uno de oficio, si tienes derecho en función de tus ingresos, según lo que marca la Ley 1/1996, de 10 de enero, de asistencia jurídica gratuita.

Conducir sin seguro: tu historial de conductor quedará manchado

Tu historial como conductor, además, se verá perjudicado. Una vez que te decidas a contratar esa póliza de coche, puedes encontrarte la puerta cerrada en algunas compañías. Máxime si además de circular sin seguro, te has visto involucrado en un accidente con terceros implicados.

Conducir un vehiculo sin seguro

Las aseguradoras, que no tienen más referencia que tu historial de siniestralidad (ya que ni siquiera cuentas con la confianza de haber estado asegurado durante el año anterior) podrían negarse a asegurarte, o bien hacerlo, pero con una prima bastante elevada. O lo que es lo mismo, proporcional al riesgo que creen asumir, de partida. 

Llegados a este punto, queda claro que sobran los motivos para contratar un seguro.

Y eso que no hemos hablado apenas de las muchísimas ventajas que supone un seguro de coche, más allá de que cumplamos con la ley. En cualquier caso, basta con recordar que es obligatorio para todos y en cualquier circunstancia.

Es lo legal, pero también lo más cívico y responsable: para ti y para el resto de usuarios de la vía. 

Es decir, tener seguro no es solo significa contar con ayuda si sufrimos un pinchazo en pleno viaje o que nos paguen la reparación de una luna rota. Tener una compañía detrás significa que, si causas daños a otros, ella se encargará de las respectivas indemnizaciones, de defenderte en un juicio e incluso de constituir una fianza, si fuera necesario. 

El seguro es obligatorio en cualquier circunstancia; incluso aunque tengas un vehículo que no circula, abandonado en un garaje. Mientras esté dado de alta en el censo de vehículos de la Dirección General de Tráfico, estará obligado a contar con un seguro

Es importante señalar este dato, ya que en esta situación un usuario podría optar por no contratar un seguro, ya que no lo va a conducir. Sin embargo, deberá tener en cuenta que será obligatorio igualmente para ese vehículo pasar la Inspección Técnica de Vehículos y que para trasladarlo al centro ITV (y, por tanto, circular), necesitará que el coche tenga su seguro al día.

Esta es la multa por no tener seguro de coche: da igual si circula o no

Como propietario de un vehículo, sabrás que debes tenerlo asegurado. En primer lugar, porque es una herramienta imprescindible para protegerte frente a los imprevistos.

Piensa que un vehículo privado está más expuesto a un accidente en comparación con otros medios de transporte.

Por otra parte, así lo exige la ley y te pueden poner una multa por no tener seguro de coche.

Por desgracia, no todo el mundo cumple la norma y, en algunas ocasiones, esto puede suponer un problema para terceros implicados. Pensemos en varios supuestos, como que has tenido un siniestro con un conductor que se ha dado a la fuga. O sin ir más lejos, te ha dejado el coche un amigo o familiar. O algo más habitual, es un coche de empresa.

Conducir un vehiculo sin seguro

En estos casos no tendremos la certeza de si el propietario del vehículo ha contratado un seguro para su vehículo, ni si está al corriente en los pagos. Por ello, siempre te recomendamos despejar todas las dudas acerca de cómo saber si un coche esta asegurado antes de ponerte al volante de un automóvil del que no eres propietario.

Dado que en nuestro país casi el 8% del parque automovilístico circula sin seguro, una proporción que ha crecido por encima del 15% en el último año, hoy vamos a ver cuál es la cuantía de la multa por no tener seguro de coche.

¿Qué dice la ley acerca de la multa por no tener seguro de coche?

El Real Decreto Legislativo 8/2004, de 29 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley sobre responsabilidad civil y seguro en la circulación de vehículos a motor, establece la obligatoriedad de asegurar un vehículo y la prohibición de circular sin seguro obligatorio. El responsable de la infracción es siempre el propietario del vehículo.

Circular sin seguro es jugar con tu seguridad y con la de los demás
¿Sabes cuál es la sanción?

Así es la multa por ir sin seguro y sin ITV

  • Definitivamente, no. El Reglamento General de Vehículos establece que cualquier tipo de vehículo (circule o no) debe tener contratado, como mínimo, el seguro más básico, es decir, el de Responsabilidad Civil y pasar la ITV periódicamente.
  • Entonces, ¿qué pasa si no movemos nuestro coche de la plaza de garaje? Dejar el coche parado en el garaje o en la vía pública para ahorrarnos los gastos del seguro o de la ITV, es un grave error. Y es que, pese a que el coche no circule, el Real Decreto 2042/1994, de 14 de octubre, en su artículo 2 es claro: solo podemos olvidarnos del seguro y de la ITV si tramitamos la baja temporal del vehículo en la Jefatura Provincial o Local de Tráfico que nos corresponda.
  • ¡Ya lo sabes! Si en algún momento te has preguntado si puede estar un coche sin seguro aparcado en la calle, la respuesta es no si no está dado de baja.

La multa por ir sin seguro es de 601 a 3.005 euros, graduada según que el vehículo circulase o no.

También se tendrá en cuenta su categoría, el servicio que preste y la gravedad del perjuicio causado (la duración de la falta de aseguramiento y la reiteración de la misma falta).

Por otro lado, conducir sin haber pasado la ITV está tipificado como una falta grave y se multa con 200 euros. Como hemos mencionado anteriormente, tener el vehículo parado tiene la misma consideración y la sanción también asciende a la misma cuantía (200 euros).

El incumplimiento de la obligación de asegurar un coche determina la prohibición de circular por España. Como hemos visto, se trata de un hecho 100% sancionable y hay más: puede darse el caso de que el vehículo sea retirado por grúa con cargo al propietario.

Si transcurridos los dos meses de estancia en el depósito nadie lo reclama o nadie abona los gastos de traslado y la tasa de custodia, se considerará como residuo sólido urbano y será trasladado al desguace, así que, mucho cuidado.

Conducir un vehiculo sin seguro

La sanción por ir sin seguro de coche no es lo único que debes tener en cuenta si te aventuras a infringir la ley. También te arriesgas a no pasar la ITV por no disponer de la póliza obligatoria vigente.

Aunque las compañías aseguradoras no obligan a tener la ITV al día para las respectivas renovaciones o subrogaciones de las pólizas, cierto es que el estado de la inspección técnica sí puede afectar a la cobertura del seguro. Recuerda que la ITV permite a la aseguradora acreditar que el coche cuenta con las condiciones apropiadas para circular.

Tampoco existen excepciones a la hora de circular en moto. El Real Decreto 8/20004, de 29 de octubre, en su artículo 2 por el que se aprueba el texto refundido de la Ley sobre responsabilidad civil y seguro en la circulación de vehículos a motor, determina que si tienes una moto estás obligado a contratar un seguro de responsabilidad civil.

Asimismo, deberás tener la ITV en regla. Esta revisión técnica es obligatoria tanto para coches como para motos que no hayan tramitado la baja temporal. Llevar la moto sin ITV puede costarte 200 euros o 100 euros cuando esté parada.

¿Necesitas orientación para contratar un buen seguro de coche? Prioriza tu seguridad y la de terceras personas eligiendo una póliza que te respalde en los momentos más complejos. Desde Allianz podemos ayudarte con el seguro más completo para que tú no tengas que preocuparte por nada. ¡Cuenta con nosotros!

#motor #segurocoche #ITV #multas

¿Qué sanción podrá imponerse al propietario de un vehículo que circula sin seguro?

En traspacar.com queremos enseñarte todo lo concerniente a ¿Qué sanción podrá imponerse al propietario de un vehículo que circula sin seguro? Si estás buscando información precisa sobre este tema, sin lugar a dudas has llegado al lugar indicado. Como propietario de un vehículo, probablemente sepas que debes tener un seguro.

En primer lugar, porque es una herramienta esencial para protegerse de los imprevistos. Recuerda que los vehículos privados están más expuestos a los accidentes que otros medios de transporte. Por otro lado, es un requisito legal y puedes ser multado si no tienes seguro de vehículo.

You might be interested:  Responsabilidad los administradores deudas posteriores al cese

Desgraciadamente, no todo el mundo cumple estas normas, lo que a veces causa molestias a los terceros implicados. Debe estar preparado para diversas situaciones, como los accidentes con fuga. O, sin ir más lejos, un amigo o familiar ha dejado su vehículo. O, más comúnmente, es un vehículo de empresa.

¿Qué dice la ley sobre las multas por no tener seguro de vehículo?

Sobre ¿Qué sanción podrá imponerse al propietario de un vehículo que circula sin seguro? El Real Decreto nº 8 de 29 de octubre (2004) aprueba la modificación de la Ley de Responsabilidad Civil y Seguro en la Distribución de Vehículos a Motor y establece la obligatoriedad del seguro de los vehículos a motor y la prohibición de su distribución sin seguro obligatorio. El propietario del vehículo es siempre responsable de la infracción.

Sin embargo, el conductor es responsable si es culpable y causa daños a otra persona o vehículo por haber conducido sin el seguro obligatorio. En estos casos, son responsables tanto civil como penalmente. Por otro lado, el propietario es responsable civilmente (pero no penalmente) si causa daños a una persona o a un vehículo por no tener el seguro obligatorio (excepto en caso de robo).

Cómo saber si un coche tiene seguro

Multas por un vehículo que circula sin seguro

Conducir sin seguro es una infracción más común de lo que creemos. De hecho, la Dirección General de Tráfico (DGT) calcula que hay alrededor de 2 millones de vehículos circulando sin póliza de seguro. Por ello, utilizamos todos los medios automatizados para localizar los vehículos no asegurados.

Cada año se ponen casi 140 000 multas por conducir sin seguro, lo que genera unos 120 millones de euros de ingresos. En comparación, esta cifra es el doble de las multas por conducir bajo los efectos del alcohol y las drogas juntas: la forma en que la DGT atrapa a los delincuentes no es muy diferente de la que pueden hacer los particulares.

Cuál es el coste matriculación coche extranjero

No tener un seguro de vehículo puede dar lugar a multas…

Los agentes de tráfico fotografían las matrículas con diversas cámaras a su disposición y las cotejan con una base de datos vinculada a las compañías de seguros. Si el vehículo no está asegurado, el propietario es multado; según el BOE, las multas pueden oscilar entre 601 y 3.005 euros.

La cuantía de la multa se determina en una escala graduada en función de la circulación del vehículo, la categoría, el servicio prestado, la gravedad de los daños causados, el periodo de no aseguramiento en su caso y la reincidencia. Además, un vehículo que circula sin seguro, es obligatorio que puede ser inmovilizados por los agentes de policía hasta que el propietario demuestre la cobertura del seguro.

Notificación de venta de un coche al DGT

¿Qué pasa si el vehículo no se mueve del garaje?

Es indiferente si el vehículo no se ha movido del garaje o si se ha dejado en la propiedad y, por tanto, no está en condiciones técnicas de ser conducido.

Esta es la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE). Esta sentencia establece que los vehículos matriculados en los Estados miembros de la UE deben tener un seguro de responsabilidad civil obligatorio.

Finalmente, esto supone, por supuesto, que no hayan sido retirados de la circulación en virtud de la legislación nacional aplicable – en palabras del TJUE, todos los vehículos deben estar asegurados independientemente del uso del vehículo en cuestión, la probabilidad de su uso y la intención real del propietario o de otros.

Cómo quitar reserva de dominio coche

Importancia de tener un seguro de vehículo

En otras palabras, tener un seguro significa algo más que recibir un pinchazo en la carretera o la reparación de una ventana rota. La compañía te cubre las espaldas y, si causas daños a terceros, te indemnizará, te defenderá en los tribunales y, si es necesario, pagará tu fianza.

El seguro es obligatorio en cualquier circunstancia, incluso para un vehículo que no funciona y que se deja en un garaje, siempre que esté registrado en el censo de vehículos de la Dirección General de Tráfico.

Hay que señalar que, en estos casos, los usuarios tienen la opción de no contratar el seguro al no conducir el vehículo. No obstante, hay que tener en cuenta que el vehículo debe pasar una inspección técnica de vehículos y debe estar asegurado para poder llevarlo al centro de la ITV (es decir, para conducirlo).

Cómo funciona un seguro de coche

Ahora que ya sabes que sanción podrá imponerse al propietario de un vehículo que circula sin seguro. Y que obviamente quieres evitar para ti está molesta sanción. Te invitamos a solicitar los servicios de Traspacar recuerda que el seguro de automóvil es una salvaguarda financiera para tu patrimonio. En caso de robo, podría perder parte de su patrimonio si no tiene un seguro.

Igualmente, en caso de accidente de tráfico, es posible que tenga que reparar los daños. Existe la certeza de que sólo será responsable de una parte del coste de los daños sufridos. Así que no lo dudes más y empieza a asegurar en cinco minutos con nosotros, Evite las colas y los tiempos de desplazamiento de los iconos.

¡Fácil, rápido y seguro!

Los peligros de conducir sin seguro

En el caso de que el conductor de un vehículo sin asegurar sea responsable de un accidente, el Consorcio de Compensación de Seguros (CCS) se hace cargo de los daños materiales y personales causados a terceros.

Posteriormente, el CSS puede reclamar la indemnización tanto al conductor del vehículo como a su propietario. Además, se multa al conductor con hasta 3.

000 € (según el tipo de vehículo), además de otras posibles sanciones por no haber pasado la ITV, el pago de la grúa, el depósito municipal…). Además, el vehículo puede ser inmovilizado.

“Sin duda, lo más grave puede ocurrir cuando un coche sin seguro causa un accidente es que el propietario tendrá que hacer frente a todos los costes y daños producidos, incluyendo las lesiones, lo que, en total, puede ascender a decenas de miles de euros”, explican desde Línea Directa.

Igualmente el CCS se haría cargo de los daños causados a terceros y, como conductor responsable del accidente, le reclamaría el importe por los daños causados, de los que el propietario y el conductor del coche sin seguro responden solidariamente. “Las reclamaciones suelen dirigirse a los propietarios, ya que la titularidad es más sencilla de acreditar que la identidad de un conductor ocasional”, apuntan desde Línea Directa.

El seguro obligatorio del vehículo responsable del accidente le indemnizaría los daños materiales y personales. Pero, si usted circula sin seguro, será sancionado (entre 600 y 3.000 €) y su vehículo inmovilizado.

“No obstante, si acredita que es la parte perjudicada en el accidente, podrá reclamar los daños a la compañía del vehículo contrario.

Pero al no tener contratada la garantía de Defensa Jurídica, deberá hacer por sí mismo todos los trámites, incluyendo la contratación de profesionales”, explican en Línea Directa.

Sí, así lo contempla la ley: si un agente constata que un coche no tiene seguro, además de imponer una sanción económica, podrá inmovilizarlo exactamente igual que sucede en los controles de drogas y alcoholemia.

Sí, lo hacen los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil y las policías autonómicas, que tienen acceso en tiempo real a los ficheros de vehículos. Cuando realizan controles de drogas, alcohol o velocidad en carretera o ante cualquier otra incidencia, revisan la documentación del vehículo y del conductor y verifican que el vehículo está asegurado.

No, en esos casos no existe obligación siempre que el vehículo esté fuera de la vía pública.

En 2019, las compañías de seguros pagaron 4.959 millones de euros por responsabilidad civil del seguro del automóvil y casi 3.000 millones de euros en indemnizaciones por daños personales a víctimas de accidentes de tráfico, según datos de UNESPA. Se calcula que los costes totales por cada fallecido en accidente de tráfico ascienden a 1,4 millones de euros.

Más de 130.000 multas al año en España por conducir sin seguro

Para que un vehículo pueda circular debe tener contratado y en vigor un seguro obligatorio de Responsabilidad Civil.

Pero no tenerlo no es un obstáculo para muchos consultores, que se lanzan a la carretera sin estar debidamente protegidos.

De acuerdo con los datos de la Dirección General de Tráfico (DGT), el 3,06% de las multas interpuestas en los últimos seis años fue por conducir un vehículo sin seguro, esto es 130.000 sanciones cada año.

Aunque los datos son orientativos, se calcula que en las carreteras españolas circulan más de 2 millones de vehículos sin el seguro obligatorio, una imprudencia que puede costar entre 601 y 3.005 euros, que deberá abonar el dueño del vehículo.

En caso de sufrir un accidente, el conductor se hará cargo de los daños que ocasione a otras personas, vehículos o el mobiliario urbano.

El dueño del vehículo solo será responsable civilmente, siempre que el conductor y el dueño del vehículo sean personas diferentes.

You might be interested:  Reclamar rentas tras enajenarse la finca por ejecucion hipotecaria

Accidentes con coches sin seguro

Los coches deben estar asegurados incluso si no circulan habitualmente, eso es algo que deben tener en cuenta los conductores. En el caso de que uno de los vehículos implicados en un accidente no cuente con el seguro en vigor, y sea declarado culpable del incidente, el Consorcio de Compensación de Seguros (CCS) se hará cargo de los daños materiales y personales causados a terceros.

Luego, el Consorcio podrá reclamar la indemnización al conductor del vehículo o al dueño. El conductor, además, recibirá una multa de hasta 3.000 euros, a la que podrían sumarse otras sanciones, si el vehículo no ha pasado la ITV, el pago de la grúa, etc. Como colofón, los agentes pueden inmovilizar el vehículo. Y deben pagarse los gastos de custodia del vehículo.

Por otro lado, si el vehículo sin seguro no es el culpable del accidente, el seguro obligatorio del coche responsable del accidente indemnizará los daños materiales y personales. Pero, al circular sin seguro, el conductor será sancionado y el vehículo, inmovilizado.

Vigilancia de las pólizas en vigor

A pesar de que muchos conductores lo desconocen, los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil y las policías autonómicas hacen seguimiento del vencimiento de las pólizas a través del acceso en tiempo real a los ficheros de vehículos, como el FIVA, el Fichero Informativo de Vehículos Asegurados, que gestiona el Consorcio de Compensación de Seguros. Cuando ocurre cualquier incidencia, los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado revisan la documentación del vehículo y del conductor y verifican si cuenta con el seguro básico en vigor.

Los accidentes de tráfico suponen un coste muy importante, tanto económico como social y, en algunos casos, tienen graves repercusiones en la salud y la calidad de vida de los afectados. De acuerdo con datos de Unespa, en 2019 el seguro desembolsó 4.

959 millones de euros en concepto de responsabilidad civil del seguro de automóviles, y cerca de 3.000 millones de euros por indemnizaciones por daños personales a víctimas de accidentes de tráfico.

Además, la patronal calcula que los costes totales por cada fallecido en accidente de tráfico ascienden a 1,4 millones de euros.

Conducir sin carné

Otra de las infracciones que más ha crecido en los últimos años es la de conducir sin permiso de circulación.

Formaster, Asociación Profesional de Empresas Formadoras en Logística, Transporte y Seguridad Vial, explica que constituyen el 2,6% de las multas de Tráfico interpuestas en los últimos seis años.

Esto implica unas 103.000 multas al año a personas que conducen un vehículo sin el permiso correspondiente.

Conducir sin carné es un delito o una infracción, en función de su gravedad.

Es un delito contra la Seguridad Vial según el artículo 384 del Código Penal cuando se conduce sin carné por la pérdida total de los puntos asignados legalmente, por decisión judicial o por no haberlo obtenido nunca.

En estos casos, las penas pueden llegar a ser de prisión de hasta seis meses y multas de 12 a 24 meses o trabajos para la comunidad de hasta 90 días, según los agravantes (como conducción temeraria, alcohol, etc.), la reincidencia o antecedentes penales.

Por otro lado, se considera una infracción cuando se conduce con el carné caducado, conducir un vehículo de otra categoría o conducir con un permiso no homologado en España. En estos casos las multas suponen la pérdida de cuatro puntos y sanciones de entre 90 y 200 euros.

▷¿Puedo conducir un Coche sin estar en el Seguro?

El artículo 3 del Real Decreto Legislativo 8/2004, que aprueba el Texto Refundido de la Ley sobre Responsabilidad Civil y Seguro en la circulación de vehículos a motor, establece que las consecuencias de conducir un vehículo sin seguro son:

  1. La prohibición de circulación por territorio nacional de los vehículos que no tengan un seguro en vigor.
  2. El depósito o precinto público o domiciliario del vehículo, con cargo a su propietario, mientras no sea concertado el seguro. En un principio, el precinto del vehículo será por un mes, y, en caso de reincidencia, será de tres meses, mientras que, en el supuesto caso de quebrantamiento del depósito o precinto, será de un año, debiendo demostrarse para levantar dicho depósito o precinto que se dispone del seguro correspondiente. Los gastos originados en el depósito serán a cuenta del propietario, y deberá abonarlos o garantizar el pago para obtener la devolución de su automóvil.
  3. La imposición de una multa por conducir el vehículo sin seguro cuyo importe dependerá del tiempo que lleve el vehículo sin estar asegurado, si estaba circulando en el momento en el que se detecta el incumplimiento de la obligación de aseguramiento, del servicio que el vehículo preste, si ha tenido otras multas por lo mismo o la gravedad del perjuicio generado, entre otras causas. 

 Por tanto, conducir un vehículo sin seguro está tipificado como delito y lleva aparejada una sanción administrativa que va desde los 601 euros hasta los 3.

005 euros, dependiendo de las condiciones en que haya sido intervenido (la cantidad a pagar no será la misma si el vehículo estaba parado o circulando, por ejemplo). En relación a los coches, la sanción es de 1.

500 euros, precisa la Dirección General de Tráfico (DGT).

En caso de infracción o, simplemente, al ser reclamado en un control rutinario, los agentes de la autoridad procederán a inmovilizar el vehículo directamente.

No es necesario un accidente o un control de Tráfico para detectar un vehículo sin seguro.

Desde 2016, la DGT tiene operativos radares y otros sistemas automatizados para descubrir los dos millones de vehículos que se estima que circulan sin seguro y/o sin haber pasado la Inspección Técnica de Vehículos (ITV). Cada año, más de 50.000 conductores son ‘cazados’ al volante sin seguro. Asume toda la factura en solitario.

El conductor que viaja sin seguro cargará, además, con todos los gastos ocasionados por daños (ya sean físicos o materiales). La cantidad a pagar en caso de accidente, que sería costeada por parte del seguro en caso de tenerlo contratado, será asumida directa y únicamente por el conductor del vehículo.

Si se produce un accidente, es más probable que el conductor sin seguro tenga que comparecer en un proceso judicial, pagando de su bolsillo la defensa y la más que segura condena.

Otra repercusión es que ‘ensucia’ el historia del conductor. Una persona que circula sin seguro, y que, además, se ha visto involucrada en un accidente con terceros implicados, se puede encontrar con que nadie le quiera asegurar.

Las compañías de seguros no tienen más referencia que ese historial, ya que, ni siquiera, se cuenta con la confianza de haber estado asegurado durante el año anterior, por lo pueden hasta rechazar la solicitud de póliza, o asegurarle, pero con una prima bastante elevada, proporcional al riesgo que creen asumir de partida. 

Sin póliza, culpable, seguro

Un seguro no significa solo contar con ayuda si se sufre una avería del vehículo en pleno viaje o el abono de la reparación de una luna rota. Implica que, si se causan daños al conducir, la compañía de seguros se encargará de las indemnizaciones, de la defensa en un juicio e, incluso, de constituir una fianza, si fuera necesario.

Conducir sin seguro es hacerlo sin ayuda de nadie, y asumir que todos los posibles gastos generados por esa decisión corren de cuenta del conductor no asegurado. Gastos que pueden ser muy elevados, y llevar, incluso, a la cárcel en un accidente con víctimas mortales.

Y todo ello sin que necesariamente el conductor sin seguro sea culpable del siniestro, es más,si no es el responsable, al conducir sin seguro, se convierte automáticamente en el culpable de éste.

En un primer momento, los daños causados a terceros por un conductor sin póliza correrán a cuenta del Consorcio de Compensación del Seguro, que se financia mediante un recargo de 3,5 euros en la prima del seguro obligatorio de Responsabilidad Civil. Ese dinero se destina a que esta institución afronte los gastos que generan los vehículos sin seguro.

Obviamente, el Consorcio, tras haberse hecho cargo de los daños provocados por un conductor sin seguro, luego irá a cobrar éstos.

El artículo 3 del Real Decreto Legislativo 8/2004 regula que “las autoridades competentes en materia sancionadora tienen la obligación de entregar al Consorcio de Compensación de Seguros el 50% del importe de las sanciones recaudadas por este precepto, para hacer frente a las indemnizaciones a las víctimas de accidentes en el caso de que el vehículo implicado en el accidente no tenga la póliza suscrita.”

Por tanto, conducir sin seguro, además de temerario, es insolidario.

Aunque esté siempre en el garaje

El seguro es obligatorio en cualquier circunstancia; incluso aunque el vehículo no circule y se encuentre estacionado en un garaje.

Mientras esté dado de alta en el censo de vehículos de la DGT, estará obligado a contar con un seguro.

También será obligatorio, igualmente, que pase la ITV, lo que implica, por cierto, su traslado, por lo que se necesitará que el coche tenga su seguro al día.

Leave a Reply

Your email address will not be published.