Como tributan los derechos de suscripcion preferente en la renta

Cuando una empresa decide ampliar capital los accionistas tienen el derecho de suscripción preferente, es decir, la posibilidad de comprar más títulos antes que el resto de personas y a veces de un precio diferente.

Esto, que puede parecer baladí, tiene su importancia. Tanto es así que existe un mercado de compra-venta de estos derechos durante el periodo en el que se pueden negociar, que no suele exceder los 15 días.

Pero, ¿hay que pagar impuestos por estos derechos? ¿Cómo tributan al hacer la declaración de la renta los derechos de suscipción?

Lo primero que debemos tener claro es que el poseedor de los derechos de suscripción tiene tres opciones: vender los derechos de suscripción a la empresa, venderlos en el mercado secundario o ejecutarlos, es decir, cambiarlos por nuevas acciones de la compañía. Cada una de ellas tiene sus implicaciones fiscales que vamos a repasar a continuación.

Como tributan los derechos de suscripcion preferente en la renta

Venta de los derechos de suscripción a la empresa

Esta es quizás la menos habitual y pasa por traspasar los derechos de suscripción a la empresa, generalmente al mismo precio de la ampliación de capital.

En este caso el tratamiento fiscal sería el mismo que el de un dividendo y que puedes consultar aquí, aunque sí podemos adelantar que los primeros 1.500 euros obtenidos vía dividendos están exentos de tributar.

Las cantidades excedentes se sumarán al resto rentas del ahorro para tributar dentro de los actuales tipos del ahorro que son los siguientes:

Como tributan los derechos de suscripcion preferente en la renta

 Venta de los derechos de suscripción en el mercado secundario

La cosa cambia cuando el accionista se dedica a especular, bien entendido el término, con sus derechos. En este caso lo que ocurre es que suele haber expectativas positivas para la ampliación, aunque aún así la operación puede ser defectuosa. Dicho de otra forma, se pueden vender los derechos a menor precio del valor de adquisición de las acciones o a mayor. 

En el primero de los casos, la venta de los derechos tributará sólo en el momento en el que se produzca la transmisión de las acciones que originaron los derechos de transmisión .

En ese momento, se descontará el importe de la venta al valor de adquisición a efectos fiscales.

 En el segundo de los supuestos, el exceso o beneficio, tributará como ganancia patrimonial.

Lo que no cambia en ambos casos es que siempre tributará como rendimiento de capital mobiliario.

Suscripción de la ampliación

Quienes acudan efectivamente a la ampliación no estarán sino comprando el número de acciones que poseen, en cuyo caso el precio de compra será el mismo valor de adquisición de las acciones que originaron los derechos.

La tributación será la misma que la de una acción ordinaria, por lo que sólo habrá que pagar impuestos en el momento de la venta, cuando se generará una plusvalía o una minusvalía a efectos de rendimiento de capital mobiliario.

Cambios con la reforma fiscal

La reforma fiscal que entra en vigor en 2015 establece importantes cambios en la fiscalidad de los derechos de suscripción y que desvanece su ventaja fiscal frente al cobro de dividendos, aunque éstos también sufren con los cambios.

Bajo la nueva legislación, en la renta 2015 es necesario incluir como ganancia patrimonial en la venta de la acción el importe obtenido por la venta de los derechos de suscripción preferentes.

 Dicho de otra forma, se termina con la ventaja fiscal del pago diferido y el importe de la venta deja de restarse al valor de adquisición de los valores que los generan.

Seguirá, sin embargo, minorando el valor de adquisición de las acciones el importe recibido por la reducción de capital con devolución de aportaciones y las primas de emisión.

Por otra parte, la desaparición de la exención de tributar por los primeros 1.500 euros obtenidos vía dividendo equipara la fiscalidad en el caso de vender los derechos a la empresa o en el mercado secundario.

  • Recordar también que la reforma fiscal cambia los tipos del ahorro, que son los que pagamos por nuestras inversión y que pasan a ser los siguientes para lrenta 2015 y la renta 2016: 
  • Como tributan los derechos de suscripcion preferente en la renta Como tributan los derechos de suscripcion preferente en la renta
  • Imagen superior –  hxdbzxy en Schutterstock

Los derechos de suscripción preferentes tras la reforma fiscal

Como tributan los derechos de suscripcion preferente en la renta
Por Jaime Ávila Pozuelo
15/12/2014

Como cada semana, vamos a darle otra vuelta a la Reforma Fiscal. Siguiendo en la misma línea de otras tribunas sobre la prima de emisión de acciones o reducción de capital con devolución de aportaciones, hoy nos centraremos en el tratamiento fiscal de la transmisión de derechos de suscripción preferente en el impuesto sobre la renta de las personas físicas.

Los derechos de suscripción preferentes, son los derechos que permiten al accionista la posibilidad de suscribir nuevas acciones cuando se realicen ampliaciones de capital con un trato preferente ante nuevos accionistas. El accionista propietario de estos derechos puede ejecutarlos o por el contrario transmitirlos.

Antes de la reforma fiscal, la tributación de estos derechos era similar a la de la distribución de la prima de emisión de acciones (Vease: Distribución de la prima de emisión de acciones tras la Reforma Fiscal), solo que el exceso de valor de la transmisión, que minora el valor de adquisición hasta agotarlo, tributa como ganancia patrimonial en lugar de como rendimiento de capital mobiliario.

Veamos un ejemplo:

El señor X posee acciones cuyo precio de adquisición fueron 1.000 euros. Se produce una ampliación de capital, y el señor X decide vender sus derechos de suscripción preferentes por 1.000 euros.

En este sentido, el valor de transmisión reducirá el valor de adquisición de las acciones hasta 0, y el exceso, los 500 euros restantes, tributarán como ganancia patrimonial.

Posteriormente cuando venda mis acciones, el valor de estas será 0, por lo que el valor de transmisión será íntegramente una ganancia patrimonial.

Pues bien, con la famosa Ley 26/2014, de 27 de noviembre que modifica la Ley 35/2006 del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, se modifica el artículo 37 que regula la tributación de estos derechos, de manera que para entidades no cotizadas en mercados regulados, el 100% de la venta de los derechos de suscripción tributará como ganancia patrimonial.

En el ejemplo anterior, en el momento de la venta de los derechos, los 1.500 euros tributarán íntegramente como ganancia patrimonial.

No obstante esta medida, entrará en vigor en 2017

Como tributan los Derechos de Suscripción Preferente en la Renta

Como tributan los derechos de suscripcion preferente en la renta

Los Derechos de Suscripción Preferente (DSP), podemos definirlos como el derecho de los accionistas de una sociedad a suscribir, en toda ampliación de capital social o en la emisión de obligaciones convertibles, acciones en un número de acciones proporcional a su cuota de participación en la misma, para que esta no se verá reducida. Para que esto no suceda, se dispone de un derecho de suscripción preferente de las acciones nuevas, de tal manera que dicho porcentaje no se vea disminuido. Este mecanismo evita la dilución de las reservas entre un mayor número de accionistas. Los accionistas antiguos que rehúsen ejercitarlos podrán vender en Bolsa sus derechos, en el supuesto de que éstos tengan valor y de que para los mismos exista mercado.

  • Si usted es accionista de una sociedad y llegado el momento, decidiera que no está interesado en adquirir esas nuevas acciones, reducirá su cuota de participación en la empresa, pero no se verá perjudicado económicamente, ya que podrá vender tales derechos a los inversores que deseen invertir en acciones de dicha compañía.  
  • En algunas ocasiones, el contribuyente que tiene acciones acude a la ampliación de capital por parte de la empresa y no sabe qué hacer con los derechos de suscripción porque no conoce la fiscalidad de los derechos de suscripción.
  •  La transmisión de los derechos de suscripción tiene diferente tratamiento fiscal, dependiendo de que se trate de derechos de suscripción de acciones con cotización oficial o acciones sin cotización oficial. 
  • ¿Cómo tributan los derechos de suscripción en el IRPF?
  •  La fiscalidad de los derechos de suscripción en la Declaración de la Renta depende de tres situaciones concretas:
  •  a) Venta de los derechos de suscripción a la propia empresa.
You might be interested:  Los trabajadores administracion declarados indefinidos no fijos

El contribuyente decide vender los derechos de suscripción a la empresa a un precio determinado y en las condiciones de la ampliación de capital. Fiscalmente dicho importe recibido por la venta se imputaran y tributaran como dividendos, y por tanto con la posibilidad de aplicar la exención de los primeros 1.500 euros.

 b) Venta de los derechos de suscripción en el mercado secundario.

El contribuyente decide vender los derechos de suscripción en el mercado secundario según la cotización diaria. El importe por la venta de los derechos de suscripción, que no esta sujeto a retención y fiscalmente se debe de tener en cuenta como minoración del valor de adquisición de las acciones que los generan.

Pueden darse dos supuestos diferentes:

El importe obtenido por la venta de los derechos de suscripción es menor al valor de adquisición de las acciones. La venta de los derechos de suscripción no tendrá efectos fiscales hasta el momento en que se produzca la transmisión de las acciones; en el momento de vender las acciones que hayan originado los derechos, se deberá descontar este importe al valor de adquisición.

El importe obtenido por la venta de los derechos de suscripción es mayor al valor de adquisición de las acciones. El exceso tributa como ganancia patrimonial en el período impositivo en que se produzca el exceso.

Por tanto, este importe tributará en ambos casos como rendimiento de capital mobiliario, aumentando la plusvalía o disminuyendo la minusvalía patrimonial del ejercicio correspondiente.

 c) Cambio de derechos de suscripción por nuevas acciones.

 Si el contribuyente decide acudir a la ampliación de capital y aumentar su cartera de valores con el número de acciones que le corresponden según el número de derechos de suscripción; con lo que incrementa el número de acciones en su cartera por el mismo valor de adquisición ya que las nuevas acciones no tienen coste.

Deberá declararlo cuando se vendan las acciones de esta cartera, aumentando la plusvalía o disminuyendo la minusvalía. Los derechos de suscripción están exentos en el caso en que se hayan vendido a la empresa, pues son considerados dividendos y se pueden acogerse al artículo 7 de la ley del IRPF siempre que el importe sea inferior a 1.

500 euros estarán exentos en la Declaración de la Renta.

¿Qué es un derecho de suscripción preferente?

Un inversor debe conocer que si la empresa de la que es accionista amplía capital, su cuota de participación en la misma se verá reducida. Para que esto no suceda, dispone de un derecho de suscripción preferente de las acciones nuevas, de tal manera que dicha cuota no se vea disminuida. Este mecanismo evita la dilución de las reservas entre un mayor número de accionistas.

Si decidiera que no está interesado en adquirir esas nuevas acciones, reducirá su cuota de participación en la empresa, pero no se verá perjudicado económicamente, ya que podrá vender tales derechos a los inversores que deseen invertir en acciones de dicha compañía.

Los derechos de suscripción preferente son títulos que se negocian en el mercado bursátil durante el período de suscripción de las acciones nuevas y su cotización estará relacionada con las alteraciones que experimente la cotización de las acciones antiguas. Así, si hay muchos inversores que están interesados en adquirir acciones de dicha sociedad, el valor de los derechos de suscripción aumentará y, si por el contrario, no hay personas dispuestas a comprar tales títulos, el valor de los derechos disminuirá.

Ejemplo: Supongamos que, en el ejemplo de la pregunta ¿Qué es una ampliación de capital? en el que se emitían 200.000 nuevas acciones, se incorporaran nuevos accionistas que suscriben las acciones al valor nominal de 10 euros por acción.

Los antiguos accionistas tenían acciones con un valor teórico de 15 euros, que ahora, tras la ampliación, se sitúa en 14,17 euros. Sufrirían, por tanto, un perjuicio de 0,83 euros por acción, en total, 830.000 euros.

¿Cómo podrían verse compensados de esa pérdida? Si los nuevos accionistas pagan a los antiguos 4,15 euros por cada nueva acción (830.000/200.000).

Como cada antiguo accionista podría haber suscrito 1 nueva acción por cada 5 antiguas, podría ceder ese derecho, de manera que una persona que quisiera suscribir 1 nueva acción, además de su valor nominal, tendría que desembolsar 4,15 euros (0,83 euros x 5) a quien le ceda el derecho de suscripción.

Casos prácticos de la declaración de renta 2021 (XIX): Complicaciones de tributar por la venta de acciones cotizadas y derechos de suscripción

La ganancia o pérdida vendrá determinada por la diferencia entre el valor de adquisición y el valor de transmisión, determinado éste por la cotización en la fecha de transmisión o el precio pactado cuando resulte superior.

El valor de adquisición se minora  el importe obtenido por las transmisiones de derechos de suscripción realizadas antes del día 1 de enero de 2017, con excepción del importe de estos derechos que haya tributado como ganancia patrimonial 

Derechos de suscripción

También hemos podido transmitir  los derechos de suscripción preferente, que son los que nos otorgan como socios frente a terceros la preferencia para suscribir nuevas acciones o participaciones, en proporción al valor nominal de las acciones o participaciones que poseamos en el momento de realizarse por la sociedad una ampliación de capital social o en la emisión de obligaciones convertibles en acciones. 

Así, en la transmisión de derechos de suscripción debemos distinguir entre las adquiridas a partir del 1 de enero de 2017 y las anteriores. En el primer caso, la operación de venta se considera de ganancia patrimonial para el transmitente en el período impositivo en que se produzca la transmisión. 

Así, nos tiene que retener o ingresar a cuenta por el IRPF un 19% sobre el importe recibido, la entidad depositaria y, en su defecto, el intermediario financiero o el fedatario público que ha intervenido en la transmisión. Si el obligado a practicarla es la entidad depositaria, lo hará por ésta para su entrega al contribuyente.   

Un detalle a tener en cuenta es que se equipara desde el 1 de enero de 2017 el tratamiento fiscal derivado de la transmisión de derechos de suscripción, tanto si se trata de derechos procedentes de valores admitidos a negociación como no admitidos a negociación.

En ambos casos, la transmisión de los derechos de suscripción tributa como ganancia patrimonial en el ejercicio en que se produzca. 

Operaciones hasta 2016

Hasta el 31 de diciembre de 2016 el importe obtenido en la transmisión de derechos de suscripción derivados de esta clase de acciones y participaciones, minoraba el valor de adquisición de las acciones de las que procedía para futuras transmisiones, y si el importe obtenido en la transmisión de los derechos de suscripción resultaba ser superior al valor de adquisición, entonces la diferencia se consideraba ganancia patrimonial para el transmitente. 

Desde el 1 de enero de 2017 se ha establecido un régimen transitorio que permite determinar el valor de adquisición de los valores admitidos a negociación deduciendo el importe obtenido por las transmisiones de derechos de suscripción realizadas hasta el 31 de diciembre de 2016, con excepción del importe de tales derechos que hubiera tributado como ganancia patrimonial.

Valores adquiridos antes de 1995

Si obtenemos una ganancia patrimonial, tenemos que distinguir la parte que se haya generado antes del 20 de enero de 2006 (única sobre la que se aplican los coeficientes reductores o de abatimiento) de la generada con posterioridad. 

La determinación de la ganancia patrimonial generada antes de esa fecha la efectuaremos de acuerdo con la regla especial para estos valores y aplicaremos, en su caso, los coeficientes reductores que correspondan de acuerdo con lo previsto en la disposición adicional novena de la Ley del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas.

En el caso de derechos de suscripción el período de permanencia es el de los valores de los que proceden. Si no se ha transmitido la totalidad de los derechos, se entiende de que los transmitidos son los valores adquiridos en primer lugar. 

Valor homogéneo en préstamo

  • A las adquisiciones o transmisiones realizadas por el prestatario de valores homogéneos a los tomados en préstamo durante la vigencia del mismo, les resulta aplicable un régimen fiscal especial en el que las transmisiones de valores homogéneos a los tomados en préstamo que se efectúan durante la vigencia del mismo se considera que afectan en primer lugar los valores tomados en préstamo, y sólo afectarán a la cartera de valores homogéneos preexistentes en el patrimonio del contribuyente, en la medida en que el número de los transmitidos exceda de los tomados en préstamo.
  • Las adquisiciones realizadas durante la vigencia del préstamo se imputan a la cartera de valores tomados en préstamo, salvo que excedan de los necesarios para la completa devolución del mismo. 
  • La renta derivada de la transmisión se imputan al período impositivo en que tenga lugar la posterior adquisición de otros valores homogéneos, y se calcula por la diferencia entre el valor de transmisión y el valor de adquisición que corresponda a los adquiridos durante la duración del préstamo y con posterioridad a la transmisión.
  • Cuando para hacer frente a la devolución de los valores tomemos a préstamo nuevos valores homogéneos, se toma como valor de adquisición el de cotización de los nuevos valores homogéneos en la fecha de obtención del nuevo préstamo. 
  • Si la devolución la efectuamos mediante la entrega de valores homogéneos preexistentes en nuestro patrimonio, tomaremos como valor de adquisición el de cotización de los valores en la fecha de cancelación del préstamo.
  • Este valor se toma como valor de transmisión para calcular la renta derivada de la devolución efectuada con valores homogéneos preexistentes. 
You might be interested:  Ocurre si no te presentas juicio al te han citado

Prima con reducción de capital

En el caso de que efectuemos una distribución de la prima de emisión de acciones o participaciones, o de reducción de capital que tenga por finalidad la devolución de aportaciones (según establece el artículo 33.3.

a) de la Ley del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas) el importe obtenido debe minorar, hasta su anulación, el valor de adquisición de las acciones o participaciones afectadas y el exceso que, en su caso, resulte tributará como rendimiento de capital mobiliario. 

Si la reducción de capital procede de beneficios no distribuidos, la totalidad de las cantidades percibidas por ello tributarán de acuerdo con lo previsto en el apartado 1º del artículo 25.1.a) de la Ley.

Rendimiento de capital negativo en concurso

Si hemos suscrito deuda subordinada de una sociedad que ha sido declarada en concurso de acreedores, y está aún en fase de liquidación, es preciso que esperemos a que esta finalice, y ese será el momento cuando proceda cuantificar el rendimiento del capital mobiliario negativo obtenido.

Así, lo aclara la Dirección General de Tributos, en la consulta vinculante V2252-18, de 26 de julio de 2018, en la que señala que el concursante imputarnos las minusvalías latentes derivadas de una inversión en aportaciones financieras subordinadas de una cooperativa que posteriormente fue declarada en concurso, entrando en fase de liquidación.

Novedades en la transmisión de derechos de suscripción a partir del 2017

La Ley 26/2014 se reforma del IRPF, con efectos desde el 1 de enero de 2017, ha modificado la redacción del artículo 37.1.

a) de la LIRPF para establecer que el importe obtenido por la transmisión de derechos de suscripción procedentes de los valores cotizados tendrá la calificación fiscal de ganancia patrimonial para el transmitente en el período impositivo en que se realice la transmisión.

En algunas ocasiones, el contribuyente que tiene acciones acude a la ampliación de capital por parte de la empresa y no sabe qué hacer con los derechos de suscripción porque no conoce la fiscalidad de los derechos de suscripción. La venta de los derechos de suscripción tiene diferente tratamiento fiscal según se trate de derechos de suscripción de acciones con cotización oficial o acciones sin cotización oficial.

Los derechos de suscripción preferentes, son los derechos que permiten al accionista la posibilidad de suscribir nuevas acciones cuando se realicen ampliaciones de capital con un trato preferente ante nuevos accionistas. El accionista propietario de estos derechos puede ejecutarlos o por el contrario transmitirlos.

Lo primero que debemos tener claro es que el poseedor de los derechos de suscripción tiene tres opciones:

  • vender los derechos de suscripción a la empresa,
  • venderlos en el mercado secundario, o
  • ejecutarlos, es decir, cambiarlos por nuevas acciones de la compañía.

Cada una de ellas tiene sus implicaciones fiscales, como veremos a continuación.

Venta de los derechos de suscripción a la empresa

La fiscalidad de la venta de derechos de suscripción | BBVA

La fiscalidad de la transmisión de derechos de suscripción por parte de personas físicas (art. 37 de la Ley del IRPF) varía en función de si los valores de los que proceden los derechos están o no admitidos a negociación en alguno de los mercados secundarios oficiales de valores previstos en la normativa comunitaria (Dir 2004/39/CE redacc Dir 2010/78/UE):

Acciones cotizadas

Si los valores están admitidos a negociación el importe de los derechos de suscripción enajenados minora el precio de adquisición de esos valores (los efectos fiscales se producen con la transmisión de las acciones) y sólo en el caso de que dicho importe supere al precio de adquisición, el exceso tiene la consideración de ganancia patrimonial en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) imputable al período impositivo en que se produce la transmisión.

Tales ganancias de patrimonio se integran en la base imponible del ahorro (tributando al tipo del 21% hasta 6.000 euros de base liquidable, del 25% hasta 24.000 euros y al 27% para el exceso sobre dicha cantidad).

“La venta de derechos de suscripción viene reflejada como transmisión de acciones en los Datos fiscales suministrados por la Agencia Tributaria (AEAT) a los contribuyentes.

Acciones no cotizadas

Por el contrario si aquellos valores no están admitidos a negociación, el importe total obtenido en la transmisión de los derechos se considera ganancia patrimonial imputable al período impositivo en que se produce la transmisión.

Tales ganancias de patrimonio se integran en la base imponible del ahorro (tributando al tipo del 21% hasta 6.000 euros de base liquidable, del 25% hasta 24.000 euros y al 27% para el exceso sobre dicha cantidad).

Acudir parcialmente a una ampliación de capital, ejecutando parte de sus derechos de suscripción y transmitiendo el resto, se aplica la regla FIFO, de tal forma que los derechos de suscripción transmitidos son los que corresponden a los valores adquiridos en primer lugar.

Las reglas relativas a la transmisión de derechos de suscripción resultan también aplicables a la transmisión de derechos de asignación gratuita derivada de una ampliación de capital con cargo a reservas.

Un ejemplo

En 2008 se adquieren 1.000 acciones de una entidad que cotiza en Bolsa por un nominal de 6 euros por acción. En 2009 se venden derechos de suscripción por 4.200 euros. En 2010 se venden derechos de suscripción por 3.000 euros y en este 2012 se venden las acciones por 2.400 euros.

Venta derechos de suscripción (2008):

No genera ganancia o pérdida patrimonial, aunque el valor de adquisición de las acciones se minora hasta 1.800 euros (6.000 – 4.200).

Venta derechos de suscripción (2009):

El exceso sobre el valor de adquisición que asciende a 1.200 euros (3.000 – 1.800) constituye una ganancia patrimonial formando parte de la base imponible del ahorro (tributando al tipo del 21% hasta 6.000 euros de base liquidable, del 25% hasta 24.000 euros y al 27% para el exceso sobre dicha cantidad).

Venta de las acciones (2012):

Valor transmisión: 2.400 euros
Valor adquisición 1.000 × (6 – 4,2 – 1,8): 0

Ganancia patrimonial 2.400

Transmisión / Venta de derechos de suscripción de acciones cotizadas en mercados secundarios. IRPF

Inicio Documentos

Transmisión / Venta de derechos de suscripción de acciones cotizadas en mercados secundarios. IRPF.

    La 26/2007 de 28 noviembre, dentro del ámbito de la denominada “reforma fiscal 2015”, modificó la Ley 36/2005, del IRPF, en lo relativo a este tipo de rentas obtenidas consecuencia de la transmisión de derechos de suscripción de acciones cotizadas, con lo que la tributación que actualmente conocemos y con la que habremos de realizar la liquidación del impuesto (IRPF) hasta el ejercicio 2016, se verá modificada en futuros ejercicios económicos.

    Así, en la redacción del artículo 37.1.a) de la LIRPF, previa a la modificación de su redacción por la Ley 26/2007, respecto de la determinación de las ganancias y pérdidas patrimoniales de acciones con cotización en un mercado secundario, se establecía que:

    “(…)     Para la determinación del valor de adquisición se deducirá el importe obtenido por la transmisión de los derechos de suscripción.

    No obstante lo dispuesto en el párrafo anterior, si el importe obtenido en la transmisión de los derechos de suscripción llegara a ser superior al valor de adquisición de los valores de los cuales procedan tales derechos, la diferencia tendrá la consideración de ganancia patrimonial para el transmitente, en el período impositivo en que se produzca la transmisión.    (…)”.

Los valores de los cuales proceden los derechos de suscripción preferente que se transmiten deben haber sido admitidos a negociación en alguno de los mercados regulados de valores definidos en la Directiva 2004/39/CE del Parlamento Europeo y del Consejo de 21 de abril de 2004 relativa a los mercados de instrumentos financieros, y representativos de la participación en fondos propios de sociedades o entidades.    De esta forma, el tratamiento de las rentas obtenidas por la venta de estos derechos de suscripción NO TRIBUTAN como una ganancia patrimonial (ni como rendimientos del capital mobiliario) en el ejercicio de transmisión de éstos, sino que tiene unos efectos fiscales positivos pues se difiere el pago de estas ganancias hasta el momento en que se vendan las acciones representadas por estos derechos (ya que minoran el valor de adquisición de las mismas). No obstante, si el importe obtenido en la transmisión de los derechos de suscripción llegara a ser superior al valor de adquisición de los valores de los cuales procedan tales derechos, la diferencia tiene, en todo caso, la consideración de ganancia patrimonial para el transmitente que deberá imputarse al período impositivo en que se produzca la transmisión.

You might be interested:  Delito falsedad documento publico

    Pues bien, la Ley 26/2014, de 28 de noviembre, rompe con esta forma de tributar para los derechos de suscripción preferente, expresando (en el mismo artículo 37.1.a) referido), que:

El importe obtenido por la transmisión de derechos de suscripción procedentes de estos valores tendrá la consideración de ganancia patrimonial para el transmitente en el período impositivo en que se produzca la citada transmisión.

Cuando no se hubieran transmitido la totalidad de los derechos de suscripción, se entenderá que los transmitidos correspondieron a los valores adquiridos en primer lugar.    Como podemos observar, varía drásticamente la forma de tributar para los derechos de suscripción preferente, si bien, se introduce en la propia LIRPF una disposición transitoria vigésimo novena en la que establece que para la determinación del valor de adquisición de estos valores, se deducirá el importe obtenido por las transmisiones de derechos de suscripción realizadas con anterioridad a 1 de enero de 2017, con excepción del importe de tales derechos que hubiera tributado como ganancia patrimonial.

El cambio en la tributación no se producirá de forma efectiva hasta el ejercicio 2017.

    En CONCLUSIÓN, la tributación de las rentas obtenidas consecuencia de la transmisión de derechos de suscripción preferente, tributará:

Venta de derechos de suscripción preferente Tributación en 2014, 2015 y 2016 Tributación a partir de 2017
Valores admitidos a cotización en mercado secundario
  1. No tributan en el ejercicio de transmisión de los derechos, sino que el importe obtenido reducirá el precio de adquisición de las acciones cuando se produzca la transmisión de éstas (difiere la ganancia obtenida).
  2. Si el importe obtenido en la transmisión de los derechos de suscripción fuese superior al valor de adquisición de los valores de los que proceden los derechos, la diferencia tendrá la consideración de ganancia patrimonial para el transmitente, en el periodo impositivo en que se produzca la transmisión.
Tributarán, como ganancia patrimonial, en el ejercicio en que se produzca la venta de los derechos de suscripción.
Valores no admitidos a cotización en mercado secundario Tributarán, como ganancia patrimonial, en el ejercicio en que se produzca la venta de los derechos de suscripción. Tributarán, como ganancia patrimonial, en el ejercicio en que se produzca la venta de los derechos de suscripción.

    Don “Supercontable” dispone de acciones que cotizan en Bolsa, compradas en 2012 por importe de 50.000 euros, y de las que vende derechos de suscripción por 1.000 euros hasta 2016.

    En 2017 vende derechos por 150 euros y en ese mismo año vende estas acciones por 60.000 euros.

    Así, Don “Supercontable” tendrá:

    Hasta 2016:

    . Cartera de acciones a 31.12.2016: 50.000 – 1.000 = 49.000 euros.

    . La venta de los derechos minora el valor de adquisición con la anterior norma.

    En 2017:

  1. Tributará como ganancia patrimonial por la venta de los derechos por 150 Euros.
  2. Tributará como ganancia patrimonial por la venta de las acciones: (60.000 – 49.000) = 11.000 Euros; a pesar de que tras la reforma la venta de derechos no minore el valor de adquisición de las acciones de las que proceden, naturalmente, por el régimen transitorio que se prevé, sí se tienen en cuenta las transmisiones de derechos efectuadas antes de 31.12.2016.

Instrucciones Modelo 100. Transmisión de derechos de suscripción.

Comentarios

– Guía para la liquidación en el IRPF de las ganancias y pérdidas patrimoniales.

Legislación

Art. 37 Ley 35/2006 LIRPF. Normas específicas de valoración

DT. 29ª Ley 35/2006 LIRPF. Transmisiones de derechos de suscripción anteriores a 1 de enero de 2017.

¿Tienes una duda? SuperContable te sacará de este apuro.

Accede al resto del contenido aquí

Siguiente: Esquema para la determinación del Rendimiento neto de Actividades en Régimen de Estimación Objetiva del IRPF

Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de RCR. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.

Dividendos y derechos de suscripción preferente: ¿cómo tributan en el IRPF?

El artículo 25.1.a) de la Ley 35/2006, de 28 de noviembre, del IRPF, establece que los dividendos tienen la consideración de rendimientos de capital mobiliario. Por tanto, si la compañía de la que usted es accionista ha repartido dividendos en 2018 tendrá que integrarlos en la base imponible del ahorro en la declaración de la renta que ahora se está presentando.

Según un artículo publicado en el blog de Bankia sobre tributación de los dividendos en todos los impuestos, tanto del territorio común como del foral, en el IRPF tributará al tipo que corresponda.

Y para 2019, corresponde un tipo del 19% para una base de 6.000,00 euros, de 21% para la base comprendida entre 6.000,01 euros y 50.

000,00 euros, y a al tipo del 23% para el importe de la base que exceda de 50.000,00 euros.

El cobro de dividendos por personas físicas está sujeto a un tipo de retención del 19% a cuenta de la futura declaración de la renta. Además, los gastos de administración y depósito de estos valores negociables son un gasto fiscalmente deducible.

Tributación de los derechos de suscripción preferente

Antes de llegar a su fiscalidad, la oficina del accionista de CaixaBank publica una guía en la que explica primero qué son los derechos de suscripción  preferente: cuando una empresa realiza una ampliación de capital, debe ofrecer las nuevas acciones en primer lugar a sus accionistas, que disponen del derecho preferente a suscribir las nuevas acciones.

Si los accionistas de la empresa no desean acudir a la ampliación de capital, pueden vender sus derechos de suscripción preferente, posibilitando que los compradores acudan a la ampliación de capital.

Además, las mismas reglas relativas a la transmisión de derechos de suscripción preferente resultan aplicables a la transmisión de derechos de asignación gratuita derivadas de ampliaciones de capital con cargo a reservas.

¿Cómo tributan cuando se venden?

El importe obtenido en la venta de derechos de suscripción preferente tendrá la consideración de ganancia patrimonial para el transmitente en el mismo año que se produce la venta y tributará en el IRPF, integrándose en la base imponible del ahorro.

Sobre el importe procedente de la venta de derechos de suscripción preferente que corresponden al socio por su condición de tal, excluyendo los derechos de suscripción adquiridos previamente a terceros, se aplicará retención, actualmente al tipo del 19%, a cuenta de la futura declaración del IRPF.

Ejemplos

Paula Satrústegui, socia y directora de Planificación financiera de Abante, lo ilustra con estos ejemplos.

Dividendos: Diego tiene 15.000 acciones de la empresa XYZ y recibe un dividendo de 0,33 euros por acción.

Impacto fiscal:

  • El importe del dividendo constituye un Rendimiento del capital mobiliario.
  • Rendimiento del capital mobiliario: (15.000 x 0,33 €) = 4.950 euros.
  • Cuota íntegra del ahorro: 4.950 € x 19% (al ser inferior a 6.000 euros) = 940,5 euros.
  • Retención: 4.950 € x 19% = 940,5 euros.
  • Cuota diferencial: Cuota íntegra – retención = 940,5 – 940,5 = 0 euros.

Derechos de suscripción: María compró unas acciones cotizadas. Posteriormente vende los derechos preferentes de suscripción por 7.500 euros.

Impacto fiscal:

  • El importe de la venta de los derechos constituye una ganancia patrimonial.
  • Ganancia Patrimonial: 7.500 euros.
  • Cuota íntegra del ahorro: 6.000 € x 19% + 1.500 x 21% = 1.455 euros.
  • Retención: 7.500 € x 19% : 1.425 euros.
  • Cuota diferencial: Cuota íntegra – retención = 1.455 – 1.425 = 30 euros.

Leave a Reply

Your email address will not be published.